Está en la página 1de 91

NUEVA

LEY UNIVERSITARIA
COMENTADA

1
2
NUEVA

LEY UNIVERSITARIA
COMENTADA
LEY 30220

ANÁLISIS POR ARTÍCULO Y CAPÍTULO

DIRECTOR

DEL CASTILLO MERMA, BILL ALAN

COORDINADOR

BETETA AMANCIO, ESPITZ PELAYO

COMITÉ ACADEMICO
IZQUIERDO SIFUENTES, ALEXANDER
DANTE HEREDIA
MERMA MERMA, PILAR
DEL CASTILLO ANDIA, LUIS JOHN
RAMOS FERNÁNDEZ ANDRÉ
BERRIO SALAS, IVAN OMAR
MONTERROSO CASTRO, ADOLFO
ALEGRIA OSCO, ARTURO
CARLOS ESPINOZA CORDERO
VERÁSTEGUI HUAYNATE, JOSUE
MARLON ROUSSVELT GUTIERREZ BENITES
RUPAY MATOS, CRISTHIAN EDISON
BETETA AMANCIO, ESPITZ PELAYO

3
NUEVA LEY UNIVERSITARIA COMENTADA
 Derechos reservados conforme a ley
 PRIMERA EDICIÓN: AGOSTO 2014
 HECHO EL DEPÓSITO LEGAL EN LA BIBLIOTECA NACIONAL DEL PERÚ Nª 2014 - 12404

AUTORES:

DEL CASTILLO MERMA, BILL ALAN / IZQUIERDO SIFUENTES, ALEXANDER / DANTE HEREDIA / MERMA
MERMA, PILAR / DEL CASTILLO ANDIA, LUIS JOHN / RAMOS FERNÁNDEZ ANDRÉ / Marlon Roussvelt
Gutierrez Benites / BERRIO SALAS, IVAN / MONTERROSO CASTRO, ADOLFO / ALEGRIA OSCO, ARTURO /
VERÁSTEGUI HUAYNATE, JOSUE / RUPAY MATOS, CRISTHIAN EDISON / BETETA AMANCIO, ESPITZ PELAYO

DIRECTOR:

© DEL CASTILLO MERMA, BILL ALAN

COORDINADOR:

© BETETA AMANCIO, ESPITZ PELAYO

EDITOR:

© DEL CASTILLO MERMA, BILL ALAN

Dirección: Ubima 1 c -22 – las joyas, San Sebastián – Cusco Perú

IMPRESO EN:

E & G – GRAFF - EDITORIAL -IMPRENTA DE: AQUISE ARREDEONDO, NATIVIDAD

Ruc: 10434816276

Dirección: Calle San Andres N° 481 – CUSCO – CUSCO – CUSCO

JULIO 2014

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de esta obra por


cualquier método o forma electrónica, incluyendo el sistema de fotocopia, sin
autorización escrita de los impresores y el autor.

Impreso en Perú

Printed in Perú

4
PRESENTACIÓN

Luego de 31 años entra en vigencia una nueva ley universitaria, la que se aprueba en
medio de conflicto, protesta y huelgas. Realidad que se toma en cuenta para desarrollar
un esquema comentado de la nueva ley 30220, partiendo de forma metódica desde
precisiones terminológicas, comparación, hasta la más severa crítica.

Siendo un mismo objetivo el que nos inspira a los autores de los comentarios y editores
del presente compendio, el cual es puesto a disposición del Sistema Universitario,
denominado “NUEVA LEY UNIVERSITARIA COMENTADA”, donde encontrara análisis y
diversos puntos de vista entorno a la referida ley.

Se elabora una herramienta que propone el análisis de la nueva ley universitaria Peruana,
esperando con este trabajo contribuir al estudio y correcta interpretación de la nueva ley.
Donde se describe las bases fundamentales para el desarrollo, estructuración,
funcionamiento y para asentar bases formalizadas de estudio de la comunidad
universitaria.

Tenemos presente que la promulgación de la nueva ley universitaria, tiene muchos


detractores, también bastantes personas que están a favor de la referida, así mismo
vemos que existe un proceso de inconstitucionalidad presentado por algunas bancadas
del congreso. En este contexto la comisión académica de este compendio desea aportar
con un accionar, que obedece a una necesidad de informar de forma detallada, real y
adecuada de los alcances de la nueva ley.

5
En la presente publicación encontrara un comentario por cada artículo, en otros capítulos
apreciara que el comentarios es referente a todo el capítulo, porque se considera que el
estudio y comprensión de los mismos debe ser de forma completa, como también
general.

La justificación de este compendio responde a que sirva como aporte y apoyo para la
mejor aplicación e implantación de este nuevo sistema, donde encontramos que la
Asamblea Nacional de Rectores, es sustituida por la Superintendencia Nacional de
Educación Superior Universitaria (SUNEDU), entre otros muchos aspectos nuevos.

Resulta evidente que será posible implantar estos nuevos cambios, pero solo a través de
procesos de formación, capacitación y sobre todo la participación e interacción de toda la
sociedad universidad.

Desde luego que somos conscientes que al realizar este tipo de trabajo, estamos
expuestos a la crítica, la cual aceptamos mientras sea sana y constructiva. Preferimos
pecar por acción que por omisión.

Como corolario final quisiera culminar estas palabras rindiendo mi más profundo
agradecimiento a quienes han hecho posible que esta obra pueda ser escrita y publicada.
Agradecerles por brindarme su tiempo escuchándome, proponiendo ideas y temas que
serían relevantes, que tenían que estar presentes en este compendio.

En Cusco, a los veinte días de agosto de 2014

DEL CASTILLO MERMA, Bill Alan

Director General

6
ÍNDICE

ESTRUCTURA COMENTADA

 PRESENTACIÓN………………………………………………………………………………………………… Pág. 5

 CAPÍTULO I ----------------- COMENTARIO DE - (DEL CASTILLO MERMA, BILL ALAN)……… Pág. 9


DISPOSICIONES GENERALES

 CAPITULO II……………………………………………………………………………………………………… Pág. 14


LA SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSITARIA (SUNEDU)
- SUBCAPÍTULO I----------------------------- COMENTARIO DE - (DEL CASTILLO ANDIA, LUIS JOHN)
DE LA SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSITARIA (SUNEDU)
- SUBCAPÍTULO II---------------------------- COMENTARIO DE - (DEL CASTILLO ANDIA, LUIS JOHN)
ORGANIZACIÓN DE LA SUNEDU
- SUBCAPÍTULO III --------------------------- COMENTARIO DE - (PILAR MERMA MERMA)
RÉGIMEN SANCIONADOR
- SUBCAPÍTULO IV---------------------------- COMENTARIO DE - (PILAR MERMA MERMA)
ARTICULACIÓN Y COORDINACIÓN
- SUBCAPÍTULO V----------------------------- COMENTARIO DE - (PILAR MERMA MERMA)
RÉGIMEN ECONÓMICO Y LABORAL

 CAPITULO III------------------ COMENTARIO DE - (DEL CASTILLO MERMA, BILL ALAN)…… Pág. 22


CREACIÓN Y LICENCIAMIENTO DE UNIVERSIDADES

 CAPÍTULO IV------------------ COMENTARIO DE - (DEL CASTILLO MERMA, BILL ALAN……. Pág. 23


EVALUACIÓN, ACREDITACION Y CERTIFICACIÓN

 CAPÍTULO V------------------- COMENTARIO DE - (DEL CASTILLO MERMA, BILL ALAN)….... Pág. 24


ORGANIZACIÓN ACADEMICA ------------------------ COMENTARIO DE - (VERÁSTEGUI HUAYNATE, JOSUÉ)

 CAPITULO VI------------------ COMENTARIO DE - (MONTERROSO CASTRO, ADOLFO)…….. Pág.31


INVESTIGACIÓN

 CAPÍTULO VII-----------------COMENTARIO DE -(BERRIO SALAS, IVAN OMAR)……….……… Pág. 34


GOBIERNO DE LA UNIVERSIDAD

 CAPÍTULO VIII---------------- COMENTARIO DE -(GUTIERREZ BENITES, MARLON)………….. Pág. 45


DOCENTES

 CAPÍTULO IX------------------ COMENTARIO DE -(RAMOS FERNÁNDEZ ANDRÉ)………..……. Pág. 56


ESTUDIANTES

7
 CAPÍTULO X---------------------COMENTARIO DE -(RAMOS FERNÁNDEZ ANDRÉ)…………….. Pág. 63
DE LOS GRADUADOS

 CAPÍTULO XI-------------------- COMENTARIO DE -(DANTE HEREDIA)………………………………. Pág. 66


LA UNIVERSIDAD PÚBLICA

 CAPÍTULO XII------------------- COMENTARIO DE -(DANTE HEREDIA)………………………………. Pág. 74


LA UNIVERSIDAD PRIVADA

 CAPÍTULO XIII------------------- COMENTARIO DE -(IZQUIERDO SIFUENTES ALEXANDER)… Pág. 79


RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA

 CAPÍTULO XIV-------------------COMENTARIO DE -(IZQUIERDO SIFUENTES ALEXANDER)… Pág. 80


BIENESTAR UNIVERSITARIO

 CAPÍTULO XV--------------------COMENTARIO DE - (IZQUIERDO SIFUENTES ALEXANDER)… Pág. 83


PERSONAL NO DOCENTE

 CAPÍTULO XVI------------------COMENTARIO DE -(IZQUIERDO SIFUENTES ALEXANDER)…. Pág. 83


DEFENSORIA UNIVERSITARIA

 DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS TRANSITORIAS


 DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS MODIFICATORIAS
 DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS FINALES
 DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS DEROGATORIAS

8
LEY UNIVERSITARIA

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1°.- Objeto de la Ley

La presente ley tiene por objeto normar la creación, funcionamiento, supervisión y cierre de las
universidades. Promueve el mejoramiento continuo de la calidad educativa de las instituciones
universitarias como entes fundamentales del desarrollo nacional, de la investigación y de la cultura.
Asimismo, establece los principios, fines y funciones que rigen el modelo institucional de la
universidad.
El Ministerio de Educación es el ente rector de la política de aseguramiento de la calidad de la
educación superior universitaria.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Es de destacar que el presente artículo impulsa recalcar, quien es el nuevo ente rector que dirige a las
universidades, que fue problema central de la presente ley para su promulgación. Se entiende que las riendas
las toma el poder ejecutivo, donde la creación, funcionamiento, supervisión y cierre de las universidades;
serán siempre influenciadas por dicho poder del Estado, pues este punto funciona como fundamento de
sustento para quienes sostienen, que este artículo mostrando la intervención del Ministerio de Educación,
atenta contra de la autonomía universitaria. Debemos recordar que anteriormente las universidades venían
siendo dirigidas por la Asamblea Nacional de Rectores. Del mismo modo poner énfasis de referir que estas
disposiciones generales vienen a conformar los pilares básicos e importantísimos para la construcción de este
nuevo sistema universitario.

Artículo 2°.- Ámbito de aplicación

La presente ley regula a las universidades bajo cualquier modalidad, sean públicas o privadas,
nacionales o extranjeras, que funcionen en el territorio nacional.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

El artículo presenta lo que se denomina la jurisdicción que tiene la presente ley. Por ende las universidades
que se constituyen en territorio Peruano, están sujetas a la presente nueva ley universitaria. Que comprende
lógicamente los 24 departamentos que constituyen nuestro país.

Artículo 3º.- Definición de la universidad

La universidad es una comunidad académica orientada a la investigación y a la docencia, que brinda


una formación humanista, científica y tecnológica con una clara conciencia de nuestro país como
realidad multicultural. Adopta el concepto de educación como derecho fundamental y servicio
público esencial Está integrada por docentes, estudiantes y graduados. Participan en ella los
representantes de los promotores, de acuerdo a ley.
Las universidades son públicas o privadas. Las primeras son personas jurídicas de derecho público y
las segundas son personas jurídicas de derecho privado.

9
Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

En este artículo están configurados los ejes centrales donde gira toda la comunidad universitaria, se presenta
una definición que abarca varios niveles, de los cuales encontramos que al referirse a la formación
humanística, se desprende que más allá de los criterios académicos, impulsa la formación social, que el
estudiante tenga valores éticos. Al tocar como punto de la cientificidad y tecnología, se refiere al parámetro
general de todas las carreras profesionales, que es un deber guiarse con razón y comprobación. No olvidando
que toda esta formación tiene que estar dirigida a crear conciencia e identidad por nuestro país, que a su vez
está compuesta por varias culturas (la multiculturalidad). La educación como derecho fundamental, esto
concordado con los artículos 13, 14, 15, 16, 17, 18 de nuestra carta magna. De la misma forma encontramos
quienes componen la comunidad universitaria, vemos que son Docentes, estudiantes y graduados, esto que
es rescatado de la anterior ley que tiene una definición similar.

Artículo 4°.- Redes interregionales de universidades

Las universidades públicas y privadas pueden integrarse en redes interregionales, con criterios de
calidad, pertinencia y responsabilidad social, a fin de brindar una formación de calidad, centrada en
la investigación y la formación de profesionales en el nivel de pregrado y post grado.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Uno de los puntos es precisamente que a través de estas redes los estudiantes puedan ser beneficiarios de
becas y convenios de intercambio. Un ejemplo lo claro encontramos en la Red Peruana de Universidades, la
que facilita el intercambio de estudiantes por periodos, con lo que el estudiante adquiere mayores
conocimientos.

Artículo 5°.- Principios

Las universidades se rigen por los siguientes principios:

5.1. Búsqueda y difusión de la verdad.


5.2. Calidad académica.
5.3. Autonomía.
5.4. Libertad de cátedra.
5.5. Espíritu crítico y de investigación.
5.6. Democracia institucional.
5.7. Meritocracia.
5.8. Pluralismo, tolerancia, dialogo intercultural e inclusión.
5.9. Pertinencia y compromiso con el desarrollo del país.
5.10. Afirmación de la vida y dignidad humana.
5.11. Mejoramiento continúo de la calidad académica.
5.12. Creatividad e innovación.
5.13. Internacionalización.
5.14. El interés superior del estudiante.
5.15. Pertinencia de la enseñanza e investigación con la realidad social.
5.16. Rechazo a toda forma de violencia, intolerancia y discriminación.
5.17. Ética pública y profesional.
Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Es menester que estos principios sean realmente entendidos en sus dimensiones más razonables, pues
encontramos en la realidad que estos son utilizados de forma oportunista, solo cuando convienen o cuando
son de interés para determinadas personas. Esta concepción tiene que cambiar, por ende los principios

10
mencionados en esta ley, conjuntamente con otros también reconocidos por nuestra Constitución, tienen que
ser respetados por toda la comunidad universitaria, desde docentes hasta estudiantes. Precisando respecto
al artículo, todos estos principios están ceñidos a los derechos fundamentales y adecuados para el desarrollo
pleno del sistema universitario.

Artículo 6°.- Fines de la Universidad

La universidad tiene los siguientes fines:


6.1. Preservar, acrecentar y transmitir de modo permanente, la herencia científica, tecnológica,
cultural y artística de la humanidad.
6.2. Formar profesionales de alta calidad de manera integral y con pleno sentido de responsabilidad
social de acuerdo a las necesidades del país.
6.3. Proyectar a la comunidad sus acciones y servicios para promover su cambio y desarrollo.
6.4. Colaborar de modo eficaz en la afirmación de la democracia, el estado de derecho y la inclusión
social.
6.5. Realizar y promover la investigación científica, tecnológica y humanística la creación intelectual y
artística.
6.6. Difundir el conocimiento universal en beneficio de la humanidad.
6.7. Afirmar y transmitir las diversas identidades culturales del país.
6.8. Promover el desarrollo humano y sostenible en el ámbito local, regional, nacional y mundial.
6.9. Servir a la comunidad y al desarrollo integral.
6.10. Formar personas libres en una sociedad libre.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Las universidades como entes de educación y según su naturaleza de creación tienen fines que surgen de
forma inmediata. Entre ellos encontramos dos fundamentales “brindar conocimiento” y “formar personas con
criterio de valor y cientificidad”, de esto se desprende fines mediatos, que son los que encontramos referidos
en esta ley. Son fines desarrollados para una mejor guía y que responden a una necesidad de la persona y de
la sociedad.

Artículo 7°.- Funciones de la Universidad

Son funciones de la universidad:

7.1. Formación profesional.


7.2. Investigación.
7.3. Extensión cultural y la proyección social.
7.4. Educación continúa.
7.5. Contribuir al desarrollo humano
7.6. Las demás que le señala la Constitución Política del Perú, la ley, su estatuto y normas conexas.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Las funciones de la universidad que están ajustadas a un deber ser y un deber hacer, que estas determinan
específicamente la operatividad de la universidad, bajo criterios de hacer prevalecer el correcto
funcionamiento de estas entidades.

11
Artículo 8°.- Autonomía universitaria

El Estado reconoce la autonomía universitaria. La autonomía inherente a las universidades se ejerce


de conformidad con lo establecido en la Constitución, la presente Ley y demás normativas aplicables.
Esta autonomía se manifiesta en los siguientes regímenes:

8.1. Normativo, implica la potestad autodeterminativa para la creación de normas internas (estatuto
y reglamentos) destinadas a regular la institución universitaria.
8.2. De gobierno, implica la potestad autodeterminativa para estructurar, organizar y conducir la
institución universitaria, con atención a su naturaleza, características y necesidades. Es formalmente
dependiente del régimen normativo.
8.3. Académico, implica la potestad autodeterminativa para fijar el marco del proceso de enseñanza-
aprendizaje dentro de la institución universitaria. Supone el señalamiento de los planes de estudios,
programas de investigación, formas de ingreso y egreso de la institución, etc. Es formalmente
dependiente del régimen normativo y es la expresión más acabada de la razón de ser de la actividad
universitaria.
8.4. Administrativo, implica la potestad autodeterminativa para establecer los principios, técnicas y
prácticas de sistemas de gestión, tendientes a facilitar la consecución de los fines de la institución
universitaria, incluyendo la organización y administración del escalafón de su personal docente y
administrativo.
8.5. Económico, implica la potestad autodeterminativa para administrar y disponer del patrimonio
institucional; así como para fijar los criterios de generación y aplicación de los recursos.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Encontramos en el presente artículo el fundamento mediático del problema que se tuvo para la aprobación y
promulgación de la presente ley. Se desprende el plano normativo de forma similar, siempre se faculto a las
universidades que realicen su propio estatuto, que rige según parámetros de la presente ley, buscando que se
adjunten al referido, las necesidades propias o aspectos específicos que tenga la universidad. En el ámbito
de los órganos de gobierno existe cambio, pero no hay cambio en la forma de gobierno que muestra el
referido artículo, que implica la conducción y estructuración de toda la universidad como se venía realizando.
Así mismo aun las universidades siguen fijando el marco de proceso de enseñanza, también se sigue los
mismos lineamientos en el plano administrativo y económico.

Artículo 9º.- Responsabilidad de las autoridades

Las autoridades de la institución universitaria pública son responsables por el uso de los recursos de
la institución, sin perjuicio de la responsabilidad civil, penal o administrativa correspondiente.
Cualquier miembro de la comunidad universitaria debe denunciar ante la Superintendencia Nacional
de Educación Superior Universitaria - SUNEDU, la comisión de actos que constituyan indicios
razonables de la existencia de infracciones a la presente ley.
La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria -SUNEDU, de oficio o a pedido de
parte, emite recomendaciones para el mejor cumplimiento de las disposiciones previstas en esta Ley
y otras normas reglamentarias, en el marco de su ámbito de competencia. Dichas recomendaciones
pueden servir de base para la determinación de las responsabilidades pertinentes.

12
Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Los recursos son una parte fundamental, su correcta administración conduce al buen funcionamiento del
sistema, es por consiguiente responsabilidad de todo aquel de la comunidad universitaria la denuncia de
cualquier acto que menoscabe o afecte los recursos de la universidad. Este artículo hace un llamado acertado
a las autoridades de tener probidad y buena fe en realizar las funciones de gestión.

Artículo 10º.- Garantías para el ejercicio de la autonomía universitaria

El ejercicio de la autonomía en la educación universitaria se rige por las siguientes reglas:

10.1. Son nulos y carecen de validez los acuerdos que las autoridades y los órganos de gobierno
colegiados adopten sometidos a actos de violencia física o moral.
10.2. Los locales universitarios son utilizados exclusivamente, para el cumplimiento de sus fines y
dependen de la respectiva autoridad universitaria. Son inviolables. Su vulneración acarrea
responsabilidad de acuerdo a ley.
10.3. La Policía Nacional y el Ministerio Público sólo puede ingresar al campus universitario por
mandato judicial o a petición del Rector, debiendo este último dar cuenta al Consejo Universitario o
el que haga sus veces, salvo cuando se haya declarado el estado de emergencia, se produzca un
delito flagrante o haya peligro inminente de su perpetración. En estos casos, el accionar de la fuerza
pública no compromete ni recorta la autonomía universitaria.
10.4. Cuando las autoridades universitarias tomen conocimiento de la presunta comisión de un
delito, dan cuenta al Ministerio Público, para el inicio de las investigaciones a que hubiere lugar.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Al tener presente de forma inherente la autonomía universitaria, nos encontramos frente a garantías que
hacen prevalecer o que protegen este derecho. De tal forma conforme a los derechos humanos los actos de
violencia mediante el cual se aprueben los acuerdos, son nulos o inválidos. Los locales según los fines que
comentamos en precedente tienen que cumplir la función asignada por naturaleza. La policía nacional y el
ministerio público deben respeto a esta autonomía, por tanto también están impedidos de ingresar a los
claustros universitarios, con excepciones que están expresas.

Artículo 11°.- Transparencia de las universidades

Las universidades públicas y privadas tienen la obligación de publicar en sus portales electrónicos, en
forma permanente y actualizada, como mínimo, la información correspondiente a:

11.1. El Estatuto, el Texto Único de Procedimientos Administrativos-TUPA, el Plan Estratégico


Institucional y el reglamento de la universidad.
11.2. Las actas aprobadas en las sesiones de Consejo de Facultad, Consejo Universitario y de
Asamblea Universitaria.
11.3. Los Estados Financieros de la universidad, el presupuesto institucional modificado en el caso de
las universidades públicas, la actualización de la ejecución presupuestal y balances.
11.4. Relación y número de becas y créditos educativos disponibles y otorgados en el año en curso.
11.5. Inversiones, reinversiones, donaciones, obras de infraestructura, recursos de diversa fuente,
entre otros.
11.6. Proyectos de investigación y los gastos que genere.
11.7. Relación de pagos exigidos a los alumnos por toda índole, según corresponda.
11.8. Número de alumnos por facultades y programas de estudio.
11.9. Conformación del cuerpo docente, indicando clase, categoría y hoja de vida.

13
11.10. El número de postulantes, ingresantes, matriculados y egresados por año y carrera.

Las remuneraciones, bonificaciones y demás estímulos que se pagan a las autoridades y docentes en
cada categoría, por todo concepto, son publicadas de acuerdo a la normativa aplicable.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

El Estado como política tiene a la publicidad, información y transparencia. Por consiguiente al ser
instituciones con protección estatal, están obligadas a brindar la información de manera pública a todos que la
requieran, mediante módulos, oficinas o como la ley refiere por páginas web. Con fin de eficacia se hace de
forma virtual o electrónica, pero tenemos que criticar que varias páginas de dichas instituciones no se
encuentran actualizadas en su totalidad.

CAPITULO II

LA SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSITARIA (SUNEDU)

SUBCAPÍTULO I

DE LA SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSITARIA (SUNEDU)

Artículo 12°.- Creación

Créase la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria-SUNEDU como Organismo


Público Técnico Especializado adscrito al Ministerio de Educación, con autonomía técnica, funcional,
económica, presupuestal y administrativa, para el ejercicio de sus funciones. Tiene naturaleza
jurídica de derecho público interno y constituye Pliego Presupuestal. Tiene domicilio y sede principal
en la ciudad de Lima y ejerce su jurisdicción a nivel nacional, con su correspondiente estructura
orgánica.

Comentario al sub capítulo, en la parte final del mismo.

Artículo 13.- Finalidad

La SUNEDU es responsable del licenciamiento para el servicio educativo superior universitario,


entendiéndose el licenciamiento como el procedimiento que tiene como objetivo verificar el
cumplimiento de condiciones básicas de calidad para ofrecer el servicio educativo superior
universitario y autorizar su funcionamiento.
La SUNEDU es también responsable, en el marco de su competencia, de supervisar la calidad del
servicio educativo universitario, incluyendo el servicio brindado por entidades o instituciones que por
normativa específica se encuentren facultadas a otorgar grados y títulos equivalentes a los otorgados
por las universidades; así como de fiscalizar si los recursos públicos y los beneficios otorgados por el
marco legal a las universidades, han sido destinados a fines educativos y al mejoramiento de la
calidad.
La SUNEDU ejerce sus funciones de acuerdo a la normativa aplicable y en coordinación con los
organismos competentes en materia tributaria, de propiedad y competencia, de control, de defensa
civil, de protección y defensa del consumidor, entre otros.
La autorización otorgada mediante el licenciamiento por la SUNEDU es temporal y renovable y
tendrá una vigencia mínima de 06 (seis) años.

Comentario al sub capítulo, en la parte final del mismo.

14
Artículo 14°.- Ámbito de competencia

La SUNEDU ejecuta sus funciones en el ámbito nacional, público y privado, de acuerdo a su finalidad
y conforme a las políticas y planes nacionales y sectoriales aplicables y a los lineamientos del
Ministerio de Educación.

Comentario al sub capítulo, en la parte final del mismo.

Artículo 15°.- Funciones Generales de la SUNEDU

La SUNEDU tiene las siguientes funciones:

15.1. Aprobar o denegar las solicitudes de licenciamiento de universidades, filiales, facultades,


escuelas y programas de estudios conducentes a grado académico, de conformidad con la presente
Ley y la normativa aplicable.
15.2. Determinar las infracciones e imponer las sanciones que correspondan en el ámbito de su
competencia, conforme a lo dispuesto por el artículo 21 de la presente ley.
15.3. Emitir opinión respecto al cambio de denominación de las universidades a solicitud de su
máximo órgano de gobierno, con excepción de aquellas creadas por Ley.
15.4. Supervisar en el ámbito de su competencia la calidad de la prestación del servicio educativo,
considerando la normativa establecida respecto a la materia.
15.5./ Normar y supervisar las condiciones básicas de calidad exigibles para el funcionamiento de las
universidades, filiales, facultades, escuelas y programas de estudios conducentes a grado académico,
así como revisarlas y mejorarlas periódicamente.
15.6. Supervisar el cumplimiento de los requisitos mínimos exigibles para el otorgamiento de grados
y títulos de rango universitario en el marco de las condiciones establecidas por ley.
15.7. Fiscalizar si los recursos públicos, la reinversión de excedentes y los beneficios otorgados por el
marco legal a las universidades han sido destinados a fines educativos, en el marco de las normas
vigentes sobre la materia y en coordinación con los organismos competentes, con el objetivo de
mejorar la calidad.
15.8. Proponer al Ministerio de Educación, las políticas y lineamientos técnicos en el ámbito de su
competencia.
15.9. Administrar el Registro Nacional de Grados y Títulos.
15.10. Supervisar que ninguna universidad tenga en su plana docente o administrativa a personas
impedidas conforme al marco legal vigente.
15.11. Aprobar sus documentos de gestión.
15.12. Exigir coactivamente el pago de sus acreencias o el cumplimiento de las obligaciones que
correspondan.
15.13. Establecer los criterios técnicos para la convalidación y/o revalidación de estudios, grados y
títulos obtenidos en otros países.
15.14. Publicar un informe anual sobre el uso de los beneficios otorgados por la legislación vigente a
las universidades.
15.15. Publicar un informe bienal sobre la realidad universitaria del país, el mismo que incluye
ranking universitario, respecto del número de publicaciones indexadas, entre otros indicadores.
15.16. Organizar y administrar estadística de la oferta educativa de nivel superior universitario bajo
su competencia y hacerla pública.
15.17. Otras que le sean otorgadas por Ley o que sean desarrolladas por su Reglamento de
Organización y Funciones.

15
En los casos que establezca su Reglamento de Organización y Funciones, la SUNEDU puede contratar
los servicios necesarios para el mejor cumplimiento de las funciones antes señaladas.

Comentario Del Castillo Andia, Luis John

Este es el nombre que la ley le asigna a una entidad que supervisará la calidad de la educación, fiscalizará el
uso de los recursos de las universidades y será la encargada de autorizar o denegar la creación de nuevas en
el país.
Se trata de un organismo autónomo que reemplazará en funciones a la Asamblea Nacional de
Rectores (ANR) y será responsable de velar por la calidad de la educación universitaria, estableciendo
condiciones básicas para la oferta de carreras públicas y privadas.
La nueva institución será responsable de establecer los estándares básicos de calidad que deberán cumplir
las universidades peruanas, así como otorgar licencias de funcionamiento a las casas de estudios que se
amolden a las condiciones estipuladas. Además, entre sus funciones también se encuentra fiscalizar que los
recursos públicos otorgados sean destinados al fin educativo.

