Está en la página 1de 2

Las calles son más grandes

desde que tu te has ido

hay que reconocer

que nada me hace bien

porque no puedo verte

Mis días sin tus noches

sin horas ni minutos

son como un frío puñal

que hieren y atraviesan, este corazón.

Por las buenas soy buena,

por las malas lo dudo

puede perder el alma

por tu desamor, pero no la razón

Yo soy toda de ley

y te amé, te lo juro

pero valga decirte

que son mi palabras

el último adiós, el último adiós.

Aunque vengas de rodillas

y me implores y me pidas

aunque venga y me llores

que te absuelva y te perdone

Aunque a mi me causes pena

he tirado tus cadenas

y te dedico esta ranchera

por ser el último adios.

Aunque vengas a implorarme

a pedirme y a suplicarme

aunque vengas y me llores

que te absuelva y te perdone

Aunque a mi me causes pena


hoy yo tiro tus cadenas

y te dedico esta ranchera

por ser el último adios.