Está en la página 1de 7

MINUTA

ENCUESTA NACIONAL DE EVALUACIÓN DE COMPROMISO ESTUDIANTIL


(ENCE)

Área de Comunicaciones, Secretaría General


Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas
Santiago, 9 de mayo de 2019

ANTECEDENTES

La Encuesta Nacional de Evaluación del Compromiso Estudiantil es un instrumento


originalmente diseñado por el Centro de Investigación en Educación Superior de la
Universidad de Indiana, Estados Unidos (National Survey for Student Engagement o NSSE) y
que ha sido utilizado y adaptado a la realidad de diversos países.

En 2017, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de Chile y la Universidad


de Valparaíso realizaron un proyecto piloto de ajuste y validación cognitiva y estadística del
cuestionario, para recoger adecuadamente las características de la experiencia de
estudiantes de pregrado en nuestro contexto local.

En 2018, a los tres planteles pioneros se sumaron la Universidad de Playa Ancha y la


Universidad Católica de Temuco. Este año participarán en la iniciativa además la Universidad
de Aysén, la Universidad Católica de la Santísima Concepción, la Universidad de Talca, la
Universidad Tecnológica Metropolitana y la Universidad de la Frontera, sumando 10 casas
de estudios.

Este proyecto cuenta con el patrocinio del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas
(CRUCH) desde el 2018. El propósito es que más instituciones se sumen a esta iniciativa y
promover el intercambio de información y buenas prácticas entre éstas.

I. ¿QUÉ ES COMPROMISO ESTUDIANTIL?

El compromiso estudiantil (student engagement) corresponde a un estado y disposición de


los y las estudiantes para abordar sus estudios y lograr aprendizajes.
Este concepto incluye, por una parte, el tiempo y esfuerzo que ellos/as dedican a sus estudios
y actividades formativas y, por otra, la manera en que la institución despliega sus recursos y
organiza el currículum y otras instancias para que los alumnos y alumnas participen en
actividades que se ha demostrado que están relacionadas con su aprendizaje.

Esta perspectiva surge del supuesto que el aprendizaje necesita de una fuerte inversión de
tiempo y esfuerzos por parte de los y las estudiantes, mientras que las instituciones de
educación superior deben desarrollar actividades consistentes y ofrecer condiciones
adecuadas para el logro de aprendizajes efectivos.

En esta línea, el foco está puesto en conocer mejor cómo se comprometen los y las
estudiantes con su aprendizaje y qué pueden hacer las instituciones para mejorar sus
políticas y prácticas, a fin de estimular el logro de aprendizajes.

II. OBJETIVO DE ENCE

Esta iniciativa busca desarrollar un instrumento nacional de evaluación y mejoramiento del


compromiso estudiantil, ajustado a las características y necesidades de las universidades
chilenas, aprovechando la experiencia internacional comparada.

La encuesta permite:

● la captura, análisis y generación de evidencias útiles para la gestión académica,


● el intercambio de buenas prácticas,
● la colaboración interinstitucional,
● y la difusión de información pública sobre la experiencia de los estudiantes de
pregrado y resultados de aprendizaje.

III. ENCUESTA NACIONAL DE EVALUACIÓN DEL COMPROMISO ESTUDIANTIL

a) Origen de la encuesta

En 1998, la Universidad de Indiana de EE.UU diseñó por primera vez un instrumento de


medición del compromiso estudiantil, denominado National Survey of Students Engagement,
NSEE.
Esta herramienta buscaba reunir información acerca de la calidad de los estudios
(fundamentalmente de pregrado) y las calificaciones obtenidas por los/as estudiantes, en un
esfuerzo colaborativo en el que participaron numerosas universidades norteamericanas.
Los propósitos, diseño y reportes del cuestionario fueron evolucionando y desde 2013 NSSE
incluye 109 ítems (preguntas) asociadas con diversos aspectos de la experiencia estudiantil.

Considera 42 preguntas relacionadas con diez índices de compromiso estudiantil, agrupados


en cuatro dimensiones:

● Desafío académico (incluye los índices de Aprendizaje de orden superior; Aprendizaje


reflexivo e integrativo; Estrategias de aprendizaje y Razonamiento cuantitativo).
● Aprendizaje con pares (contempla Aprendizaje colaborativo e Interacción con otros).
● Experiencia con docentes (considera Interacción estudiante-docente y Prácticas
docentes efectivas).
● Entorno institucional (abarca Calidad de las interacciones y Apoyo institucional).