Entre los requisitos para obtener la licencia, las universidades deberán tener objetivos académicos
establecidos (grados y títulos, así como planes de estudio), previsión económica financiera, infraestructura y
equipamiento adecuado, así como un mínimo del 25% de los docentes contratados a tiempo completo, entre
otros requisitos.
La ley recupera la idea de que las universidades son un espacio de conocimiento, de investigación.,
aparentemente, pero en la práctica habrá que estar a la expectativa de los resultados, todo cambio trae como
consecuencia un proceso aplicación a la realidad y los resultados los evaluaremos con el tiempo.

SUBCAPÍTULO II

ORGANIZACIÓN DE LA SUNEDU

Artículo 16°.- Estructura orgánica.

La SUNEDU, para el cumplimiento de sus funciones, cuenta con la estructura orgánica básica
siguiente:

16.1 Alta Dirección: Consejo Directivo, Superintendente y Secretario General.


16.2 Órganos de administración interna.
16.3 Órganos de línea.

La SUNEDU cuenta, además, con una Procuraduría Pública y una Oficina de Ejecución Coactiva. La
estructura detallada de su organización y funciones se establece en el respectivo Reglamento de
Organización y Funciones, en el marco de la normatividad vigente.

Artículo 17°.- Consejo Directivo

17.1.- El Consejo Directivo es el órgano máximo y de mayor jerarquía de la SUNEDU. Es responsable


de aprobar políticas institucionales y de asegurar la marcha adecuada de la entidad. Está conformado
de la siguiente manera:
17.1.1. El Superintendente de la SUNEDU, quien lo presidirá.
17.1.2. Un representante del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.
17.1.3. Cinco (05) miembros seleccionados mediante concurso público. Dos serán docentes
provenientes de universidades públicas y uno de universidad privada. En estos casos cumplirán con

16
lo señalado en el punto17.2.1. Los otros dos seleccionados serán personalidades que cumplan con lo
señalado en los puntos 17.2.2 o 17.2.3.
Los miembros del Consejo Directivo, con excepción del Superintendente, perciben dietas por las
sesiones en que participan, aprobadas de conformidad con lo dispuesto en el Texto Único Ordenado
de la Ley N° 28411, Ley General del Sistema Nacional de Presupuesto.
Los ciudadanos seleccionados son designados por un período de cinco (5) años, en la forma prevista
en el Reglamento de Organización y Funciones, con opinión favorable del Consejo Nacional de
Educación, aprobada por mayoría simple para cada ciudadano. Todos los miembros del Consejo
Directivo son designados mediante resolución suprema refrendada por el Ministro de Educación.
17.2.- Los ciudadanos seleccionados mediante concurso público, deberán cumplir con alguno de los
siguientes requisitos:
17.2.1. Contar con el grado académico de Doctor, habiéndolo obtenido con estudios presenciales y
un mínimo de 10 (diez) años como Docente Principal, ó
17.2.2. Contar con el grado académico de Doctor, habiéndolo obtenido con estudios presenciales y
un mínimo de 10 (diez) años de experiencia en el campo de la investigación y el desarrollo de las
ciencias y el conocimiento, con investigaciones y publicaciones en revistas científicas indexadas, ó
17.2.3. Contar con el grado académico de Doctor o Maestro habiéndolo obtenido con estudios
presenciales y haber desempeñado cargos de gestión en el ámbito público o privado o en el ámbito
educativo, por un período mínimo de 10 (diez) años.
Los ciudadanos seleccionados no pueden ser reelegidos de manera inmediata.
El concurso para la selección de miembros del Consejo Directivo de la SUNEDU otorga el puntaje
máximo en la etapa correspondiente, a los candidatos que hayan obtenido el grado de doctor, a
tiempo completo y dedicación exclusiva.
En ningún caso se podrá seleccionar a los cinco ciudadanos integrantes del Consejo Directivo bajo el
mismo requisito.
Los ciudadanos seleccionados se encuentran sujetos a lo dispuesto por el Código de Ética de la
Función Pública.
17.3.- Los miembros del Consejo Directivo, no pueden ser personas que:
17.3.1 Sean titulares de acciones o participaciones en universidades o sus empresas vinculadas o en
otras personas jurídicas relacionadas a las actividades o materias reguladas por la SUNEDU, ni que lo
sean sus cónyuges o parientes hasta el tercer grado de consanguinidad y segundo de afinidad. En
caso de haberlo sido, deberán haber cesado en dicha actividad al menos un año antes de asumir el
cargo.
17.3.2 Sean autoridades, directores, representantes legales o apoderados, asesores o consultores
permanentes de universidades o personas jurídicas vinculadas a éstas. En caso de haberlo sido,
deberán haber cesado en dicha actividad al menos un año antes de asumir el cargo. Haber sido
usuario de las referidas entidades no resulta causal de inhabilitación.
El representante del CONCYTEC es designado por el mismo período que el Superintendente,
pudiendo ser renovada su designación por un período adicional.
Todos los miembros del Consejo Directivo deben ser personas de reconocido prestigio y de conducta
intachable públicamente reconocida.

Artículo 18.- Causales de vacancia

Son causales de vacancia del cargo de miembro del Consejo Directivo, las siguientes:

18.1. Fallecimiento.
18.2. Incapacidad permanente.
18.3. Renuncia aceptada.
18.4. Impedimento legal sobreviniente a la designación.
18.5. Remoción en caso de falta grave debidamente comprobada, conforme a lo dispuesto en los
documentos de gestión de la SUNEDU.
18.6. Inasistencia injustificada a tres (03) sesiones consecutivas o cinco (05) no consecutivas del
Consejo Directivo en el período de seis (06) meses, salvo licencia autorizada.

17
Artículo 19°.- Funciones del Consejo Directivo.

Las funciones del Consejo Directivo son las siguientes:

19.1. Proponer la política y lineamientos técnicos en el ámbito de su competencia.


19.2. Aprobar los planes, políticas, estrategias institucionales y las condiciones básicas de calidad; en
concordancia con las políticas y lineamientos técnicos que apruebe el Ministerio de Educación.
19.3. Aprobar, denegar, suspender o cancelar las licencias para el funcionamiento del servicio de
educación superior universitaria bajo su competencia.
19.4. Aprobar, cuando corresponda, sus documentos de gestión
19.5. Velar por el cumplimiento de los objetivos y metas de la SUNEDU.
19.6. Aprobar el presupuesto institucional.
19.7. Evaluar el desempeño y resultados de gestión de la SUNEDU.
19.8. Otras funciones que desarrolle su Reglamento de Organización y Funciones.
El Consejo Directivo constituye la única instancia administrativa en los casos que sean sometidos a su
conocimiento. Las resoluciones que expida son precedentes de observancia obligatoria en los casos
que interprete de modo expreso y con carácter general, el sentido de la normativa bajo su
competencia.

Comentario general del art. 16 al 19. Del Castillo Andia, Luis John

En forma muy somera en los artículos de la ley se hace referencia a la creación de filiales. Rectores de
universidades como prestigiosas se han quejado de que no puedan llevar su oferta académica fuera de Lima,
a pesar que su calidad académica esté por encima del promedio, como mencionan.
Es que en los últimos años la proliferación de filiales en el interior del país sin ningún filtro lo convirtió en un
tema bastante complejo. Los legisladores explicaron que el Sunedu verá en su momento volver a autorizar,
aunque con profundo análisis, esto viene trayendo en consecuencia la masificación de profesionales en
determinadas carreras sin ver el requerimiento de nuestra sociedad

Artículo 20°.- Superintendente de la SUNEDU

El Superintendente de la SUNEDU es la máxima autoridad ejecutiva de la entidad y titular del pliego


presupuestal. Es designado mediante Resolución Suprema a propuesta del Ministro de Educación por
un período de tres años, pudiendo ser renovada su designación por un período adicional. El
Superintendente continúa en el ejercicio del cargo mientras no se designe a su sucesor. El ejercicio
del cargo es remunerado y a tiempo completo.

20.1 Para ser designado Superintendente se requiere:


20.1.1. Ser peruano y ciudadano en ejercicio.
20.1.2. Tener el grado académico de Doctor, habiéndolo obtenido con estudios presenciales y contar
con no menos de diez años de experiencia profesional.
20.1.3. Acreditar no menos de cinco años de experiencia en un cargo de gestión ejecutiva pública o
privada.
20.1.4. No tener inhabilitación vigente para contratar con el Estado ni para el ejercicio de la función
pública en el momento de ser postulado para el cargo, incluyendo las incompatibilidades que señala
esta ley para los miembros del Consejo Directivo.
20.1.5. Gozar de conducta intachable públicamente reconocida.
20.2. Son funciones del Superintendente de la SUNEDU las siguientes:
20.2.1. Representar a la Superintendencia.
20.2.2. Ejecutar las políticas y realizar las acciones necesarias para la correcta aplicación de los
lineamientos técnicos aplicables al servicio en materia de educación superior universitaria que
resulten de su competencia.
20.2.3. Aprobar las normas de regulación del funcionamiento interno de la entidad.
20.2.4. Cumplir y hacer cumplir los acuerdos del Consejo Directivo, emitiendo las Resoluciones de
Superintendencia correspondientes.

18
20.2.5. Designar y remover a los Jefes de los órganos de línea y de administración interna de la
SUNEDU.
20.2.6. Otras funciones que desarrolle su Reglamento de Organización y Funciones.

Comentario Del Castillo Andia, Luis John

Siete serán los integrantes del consejo directivo, de los cuales cinco serán elegidos por concurso público
nacional, mientras que uno representará al Ministerio de Educación y otro al Concytec.

El Ministerio de Educación será encargado de convocar el concurso público para la elección de los otros cinco
integrantes del consejo. Sin embargo, de estos cinco, dos provendrán de las universidades nacionales y uno
de las privadas.

En tanto, el Consejo Nacional de la Educación (CNE) será la institución que evalúe a estos candidatos,
incluidos a los dos puestos restantes.

SUBCAPÍTULO III

RÉGIMEN SANCIONADOR

Artículo 21°.- Infracciones y sanciones

Constituyen infracciones pasibles de sanción las acciones u omisiones que infrinjan las normas sobre
(i) el licenciamiento, (ii) uso educativo de los recursos públicos y/o beneficios otorgados por el marco
legal a las universidades, (iii) condiciones básicas de calidad para ofrecer el servicio educativo
universitario o servicio educativo conducente al otorgamiento de grados y títulos equivalentes a los
otorgados por las universidades; así como las obligaciones establecidas en la presente ley y en su
reglamento de infracciones y sanciones. Las infracciones serán clasificadas como leves, graves y muy
graves.

La SUNEDU, en función a la gravedad de las infracciones, podrá imponer las siguientes sanciones:

a) Infracciones leves: multa


b) Infracciones graves: multa y/o suspensión de la licencia de funcionamiento.
c) Infracciones muy graves: multa y/o cancelación de la licencia de funcionamiento.
La tipificación de las infracciones, así como la cuantía y la graduación de las sanciones se
establecerán en el Reglamento de Infracciones y Sanciones, el cual será aprobado mediante Decreto
Supremo refrendado por el Ministro de Educación.

Comentario Merma Merma, Pilar

El procedimiento sancionador conforme a la ley es la vía administrativa estará conformado de acuerdo al


reglamento de infracciones y sanciones por las instancias que cuentan con autonomía técnica:
1.- Realiza las investigaciones, propone las infracciones y sanciones, el órgano autónomo sancionador que
impone o desestima las sanciones propuestas.
2.- Responsabilidades Administrativas, resuelve en última instancia las apelaciones presentadas por la
Universidades Públicas y privadas.
Porque previamente a una sanción esta deberá estar establecida por el principio de legalidad, porque cuando
no está establecida previamente se cometería abuso de autoridad.
La responsabilidad administrativa funcional es independiente de las responsabilidades penales o civiles que
pudieran establecerse por los mismos hechos, en tanto los bienes jurídicos o intereses protegidos son
diferentes, en la vía administrativa estará a cargo de la entidad creada por esta Ley, y se diferencias de las

19
responsabilidades de carácter civil o penal, de acuerdo a la Ley 27444, la responsabilidad administrativa es
distinta de la judicial.
Faltas graves o muy graves de los funcionarios y servidores públicos que vulneran el ordenamiento jurídico
administrativo y las normas internas de la entidad a la que pertenecen, esto deberá estar descrito previamente
por ese principio predictibilidad.
Incumplir las disposiciones legales de las entidades para el buen desarrollo de sus actividades así como las
disposiciones internas.
Infracción grave de los principios, deberes y prohibiciones señalados en las normas de ética y neutralidad de
la función pública mediante una acción u omisión, esto cuando existe dolo o culpa en la conducta infractora
del funcionario o servidor público.
Realizar algún acto persiguiendo un fin prohibido por ley o por reglamento.
Actuar en forma negligente en el desempeño de las funciones o con fines distintos al interés público mediante
una acción u omisión, esto generalmente tiene un carácter disuasivo, pero la norma deberá ser difundida en
eventos por parte de las universidades por que el desconocimiento muchas veces hace que los funcionarios
cometan acciones contrarias a la ley.

SUBCAPÍTULO IV

ARTICULACIÓN Y COORDINACIÓN

Artículo 22°.- Carácter de autoridad central.

La SUNEDU es la autoridad central de la supervisión de la calidad bajo el ámbito de su competencia,


incluyendo el licenciamiento y supervisión de las condiciones del servicio educativo de nivel superior
universitario, en razón de lo cual dicta normas y establece procedimientos para asegurar el
cumplimiento de las políticas públicas del Sector Educación en materia de su competencia.

Comentario Merma Merma, Pilar

Evaluar en forma permanente y durante el tiempo autorizado a las Universidades Publicas y privadas sobre la
calidad de educación que brindan de acuerdo a sus funciones y atribuciones, revocar la autorización o dejar
sin efecto la resolución.

Artículo 23°.- Mecanismos de articulación y coordinación.

La SUNEDU establece mecanismos de articulación y coordinación intersectorial con otras entidades


del Poder Ejecutivo e intergubernamental con gobiernos regionales y gobiernos locales, con la
finalidad de:

23.1. Coordinar la ejecución de las funciones bajo su competencia.


23.2. Implementar mecanismos de seguimiento, supervisión, evaluación y monitoreo, así como
indicadores de gestión para la mejora continua.
23.3. Celebrar convenios interinstitucionales de asistencia técnica y ejecutar acciones de cooperación
y colaboración mutua.
Comentario Merma Merma, Pilar

Esta coordinación en la actualidad no se da la universidad se encuentra enclaustrada con el pretexto de


autonomía, pero vemos que es necesario coordinar acciones con las distintas entidades estatales, como
gobiernos Regionales, Municipales, el mismo ejecutivo, porque en la actualidad no le da esa facultad a los
Municipios la ley Nro. 27972, solo se limita a decir que los gobiernos locales apoyaran la educación inicial y
primaria, secundaria, pero no universitaria, existiendo esta norma da un instrumento legal para coordinar con
las municipalidades.

20
SUBCAPÍTULO V

RÉGIMEN ECONÓMICO Y LABORAL

Artículo 24°.- Régimen laboral

Los servidores de la SUNEDU están sujetos al régimen laboral de la Ley N° 30057, Ley del Servicio
Civil.

Comentario Merma Merma, Pilar

Con esta Ley del servicio civil, se propende a que los funcionarios se capaciten permanentemente, y se
mejora la calidad en la atención y se tengan que evaluar los resultados, porque actualmente con la Ley D.
Leg. 276, y su reglamento los funcionarios públicos son los intocables porque ellos no tratan de mejorar la
atención no optimizan los recursos y a nivel del país la administración pública peca de burocratismo y trabas y
generalmente de maltrato al usuario al administrado, lo cual cambiara con esta aplicación de la ley del servicio
civil en cuanto a los funcionarios del SUNEDU.
REGIMEN ECONOMICO:
Las partidas presupuestales para cada año fiscal, debe cumplirse para las que han sido programadas en
caso de incumplimiento se aplicaran las sanciones, infracciones u otros conceptos.
En las entidades públicas muchas veces no llega a gastarse el presupuesto porque existen una serie de
demoras y lo cual trae perjuicio por lo que con esta norma expresa debe cumplirse con gastar las partidas
presupuestales, para lo que estaba programado.

RÉGIMEN LABORAL:
La oficina de recursos humanos de las entidades públicas es responsable de la gestión, y la relación laboral,
en el servicio civil termina con la conclusión del vínculo que une a la entidad con el servidor Civil i se sujeta a
las causales previstas en la Ley 30057

Artículo 25°.- Recursos de la SUNEDU

Son recursos de la SUNEDU los siguientes:


25.1. Los montos que le asignen en la Ley de Presupuesto del Sector Público de cada año fiscal.
25.2. Los ingresos que recaude en el marco del ejercicio de sus funciones.
25.3. Los provenientes de donaciones y de la cooperación técnica internacional no reembolsable, de
conformidad con la normativa vigente.
Los demás recursos que le sean asignados.
Comentario Merma Merma, Pilar

Estos recursos con que cuente la SUNEDU, serán asignadas de acuerdo al presupuesto del sector público
de cada año, destinadas, con esta norma se le da autonomía económica para que ellos tengan recursos y
tengan que alcanzar su presupuesto, también les crea sus propios recursos, eso es bueno para asi consolidar
la independencia de este organismo como por ejemplo los Conceptos de acuerdo al TUPA de SUNEDU y las
donaciones que pudieran existir ya sea del sector privado, público i/o Internacionales. Con estos ingresos
contara la SUNEDU para cada año fiscal, determinando de esa manera el presupuesto Institucional.

21
CAPITULO III

CREACIÓN Y LICENCIAMIENTO DE UNIVERSIDADES

Artículo 26°. Creación de universidades

Las universidades públicas se crean mediante Ley y las universidades privadas se constituyen por
iniciativa de sus promotores.
Los proyectos de Ley de creación de universidades públicas, deben contar con opinión previa
favorable del Ministerio de Economía y Finanzas para su aprobación.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

En este artículo, muestra como nacen las universidades en el Perú, las instituciones públicas siempre están
creadas por norma y las universidades privadas por el derecho a la libre iniciativa privada, esto concordado
con el artículo 58 del título - régimen económico de la constitución. Según nuestro pensar, es que al momento
de crearse las universidades públicas no solo tengan la opinión favorable del Ministerio de Economía y
Finanzas, sino que también de otro tipo de instituciones de supervisión y viabilidad. Del mismo modo creemos
que estas opiniones de supervisión deben alcanzar a las universidades privadas y que no solo sean para
universidades públicas,

Artículo 27.- Requisitos para la creación de universidades.

Los requisitos básicos que se deben contemplar en los instrumentos de planeamiento para la
creación de una institución universitaria, en cualquiera de los niveles, son los siguientes:
27.1. Garantizar la conveniencia y pertinencia con las políticas nacionales y regionales de educación
universitaria;
27.2. Vincular la oferta educativa propuesta a la demanda laboral.
27.3. Demostrar disponibilidad de recursos humanos y económicos, para el inicio y sostenibilidad de
las actividades proyectadas, que le sean exigibles de acuerdo a su naturaleza.
Estos requisitos también son verificados en el proceso de licenciamiento de las universidades,
conjuntamente con las condiciones básicas que establezca la SUNEDU, de conformidad al artículo
siguiente.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Los presupuestos que se presentan como requisitos responden a necesidades de varios factores, entre uno
de ellos encontramos “El lugar” donde se creara la nueva universidad, porque a esto se presenta la
vinculación de la conveniencia de la política de educación, la oferta educativa y la propuesta a la demanda
laboral. Es de entender que conjuntamente con el proyecto de creación, se encuentran las condiciones
favorables de índole económico, que viene señalando el artículo.

Artículo 28°. Licenciamiento de universidades

Las condiciones básicas que establezca la SUNEDU para el licenciamiento, están referidas como
mínimo a los siguientes aspectos:

28.1 La existencia de objetivos académicos; grados y títulos a otorgar y planes de estudio


correspondientes.
28.2 Previsión económica y financiera de la universidad a crearse compatible con los fines
propuestos en sus instrumentos de planeamiento.
28.3 Infraestructura y Equipamiento adecuados al cumplimiento de sus funciones (bibliotecas,
laboratorios, entre otros).
28.4 Líneas de investigación a ser desarrolladas.

22
28.5 Verificación de la disponibilidad de personal docente calificado con no menos del 25% de
docentes a tiempo completo.
28.6 Verificación de los servicios educacionales complementarios básicos (servicio médico, social,
psicopedagógico, deportivo, entre otros).
28.7 Existencia de mecanismos de mediación e inserción laboral (bolsa de trabajo u otros).

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Estos requisitos mencionados en el artículo, son parte del proceso de acreditación que tienen que pasar las
universidades, se tiene que cumplir para tener un buen estándar de calidad en la educación, son condiciones
básicas las referidas, porque con estas se desarrolla de forma correcta la comunidad universitaria en general,
apreciamos que se encuentran de forma ordenada, los denominados caracteres académicos, aspecto
económico, infraestructura de la institución, el plano de la investigación, personal calificado, servicios
complementarios y las oportunidades laborales.

Artículo 29.- Comisión Organizadora

Aprobada la ley de creación de una universidad pública, el Ministerio de Educación - MINEDU,


constituye una Comisión Organizadora integrada por tres (3) académicos de reconocido prestigio,
que cumplan los mismos requisitos para ser Rector, y como mínimo un (1) miembro en la
especialidad que ofrece la universidad.
Esta Comisión tiene a su cargo la aprobación del estatuto, reglamentos y documentos de gestión
académica y administrativa de la universidad, formulados en los instrumentos de planeamiento, así
como su conducción y dirección hasta que se constituyan los órganos de gobierno que, de acuerdo a
la presente ley, le correspondan.
El proceso de constitución de una universidad concluye con la designación de sus autoridades,
dentro de los plazos establecidos por el Ministerio de Educación - MINEDU.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

El referido artículo en mención, es de naturaleza de implantación de la nueva ley universitaria, presenta la


formación de la comisión organizadora la que tiene bajo su mando, la aprobación de la normatividad
tradicional que constituyen lineamientos internos de las universidades, es el caso del estatuto. Es de señalar
que el artículo es reiterativo en cuanto a los plazos, por razones de no dejar duda o vacíos en la presente ley.

CAPÍTULO IV

EVALUACIÓN, ACREDITACION Y CERTIFICACIÓN

Artículo 30°.- Evaluación e incentivo a la calidad educativa

El proceso de acreditación de la calidad educativa en el ámbito universitario, es voluntario, se


establecen en la ley respectiva y se desarrollan a través de normas y procedimientos estructurados e
integrados funcionalmente. Los criterios y estándares que se determinen para su cumplimiento,
tiene como objetivo mejorar la calidad en el servicio educativo.
Excepcionalmente, la acreditación de la calidad de algunas carreras será obligatoria por disposición
legal expresa.
El crédito tributario por reinversión y otros beneficios e incentivos que se establezcan, se otorgan en
mérito al cumplimiento del Proceso de Acreditación, de acuerdo a la normativa aplicable.
La existencia de Institutos de Investigación en las universidades se considera un criterio favorable
para el proceso de acreditación de su calidad.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

23
En este dispositivo encontramos que la acreditación en el ámbito universitario, es de carácter voluntario y con
excepción de algunas carreras que la acreditación es obligatoria, caso la carrera profesional de Derecho y
Medicina. Consideramos que la acreditación tiene que tener modalidades por carrera y que la referida tenga
que ser obligatoria para todas las carreras. La educación universitaria del país, en muchas universidades es
de pésima calidad, cosa que esperamos que con la nueva ley universitaria cambie y que se fiscalice con
mayor rigor.

CAPÍTULO V

ORGANIZACIÓN ACADEMICA

Artículo 31º.- Organización del régimen académico

Las universidades organizan y establecen su régimen académico por Facultades y éstas pueden
comprender a:

31.1 Los Departamentos Académicos.


31.2 Las Escuelas Profesionales.
31.3 Las Unidades de Investigación.
31.4 Las Unidades de Posgrado.
En cada universidad pública es obligatoria la existencia de, al menos, un Instituto de Investigación,
que incluye una o más Unidades de Investigación. La Universidad puede organizar una Escuela de
Posgrado que incluye una o más Unidades de Posgrado.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

La presente ley tiene como objetivo la investigación académica, por tanto necesita órganos donde se
desarrollen aspectos de investigación, es así que se nos muestra la organización del régimen académico. Con
la anterior ley se tenía esto, pero en la realidad muchas universidades no les dan la operatividad correcta a
este tipo de órganos académicos, de esto se desprende la poca investigación que se tiene en nuestro país.
Los estudiantes y docentes somos los llamados a velar por el buen funcionamiento de este régimen.

Artículo 32º.- Definición de las Facultades

Las Facultades son las unidades de formación académica, profesional y de gestión. Están integradas
por docentes y estudiantes.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Los entes personalizados de las carreras profesionales, son las denominadas facultades, están son las ramas
de la universidad en general. Conformada por los docentes y estudiantes, es aquí donde se realizan las
actividades académicas cotidianas de los estudiantes, el trabajo de los docentes y la unidad de trámite que se
desprende del régimen administrativo. Vemos que en las facultades, es donde son los espacios de
desenvolvimiento académico y de investigación.

Artículo 33º.- Función y dirección de los Departamentos Académicos

Los Departamentos Académicos, o los que hagan sus veces, son unidades de servicio académico que
reúnen a los docentes de disciplinas afines con la finalidad de estudiar, investigar y actualizar
contenidos, mejorar estrategias pedagógicas y preparar los sílabos por cursos o materias, a
requerimiento de las Escuelas Profesionales. Cada Departamento se integra a una Facultad sin
perjuicio de su función de brindar servicios a otras Facultades.
Están dirigidos por un Director, elegido entre los docentes principales por los docentes ordinarios
pertenecientes al Departamento de la Facultad correspondiente.

24
Puede ser reelegido sólo por un período inmediato adicional. Las normas internas de la universidad
establecen las causales de vacancia del cargo así como el procedimiento a seguir para el
correspondiente reemplazo.
Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

El tener en las universidades los departamentos académicos, enriquece el criterio de la especialización, que
tiene que estar guiado con lineamientos académicos, pues de ello vemos que los planes de enseñanza de
cursos generales, son idénticos en todas las facultades lo que permite una uniformización de conocimiento de
carácter general y especifico según corresponda.

Artículo 34º.- Número de Departamentos

El Estatuto de la universidad determina, por áreas de estudio diferenciadas, el número de


Departamentos Académicos.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

El número de departamentos está supeditado a las áreas de estudio, que tiene diferentes carreras
profesionales. También se puede aumentar o reducir departamentos académicos, según los planes de estudio
que tengan las carreras de la universidad.

Artículo 35º.- Creación de Facultades y Escuelas Profesionales

La creación de Facultades y Escuelas Profesionales se realiza de acuerdo a los estándares


establecidos por la SUNEDU.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Los estándares están guiados por criterios de formación integral y espacio adecuado para el pleno desarrollo
de las actividades académicas. Y la misma que por razonabilidad los parámetros tienen que ser para una
educación plena, siguiendo la finalidad y objetivos generales de la universidad.

Artículo 36º.- Función y dirección de la Escuela Profesional

La Escuela Profesional, o la que haga sus veces, es la organización encargada del diseño y
actualización curricular de una carrera profesional, así como de dirigir su aplicación, para la
formación y capacitación pertinente, hasta la obtención del grado académico y título profesional
correspondiente.

Las Escuelas Profesionales están dirigidas por un Director de Escuela, designado por el Decano entre
los docentes principales de la Facultad con doctorado en la especialidad, correspondiente a la
Escuela de la que será director.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

La labor del director de la escuela profesional, tiene que estar acorde a los nuevos cursos que exige el nuevo
mercado que tienen las carreras profesionales. Por ello la actualización curricular en muchas universidades es
urgente, esperamos que con esta nueva ley se supervise, pues en muchas facultades se viene trabajando
antiguos modelos curriculares.

Artículo 37º.- Funciones y dirección de la Unidad de Investigación

25
La unidad de Investigación, o el que haga sus veces, es la unidad encargada de integrar las
actividades de Investigación de la Facultad. Está dirigido por un docente con grado de doctor.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

Esta unidad tiene la función primordial de investigación, una de las razones de ser de las universidades. Por
ende la unidad referida tiene que estar acorde a las necesidades académicas de investigación y tiene que
estar en funcionamiento real, las facultades deben activar de forma continua esta unidad. Con respecto a la
dirección, es idóneo que la dirija un docente con grado de doctor, con todas las cualidades que el cargo
amerita.

Artículo 38°.- Función y dirección de la Unidad de Posgrado.

