Está en la página 1de 8

FORMACIÓN DOCENTE E INVESTIGACIÓN EDUCATIVA 1

Ensayo sobre La relación entre la formación docente y la Investigación Educativa


Adriana María López Londoño
Corporación Universitaria Minuto de Dios

Nota del Autor

Adriana María López Londoño, Facultad de educación, Corporación Universitaria


Minuto de Dios.
La información correspondiente a este documento deberá ser enviada a Facultad de educación,
Corporación Universitaria Minuto de Dios, Cra. 74#81 c-05, Bogotá. Email:
alopezlondo@uniminuto.edu.co
FORMACIÓN DOCENTE E INVESTIGACIÓN EDUCATIVA 2

La formación docente y La investigación educativa


¿Es posible separar la formación docente de la investigación educativa y sus procesos?

El presente ensayo busca relacionar, reflexionar y aportar elementos suficientes que


demuestren si es posible o no, separar la formación docente de la investigación educativa y sus
procesos, para ello contamos como insumo principal con la lectura del libro “Investigación
educativa. Abriendo puertas al conocimiento” nos ocuparemos de la lectura de los capítulos I y II
de dicho texto. En el primer capítulo escrito por el profesor Rojas Soriano, abordaremos el tema
“Aspectos teóricos sobre el proceso de formación de investigadores sociales” en el cual se hace
un recorrido sobre cuáles deben ser los pasos que se deben seguir, para poder adentrarse en el
mundo de la investigación social y educativa. En el capítulo II, Alejandra Capocasale Bruno
orienta su reflexión a ¿Cuáles son las bases epistemológicas de la Investigación educativa? en
donde se ocupa de abordar conceptos centrales dentro del marco de la epistemología, que buscan
posibilitar el ingreso al mundo de la Investigación educativa, por parte de los maestros y fijar la
importancia de dicha investigación con su formación. Por último, en las conclusiones
recogeremos los aspectos más relevantes de cada una de las lecturas, con la intención de
argumentar y dar respuesta a nuestra pregunta orientadora.

El profesor Rojas Soriano, reconstruye en el pensamiento una realidad objetiva que


desenvuelve dialéctica y mecánicamente. Nuestro autor, considera a la investigación como un
proceso dialéctico, en el cual se debe tener en cuenta los siguientes factores: (Rojas, 2015)
1. Los esquemas o modelos de investigación son guías que orientan el desarrollo del proceso de
investigación, y se ajustan de acuerdo a la práctica concreta.
2. En toda investigación es necesario mantener el contacto con la realidad. Se debe establecer
una relación entre la teoría y la realidad concreta, como un requisito del método científico.
Dicha relación puede ser directa o indirecta, de acuerdo al objeto de estudio de cada
investigación. Se debe partir de problemas concretos y se vuelve a la realidad con una mayor
comprensión de problemas que han sido elaborados por medio de teorías, técnicas y métodos.
3. La práctica debe ser el criterio de la verdad, de esta manera se podrá mostrar validez de los
planteamientos, procesos de investigación, construcción de nuevos conocimientos científicos,
FORMACIÓN DOCENTE E INVESTIGACIÓN EDUCATIVA 3

o someter a prueba los ya existentes y transformar la realidad de manera racional, para


alcanzar la categoría de Praxis.
4. La investigación social se da una interacción, entre el sujeto y el objeto de conocimiento. El
investigador debe ser influenciado por la población que estudia, su actividad humana-social
no puede separase de la realidad que investiga; sin embargo, esto no impide que deje de ser
objetivo en el proceso de construcción del conocimiento científico social.
5. La investigación es un proceso subjetivo-objetivo, que se apoya en teorías, procedimientos e
instrumentos desarrollados en la práctica científica. El investigador posee intereses sociales
que muestra desde la selección de los temas hasta las soluciones que plantea para resolver
dichos problemas.
6. La investigación es un proceso socio-histórico, ya que el objeto de estudio se elige de acuerdo
a una serie de circunstancias propias de cada situación. La forma en la que se investiga, en
que se aborda el estudio de la realidad y por consiguiente el tipo de práctica que se realiza y el
modo en el que intervienen los individuos en el proceso de investigación; Así como las
circunstancias, en que se lleva a cabo el trabajo científico, mediado por situaciones sociales,
económicas, políticas, ideológicas y culturales que se vislumbran en el proceso de
investigación. “La indagación científica posee su dinámica propia” (Rojas, 2015. Pág. 26).
7. Existe una lógica interna, en las leyes que rigen el proceso de investigación. Se habla de
autonomía relativa del trabajo científico con respecto a situaciones de carácter
socioeconómico, político, ideológico y cultural. Este proceso implica mostrar, reglas y
exigencias metodológicas, presentes en toda investigación de acuerdo a sus necesidades.
8. La vinculación entre los elementos filosóficos, teóricos, metodológicos y técnicos
instrumentales, es una exigencia de la práctica científica a fin de mantener la visión de
totalidad del proceso de construcción de conocimiento, para lograr una formación integral de
los investigadores.
9. El proceso de formación de los investigadores tiene que apoyarse en una ciencia crítica de la
educación para alcanzar una visión más precisa y objetiva, del sistema social y la realidad
educativa, en la escuela, la familia y en el lugar de trabajo. Solo así se formaran
investigadores capaces de cuestionar su realidad académica y social.
10. La formación integral de los investigadores implica el trabajo interdisciplinario, a fin de
lograr un conocimiento más complejo y objetivo de los procesos que se estudian. La
FORMACIÓN DOCENTE E INVESTIGACIÓN EDUCATIVA 4

