Está en la página 1de 15

Historia geológica de la Tierra

Desde su formación hasta hoy, el planeta Tierra ha


experimentado muchos cambios. Esta es su historia dividida en
Eras Geológicas.
Las primeras etapas, desde que empezó la solidificación de la masa
incandescente hasta la aparición de una corteza permanente, no
dejaron evidencias de su paso, ya que las rocas que se iban
generando, se volvían a fundir o, simplemente, eran "tragadas" por
una nueva erupción.

Estas etapas primitivas son todavía un misterio para la ciencia.


Además, el paso del tiempo, la erosión, los distintos cambios... han
ido borrando las señales, por lo que, cuanto más antiguo es el periodo
que se pretenda analizar, mayores dificultades vamos a encontrar
para estudiarlo. La Tierra, no lo olvidemos, sigue evolucionando y
cambiando.

La historia geológica y la historia biológica de la Tierra estudian el


pasado terrestre según una escala temporal acordada entre los
científicos. Este estudio se basa en el análisis de las capas superiores
de nuestro planeta y de los restos fósiles que en ellas se encuentran.
La ciencia que se encarga de este estudio se llama paleontología y
tiene una rama, la peleobiología, que se especializa en los organismos
del pasado terrestre.

Eones, Eras, Periodos y Épocas geológicas

El eón es la unidad más grande de tiempo geológico. Se divide en


diversas eras geológicas. Cada era comprende algunos periodos,
divididos en épocas. Cuanto más reciente es un periodo geológico,
más datos podemos tener y, en consecuencia, se hace necesario
dividirlo en grupos más pequeños.
En la siguiente tabla se muestran las divisiones más importantes, tal
como se tratan en este capítulo. Para una información más exhaustiva
se puede consultar la Escala temporal geológica según Wikipedia.

Edad (años) Eón Era Periodo Época


4.560.000.000 Precámbrico Azoica
4.000.000.000 Arcaica
2.500.000.000 Proterozoica
541.000.000 Fanerozoico Paleozoica Cámbrico
485.000.000 Ordovícico
443.000.000 Silúrico
420.000.000 Devónico
359.000.000 Carbonífero
299.000.000 Pérmico
251.000.000 Mesozoica Triásico
201.000.000 Jurásico
145.000.000 Cretáceo
66.000.000 Cenozoica Paleógeno Paleoceno
56.500.000 Eoceno
34.000.000 Oligoceno
23.000.000 Neógeno Mioceno
5.300.000 Plioceno
2.590.000 Cuaternario Pleistoceno
10.000 Holoceno

La proporción entre las divisiones anteriores se comprende mejor


observando este diagrama que muestra el tiempo geológico como
un reloj de un día. Se ha representado a los homininis, de forma casi
imperceptible, al final del día. En realidad, se refiere al género Homo.
Si la historia de la tierra se representa en 24 horas, Homo aparece 38
segundos antes de la medianoche. Nuestra especie, Homo sapiens
sapiens, existe desde hace menos de 4 segundos.

La Era Precámbrica es uno de los periodos en las que se ha dividido la


escala temporal geológica. En general, se considera que fue la primera etapa
en la historia de la Tierra. Comenzó cuando se formó el planeta, hace unos
4.600 millones de años, y duró hasta hace 570 millones de años, lo que la
convierte en la etapa más larga de la historia.

No obstante, cabe señalar que algunos científicos reducen su duración.


Algunos autores denominan Azoico al periodo que va desde la formación del
planeta hasta hace 3800 millones de años, cuando según esta corriente,
empezó el Precámbrico.

Mar pecámbrico. By Ghedoghedo [CC BY-SA 3.0


(https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or GFDL
(http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)], from Wikimedia Commons
El Precámbrico se divide en tres eones (subdivisiones) diferentes, que sirven
para delimitar los diferentes sucesos geológicos y de desarrollo del planeta.

Durante mucho tiempo, el recién formado planeta Tierra padeció unas


condiciones ambientales que hacían imposible cualquier vida. Casi todos los
gases de la atmósfera primitiva eran venenosos y la actividad volcánica era
constante.

Con el tiempo, el planeta fue estabilizándose poco a poco. Aparecieron las


primeras bacterias, que liberaron oxígeno en la atmósfera. Igualmente se
formó la placa terrestre y la vida, en principio muy básica, empezó a florecer.

