Está en la página 1de 26

Petróleo

Mezcla homogénea de compuestos


orgánicos de color negro

Este artículo tiene referencias, pero


necesita más para complementar su
verificabilidad.
Puedes colaborar agregando referencias a
fuentes fiables como se indica aquí. El
material sin fuentes fiables podría ser
cuestionado y eliminado.
Este aviso fue puesto el 17 de noviembre de
2018.
Buque perforador petrolífero Pacific Khamsin,
construido en 2013.

Construcción de una plataforma petrolífera en el mar


del Norte.
El petróleo (del griego: πετρέλαιον, lit.
«aceite de roca») es una mezcla de
compuestos orgánicos, principalmente
hidrocarburos insolubles en agua.
También es conocido como oro negro,
petróleo crudo o simplemente crudo.

Se produce en el interior de la Tierra, por


transformación de la materia orgánica
acumulada en sedimentos del pasado
geológico[1] y puede acumularse en
trampas geológicas naturales, de donde
se extrae mediante la perforación de
pozos.
En condiciones normales de presión y
temperatura es un líquido bituminoso que
puede presentar gran variación en
diversos parámetros como color y
viscosidad (desde amarillentos y poco
viscosos como la gasolina hasta líquidos
negros tan viscosos que apenas fluyen),
densidad (entre 0,66 g/ml y 0,9785 g/ml),
capacidad calorífica, etc. Estas
variaciones se deben a la diversidad de
concentraciones de los hidrocarburos que
componen la mezcla, esto hace que el
petróleo de cada pozo o fuente sea
distinto de otro.
Es un recurso no renovable y actualmente
también es la principal fuente de energía y
materia prima para la generación de una
gran variedad de derivados, entre los que
se incluyen la mayoría de los plásticos. El
petróleo líquido puede presentarse
asociado a capas de gas natural, en
yacimientos que han estado enterrados
durante millones de años, cubiertos por
los estratos superiores de la corteza
terrestre.

Debido a la importancia fundamental


como materia prima, la venta del petróleo
y sus derivados es un pilar fundamental
del mercado mundial y la política exterior
de varios países.

En los Estados Unidos, es común medir


los volúmenes de petróleo líquido en
barriles (de 42 galones estadounidenses,
equivalente a 158,987 litros), y los
volúmenes de gas en pies cúbicos
(equivalente a 28.317 litros); en otras
regiones ambos volúmenes se miden en
metros cúbicos.

Composición
Petróleo.

El petróleo es un líquido oleoso


bituminoso (de color oscuro) de origen
natural compuesto por diferentes
sustancias orgánicas (es una mezcla de
hidrocarburos, aunque también suelen
contener unos pocos compuestos de
azufre y de oxígeno). También recibe los
nombres de petróleo crudo, crudo
petrolífero o simplemente "crudo". Aunque
se trata de un líquido aceitoso de color
oscuro, es considerado una roca
sedimentaria. En una mezcla muy
compleja de composición variable, de
hidrocarburos de muchos puntos de
ebullición y estados sólido, líquido y
gaseoso, que se disuelven unos en otros
para formar una solución de viscosidad
variable.
Esquema de una pumpjack o bomba de varilla para
extracción de petróleo.
1. Motor
2. Contrapeso
3. Brazo del pitman
4. Viga oscilante
5. Cabeza de caballo
6. Cable
7. Boca del pozo
8. Oleoducto
9. Cimientos de hormigón
10. Cubierta
11. Cable de soporte de la bomba
12. Tubería
13. Bomba
14. Válvulas
15. Tierra con petróleo