interdisciplinariedad, juega un papel muy importante en este proceso. Para participar de un


equipo interdisciplinario, es necesario acercarse a otras disciplinas; se vale todo aquello que
contribuya al desarrollo de las potencialidades.
11. El proceso de formación integral alcanza sus objetivos cuando participa en investigaciones
que se realizan en diferentes escenarios, como los talleres, que representa la base de los
investigadores. Este tipo de taller debe ser diferente y debe apuntar a presentar la metodología
en el proceso de enseñanza – aprendizaje en la investigación.
12. La formación integral de los investigadores, implica que el individuo domine no solo la
metodología, las diversas técnicas y procedimientos, sino que también se prepare para
exponer en forma oral y escrita los resultados de su quehacer. El investigador, debe ser capaz
de exponer su trabajo investigativo a cualquier tipo de público y en cualquier escenario.
13. Cualquier individuo puede llegar a ser investigador, o participar en investigaciones sobre su
propia realidad.
14. La formación integral en investigación educativa es un proceso que se da de manera formal y
de modo informal, es decir, no basta solo con realizar cursos, sino que nuestra percepción
debe cambiar.
15. Mientras más temprano se inicie el individuo en la investigación, es más fácil que comprenda
y realice sus actividades propias del trabajo científico, así se permite, mayor disciplina en el
trabajo científico.
16. La formación integral de los investigadores es un acto político que, por lo que no puede ser un
proceso neutral. En la construcción del conocimiento están presentes factores políticos e
ideológicos de acuerdo a determinaciones socio-históricas. Gramsci, afirma que “la verdad es
revolucionaria” y nos sirve para cuestionar el orden social establecido.
En suma, podemos decir que la formación de los investigadores se realiza en un plan
estructurado debidamente, a fin de que las personas conozcan y apliquen en forma correcta los
métodos y técnicas, para poder exponer el trabajo científico.

Por su parte María Alejandra Capocasale, aborda el tema sobre cuáles son las bases
epistemológicas de la investigación educativa y lo realiza través de una propuesta reflexiva y
abierta, que desglosa en cuatro pasos: (Capocasale, 2015)
FORMACIÓN DOCENTE E INVESTIGACIÓN EDUCATIVA 5

Paso1: Las ciencias de la educación desde la epistemología. La epistemología según Bunge, es


un discurso eficaz acerca de la ciencia. La epistemología tiene un carácter meta-teórico, es
decir, es un saber del saber. En el siglo XIX se presenta un status epistémico de la ciencia, en la
sociedad, dicha superioridad se justificó por el método llamado científico que ofrecía nuevas
garantías formales y validez de sus resultados. En la epistemología contemporánea cambia esta
percepción, pues la ciencia no puede negar la credibilidad de otras formas de conocimiento.
Carnap da a conocer su clasificación de las ciencias en formales y fácticas. Actualmente esta
clasificación se mantiene, se ha enriquecido y se refiere a ciencias como las cognitivas y las
computacionales. Para a educación se admite a las ciencias de la educación con carácter
científico, como la pedagogía, la historia de la educación, la sociología de la educación, entre
otras. El campo de las ciencias de la educación está marcado por lo educativo y el status
epistémico de dichas ciencias ha sido marcado gracias a las disciplinas que la conforman y a sus
características como: sistematicidad, rigurosidad, precisión conceptual, especificidad del
lenguaje e integración del campo del conocimiento disciplinar.
Paso 2: La necesaria reflexión de los conceptos básicos. Quienes practiquen o pretendan hacer
investigación científica deben ser responsables socialmente. De acuerdo a este fundamento, es
necesario establecer que suponen los conceptos de ciencia e investigación y para esto es
necesario hacer una revisión teórica sobre lo que han aportado diferentes autores sobre el tema.
Paso 3: La Institucionalización de la Investigación Educativa. Charles Stenhouse establece una
definición de investigación gracias a sus estudios, “La investigación es una indagación sistémica
y autocritica” (Stenhouse, 1998). La investigación es considerada como un fin y no como un
medio ya que fortalece el criterio el criterio del docente, enriquece el currículo y genera
criticidad. El aula se convierte en el laboratorio; sin Embargo Stenhouse reconoce que muchas
son las variables que perjudican y limitan a los docentes en el ámbito de la investigación.
Dentro de la epistemología de las ciencias de la educación se empieza a delimitar el campo
disciplinar de la investigación educativa, que muestra su estatus epistémico desde una doble
naturaleza, como proveedora de herramientas metodológicas y con carácter científico que
posibilita el enriquecimiento académico disciplinar.
Paso 4: Los paradigmas o enfoques teóricos de la Investigación Educativa. La autora aborda tres
enfoques y expone algunas de sus cualidades.
FORMACIÓN DOCENTE E INVESTIGACIÓN EDUCATIVA 6

