Está en la página 1de 5

Magnitudes directamente proporcionales:

Dos magnitudes son directamente proporcionales cuando al aumentar o disminuir


una, la otra aumenta o disminuye en la misma proporción. Ej.: El peso y el precio. Si
aumentamos el peso de un producto el doble, el triple, etc., su precio también
aumenta el doble, el triple, etc. Podemos construir una tabla de valores:

Entre los términos correspondientes de las dos magnitudes de esta tabla se establece
una proporcionalidad de la siguiente manera:

Constante de proporcionalidad directa:

Es el número que se obtiene al dividir dos términos correspondientes de


dos magnitudes directamente proporcionales.

Así, en el ejemplo de arriba, la constante de proporcionalidad del peso con respecto al


precio es 0,3 (con el 3 como período), resultado de dividir 1 entre 3 ó 2 entre 6 ó 3
entre 9, etc.

Problemas de proporcionalidad directa (Regla de Tres)

Problema.: Si 3 kg de naranjas cuestan 4,5 €, ¿cuánto cuestan 4 kg?

a) Resolución por Reducción a la unidad: Se trata de hallar cuánto vale 1 kg de


naranjas y luego se multiplica por 4.
4,5 : 3 = 1,5 € (1 kg cuesta 1,5 €) 1,5 · 4 = 6 €
b) Resolución por Regla de tres: Si te dan tres datos y te piden que calcules un cuarto,
se forma una proporción con los cuatro y aplicamos la propiedad fundamental de las
proporciones para hallar el término desconocido.

[Se forman dos fracciones equivalentes, que constituyen una proporción, y aplicamos la propiedad
fundamental de las proporciones (producto de extremos igual a producto de medios) para calcular el
término desconocido. Se trata de hallar el cuarto proporcional.]

Magnitudes inversamente proporcionales:

Dos magnitudes son inversamente proporcionales cuando al aumentar una disminuye


la otra o cuando al disminuir una aumenta la otra. Ej.: Nº de personas y nº de días que
les dura una caja de peras. Si aumentamos el número de personas el doble, el triple,
etc., disminuye el número de días la mitad, el tercio, etc. Podemos construir una tabla
de valores:

Constante de proporcionalidad inversa:

Es el número que se obtiene multiplicando dos términos correspondientes de dos


magnitudes inversamente proporcionales.

Así, en el ejemplo de arriba la constante de proporcionalidad es 48, que se obtiene al


multiplicar 1 por 48 ó 2 por 24 ó 3 por 16, etc.
Problemas de proporcionalidad inversa

Problema: Para construir un muro 8 obreros necesitan 7 días. ¿Cuánto tiempo


tardarán 2 obreros?

a) Resolución por Reducción a la unidad:

Se trata de calcular cuántos días tardaría 1 obrero solo. Para ello multiplicamos 8
obreros por 7 días y nos da 56 días, que es el tiempo que necesitaría un obrero solo, y
repartimos estos 56 días entre los 2 obreros que hay ahora. 56 : 2 = 28 días.

8 · 7 = 56 días necesitaría 1 obrero.


Como habrá 2 obreros, 56 : 2 = 28 días necesitarán

b) Resolución por Regla de tres: Si te dan tres datos y te piden que calcules un cuarto,
hay que formar dos razones equivalentes (o sea, una proporción), pero cuidando de
invertir.
PORCENTAJES:

El porcentaje de una cantidad significa las partes que tomaríamos de esa cantidad si
la dividiéramos en 100 partes iguales. Así, por ejemplo, el 4 % de 50 es la cantidad
que resulta al dividir 50 en 100 partes iguales y de estas cien partes tomar 4 (haciendo
los cálculos, el 4 % de 50 es 2).

Cálculo de porcentajes:
a) El porcentaje como fracción: Para calcular el porcentaje de algo se opera como si
fuera la fracción centésima de ese algo.

b) El porcentaje como regla de tres: Si consideramos el porcentaje como una regla


de tres, ponemos dos columnas y colocamos los datos que nos den en dos filas,
interpretándolos adecuadamente.

Ejemplo: Calcular el 4 % de 50.

Ejemplo (Calcular una cantidad conociendo el porcentaje): El 15 % de una cantidad


es 9. ¿Cuál es esa cantidad?

Aumentos porcentuales: Para resolver los problemas de aumentos porcentuales se


puede proceder de dos maneras:

Ejemplo: Un frigorífico de 430 € lo han subido el 10 %. ¿Cuánto cuesta ahora?

a) Se calcula el porcentaje de aumento y se suma a la cantidad inicial.


b) Se puede calcular por regla de tres de la siguiente manera (Si algo aumenta el 10
% quiere decir que si costaba 100 ahora costará 110):

Disminuciones porcentuales: Para resolver los problemas de disminuciones


porcentuales se puede proceder de dos maneras:

Ejemplo: Un frigorífico de 430 € lo han rebajado el 10 %. ¿Cuánto cuesta ahora?

a) Se calcula el porcentaje de descuento y se resta a la cantidad inicial.

b) Se puede calcular por regla de tres de la siguiente manera (Si algo disminuye el
10 % quiere decir que si costaba 100 ahora costará 90):