Está en la página 1de 16

INTRODUCCION

La acumulación es aquella institución que estudia las reglas de la pluralidad de


pretensiones o personas en un proceso y los encontramos inscritos en el
Código Procesal Civil el Capítulo V Artículo

83 hasta el Artículo 91, y pues empezaremos a la introducción de cómo se


empieza a llegar a acumulación desde el punto de vitas de las pretensiones
que es el punto que vamos a tomar para iniciar el tema en sí.

El presente trabajo de investigación está orientado a tratar temas de suma


importancia como la pluralidad de pretensiones y personas, acumulación de
prestaciones, etc. Con el objetivo de aprender más la relaciones de las
demandas, procesos, etc.
ACUMULACIÓN

1. CONCEPTO:

Podemos tener un concepto de esta figura procesal afirmando que existe


acumulación cuando hay más de una pretensión y más de una persona como
parte demandante o como parte demandada, al interior de un proceso.

Esta es una noción clara de lo que se puede mencionar muy brevemente


acerca de lo que concierne a la acumulación.

En otras palabras, nos referimos a la intervención de una pretensión a más de


una persona, de esta manera se está propugnando una apología a los
principios de economía procesal y concentración procesal.

En las palabras del Prof. Alejandro Ranilla Collado, se habla de Acumulación


cuando en un proceso se reúnen, refunden o en él se integran varias acciones.
La acumulación se justifica en atención a la necesidad de economía procesal,
concentración procesal, asegurar una decisión jurisdiccional coherente,
evitando contradicción y transgresión a la cosa juzgada.

Es interesante además el aporte de “Guasp”, quien nos dice que se justifica la


acumulación de pretensiones en la necesidad de armonía procesal a efectos de
evitar decisiones contradictorias y por economía procesal, que aconseja ahorro
de gastos de dinero, tiempo y esfuerzos, unificando el tratamiento de dos o
más pretensiones cuando existan comunidad de elementos.

Podemos denotar lo anteriormente dicho en razón de que esta encuentra cierto


sentido acorde a una política de congruencia, transparencia y celeridad.

2. CLASES:

2.1. OBJETIVA:

Existe acumulación objetiva cuando en un proceso existe más de una


pretensión y puede ser ORIGINAL Y SUCESIVA.

En principio, “el proceso es acumulativo, cuando sirve para la composición de


dos o más pretensiones, cada una de cuales podría ser ventilada en proceso.”
La acumulación de acciones o pretensiones es “el ejercicio simultáneo por un
demandante contra un demandado, en una misma demanda, de dos o más
acciones o fundamentos de ellas, correspondiente a otras tantas o diversas
pretensiones materiales (derechos subjetivos o intereses jurídicamente
protegidos), a fin de que todas se sustancien en el mismo procedimiento y se
resuelvan en el misma sentencia.”

Con respecto a la opinión de Prieto y Fernández podemos agregar que:

“La acumulación de acciones se supone unidad de demanda y produce la


unidad también del procedimiento, en el mismo sentido de que los diversos
actos procesales de que el mismo se compone son realizados por una solo la
vez en las fases y periodos, plazos y términos únicos de que conste y para
obtener una resolución también única.

Pero internamente hay diversidad de proceso (o, si se quiere de relaciones


jurídicas procesales), la misma diversidad que corresponde a los varios títulos y
objetos de que se componga, insolidarios, en cuanto al valor, a la eficacia y a
los efectos de cada uno de los actos procesales (de alegación, defensa y
objeciones, pruebas, etc.) para la sentencia, también única como acto
resolutorio, pero múltiples como decisión sobre varios títulos y procedimientos.”

Ahora bien, la acumulación objetiva se da cuando en proceso hay más


pretensiones (Art 83, primer párrafo, del C.P.C).

Según Andrés de Oliva y Miguel Ángel Fernández:

“Se produce una acumulación objetiva si el actor ejercita, en una misma


demanda, varias acciones (incluso todas), que le competen frente a un mismo
demando. porque se origina en la demanda, que es el acto que incoa el
proceso, se habla de acumulación inicial (o simultánea) de acciones.