Índice [Ocultar]
 1 Características
o 1.1 Formación del planeta
o 1.2 Condiciones ambientales
 2 Periodos (subdivisiones)
o 2.1 Eón Hádico o Hadeano
o 2.2 Eón Arcaico
o 2.3 Eón Proterozoico
 3 Geología
o 3.1 Pangea
o 3.2 Rocas
 4 Flora
o 4.1 Algas
o 4.2 Corycium enigmaticum
 5 Fauna
o 5.1 Los primeros habitantes
o 5.2 Cianobacterias
o 5.3 Corales blandos, Medusas y Anélidos
o 5.4 Fauna Ediacara
 6 Referencias

Características
El término Precámbrico proviene de la unión del prefijo latino “pre” (antes
de) y Cámbrico (de la Cambria). Esta era geológica es la más larga de la
historia de la Tierra. Los científicos marcan su comienzo hace unos 4.600
millones de años y su final hace unos 570 millones de años.

A pesar de su duración, no es sencillo estudiar muchas de sus características.


Las propias condiciones del planeta en esa época provocó que no se hayan
conservado muchos restos. Los fósiles, por ejemplo, son realmente escasos.
Solo de manera excepcional se encuentran algunos pertenecientes a los
primeros organismos que habitaron la Tierra.

Como representación, los estudiosos suelen describir el planeta rodeado de


un cielo oscuro, ya que los residuos de los volcanes tapaban la luz del sol.
Las tormentas eran casi constantes, con mucha electricidad.

La lluvia, por su parte, se evaporaba en cuanto tocaba el suelo, muy caliente


por la actividad térmica. Esto soltaba grandes cantidades de vapor a la
atmósfera primitiva, compuesta por varios gases venenosos.

Formación del planeta

La hipótesis más aceptada en la actualidad es que la Tierra se formó hace


unos 4.600 millones de años. La creación del planeta se produjo a partir de
nubes de polvo y gases que fueron acumulándose. El polvo comenzó a
fundirse y a convertirse en rocas.

En ese momento, la atmósfera que rodeaba la Tierra estaba compuesta por


metano e hidrógeno, ambos incompatibles con la vida.

Algo más tarde, la actividad volcánica empezó a expulsar dióxido de carbono


y vapor de agua. Con el tiempo, la Tierra fue enfriándose y ese vapor se
transformó en agua líquida y, finalmente, a formar mares y océanos. Sería
ahí donde aparecerían las primeras formas de vida.
De igual forma, fue en esa época cuando se formaron la litosfera, la
hidrosfera y la atmósfera.

La era Paleozoica es una de las tres etapas en la que se divide el Eón


Fanerozoico. Etimológicamente hablando, Paleozoico proviene de “Palaio”,
que significa antiguo, y de zoe, que es vida. Por lo tanto, su significado es
“vida antigua”.

Muchos especialistas expresan que la era Paleozoica es una época de


transición, entre organismos primitivos hasta organismos más
evolucionados capaces de conquistar hábitats terrestres.

Fósiles del Paleozoico. Fuente: Yinan Chen [Public Domain], via Wikimedia Commons
Los organismos pluricelulares experimentaron una serie de
transformaciones que les permitieron adaptarse al medio terrestre, siendo
una de las más significativas el desarrollo del huevo amniota.

Definitivamente la era Paleozoica fue una época de grandes cambios en el


planeta, desde todo punto de vista: geológicos, biológicos y climáticos. A lo
largo del período que duró se sucedieron cambios uno tras otros, de los
cuales algunos están muy bien documentados y otros no tanto.

Índice [Ocultar]
 1 Características generales
o 1.1 Duración
o 1.2 Explosión de vida
o 1.3 Formación de la Pangea
o 1.4 Varias glaciaciones y una extinción masiva
 2 Geología
o 2.1 Orogenia Caledoniana
o 2.2 Orogenia Herciniana
 3 Modificaciones geográficas
 4 Vida
o 4.1 Flora
o 4.2 Fauna
 5 Clima
 6 Subdivisiones
o 6.1 Cámbrico
o 6.2 Ordovícico
o 6.3 Silúrico
o 6.4 Devónico
o 6.5 Carbonífero
o 6.6 Pérmico
 7 Referencias
Características generales

Duración

La era Paleozoica se extendió desde hace aprox. 541 millones de años


hasta hace aprox. 252 millones de años. Tuvo una duración de unos 290
millones de años.

Explosión de vida

Durante esta era ocurrió una gran diversificación de las formas de vida
pluricelulares, tanto marinas como terrestres. Fue una de las épocas en las
que hubo mayor diversidad de seres vivos, cada vez más especializados e
incluso capaces de dejar los hábitats marinos y emprender la conquista de
los espacios terrestres.