Hidrocarburos saturados o parafinas. Se


los considera derivados del metano, su
fórmula general es CnH2n+2.
Hidrocarburos etilénicos u olefinas.
Moléculas lineales o ramificadas que
contienen un enlace doble de carbono (-
C=C-). Su fórmula general es CnH2n.
Tienen terminación -"eno".
Hidrocarburos acetilénicos. Moléculas
lineales o ramificadas que contienen un
enlace triple de carbono. Su fórmula
general es: CnH2n-2. Tienen terminación -
"ino
Hidrocarburos cíclicos ciclánicos.
Hidrocarburos cíclicos saturados,
derivados del ciclopropano (C3H6) y del
ciclohexano (C6H12). Muchos de estos
hidrocarburos contienen grupos metilo
en contacto con cadenas parafínicas
ramificadas. Su fórmula general es
CnH2n.
Hidrocarburos bencénicos o
aromáticos.
Compuestos oxigenados (derivados de
hidrocarburos etilénicos, por oxidación y
polimerización)
Compuestos sulfurados (tiofeno, etc.)
Compuestos nitrogenados cíclicos
(piridina, etc)

En el petróleo natural, además de


hidrocarburos, existen nitrógeno, azufre,
oxígeno, colesterina, productos derivados
de la clorofila y de las heminas (porfirinas)
y, como elementos, trazas, vanadio, níquel,
cobalto y molibdeno.

Como consecuencia de la naturaleza de


los compuestos orgánicos que lo forman,
el petróleo presenta polarización rotatoria,
lo cual revela claramente que se trata de
un compuesto de origen orgánico,
formado a partir de restos animales y
vegetales.[2] La composición química del
petróleo es muy variable, hasta el punto de
que los cuatro tipos fundamentales de
hidrocarburos: parafinas (hidrocarburos
saturados), olefinas (hidrocarburos
insaturados), naftenos (hidrocarburos
cíclicos saturados o cicloalcanos,), e
hidrocarburos aromáticos, no solamente
son diferentes de un yacimiento a otro,
sino también las diversas sustancias que
es preciso eliminar más o menos
completamente: gas, azufre (que junto con
el sulfhídrico, mercaptanos y tioalcoholes
pueden alcanzar un 3 %), agua más o
menos salada, compuestos oxigenados y
nitrogenados, indicios o vestigios de
metales etc.

Origen del petróleo


El petróleo es uno de los hidrocarburos de
origen fósil, fruto de la transformación de
materia orgánica procedente de
zooplancton y algas que, depositados en
grandes cantidades en fondos anóxicos
de mares o zonas lacustres del pasado
geológico, fueron posteriormente
enterrados bajo pesadas capas de
sedimentos.

Estos hidrocarburos se pueden originar a


partir de restos de plantas y
microorganismos enterrados durante
millones de años y sujetos a distintos
procesos físicos y químicos.[3][4] La
transformación química (craqueo natural)
debido al calor y a la presión durante la
diagénesis produce, en sucesivas etapas,
desde betún a hidrocarburos cada vez
más ligeros (líquidos y gaseosos).

Estos productos ascienden hacia la


superficie, por su menor densidad, gracias
a la porosidad de las rocas sedimentarias.
Si se dieran las circunstancias geológicas
que impiden dicho ascenso (trampas
petrolíferas como rocas impermeables,
estructuras anticlinales, márgenes de
diapiros salinos, etc.) se formarían
entonces los yacimientos petrolíferos.

Teoría sobre el origen


inorgánico

La hipótesis del origen abiogenético del


petróleo sostiene que en el interior de la
tierra existen hidrocarburos de origen
estrictamente abiogenético.

Los químicos Marcellin Berthelot y Dimitri


Mendeleiev, así como el astrónomo
Thomas Gold llevaron adelante esta teoría
en el mundo occidental al apoyar el
trabajo de Nikolai Kudryavtsev en la
década de 1950.[cita requerida] Actualmente,
esta teoría es apoyada principalmente por
Kenney y Krayushkin.[cita requerida]

La hipótesis del origen abiogenético del


petróleo es minoritaria entre los geólogos.
Sus defensores consideran que se trata de
"una cuestión todavía abierta".

La extensiva investigación de la estructura


química del querógeno ha identificado a
las algas como la posible fuente principal
del petróleo.