La acumulación objetiva de acciones es una facultad de actor. No existe, al


menos en principio, una acumulación objetiva de carácter necesario (como
existe una necesaria acumulación subjetiva de acciones en los casos de
litisconsorcio de este carácter)”.
Beatriz Quintero y Eugenio Prieto opinan sobre el particular que:

“Esta especie de acumulación necesita la coincidencia total del elemento


subjetivo en referencia con todas y cada una de las pretensiones que se
acumulen (…)”.

Se observa a veces en el proceso que surge o se continua como acumulativo,


que la concurrencia de pretensiones obedece a las descomposición de una
relación jurídica sustancial que afecta dos o más aspectos del mismo derecho u
ofrece dos posibles tutelas así las vincule como consecuenciales o alternativas
o hasta principales, de tal manera que el mismo hecho haga posible diferentes
pretensiones. Otra veces las relaciones jurídicas sustanciales conflictivas son
totalmente autónomas entre si y se permite, sin embargo la acumulación en
razón de sola conexidad subjetiva total. Ya por razones diferentes, para la
permisión del proceso acumulativo, se suelen exigir otros requisitos adicionales
como los que pudieran referirse a la competencia y al trámite o procedimiento,
por ello corresponde a consideraciones de otra naturaleza, que más atisban a
la unidad formal del proceso porque este como continente debe servir
técnicamente a todas las pretensiones a la manera de un único arquetipo…”

2.1.1. REQUISITOS:

Los requisitos de la acumulación objetiva esta previstos en el Artículo 85 del


Código Procesal Civil, según se pueden acumular pretensiones en un proceso
siempre que estas:

1. Sean de competencia del mismo Juez

2. No sean contrarias entre sí, salvo que sean propuestas en forma


subordinaría o alternativa; y

3. Sean tramitables en una misma vía procedimental.

Se exceptúan de estos requisitos los casos expresamente establecidos en el


Código Proceso Civil (Art.85, último párrafo, del C.P.C)
2.1.2. MODALIDADES

2.1.2.1. ACUMULACIÓN OBJETIVA ORIGINARIA:

Hay acumulación objetiva originaria, cuando la demanda existe más de una


pretensión. Por ejemplo “A” demanda a “B”, la resolución de un contrato, la
entrega del bien y el cobro de una indemnización por daños y perjuicios.

Desde otra óptica podemos mencionar que la acumulación objetiva originaria


se da cuando la demanda se propone más de una pretensión. (Artículo 83,
segundo párrafo del C.P.)

La acumulación objetiva originaria “es la concentración, es una misma


demanda, de las distintas pretensiones que el actor tenga contra el demando,
realizada con el objeto de que las sustancie y decida en un proceso único.

a) ACUMULACIÓN OBJETIVA ORIGINARIA SUBORDINADA:

La acumulación objetiva originaria, será subordinada cuando en la eventualidad


que la pretensión propuesta como la principal sea desestimada, la subordinada
será amparada.

Por ejemplo: “A” demanda a “B”, la resolución de contrato como pretensión


principal y el pago del saldo del precio como pretensión subordinada; en la
hipótesis que se declare infundada la resolución del contrato, la subordinada
será fundada.

Se da la acumulación subordinada o eventual, cuando concurren dos


pretensiones y el actor pide que se declare fundada la segunda, para el caso
que no ampare a la primera. En otros términos, cuando la pretensión calificada
como tal (subordinada, eventual o subsidiaria), queda sujeta a la eventualidad
que no sea amparada la pretensión propuesta como principal.

Ejemplo: se demanda como pretensión principal la nulidad de contrato de


compraventa de bien inmueble y; acumulativamente en forma subordinada o
subsidiaria la resolución del mismo contrato, para el caso que no se ampara la
pretensión principal.
Las pretensiones tienen el carácter de subordinadas, cuando el desamparo de
una nos lleva al pronunciamiento respecto de la otra. Ejemplo: Demanda de
nulidad de acto jurídico y anulabilidad de acto jurídico.

La acumulación objetivo originaria puede ser subordinada cando la pretensión


queda sujeta a la eventualidad de que la propuesta como principal sea
desestimada.

b) ACUMULACIÓN OBJETIVA ORIGINARIA ALTERNATIVA:

Esta figura se presenta cuando existiendo dos pretensiones en la demanda, el


juez ampara las dos pero en ejecución de sentencia, el demandado elegirá cuál
de ellas cumplirá. Ambas no podrían ejecutarse porque sería un imposible
jurídico. En la hipótesis que el demandado no elija la pretensión a ejecutarse lo
hará el actor.