La Unidad de Posgrado, o la que haga sus veces, es la unidad encargada de integrar las actividades de
Posgrado de la Facultad. Está dirigida por un docente con igual o mayor grado a los que otorga.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

En este artículo se observa, las unidades de posgrado que comprende las maestrías y doctorados; que son
dirigidas por Master o Doctores, cuya función es velar por el correcto funcionamiento de las unidades
posgrado de las facultades, en este entender cumplen con la obligación de fomentar, desarrollar todos los
aspectos referentes a esta.

Artículo 39º.- Régimen de Estudios

El régimen de estudios se establece en el Estatuto de cada universidad, preferentemente bajo el


sistema semestral, por créditos y con currículo flexible. Puede ser en la modalidad presencial,
semipresencial o a distancia.
El crédito académico es una medida del tiempo formativo exigido a los estudiantes, para lograr
aprendizajes teóricos y prácticos.
Para estudios presenciales se define un crédito académico como equivalente a un mínimo de
dieciséis (16) horas lectivas de teoría o el doble de horas de práctica.
Los créditos académicos de otras modalidades de estudio, son asignados con equivalencia a la carga
lectiva definida para estudios presenciales.
Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

La presente ley en este aspecto no presenta cambios, cada universidad determina según estatuto, la
modalidad, que puede ser semestral o anual. Lo que sí es un problema de crítica y que debe regularse de
forma distinta, es la modalidad a distancia que presenta serios desperfectos y se diferencia en parte con la
modalidad presencial. Se tiene que tener un sistema diferenciado con este tipo de temas.

Artículo 40°.- Diseño Curricular

Cada universidad determina el diseño curricular de cada especialidad, en los niveles de enseñanza
respectivos, de acuerdo a las necesidades nacionales y regionales que contribuyan al desarrollo del
país.
Todas las carreras en la etapa de pregrado se pueden diseñar, según módulos de competencia
profesional, de manera tal que a la conclusión de los estudios de dichos módulos permita obtener un
certificado, para facilitar la incorporación al mercado laboral. Para la obtención de dicho certificado,
el estudiante debe elaborar y sustentar un proyecto que demuestre la competencia alcanzada.
Cada universidad determina en la estructura curricular el nivel de estudios de pregrado, la
pertinencia y duración de las prácticas pre profesionales, de acuerdo a sus especialidades.
El currículo se debe actualizar cada tres (3) años o cuando sea conveniente, según los avances
científicos y tecnológicos.
La enseñanza de un idioma extranjero, de preferencia inglés, o la enseñanza de una lengua nativa de
preferencia quechua o aymara, es obligatoria en los estudios de pregrado.

26
Los estudios de pregrado comprenden los estudios generales y los estudios específicos y de
especialidad. Tienen una duración mínima de cinco años. Se realizan un máximo de dos semestres
académicos por año.

Comentario Del Castillo Merma, Bill Alan

En este punto se tiene mencionado de forma genérica el denominado proyecto de tesis, que es obligatorio
para optar el título profesional, la ley menciona la elaboración y sustentación de este proyecto. Según este
nuevo régimen implantado solo podrá obtenerse el título profesional bajo esta modalidad. También en este
artículo encontramos que se ampara la actualización periódica de los currículos de estudio. Sin olvidar que
también es obligatorio que para obtener el título profesional se tiene que acreditar el estudio de un idioma
extranjero.

Artículo 41.- Estudios Generales de pregrado

Los estudios generales son obligatorios. Tienen una duración no menor de 35 créditos. Deben estar
dirigidos a la formación integral de los estudiantes.

Comentario Verástegui Huaynate, Josué

Es un acierto de esta ley considerar un mínimo de 35 créditos, lo que significa 2 semestres para carreras con
currícula flexible y 1 año para los que estén en una currícula rígida.

Ahora bien, la finalidad de este tiempo es la formación integral de los estudiantes, lo cual significa que no se
trata sólo de formar las habilidades cognitivas del estudiante, porque si no, no nos importaría si un buen
estudiante sea a la vez extremadamente callado o un gruñón empedernido; una formación integral busca el
desarrollo de habilidades hsociales, para poder relacionarse de la mejor manera con las personas de la
universidad o futuro lugar de trabajo, asimismo, busca desarrollar habilidades emocionales, para que el
estudiante pueda resolver o superar los problemas que se le presenten a lo largo de su vida. Y no puede faltar
la formación de la parte ética, que tan carente es en la actualidad, por ejemplo en una facultad de ingeniería
nuclear el mejor alumno, aprende a montar un arma nuclear y utiliza sus conocimientos para ayudar a
terroristas, parece malo verdad?, así es cuando tenemos un estudiante que llega a terminar la carrera, y título
en mano empieza a ejercer la carrera, sino tiene ética.

Una formación integral puede lograrse promoviendo el deporte, el arte, pintura, teatro, etc. Por todo lo
expuesto, es sumamente importante una formación integral.

Artículo 42º.- Estudios específicos y de especialidad de Pregrado

Son los estudios que proporcionan los conocimientos propios de la profesión y especialidad
correspondiente. El periodo de estudios debe tener una duración no menor de ciento sesenta y cinco
(165) créditos.

Comentario Verástegui Huaynate, Josué

El articulo bajo comentario, no es nuevo, y por tanto, no cambia en gran manera la forma actual como se
desarrollan los semestres o años académicos en las universidades, ello implica que son 8 semestres para los
de currícula flexible y 4 años para los de currícula rígida; sin embargo, en este artículo debió especificarse si
estos semestres podrían ser en forma continua o no, porque ello va a incidir en el tiempo en el cual se va a
terminar la carrera, para los que estudian en currículas flexibles pueden llegar a terminar en 3 años y medio. A
nuestra humilde opinión, los semestres continuos no son buenos para los estudiantes, e impiden hacer un
adecuado descanso entre semestre y semestre.

27
Artículo 43°.- Estudios de Posgrado

Los Estudios de Posgrado conducen a Diplomados, Maestrías y Doctorados. Estos se diferencian de


acuerdo a los parámetros siguientes:
43.1.- Diplomados de Posgrado.- Son estudios cortos de perfeccionamiento profesional, en áreas
específicas. Se debe completar un mínimo de veinticuatro (24) créditos.
43.2.- Maestrías.- Estos estudios pueden ser:
43.2.1.- Maestrías de Especialización.- Son estudios de profundización profesional
43.2.2.- Maestrías de Investigación o académicas.- Son estudios de carácter académico basados en la
investigación.
Se debe completar un mínimo de cuarenta y ocho (48) créditos, el dominio de un idioma extranjero.
43.3.- Doctorados.- Son estudios de carácter académico basados en la investigación. Tienen por
propósito desarrollar el conocimiento al más alto nivel. Se deben completar un mínimo de sesenta y
cuatro (64) créditos, el dominio de dos (2) idiomas extranjeros, uno de los cuales puede ser
sustituido por una lengua nativa.
Cada institución universitaria determina los requisitos y exigencias académicas así como las
modalidades en las que dichos estudios se cursan, dentro del marco de la presente Ley.

Comentario Verástegui Huaynate, Josué

Los diplomados de Posgrado deben desarrollarse o completar un mínimo de 24 créditos, no se incide en el


tiempo que se debe tomar para el desarrollo de los mismos, pero calculando que una maestría de 48 créditos,
la podemos complementar en 1 año o 2 semestres, podemos deducir que un Diploma de posgrado sería en
medio año o su equivalente a 1 semestre académico.

Respecto al doctorado, este sí ha sufrido una modificación en tanto ahora necesita un mínimo de 64 créditos,
lo cual, significa que puede realizarse en 3 semestres académicos.

Artículo 44°.- Grados y títulos

Las universidades otorgan los grados académicos de Bachiller, Maestro, Doctor y los títulos
profesionales que correspondan, a nombre de la Nación. Las universidades que tengan acreditación
reconocida por el organismo competente en materia de acreditación, pueden hacer mención de tal
condición en el título a otorgar.

Para fines de homologación o revalidación, los grados académicos o títulos otorgados por
universidades o escuelas de Educación Superior extranjeras se rigen por lo dispuesto en la presente
Ley.

Comentario Verástegui Huaynate, Josué

En términos sencillos, una vez obtenida la acreditación por los órganos correspondientes, las universidades
pueden hacer mención del mismo en el título profesional que entreguen, así al momento de comparar títulos,
se hará evidente si la universidad de procedencia es o no una Universidad Acreditada.

Artículo 45°.- Obtención de grados y títulos

La obtención de grados y títulos se realiza de acuerdo a las exigencias académicas que cada
universidad establezca en sus respectivas normas internas. Los requisitos mínimos son los siguientes:

28
45.1.- Grado de Bachiller: requiere haber aprobado los estudios de pregrado, así como la aprobación
de un trabajo de investigación y el conocimiento de un idioma extranjero, de preferencia inglés o
lengua nativa.
45.2.- Título Profesional: requiere del grado de bachiller y la aprobación de una tesis o trabajo de
suficiencia profesional. Las universidades acreditadas pueden establecer modalidades adicionales a
estas últimas. El título profesional sólo se puede obtener en la universidad en la cual se haya
obtenido el grado de bachiller.
45.3.- Titulo de Segunda Especialidad Profesional: requiere licenciatura u otro título profesional
equivalente, haber aprobado los estudios de una duración mínima de dos semestres académicoscon
un contenido mínimo de cuarenta (40) créditos, así como la aprobación de una Tesis o un trabajo
académico. En el caso de residentado médico se rige por sus propias normas.
45.4.- Grado de Maestro: requiere haber obtenido el grado de bachiller, la elaboración de una tesis o
trabajo de investigación en la especialidad respectiva, haber aprobado los estudios de una duración
mínima de dos (2) semestres académicos con un contenido mínimo de cuarenta y ocho (48) créditos
y el dominio de un idioma extranjero o lengua nativa.
45.5.- Grado de Doctor: requiere haber obtenido el Grado de Maestro, la aprobación de los estudios
respectivos con una duración mínima de seis (6) semestres académicos, con un contenido mínimo de
sesenta y cuatro (64) créditos y de una tesis de máxima rigurosidad académica y de carácter original,
así como el dominio de dos idiomas extranjeros, uno de los cuales puede ser sustituidos por un
lengua nativa.

Comentario Verástegui Huaynate, Josué

En el artículo 45.1, se encuentra uno de los principales problemas de los estudiantes universitarios, “el
símbolo de la lucha” –por decirlo de una forma pintoresca–, se ha suprimido el bachillerato automático, y
ahora nos están pidiendo un trabajo de investigación, que no es lo mismo que una tesis. Por alguna extraña
razón, la mayoría se oponía a la tesis, porque no saben que es una tesis, y/o no saben cuál es la importancia
de una tesis, o peor aún, no nos han enseñado bien cómo hacer una tesis.

Aclarado el asunto con la publicación de la norma y sabiendo que nos piden una un trabajo de investigación y
no una tesis, qué entendemos por “trabajo de investigación”, algunos consideran que no es otra cosa que una
“Monografía”, y una monografía es la descripción y tratado especial de determinada parte de una ciencia, o de
algún asunto en particular. Es decir, es el estudio a profundidad de un determinado tema, lo cual no es nada
del otro mundo, sin embargo, hay quienes pasan la carrera sin haber realizado monografía alguna en 5 años,
y peor hay profesores que ni revisan dichos trabajos, y sólo colocan la misma nota a todos por igual; si la
intención de la norma es ir aumentando el nivel para poco a poco investigar, tenemos que mejorar todos, no
sólo exigirles a los estudiantes, sino a los docentes.

Cómo alguien que no es Doctor, va a enseñar en el doctorado, o cómo alguien que no es magíster, va a
enseñar en la maestría, o peor aún, cómo alguien que nunca ha investigado, y que nunca ha publicado una
sola investigación, nos va a enseñar metodología de la investigación, parece absurdo. En nuestra opinión,
pareciera que más “doctores”, tienen que enseñar en pre grado, para elevar el nivel de investigación o por lo
menos incentivar al mismo.

Artículo 46°.- Programas de formación continua

Las universidades deben desarrollar programas académicos de formación continua, que buscan
actualizar los conocimientos profesionales en aspectos teóricos y prácticos de una disciplina, o
desarrollar y actualizar determinadas habilidades y competencias de los egresados.
Estos programas se organizan preferentemente bajo el sistema de créditos. No conducen a la
obtención de grados o títulos, pero sí certifican a quienes lo concluyan con nota aprobatoria.

29
Comentario Verástegui Huaynate, Josué

La universidad tiene que estar atenta a las necesidades de su ciudad, tal vez, en algunos casos no sea
posible crear una nueva facultad o determinada carrera, sin embargo, mediante los programas de educación
continua, se pueden ir trazando pautas para la especialización, actualización de los conocimientos que han
adquirido los profesionales en los claustros universitarios.

El conocimiento progresa, avanza, cambia, y la universidad tiene la obligación y el deber de estar al tanto de
ello, y con la finalidad de siempre servir a la sociedad que la rodea, tiene que formar y seguir capacitando a
los profesionales que la sociedad necesita, por ello son importantes los programas de educación continua.

Artículo 47°.- Educación a distancia

Las universidades pueden desarrollar programas de educación a distancia, basados en entornos


virtuales de aprendizaje.
Los programas de educación a distancia deben tener los mismos estándares de calidad que las
modalidades presenciales de formación.
Para fines de homologación o revalidación en la modalidad de educación a distancia, los títulos o
grados académicos otorgados por universidades o escuelas de Educación Superior extranjeras se
rigen por lo dispuesto en la presente Ley.
Los estudios de pregrado de educación a distancia no pueden superar el 50% de créditos del total de
la carrera bajo esta modalidad. Los estudios de maestría y doctorado no podrán ser dictados
exclusivamente bajo esta modalidad.
La SUNEDU autoriza la oferta educativa en esta modalidad para cada universidad cuando conducen a
grado académico.

Comentario Verástegui Huaynate, Josué

Los programas a distancia a nuestro humilde entender han causado más daño en la educación peruana que lo
que han contribuido, cómo es posible una formación integral, con los programas a distancia, esta sería mi
primera pregunta, si con los programas presenciales esto se hace tan difícil. Conocemos abogados,
administradores a distancia, quienes daban sus exámenes con libro abierto, el nivel o grado de lectura de
dichos estudiantes debe superar a los estudiantes promedio, sin embargo, esto no es así.

Existen muchos intereses económicos alrededor de las carreras a distancia, y es una buena medida que se
haya optado porque las carreras a distancia no puedan superar el 50% de créditos bajo esta modalidad, sin
embargo, ello no soluciona los problemas, en tal caso es insuficiente, sigue siendo una universidad fantasiosa,
semipresencial.

No podemos desaparecer la educación a Distancia, pero sí podemos controlarla, éste parece haber sido el
pensamiento de la comisión redactora de la presente ley, la misma que ha tenido muy buenas intenciones, es
decir, intentar mejorar la universidad peruana; lástima que las cosas no se solucionan con una ley, sino todo
sería fácil.

Necesitamos cambiar el pensamiento de los estudiantes, y docentes universitarios, necesitamos que la


comunidad universitaria entienda que si no se investiga en la universidad, la Universidad no tiene razón de
ser.

30
CAPITULO VI

INVESTIGACIÓN

Artículo 48°.- De la investigación

La investigación constituye una función esencial y obligatoria de la universidad, que la fomenta y


realiza, respondiendo a través de la producción de conocimiento y desarrollo de tecnologías a las
necesidades de la sociedad, con especial énfasis en la realidad nacional. Los docentes, estudiantes y
graduados participan en la actividad investigadora en su propia institución o en redes de
investigación nacional o internacional, creadas por las instituciones universitarias públicas o privadas.

Comentario Monterroso Castro Adolfo Cesar

La universidad constituye el centro de formación y principal institución de superación y adquisición de


conocimientos universales (de ahí su nombre); y sus principales funciones son las siguientes:

 La conservación y transmisión de cultura.


 La formación profesional y superación del ser humano.
 La formación de una conciencia social e identificación con la colectividad.

Entonces, debe entenderse por “fomento de la investigación” al apoyo que debe brindar la universidad a los
estudiantes, grupos de investigación, docentes y graduados para el desarrollo de nuevos conocimientos que
alimenten la profesión y sean aprovechados por nuestra sociedad, desarrollando trabajos de investigación de
alta calidad, acorde a los estándares mundiales actuales.

Es por esta razón que el estado mediante el Artículo 48° de la nueva Ley Universitaria incentiva a la incursión
en las redes de investigación nacional e internacional (entendiendo como tales al conjunto interactivo de
institutos y organismos creados por un fin común que es la investigación) por parte de la inversión pública y
privada; esto con un solo objetivo, que es la producción de conocimiento con estándares de calidad mundial; y
que además, tenga una función social, es decir que el conocimiento y desarrollo de tecnología obtenido sirva
para aplicarla en provecho de nuestra comunidad.

Artículo 49°.- Financiamiento de la investigación

Las universidades acceden a fondos de investigación de acuerdo con la evaluación de su desempeño


y la presentación de proyectos de investigación en materia de gestión, ciencia y tecnología, entre
otros, ante las autoridades u organismos correspondientes, a fin de fomentar la excelencia
académica. Estos fondospueden contemplar el fortalecimiento de la carrera de los investigadores
mediante el otorgamiento de una bonificación por periodos renovables a los investigadores de las
universidades públicas.
Dichos fondos permiten la colaboración entre universidades públicas y universidades
privadas para la transferencia de capacidades institucionales en gestión, ciencia y
tecnología, entre otros.

Comentario Monterroso Castro Adolfo Cesar

El Estado fomenta la investigación en las universidades al otorgar el financiamiento denominado “fondo de


investigación”, con el propósito subsecuente del crecimiento, fortalecimiento y sobre todo del desarrollo de los
proyectos de investigación que cumplan con determinadas características y parámetros acordes a los
estándares establecidos por el órgano universitario de investigación; de cuyos resultados podremos encontrar
clara evidencia en revistas emitidas anualmente por universidades que se encuentran a la vanguardia en
materia de investigación, en foros especializados, encuentros y congresos de investigación nacionales e
internacionales, etc.

31
Tengamos en cuenta también que los fondos de investigación ayudaran a la interacción de los proyectos y
trabajos de investigación entre las universidades públicas y universidades privadas; justamente utilizando este
financiamiento como destino para la elaboración de material físico o virtual de fácil trasferencia e interacción
no solo con otras universidades, sino también con la colectividad; y así llegar a publicaciones científicas en
revistas internacionales indexadas; como estrategia para la trasferencia y difusión internacional de toda
actividad en materia de investigación desarrollada en la unidad académica.

Artículo 50°.- Órgano universitario de Investigación

El Vicerrectorado de Investigación, según sea el caso, es el organismo de más alto nivel en la


universidad en el ámbito de la investigación. Está encargado de orientar, coordinar y organizar los
proyectos y actividades que se desarrollan a través de las diversas unidades académicas. Organiza la
difusión del conocimiento y promueve la aplicación de los resultados de las investigaciones, así como
la transferencia tecnológica y el uso de las fuentes de investigación, integrando fundamentalmente a
la universidad, la empresa y las entidades del Estado.

Comentario Monterroso Castro Adolfo Cesar

Tengamos en cuenta que al ser el Vicerrectorado Académico de Investigación el órgano de coordinación y


orientación de más alto nivel encargado en la universidad, este tiene que cumplir diferentes funciones
concretas dentro de la misma; entre las cuales considero las más importantes:

 Adecuada orientación e información para incentivar y fomentar la investigación en las diferentes


facultades e interrelacionarse directamente con el interés de los grupos académicos mediante
seminarios, foros, cursos, congresos de carácter informativo; estos dirigidos a los estudiantes,
docentes y graduados.

 Organizar una adecuada evaluación del conocimiento en cuanto al resultado de los proyectos de
investigación dentro de un marco de alta calidad de investigación, brindando para este fin constante
análisis de diferentes publicaciones científicas tanto a nivel nacional como internacional, utilizando
estudios e informes de cienciometría; de esta manera observar en qué nivel se encuentra la
universidad, los estudiantes y docentes en el ámbito de la investigación y del mismo modo fijar metas
a alcanzar.

Por otro lado, para la aplicación del conocimiento en la realidad se tiene que tomar en cuenta un punto muy
importante: la relación “universidad-empresa”; es necesario que en un mundo globalizado se establezca
estrategias de inversión de los resultados de los trabajos de investigación a las diferentes empresas, porque
se logrará plasmar cómo el último producto de la investigación se aplica a las necesidades actuales de la
empresa, nuevas formas, nuevos conocimientos prácticos aplicados en la realidad concreta y si estos
conocimientos van de la mano con la necesidad del mercado nacional e internacional.

Tengamos en cuenta que el estado es quien dará importancia por estos nuevos conocimientos que son el
resultado de los trabajos de investigación; aplicándolos en los diferentes programas estatales, proyectos,
reformas e incluso en diferentes estrategias de gobierno.

Artículo 51°.- Coordinación con las entidades públicas y privadas

Las universidades coordinan permanentemente con los sectores público y privado, para la atención
de la investigación que contribuya a resolver los problemas del país. Establecen alianzas estratégicas

32
para una mejor investigación básica y aplicada. Los proyectos de investigación y desarrollo
financiados por las universidades, son evaluados y seleccionados por las mismas.

Comentario Monterroso Castro Adolfo Cesar

Es importante la identificación del sector público y privado para concretizar la función social que tiene la
investigación universitaria, utilizando alianzas estratégicas con dichas entidades para una adecuada inserción
y aplicación de nuevos conocimientos que cumplan un riguroso parámetro de calificación.

Artículo 52°.- Incubadora de Empresas

La universidad, como parte de su actividad formativa, promueve la iniciativa de los estudiantes para
la creación de pequeñas y micro empresas de propiedad de los estudiantes, brindando asesoría o
facilidades en el uso de los equipos e instalaciones de la institución. Los órganos directivos de la
empresa, en un contexto formativo, deben estar integrados por estudiantes.
Estas empresas reciben asesoría técnica o empresarial de parte de los docentes de la universidad y
facilidades en el uso de los equipos e instalaciones. Cada universidad establece la reglamentación
correspondiente.
Comentario Monterroso Castro Adolfo Cesar

Se evidencia el objetivo fundamental el fomento de la aplicación del conocimiento junto con el emprendimiento
empresarial del estudiante, para alcanzar este objetivo la universidad deberá desarrollar diversos proyectos,
actividades, asesoría, convenios estratégicos y sobretodo inversión para:

 Lograr un clima empresarial dentro de la universidad, invirtiendo en pabellones e infraestructuras de


producción universitaria, de acuerdo a las necesidades de la universidad moderna.

 Incentivar a los estudiantes a utilizar sus conocimientos en investigación en provecho suyo como un
agregado más en la vida profesional, y no necesariamente alcanzar un título de investigación que
solo quedará en el papel, mas no son llevados y aplicados a la realidad.

Artículo 53°.- Derechos de autor y las patentes

Las publicaciones que hayan sido producto de investigaciones financiadas por la universidad
reconocen la autoría de las mismas a sus realizadores. En cuanto al contenido patrimonial, la
universidad suscribe un convenio con el autor para el reparto de las utilidades en función de los
aportes entregados. En los demás aspectos vinculados a esta materia, se aplica la legislación vigente
sobre Derechos de Autor.
El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual-
INDECOPI patenta las invenciones presentadas por las universidades con el señalamiento de los
autores, en concordancia con las normas que rigen la Propiedad Industrial.
Las regalías que generan las invenciones registradas por la universidad se establecen en convenios
suscritos con los autores de las mismas, tomando en consideración los aportes de cada una de las
partes, otorgando a la universidad un mínimo de 20% de participación. La universidad establece en
su estatuto los procedimientos para aquellas invenciones en las que haya participado un tercero,
tomando en consideración a los investigadores participantes.

Comentario Monterroso Castro Adolfo Cesar

La universidad peruana debe asumir una política de propiedad intelectual relacionado con el conocimiento que
estas producen (como hacen las universidades de todo el mundo), salvaguardando junto a los organismos
estatales (Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual-
INDECOPI); los derechos de autor y conexos así como la propiedad industrial; que incentive a los

33
investigadores a buscar el apoyo de la universidad; el mismo que además beneficia a ambas partes, incluso
económicamente; creando una simbiosis apetecible para investigador y universidad.

Artículo 54º.- Centros de producción de bienes y servicios

Las universidades pueden constituir centros de producción de bienes y servicios que están
relacionados con sus especialidades, áreas académicas o trabajos de investigación. La utilidad
resultante de dichas actividades constituye recursos de la universidad y se destinan prioritariamente
a la investigación para el cumplimiento de sus fines.

Comentario Monterroso Castro Adolfo Cesar

Los centros universitarios de producción de bienes y servicios con órganos académicos que brindan diferentes
servicios (ya sean a título gratuito u oneroso) a la sociedad en su conjunto, pueden evidenciarse en los
consultorios universitarios como por ejemplo en el ámbito jurídico, psicológico, medico, etc.
Y en cuanto a la producción de bienes que mayormente tienen carácter oneroso se evidencian los centros de
producción de materia prima.
En ambos casos la universidad tiene que establecer rigurosas políticas de inversión y administración de
recursos destinados prioritariamente a la investigación universitaria.

CAPÍTULO VII

GOBIERNO DE LA UNIVERSIDAD

(Comentario al terminar el capítulo)

Artículo 55°.- Gobierno de la Universidad

El gobierno de la universidad es ejercido por las siguientes instancias:

55.1.- La Asamblea Universitaria.


55.2.- El Consejo Universitario
55.3.- El Rector
55.4.- Los Consejos de Facultad
55.5.- Los Decanos
Para la instalación y funcionamiento de la Asamblea Universitaria, el Consejo Universitario y el
Consejo de Facultad, el quórum es la mitad más uno de sus miembros hábiles.

Artículo 56°.- Asamblea Universitaria

La Asamblea Universitaria es un órgano colegiado que representa a la comunidad universitaria, se


encarga de dictar las políticas generales de la universidad y está constituida por:
56.1 El Rector, quien la preside.
56.2 Los Vicerrectores.
56.3 Los Decanos de las Facultades y
56.4 El Director de la Escuela de Posgrado.
56.5 Los representantes de los docentes de las diversas Facultades, en número igual al doble de la
suma de las autoridades universitarias a que se refieren los incisos anteriores. Están representados
de la siguiente manera: 50% de Profesores Principales, 30% de Profesores Asociados y 20% de
Profesores Auxiliares.
56.6 Los representantes de los estudiantes de pregrado y posgrado, que constituyen el tercio del
número total de los miembros de la Asamblea. Los representantes estudiantiles de pregrado deben
pertenecer al tercio superior y haber aprobado como mínimo treinta y seis créditos.

34
56.7 La inasistencia de los estudiantes no invalida la instalación ni el funcionamiento de dichos
órganos.
56.8 El representante de los graduados, en calidad de supernumerario, con voz y voto.
56.9 Un representante de los trabajadores administrativos, con voz y sin voto.
La Asamblea Universitaria se reúne en sesión ordinaria una vez al semestre, y en forma
extraordinaria por iniciativa del Rector, o de quien haga sus veces, o de más de la mitad de los
miembros del Consejo Universitario, o de más de la mitad de los miembros de la Asamblea
Universitaria.

Artículo 57°.- Atribuciones de la Asamblea Universitaria

La Asamblea Universitaria tiene las siguientes atribuciones:


57.1.- Aprobar las políticas de desarrollo universitario.
57.2.- Reformar los estatutos de la universidad con la aprobación de por lo menos dos tercios del
número de miembros, y remitir el nuevo Estatuto a la SUNEDU.
57.3.- Velar por el adecuado cumplimiento de los instrumentos de planeamiento de la universidad,
aprobados por el Consejo Universitario.
57.4.- Declarar la revocatoria y vacancia del Rector y los Vicerrectores, de acuerdo a las causales
expresamente señaladas en la presente Ley; y a través de una votación calificada de dos tercios del
número de miembros.
57.5.- Elegir a los integrantes del Comité Electoral Universitario y del Tribunal de Honor Universitario.
57.6.- Designar anualmente entre sus miembros a los integrantes de la Comisión Permanente
encargada de fiscalizar la gestión de la universidad. Los resultados de dicha fiscalización se informan
a la Contraloría General de la República y a la SUNEDU.
57.7.- Evaluar y aprobar la memoria anual, el informe semestral de gestión del Rector y el informe de
rendición de cuentas del presupuesto anual ejecutado.
57.8.- Acordar la constitución, fusión, reorganización, separación y supresión de Facultades, Escuelas
y Unidades de Posgrado, Escuelas Profesionales, Departamentos Académicos, Centros e Institutos.
57.9.- Declarar en receso temporal a la universidad o a cualquiera de sus unidades académicas,
cuando las circunstancias lo requieran, con cargo a informar a la SUNEDU.
57.10.- Las demás atribuciones que le otorgan la ley y el Estatuto de la Universidad.
El Secretario General de la Universidad y el Director General de Administración asisten a las sesiones
con derecho a voz, sin voto.

