Está en la página 1de 6

La columna vertebral es la base esquelética del cuerpo humano, dando

soporte y equilibrio al organismo. También conocida como espina


dorsal mide en promedio 75 centímetros, aunque todo depende de la
estatura y sexo de la persona.

La espina dorsal es la encargada de proteger la médula ósea que


transmite las señales e impulsos nerviosos desde el cerebro al cuerpo
y viceversa, por lo que una lesión en la columna puede significar la pérdida
de sensación y movimiento parcial o total según la zona donde se de la
fractura.

La región cervical de la columna vertebral da soporte al cráneo


La columna vertebral está formada por 33 vértebras separadas por los
discos intervertebrales siendo semi flexible, ya que está compuesta
tanto por huesos como también por cartílagos y ligamentos. Sin la espina
dorsal sería imposible que las personas se mantengan erguidas y
caminen, entre otras cosas.

La espina dorsal se divide en 5 regiones entre las cuales se distribuyen


sus vértebras y discos con distintos niveles de diferenciación yendo
desde el cuello a la pelvis. Su forma es alargada pero con curvaturas para
ajustarse al organismo y la posición que se requiere tomar para realizar
los movimientos naturales del cuerpo, además de garantizar su equilibrio.
Cada región de la columna tiene una curvatura particular.

Cervical
La región cervical corresponde a la del cuello estando formada por 7
vértebras, las cuales posibilitan sostener el cráneo y realizar los
movimientos de esta zona del cuerpo. Las dos primeras vértebras son
conocidas como atlas y axis siendo diferentes a todas las otras de la
columna vertebral, mientras que la última es protuberante y marca la unión
con el tórax.

Torácica
La región torácica comprende 12 vértebras que a partir de su unión con
las cervicales van ganando volumen. Esta área de la columna vertebral
se articula en los costados con las costillas. Sus movimientos son
principalmente rotatorias, con menor flexibilidad que las de otras regiones
de la espina dorsal.
Lumbar
La zona lumbar posee 5 vértebras siendo las más gruesas de la columna
vertebral,formando la parte inferior de la espalda hasta llegar hasta la
cintura. Esta región posee flexión hacia adelante, atrás y los lados. Al ser
más gruesa, esta área de la columna ofrece una mayor protección a la
médula espinal.

Sacra
La región sacra se compone de 5 vértebras que se funden en una sola
ocupando la parte superior de la pelvis, dando una estabilidad y
fortaleza extra a la cintura. Esta área es más corta que las anteriores en la
columna vertebral e incluso en ciertos modelos de anatomía se le funde
con la zona lumbar bajo el nombre columna sacro lumbar.

Coxis
Se cree que el coxis solía ser la cola de los antepasados de los humanos
actuales, quedando como un remanente evolutivo aunque de todas formas tiene
una función de protección de la zona en que se encuentra, siendo el punto final de
la columna vertebral.
El coxis es un hueso corto y triangular ubicado justo debajo de la
región sacra y unido parcialmente a esta, es un cuerpo único compuesto
por entre 3 y 5 vértebras fusionadas completamente entre sí, aunque esa
fusión se completa ya comenzada la edad adulta, entre los 20 y 30 años.

La columna vertebral o raquis, situada en la parte dorsal del torso, es una estructura
osteoarticular, constituida por un apilamiento o cadena de huesos articulados denominados
vertebras. Tiene la función principal de sostener el tronco y la orientación de la
cabeza sea cual sea la posición del cuerpo.

¿Qué es la columna vertebral?

La columna vertebral es la principal estructura de soporte del esqueleto humano.


Está compuesta por vertebras separadas, semi-separadas o soldadas. Asimismo, la
columna vertebral está conformada por numerosas articulaciones que permiten el apoyo y
la movilidad del cráneo y la flexión del cuello y de la espalda. Además, esta estructura
que comienza en la base del cráneo y se extiende hasta la pelvis, sostiene y protege
la medula espinal.

Características generales de la columna vertebral

 Cuatro prominencias que se articulan con las vértebras vecinas.


 Masa ósea en forma de cilindro en la parte frontal.
 Dos prolongaciones laterales llamas apófisis articulares.
 Los pedículos que constituyen paredes laterales del canal medular y que unen al
cuerpo con el resto de la vértebra.

Función

Se podría decir que la columna vertebral posee cuatro funciones principales:

 Sostener el tronco erguido. La columna vertebral posee curvaturas naturales que


intervienen en el equilibrio y la estabilidad de la espalda.
 Articular los movimientos del tronco. La columna vertebral le da estabilidad y
postura a nuestro cuerpo. Está constituida por huesos apilados entre ellos que se
articulan por medio de articulaciones invertebradas y ligamentos.
 Unir los músculos y órganos internos.
 Proteger la medula espinal en toda su extensión. En la médula espinal se ramifican
las diferentes terminaciones nerviosas responsables de la sensibilidad y de la
motricidad de todas las partes del cuerpo.

Tipos de vértebras

La columna vertebral está constituida por 33 vértebras aproximadamente que se superponen


y se articulan entre sí. A continuación, se distinguen los diferentes tipos de vertebras:

 7 vértebras cervicales, ubicadas en el cuello.


 12 vértebras torácicas, ubicadas en la región del tórax.
 5 vértebras lumbares, ubicadas debajo del último hueso torácico y arriba del sacro.
 De 3 a 5 vértebras soldadas al cóccix.