Formación de la Pangea

Al final de esta era se formó el supercontinente conocido como Pangea, el


cual posteriormente se dividiría para dar origen a los continentes que se
conocen hoy en día.

Varias glaciaciones y una extinción masiva

A lo largo del Paleozoico, la temperatura ambiental fluctuó. Hubo períodos


en los que se mantuvo cálida y húmeda, y otros en los que disminuyó
notablemente. Tanto así que se presentaron varias glaciaciones.

Así mismo, al final de la era las condiciones ambientales se hicieron tan


hostiles que ocurrió un evento masivo de extinción, conocido como la Gran
Mortandad, en el que se perdieron aproximadamente un 95% de las
especies que poblaban en planeta.
Geología
Desde el punto de vista geológico, la era Paleozoica estuvo plagada de
grandes cambios. El primer gran evento geológico ocurrido durante esta
era es la separación del supercontinente conocido como Pangea 1.

Pangea 1 se separó en varios continentes, los cuales daban una apariencia


de islas rodeadas por mares de poca profundidad. Estas islas eran las
siguientes: Laurentia, Gondwana y América del Sur.

A pesar de ocurrir esta separación, en el transcurso de miles de años, esas


islas volvieron a acercarse y al final se formó un nuevo supercontinente: la
Pangea II.

Así mismo, durante esta era ocurrieron dos eventos geológicos de gran
importancia para el relieve del planeta: la Orogenia Caledoniana y la
Orogenia Herciniana.

Orogenia Caledoniana

Este fue un proceso de formación de montañas que ocurrió en la zona en la


que ahora se asienta Irlanda, Escocia, Inglaterra, Gales y parte de
Noruega.

Durante este proceso se dio el choque de varias placas. Como consecuencia


de esto se formó Laurasia, un supercontinente.

Orogenia Herciniana

Este fue un proceso que estuvo involucrado en la formación del


supercontinente Pangea. Durante este proceso colisionaron dos grandes
masas terrestres, Laurasia y Gondwana. Así mismo se produjo el
desplazamiento de otras placas como la Sudamericana y la
Norteamericana.

Como producto de estas colisiones se dio origen a sistemas montañosos


con grandes picos, los cuales fueron luego perdidos por el proceso natural
de erosión terrestre.

Modificaciones geográficas
Durante los 300 millones de años que duró la era Paleozoica, se produjeron
una serie de modificaciones geográficas en lo referente a las grandes
extensiones de tierra que existían en aquel momento.

Al inicio de la era Paleozoica, una gran cantidad de esos fragmentos de


tierra se encontraban colocados en torno al Ecuador. Laurentia, Báltica y
Siberia se encontraban convergiendo en los trópicos. Posteriormente,
Laurentia comenzó a desplazarse hacia el norte.

Apróximadamente en el período Siluriano, el continente conocido como


Báltica se unió a Laurentia. El continente formado aquí se conoció como
Laurasia.

Un poco más adelante en el tiempo, en el Paleozoico Medio, el


supercontinente Gondwana se fragmentó en varios trozos de tierra, los
cuales se desplazaron hacia las regiones ecuatoriales. Posteriormente
fueron reunidos nuevamente para formar el supercontinente Euramérica.

Finalmente, los supercontinentes que posteriormente originarían al


continente africano y América del Sur colisionaron con Laurasia, formando
una única masa de tierra conocida como la Pangea.

Vida
El Paleozoico estuvo caracterizado por una explosión de vida pocas veces
dado durante las edades antiguas del planeta. La vida se desarrolló en
todos y cada uno de los espacios que podían ser colonizados: aire y tierra.

Durante los más de 290 millones de años que duró esta era, las formas de
vida se diversificaron de tal manera que se apreciaron desde animales
minúsculos, hasta los grandes reptiles que se convirtieron en los
dinosaurios al final de la misma.

La verdadera explosión de vida se dio en el inicio, durante el período


Cámbrico, pues fue en él donde comenzaron a aparecer los primeros
organismos pluricelulares.

Primero aparecieron en el agua, para posteriormente ir colonizando poco a


poco la tierra a través del desarrollo de estructuras que les permitieron
soportar el ambiente árido y seco de los ecosistemas terrestres.

Flora

Las primeras formas de plantas o de organismos similares a plantas que se


apreciaron durante el periodo Paleozoico fueron algas y hongos, los cuales
se habían desarrollado en hábitats acuáticos.