Adicionalmente, NSSE (2013) cuenta con seis preguntas asociadas al nivel de desarrollo de
ciertas “prácticas de alto impacto” (high impact practice, HIP por sus siglas en inglés), que
corresponden a factores que en la experiencia norteamericana han demostrado un alto
impacto en retención y aprendizaje estudiantil. El cuestionario contiene también preguntas
de caracterización individual, antecedentes previos e información demográfica.

La encuesta está diseñada para ser aplicada a distintos tipos de instituciones y a estudiantes
de pregrado en diversos programas, fijando como muestra a los estudiantes de primer y
último año (junior y seniors).

La expansión de esta iniciativa ha sido importante, como se explica a continuación:

● En 2014, NSSE se aplicaba a casi medio millón de estudiantes en más de 700


universidades y escuelas en Estados Unidos y Canadá.
● Posteriormente, los cuestionarios de medición del compromiso estudiantil se han
expandido a más de una docena de otros países, adaptándose y aplicándose
ampliamente en los últimos años en países como Australia y Nueva Zelanda (AUSSE),
Sudáfrica (SASSE), China (CCSS), Irlanda (ISSE), UK (UKES), entre los más
importantes.
● Existen, además, desarrollos de iniciativas similares en el Sudeste de Asia, Corea del
Sur y el mundo árabe.

b) Adaptación para Chile


La ENCE se desarrolló a partir de un borrador preliminar correspondiente a la versión 2013
de NSSE, traducida y utilizada por la Universidad de Valparaíso en 2015. El documento
traducido fue sometido a una revisión de un comité de expertos, compuesto por especialistas
en gestión de procesos académicos de esa casa de estudios, la Pontificia U. Católica y la U. de
Chile, donde se plantearon ajustes y alcances al uso de los conceptos y términos del
instrumento original.

Luego el cuestionario fue sometido a un proceso de pretest cualitativo, desarrollado


mediante técnicas de validación cognitiva. Se realizaron seis grupos de entrevistas,
integrados por un total de 32 estudiantes de las tres universidades participantes, proceso
que derivó en nuevos ajustes al instrumento.

Para la aplicación piloto de ENCE, en 2017, se determinó aplicar el instrumento a alumnos y


alumnas de Química y Farmacia, Enfermería, Ingeniería Comercial, Psicología y Diseño de las
instituciones ya mencionadas. Considerando los datos disponibles en 2016, la matrícula total
de las cinco carreras y en las tres universidades sumaban 12.751 estudiantes y se calculó que
más de 4 mil estudiantes cursaban primero y cuarto año en sus respectivos programas, lo
que constituiría el universo efectivo de extracción de la muestra. Se obtuvieron respuestas
válidas de 871 estudiantes de la cohorte 2017 (primer año) y de la cohorte 2014 (cuarto
año).

La encuesta se aplicó en formato online por cada una de las universidades participantes, bajo
la coordinación del equipo de investigadores. El trabajo de campo se realizó durante la
segunda quincena de agosto y la primera de septiembre de 2017.

c) Dimensiones e ítems de ENCE

El cuestionario de ENCE 2018 incluyó 90 Ítems (preguntas) y se aplica en un tiempo


estimado entre 12 y 14 minutos. Considera 9 dimensiones de evaluación, que responden
a cuatro macro áreas, que cubren diversos aspectos asociados a la experiencia estudiantil y
aprendizajes:

1. Macro área Desafío académico:


● Aprendizaje de orden superior
● Estrategias de aprendizaje
● Razonamiento cuantitativo

2. Macro área Aprendizaje con pares


● Aprendizaje colaborativo
● Interacción con otros
3. Macro área Experiencia con docentes
● Relación estudiante -docente
● Prácticas docentes efectivas

4. Macro área Ambiente universitario


● Calidad de las interacciones
● Apoyo institucional

Cada una de dichas dimensiones se compone de entre 4 y hasta 9 preguntas específicas. Por
otra parte, recoge información descriptiva de caracterización personal y
socioeconómica de los/as estudiantes, junto con información sobre resultados
académicos y de sus percepciones acerca del uso del tiempo, expectativas y logros.