Partes

Las vértebras de la columna vertebral se encuentran posicionadas de tal modo que sus
canales vertebrales forman un tubo de hueso vacío que cumple la función de proteger a la
médula espinal de agentes externos e infecciosos. Los canales hacen posible que los
nervios espinales salgan de la médula espinal y se conecten con las diferentes regiones del
cuerpo.

 Región cervical: se conforma por las 7 vertebras situadas en el cuello. Se trata


así de vértebras cervicales que tienen la característica de ser más finales y frágiles.
Estas le otorgan al cuello una gran flexibilidad.
 Región torácica: se conforma por 12 vértebras situadas en el área del pecho.
Son vertebras más grandes y robustas que las que se ubican en la región cervical
pero poseen menor flexibilidad. Estas protegen los órganos del pecho.
 Región lumbar: está conformada por las 5 vertebras situadas en la región
lumbar, aún más grande y robusta que la región torácica. Asimismo, esta zona
posee mayor flexibilidad ya que no hay nervios. Es sobre esta región que se apoya
la parte superior del cuerpo.
 Región sacro: esta región solo posee un hueso cuando se llega a la edad adulta.
Se trata de un hueso constituido por 5 vertebras de menor tamaño que se
funsionan en la adolescencia. Su forma es plana y triangular y está ubicado en la
parte inferior entre los dos huesos de la cadera.
 Región coccígea: en esta región se encuentra el coxis humano conformado por
la fusión de cuatro vertebras pequeñas en el período de la adolescencia.
Cuando nos sentamos, este hueso sostiene el peso del cuerpo. Asimismo, este
constituye un punto que une los músculos de los glúteos y la región pélvica.

Estructura de la columna vertebral

La columna vertebral está constituida por:

 Una armadura: estructura ósea, articulaciones, ligamentos;


 Músculos paravertebrales que aseguran el soporte y la movilidad;
 Nervios que aseguran las respuestas de motricidad y de sensibilidad.

La columna vertebral constituye un apilamiento de 26 vertebras (33 si se cuentan las


vértebras soldadas del sacro y del coxis). Se distinguen de la siguiente manera de arriba
hacia abajo:

 7 vértebras cervicales, el raquis cervical;


 12 vértebras torácicas, el raquis torácico;
 5 vértebras lumbares, el raquis lumbar;
 5 vertebras del sacro, el raquis sacro;
 4 vértebras coxígeas, el raquis coxígeo.

Cada vértebra presenta un cuerpo vertebral cilíndrico del lado anterior y un foramen vertebral
del lado posterior que forma un canal óseo por el cual los nervios de la médula espinal
pueden pasar.

Articulaciones

Las articulaciones de la columna vertebral tiene la función de permitir la unión entre los
cuerpos de las vértebras y las articulaciones entre los arcos vertebrales contiguos.

Se distinguen dos tipos de articulaciones en el cuello: las atlantooccipitales y las


atlantoaxiales. En primer lugar, las articulaciones atlantooccipitales, ubicadas entre los
cóndilos occipitales, permiten unir la cabeza y el atlas. En segundo lugar, las articulaciones
atlantoaxiales, permiten conectar el atlas y axis. Son tres articulaciones atlantoaxiales, una
ubicada entre diente del axis y el arco anterior del atlas y dos situadas entre las masas
laterales de la primera vértebra cervical y las articulaciones facetas superiores de la segunda
vértebra cervical.

Por otra parte, están las articulaciones intervertebrales que permiten unir a otras
vértebras entre sí y las articulaciones sacroilíacas, que aluden a las articulaciones del sacro
con los huesos de la cadera.
Huesos de la columna vertebral

La columna vertebral está conformada por 33 huesos en los niños (7 vértebras


cervicales, 12 vértebras torácicas, 5 vértebras lumbares, 4 sacrales y 5 coccígeas) y 26
huesos en los individuos en edad adulta ( 7 vértebras cervicales, 12 vértebras torácicas,
5 vértebras lumbares, el sacro y el cóccix).

Curvaturas

La columna vertebral posee cuatro curvaturas naturales: cervical, torácica, lumbar y


sacra. La posición, el tamaño y el grosor de las vértebras así como los discos
intervertebrales intervienen en las curvaturas.

Las curvaturas y los discos intervertebrales cumplen con la función de absorber y distribuir
el esfuerzo corporal que se realiza por las actividades cotidianas o las actividades de mayor
intensidad física.

Lesiones y enfermedades asociadas a la columna


vertebral

La mayoría de los movimientos que realizamos así como los pesos que cargamos a lo largo
de una jornada, son transmitidos a esta estructura ósea. Estas acciones repetidos a lo largo
de la vida, unidos con ciertas predisposiciones como factores genéticos o malformaciones
pueden conllevar a la aparición de patologías agudas o crónicas.

Siendo así, factores como la falta de actividad física, el tiempo prolongado sentado en
el volante o en el trabajo, entre otros ejemplos, pueden ser causantes de afecciones
relacionadas con la salud de la columna vertebral.

Entre los problemas que pueden ocasionar alteraciones en la estructura de la columna


vertebral o lesionar las vértebras y el tejido alrededor de éstas, se pueden
mencionar infecciones, tumores y traumatismos. Asimismo, se pueden
desencadenar patologías como la espondilitis anquilosante y la escoliosis. Por otra
parte, la edad puede ser un factor determinante en cuanto a la aparición de cambios óseos,
ocasionando patologías como estenosis espinal y hernias discales.

También podría gustarte