Artículo 58°.- Consejo Universitario

El Consejo Universitario es el máximo órgano de gestión, dirección y ejecución académica y


administrativa de la Universidad. Está integrada por:
58.1.- El Rector, quien lo preside.
58.2.- Los Vicerrectores.
58.3.- Un cuarto (1/4) del número total de Decanos, elegidos por y entre ellos.
58.4.- El Director de la Escuela de Posgrado.
58.5.- Los representantes de los estudiantes regulares, que constituyen el tercio del número total de
los miembros del Consejo. Deben pertenecer al tercio superior y haber aprobado como mínimo
treinta y seis créditos.
58.6.- Un representante de los graduados, con voz y voto.
El Secretario General de la Universidad y el Director General de Administración asisten a las sesiones
con derecho a voz, sin voto.
El Consejo Universitario se reúne una vez al mes, y extraordinariamente es convocado por el Rector o
quien haga sus veces, o por la mitad de sus miembros.

Artículo 59°.- Atribuciones del Consejo Universitario

El Consejo Universitario tiene las siguientes atribuciones:


59.1. Aprobar a propuesta del Rector, los instrumentos de planeamiento de la universidad.

35
59.2. Dictar el reglamento general de la universidad, el reglamento de elecciones y otros reglamentos
internos especiales, así como vigilar su cumplimiento.
59.3. Aprobar el presupuesto general de la universidad, el plan anual de adquisiciones de bienes y
servicios, autorizar los actos y contratos que atañen a la universidad y resolver todo lo pertinente a
su economía.
59.4. Proponer a la Asamblea Universitaria la creación, fusión, supresión o reorganización de
unidades académicas e institutos de investigación.
59.5. Concordar y ratificar los planes de estudios y de trabajo propuestos por las unidades
académicas.
59.6. Nombrar al Director General de Administración y al Secretario General, a propuesta del Rector.
59.7. Nombrar, contratar, ratificar, promover y remover a los docentes, a propuesta, en su caso, de
las respectivas unidades académicas concernidas.
59.8. Nombrar, contratar, promover y remover al personal administrativo, a propuesta de la
respectiva unidad.
59.9. Conferir los grados académicos y los títulos profesionales aprobados por las Facultades y
Escuela de Posgrado, así como otorgar distinciones honoríficas y reconocer y revalidar los estudios,
grados y títulos de universidades extranjeras, cuando la Universidad está autorizada por la
Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria.
59.10. Aprobar las modalidades de ingreso e incorporación a la Universidad. Asimismo, señalar
anualmente el número de vacantes para el proceso ordinario de admisión, previa propuesta de las
facultades, en concordancia con el presupuesto y el plan de desarrollo de la Universidad.
59.11. Fijar las remuneraciones y todo concepto de ingresos de las autoridades, docentes y
trabajadores de acuerdo a Ley.
59.12. Ejercer en instancia revisora, el poder disciplinario sobre los docentes, estudiantes y personal
administrativo, en la forma y grado que lo determinen los reglamentos.
59.13. Celebrar convenios con universidades extranjeras, organismos gubernamentales,
internacionales u otros sobre investigación científica y tecnológica, así como otros asuntos
relacionados con las actividades de la universidad.
59.14. Conocer y resolver todos los demás asuntos que no están encomendados a otras autoridades
universitarias.
59.15. Otras que señale el Estatuto y el Reglamento de Organización y Funciones de la universidad.

Artículo 60°.- Rector

El Rector es el personero y representante legal de la universidad. Tiene a su cargo y a dedicación


exclusiva, la dirección, conducción y gestión del gobierno universitario en todos sus ámbitos, dentro
de los límites de la presente Ley y del Estatuto.

Artículo 61°.- Requisitos para ser elegido Rector:

Para ser elegido Rector se requiere:


61.1. Ser ciudadano en ejercicio.
61.2. Ser docente ordinario en la categoría de principal en el Perú o su equivalente en el extranjero,
con no menos de cinco (5) años en la categoría.
61.3. Tener grado académico de Doctor, el mismo que debe haber sido obtenido con estudios
presenciales.
61.4. No haber sido condenado por delito doloso con sentencia de autoridad de cosa juzgada.
61.5. No estar consignado en el registro nacional de sanciones de destitución y despido.
61.6. No estar consignado en el registro de deudores alimentarios morosos, ni tener pendiente de
pago una reparación civil impuesta por una condena ya cumplida.

Artículo 62º.- Atribuciones del Rector

Sus atribuciones y ámbito funcional es el siguiente:


62.1.Presidir el Consejo Universitario y la Asamblea Universitaria, así como hacer cumplir sus
acuerdos.

36
62.2.Dirigir la actividad académica de la universidad y su gestión administrativa, económica y
financiera.
62.3.Presentar al Consejo Universitario, para su aprobación, los instrumentos de planeamiento
institucional de la universidad.
62.4.Refrendar los diplomas de grados académicos y títulos profesionales, así como las distinciones
universitarias conferidas por el Consejo Universitario.
62.5.Expedir las resoluciones de carácter previsional del personal docente y administrativo de la
universidad.
62.6.Presentar a la Asamblea Universitaria la memoria anual, el informe semestral de gestión del
Rector y el informe de rendición de cuentas del presupuesto anual ejecutado.
62.7.Transparentar la información económica y financiera de la universidad.
62.8.Las demás que le otorguen la Ley y el Estatuto de la universidad.

Artículo 63°.- Vicerrectores

Todas las universidades cuentan obligatoriamente con un Vicerrector Académico y pueden contar
con un Vicerrector de Investigación. Sus atribuciones y funciones se establecen en el Estatuto de la
universidad.
Los Vicerrectores apoyan al Rector en la gestión de las áreas de su competencia.

Artículo 64º.- Requisitos para ser Vicerrector.

Para ser Vicerrector se requiere cumplir con los mismos requisitos establecidos para el cargo de
Rector.

Artículo 65º.- Atribuciones del Vicerrector.

Las atribuciones de los Vicerrectores se determinan en función de sus áreas de competencia y, en


concordancia con las directivas impartidas por el Rector. Deben tener como mínimo las siguientes:
65.1.- El Vicerrector Académico:
65.1.1 Dirigir y ejecutar la política general de formación académica en la universidad.
65.1.2 Supervisar las actividades académicas con la finalidad de garantizar la calidad de las mismas y
su concordancia con la misión y metas establecidas por el estatuto de la universidad.
65.1.3 Atender las necesidades de capacitación permanente del personal docente.
65.1.4 Las demás atribuciones que el Estatuto o la Ley le asignen.
65.2.- El Vicerrector de Investigación:
65.2.1 Dirigir y ejecutar la política general de investigación en la universidad.
65.2.2 Supervisar las actividades de investigación con la finalidad de garantizar la calidad de las
mismas y su concordancia con la misión y metas establecidas por el estatuto de la universidad.
65.2.3 Organizar la difusión del conocimiento y los resultados de las investigaciones.
65.2.4 Gestionar el financiamiento de la investigación ante las entidades y organismos públicos o
privados.
65.2.5 Promover la generación de recursos para la universidad a través de la producción de bienes y
prestación de servicios derivados de las actividades de investigación y desarrollo, así como mediante
la obtención de regalías por patentes u otros derechos de propiedad intelectual.
65.2.6 Las demás atribuciones que el Estatuto o la Ley le asignen.

Artículo 66º.- Elección del Rector y Vicerrectores de universidades públicas.

El Rector y los Vicerrectores de las universidades públicas son elegidos por lista única para un
periodo de cinco (5) años, por votación universal, personal, obligatoria, directa, secreta y ponderada
por todos los docentes ordinarios y estudiantes matriculados mediante la siguiente distribución:
66.1.- A los docentes ordinarios les corresponde dos tercios (2/3) de la votación.
66.2.- A los estudiantes matriculados les corresponde un tercio (1/3) de la votación.

37
La elección es válida si participan en el proceso electoral más del sesenta por ciento (60%) de
docentes ordinarios y más del cuarenta por ciento (40%) de estudiantes matriculados. Se declara
ganadora a la lista que haya obtenido el cincuenta por ciento más uno de los votos válidos.
Si ninguna de las candidaturas alcanzara el mínimo previsto en el párrafo precedente, se convoca a
una segunda vuelta electoral entre las dos listas, que hayan alcanzado mayor votación, en un plazo
no mayor de 60 días. En la segunda vuelta, se declara ganador al que haya obtenido el cincuenta por
ciento más uno de los votos válidos.
El Rector y los Vicerrectores, no pueden ser reelegidos para el periodo inmediato siguiente, ni
participar en lista alguna.
Los cargos de Rector y Vicerrectores se ejercen a dedicación exclusiva y son incompatibles con el
desempeño de cualquier otra función o actividad pública o privada.

Artículo 67º.-. El Consejo de la Facultad

El Consejo de Facultad es el órgano de gobierno de la Facultad. La conducción y su dirección le


corresponden al Decano, de acuerdo con las atribuciones señaladas en la presente Ley.
67.1.- El Consejo de Facultad está integrado por:
67.1.1 El Decano, quien lo preside.
67.1.2 Los representantes de los docentes. Su número está establecido en el Estatuto de cada
universidad.
67.1.3 Los representantes de los estudiantes regulares, que constituyen un tercio del total de
integrantes del Consejo, según corresponda. Estos representantes deben pertenecer al tercio
superior y haber aprobado como mínimo treinta y seis (36) créditos.
67.2.- Las atribuciones del Consejo de Facultad son:
67.2.1 Proponer al Consejo Universitario la contratación, nombramiento, ratificación y remoción de
los docentes de sus respectivas áreas.
67.2.2 Aprobar los currículos y planes de estudio, elaborados por las Escuelas Profesionales que
integren la Facultad.
67.2.3 Dictar el Reglamento académico de la Facultad que comprende las responsabilidades de
docentes y estudiantes así como los regímenes de estudio, evaluación, promoción y sanciones,
dentro de las normas establecidas por el Estatuto de la Universidad.
67.2.4 Conocer y resolver todos los demás asuntos que se presenten dentro del área de su
competencia.

Artículo 68°.- El Decano

El Decano es la máxima autoridad de gobierno de la Facultad, representa a la Facultad ante el


Consejo Universitario y la Asamblea Universitaria conforme lo dispone la presente Ley. Es elegido por
un periodo de cuatro (4) años y no hay reelección inmediata.

Artículo 69°.- Requisitos para ser Decano

Son requisitos para ser Decano:


69.2.1 Ser ciudadano en ejercicio.
69.2.2 Ser docente en la categoría de principal en el Perú o en el extranjero, con no menos de tres (3)
años en la categoría.
69.2.3 Tener grado de Doctor o Maestro en su especialidad, el mismo que debe haber sido obtenido
con estudios presenciales. Se exceptúa de este requisito, a los docentes en la especialidad de artes,
de reconocido prestigio Nacional o Internacional.
69.2.4 No haber sido condenado por delito doloso con sentencia de autoridad de cosa juzgada.
69.2.5 No estar consignado en el registro nacional de sanciones de destitución y despido.
69.2.6 No estar consignado en el registro de deudores alimentarios morosos, ni tener pendiente de
pago una reparación civil impuesta por una condena ya cumplida.

38
Artículo 70º.-Atribuciones del Decano

El Decano tiene las siguientes atribuciones:


70.1. Presidir el Consejo de Facultad.
70.2. Dirigir administrativamente la Facultad.
70.3. Dirigir académicamente a la Facultad, a través de los Directores de los Departamentos
Académicos, de las Escuelas Profesionales y Unidades de Posgrado.
70.4. Representar a la Facultad ante la Asamblea Universitaria y ante el Consejo Universitario, en los
términos que establece la presente Ley.
70.5. Designar a los Directores de las Escuelas Profesionales, Instituto de Investigación y las Unidades
de Posgrado.
70.6. Proponer al Consejo de Facultad, sanciones a los docentes y estudiantes que incurran en faltas
conforme lo señala la presente Ley.
70.7. Presentar al Consejo de Facultad, para su aprobación el plan anual de funcionamiento y
desarrollo de la Facultad y su Informe de Gestión.
70.8. Las demás atribuciones que el Estatuto le asigne.

Artículo 71º.- Elección del Decano

Es elegido mediante votación universal, obligatoria, directa y secreta por todos los docentes
ordinarios y estudiantes matriculados de la Facultad, con el mismo procedimiento para la elección
del Rector y los Vicerrectores establecido en la presente Ley.

Artículo 72°.- El Comité Electoral Universitario de la universidad pública

Cada universidad pública tiene un Comité Electoral Universitario que es elegido por la Asamblea
Universitaria cada vez que ocurre un proceso electoral, con una anticipación no menor de seis meses
(6) previos a dicho proceso, y constituido por tres (3) profesores principales, dos (2) asociados y un
(1) auxiliar, y por tres (3) estudiantes. Está prohibida la reelección de sus miembros.
El comité electoral es autónomo y se encarga de organizar, conducir y controlar los procesos
electorales, así como de pronunciarse sobre las reclamaciones que se presenten. Sus fallos son
inapelables.
El sistema electoral es el de lista completa. El voto de los electores es personal, obligatorio, directo y
secreto.
El Estatuto de cada universidad pública norma el funcionamiento del Comité Electoral Universitario,
de acuerdo a la presente Ley.
La Oficina de Procesos Electorales - ONPE garantiza la transparencia del proceso electoral y participa
brindando asesoría y asistencia técnica; y la Policía Nacional del Perú brinda seguridad en los
procesos electorales de las universidades.

Artículo 73º.-Secretaría General

La universidad tiene un Secretario General, es fedatario y con su firma certifica los documentos
oficiales de la universidad. Es designado por el Consejo Universitario, a propuesta del Rector.

Artículo 74°.- Director General de Administración

La universidad cuenta con un Director General de Administración, designado por el Consejo


Universitario, a propuesta del Rector.

El Director General de Administración es un profesional en gestión administrativa responsable de


conducir los procesos de administración de los recursos humanos, materiales y financieros que

39
garanticen servicios de calidad, equidad y pertinencia; cuyas atribuciones y funciones se establecen
en el Estatuto de la universidad.

Artículo 75°.- Tribunal de Honor Universitario

El Tribunal de Honor Universitario tiene como función emitir juicios de valor sobre toda cuestión
ética, en la que estuviera involucrado algún miembro de la comunidad universitaria, y propone,
según el caso, las sanciones correspondientes al Consejo Universitario.

Está conformado por tres (3) docentes ordinarios en la categoría de principal, de reconocida
trayectoria académica, profesional y ética, elegidos por el Consejo Universitario a propuesta del
Rector.

Artículo 76°.- Vacancia de las autoridades de la Universidad.

Son causales de vacancia de las autoridades de la universidad, las siguientes:


76.1. Fallecimiento.
76.2. Enfermedad o impedimento físico permanente.
76.3. Renuncia expresa.
76.4. Sentencia judicial emitida en última instancia, por delito doloso.
76.5. Incumplimiento del Estatuto y de la presente Ley.
76.6. Nepotismo conforme a la Ley de la materia.
76.7. Incompatibilidad sobrevenida después de la elección.
76.8. No convocar a las sesiones de los órganos de gobierno de la universidad en los casos
contemplados por el Estatuto y la presente Ley.
El Estatuto de cada universidad establece las causales adicionales y procedimientos para la
declaración de la vacancia y revocabilidad de los mandatos de las diferentes autoridades
universitarias.

Artículo 77°.- Comisión Permanente de Fiscalización

La Comisión Permanente de Fiscalización es el órgano encargado de vigilar la gestión académica,


administrativa y económica de la universidad pública. Está integrada por dos docentes, un estudiante
de pregrado y un estudiante de posgrado, miembros de la Asamblea Universitaria; cuenta con
amplias facultades para solicitar información a toda instancia interna de la universidad. Está obligada
a guardar la debida confidencialidad de la información proporcionada, bajo responsabilidad.

Artículo 78°.- Remuneraciones y dietas

Los miembros de los órganos de gobierno de la universidad no reciben dietas, ni pago alguno por las
sesiones en las que participen. Toda disposición en contrario es nula.

40
Comentario al CAPÍTULO VII Berrio Salas, Ivan Omar

El gobierno de la universidad es ejercido por las siguientes instancias:

55.1.- La Asamblea Universitaria.


55.2.- El Consejo Universitario
55.3.- El Rector
55.4.- Los Consejos de Facultad
55.5.- Los Decanos

Para la instalación y funcionamiento de la Asamblea Universitaria, el Consejo Universitario y el Consejo de


Facultad, el quórum es la mitad más uno de sus miembros hábiles.

1. EL TEMA DEL GOBIERNO UNIVERSITARIO DE LA UNIVERSIDAD PERUANA:

Es evidentemente el punto central de la nueva ley universitaria; la reciente aprobación de esta ha traído
consigo una serie de repercusiones y felicitaciones por parte de rectores, congresistas, líderes nacionales y
entendidos en temas de educación superior, donde se analiza la Ley 23733 y Ley N° 30220 (Nueva Ley
Universitaria),y cómo algunos detalles de las mencionadas normas podemos señalar lo siguiente:
Durante la vigencia de la Ley 23733 el concepto de autonomía fue utilizado para defender los derechos de la
comunidad universitaria y la investigación, sin embargo esto se fue confundiendo con lo que podríamos
denominar autarquía, donde un grupo experimentado comenzaron a dominar las universidades tanto públicas
como privadas para sus intereses particulares, volviendo a la universidad peruana en un “negocio rápido y
rentable”, donde prevalecían fines particulares antes que la investigación y la proyección universitaria.
Mientras que con la promulgación de la nueva ley universitaria lo que se busca es elevar en forma medular el
nivel de calidad en la educación superior, con inclusión de algunos órganos específicos para la lucha contra la
corrupción enclaustrada en la universidad peruana como la creación del SUNEDU, así como los frutos de la
lucha estudiantil por voto universal y directo en la elección de las autoridades y las exigencias de investigación
y grado mínimo de Magister para ejercer la docencia universitaria.
Por otro lado el problema de fondo en las universidades del país no es normativo sino un problema social, el
factor humano que opera como autoridad en ella, por lo que esta nueva ley dependerá nuevamente para el
logro de sus objetivos de la conciencia de los profesionales y estudiantes que integran la casa de estudios, así
como también del sacrificio de sus líderes por la mejora educativa; por las cuales analizaremos sus
estamentos clásicamente conocidos:

2. SOBRE LA ASAMBLEA UNIVERSITARIA:

La Asamblea Universitaria de la actual Ley y la anterior se basa en la representación de grupos


estamentarios. Sin embargo a los tres clásicos grupos de miembros tales como: docentes, estudiantes y
egresados, se le añade, en la práctica universitaria, un cuarto estamento, el de las autoridades: Decanos,
Directores de Post Grado y otros semejantes.
La antigua Ley universitaria le otorgaba funciones que no cumplían y que en la práctica se reducía al manejo
coyuntural para la elección del Rector y Vice Rectores dando espacio a la autoritarismo universitario y la
compra de la representación estudiantil. En particular, y a modo de ejemplo, en la Unheval nuestro Estatuto le
daba amplias prerrogativas a la Asamblea universitaria, entre ellas la de Acordar la creación, fusión y
supresión de facultades, y también la de modificar el propio Estatuto, y lo único que se ha obtenido en los
años de vigencia de la Ley y el Estatuto son los conflictos, denuncias y obstaculización, por razones políticas
o de interés grupal, de medidas en muchos casos favorables, al mismo tiempo que no ha realizado ninguna de
las muy necesarias modificaciones estatutarias para el bienestar estudiantil y el desarrollo de la investigación
y acreditación.
Por otra parte la nueva ley contempla nuevamente la sectorización de la participación docente en porcentajes
según categorías para la representación de 50% de Profesores Principales, 30% de Profesores Asociados y
20% de Profesores Auxiliares, el cual bajo una iniciativa de meritocracia puede justificarse la permanencia de
profesionales que ostentan grados mal habidos o de favores políticos, por lo que considerando a la gama de
docentes universitarios como una unidad en si a servicio de los fines de la universidad, no debería existir tal
sectorización porcentual, dando oportunidad para participar a nuevos profesionales en el gobierno de la
universidad máxime si la reforma universitaria pretende quitar males que se encuentran posiblemente en
muchos docentes principales de la casas de estudios. Otro de los puntos que generó repercusión por parte de
la ANR es el referido a la elección de las autoridades como el rector y el vicerrector en las universidades
públicas, el cual sería una entrada libre para el grupo terrorista sendero luminoso. Pues durante tres décadas
bajo la ley 23733 estos cargos eran elegidos con votos de la Asamblea Universitaria, que era integrada por

41
ellos mismos, así como representantes de los estudiantes, docentes y graduados donde los famosos lobis se
daban para concretizar fines particulares a fin de asegurar el voto universitario y de profesionales.

A partir de esta nueva ley universitaria N° 30220, las autoridades, como el rector y el vicerrector, serán
elegidos con una votación universal directa en la que participarán los estudiantes y docentes de dicha
Universidad. Pero en este existe una salvedad pues hay que aclarar que este régimen de votación solo
deberá ser cumplido a cabalidad en las universidades públicas, ya que para efectos de las universidades
privadas deberán respetarse los estatutos internos que cada una de ellas manejaría. La asamblea obtiene
nuevas prerrogativas como lo señalado en el art. 57.3)el de Declarar la vacancia del rector y los vicerrectores,
de acuerdo con las causales expresamente señaladas en el estatuto y con una votación calificada de dos
tercios de sus miembros.
Este proyecto ya promulgado sin duda no es la cura para los retos en la mejora universitaria sin embargo es
una opción que da espacio a nuevas esperanzas para el desarrollo de los profesionales en nuestro país.
Desearía manifestar que el voto universal no tendrá el problema de la corrupción pero objetivamente es una
lucha que apenas podremos afrontar con mayor conciencia del papel que jugamos como universitarios para
combatir la pobreza, delincuencia y demás problemas sociales de nuestro país para encontrar así el anhelado
cambio aclamado por toda la población.

3. SOBRE EL CONSEJO UNIVERSITARIO:

De por si los Consejos Universitarios y Consejos de Facultad se convierten en órganos con menos número de
integrantes, sus funciones corresponden a las de un órgano ejecutivo y de dirección del estamento que
corresponda en esta nueva ley; sin embargo, en la práctica con la ley 23733 el excesivo número de sus
miembros y la pérdida del fin universitario hacían que no lleguen a cumplir cabalmente su cometido. Los
Decanos, presidentes de cada facultad, por ejemplo tienen por responsabilidad y función principal, su propia
Facultad, están más imbuidos de la problemática de ésta, que de la Universidad, y sin embargo, están
obligados a enfrentar el manejo de toda la Universidad, eso sin contar la carga propia de la profesión en
ejercicio que algunos de ellos tenían, y aun así deban tomar decisiones en base a la poca información de la
que disponen en una sesión, es evidente que no era la mejor de las ideas que todos ellos participen.
Si pensamos en un órgano de dirección superior, de promoción y de ejecución de la Universidad como señala
la ley 23733, éste no debía estar conformado por un número excesivo de miembros que no podían por
naturaleza propia afrontar dicho papel.
El Consejo Universitario tiene que abocarse fundamentalmente a decisiones y actividades comunes a toda la
Universidad, como son: dictar el Reglamento General de la Universidad, Reglamento de Elecciones y otros
Reglamentos internos; aprobar el presupuesto general de la Universidad; autorizar los actos y contratos que
atañen a la Universidad y resolver todo lo pertinente a su economía, incluyendo la contabilidad y la
fiscalización; la creación, fusión, supresión o reorganización de sus unidades académicas o administrativas;
conferir los grados académicos y los títulos profesionales aprobados por las Facultades, así como otorgar
distinciones honoríficas y reconocer y revalidar los estudios, grados y títulos de universidades extranjeras
cuando la Universidad está autorizada para hacerlo; aprobar anualmente el número de vacantes para los
procesos de admisión; declarar en receso temporalmente la Universidad o cualquiera de sus unidades cuando
las circunstancias lo requieran; ejercer en instancia revisora las medidas disciplinarias sobre docentes,
estudiantes y personal administrativo; normar sobre el Sistema Único de Bibliotecas, Sistema Único de
Matrícula, el Sistema de Grados y Títulos, el Sistema Informático de la Universidad y los convenios
interinstitucionales1.
Por ello lo referido fundamentalmente en lo académico, debe ser parte de la autonomía de cada facultado
escuela académica, y por tanto, no se necesita un Consejo Universitario con todos los Decanos, que podrían
descuidar sus funciones de presidente o representante de facultad; acertando de esta manera la nueva ley
universitaria con su articulado 58.3) al señalar que el número de Decanos para el consejo universitario sería
“Un cuarto (1/4) del número total de Decanos, elegidos por y entre ellos”, los que ellos mismos determinen a
través de una elección o representación autónoma; con lo que se contaría con un Consejo Universitario
pequeño, ágil, con gran responsabilidad e igual poder de decisión.

Sin duda la ley recupera la idea de que las universidades son un espacio de conocimiento, de investigación,
además de ello Sienta las bases de un sistema de aseguramiento de la calidad y Docentes con mayores
grados académicos. Por ejemplo, para ser profesor principal es necesario un doctorado. Por otro lado no es
menos cierto que la calidad de la enseñanza no se solucionar con grados académicos, pues en la actualidad
los mismos han perdido prestigio siendo ofrecidos en muchos casos por los directores de Post. Grado o

1Dr. Manuel Paredes Manrique, Conversatorio: Bases para una nueva Ley Universitaria

42
mafias que existen en las universidades. Eso llevaría a tener una mayoría de profesores egresados de las
universidades lucrativas.

El problema no son tanto los profesores, sino también la visión e identificación de los estudiantes ingresantes
con su profesión y la sociedad, el rol que desempeña en el proceso de formación académica. Ahora, cualquier
resultado de esta iniciativa de reforma universitaria se verá en años, no de manera inmediata, porque las
condiciones que se implementan requieren tanto mecanismos de control como plazos de adecuación y
presupuesto. Por lo que las autoridades universitarias tendrán que ser muy hábiles y estratégicos para
adecuar la nueva ley universitaria dentro de sus claustros universitarios. Según explica uno de los
miembros del equipo técnico de la Comisión de Educación, vía los medios de comunicación, ésta nueva Ley
N° 30220 no tendrá un reglamento específico. Es decir, serán los Estatutos de cada universidad el que
definirá su aplicación concreta y específica.

4. SOBRE LOS CONSEJOS DE FACULTAD:

Siendo un órgano colegiado de gobierno como el Consejo Universitario y la Asamblea Universitaria a nivel de
cada Facultad, es necesario contar con órganos ágiles con suficiente autonomía y autoridad; máxime si éste
órgano es el que actúa directamente con los estudiantes, pues es una unidad más circundada. En la actual
Ley se repiten a nivel de Facultad los mismos vicios que a nivel de toda la Universidad: un Consejo de
Facultad Asambleísta, con un sector de mayoría y minoría de profesores principales; mayoría y minoría de
asociados; representación de auxiliares; representación en mayoría y minoría de estudiantes, y la presidencia
del Decano, ahora este sistema de elección directa no constituye por supuesto la panacea a todo el régimen
universitario ni tampoco una democratización efectiva en la universidad, pues lo mismo ocurre durante la
elección directa de las autoridades externas que en la actualidad son duramente cuestionados e incluso con
mandatos de prisión como es el caso de los Gobiernos Regionales.

Contrario sensu, los jefes de departamento y/o Directores de Institutos de Investigación y otros de gran
importancia, que son los veedores permanentes de la vida académica en la facultad, no son integrantes del
Consejo de Facultad, siendo indispensable los mismos por ser autores directos conjuntamente con el Decano,
de la dirección de la facultad en la cual se encuentran. El Consejo de Facultad con la alineación señalada se
vuelve insuficiente, sin capacidad de ejecutar directamente sus acuerdos y sólo dispone de información
mediatizada, y por tanto depende en exceso de la labor del Decano, sectorizándose peligrosamente, cuando
debería dicho consejo tener la cobertura y el poder de administrar sus ejes de trabajo de manera eficiente.

5. SUPERINTENDENCIA E INVESTIGACIÓN:

Aparece como el ángulo importante, de la desaparición de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) y del
Consejo Nacional para Autorización de Funcionamiento de Universidades (Conafu), la ahora Superintendencia
Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) que tendrá en su consejo directivo a siete integrantes,
siendo uno de ellos el titular, conocido como el superintendente nombrado a propuesta del Ministro de
Educación (posible vulneración de la autonomía universitaria). Entre las funciones atribuidas a esta nueva
institución dada por la nueva ley universitaria, destacan:

1. Aprobar o denegar las solicitudes de licenciamiento de universidades, filiales, facultades, escuelas y


programas de estudios conducentes a grado académico.
2. Supervisar en el ámbito de su competencia la calidad de la prestación del servicio educativo.
3. Administrar el Registro Nacional de Grados y Títulos
4. Fiscalizar si los recursos públicos, la reinversión de excedentes y los beneficios otorgados por el
marco legal a las universidades han sido destinados a fines educativos.

