Está en la página 1de 2

Estados Unidos produce más de 79 mil millones de litros de leche al año lo que hace una

media de 87 litros anuales por cada estadounidense. Aparentemente es sencilla, se puede


que la leche que mejor conocemos sea líquida y venga en botella de plástico en cartón
pero es también un producto muy versátil.

La máquina ordeñadora les ha echado una mano mecanizada ;parte de la maquilladora


que se adapta al pezón de la vaca se llama copa, esta funciona igual que la manual , cada
una de esas copas emite una pulsación de succión y masaje , lo que hace es aplicar
presión sobre la ubre de la vaca , y esa presión consigue que la vaca suelte la leche de
esa ordeñadora , posteriormente llega a un recipiente , la maquina utiliza una bomba de
vacío por una manguera hasta que llega al depósito .Un granjero puede ordeñar a mano,
una media de seis vacas por hora y con una maquina ordeñadora puede ordeñarse 100
vacas en el mismo tiempo.

Cuanto mejor tratemos a los animales más tiempo duraran y más leche producirán, al fin
de cuentas lo que es bueno para el animal es bueno para nosotros. Los trabajadores
preparan a las vacas dentro del carrocel a medida que las vacas van rotando, limpian los
pezones con soluciones yodadas y luego ponen las copas. Cuando se colocan esas copas
estas emiten los movimientos de succión de la ternera con una serie de pulsaciones para
extraer la leche hasta los pezones , durante este proceso se deja sola a la vaca , el proceso
de ordeño dura más de siete minutos .

Un sensor de fijo detecta en el momento en que la vaca se queda vacía cuando el sensor
de flujo percibe que deja de salir leche las copas se desprenden automáticamente y la
vaca ya puede irse estas salas de ordeño rotatorias son ideales para que la granja pueda
ordeñar de forma eficaz muchas vacas en poco tiempo . El sistema de ordeño voluntario
elimina la necesidad de mano de obra porque lleva la maquina ordeñadora hasta las vacas,
el sistema voluntario les permite a las vacas decidir cuando quieren ser ordeñadas.

La vaca lechera en la actualidad se dedica a comer hasta 45kg por 8 h al día, y beber 300
litros de agua al día para producir 38 litros de leche al día, 7 días a la semana, eso significa
que ahora son tres veces más productivas. Las razones por las cual hay el aumento de
actividad; es la tecnología y la ingesta de una dieta más nutritiva. Una vaca lechera
empieza a producir leche a partir de los 2 años, y después de dar a luz a su primera ternera
generalmente los granjeros, separan a la madre de forma permanente de la cría una hora
después de su nacimiento hacen eso para impedir que la ternera introduzca, bacterias en
la ubre, a partir de entonces alimentan a la ternera con biberones llenos de la leche de su
madre , un mes , después la madre empieza su carrera profesional como productora de
leche y la ternera empieza a ingerir comida sólida ,durante 305 días seguidos y disponen
de 60 días libres para poder parir a su siguiente ternera y después volver a ordeñar .

La leche que produce es un líquido rico en nutrientes puesto por agua en un 87 %, el


proceso empieza cuando cuatro cámaras del estómago digieren la comida y descomponen
sus nutrientes. Los nutrientes entran en su torrente sanguíneo , en una hora pasa más de
1500 litros de sangre por su sistema circulatorio , transportando los nutrientes que se
convierten en casi 4 litros de leche en su glándula mamaria , y sus glándulas mamarias
toman sus nutrientes de la comida y el agua que comen y beben y los convierten en leche
, la leche sale de la ubre de las vacas a una temperatura de 32 °C para conservar de forma
segura hasta que pueda ser transportada a una planta procesadora segura.

Los trabajadores de la planta bombean hasta unos tanques de almacenamiento,


refrigerados, las vacas son la muestra principal, fuente de la leche cada una de ellas
producen hasta 36 litros de leche al día con un porcentaje de 3 y 5 % de grasa láctea. El
91 % de vacas lecheras pertenecen a las razas Holstein y puede producir 87.000 litros de
leche al año. El contenido de grasa y sal debe cumplir con los estándares de la planta y la
leche debe estar libre de cualquier tipo de antibióticos, los antibióticos solo están
presentes si se administra a las vacas lecheras.

Para convertir la leche en yogurt se utilizan dos cultivos de bacterias como son:
lactobacilus bulgaricus y streptococus thermophilus.