La hipótesis del origen abiogenético aún


no puede explicar la presencia de estos
marcadores en el querógeno y el petróleo,
ni puede explicar su origen inorgánico a
presiones y temperaturas suficientemente
altas para convertir el querógeno en
grafito. La hipótesis tampoco ha tenido
mucho éxito ayudando a los geólogos a
descubrir depósitos de petróleo, debido a
que carece de cualquier mecanismo para
predecir dónde podría ocurrir el proceso.

Más recientemente, los científicos del


Carnegie Institution for Science han
descubierto que el etano y otros
hidrocarburos más pesados pueden ser
sintetizados bajo las condiciones del
manto superior.[5]
Clasificaciones del
petróleo
La industria petrolera clasifica el petróleo
crudo según su lugar de origen (p. ej.
"West Texas Intermediate" o "Brent") y
también con base a su densidad o
gravedad API (ligero, medio, pesado, extra
pesado); los refinadores también lo
clasifican como "crudo dulce", que
significa que contiene relativamente poco
azufre, o "ácido", que contiene mayores
cantidades de azufre y, por lo tanto, se
necesitarán más operaciones de
refinamiento para cumplir las
especificaciones actuales de los
productos refinados.

Crudos de referencia

Brent Blend, compuesto de quince


crudos procedentes de campos de
extracción en los sistemas Brent y
Ninian de los campos del mar del Norte,
este crudo se almacena y carga en la
terminal de las islas Shetland. La
producción de crudo de Europa, África y
Oriente Próximo sigue la tendencia
marcada por los precios de este crudo.
West Texas Intermediate (WTI) para el
crudo estadounidense.
Dubái se usa como referencia para la
producción del crudo de la región Asia-
Pacífico.
Tapis (de Malasia), usado como
referencia para el crudo ligero del
Lejano Oriente.
Minas (de Indonesia), usado como
referencia para el crudo pesado del
Lejano Oriente.

Países productores.
Arabia Ligero de Arabia Saudita
Bonny Ligero de Nigeria
Fateh de Dubái
Golfo de México (no-OPEP)
Minas de Indonesia
Saharan Blend de Argelia
Merey de Venezuela
Tía Juana Light de Venezuela

La OPEP intenta mantener los precios de


su Cesta entre unos límites superior e
inferior, subiendo o bajando su
producción. Esto crea una importante
base de trabajo para los analistas de
mercados. La Cesta OPEP es más pesada
que los crudo Brent y WTI.

Clasificación del petróleo


según su gravedad API

Relacionándolo con su gravedad API el


American Petroleum Institute clasifica el
petróleo en "liviano", "mediano", "pesado" y
"extrapesado":[6]

Crudo liviano o ligero: tiene gravedades


API mayores a 31,1 °API
Crudo medio o mediano: tiene
gravedades API entre 22,3 y 31,1 °API.
Crudo pesado: tiene gravedades API
entre 10 y 22,3 °API.
Crudo extra pesado: gravedades API
menores a 10 °API.

Clasificación según su
composición

Petróleo de base parafínica

Predominan los hidrocarburos saturados o


parafínicos. Son muy fluidos de colores
claros y bajo peso específico
(aproximadamente 0,85 kg/L). Por
destilación producen abundante parafina y
poco asfalto. Son los que proporcionan
mayores porcentajes de nafta y aceite
lubricante.

Petróleo de base asfáltica o


nafténica

Predominan los hidrocarburos etilénicos y


diétilinicos, cíclicos ciclánicos (llamados
nafténicos), y bencénicos o aromáticos.
Son muy viscosos, de coloración oscura y
mayor peso específico (aproximadamente
0,950 kg/L). Por destilación producen un
abundante residuo de asfalto. Las
asfaltitas o rafealitas argentinos fueron
originadas por yacimientos de este tipo,
que al aflorar perdieron sus hidrocarburos
volátiles y sufrieron la oxidación y
polimerización de los etilénicos.

Petróleo de base mixta

De composición de bases intermedias,


formados por toda clase de hidrocarburos:
Saturados, no saturados (etilénicos y
acetilénicos) y cíclicos (ciclánicos o
nafténicos y bencénicos o aromáticos). La
mayoría de los yacimientos mundiales son
de este tipo.

Exploración de
yacimientos petrolíferos