De esta manera se pretende garantizar el interés superior del estudiante y el derecho a la calidad
universitaria, siendo el mismo un derecho fundamental y un servicio público esencial que brindaría el estado.

De tal modo, la superintendencia queda conformada por el representante del Ministerio de Educación, el
integrante de CONCYTEC, dos representantes de las universidades públicas, uno de las universidades
privadas y dos personalidades que cumplan con lo señalado en los puntos 17.2.2 o 17.2.3. de la nueva ley
universitaria. Estos cinco últimos serán elegidos mediante concurso público nacional convocado por el propio
Ministerio de Educación, aunque la evaluación y elección estará a cargo del Consejo Nacional de Educación.
Sin embargo, el superintendente sí será elegido por el ministerio señalado por un periodo de tres años,

43
pudiendo ser renovado por un período adicional, mediante resolución suprema a propuesta del titular de la
cartera.

Por otra parte dentro de las atribuciones que otorgaba el estado a la ANR para la elección de autoridades de
las diferentes instituciones autónomas, hoy son cumplidas por la Superintendencia Nacional de Educación
Superior Universitaria (Sunedu), por ejemplo el artículo 155 y 179 de la Constitución Política del Perú
manifiesta que las universidades públicas y privadas eligen a dos integrantes del Consejo Nacional de la
Magistratura (CNM), y a dos integrantes del Jurado Nacional de Elecciones (JNE). Los siete integrantes del
consejo directivo de esta institución serán los responsables de las designaciones.
Sin embargo, en términos genéricos, pareciera que el interés en general (sobre todo por parte de los medios
de difusión) centra su atención no en aspectos académicos sino puramente burocráticos, referidos por
ejemplo al funcionamiento y la labor fiscalizadora de la Superintendencia Nacional de Educación Superior
Universitaria (SUNEDU);la reorganización del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y
Certificación de la Calidad Educativa (SINEACE); la disolución y liquidación de la Asamblea Nacional de
Rectores (ANR);
Sin embargo, la ley es muy resumida y la opinión pública y el periodismo son casi nulos en lo que concierne a
los principales actores de las universidades. En tal sentido, la razón de ser de una universidad no es la
SUNEDU y la SINEACE y otras siglas de género sospechoso, el rector, los vicerrectores, la asamblea
universitaria, los decanos o docentes ordinarios (catedráticos) en sus tres clásicas categorías, sino los
estudiantes, los universitarios, la juventud estudiosa en proceso de profesionalización. Sin ellos, sin su
presencia, la universidad no existe, como tampoco existen las escuelas sin alumnos;
El hecho de que la universidad peruana esté sujeta a un proceso de acreditación por descrédito, no es por
culpa del estudiantado ni de la población universitaria sino de los malos manejos institucionales por parte de
las camarillas entornilladas en el poder; la innegable mediocridad académica y el caos reinante en algunas
especialidades; la ausencia de liderazgo cultural y académico en su zona de influencia; la abierta politización
de muchos de sus integrantes; la conversión de la universidad en empresas mercantilistas con marcados fines
de lucro; la pérdida de norte y objetivos definidos, etc.;
Corregir los yerros del pasado y, en definitiva, replantear un modus operandi más efectivo de las instituciones
del más alto rango educativo en el país; reorientar y mejorar la calidad profesional en todos sus aspectos;
Pero parece que no es así. Para muestra un botón:
La razón de ser de una universidad no es la SUNEDU y la SINEACE y otras siglas de género sospechoso, el
rector, los vicerrectores, la asamblea universitaria, los decanos o docentes ordinarios (catedráticos) en sus
tres clásicas categorías, sino los estudiantes, los universitarios, la juventud estudiosa en proceso de
profesionalización. Sin ellos, sin su presencia, la universidad no existe”
Una de las novedades plausibles de esta nueva ley es el fomento a la investigación y por ende la creación de
los vicerrectorados de investigación dentro de las universidades, sin embargo para ocupar el cargo del
vicerrectorado de investigación es necesario respetar los parámetros que ha estipule la ley universitaria, como
el de ser docente vinculado a temas estrictamente investigativos, sea para investigaciones básicas o
aplicativas, además de tener el grado académico de doctor con estudios presenciales, dejando a un lado la
modalidad virtual el cual constituye una estafa educativa.
Del mismo modo los docentes (hombres o mujeres) que aspiren a ser rectores de la universidad, tienen que
acreditar su grado de Doctor con estudios necesariamente cursados de forma presencial, en el país o en el
extranjero. A diferencia de la antigua ley 23733 ahora desaparece el vicerrectorado administrativo, que será
sustituido por el vicerrectorado de investigación, por lo que ahora habrá vicerrectorado académico y
vicerrectorado de investigación, generando tendencia hacia la calidad universitaria y cumpliendo uno de los
fines primordiales de la universidad.
Por otro lado y de forma muy preocupante es que la dimensión de la acreditación universitaria, que significa
que una institución educativa superior cumpla con estándares internacionales para el servicio educativo
universitario, haya sido considerado como opcional, como se pretendería elevar la calidad universitaria si no
impulsamos la acreditación, esto sin duda una paradoja dentro de esta norma, o una fuerte muestra de poder
político en nuestro país. Pues esto quiere decir que todas las facultades de la universidad deben estar
acreditadas, y para lograr ello deben cumplir una serie de requisitos, como es que toda infraestructura y
colectivos que laboran para ella deben estar en condiciones adecuadas y estandarizadas con tecnología de
punta, las cuales muchas de las universidades lucrativas carecen.

44
CAPÍTULO VIII

DOCENTES

Artículo 79°.- Funciones

Los docentes universitarios tienen como funciones la investigación, el mejoramiento continuo y


permanente de la enseñanza, la proyección social y la gestión universitaria, en los ámbitos que les
corresponde.
Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Las investigaciones sobre los métodos de enseñanza y aprendizaje en la universidad son relativamente
recientes en comparación con este mismo tipo de estudios en otros niveles educativos. Una de las primeras
obras sobre el tema fue publicada por Beard y su equipo en 197812 y en ella se analizaba las principales
investigaciones sobre métodos de enseñanza en la educación superior. A partir de estas primeras iniciativas,
el ámbito de la investigación sobre la docencia universitaria se ha ido ampliando y extendiendo a través de
publicaciones de tipo generalista (Higher Education, Research in Higher Education, etc.) y también en
estudios y publicaciones cuyo referente estriba en los contenidos temáticos de los aprendizaje (Educación
Médica, Journal of Biological Education, Journal of Geological Education, etc.).

La investigación sobre la docencia universitaria está muy relacionada con los procesos de cambio e
innovación generados por las propias instituciones. Prueba de este hecho es el incremento de publicaciones
e iniciativas generadas a partir del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Artículo 80°.- Docentes

Los docentes son:


80.1. Ordinarios: principales, asociados y auxiliares.
80.2. Extraordinarios: eméritos, honorarios y similares dignidades que señale cada universidad, que
no podrán superar el 10% del número total de docentes que dictan en el respectivo semestre.
80.3. Contratados: que prestan servicios a plazo determinado en los niveles y condiciones que fija el
respectivo contrato.
Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Un nuevo escalafón dentro de la Docencia Universitaria Propone esta Nueva Ley Universitaria, con nuevos
retos y desafíos, una de ellas es que los docentes que superen más de los 70 años no podrán ostentar
cargos ni podrán enseñar de manera ordinaria, solo podrán ser contratados de forma extraordinaria pero un
10% del número total de Docentes que dicten el semestre, esto se debe a que muchos docente universitarios
habiendo cumplido con una etapa en la docencia aún persisten en seguir dictando clases con la finalidad de
seguir cobrando el sueldo de docente, caso contrario sería si fuesen cesados solo cobrarían su pensión de
jubilación que es de acuerdo a Ley generando una disminución en el monto económico que perciben.

Sobre los DOCENTES ORDINARIOS: Es la carrera docente del profesor universitario, con los beneficios de
ley por ser un servidor público. Se escala por promoción docente en virtud de sus aportes y años de servicio.
Pueden ser ratificados, promovidos o separados de la docencia por el Consejo Universitario previo el proceso
de evaluación. Se debe contar con título profesional para ejercer la cátedra cuanto menos.

1.- Principal.- Nombrados por 7 años, se requiere haber desempeñado cinco años de labor docente con la
categoría de Profesor Asociado, tener el grado de Maestro o Doctor y haber realizado trabajos de
investigación de acuerdo con su especialidad.

2 Beard col (1978) Research in Teaching Methods in Higher education

45
2.- Asociado.- Nombrado por 5 años, se requiere haber desempeñado tres años de docencia con la categoría
de Profesor Auxiliar.

3.- Auxiliar.- Es la primera escala dentro de los profesores ordinarios, es nombrado por 3 años y se ingresa a
esta por concurso público de méritos y prueba de capacidad docente o por oposición, y de acuerdo a las
pautas que establezca al respecto el Estatuto de cada Universidad.

Sobre los DOCENTES EXTRAORDINARIOS: Son aquellos de excepcional experiencia en su ámbito


profesional y de una reconocida trayectoria en la enseñanza, la investigación, la proyección social y la
producción científica, cultural y tecnológica.

1.- Eméritos.- Profesores principales, jubilados o cesantes de la Universidad a quienes en atención a los
eminentes servicios prestados, el Consejo Universitario les confiere ese título. La condición de Profesor
Emérito tiene carácter vitalicio. Si el Estatuto lo contempla puede participar en la docencia u investigación.
2.- Honorarios.- Docentes nacionales o extranjeros que, sin haber pertenecido a la Universidad, se hacen
merecedores a esta distinción por sus relevantes méritos académicos, reconocida producción científica,
tecnológica y/o cultural de proyección nacional o internacional. Esta distinción es conferida según el Estatuto.

2.1.- Investigadores Extraordinarios.- Abocados exclusivamente a la creación y producción intelectual,


debiendo efectuar una labor docente de divulgación de los resultados de su investigación. Es designado en
razón de su excelencia académica y está sujeto al régimen especial que la Universidad determine en cada
caso. Puede o no haber sido Profesor Ordinario y encontrarse o no en la condición de cesante o jubilado.

2.2.- Visitantes.- Docentes que pertenecen a otras universidades, sean nacionales o extranjeras, pero se
incorporan temporalmente al cuerpo docente de la Universidad, por su excelente labor profesional, científica
y/o humanista, a propuesta del Consejo de Facultad respectivo y de acuerdo a los convenios inter-
universitarios establecidos.

Sobre los DOCENTES CONTRATADOS: Son los que prestan servicios a plazos determinados y en las
condiciones que fija en respectivo contrato. Los son por el plazo máximo de tres años. Al término de este
plazo tienen derecho de concursar, para los efectos de su admisión a la carrera docente, en condición de
Profesores Ordinarios.

Cabe indicarse también que los profesores ordinarios, según su régimen dedicación a la universidad, que
puede entenderse como horas de trabajo que prestan, se categorizan de la siguiente manera:

1.- Profesor Regular (tiempo completo): Cuando dedican su tiempo y actividad a las tareas académicas de la
docencia universitaria.

2.- Con dedicación exclusiva: Cuando el Profesor Regular tiene como única actividad ordinaria remunerada la
que presta a la Universidad.

3.- Por tiempo parcial: Cuando dedica a las tareas académicas tiempo menor que el de la jornada legal de
trabajo.

Artículo 81º.- Apoyo a docentes.

Los jefes de práctica, ayudantes de cátedra o de laboratorio y demás formas análogas de


colaboración a la labor del docente realizan una actividad preliminar a la carrera docente. El tiempo
en que se ejerce esta función se computa para obtener la categoría de docente auxiliar como tiempo
de servicio de la docencia. Para ejercer la función de jefe de práctica debe contar con el título
profesional y los demás requisitos que establezcan las normas internas de la universidad. En el caso
de ayudante debe estar cursando los dos (2) últimos años de la carrera y pertenecer al tercio
superior. La designación de los mismos debe ser vía concurso hecho público a toda la comunidad
universitaria, conforme lo que disponga cada estatuto universitario.

46
Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Es una buena iniciativa a través del Estado, esta vez la Establece requisitos mínimos para ingresar a la
Docencia, ya no se tratara de favores políticos o ayudas de otro tipo. Siendo los estudiantes que obtengan las
mejores calificaciones y que pertenezcan al Tercio Superior como requisito para ser ayudante de cátedra o de
laboratorio en las distintas Universidades del País, va permitir abrirles las puertas de la Docencia Universitaria
en un futuro.

Artículo 82º.- Requisitos para el ejercicio de la docencia.

Para el ejercicio de la docencia universitaria, como docente ordinario y contratado es obligatorio


poseer:
82.1. El grado de maestro para la formación en el nivel de pregrado.
82.2. El grado de maestro o doctor para maestrías y programas de especialización.
82.3. El grado de doctor para la formación a nivel de doctorado.
Los docentes extraordinarios, pueden ejercer la docencia en cualquier nivel de la educación superior
universitaria y sus características son establecidas por los Estatutos de cada universidad.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Los nuevos requisitos que se propone para tener una mejor calidad de enseñanza a través de Docentes
universitarios con una especialización que permita a Estudiante aprender y aplicar todos sus conocimientos en
la Práctica. Por eso se Requiere mínimo ser magister para desempeñarse como Docente Universitario a nivel
pre grado y ser Magister o Doctor a nivel de Post grado o cursos de especialización de las distintas áreas o
profesiones y por ultimo tener el grado de Doctor a nivel de Doctorado.

Artículo 83º.- Admisión y promoción en la carrera docente.

La admisión a la carrera docente se hace por concurso público de méritos. Tiene como base
fundamental la calidad intelectual y académica del concursante conforme a lo establecido en el
Estatuto de cada universidad.
La promoción de la carrera docente es la siguiente:
83.1. Para ser profesor principal se requiere título profesional, grado de doctor el mismo que debe
haber sido obtenido con estudios presenciales, y haber sido nombrado antes como profesor
asociado. Por excepción, podrán concursar sin haber sido docente asociado a esta categoría,
profesionales con reconocida labor de investigación científica y trayectoria académica, con más de
quince (15) años de ejercicio profesional.
83.2. Para ser profesor asociado se requiere título profesional, grado de maestro, y haber sido
nombrado previamente como profesor auxiliar. Por excepción podrán concursar sin haber sido
docente auxiliar a esta categoría, profesionales con reconocida labor de investigación científica y
trayectoria académica, con más de diez (10) años de ejercicio profesional.
83.3. Para ser profesor auxiliar se requiere título profesional, grado de maestro, y tener como
mínimo cinco (5) años en el ejercicio profesional.
Los requisitos exigidos para la promoción pueden haber sido adquiridos en una universidad distinta a
la que el docente postula.
En toda institución universitaria, sin importar su condición de privada o pública, por lo menos el 25 %
de sus docentes deben ser a tiempo completos.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

47
Es necesario para que nuestro país tenga un avance en la educación universitaria, exista docentes de calidad
intelectual, académica y con la experiencia necesaria del futuro docente universitario, resaltando la
meritocracia a través de los concursos Públicos, de mérito y oposición.

Para tal efecto de la norma los requisitos para ser Docente Auxiliar, Asociado y Principal, así mismo que
fomenta una mayor actividad a través de los servicios de tiempo completo, pudiendo desarrollarse en ámbito
académico e investigador, haciendo un ahínco en este tema que deben de tener un mecanismo de control que
cumpla efectivamente que los docentes a tiempo completo desarrollen horas lectivas e investigadora

Artículo 84º.- Periodo de evaluación para el nombramiento y cese de los profesores ordinarios

El periodo de nombramiento de los profesores ordinarios es de tres (3) años para los profesores
auxiliares, cinco (5) para los asociados y siete (7) para los principales. Al vencimiento de dicho
período, los profesores son ratificados, promovidos o separados de la docencia a través de un
proceso de evaluación en función de los méritos académicos que incluye la producción científica,
lectiva y de investigación.
El nombramiento, la ratificación, la promoción y la separación son decididos por el Consejo
Universitario, a propuesta de las correspondientes facultades.
Toda promoción de una categoría a otra está sujeta a la existencia de plaza vacante y se ejecuta en el
ejercicio presupuestal siguiente.
La edad máxima para el ejercicio de la docencia en la universidad pública es setenta años. Pasada
esta edad solo podrán ejercer la docencia bajo la condición de docentes extraordinarios y no podrán
ocupar cargo administrativo.
La universidad está facultada a contratar docentes. El docente que fue contratado puede concursar a
cualquiera de las categorías docentes, cumpliendo los requisitos establecidos en la presente Ley.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Es un tema controversial debido a que muchos docentes universitarios con más de 70 años de edad se
resisten a ser cesados de la enseñanza universitaria, con la posibilidad de ser contratados bajo la modalidad
de Docentes Extraordinarios, así mismo no podrán ejercer cargos administrativos como las funciones de
Jefes de Personal, Directores Académicos, Secretarios Académicos, Decano, Vicerrector y Rector entre otros.

Así mismo resalta el nombramiento, la ratificación, la promoción y la separación de los docentes universitarios,
este último será en extremo caso que docentes que no hayan cumplido con los requisitos mínimos para la
permanencia en la docencia serán separados.

Artículo 85°.- Régimen de dedicación de los docentes.

Por el régimen de dedicación a la universidad, los profesores ordinarios pueden ser:


85.1. A dedicación exclusiva, el docente tiene como única actividad remunerada la que presta a la
universidad.
85.2. A tiempo completo, cuando su permanencia es de cuarenta (40) horas semanales, en el horario
fijado por la universidad.
85.3. A tiempo parcial, cuando su permanencia es menos de cuarenta (40) horas semanales.
Cada universidad norma las condiciones del servicio docente y las incompatibilidades respectivas, de
acuerdo con la Constitución Política del Perú, la presente ley y su Estatuto.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Establece el régimen de dedicación de los docentes universitarios las mismas que se pueden ser a
dedicación exclusiva, a tiempo completo, a tiempo parcial, así mismo en el desarrollo de las actividades
académicas no deben existir incompatibilidades, específicamente en el caso de los Magistrados que son
docentes universitarios lo deben hacer en el horario adecuado.

48
Artículo 86º.- Docente investigador

El docente investigador es aquél que se dedica a la generación de conocimiento e innovación, a


través de la investigación. Es designado en razón de su excelencia académica. Su carga lectiva será de
un (1) curso por año. Tiene una bonificación especial del cincuenta por ciento (50%) de sus haberes
totales. Está sujeto al régimen especial que la universidad determine en cada caso.
El Vicerrectorado de Investigación o la autoridad competente evalúa cada dos años, la producción de
los docentes, para su permanencia como investigador; en el marco de los estándares del Sistema
Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica - SINACYT.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

En los últimos años la Ley 23733 y D.L N° 882-739 no han contribuido, a la investigación científica, muchos
menos a formar profesionales con criterio critico analítico tampoco han generado una alianza entre el Sistema
Universitario Peruano, el entorno socioeconómico y la empresa, además de la falta de una cultura de
evaluación permanente e integral.

La motivación de la investigación debe ser tanto para los docentes como los estudiantes quienes aportaran
con nuevas ideas innovadoras que revolucionen y generen el desarrollo de nuestro país a través de
propuestas y mecanismos de solución de las distintas problemáticas que afronta nuestro país.

Artículo 87°.- Deberes del docente

Los docentes deben cumplir con lo siguiente:


87.1. Respetar y hacer respetar el Estado social, democrático y constitucional de derecho.
87.2. Ejercer la docencia con rigurosidad académica, respeto a la propiedad intelectual, ética
profesional, independencia y apertura conceptual e ideológica.
87.3. Generar conocimiento e innovación a través de la investigación rigurosa en el ámbito que le
corresponde, en el caso de los docentes orientados a la investigación.
87.4. Perfeccionar permanentemente su conocimiento y su capacidad docente y realizar labor
intelectual creativa.
87.5. Brindar tutoría a los estudiantes para orientarlos en su desarrollo profesional y/o académico.
87.6. Participar de la mejora de los programas educativos en los que se desempeña.
87.7. Presentar informes sobre sus actividades en los plazos que fije el estatuto y cuando le sean
requeridos.
87.8. Respetar y hacer respetar las normas internas de la Universidad.
87.9. Observar conducta digna.
87.10. Los otros que dispongan las normas internas y demás normas dictadas por los órganos
competentes.
Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

La importancia de la Ley Universitaria, este artículo no solo regula el comportamiento que debe tener el
docente universitario, sino que debe convertirse en una Ley que permita tener en el País, una Universidad
Democrática, dedicada a la investigación humanística, científica y tecnológica, a la formación profesional de
hombres que contribuyan al desarrollo regional y nacional, a la difusión de la cultura, a la creación intelectual y
artística, a la proyección social.
El docente universitario debe ser un profesional, con gran solvencia académica y moral, lo cual le permita
enfrentar los retos que surgen en la formación de nuevos profesionales y que favorezca a la posición de
autoridad que representa frente al alumnado.

49
La tolerancia, respeto y disciplina deben guiar su labor, generando el debate alturado y evitando temores o
inhibiciones propios de tiempos anteriores, donde el catedrático tenía una posición vertical, paternalista y
dogmática. Asimismo, la estabilidad psicológica, emocional y ecuanimidad que eviten conductas inapropiadas.
El Fecundo amor por el estudio. No limitarse a ser un sabio que concentre todas las respuestas, sino a ser un
amante de la sabiduría, así, predicando con el ejemplo podrá infundir en sus estudiantes la misma actitud, lo
cual incentiva a que constantemente se actualice y renueve sus conocimientos.
Interés por los problemas del país y comprometerse con la búsqueda de soluciones de los mismos, en ese
sentido, el profesor universitario no puede ser ajeno a la política, debe asumir una posición, pero así también
debe contar con el debido juicio, evitando caer en partidismos que devengan en cismas u afrentas. Teniendo
una participación política el profesor estará cumpliendo un rol esencial en la formación ciudadana, pues por
más profesional que uno sea, no puede ser ajeno a la ley ni a la realidad del país.

Artículo 88°.- De los derechos del docente

Los docentes gozan de los siguientes derechos:


88.1. Ejercicio de la libertad de cátedra en el marco de la Constitución Política del Perú y la presente
Ley.
88.2. Elegir y ser elegido en las instancias de dirección institucional o consulta según corresponda.
88.3. La promoción en la carrera docente.
88.4. Participar en proyectos de investigación en el sistema de Instituciones Universitarias Públicas
según sus competencias.
88.5. Participar en actividades generadoras de recursos directamente recaudados según sus
competencias y las necesidades de la Institución Universitaria Pública.
88.6. Recibir facilidades de los organismos del Estado para acceder a estudios de especialización o
posgrado acreditados.
88.7. Tener licencias con o sin goce de haber con reserva de plaza, en el sistema universitario.
88.8. Tener licencia, a su solicitud en el caso de mandato legislativo, municipal o regional, y forzosa
en el caso de ser nombrado ministro o viceministro de Estado, presidente de región, conservando la
categoría y clase docente.
88.9. Tener año sabático con fines de investigación o de preparación de publicaciones por cada siete
(7) años de servicios.
88.10. Gozar las vacaciones pagadas de sesenta (60) días al año.
88.11. Gozar de incentivos a la excelencia académica, los que se determinan en el estatuto.
88.12. Los derechos y beneficios previsionales conforme a ley.
88.13. Los otros que dispongan los órganos competentes.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Dentro de los derechos que le asisten a los profesores universitarios, la ley establece los siguientes, claro que
al revisar puede entenderse que estos derechos se dirigen propiamente a los profesores ordinarios. Así
tenemos dentro de los más importantes derechos,: La Promoción en la carrera docente, La participación en el
gobierno de la Universidad, La libre asociación conforme a la Constitución y la ley para fines relacionados con
los de la Universidad, El goce, por una sola vez, de un año sabático con fines de investigación o de
preparación de publicaciones aprobadas expresamente una y otras por la Universidad, El reconocimiento de
cuatro años adicionales de abono al tiempo de servicios por concepto de formación académica o profesional,
siempre que en ellos no se haya desempañado cargo o función pública, Las vacaciones pagadas de sesenta
(60) días al año, sin perjuicio de atender trabajos preparatorios o de una rutina universitaria de modo que no
afecten el descanso legal ordinario, Los derechos y beneficios del servidor público y a la pensión de cesantía
o jubilación conforme a ley, y, La licencia sin goce de haber, a su solicitud en el caso de mandato legislativo o
municipal, forzosa en el caso de ser nombrado Ministro de Estado, conservando la categoría y clase docente.

50
Artículo 89º.- Sanciones

Los docentes que transgredan los principios, deberes, obligaciones y prohibiciones en el ejercicio de
la función docente, incurren en responsabilidad administrativa y son pasibles de sanciones según la
gravedad de la falta y la jerarquía del servidor o funcionario; las que se aplican en observancia de las
garantías constitucionales del debido proceso.
Las sanciones son:
89.1. Amonestación escrita.
89.2. Suspensión en el cargo hasta por treinta (30) días sin goce de remuneraciones.
89.3. Cese temporal en el cargo sin goce de remuneraciones desde 31 días hasta doce (12) meses.
89.4. Destitución del ejercicio de la función docente.
Las sanciones indicadas en los literales 89.3 y 89.4 se aplican previo proceso administrativo
disciplinario, cuya duración no será mayor a cuarenta y cinco (45) días hábiles improrrogables.
Las sanciones señaladas no eximen de las responsabilidades civiles y penales a que hubiera lugar, así
como de los efectos que de ellas se deriven ante las autoridades respectivas.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

La instauración de los procesos administrativos disciplinarios constituye una de las potestades más
importantes de la Administración Pública en general y también de la Administración Educativa. No obstante lo
cual, existen pocos estudios sobre su naturaleza, etapas, requisitos y efectos jurídicos.

La labor docente, como la de todo trabajador dependiente, está sometida a la potestad disciplinaria del
empleador. Potestad que es consecuencia del Poder Directriz que tiene todo patrón para organizar, en forma
eficiente, la mano de obra que dispone. Además la sanción que reciba el Docente será respetando la
proporcionalidad de la Falta y la jerarquía es decir según el cargo de servidor o funcionario que desempeña.

En consecuencia, la Administración Pública, que actúa como empleadora respecto del profesor, tiene la
facultad de sancionar toda falta docente, siguiendo, al efecto, los procedimientos expresamente regulados en
el Reglamento de la Ley del Profesorado, aprobado por el Decreto Supremo 019-90-ED.

Al respecto, es preciso aclarar que el referido Reglamento considera dos procedimientos disciplinarios. El
primero, previsto en su artículo 123, está reservado para la imposición de sanciones leves. Por el segundo, en
cambio, se imponen las sanciones más graves, de conformidad con su artículo 124.
De conformidad con lo dispuesto en el Reglamento de la Ley del Profesorado, se pueden imponer, previo
proceso administrativo y de acuerdo a la gravedad de la falta, alguna de las cinco sanciones siguientes:
a) Amonestación. Que consiste en una auténtica llamada de atención escrita.
b) Multa de 2 a 10 treintavas partes de la Remuneración Principal. Que consiste en la imposición del pago
forzado de una carga económica.
c) Suspensión en el ejercicio de sus funciones, sin derecho a remuneraciones de 10 a 30 días. Que
consiste en la separación breve del servicio docente sin derecho al pago de sus haberes, pero conservando el
vínculo laboral.
d) Separación Temporal en el servicio hasta por 3 años. Que consiste en una suspensión más o menos
extensa de la labor docente, sin derecho a remuneraciones, pero conservando la relación laboral.
e) Separación definitiva. Que consiste, finalmente, en la expulsión del servicio público docente, dando por
terminada la relación laboral.
Desde el punto de vista de su finalidad, las tres primeras pueden considerarse como Sanciones Correctivas,
por cuanto se encaminan a enmendar la conducta del docente. Mientras que la última es, en realidad,
una Sanción Depurativa, toda vez que pretende sanear la planilla docente, expulsando a aquellos servidores
que se han hecho indignos de continuar en el ejercicio docente.

Artículo 90º.- Medidas preventivas

51
Cuando el proceso administrativo contra un docente que se origina por la presunción de
hostigamiento sexual en agravio de un miembro de la comunidad universitaria o los delitos de
violación contra la libertad sexual, apología del terrorismo, terrorismo y sus formas agravadas,
corrupción de funcionarios y/o tráfico ilícito de drogas; así como incurrir en actos de violencia que
atenten contra los derechos fundamentales de la persona y contra el patrimonio que impiden el
normal funcionamiento de servicios públicos, el docente es separado preventivamente sin perjuicio
de la sanción que se imponga.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

La autoridad competente podrá ejercer lo establecido en el Inc. 1 del Artículo 1 del Nuevo Código Procesal
Penal, poner en conocimiento del Ministerio Publico sobre un ilícito penal cometido en la universidad, para
ello se pueden adoptar medida preventiva como la Separación temporal sin perjuicio de la sanción
administrativa, penal y civil que se le imponga.