 Enfoque positivista: Sus postulados se dan desde la concepción de la realidad. La realidad


es gobernada por leyes naturales y sociales que se estructuran de forma ordenada. Se
aplica el método científico de acuerdo al modelo deductivo-hipotético. El investigador
debe dirigir el conocimiento hacia la objetividad.
 Enfoque Interpretativo: Su carácter es dinámico, por lo tanto incorpora la probabilidad
como elemento central de la interpretación. Las hipótesis que se plantean en este enfoque
son de carácter inductivo-cualitativo. Este enfoque se centra en la búsqueda de
significados que los sujetos dan a sus propias prácticas y a las soluciones que proponen.
 Enfoque crítico: Este enfoque propone que la finalidad de la investigación es la
transformación de las estructuras de las redes sociales. De acuerdo a a su base conceptual
del cambio social, propone conocer y comprender la realidad como praxis, es decir, unir
la teoría con la práctica, orientar el conocimiento para emancipar al hombre e involucrar
a toda la comunidad educativa en un proceso de compromiso social. El concepto de
participación es central. Su método es la investigación-acción.
En síntesis, nuestra autora hace un recorrido sobre las bases epistémicas de la investigación
educativa y muestra claramente la importancia que estas tienen en la adquisición del
conocimiento, a través de la investigación educativa. Así mismo da un sustento teórico de la
investigación educativa como ciencia.

Con base al recorrido que hemos hecho sobre el proceso de formación de los
investigadores y sobre las bases epistemológicas de la investigación educativa, podemos
concluir que el docente debe ser un agente transformador de su realidad y de la realidad de sus
estudiantes y debido a este importante planteamiento, es su deber procurar cumplir con cada uno
de los aspectos teóricos que se deben conocer y apropiar en la formación como sujetos
investigadores de la realidad social en la que se encuentra inmerso. Para dicho fin es necesario
comprender que para ser investigadores no existe ninguna receta mágica, siempre e debe estar
atento a la realidad y a lo que sucede en ella, constantemente se debe buscar la verdad, desde la
racionalidad. Es importante que quién investigue establezca una relación con su objeto de
conocimiento, que atine a la cercanía, para que pueda darse la objetividad desde el conocimiento
de lo subjetivo. Reconocer que el proceso de investigación es un proceso socio-histórico, que se
ha venido construyendo a través del tiempo. El proceso de la investigación debe apoyarse desde
FORMACIÓN DOCENTE E INVESTIGACIÓN EDUCATIVA 7

la criticidad para integrar a los diferentes actores del proceso educativo. La interdisciplinariedad
juega un papel fundamental en el proceso de formación del docente investigador, ya que le
permite acercarse a otras disciplinas sin ninguna restricción.
Apropiarse de las metodologías, de diversas técnicas y procedimientos le van a permitir
a quien investiga, pulir su ejercicio. El docente investigador debe apostarle a la investigación
desde los inicios de su quehacer docente y adentrar en este maravillo mundo a sus educandos. Al
ser la investigación un acto político, es importante que todos aquellos que hacen parte del
proceso educativo logren involucrarse con ella, para cuestionarse sobre su realidad y sobre el
orden social.
Seguidamente, es importante identificar las bases epistémicas de la investigación
educativa, en cuanto que le permite al docente investigador conocer el origen de las ciencias de
la educación desde la epistemología, como teoría del conocimiento. Reflexionar sobre algunos
conceptos de ciencia e investigación permite argumentar sobre su importancia en la formación
integral de los investigadores. Es necesario institucionalizar la investigación educativa, puesto
que abre las puertas a la formación de una comunidad autónoma y auto-gestionada, por parte de
los docentes que investigan. De igual manera, es significativo conocer los enfoques teóricos de
la investigación educativa, ya que permite acceder a sus postulados y a la manera en que debe
hacerse su abordaje para poder utilizarlos en diversas investigaciones, de acuerdo a sus
cualidades y a lo que se necesita de acuerdo al objeto de investigación.

Para finalizar, podemos decir que todas las personas interesadas en hacer investigación lo
pueden hacer; aunque en ocasiones sean las mismas instituciones de educación superior las que
pongan freno a esta actividad. El quehacer docente y la investigación educativa, deben ir de la
mano para buscar innovación en el ámbito académico. El docente investigador debe cambiar su
percepción y entrenar todos sus sentidos, para que pueda ver la realidad con otros ojos, con ojos
críticos que quieren un cambio. Hablar hoy de educación, sin investigación es poner a la mesa
un rompecabezas sin una pieza.
FORMACIÓN DOCENTE E INVESTIGACIÓN EDUCATIVA 8

Referencias Bibliográficas

 Bero, L., Beraldi, L., Capocasale, A., García, S. y Rojas R. (2015). Investigación
educativa. Abriendo puertas al conocimiento.

 Gurdián-Fernández, A. (2007). El Paradigma Cualitativo en la Investigación Socio-


Educativa.

También podría gustarte