Por ejemplo “A” demanda a “B”, la resolución de un contrato y el pago del


saldo del pago del precio. Aparadas ambas pretensiones, en ejecución de
sentencia, el demandado elegirá una de ellas: o se queda con el bien y paga el
saldo del precio, o se tiene por resuelto el contrato.

Existe acumulación alternativa cuando se interponen o concurren dos


pretensiones y de ser fundadas, puede el demandado ejercer la facultad de
cumplir con la sentencia eligiendo una de dos pretensiones, alternativamente a
su elección. Es necesario que el actor precise el carácter alternativo de sus
pretensiones, supuesto que significara que el demandado optara por una de las
dos para el caso de resultar fundadas. Si en la ejecución de sentencia el
obligado no decide por la opción, el actor queda en libertad para elegir la
alternativa.

Ejemplo: se demanda acumulativamente y en forma alternativa el cumplimiento


de un contrato o la indemnización de perjuicios, pudiendo el demandado optar
por una de las dos alternativamente para el caso de ser amparadas.

El demandado puede elegir cualquiera de las pretensiones demandadas en la


ejecución de la sentencia. Ejemplo: demanda de obligación de dar suma de
dinero o de entrega de automóvil.
La acumulación objetiva originaria

a) ACUMULACIÓN OBJETIVA ORIGINARIA ACCESORIA:

En esta figura existe una pretensión principal. Si se declara fundad esta, las
accesorias o satélites del principal. Si se declara fundada esta, las accesorias
también son amparadas y viceversa. Por ejemplo: “A” demanda a “B”, la
resolución de contrato, entrega del bien y pago de daños y perjuicios. Si es
fundada la principal, también serán fundadas las demás y al contrario.

La acumulación accesoria se denomina también consecuencial, dependiente o


secundaria. Consiste en que se formalizan o concurren en el proceso una
pretensión principal y; para el caso de ser amparada, también deberán
ampararse la pretensión o pretensiones interpuestas en el carácter de
accesorias.

Tiene el carácter de satélite respecto de la pretensión principal. Puede


acumularse accesoriamente hasta antes de que se expida el auto de
saneamiento procesal. Ejemplo: el pago de costas y costos o los alimentos en
el caso del divorcio.

2.1.2.2. ACUMULACIÓN OBJETIVA SUCESIVA:

Hay una acumulación objetiva sucesiva, cuando después de emplazado con la


demanda, el demandado, ingresa al proceso una nueva pretensión. Por
ejemplo: la reconvención, cuando el demandado al absolver el trámite de la
demanda, plantea una pretensión contra su demandante, siempre que tenga
una conexión jurídica con la invocada por el actor: Otro ejemplo de
acumulación objetiva sucesiva, es la ampliación de la demanda y acumulación
de procesos. (Art. 88º del Código Procesal Civil).

En cuanto a los modos en los que se puede ejecutar con respecto a esta forma
de acumulación; se da cuando de oficio o a solicitud de parte, de esta forma se
dispone que las pretensiones habidas en un proceso distinto se acumulen en
un solo proceso.

La acumulación objetiva sucesiva se da cuando hay más de una pretensión


después de iniciado el proceso. (Art. 83, segundo párrafo, del C.P.C)

La acumulación sucesiva o sobrevenida “… es aquella que se origina después


de presentada de demanda y hasta la contestación del demanda; ya sea:

a) Porque el actor amplia la demanda;

b) porque la demandado reconviene”.

La acumulación objetiva sucesiva se presenta en los siguientes casos


(contemplados en el Art. 88 del C.P.C):

1. Cuando el demandante amplía su demanda agregando una o más


pretensiones.

2. Cuando el demandado reconviene.

3. Cuando de oficio a petición de parte, se reúnen dos o más procesos en


uno, a fin de que una sola sentencia evite pronunciamientos jurisdiccionales
opuestos.

2.2. SUBJETIVA:

Se refiere a los sujetos del proceso. Hay acumulación subjetiva cuando existe
más de una persona como parte demandada. También puede ser originaria y
sucesiva.

La acumulación subjetiva se da cuando en un proceso hay más de dos


personas (Art 83, primer párrafo, del C.P.C).