Pero si docente universitario ha sido Absuelto mediante sentencia Consentida y ejecutoriada, el suspendido o
separado temporalmente tiene derecho a reincorporarse automáticamente a su cargo al término de su
sanción. La autoridad competente informará al órgano correspondiente de dicha reincorporación

Artículo 91º.- Calificación y gravedad de la falta

Es atribución del órgano de gobierno correspondiente, calificar la falta o infracción atendiendo la


naturaleza de la acción u omisión, así como la gravedad de las mismas, en el marco de las normas
vigentes.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Como se ha expuesto, la sanción sólo puede comprenderse como consecuencia directa e inmediata de una
falta disciplinaria, esto es de alguna contravención de cualquiera de las normas que regulan la labor docente.
Pues, a diferencia de lo que sucede con los servidores administrativos regulados por el Decreto Legislativo
276, la Ley del Profesorado no ha previsto una lista de actos, hechos u omisiones que deben considerarse,
necesariamente, como faltas de los profesores.
No obstante, se pueden considerar como faltas, las siguientes:
1. La contravención de algún deber u obligajción docente.
2. El incumplimiento de las alguna prohibición legal, y
3. La inobservancia de una incompatibilidad legalmente establecida para el trabajo magisterial.
En cualquier caso, toda falta, para ser sancionada, debe ser siempre una acción u omisión ilícita y real.
La Falta es ilícita si la acción u omisión constituye una contravención de un deber u obligación docente o, en
su caso, una inobservancia de alguna incompatibilidad o prohibición que le atañe.
La Falta, a su turno, es real cuando se manifiesta en una conducta concreta y demostrable. Dado que no se
puede sancionar a nadie por un simple rumor o supuesto de un superior, un colega o un tercero.
De otro lado, las faltas pueden calificarse en leves o graves. Serán Faltas Leves si no alteran de modo
severo el servicio educativo, ni tampoco dañan el patrimonio o la imagen del mismo. Serán Faltas Graves, en
cambio, las que si afectan tales valores.
La gravedad de una falta administrativa docente se evaluará tomando en cuenta las condiciones siguientes:
1. Las circunstancias y formas de su comisión,
2. La concurrencia de varias faltas,
3. La participación de uno o más servidores,
4. Los efectos que la falta produce y
5. El cargo desempeñado por el autor de la falta.
Por lo demás, se considera agravante la reincidencia en faltas leves.

Artículo 92º.- Amonestación escrita

El incumplimiento de los principios, deberes, obligaciones y prohibiciones en el ejercicio de la función


docente, debidamente comprobado y calificado como leve, es pasible de amonestación escrita.
La sanción es impuesta por la autoridad inmediata superior, según corresponda.

52
Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

La amonestación escrita, consiste en una auténtica llamada de atención escrita. Como ya se ha indicado, la
imposición de las sanciones de Amonestación y Multa, las más leves del sistema disciplinario docente, se rige
por el procedimiento regulado en el artículo 123 del Reglamento de la Ley del Profesorado.

Este procedimiento se inicia mediante la imputación escrita de los cargos al docente involucrado en una falta
leve, mediante Memorándum suscrito por el Director del Centro Educativo.

Recibida la imputación, el profesor tiene derecho de formular su descargo escrito, en un plazo de 15 días
hábiles.

Vencido el plazo antes señalado y luego de haberse comprobado los hechos materia de la denuncia, se
dictará la resolución de sanción correspondiente, si se acreditó la responsabilidad del profesor. Caso
contrario, debe expedirse una resolución exculpatoria, que ordene archivar el proceso.

En este caso, la imputación de los cargos, la investigación pertinente y imposición de la sanción es


competencia exclusiva del Comité de Evaluación, presidido por el Director del Plantel e integrado por un
Directivo y un profesor, de conformidad con lo dispuesto en literal h) del punto 3 de la Resolución Suprema Nº
016-96-ED

Artículo 93º.- Suspensión

Cuando el incumplimiento de los principios, deberes, obligaciones y prohibiciones en el ejercicio de la


función docente, debidamente comprobado, no pueda ser calificado como leve por las circunstancias
de la acción u omisión, será pasible de suspensión en el cargo hasta por treinta (30) días sin goce de
remuneraciones.
Asimismo, el docente que incurre en una falta o infracción, habiendo sido sancionado, previamente
en dos (2) ocasiones con amonestación escrita, es pasible de suspensión.
La sanción es impuesta por la autoridad inmediata superior, según corresponda.
Es susceptible de suspensión el docente que incurre en plagio.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Los procedimientos administrativos disciplinarios especiales son considerados doctrinariamente para


distinguir de los procedimientos administrativos disciplinarios para faltas leves

Como se ha adelantado, este proceso está reservado para la imposición de las sanciones más graves:
Suspensión, Separación temporal y Separación Definitiva, como consecuencia de la comisión de faltas
graves.

Por este motivo, es tramitado con intervención de la Comisión Permanente de Procesos Administrativos, que
es la encargada de calificar las denuncias, pronunciarse sobre la procedencia del proceso administrativo,
investigar los hechos y, finalmente, recomendar la sanción que corresponda, de acuerdo a la gravedad de la
falta

El profesor suspendido o separado temporalmente tiene derecho a reincorporarse automáticamente a su


cargo al término de su sanción. El Director del Plantel informará al órgano correspondiente de dicha
reincorporación.

Artículo 94º.- Cese temporal

Se consideran faltas o infracciones graves, pasibles de cese temporal, la transgresión por acción u
omisión, de los principios, deberes, obligaciones y prohibiciones en el ejercicio de la función docente:
94.1. Causar perjuicio al estudiante o a la universidad.

53
94.2. Realizar en su centro de trabajo actividades ajenas al cumplimiento de sus funciones de
docente, sin la correspondiente autorización.
94.3. Abandonar el cargo injustificadamente.
94.4. Interrumpir u oponerse deliberadamente al normal desarrollo del servicio universitario.
94.5. Asimismo, el docente que incurra en una falta o infracción, habiendo sido sancionado,
previamente en dos (02) ocasiones con suspensión, es pasible de cese temporal.
94.6. El cese temporal es impuesto por el órgano de gobierno correspondiente.
94.7. Otras que se establecen en el Estatuto.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Separación Temporal en el servicio hasta por 3 años. Que consiste en una suspensión más o menos extensa
de la labor docente, sin derecho a remuneraciones, pero conservando la relación laboral.
Desde el punto de vista de su finalidad, se puede considerar como una Sanción Correctiva, por cuanto se
encaminan a enmendar la conducta del docente.

Artículo 95º.- Destitución

Son causales de destitución la transgresión por acción u omisión, de los principios, deberes,
obligaciones y prohibiciones en el ejercicio de la función docente, considerados como muy grave, las
siguientes:
95.1. No presentarse al proceso de ratificación en la carrera docente sin causa justificada.
95.2. Ejecutar, promover o encubrir, dentro o fuera de la universidad, actos de violencia física, de
calumnia, injuria o difamación, en agravio de cualquier miembro de la comunidad universitaria.
95.3. Realizar actividades comerciales o lucrativas en beneficio propio o de terceros, aprovechando el
cargo o la función que se tiene dentro de la universidad.
95.4. Haber sido condenado por delito doloso.
95.5. Incurrir en actos de violencia o causar grave perjuicio contra los derechos fundamentales de los
estudiantes y otros miembros de la comunidad universitaria, así como impedir el normal
funcionamiento de servicios públicos.
95.6. Maltratar física o psicológicamente al estudiante causando daño grave.
95.7. Realizar conductas de hostigamiento sexual y actos que atenten contra la integridad y libertad
sexual tipificados como delitos en el Código Penal.
95.8. Concurrir a la universidad en estado de ebriedad o bajo los efectos de alguna droga.
95.9. Por incurrir en reincidencia, la inasistencia injustificada a su función docente de tres (3) clases
consecutivas o cinco (5) discontinuas.
95.10. Otras que establezca el Estatuto.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Que consiste, finalmente, en la expulsión del servicio público docente, dando por terminada la relación laboral.
Es una Sanción Depurativa, toda vez que pretende sanear la planilla docente, expulsando a aquellos
servidores que se han hecho indignos de continuar en el ejercicio docente.
Las sanciones de separación temporal o definitiva y la inhabilitación no impiden el otorgamiento de la Pensión
de cese o jubilación. Vale decir que un profesor sancionado puede pedir su cese y obtener la pensión que le
corresponda, siempre que reúna los requisitos para ello.
En el caso de los Docentes que son sancionados por Delito Doloso ante el Órgano jurisdiccional competente
esta debe ser mediante Sentencia condenatoria consentida y ejecutoriada. En virtud del Respeto de la
Presunción de la Presunción de Inocencia.

Artículo 96°.- Remuneraciones

Las remuneraciones de los docentes de la universidad pública se establecen por categoría y su


financiamiento proviene de las transferencias corrientes del Tesoro Público.

54
La universidad pública puede pagar a los docentes una asignación adicional por productividad, de
acuerdo a sus posibilidades económicas.
Las remuneraciones de los docentes de las universidades públicas se homologan con las
correspondientes a las de los Magistrados Judiciales.
Los docentes tienen derecho a percibir, además de sus sueldos básicos, las remuneraciones
complementarias establecidas por ley cualquiera sea su denominación. La del docente no puede ser
inferior a la del Juez de Primera Instancia.
Los docentes de las universidades privadas se rigen por lo establecido en la presente Ley y en el
Estatuto de su universidad.

Comentario Gutierrez Benites, Marlon Roussvelt

Sobre la escala remunerativa que corresponde a los profesores ordinarios se han dado diversos conflictos y
es que la ley expresamente señala en su artículo 53: Las remuneraciones de los profesores de las
Universidades públicas se homologan con las correspondientes a las de los Magistrados Judiciales… La del
Profesor Regular no puede ser inferior a la del Juez de Primera Instancia.

Sobre este punto hay un amplio debate por cuanto el mencionado artículo no llegó a cumplirse en la práctica y
para el 2004, por la Décima Disposición Final de la ley Nº 28427, publicada el 21 Diciembre de ese año, en el
marco de la ley Nº 28175 - Ley Marco del Empleo Público y en tanto se implemente la Ley del Sistema de
Remuneraciones del Empleo Público, se suspendió lo dispuesto en el presente artículo, lo que generó un gran
movimiento gremial de los docentes a lo largo y ancho del país, conllevando a que al año siguiente dicha
suspensión fuera dejada sin efecto mediante el Artículo 1 de la ley Nº 28603, publicada el 10 Setiembre 2005
y que representó un avance en el tema de la homologación prometida, pero que a la larga ha devenido en un
derecho simbólico .
La polémica que surge por no acatarse el artículo 53 de la Ley Universitaria se vio reforzada por las
sentencias emitidas por el Tribunal Constitucional como la del Proceso de Cumplimiento interpuesto por el
rector de la Universidad San Antonio Abad del Cusco, José Artemio Olivares Escobar, recaída en el EXP. N.°
1951-2003-AC/TC, así como la sentencia 0023-2007-PI/TC, Proceso de inconstitucionalidad interpuesto por la
Federación Nacional de Docentes Universitarios del Perú y más de cinco mil ciudadanos contra los Decretos
de Urgencia 033-2005 y 002-2006, los cuales iban a reglamentar los dispuesto por la ley Nº 28603, por cuanto
dichos decretos resultaron contrarios en ciertos extremos al sistema jurídico, proponiéndose que la
equiparación de los salarios de los profesores universitarios al amparo del artículo 53 debería hacerse bajo el
siguiente criterio.
La polémica que surge por no acatarse el artículo 53 de la Ley Universitaria se vio reforzada por las
sentencias emitidas por el Tribunal Constitucional como la del Proceso de Cumplimiento interpuesto por el
rector de la Universidad San Antonio Abad del Cusco, José Artemio Olivares Escobar, recaída en el EXP. N.°
1951-2003-AC/TC, así como la sentencia 0023-2007-PI/TC, Proceso de inconstitucionalidad interpuesto por la
Federación Nacional de Docentes Universitarios del Perú y más de cinco mil ciudadanos contra los Decretos
de Urgencia 033-2005 y 002-2006, los cuales iban a reglamentar los dispuesto por la ley Nº 28603, por cuanto
dichos decretos resultaron contrarios en ciertos extremos al sistema jurídico, proponiéndose que la
equiparación de los salarios de los profesores universitarios al amparo del artículo 53 debería hacerse bajo el
siguiente criterio.
La lucha por el cumplimiento de dicha homologación a la fecha continua, por cuanto el Poder Ejecutivo,
justificando razones de índole presupuestaria, se ha excusado de cumplir cabalmente con el programa de
homologación, el cual constituye un derecho establecido por la ley.

55
CAPÍTULO IX

ESTUDIANTES

Artículo 97° - Estudiantes

Son estudiantes universitarios de pregrado quienes habiendo concluido los estudios de educación
secundaria, han aprobado el proceso de admisión a la universidad, han alcanzado vacante y se
encuentran matriculados en ella.
Los estudiantes de los programas de posgrado, de segunda especialidad así como de los programas
de educación continua, son quienes han aprobado el proceso de admisión y se encuentran
matriculados.
En ambos casos se sujetan a lo dispuesto en los estatutos correspondientes. Los estudiantes
extranjeros no requieren de visa para la matricula; la misma que debe regularizarse antes del inicio
del semestre lectivo siguiente.

Comentario Ramos Fernández André

Estudiante se puede definir como, aquella persona que se desempeña como alumno de un centro académico,
sea colegio, instituto, universidad, academia, entre otros.
La real academia de lengua española ha definido al estudiante como la persona que estudia en una
universidad u otro centro de enseñanza.
La nueva ley está abocado a dos clases de estudiantes:
Primero, aquellos de pregrado (estudiantes universitarios que aún no han alcanzado el título profesional), sin
embargo cabe destacar que un estudiantes de pregrado puede ser un profesional; que haya estudiado en la
misma universidad u otra; en el caso de las universidades públicas, el estudio de una segunda carrera
profesional será restringido ya que en este caso ya no gozara del derecho a la gratuidad. Esto está basado en
el derecho al acceso a la educación, el cual tiene rango constitucional al ser un derecho humano, el derecho a
la educación tiene algunas manifestaciones las cuales han sido establecidas por el tribunal constitucional, y
son, a) acceder a una educación, b) la permanencia y el respeto a la dignidad del escolar y, c) la calidad de
educación3. Para considerar estudiantes de pregrado la ley ha establecido algunos requisitos como; haber
concluido sus estudios de educación secundaria, haber obtenido una vacante en el proceso de ingreso a la
universidad y estar matriculado en él.
Y los estudiantes de postgrado, que son quieres ya obtuvieron el título profesional y realizan estudios de
especialización, para el mejor desenvolvimiento en una determinada área, lo cual va a ser de gran importancia
ya que es esta especialización le que convierte a un profesional en un experto en una rama de su profesión,
así mismo, esta especialización va a generar mayor desarrollo de investigación y mayor seguridad en la
práctica profesional.
Así, la formación profesional, que se realiza de dos formas: la primera tomando como alumno a quien no tiene
conocimientos sobre la especialidad y dándole tanto los fundamentos científicos y conceptuales de la materia,
como las habilidades para su aplicación práctica; y, la segunda tomando como alumno al profesional ya
formado, y actualizándolo en sus conocimientos lo que, muchas veces, suele ser una tarea de envergadura
por el rápido desarrollo que tiene el volumen de conocimiento de la humanidad en la actualidad 4
Estas dos clases de estudiantes definidos por la ley deben ser estar sujetos al estatuto correspondiente, que
fija los lineamientos, para conseguir los fines y objetivos de un centro de estudios.
Los estudiantes extranjeros no necesitaran de una VISA para la matricula, la cual es una norma entre países
para legalizar al estancia y libre tránsito de una persona extrajera, sea esta por convenios nacionales. En este
caso la ley se refiere a la visa estudiantil para los efectos de una persona que está matriculada en un centro
educativo del país de destino. Como lo dice el nombre, es una visa para estudiar en dicho país. Todo este
proceso debe de realizarse antes del inicio del respectivo semestre académico.
A diferencia de la ya derogada ley universitaria 23733, este artículo no ha sufrido cambios de gran relevancia,
ya que su interpretación puede colegirse los mismos derechos. Puede señalarse que este articulo a diferencia
del artículo 55 de la ya derogada ley, establece en su segundo párrafo que los estudiantes pueden acogerse
al régimen de matrícula que mejor deseen, el cual está regulado en el siguiente articulo como proceso de
admisión a la universidad.

3 Sentencia del Tribunal Constitucional, expediente N° 04646-2007-AA/TC, fundamento 15.


4 Marcial Rubio Correa, estudio de la constitución política de 1993, tomo II. Pontificia universidad católica del Perú 1999. Pág. 172

56
Artículo 98°.- Proceso de admisión

La admisión a la universidad se realiza mediante concurso público, previa definición de plazas y


máximo una vez por ciclo. El concurso consta de un examen de conocimientos como proceso
obligatorio principal y una evaluación de aptitudes y actitudes de forma complementaria opcional. El
Estatuto de cada universidad establece las modalidades y reglas que rigen el proceso ordinario de
admisión y el régimen de matrícula al que pueden acogerse los estudiantes. Ingresan a la universidad
los postulantes que alcancen plaza vacante y por estricto orden de mérito.
Las universidades determinan el número de vacantes, con las siguientes excepciones:
98.1. Los titulados o graduados.
98.2. Quienes hayan aprobado por lo menos cuatro períodos lectivos semestrales o dos anuales o
setenta y dos (72) créditos.
98.3. Los dos (2) primeros puestos del orden de mérito de las instituciones educativas de nivel
secundario, de cada Región, en todo el país.
98.4. Los deportistas destacados, acreditados como tales por el Instituto Peruano del Deporte (IPD).
98.5. Los becados por los Programas Deportivos de Alta Competencia (PRODAC) en las universidades
privadas societarias.
98.6. Las personas con discapacidad tienen derecho a una reserva del 5 % de las vacantes ofrecidas
en sus procedimientos de admisión.
En los casos 98.1 y 98.2 los postulantes se sujetan a una evaluación individual, a la convalidación de
los estudios realizados en atención a la correspondencia de los sílabos, a la existencia de vacantes y a
los demás requisitos que establece cada universidad.
Las universidades pueden celebrar acuerdos con instituciones de educación superior para la
determinación de la correspondencia de los sílabos.
Las personas que hayan sido condenadas por el delito de terrorismo o apología al terrorismo en
cualquiera de sus modalidades están impedidas de postular en el proceso de admisión a las
universidades públicas.
Las universidades están obligadas a cumplir lo dispuesto en las leyes especiales sobre beneficios para
la admisión a la universidad; y pueden establecer otras formas de acceso conforme a ley.

Comentario Ramos Fernández André

El acceso e ingreso a la universidad se lograra a través de concurso público, salvo leyes especiales que
determinen otra forma de admisión, el concurso publico deberá ser comunicado por la universidad que lo
promueve a toda la sociedad, una vez que se haya establecido el número de vacantes o plazas; así mismo,
este concurso solo deberá realizarse una vez por ciclo o semestre.
El concurso público que expresa la ley debe de ser un concurso de examen de conocimientos, de forma
principal y obligatoria; y de manera complementaria u opcional las universidades podrán establecer otro tipo
de exámenes o prueba según sus estatutos siempre que no vulnere los derechos fundamentales recogidos en
la constitución; como examen de actitudes y aptitudes
Son los estatutos de las universidades quienes determinaban las formas y reglas del concurso público, y de
igual manera el régimen de matrícula que pueden escoger los alumnos que hayan obtenido una vacante en el
concurso público. Ingresan a la universidad los estudiantes que hayan obtenido una nota satisfactoria, que es
establecida por el estatuto de las universidades, esta debe de ser en estricto orden de mérito.
Las universidades serán las únicas quienes determinen el número de ingresantes, en el concurso público, con
las siguientes excepciones: (1) titulados o graduados, (2) Quienes hayan aprobado por lo menos cuatro
períodos lectivos semestrales o dos anuales o setenta y dos créditos, (3) Los dos primeros puestos del
orden de mérito de las instituciones educativas de nivel secundario, de cada Región, en todo el país, (4)
Los deportistas destacados, acreditados como tales por el Instituto Peruano del Deporte, (5) Los becados por
los Programas Deportivos de Alta Competencia (PRODAC) en las universidades privadas societarias; y, (6)
Las personas con discapacidad tienen derecho a una reserva del 5 % de las vacantes ofrecidas en sus
procedimientos de admisión. Para los casos del inciso 1 y 2 los estudiantes deben de estar sujetos a la
evaluación y convalidación del syllabus, establecida por cada universidad.
Estos casos de exoneración del concurso público, también fueron establecidos en la ya derogada ley, empero
solo en tres de estos casos, la ley beneficiaba y exonera del concurso a los deportistas destacados, becados
de programas deportivos y a las personas con discapacidad.
En la práctica, cada universidad decide sus modalidades de acceso, siendo el examen de admisión el más
generalizado. Otras formas son: por rendimiento académico en los centros preuniversitarios de las

57
universidades a las que se postula, por contar con estudios de bachillerato internacional escolar, por ser
persona discapacitada, por ser víctima del terrorismo, por ser héroe de guerra, por convenios internacionales
de estudios y por pertenecer a las fuerzas armadas y policiales del país5.
No pueden postular al concurso público de proceso de admisión, las personas condenadas por el delito de
terrorismo o apología al terrorismo en cualquiera de sus modalidades, esto está fundamentado en
razones del interés general y por razones de seguridad pública, ya que no se puede proveer la educación de
personas que fomenten el terrorismo.
La ley estable expresamente que las universidades están obligadas a cumplir lo dispuesto en las leyes
especiales sobre beneficios para la admisión a la universidad; y de igual manera pueden establecer
otras formas de acceso conforme a ley.
Un ejemplo de formas de incorporación de nuevos estudiantes a las universidades peruanas es el caso de la
Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco. Esta universidad ofrece varias modalidades alternativas
de ingreso además del examen de admisión; opciones que no necesariamente implican selección de
postulantes. En la década de los años noventa la universidad entabló convenio con los pueblos amazónicos
de su zona de influencia, quienes propusieron el "ingreso especial para los estudiantes nativos que
concluyeron la secundaria" (Proyecto "HatunÑan", 2003). Así, en 1998 y por espacio de 10 años, la
universidad empezó a ofrecer una modalidad especial de admisión a los estudiantes de las comunidades
nativas de las cuencas del río Urubamba, Manu y Madre de Dios para su formación profesional. Mediante ella
los estudiantes amazónicos seleccionados tenían que cumplir en forma gratuita un curso nivelatorio de
actualización de conocimientos previo al inicio de los estudios en las carreras ofertadas. Cabe anotar que el
convenio excluía el estudio de Ingenierías, Derecho, Medicina Humana y Odontología. El curso de nivelación
reemplazaba a los exámenes regulares de admisión a la universidad 6.

Artículo 99°.- Deberes de los estudiantes:

Son deberes de los estudiantes:


99.1. Respetar la Constitución Política del Perú y el Estado de Derecho.
99.2. Aprobar las materias correspondientes al periodo lectivo que cursan.
99.3. Cumplir con esta ley y con las normas internas de la universidad.
99.4. Respetar los derechos de los miembros de la comunidad universitaria y el principio de
autoridad.
99.5. Respetar la autonomía universitaria y la inviolabilidad de las instalaciones universitarias.
99.6. Usar las instalaciones de su centro de estudios exclusivamente para los fines universitarios.
99.7. Respetar la democracia, practicar la tolerancia, cuidar los bienes de la institución y rechazar la
violencia.
99.8. Matricularse un número mínimo de doce (12) créditos por semestre para conservar su
condición de estudiante regular, salvo que le falten menos para culminar la carrera.
99.9. Los demás que disponga el estatuto de cada universidad.

Comentario Ramos Fernández André

Los deberes de los estudiantes ya estuvieron establecidos por la ley universitaria 23733 (derogada), es su
artículo 57, y la gran diferencia con la actual ley es que, esta última es de clausula abierta, es decir que el
estatuto de las universidades podrán disponer otros deberes para los estudiantes, que deben de ir en armonía
con la constitución y las leyes de su materia.
El primer deber que la ley estable es (1) el cumplimiento y respeto a la constitución y al estado de derecho,
este deber es de marera general ya que no solo es para los estudiantes sino para toda la sociedad en
conjunto, el respeto a la constitución es la base del estado constitucional de derecho, a diferencia del policiaco
o legal; así también al estado de derecho, que es la obligación de cumplir con todas las leyes del estado
según corresponda, y seguidamente los deberes de (2) aprobar las materias correspondientes al periodo
lectivo que cursan, (3) cumplir con esta ley y las normas internas de la universidad, (4) respetar los derechos
de los miembros de la comunidad universitaria y el principio de autoridad, (5) respetar la autonomía
universitaria y la inviolabilidad de las instalaciones universitarias, (6) Usar las instalaciones de su centro
de estudios exclusivamente para los fines universitarios, (7) Respetar la democracia, practicar la

5 Los sistemas de acceso, normativas de permanencia, y estrategias de tutoría y retención de estudiantes de educación superior, – INFORME NACIONAL PERÚ.
Pág. 8
6 Ibídem. Págs. 11 y 12

58
tolerancia, cuidar los bienes de la institución y rechazar la violencia,(9) Matricularse un número mínimo de
doce (12) créditos por semestre para conservar su condición de estudiante regular, salvo que le falten
menos para culminar la carrera.
Debemos de indicar que en la anterior ley, el incumplimiento de los deberes tenía gran impacto en la gratuidad
de la educación, a diferencia de esta nueva ley, que ha modificado la sistematización y ha cambiado las
sanciones a los estudiantes en diferentes dispositivos.

Artículo 100°.- Derechos de los estudiantes:

Son derechos de los estudiantes:


100.1. Recibir una formación académica de calidad, que les otorgue conocimientos generales, para el
desempeño profesional y herramientas de investigación.
100.2. La gratuidad de la enseñanza en la universidad pública.
100.3. Participar en el proceso de evaluación a los docentes por periodo académico con fines de
permanencia, promoción o separación.
100.4. Tener la posibilidad de expresar libremente sus ideas, sin que pueda ser sancionado por causa
de las mismas.
100.5. Participar en el gobierno y fiscalización de la actividad universitaria, a través de los procesos
electorales internos, de acuerdo con esta Ley y la regulación que establezca cada universidad.
100.6. Ejercer el derecho de asociación, para fines vinculados con los de la universidad.
100.7. Tener en las universidades privadas, la posibilidad de acceder a escalas de pago diferenciadas,
previo estudio de la situación económica y del rendimiento académico del alumno.
100.8. Contar con ambientes, instalaciones, mobiliario y equipos que sean accesibles para las
personas con discapacidad.
100.9. Ingresar libremente a las instalaciones universitarias y a las actividades académicas y de
investigación programadas.
100.10. Utilizar los servicios académicos y de bienestar y asistencia que ofrezca la Institución
Universitaria.
100.11. Solicitar reserva de matrícula por razones de trabajo o de otra naturaleza debidamente
sustentada. No excederá de tres (3) años consecutivos o alternos.
100.12. En el caso de las universidades públicas, la gratuidad de la enseñanza se garantiza para el
estudio de una sola carrera.
100.13. El alumno tiene el derecho de gratuidad para el asesoramiento, la elaboración y la
sustentación de su tesis, para obtener el grado de Bachiller, por una sola vez.
100.14. Los demás que dispongan el Estatuto de la universidad.

Comentario Ramos Fernández André

La derogada ley universitaria no reconocía tantos derechos a los estudiantes como lo hace la nueva ley, que
reconocía casi solo un tercio de la actual ley, y de igual manera que la anterior este artículo es de clausula
abierta.
Los estudiantes tienen derecho a (1) recibir una formación académica de calidad, que les otorgue
conocimientos generales, para el desempeño profesional y herramientas de investigación, por educación de
calidad ha sido definido en referencia a dos principios: “el primero considera que el desarrollo cognitivo del
educando es el objetivo explícito más importante de todo el sistema, y por consiguiente su éxito en este
ámbito constituye un indicador de la calidad de la educación que ha recibido”; y, “el segundo hace hincapié en
el papel que desempeña la educación en la promoción de actitudes y los valores relacionados con una buena
conducta cívica, así como las condiciones propicias para el desarrollo afectivo y creativo del educando7.
De esta manera, amplitud de acceso y calidad de la oferta educativa, son dos exigencias constitucionales de
primer orden que no pueden ser desatendidas y entre las que hay que privilegiar un razonable equilibrio. Así,
en procura de garantizar el acceso a la educación, no es posible permitir y menos aún promover la apertura
indiscriminada de centros educativos que no garanticen ciertos estándares de calidad educativa. Como
tampoco resulta razonable que ante la constatación de la baja calidad de la educación impartida, el Estado
opte por la llana prohibición de la apertura de centros educativos. En ambos casos, el Estado estaría

7Cfr. UNESCO 2004, Rapportmondial de suivi sur EPT Educationpourtous, L´exigence de qualite 2005, Editions UNESCO, París, p. 461. De ello toma nota el Ministerio
de Educación (cfr. Ministerio de Educación. Plan Nacional de Educación para Todos 2005-2015, Perú. Hacia una educación de calidad con equidad, septiembre, 2005, p. 101).

