Está en la página 1de 6

METODO DE ANALISIS DE

ESTABLIDAD DE TALUDES

“METODO DE REVANADAS O
DOVELAS”
CONCEPTO
Básicamente el método de las rebanadas o dovelas consiste en dividir la superficie de
deslizamiento en varios segmentos de ancho (x) y analizar las condiciones de equilibrio de
cada rebanada vertical, mediante un diagrama de cuerpo libre, en el cual debe cumplirse que la
sumatoria de las fuerzas horizontales y verticales, conjuntamente con la de momentos deben ser
cero, es decir:  Fh =  Fv = M = 0.

Este método es denominado así por que divide la masa del suelo encima de la superficie de
ruptura en dovelas. En cada dovela están presentados los esfuerzos actuantes, donde se debe
cumplir el equilibrio de fuerzas o de momentos, así como en forma conjunta
Cuando los deslizamientos se producen en terrenos homogéneos, ya sea suelos o rocas altamente
fracturadas sin direcciones predominantes de fracturación, en los que además de darse la
condición de que las partículas de suelo o roca tengan tamaño muy pequeño en comparación
con las dimensiones del talud.
Cualquier fuerza externa puede ser incluida en el análisis de equilibrio de la dovela (por ejemplo,
la fuerza sísmica) y la superficie de ruptura puede tener una forma cualquiera:
• Circular
• Mixto.
El Factor de Seguridad es definido como la razón entre el esfuerzo cortante de falla y el esfuerzo
cortante actuante en la base de cada dovela.

Es importante mencionar, que la definición del Factor de Seguridad relaciona apenas los
esfuerzos en la base de la dovela. La mayoría de los métodos de las dovelas admite el Factor de
Seguridad como constante a lo largo de la superficie potencial de ruptura.
Esto implica en considerar un valor de Factor de Seguridad representativo de la seguridad de
toda la superficie, es decir, el valor del Factor de Seguridad debe funcionar como un valor
medio.
El factor de seguridad no proporciona información acerca de la deformación del talud que
precede al deslizamiento final
Cuando los deslizamientos se producen en terrenos homogéneos, ya sea suelos o rocas altamente
fracturadas sin direcciones predominantes de fracturación, en los que además de darse la
condición de que las partículas de suelo o roca tengan tamaño muy pequeño en comparación
con las dimensiones del talud.
El estudio de la estabilidad de un talud mediante formas de rotura circulares ha sido y es
altamente utilizado, pues se acerca razonablemente a la realidad en una gran parte de casos. Los
métodos de cálculo más empleados son los llamados métodos de las dovelas o tajadas, que
requieren cálculos muy laboriosos por lo que son importantes programas de computadores.
Se describen el método simplificado de Bishop (plano de falla circular) y el método simplificado
de Janbu (plano de falla irregular).
CONDICIONES GENERALES.
Existen varios métodos en los cuales se recurre a dividir la masa potencialmente deslizante en un
número “n” de secciones verticales o tajadas, para proceder a analizar el sistema de fuerzas que
contribuyen al equilibrio. Tienen la ventaja que permiten considerar materiales heterogéneos y
analizar cualquier superficie de falla.
Las tajadas no necesariamente deben ser verticales, pero de esta forma se facilita adoptar las
suposiciones que se requieren para lograr una solución. Como se muestra en la figura 4.14, el
número necesario de suposiciones que se deben adoptar es igual a 2n-2, donde n es el número
de tajadas, para 6n-2 incógnitas.