La acumulación subjetiva de pretensiones se presenta cuando en un proceso


se acumulan varias pretensiones de varios demandantes o contra varios
demandados (Art 86, segundo párrafo, del C.P.C).

“Llamase acumulación subjetiva de acciones esta figura del proceso en la


relación procesal se desenvuelve con la presencia de varios sujetos, la que
puede asumir tres formas distintas: acumulación activa (pluralidad de actores),
acumulación pasiva (pluralidad de demandados), acumulación mixta (pluralidad
de actores y demandados)”.

“El fundamento de la acumulación subjetiva es doble:

1) Responde a un principio de economía procesal en cuanto varias demandas


unidas en un solo procedimiento exigen una actividad mucho menor que si
fueran examinadas y decididas en juicios separados.

2) Tiende a evitar el escandalo jurídico que resultaría de sentencias


contradictorias, substituyendo las decisiones separadas de jueces diferentes,
por una sola decisión de un juez único”.

Alsina, en relación a los efectos de la acumulación subjetiva de acciones,


“manifiesta lo siguiente:

a) En todos los casos de acumulación subjetiva nos encontraremos en


presencia de un litisconsorcio (…) con una sola relación procesal, aunque los
litigantes actúan como partes distintas.

b) Una de las consecuencias de esta situación es que si fallece una de las


partes, procede la citación de sus herederos, que están obligados a tomar
intervención en el juicio, en el estado en que se encuentre y sin que les sea
permitido, por tanto, discutir la procedencia de la acumulación.

c) Otras consecuencias es la nulidad de la sentencia, que, después de


estar consentida la acumulación, solo resuelve la situación de alguno de los
actores, omitiéndose la de otros.

d) La acumulación subjetiva constituye en ciertos casos una excepción a


las reglas de competencia”.

2.2.1. REQUISITOS

Según el Art. 86 del Código Procesal Civil, La acumulación subjetiva de


pretensiones procede cuando las pretensiones:

1- Provengan de un mismo título;


2- Se refieren a un mismo objeto;

3- Exista conexidad entre ellas; y

4- Se cumplan los requisitos exigidos para la acumulación objetivo

2.2.2. ACUMULACIÓN SUBJETIVA ORIGINARIA:

La acumulación será originaria cuando en la demanda, existe más de una


persona como parte demandada. Esta clase de acumulación puede ser activa,
pasiva y mixta. Será activa, cuando más de una persona como parte
demandante en la demanda. Por ejemplo: “A” y “B” demandan a “C”, el
desalojo por falta de pago. Será pasiva, cuando hay más de una persona como
parte demandada. Por ejemplo “A” demanda a “B” y “C” el desalojo por falta de
pago. Y será Mixta, cuando al inicio de la demanda existan más de dos
personas como parte demandante y como parte demandada. Por ejemplo “A” y
“B” demandan a “C” y “D”, desalojo por falta del pago. Se debe aclarar que no
necesariamente tiene que ser de dos o tres a tres, es suficiente que exista más
de una persona en ambos lados para que sea mixta.

En la acumulación subjetiva originaria al presentar la demanda se advierte la


presencia de dos o más demandantes o demandados. Por ejemplo, se plantea
una demanda sobre obligación de dar suma de dinero contra el deudor
principal y el avalista.

2.2.3. ACUMULACIÓN SUBJETIVA SUCESIVA:

Es la acumulación más compleja que tenemos toda vez, que se origina, cuando
después de emplazar con la demanda al demandado, ingresa otra persona al
proceso, ya sea como parte demandante o demandada. Por ejemplo, en la
intervención coadyuvante, que es el ingreso de un tercero, para ayudar a una
de las partes, porque tiene una interés en el resultado del proceso.

En la acumulación subjetiva sucesiva, la acumulación de pretensiones aparece


después de la demanda. Ejemplo: demanda de resolución de contrato y
reconvención por indemnización.
2.2.4. DESACUMULACIÓN:

Cuando el juez considere que la acumulación afecte el principio de economía


procesal, por razón de tiempo, gastos o esfuerzo humano, puede separar los
procesos, los que deberán seguirse independientemente, ante sus jueces
originales (Art. 91 del CPC).