59
renunciando a cuando menos uno de los deberes impuestos por el Constituyente, y en ese sentido,
decantándose por una alternativa que, aunque quizá sencilla, se encontraría también sensiblemente alejada
del razonable equilibrio antes referido. Todo accionar del Estado debe estar orientado a garantizar el derecho
fundamental de acceso a una educación de calidad.8
(2) Derecho a la gratuidad de la enseñanza en la universidad pública, El precepto es concreto y directo.
Donde el Estado sea capaz de brindar el servicio educativo adecuado, la educación es gratuita. No se
cobra directamente la prestación de los servicios a los educandos. Cualquier persona debe tener libre acceso
a estas entidades públicas, siempre que reúna los requisitos correspondientes
Lógicamente, la realidad no puede ser reducida a una concepción simplista como es la de pretender
comprender que exista un servicio que pueda resultar gratuito, salvo para aquel que lo recibe, y esto aún es
discutible, pues además de que por sí mismo genera un costo, el receptor paga en parte ese costo
indirectamente9
Así mismo, (3) Participar en el proceso de evaluación a los docentes por periodo académico para determinar
el grado de permanencia, así como su promoción o separación, (4) Tener la posibilidad de expresar
libremente sus ideas, en ejercicio de libre expresión, sin que pueda ser sancionado por causa de las
mismas, siempre que no afecte el derecho de otros (5) Participar en el gobierno y fiscalización de la actividad
universitaria, a través de los procesos electorales internos, de acuerdo con esta Ley y la regulación que
establezca cada universidad según su estatuto, (6) Ejercer el derecho de asociación, para fines
vinculados con los de la universidad, y así poder participar en los procesos de carácter público que
reconoce el estado (7) Tener en las universidades privadas, la posibilidad de acceder a escalas de pago
diferenciadas, previo estudio de la situación económica y del rendimiento académico del alumno, esto
directamente relacionado con el derecho de acceso y promoción de la educación, (8) Contar con
ambientes, instalaciones, mobiliario y equipos que sean accesibles para las personas con discapacidad,
(9) Ingresar libremente a las instalaciones universitarias y a las actividades académicas y de
investigación programadas, (10) Utilizar los servicios académicos y de bienestar y asistencia que
ofrezca la Institución Universitaria, (11) Solicitar reserva de matrícula por razones de trabajo o de otra
naturaleza debidamente sustentada. No excederá de tres (3) años consecutivos o alternos, creemos
que el legislador ha determinado de manera acertada este periodo de tiempo, ya que el tiempo promedio de
estudio profesional es de 5 años, dando la ley la facultad de poder reservar la matricula en casi la mitad del
tiempo, en caso contrario esto vulneraria el derecho a los demás de acceder y tener una vacante en la
universidad,(12) En el caso de las universidades públicas, la gratuidad de la enseñanza se garantiza
para el estudio de una sola carrera, (13) El alumno tiene el derecho de gratuidad para el asesoramiento,
la elaboración y la sustentación de su tesis, para obtener el grado de Bachiller; esperemos que de ahora en
adelante este dispositivo de cumpla, al ya estar determinado taxativamente por la ley, pues muchos docentes
universitarios han visto una oportunidad para poder lucrar a costa del derecho de los estudiantes, que tienen
el derecho a contar con un asesoramiento gratuito, técnico y científico en la sustentación de una tesis, la cual
es un fin de la educación universitaria de formación científica y tecnológica.

Artículo 101°.- Sanciones:

Los estudiantes que incumplan los deberes señalados en la presente Ley, deben ser sometidos a
proceso disciplinario y son sujetos a las sanciones siguientes:
101.1. Amonestación escrita.
101.2. Separación hasta por dos (2) períodos lectivos.
101.3. Separación definitiva.
Las sanciones son aplicadas por el órgano de gobierno correspondiente, de acuerdo al Estatuto y
según la gravedad de la falta, bajo responsabilidad.

Comentario Ramos Fernández André

Las sanciones recogidas por la ley son las mismas que la anterior ley universitaria, ya derogada.
Una sanción es una consecuencia o padecimiento, expresada en la ley, por la infracción o incumplimiento de
una norma jurídica. En este caso, las sanciones por el incumplimiento de los deberes estudiantiles, son de
carácter administrativo

8 Sentencia del Tribunal Constitucional, expediente N° 00017-2008-PI/TC, fundamento 14.


9 La constitución comentada, tomo I, gaceta jurídica, diciembre 2006. Pág. 487.

60
Amonestación escrita; no es propiamente una sanción, sino más bien un remedio preventivo, mediante una
amonestación se hace presente alguna cosa para que se considere, procure o evite; a veces, por vía de
corrección disciplinaria bien un preaviso y una condición de infractor, expresando los motivos o hechos por el
cual se le envía, así como también la fecha de la comisión de la infracción; así mismo, la amonestación
tendrán una pena establecida por el órgano de gobierno correspondiente, el cual debe establecerlo de forma
razonable y proporcional, de conformidad con el estatuto de la universidad correspondiente.
La separación provisional, es una de las sanciones que estable la ley, que será establecida por el
incumplimientos de alguno de los deberes establecidos, esta separación tiene carácter provisional, es decir
por un tiempo determinado, no pudiendo exceder a 2 periodos lectivos, se impondrá esta sanción cuando la
infracción sea de mediana gravedad la cual debe ser establecida por el órgano de gobierno correspondiente
La separación definitiva, solo puede darse en casos de que la infracción cometida revierta una alta gravedad,
por ejemplo usar las instalaciones de la universidad para la venta de drogas, o alterar grave e
irremediablemente instalaciones de la universidad. El proceso disciplinario que conlleve a una separación
definitiva debe de llevar consigo el respeto irrestricto al derecho de defensa, y que se desarrolle con todas las
garantías de un debido proceso administrativo; de igual manera solo podrá imponer la separación definitiva el
órgano de gobiernos correspondiente, de acuerdo con el estatuto y las leyes correspondientes.

Artículo 102º.- Matrícula condicionada por rendimiento académico.

La desaprobación de una misma materia por tres veces da lugar a que el estudiante sea separado
temporalmente por un año de la universidad. Al término de este plazo, el estudiante sólo se podrá
matricular en la materia que desaprobó anteriormente, para retornar de manera regular a sus
estudios en el ciclo siguiente. Si desaprueba por cuarta vez procede su retiro definitivo.
Lo dispuesto en el párrafo precedente no impide que el Estatuto de la universidad contemple la
separación automática y definitiva por la desaprobación de una materia por tercera vez.

Comentario Ramos Fernández André

El presente artículo es una novedad en la actual ley, ya que la ya derogada ley no regulo de manera alguna la
matricula condicionada según el rendimiento académico del estudiante.
Parte de una amonestación al estudiante por el bajo rendimiento académico que tiene, respecto a una materia
o curso determinado, y en caso de reincidir en este déficit, se prescribe una sanción severa, que será la
expulsión del estudiante de la universidad.
El estudiante que desapruebe una misma materia por 3 veces, de forma consecutiva o no, será suspendido
temporalmente por un año, se debe de entender un año natural, ya que la ley no se refiere a 2 semestres
académicos, los cuales se llevan en la mayoría de casos en menos de 1 año. Al cabo de esta sanción el
alumno podrá regresar al centro de estudios, empero, en este nuevo ciclo solo podrá matricularse en el curso
o materia que desaprobó en el ocasiones anteriores, es decir será la única materia que desarrolla en dicho
ciclo.
Si bien esta sanción tiene por objeto persuadir en los estudiantes el correcto desarrollo de la actividad
académica, y de esa manera no caer en un abuso del derecho a la educación, esta es muy excesiva, pues es
suficiente con la suspensión de un año, por haber desaprobado 3 veces una misma materia, y no así la
restricción de matricularse en los demás cursos al término de la sanción, pues debe de tenerse en razón que
también es responsabilidad del estado fomentar el desarrollo académico e imaginativo, pues en este caso, no
siempre será responsabilidad del estudiante, sino también es responsabilidad del docente quien debe de
ayudar a comprender, aprender y desarrollar de manera satisfactoria la realización de la asignatura.
Así mismo, el dispositivo en comentario, establece que si un estudiante desaprobara por cuarta vez la misma
materia, se le retirara de forma definitiva del centro de estudios, esto es comprensible ya que si una vez un
estudiante suspendido, durante un año, no ha tomado las medidas responsables para el correcto desarrollo y
aprendizaje, de la materia desaprobada, de forma personal; la sanción pertinente será la separación definitiva
de la universidad, pues el estado no puede soportar por largo tiempo a los estudiantes quienes tienen un
marcado desinterés por el aprendizaje de las materias. Con esto, se ha hecho caso a las críticas de algunos
sectores de la sociedad universitaria de expulsar a los estudiantes eternos, quienes prolongan su estadía
gratuita en la universidad, para realizar actividades extra estudiantiles, en las universidades.
Finalmente en el segundo párrafo, la ley indica que la matrícula condicionada por rendimiento académico, no
impide que el estatuto de la universidad contemple la separación automática y definitiva por la desaprobación
de una materia por tercera vez, esto es la reglamentación particular de cada universidad, quien podrá
disponer la separación de un estudiante por desaprobar por vez tercera una misma materia.

61
Artículo 103°.- Requisitos para ser representante de los estudiantes

Los alumnos pueden participar como representantes en los diversos órganos de gobierno de la
universidad. Para ello, deben ser estudiantes de la misma casa de estudios, pertenecer al tercio
superior de rendimiento académico, contar con por lo menos treinta y seis (36) créditos aprobados y
no tener una sentencia judicial condenatoria ejecutoriada.
Quienes postulen a ser representantes estudiantiles deben haber cursado el periodo lectivo
inmediato anterior a su postulación en la misma universidad. No existe reelección en ninguno de los
órganos de gobierno para el periodo inmediato siguiente.
Los representantes estudiantiles no pueden exceder del tercio de número de miembros de cada uno
de los órganos de gobierno.
El cargo de representante estudiantil no implica ninguna retribución económica o de cualquier
índole, bajo ningún concepto.

Comentario Ramos Fernández André

Los estudiantes tienen el derecho de poder participar las elecciones para ser representantes en los órganos
de gobierno de la universidad, este articulo ya estaba reconocido de forma similar en la ya derogada ley
universitaria, la forma de acceder a un cargo de representación estudiantil está determinada por esta ley y
especialmente por los estatutos de las universidades.
Los actuales procedimientos para la elección de miembros de los órganos de gobierno de las universidades
públicas y asociativas favorecen el corporativismo y el clientelaje, factores nocivos para la democratización y
eficiencia de la gestión. La elección indirecta de autoridades permite que los miembros de los órganos
colegiados (Consejo de Facultad, Consejo Universitario y Asamblea Universitaria), encargados de
designarlos, no existiendo canales de comunicación regular con los representados o mecanismos de
fiscalización y revocatoria efectivos, adquieran una cuota de poder y decisión pasible de negociación en una
lógica clientelista y de escasa transparencia que mina la legitimidad del gobierno universitario 10
Para poder ser representante estudiantil, se exige ciertos requisitos que son indispensables, como: (1) deben
ser estudiantes de la misma casa de estudios, (2) pertenecer al tercio superior de rendimiento académico, (3)
contar con por lo menos treinta y seis créditos aprobados y (4) no tener una sentencia judicial condenatoria
ejecutoriada.
Además, los estudiantes deben de haber cursado el ciclo inmediato anterior a la postulación en la misma
universidad, no solo requiere matricula, sino que como mínimo deba de matricularse a 12 créditos, para
mantener su condición de regular.
Se ha prohibido la reelección inmediata de todo estudiante en cualquier órgano de gobierno, para el periodo
inmediato siguiente.
Así mismo, Los representantes estudiantiles no pueden exceder del tercio de número de miembros de cada
uno de los órganos de gobierno, como son; el Consejo de Facultad, Consejo Universitario y Asamblea
Universitaria.
El cargo de representante estudiantil no goza de ninguna retribución económica o de cualquier índole
(regalos, promesas, artefactos, etc.) bajo ningún concepto.

Artículo 104°.- Incompatibilidades de los representantes de los estudiantes

Los representantes de los estudiantes en los órganos de gobierno de la universidad están impedidos
de tener cargo o actividad rentada en ellas durante su mandato y hasta un año después de
terminado éste. Se efectúa una excepción en el caso de ser asistente de docencia o de investigación.
No puede ser representante ante los órganos de gobierno de más de una universidad en el mismo
año lectivo.
Los representantes de los órganos de gobierno no deben aceptar, a título personal o a favor de sus
familiares, hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, subvenciones,
concesiones, donaciones y otras ventajas de parte de los promotores y autoridades universitarias.

10 La universidad en el Perú, razones para una reforma universitaria: informe 2006. Dirección de coordinación universitaria, ministerio de educación.

62
Comentario Ramos Fernández André

La incompatibilidad que la ley expresa está fundamentado en razones de alto compromiso y desarrollo
institucional que deben de desarrollar los representantes estudiantiles en los órganos de gobierno de las
universidades, esta prohibición está dirigida a las actividades o cargos rentados que el estudiante tenga
durante su mandato, y hasta un año después de terminado este, y este último por las influencias que podría
generar en contra de la universidad para favorecerse asimismo o a terceros.
Sin embargo la propia ley ha determinado una excepción y es cuando un estudiante sea asistente de docencia
o de investigación.
Los estudiantes no pueden ser representantes ante los órganos de gobierno de más de una universidad en el
mismo año electivo
Otra prohibición, es que los representantes de los órganos de gobierno no deben aceptar, a título personal o a
favor de sus familiares, hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, subvenciones,
concesiones, donaciones y otras ventajas de parte de los promotores y autoridades universitarias, lo cual será
sancionado según la presente ley y el estatuto correspondiente, las cuales podrán ser amonestaciones,
separación provisional o definitiva según la gravedad de la infracción; así mismo, estas infracciones no están
exentas de responsabilidad civil o penal según sea el caso.
La Corte Suprema, a través del Recurso de Nulidad Nº 1923-2012-Piura, señala que “la relación de los
acusados con el ejercicio de funciones públicas y su deber de protección con el objeto jurídico del delito de
cohecho, los vincula con el delito en cuestión como sujetos activos”.
Con este pronunciamiento se ha establecido que los miembros del Consejo Universitario también ejercen
función pública.
Al respecto, la Corte Suprema aclara que el Consejo Universitario forma parte de un organismo del Estado y,
en consecuencia, sus miembros desarrollan funciones públicas como, por ejemplo, el examen de admisión de
una universidad nacional.
Por estos motivos, a sus miembros también se les exige no infringir los deberes en sus funciones. Es decir,
que los estudiantes miembros del Consejo Universitario realizan también una función pública como parte de
un organismo del Estado.
En consecuencia, ellos también son responsables penalmente por cualquier acto de corrupción que cometan
durante su permanencia en el Consejo11

CAPÍTULO X

DE LOS GRADUADOS

Artículo 105° - Graduados.

Son graduados quienes han culminado sus estudios en una universidad y reciben el grado
correspondiente de dicha universidad, cumplidos los requisitos académicos exigibles. Forman parte
de la comunidad universitaria.

Comentario Ramos Fernández André

Egresado o graduado es aquel sujeto que ha concluido sus estudios, y ha obtenido un título o graduación
académica, normalmente de rango universitario.
Según el diccionario de la RAE, el concepto adquiere un contenido más amplio, en cuanto que no se ciñe sólo
al ámbito universitario, pues para la RAE egresado es la persona que sale de un establecimiento docente
después de haber terminado sus estudios.
La universidad ha sido así definida como una comunidad de profesores alumnos y graduados. Esta es la
organización tradicional de la Universidad y la que reconoce la Constitución en el Perú. Tradicionalmente y la
Ley Universitaria vigente así lo establece es esta comunidad la que toma las decisiones institucionales de
acuerdo a una organización predeterminada Dentro de dicha organización participan los representantes de los
promotores
Este concepto no ha sido claramente definido en la legislación existente pero siempre se ha dicho que ellos
son quienes ponen capital en una universidad y tienen derecho a parte de las decisiones que tome. 12

11Véase, http://laley.pe/not/840/miembros-del-consejo-universitario-tambien-cometen-cohecho.
12 Marcial Rubio Correa, estudio de la constitución política de 1993, tomo II. Pontificia universidad católica del Perú 1999. Pág. 175

63
Se trata de un precepto que muchas veces ha sido mal interpretado. El concepto y significado de una
norma no necesariamente se traduce en aquel que pudiera haber sido elegido por sus proponentes.
Se ha dicho también que la universidad es la comunidad de profesores, alumnos y graduados porque
estas personas son las que comúnmente conforman los órganos de decisión de la misma. Asimismo, se
propuso que los promotores participasen en ella como un reconocimiento residual a su labor de
organización. Sin embargo, tal pensamiento pertenece a una concepción superada por la realidad
circundante a nivel nacional e internacional, y ciertamente, amparada en las leyes vigentes. 13
La ley afirma que solamente las universidades otorgan los grados académicos de bachiller, maestro y doctor,
y el título profesional de licenciado, este último a Nombre de la Nación.
La obtención del bachillerato ya no es automático al culminar los estudios, y el título profesional se obtiene a
través de varias modalidades: a) A la presentación y aprobación de la tesis; b) Después de ser egresado y
haber prestado servicios profesionales durante tres años consecutivos en labores propias de la especialidad,
previa presentación de un trabajo que asigne la universidad, c). Cualquier otra modalidad que la universidad
indique.14
La entrega de del grado correspondiente está a cargo de las universidades conforme al cumplimiento de los
requisitos académicos exigidos y requisitos formales para su tramitación, todo esto conforme al estatuto
correspondiente de la universidad.

Artículo 106°.- Creación de la Asociación de Graduados.

Las universidades pueden tener una Asociación de Graduados debidamente registrados; con no
menos del 10% de sus graduados en los últimos diez (10) años.
Su creación debe ser oficializada por resolución del Consejo Universitario y ratificada por la Asamblea
Universitaria. Debe cumplir con los requisitos para la formación de Asociaciones contemplados en el
Código Civil y demás normas pertinentes.
Su estatuto y su reglamento de infracciones y sanciones son aprobados en la asamblea de creación
de la Asociación de Graduados.

Comentario Ramos Fernández André

Este dispositivo es otra novedad en la presente ley, pues antes no estaba regulado el derecho a libre
asociación de los graduados en las universidades, sino solo su convocatoria cuando era pertinente para su
participación en los órganos de gobierno. Así las universidades pueden tener una asociación de graduados
que estén debidamente registrados, en padrones a cargo de la autoridad universitaria correspondiente, la cual
no debe de ser menor al diez por ciento del número total de graduados en los últimos diez años.
La creación y reconocimiento de la asociación de graduados debe de ser oficializada por resolución del
consejo universitario y ratificado por la asamblea universitaria.
Esta asociación debe de cumplir los requisitos para la formación de asociaciones, para lo cual se debe de
recurrir al código civil peruano.
Así, el artículo 8º de código civil prescribe que: La asociación es una organización estable de personas
naturales o jurídicas, o de ambas, que a través de una actividad común persigue un fin no lucrativo
El derecho de asociación (reconocido por la Constitución en su artículo 2, inciso 13) constituye uno de los más
importantes mecanismos que el ordenamiento jurídico proporciona a los ciudadanos para que, en forma
conjunta, lleven a cabo las actividades de participación política, educativa, social, cultural o deportiva
necesarias para un adecuado desarrollo de las personas y de la comunidad en general. Este derecho permite
a quienes tengan intereses comunes agruparse, de manera estable y permanente, alrededor de un fin no
lucrativo para desarrollar y potenciar tales actividades. (FERNÁNDEZ FARRERES) 15.
Fernández Segado Expresa que este derecho se configura a su vez, en dos vertientes: una positiva y otra
negativa. La primera, llamada también libertad positiva de asociación, es la libertad de todas las personas de
constituir una asociación o de integrantes a otra, siempre y cuando cumpla con los requisitos de admisión
exigidos. La vertiente negativa, o libertad negativa de asociación, es la contrapartida de la anterior y significa
la posibilidad de retirarse de una asociación, que tiene una persona o de no asociarse si no lo desea, siendo
violatorio de su derecho constitucional, cualquier intento de afiliación obligatoria a una asociación, puesto que
la pertenencia a una asociación constituye un acto que se integra, también, dentro de los ámbitos de la
autonomía personal16.

13 La constitución comentada, tomo I, gaceta jurídica, diciembre 2006. Pág. 495.


14 Los sistemas de acceso, normativas de permanencia, y estrategias de tutoría y retención de estudiantes de educación superior – informe nacional Perú –
.Proyecto ACCEDES.
15 Código civil comentado, tomo I – Título preliminar, personas y acto jurídico, gaceta jurídica. Abril 2008.
16 Fernández Segado. El sistema constitucional español.

64
El estatuto y su reglamento de infracciones y sanciones son aprobados en la asamblea de creación de
la Asociación de Graduados

Artículo 107°.- Funciones de la Asociación de Graduados

La Asociación de Graduados es un ente consultivo de las autoridades de la universidad. Su presidente


o representante tiene voz y voto en los órganos de gobierno. Tiene las siguientes funciones:
107.1. Estrechar los vínculos de confraternidad entre los graduados.
107.2. Fomentar una relación permanente entre los graduados y la universidad.
107.3. Promover y organizar actividades científicas, culturales, profesionales y sociales, en beneficio
de sus asociados y de los miembros de la comunidad universitaria.
107.4. Contribuir con la búsqueda de fondos y apoyo a la universidad.
107.5. Apoyar económicamente, en la medida de sus posibilidades, a los estudios de alumnos
destacados de escasos recursos económicos.
107.6. Las demás que señale el Estatuto.

Comentario Ramos Fernández André

Las asociaciones tienen como objeto ser un ente consultivo de las autoridades universitarias, quien preside la
asociación de graduados tiene voz y voto en los órganos de gobierno de las universidades. Este objeto debe
de estar dirigida a coordinar las actividades económicas, éticas y especialmente académicas dentro de la
universidad con acuerdo de los órganos de gobierno
la asociación tiene como una de sus funciones el fortalecer los vínculos de confraternidad con todos los
graduados que conforman la comunidad universitaria; desarrollar actividades dinámicas y permanentes entre
los graduados y toda la universidad, es decir con los estudiantes, docentes, y autoridades universitarias;
promover y organizar actividades científicas, culturales, profesionales y sociales, esto en beneficio de todos
los integrantes de la asociación, y de los miembros de la comunidad universitaria en especial con los
estudiantes; buscar fondos y realizar actividades de apoyo a la universidad; contribuir con aportes
económicos, en la medida de sus posibilidades, a los estudios de los alumnos más destacados, alto
rendimiento académico, y que sean de escasos recursos; y por último la ley establece que serán también
funciones de la asociación de graduados aquellas que determine la correspondiente universidad.

Artículo 108°.- Elección de los directivos de la Asociación de Graduados

La directiva de la Asociación de Graduados está conformada por siete miembros, provenientes de, al
menos, tres facultades. Ninguno de los miembros de la directiva puede desempeñar la docencia u
otro cargo dentro de la universidad.
Los cargos directivos tienen una duración de dos (2) años. No hay reelección inmediata, ni rotación
entre los cargos. Su estatuto señala el procedimiento de elección del representante ante los órganos
de gobierno.

Comentario Ramos Fernández André

La elección de los representantes o directivos de la asociación de graduados está establecida únicamente por
el estatuto correspondiente de cada casa de estudios
La directiva estará conformada por siente miembros, los cuales deben de ser por lo menos de tres facultades
distintas, así mismo ninguno de los miembros de la directiva podrá tener cargo dentro de la universidad, o
desempeñar la docencia dentro de la misma.
El tiempo para ejercer un cargo directivo tiene una duración de dos años, está prohibida la reelección
inmediata, así como la rotación entre los cargos directivos.

Artículo 109º.- Calidad del ejercicio profesional.

65
La universidad y los Colegios Profesionales deben mantener una actitud vigilante en cuanto a la
calidad del ejercicio profesional de sus afiliados, y deben establecer mecanismos orientados a
supervisar y promover el ejercicio eficiente de su profesión.

Comentario Ramos Fernández André

La calidad académica no es una abstracción, sino un referente social e institucional y sus resultados tienen
que ser analizados, no sólo en términos cognoscitivos y conductuales, sino en cuanto a la producción
intelectual y científica, y cómo dan respuestas a las universidades, a las necesidades planteadas por el
encargo social17
La universidad tiene el deber de vigilar la calidad profesional de sus afiliados, desde el inicio de los estudios
hasta el ejercicio dela profesión, cuando aún formen parte de la comunidad universitaria; para ello la
universidad establecerá mecanismos para supervisar y promover el ejercicio eficiente de su profesión
Los colegios profesionales también cumplen deberes de vigilancia en pro del ejercicio de una alta calidad
profesional. En su rol de ente fiscalizador, tiene la función de establecer, desde un punto de vista deontológico
o ético, los parámetros del ejercicio profesional de sus agremiados, con la posibilidad de instaurar los
procesos disciplinarios correspondientes a quienes incurran en inconducta profesional o cometan actos
contrarios a la ética profesional y a los principios y fines que como institución persigue, contando con la
atribución de imponer las sanciones a quienes resulten responsables. Por otro lado, cuenta con un rol de ente
de especialización, destinado a fomentar el desarrollo educativo y científico de la carrera profesional. La
existencia de los colegios profesionales facilita al Estado la supervisión de la práctica profesional como
consecuencia de la culminación de la educación universitaria, constituyéndose en entes autónomos y
vigilantes del desarrollo de la profesión.18

CAPÍTULO XI

LA UNIVERSIDAD PÚBLICA

Artículo 110°.- Recursos económicos

Son recursos económicos de la universidad pública los provenientes de:


110.1. Los recursos ordinarios o asignaciones provenientes del Tesoro Público.
110.2. Los propios directamente obtenidos por las universidades, en razón de sus bienes y servicios.
110.3. Las donaciones de cualquier naturaleza y de fuente licita, siempre que sean aceptadas por la
universidad pública.
110.4. Los recursos por operaciones oficiales de crédito externo con aval del Estado.
110.5. Los ingresos por leyes especiales.
110.6. Los recursos provenientes de la cooperación técnica y económica - financiera, nacional e
internacional.
110.7. Por la prestación de servicios educativos de extensión, servicios de sus centros
preuniversitarios, posgrado o cualquier otro servicio educativo distinto.
110.8. Los demás que señalen sus Estatutos.

Comentario Dante Heredia

La clasificación de la universidades se rige por el criterio respecto a cómo son promovidas; si por entidades públicas o
privadas –distinción originada en el texto constitucional – centrémonos por ahora en el análisis del ámbito económico de la
universidad pública peruana. Salta a la vista la diferencia entre la Ley N° 23733 y la reciente Ley N° 30220, respecto al
incremento de fuentes de ingresos para las universidades públicas – ocho en lugar de tres de la anterior ley: Las
asignaciones provenientes del tesoro público; las que provenían por concepto de leyes especiales; e ingresos propios como
se establecía en el artículo 77° – pero antes de un análisis exegético, la seriedad de estos comentarios exigiría hablar de la

17Albornoz O. La calidad de la educación superior. La cuestión de la productividad, rendimiento y competitividad académica del personal docente y de
investigación en América Latina y el Caribe. Documento de Trabajo Comisión 2. Conferencia Regional sobre Políticas y Estrategias para la Transformación de la
Educación Superior en América Latina y el Caribe. La Habana: CRESALC, UNESCO, MES, 1996:8
18Sentencia del Tribunal Constitucional, expediente N° 03954-2006-PA/TC, fundamento 9.