Por último, el cuestionario recoge también evidencias sobre ciertas prácticas consideradas
de “Alto Impacto”, que la investigación identifica por su contribución a mejorar el
compromiso estudiantil y, en consecuencia, promueve mejores resultados académicos y una
mayor valoración de la vida universitaria. Estas consideran las prácticas profesionales, la
participación estudiantil, los grupos de estudios, la colaboración en investigación e
intercambios, entre otras.

El instrumento se aplica a estudiantes de programas de pregrado, habitualmente al final del


primer y cuarto año, permitiendo el seguimiento longitudinal de procesos y la acumulación
de estadísticas a lo largo del tiempo, pero sin recargar excesivamente la recolección de
información.

d) Beneficios de ENCE

La Encuesta Nacional de Evaluación del Compromiso Estudiantil permite:

● Apoyar a las instituciones de educación superior en la mejora de la experiencia


educativa.
● Fomentar la acumulación de evidencia sobre la práctica educativa eficaz
● Incidir en el debate educativo, abogando por la utilización de los conceptos derivados
del estudio del compromiso estudiantil.

IV. PRINCIPALES RESULTADOS ENCE 2018


El universo de ENCE 2018 consideró a toda la población de estudiantes de las cohortes
correspondientes a los años 2015 y 2018 de las cinco universidades del CRUCH que
participaron en la segunda aplicación del cuestionario (P. U. Católica de Chile, U. de Chile, U.
de Valparaíso, U. de Playa Ancha y la U. Católica de Temuco).

En total, completaron la encuesta 7.383 estudiantes de la cohorte 2018 (primer año) y de la


cohorte 2015 (cuarto año), que cursan carreras profesionales y/o de licenciatura en las áreas
de Administración y Comercio, Agropecuaria, Arte y Arquitectura, Ciencias, Ciencias Sociales,
Derecho, Educación, Estudios Generales, Humanidades, Salud y Tecnología.

Entre los resultados más llamativos destacan:

● El 60.2% de los estudiantes sostiene que destina 10 o menos horas a la semana al estudio
independiente, fuera del horario de clases.
● Un 14.3% de los estudiantes indica que estudia 20 o más horas a la semana.
● El 46.2% de los estudiantes admite que nunca o sólo a veces realiza preguntas en clases.
● Un 64% dice que participa con alguna o mucha frecuencia en presentaciones orales en
clases.
● El 49,2% de los estudiantes admite que asiste a clases sin haber terminado las lecturas o
tareas con alguna o mucha frecuencia.
● Un 68,3% sostiene que revisa sus apuntes después de clases con alguna o mucha
frecuencia.
● Un 66,5% plantea que hace resúmenes de las clases con alguna o mucha frecuencia.
● El 19,9% de los estudiantes indica que ha hecho o está haciendo ayudantías, mentorías o
pasantías.
● El 19,4% de los estudiantes indica que participa o ha participado formalmente en grupos
de estudio o comunidades de aprendizaje.
● El 84,6% de los estudiantes plantea que nunca o casi nunca ha conversado con sus
profesores sobre su desempeño académico fuera de clases.
● Existe un 13% de los estudiantes que dice haber trabajado con alguna frecuencia con
profesores en actividades distintas a las de sus ramos (comisiones, investigaciones,
grupos de discusión, etc.).
● El 87,2% de los estudiantes sostiene que la mayoría de sus profesores hace clases de una
manera organizada y un 85,2% que utilizan frecuentemente ejemplos e ilustraciones
para explicar temas difíciles.
● El 55,6% de los estudiantes manifiesta que sus profesores entregan retroalimentación
sobre sus tareas y trabajos escritos con bastante o mucha frecuencia.
● Un 87,7% plantea que comparte con alguna o mucha frecuencia con personas de otro
nivel socioeconómico, un 77,7% con personas de creencias religiosas distintas, y un
78,8% con personas con puntos de vista políticos diversos.
● El 52,3 de los estudiantes declara que nunca o casi nunca comparte con personas de otros
grupos étnicos y un 70,2% que nunca o casi nunca interactúa con personas de otros
países o nacionalidades.

También podría gustarte