Producida la acumulación de procesos conexos en un proceso único, si el juez


que dirige este último llega a la conclusión que tal acumulación hace más
dificultosa o compleja la labor jurisdiccional y que, en vez de favorecer, afecta
el principio de economía procesal, por razón de tiempo (mayor dilatación en los
tramites), gasto( mayor onerosidad para los justiciables y para la administración
de justicia) o esfuerzo humano, se encuentra autorizado para ordenar la
correspondiente desacumulacion, debiendo en este caso sustanciarse los
procesos ante los magistrados que conocieron en un principio de ellos (esto es,
antes de efectuarse la acumulación de los procesos conexos).

Para Monroy(2007) señala que el obstáculo producido por la falta de criterio


para elegir con cuál de los dos procedimientos se sigue al proceso acumulado,
ha sido resuelto concediéndole al juez el derecho de ordenar la
desacumulación de los procesos solo para efectos de su trámite y luego
solicitarlos para expedir una sola sentencia, con lo que se evita la expedición
de fallos contradictorios. González explica así la desacumulación, "se ha
señalado con acierto qua la facultad judicial de proceder a la ‘decisión‘o
‘desacumulación’ es congruente con la potestad del juez de proceder de oficio
a la acumulación de pretensiones en supuestos de conexidad y constituye su
contrapartida".

3. PRINCIPIO DE CONEXIDAD

La acumulación tiene reglas. Se necesita que entre los petitorios haya


conexidad, este es, que exista un vínculo entre dos o más petitorios o
procesos. Conexión significa nexo que nace de la existencia de elementos
comunes entre dos o más pretensiones o procesos.
Para Véscovi(1954) conexión es la vinculación, relación, enlace o nexo, entre
dos o más procedimientos que determina generalmente que deben ser
decididos por un mismo juez. Conexidad no es sinónimo de acumulación la
conexidad es la causa y la acumulación es elefecto.2.Se dice que las
pretensiones o los procesos son conexos, cuando no obstante su diversidad,
tienen elementos comunes o interdependientes que los vinculan, sea por su
objeto, sea por su causa o por algún efecto procesal. La conexidad puede ser
propia e impropia.

En esta última, como señala la norma "las pretensiones están unidas por
elementos afines a ella", son muy pobres los puntos de contacto en esta
conexidad; en cambio en la conexidad propia los hechos de uno y otro petitorio
son los mismos y se repiten en gran medida, cuando los intereses para obrar
en uno y otro proceso se repiten. La conexidad resulta por la existencia de
elementos comunes o interdependientes entre los litigios, de tal manera que
ellos resultan vinculados.

La vinculación de las pretensiones o de los proceses produce como efecto el


desplazamiento de la competencia, atribuyendo el conocimiento de la causa a
un juez que, de no existir aquella habría sido incompetente, sea por razón del
territorio, de materia o valor.

EI artículo 32 del Código Procesal es un referente de ello. Ante la acumulación


de pretensiones, es competente "el juez de la pretensión principal, aunque
consideradas individualmente no alcancen o exceden el límite de le cuantía
establecida para la competencia del juez o de su competencia territorial". Como
vemos, si bien la ley establece reglas atributivas de competencia, contempla
las modificaciones posibles a las reglas, de tal manera, que la competencia que
ordinariamente correspondería a un juez por razón del territorio, metería o valor
se traslada a otro por motivos especiales. Esta competencia por conexión se
base en el interés público de evitar sentencias contradictorias ante
pretensiones ligadas entre sí. Con este desplazamiento se buscan resultados
prácticos como el de economía procesales interés privado.4.Las causes que
justifican la conexión son meras conveniencias practicas establecidas por le ley
y que la doctrina los clasifica en :continencia, subordinación y coordinación de
le causa .La primera se oriente a evitar sentencies contradictorias, la segunda
al conocimiento de pretensiones o peticiones vinculadas con le materia
controvertida en dichos procesos; y tercero, mera conveniencia practica en
razón del contacto con el material factico y probatorio de los procesos.

La conexidad por coordinación, implica un nexo débil, justificado por meras


razones de conveniencia, por citar, la economía procesal. Obedece a la pura y
simple tolerancia pero nada se apondría a la tramitación del proceso
correspondiente ante el juez señalado como competente, sin que se produjera
desplazamiento alguno.