Posteriormente, hacia la siguiente subdivisión del período, hay evidencias


de que comenzaron a aparecer las primeras plantas verdes, las cuales
gracias a su contenido de clorofila comenzaron a llevar a cabo el proceso de
fotosíntesis, siendo en gran medida las responsables del contenido de
oxígeno de la atmósfera terrestre.

Estas plantas eran bastante primitivas, sin vasos conductores, por lo que
obligatoriamente debían estar en sitios con una amplia disposición de
humedad.
Más adelante aparecieron las primeras plantas vasculares. Éstas son
plantas que contienen vasos conductores (xilema y floema) a través de los
cuales circulan los nutrientes y el agua que es absorbida a través de las
raíces. Posteriormente el grupo de plantas se amplió y se fue diversificando
cada vez más.

Aparecieron los helechos, las plantas con semilla, así como también los
primeros grandes árboles, teniendo sitio de honor las pertenecientes al
género Archaeopteris, ya que fueron los primeros árboles verdaderos en
aparecer. Los primeros musgos también hicieron su aparición durante el
Paleozoico.

Esta gran diversidad de plantas se mantuvo así hasta finales del Pérmico,
cuando ocurrió la llamada “Gran Mortandad”, en la que perecieron casi
todas las especies de plantas que habitaban el planeta en ese momento.

Fauna

Para la fauna el Paleozoico también fue un período de muchos cambios y


transformaciones, pues a lo largo de las seis subdivisiones que abarcan la
era, la fauna se fue diversificando y transformándose, desde organismos
pequeños hasta grandes reptiles que comenzaron a dominar el ecosistema
terrestre.

En los inicios del Paleozoico, los primeros animales que se observaban eran
los llamados trilobites, algunos vertebrados, moluscos y cordados. Así
mismo hay esponjas y braquiópodos.

Posteriormente, los grupos de animales fueron diversificándose aún más.


Por ejemplo, aparecieron los cefalópodos con concha, bivalvos (animales
con dos conchas) y corales. De igual forma, durante esta era aparecieron
los primeros representantes del filo Equinodermo.
Durante el Silúrico, aparecieron los primeros peces. Este grupo estuvo
representado por peces con mandíbula y peces sin mandíbulas. De igual
forma, aparecieron especímenes pertenecientes al grupo de los miriápodos.
La vida en el fondo marino siguió floreciendo, los arrecifes de coral se
hacieron más diversos.

Más adelante, comenzaron a aparecer los primeros representantes del


grupo de los insectos. El mar comenzó a ser dominado por los peces con
mandíbulas, aparecieron los primeros tiburones, así como también los
primeros anfibios que aún no habían salido a la conquista del hábitat
terrestre.

Ya en la segunda mitad de la era, aparecieron los insectos con alas y los


primeros reptiles. En el mar la vida era más diversa que nunca, con
moluscos, equinodermos, braquiópodos y anfibios.

Hacia el final del Paleozoico, la diversidad faunística alcanzó su cúspide.


Sobre la tierra ya eran abundantes los reptiles, los insectos siguieron
evolucionando y por supuesto, en el mar seguía bullendo la vida.

Sin embargo, todo esto llegó a su fin con la Extinción Masiva del Pérmico –
Triásico. Durante ésta, el 96% de las especies que poblaban el planeta y
que acaban de describirse, desparecieron por completo.

Clima
De los inicios del Paleozoico no se tienen muchos registros confiables
acerca de cómo debió ser el clima. Sin embargo, los especialistas plantean
que, debido a que los mares eran muy extensos, el clima debió ser de tipo
templado y oceánico.
El Paleozoico inferior tuvo su fin con un evento de glaciación en el que las
temperaturas disminuyeron y murieron gran cantidad de especies.

Posteriormente vino una época de estabilidad climática, en el que hubo un


clima cálido y húmedo, con una atmósfera en la que había abundante
disponibilidad de dióxido de carbono.

Conforme las plantas fueron colonizando los hábitats terrestres, el oxígeno


atmosférico fue en aumento, en tanto que el dióxido de carbono fue en
descenso.

En la medida en que el tiempo avanzó por el Paleozoico, las condiciones


climáticas fueron cambiando. A finales del período Pérmico, las condiciones
climáticas hicieron prácticamente insostenibles la vida.

Aunque no se sabe aún cuáles fueron las razones de estos cambios (hay
varias hipótesis), lo que sí se sabe es que las condiciones ambientales
cambiaron, y la temperatura aumentó varios grados, calentando la
atmósfera.