Está en la página 1de 2

MARCO TEORICO

TEMA:

Investigación del consumo de refrescos en niños de 1 a 4 años en Pesquería, Nuevo León.

INTRODUCCION

El consumo de refrescos en niños en la actualidad es una de las causas mas fuertes que desencadena una serie de complicaciones en la
salud En cualquier parte de México tenemos un alto índice de obesidad infantil por ejemplo.

Por la orina se desecha magnesio, zinc, calcio, potasio, sodio y agua, sustancias que el cuerpo pudo haber utilizado para nutrir
especialmente los huesos. Conforme el organismo desecha la Coca Cola, viene un “bajón” de azúcar que le hace sentir irritable y
desganado.

Otras investigaciones vinculan los colorantes artificiales de la Coca Cola y de otras golosinas con la hiperactividad infantil, e incluso con algunos
tipos de cáncer. La memoria, el lenguaje, los patrones de sueño, su comportamiento y su aprendizaje son afectados por este tipo de
aditivos.

Es alarmante como crece el consumo de esta bebida tan dañina para los niños y no exista conciencia de lo que puede provocar.

ANTECEDENTES DEL TEMA

El sobrepeso y la obesidad (SPyO) han alcanzado cifras alarmantes en todos los grupos de población de México (1). La Encuesta Nacional de
Salud y Nutrición 2006 reveló que en las dos décadas anteriores la prevalencia de sobrepeso en adultos se duplicó y la de obesidad triplicó a
la de 1988, ambos incrementos sin precedentes a nivel mundial (2). El SPyO afecta también a los niños, entre quienes durante el período
1999-2006 se registró un preocupante aumento de casi ocho puntos porcentuales en la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad, que
pasó de 18,4% a 26,2% (3).

Las serias consecuencias del SPyO infantil a corto y largo plazo tanto a nivel individual como colectivo han sido ampliamente documentadas en
la literatura, relacionando este problema con poca actividad física y alto consumo de alimentos ricos en grasas y azúcares por parte de este
grupo de población (4-6). En este sentido, estudios recientes indican que el consumo regular de bebidas azucaradas -como los refrescos, los
jugos industrializados y la leche con sabor añadido- está directamente asociado al SPyO (7-9).
México es uno de los países con mayor consumo de refrescos y aguas frescas1 (10). Según los resultados de las encuestas nacionales de salud
de 1999 a 2006, el número de hogares que consumen refrescos embotellados aumentó de 48% a 60% durante dicho período (11). Más aún,
la Encuesta de Salud en Escolares 2008 colocó a los refrescos entre los cincos productos más consumidos en las escuelas primarias y
secundarias públicas del país (12).

BASES TEORICAS:

El 8 de mayo del año 1886, el farmacéutico John Pemberton buscaba crear un jarabe contra los problemas de digestión, que pudiera además
aportar energía, allí comenzó la historia de la Coca Cola en Atlanta, pues terminó obteniendo la fórmula secreta más famosa del mundo. La
farmacia Jacobs fue la pionera en comercializar esta bebida por un valor de 5 céntimos el vaso, vendiendo al día aproximadamente 9. Desde
allí comenzó una historia de más de 120 años.

Pemberton se dio cuenta de que la bebida que había logrado crear podía ser todo un éxito. Su contable, Frank Robinson, fue el encargado de
idear la marca y diseñar el logotipo: había nacido la compañía Coca-Cola. En el año 1891 se fundó THE Coca-Cola Company, creada por el
también farmacéutico Asa G. Candler, su hermano John S. Candler y Frank Robinson. 2 años después la marca fue registrada en la oficina de
registro de la Propiedad Industrial de los EE.UU

Bibliografía
Bebe, P. s. (10 de abril de 2019). El Consumo de Coca Cola en Bebés y Niños. Obtenido de parasubebe.com: http://parasubebe.com/los-
peligros-del-consumo-de-coca-cola-en-bebes-y-ninos/

Redaccion, P. (13 de agosto de 2018). Esto le pasa al cuerpecito de un niño cada vez que le das Coca Cola. Obtenido de EL DIARIO:
https://eldiariony.com/2018/08/13/esto-le-pasa-al-cuerpecito-de-un-nino-cada-vez-que-le-das-coca-cola/

Théodore, F., Bonvecchio, A., Blanco, I., Irizarry, L., Nava, A., & Carriedo, A. (2011). Significados culturalmente construidos para el consumo de
bebidas azucaradas entre escolares de la Ciudad de México. Revista Panamericana de Salud Pública, 30, 327-334.

También podría gustarte