La conexidad por subordinación opera cuando el objeto o la causa de una


pretensión o de un proceso, se encuentre en una relación de interdependencia
con el objeto o la causa de otro, por ejemplo la pretensión punitiva a la cual se
acumula la indemnizatoria. En tal caso la separación implicaría romper la
unidad formal del proceso .La conexidad por continencia de le causa existe,
siempre que la sentencia que haya de proferirse en relación con una, puede
producir efectos de cosa juzgada en otra u otro.

Otro criterio de clasificar la conexidad, en atención a la acumulación de


pretensiones, es la llamada conexidad propia e impropia .En el primer caso,
opera cuando los sujetos están vinculados por la cause o por el objeto de sus
pretensiones. Véase el caso de le pretensión alimentaría entablada por la
medre y los hijos (menores de edad) contra el cónyuge como demandado.

Aquí nos encontremos ante un supuesto de una acumulación de pretensiones


voluntaria, activa, originaria, cuyo punto de conexidad esta en uno de los
elementos de la pretensión, el objeto o llamado petitum. La conexidad impropia,
parte de la existencia de pretensiones que no son propiamente conexas,
porque no nacen de un mismo título ni se fundan en una misma causa de pedir,
pero si tienen entre ellas una cierta semejanza u homogeneidad, que justifica
su acumulación pues hay una vinculación por afinidad. A manera de ejemplo
podemos citar el caso de aseguramiento de pretensión a futuro, que recoge el
artículo 104 del CPC. Esta figura consiste en llamar al tercero contra el que, la
parte que llama tiene una acción de regresión. Este añade eventualmente la
resolución de la responsabilidad e indemnizaciones a favor del denunciante y
en contra del denunciado para quesea resuelto en el mismo proceso.

Ejemplo : Juan que concurre a la farmacia X, con una receta médica para la
elaboración de un ungüento. Luego de usar el producto detecta que este le
había ocasionado severos daños irreversibles en la piel, por error en su
preparación, procediendo a demandar indemnización a la farmacia que le
vendió el producto.

La farmacia demandada conoce que el químico farmacéutico regente es quien


erró en la preparación del producto que ha generado dichos daños, situación
que le permite demandar alquímico para que se le condene a la repetición del
pago. Se busca con esta figura la proposición anticipada de la acción de
regreso. El principio de economía procesal justifica esta intervención porque el
juez que conoce la causa es quien estará en mejores condiciones de resolver
sobre la responsabilidad del llamado frente al llamante, evitando así sentencias
contradictorias.
CONCLUSIONES

Podemos concluir sin afirmar que el estudio de la acumulación de


pretensiones no puede realizarse, sino desde una perspectiva que
reivindique los fines del proceso y de la función jurisdiccional, con el
objeto de construir un servicio de justicia efectivo.
En consecuencia, consideramos indispensable la interpretación
teológica de la acumulación de pretensiones, haciendo uso de los
avances de la sistemática, y reconduciendo estos avances a fin de
procurar una solución eficiente del proceso en atención a su fines
REFERENCIA BIBLIOGRAFICA

 ALZAMORA VALDEZ, Mario. Derecho Procesal Civil. Teoría General del


Proceso,3ªed,Lima,Edial,1965,pp.382
 CABANELLAS DE LAS CUEVAS, Guillermo. Diccionario Enciclopédico
de Derecho Usual ,27ª ed. Argentina, Heliasta, 2006, T.V, pp.468
 RODRIGUEZ DOMINGUEZ .Elvito A. Manual de Derecho Procesal
Civil.6ª ed. actualizada y aumentada, Lima, Grijley, 2005, pp. 382
 FLOREZ POLO, Pedro .Diccionario de Términos Jurídicos.1ªed, Lima,
Editores ImportadoresS.A.1980, T.II, pp.155.
 RODRIGUEZ DOMINGUEZ, Elvito A. Manual de Derecho Procesal
Civil.6ª ed. actualizada y aumentada, Lima, Grijley, 2005, p.49.
 PARRA QUIJANO, Jairo. La intervención de terceros en el proceso civil
,1ª ed., Buenos Aires, De Palma, 1986.p.31.
 RODRIGUEZ DOMINGUEZ, Elvito A. Manual de Derecho Procesal
Civil.6ª ed. actualizada y aumentada, Lima, Grijley, 2005, p.49.
 CABANELLAS DE LAS CUEVAS, Guillermo. Diccionario Enciclopédico
de Derecho Usual ,27ª ed. Argentina, Heliasta, 2006, p.220.