66
situación económica de la universidad pública peruana, someramente claro está porque lejos de querer agotar la exposición
y la discusión del modelo idóneo de la universidad; aproximarnos a lo lejos a una respuesta eficaz a la pregunta “¿Cuán
profunda en realidad es la crisis de la educación pública peruana?” hecha por BURGA19, centrándonos en un análisis
meramente jurídico, resultaría falaz.
El presupuesto de las universidades públicas ha venido incrementándose considerablemente en los últimos años, sólo entre
2006 y 2010, el presupuesto conjunto de casi cuatro decenas de universidades había pasado de 1665 a 2346 millones de
soles20, esta última cifra es para el año 2014 sólo el presupuesto de las 13 universidades con más recursos 21. Desde luego,
como acertadamente podría objetarse “Desde el punto de vista de las estadísticas, si una persona recibe mil dólares y otra
persona no recibe nada, cada una de esas dos personas aparece recibiendo quinientos dólares en el cómputo del ingreso
percápita”22, Lo disparejo de los recursos de las universidades es una constante. Para el año 2012 por ejemplo el
presupuesto de apertura de la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo, fue de poco más de 67 millones de
soles23 para 7,436 alumnos y 547 docentes en 23 escuelas profesionales el cual puede ser calificado por cualquiera como
un monto alto, pero esto es relativo, si mirábamos a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Universidad
Nacional San Antonio Abad del Cusco, ambas recibieron 295 y 239 millones de soles ese mismo año teniendo 28,645
alumnos en 58 escuelas y 16,374 alumnos en 53 escuelas respectivamente. En la otra cara de la moneda tengamos en
cuenta además que hay universidades púbicas con mucho menor presupuesto como la Universidad José María Arguedas,
que ese mismo año recibió apenas 7 millones de soles, en Apurímac24
Para no ser repetitivos, demos por sentado que la universidad peruana no es competitiva en comparación a sus pares
latinoamericanos25 ¿Cuál es el motivo? Entre el más preocupante podemos señalar la incapacidad de las universidades
públicas para ejecutar completamente su presupuesto. Para el año 2009 había solo cuatro universidades que gastaron todo.
Las 31 universidades restantes no lo pudieron hacer. San Marcos, de nuevo, ejecutó el 92% de su presupuesto asignado; lo
que podría parecer bien. Pero si este porcentaje lo convertimos en cifras absolutas tenemos que dejó de gastar 24 millones,
lo cual es más del 70% del presupuesto de la UNASAM. Esta situación se vuelve dramática cuando constatamos que la
UNSAAC de Cusco y la U. de Cajamarca, ricas en canon, habían ejecutado solamente el 48 y 43%, respectivamente, de
sus presupuestos 200926. Según conclusiones del Centro de Estudios para el Desarrollo y la Participación-CEDEP la
UNASAM sólo llegó a ejecutar, el 53% de su presupuesto el 2007, el 61% en el 2008, el 63% el 2009 y el 71% en el 201027.
Este crecimiento decae en el año 2012 cuando la UNASAM sólo ejecuta el 51.1%, el año 2013 solamente el 23.4% de su
presupuesto y hasta agosto del año en curso sólo el 19% de su presupuesto correspondiente al 2014. En los años 2011,
2012 y 2013 la UNSAAC ejecutó 40.7%, 31.6%, 32.4%, respectivamente; en los mismo años San Marcos ejecutó 91.6%,
93.3% y 85.9%. La UNSA de Arequipa ejecutó en el mismo periodo 88.7%, 68.5%, 74.8% y la UNT en Trujillo 68.8%, 71.6%
y 72.2%.28. El año 2013, sólo DOS de las universidades con más presupuesto lograron ejecutar más del 90% de sus
recursos: la Universidad Altiplano que ejecutó el 92% de su presupuesto y la Universidad Pedro Ruiz, ejecutó el 91 %;
diferentes escenarios, un mismo patrón: universidades sin capacidad de ejecutar su presupuesto29, entonces, la crisis de la
universidad pública ya grave cuando miramos la calidad académica, las gestiones erráticas, la ausencia de planes

19 Manuel BURGA DÍAZ, Cifras de una crisis, La República, 01-04 (2010), pág. 1 y sigs. (http://www.larepublica.pe /columnistas/aproximaciones/cifras-de-una-
crisis-01-04-2010)

20 Manuel BURGA DÍAZ, Cifras de una crisis…, op. cit. pág. 1 y sigs.

21 Según el Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF) del Ministerio de Economía y Finanzas, la Universidad Nacional San Antonio de Abad del
Cusco con S/. 449 millones, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos con S/414 millones, y la Universidad Nacional de Ingeniería con S/.269 millones, son
las tres universidades nacionales con mayor presupuesto 2014; no obstante, diez centros superiores más, cuentan con un presupuesto que superan los S/.100
millones.

22 Eduardo GALEANO, Patas arriba. La escuela del mundo al revés, Siglo XXI de España Editores. S.A., 2° edición, Madrid, 1998, pág. 35

23Presupuesto Institucional de Apertura de la UNASAM 2012 – (Gastos Corriente: 43,234031.00 y Gastos de Capital: 24,407,356.00)

24 Cifras tomadas del II Censo Nacional Universitario 2010

25 El Perú ocupa un lugar detrás de países como Puerto Rico, Cuba y Uruguay, teniendo respectivamente 8, 3 y 9 veces la población de estos países, si se toma en
cuenta además la superficie geográfica ( que tiene correlación con los recursos naturales) el territorio peruano es 130 veces la superficie de Puerto Rico. Asimismo,
la producción de documentos en el año 2010 habría sido de 1825, entretanto España habría producido 208 078 el mismo año y Brasil 178 765 Vid. Jaime LUYO,
La Ciencia, Tecnología e Innovación y la Universidad Peruana en el Siglo XXI,Competitiveness and SustainableDevelopmentInstitute, Scimago Instituciones Ranking 2010,
pág. 1 y sig; TheShanghai Ranking Expanded, ubica recién en el puesto 139 de las universidades iberoamericanas a una universidad Peruana
(http://dicits.ugr.es/rankinguniversidades/wp-content/uploads/2014/05/Shanghai-Ranking_EXPANDED_Iberoamericanas_2013-.pdf) pero veamos esto a un
mayor nivel. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC de España en los últimos años viene dando a conocer el Ranking Mundial de Universidades,
en donde de 19,403 Universidades registradas a nivel mundial, señalaba MALLQUI MORENO: “Es penoso reconocer que el Perú dentro de las “Top 1,000” solo tenga
posicionado dos universidades: la Pontifica Universidad Católica y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, ubicados en los puestos 841 y 876 respectivamente. Recién en las “Top
5,000” se ubican a 14 universidades más. Llama la atención que dos de las universidades que perciben más ingresos por concepto de canon minero estén ubicado en los últimos lugares: La
Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo y la Universidad Nacional de Cajamarca ubicadas en el los lugares 8,519 y 8,973 a nivel mundial y 46 y 50 a nivel nacional
respectivamente” En Richard MALLQUI MORENO, “Ranking de Universidades” 30-04 (2014), pág. 1 y sigs. (http://erickmallqui.blogspot.com/p/ranking-de-
universidades.html - 16/06/12). Igualmente el ranking ScimagoLabubica la primera universidad peruana en la posición 94 a nivel de Latinoamérica y 152 a nivel de
Iberoamérica entre los años 2007-2011 (http://www.scimagoir.com/pdf/SIR%20Iber%202013%20Peru.pdf).

26 Manuel BURGA DÍAZ, Cifras de una crisis…, op. cit. pág. 1 y sigs.

27CEDEP, REPORTE REGIONAL Nº 13 Balance Anual 2010 “Vigilancia de las Industrias Extractivas” Primera Edición, 2011, pág. 32.

28 Cifras oficiales correspondientes al Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF) del Ministerio de Economía y Finanzas.

29 Ídem.

67
estratégicos y de investigaciones trascendentes, palidece cuando nos encontramos con burocracias universitarias
ineficientes, lentas y probablemente corruptas30.

”Son recursos económicos de la universidad pública los provenientes de:


110.1. Los recursos ordinarios o asignaciones provenientes del Tesoro Público.
110.2. Los propios directamente obtenidos por las universidades, en razón de sus bienes y servicios.
110.3. Las donaciones de cualquier naturaleza y de fuente licita, siempre que sean aceptadas por la
universidad pública.
Comentario Dante Heredia

Decíamos líneas arriba que una diferencia formal con la Ley N° 23733 radica en el número de fuentes de ingreso de las
universidades públicas, en los tres primeros incisos del artículo 110° de la nueva Ley N° 30220, no hay modificación alguna:
Los recursos ordinarios o asignaciones provenientes del Tesoro Público (Las asignaciones provenientes del tesoro público
en el artículo 77° inciso a de la anterior norma), los propios directamente obtenidos por las universidades, en razón de sus
bienes y servicios (Los ingresos propios en el artículo 77° inciso c de la anterior norma), y finalmente las donaciones de
cualquier naturaleza y de fuente licita, siempre que sean aceptadas por la universidad pública. (Los ingresos por concepto
de Leyes especiales en el artículo 77° inciso c de la anterior norma).
Pues bien, en primer lugar los recursos ordinarios corresponden a los ingresos provenientes de la recaudación tributaria y
otros conceptos los cuales no están vinculados a ninguna entidad y constituyen fondos disponibles de libre programación
por parte del Ministerio de Economía y Finanzas. La directiva de tesorería Nº 001-2007-EF/77.1531, nos refiere en su
artículo N° 1 “La determinación se realiza sobre la base de la norma legal que autoriza la percepción o recaudación de los
fondos, debiendo establecerse el monto, el concepto, e identificar al deudor, con indicación de la fecha en que deberá
hacerse efectiva la cobranza correspondiente y, de ser el caso, la periodicidad de la cobranza, intereses aplicables y
tratamiento presupuestal de la percepción o recaudación.”.
Habiéndose producido la recaudación, es momento de la asignación a partidas específicas, momento de hablar del proceso
por el que pasa el presupuesto desde su concepción en las células básicas del Estado, hasta que concluye con la ejecución
del mismo. Este camino se inicia desde que se elabora el proyecto de presupuesto, pasando por su consolidación en el
Ministerio de Economía y Finanzas, su aprobación por el Ejecutivo, su sanción por el Congreso, su ejecución por los
órganos encargados, hasta su posterior control32.
Las cuatro fases diferenciadas por los autores y la doctrina (en lo concerniente a la dinámica del presupuesto, GARCÍA
BELAUNDE33. admite cuatro fases sucesivas, cuales son: la elaboración, la aprobación, la ejecución y el control), permiten
observar principalmente dos fases-aprobación y control- son dominadas por el Congreso y otras dos-elaboración y
ejecución-son dominadas por el Ejecutivo. Así, esta distribución de competencias implica necesariamente una separación
de funciones ya que están constitucionalmente reconocidas unas al Legislativo y otras al Ejecutivo, trayendo de la mano
una coordinación casi inevitable, entre ambos, dentro de las distintas fases del ciclo presupuestario y una irrenunciabilidad
de competencias.34.El desarrollo normativo de los recursos ordinarios de las universidades lo hallamos encuentra sustento
en la Ley General del Sistema Nacional de Presupuesto Ley N° 28411, cuyo artículo 8.2 se refiere a: (i) la Ley de
Presupuesto del Sector Público.
En segundo lugar, por recursosdirectamente obtenidos por las universidades, en razón de sus bienes y servicios debemos
entender a los ingresos generados por las entidades públicas de educación superior y administrados directamente por
éstas, entre los cuales se puede mencionar las rentas de la propiedad, tasas, venta de bienes y prestación de servicios,
entre otros (cobro de matrículas o servicios de enseñanza de idiomas extranjeros, como ejemplos más específicos); así
como aquellos ingresos que les corresponde de acuerdo a la normatividad vigente.
En tercer lugar, por donaciones de cualquier naturaleza y de fuente lícita, siempre que sean aceptadas por la universidad
pública, han de entenderse a los fondos financieros no reembolsables recibidos por el gobierno proveniente de agencias
internacionales de desarrollo, gobiernos, instituciones y organismos internacionales, así como de otras personas naturales o
jurídicas domiciliadas o no en el país (para el establecimiento de un museo, donaciones de libros, bibliotecas, equipos
computarizados o laboratorios especializados). Se consideran también las transferencias provenientes de las entidades
públicas y privadas sin exigencia de contraprestación alguna. Incluye el rendimiento financiero y el diferencial cambiario, así
como los saldos de balance de años fiscales anteriores.

30 Manuel BURGA DÍAZ, Cifras de una crisis…, op. cit. pág. 1 y sigs.
31La directiva de tesorería Nº 001-2007-EF/77.15del 27 de enero del 2007. Normas Oficiales, Diario Oficial “El Peruano”, Lima, pág. 3.

32 Domingo GARCÍA BELAUNDE, El Derecho Presupuestario en el Perú, Luis Alfredo Ediciones. Lima, 1998, pág. 157 y sig.

33 Domingo GARCÍA BELAUNDE, El Derecho Presupuestario en el Perú…, op. cit. pág. 157 y sig.

34 Sin embargo, el carácter exclusivo de la iniciativa del Poder Ejecutivo en la formulación del presupuesto tiene una excepción importante. Esta es la contenida en
el artículo 145 de la Constitución, el cual señala que: "El Poder Judicial presenta su proyecto de presupuesto al Poder Ejecutivo y lo sustenta ante el Congreso". Al respecto, el
Tribunal Constitucional, en la sentencia emitida en la demanda de conflicto de competencia interpuesta por el Poder Judicial contra el Poder Ejecutivo, interpretó
que es "(...) competencia del Poder Judicial presentar su proyecto de presupuesto al Poder Ejecutivo, sin que este último lo modifique, para su posterior sustentación ante el Congreso de la
República" (las cursivas son nuestras). Ello quiere decir que el carácter exclusivo de la iniciativa en materia presupuestal del Poder Ejecutivo tiene dos excepciones
importantes. La primera de ellas es la referida al presupuesto del Congreso. La Constitución de manera explícita le otorga a este la facultad de elaborar y aprobar su
propio presupuesto. La segunda excepción está recogida en el artículo 145, y se llega a ella a raíz de la sentencia interpretativa del Tribunal Constitucional a la que
hemos hecho referencia. En EXP. 004-2004-CC/TC (www.tc.gob.pe/jurisprudencia /200S/0004-2004-CC.html)

68
Ahora bien, somos de la opinión que aquellas percepciones por concepto de canon minero de determinadas universidades
pueden ser ubicables en este tercer rubro 35. (Aunque ciertamente podría objetarse que los ingresos por Canon podrían ser
consideradas en el rubro “ingresos por leyes especiales.” creemos por este rubro el legislador se refería a partidas
presupuestales dadas en situaciones de emergencia a ciertas universidades, por otro lado para una mejor sistemática
podría haber sido más correcta una denominación aparte llamada “Canon y Sobrecanon, Regalías, Renta de Aduanas y
Participaciones”). De acuerdo al artículo 1 de la Ley del Canon, aprobada mediante Ley N° 2750636: "El canon es la
participación efectiva y adecuada de la que gozan los gobiernos regionales y locales del total de los ingresos y rentas
obtenidos por el Estado por la explotación económica de los recursos naturales", de ahí que se regule en la propia norma
citada el canon minero, el canon petrolero, el canon gasífero, el canon hidroenergético, el canon pesquero y el canon
forestal.
Ciertamente, a nivel gramatical, apreciamos que la definición terminológica no coincide plenamente con la noción legal
porque, de acuerdo al Diccionario de la Lengua Española, la sexta acepción de canon es "percepción pecuniaria convenida
o estatuida para cada unidad métrica que se extraiga de un yacimiento o que sea objeto de otra operación mercantil o
industrial, como embarque, lavado, calcinación, etc."37. Lo destacable del canon es que, como acota OTÁROLA
PEÑARANDA38, permite redistribuir los ingresos fiscales y favorecer a la población de los territorios en los que se ubican los
yacimientos naturales; podemos observar la razón comprensible en que se fundamenta tal derecho, aunque claro está ello
no siempre es entendible, especialmente por aquellas circunscripciones que carecen de valiosos recursos naturales o que
distan ostensiblemente de circunscripciones aledañas. Ahora bien, las 3 universidades del Perú con mayor asignación de
canon minero son la cusqueña San Antonio Abad (UNSAAC), cuyo monto por canon acumulado al 2011 era de
S/.233´464.800 y las ancashinas Santiago Antúnez de Mayolo y Del Santa ambas con 150 millones39. Evidentemente no
son las únicas. Desde el 2004, y de manera acumulativa, una treintena de universidades públicas, ubicadas en los
departamentos que generan canon, reciben el 5% de ese beneficio. Dinero que según ley deben destinar “exclusivamente a
la investigación científica y tecnológica que potencie el desarrollo de sus respectivas regiones” 40. Desde luego, la recepción
de canon en una universidad, no acaba con los problemas de la misma pero sin duda otorga una gran ventaja sobre
universidades ubicadas en departamentos que no reciben canon. Señalaba MARCOS GARFIAS41 del Instituto de Estudios
Peruanos: “Se requiere invertir en fortalecer las capacidades de investigación de todas las universidades públicas, reciban o
no canon”, criterio indiscutible. Tengamos en cuenta además que el canon y regalías, aunque parezcan importantes no lo
son en realidad, pues constituyen –en promedio- poco más del 10% del ingreso de las Universidades Públicas (donaciones
y transferencias) un 30% son recursos propios (recursos directamente recaudados) y un 60% viene del tesoro público
(recursos ordinarios)42, siendo de este último rubro de donde se pagan los salarios a los docentes, personal administrativo y
obligaciones sociales principales.
Si bien señalábamos líneas arriba que el presupuesto conjunto – y de cierta forma también particular – de las universidades
se ha venido incrementando, pero ello no es tan bueno como parece. Por ejemplo del apreciable incremento del 41% en
menos de cinco añosde 1665 a 2346 millones (entre el 2006 y el 2010) notamos que este se diluye cuando examinamos,
por ejemplo, el presupuesto de San Marcos que había pasado en esos años de 232 a 294 millones, reduciéndose el
incremento al 20%, porcentaje que más bien refleja el cumplimiento parcial de la homologación43. El otro 20% del
incremento parece estar destinado a las universidades públicas nuevas. Entonces, si descontamos la inflación de estos
cuatro años, el incremento para la mayoría de las públicas simplemente desaparece. Finalmente – pero no menos
desalentador - cuando analizamos las partidas genéricas de cada presupuesto y constatamos que el 80% va a gastos
corrientes, remuneraciones de activos y cesantes y solamente un 20% para gasto de capital, incluyendo inversiones en
infraestructura, es decir, salvo en edificios, la universidad sólo consume el dinero obtenido sin posibilidad de inversión que
pueda ser sostenible y rentable en el tiempo.

110.4. Los recursos por operaciones oficiales de crédito externo con aval del Estado.
110.5. Los ingresos por leyes especiales.
110.6. Los recursos provenientes de la cooperación técnica y económica - financiera, nacional e
internacional.
110.7. Por la prestación de servicios educativos de extensión, servicios de sus centros

35 De la misma opinión parece ser BURGA. Vid. Manuel BURGA DÍAZ, Cifras de una crisis…, op. cit. pág. 1 y sigs.

36 Ley del Canon, aprobada mediante Ley N° 27506 de fecha 09 de junio del 2001.

37 REAL ACADEMIA ESPAÑOLA. Diccionario de la Lengua Española. Vigésimo segunda edición, Madrid, 2001.

38 Alberto OTAROLA PEÑARANDA, La Constitución explicada. Editora Osbac, Lima, 1997, pág. 140.

39DaysiLUQUE ARAPA, Proyecto de Vigilancia Universitaria, Primera Edición, 2012.


40Leydel Canon Nº 27506 Art. N° 6
41Marcos GARFIAS DÁVILA, La Investigación en la universidad pública regional y los fondos del canon, 2004 -2008, Primera Edición, 2010.

42 Manuel BURGA DÍAZ, Cifras de una crisis…, op. cit. pág. 1 y sigs.

43Este importante incremento en el salario de nuestros docentes universitarios se explica por la paralización de 6 meses, de las universidades públicas en el 2009,
que nos hace recordar a la vez a noviembre de 2005 en que, luego de violentas movilizaciones callejeras, el 21 de diciembre, se promulgó el D.U. 033, autorizando
el Programa de Homologación de los docentes de las universidades públicas. Un programa que debía cumplirse en tres años, sin producir enormes egresos y que
además podía presentarse como respuesta al largo incumplimiento del Artículo 53 de la anterior ley universitaria que homologa las remuneraciones de los
profesores universitarios con las correspondientes de los magistrados judiciales. Manuel BURGA DÍAZ, Hombres de la Educación, La República, 10-12 (2009), pág. 1
y sigs. (http://www.larepublica.pe/columnistas/aproximaciones/hombres-de-la-educacion-10-12-2009)

69
preuniversitarios, posgrado o cualquier otro servicio educativo distinto.
110.8. Los demás que señalen sus Estatutos.

Comentario Dante Heredia

Respecto a estas nuevas formas de obtener ingresos por parte de las universidades públicas, quizá toque decir que eran
innecesarias normativamente. Somos de la opinión que cada una de ellas podía haber sido introducida en otras de las
descritas líneas arriba.
Probablemente la excepción como novedad de la presente ley sea el artículo 110.4 de la nueva ley que establece: “Los
recursos por operaciones oficiales de crédito externo con aval del Estado.” Este punto merece una mención especial. Se ha
escuchado muchas veces, a los líderes políticos (alcaldes provinciales, distritales y regidores) hacer comentarios como que
el presupuesto institucional no es suficiente para realizar proyectos de envergadura, que tengan impactos favorables y que
resuelvan necesidades de la población más vulnerable, inclusive los recursos propios que generan algunas municipalidades
rurales también resultan insuficientes. Pues lo mismo ocurre en el caso de la universidad. Una de las formas de obtener
mayores recursos, es el del financiamiento con los bancos, pero se debe tener en cuenta que este financiamiento, es un
préstamo que a la larga la universidad tiene que devolver, pero precisamente porque hay universidades con bajos ingresos
por recursos ordinarios, y aun cuando sumamos los ingresos obtenidos por cuenta de la propia universidad no es suficiente
para construir una obra de envergadura y precisamente porque el dinero requerido no es fácil de juntar nuevamente es
improbable reembolsarlo solo en un ejercicio, sino se requiere un plazo mayor para que la entidad pueda cumplir con la
obligación del préstamo. En tal sentido, es necesario saber cuáles son los requisitos que exige el Banco de la Nación para
acceder a una operación de endeudamiento mayor a un año. Y además de los requisitos del banco, se requiere cumplir con
otros, exigidos por la Contraloría General de la República. Por la naturaleza del trabajo no entraremos en dichos detalles
estrictamente establecidos Ley N° 28563 Ley General del Sistema Nacional de Endeudamiento y su Texto Único Ordenado
de la Ley General del Sistema Nacional de Endeudamiento Decreto Supremo N° 034-2012-EF.
De cierta forma podríamos decir que específicamente esta fuente de ingreso, comprende los fondos de fuente interna y
externa provenientes de operaciones de crédito efectuadas por el Estado con instituciones, organismos internacionales y
gobiernos extranjeros, así como las asignaciones de líneas de crédito. Asimismo, considera los fondos provenientes de
operaciones realizadas por el Estado en el mercado internacional de capitales.
El ejemplo que tomábamos de las municipalidades es el modelo básico respecto a los créditos de esta naturaleza. Ahora
bien, la constitución establece que los municipios pueden celebrar operaciones de crédito con cargo a sus recursos y bienes
propios, sin requerir autorización legal44. Sin embargo, en la práctica, es muy difícil que los gobiernos municipales logren
préstamos importantes sin el aval del Gobierno Central, el cual generalmente es requerido por las instituciones
internacionales. Somos de la idea de que por muy innovadora que parezca este nuevo dispositivo legal ocurrirá lo mismo
que en caso de las municipalidades. RUBIO CORREA se refiere a esto último en los siguientes términos: "Si bien la norma
funciona en teoría, en la práctica es muy difícil que lo haga, porque siempre los municipios necesitarán del aval del
Gobierno Central si quieren obtener recursos cuantiosos. Sus rentas son muy reducidas como para aspirar a préstamos
importantes". Entretanto se requiera el aval del estado, como lo sigue exigiendo esta norma, el problema únicamente se
reproduce, siendo en nuestra opinión esta aparentemente novedad legislativa para obtener financiamientos para la
universidades públicas un instrumento con un error inherente poco útil en la práctica.

Artículo 111°.- Patrimonio universitario

Constituyen patrimonio de las universidades públicas los bienes y rentas que actualmente les
pertenecen y los que adquieran en el futuro por cualquier título legítimo. Las universidades públicas
pueden enajenar sus bienes de acuerdo con la ley; los recursos provenientes de la enajenación sólo
son aplicables a inversiones permanentes en infraestructura, equipamiento y tecnología.
Los bienes provenientes de donaciones, herencias y legados, quedan sujetos al fin que persigue la
universidad y a la voluntad expresada por el benefactor o donante.
Deberán ser usados según el espíritu que se hizo y concordantes con los fines de la universidad.

Comentario Dante Heredia

Líneas arriba afirmábamos respecto a las partidas genéricas que – en promedio - el 80% va a gastos corrientes,
remuneraciones de activos y cesantes; y solamente un 20% para gasto de capital, principalmente infraestructura. Pues
bien, este es principalmente el patrimonio de la universidad pública peruana. El artículo en estudio guarda una relación
directa – en su redacción y contenido - con el artículo 83° de la anterior ley universitaria que tenía el siguiente texto
“Constituyen patrimonio de las Universidades los bienes y rentas que actualmente les pertenecen y los que adquieran en el
futuro por cualquier título legítimo. Las Universidades pueden enajenar sus bienes de acuerdo a ley; los recursos
provenientes de la enajenación sólo son aplicables a inversiones permanentes, muebles o inmuebles. Los bienes
provenientes de donaciones, herencias y legados, quedan sujetos al régimen establecido por el donante o causante según

44Conforme a lo dispuesto por el artículo 69 de la Ley Orgánica de Municipalidades, Ley N° 27972, las operaciones de crédito con cargo a los recursos y
bienes propios de las municipalidades requieren de la aprobación de la mayoría del número legal de miembros del concejo municipal correspondiente.

70
el caso.” El artículo materia de análisis hace una referencia a los dos componentes del patrimonio de la universidad, por un
lado los bienes y por otro lado las rentas. Pero establezcamos algo: “Bien es toda entidad, material o inmaterial, que es
tomada en consideración por la ley, en cuanto constituye o puede constituir objeto de relaciones jurídicas. Los bienes se
distinguen de las cosas. Las cosas, en términos jurídicos, son los objetos materiales de valor económico que son
susceptibles de ser apropiados, transferidos en el mercado y utilizados por las personas con la finalidad de satisfacer
necesidades. El concepto de bien es más amplio; comprende a las cosas (bienes corporales) ya los derechos (bienes
inmateriales). Este es el sentido de bien que utiliza el Código Civil.” 45Es en este sentido que al tenor del artículo 886°del
Código Civil en la clasificación que de los bienes se realiza, ya se había incluido a las rentas dentro del concepto de bienes
muebles. Sería similar a afirma: Son bienes indispensables por el oxígeno que producen los árboles y los quenuales. El
legislador en una redacción asistemática y descuidada repite conceptos en la redacción del presente artículo, ocurriendo lo
mismo con la adquisición (con título legítimo de por medio), de los bienes adquiridos en el futuro, siendo nuevamente
repetitiva las cualidades que a la traditiole atribuye nuestra legislación. Los bienes han sido revestidos con determinadas
características, las que podrían ser resumidas en a) El bien es diferente al sujeto; b) El bien es un concepto que tiene
relevancia jurídica. Lo que es indiferente al ordenamiento legal no es bien. c) El bien proporciona utilidad. Los bienes deben
ser útiles a los hombres en sus relaciones sociales. d) Los bienes son susceptibles de apropiación; e) El tráfico de los
bienes debe ser lícito. f) Los bienes pueden ser futuros. Los bienes pueden no tener existencia presente. De hecho, el
Código Civil permite la compraventa de bienes futuros (artículo 1532). g) Los bienes tienen valor económico. 46
Respecto al enunciado: “Los bienes provenientes de donaciones, herencias y legados, quedan sujetos al fin que persigue la
universidad y a la voluntad expresada por el benefactor o donante.” De alguna manera esto también sigue el precepto
señalado ex – ante por el Código Civil sustantivo. Esto es tanto una sujeción constitucional a los fines que orienta el actuar
universitario por un lado, pero por otro total consecución con los fines a los cuales les orientó su benefactor o donante (que
también ha sido materia de interpretación constitucional), en el sentido que, ha de ser respetado estrictamente la voluntad
del testador,ello es así atendiendo a que confluyen una serie de intereses merecedores de una tutela especial.
Así, en el orden individual patrimonial se tiene el correspondiente al titular fallecido, y a su posibilidad de determinar
más allá de la muerte el destino de sus bienes; de orden familiar, respecto a la distribución del patrimonio del fallecido; y los
de orden colectivo en el mantenimiento del orden público constitucional (confiabilidad del régimen testamentario,
satisfacción de las deudas del causante y exacción del impuesto sucesorio). 47Si habiéndose producido la donación de
determinados bienes, no puede dárseles un destino diferente ¿No afecta esto el ejercicio pleno del derecho a la propiedad?
Si bien, esto merecería un análisis más profundo que por la naturaleza de este trabajo no podemos realizar, señalaremos
que el Tribunal Constitucional48 peruano se ha pronunciado al respecto: “Este Tribunal considera que quien recibe un
bien sujeto a un cargo no puede sentirse despojado o amenazado en su derecho constitucional a la propiedad
porque se quiera hacer cumplir el cargo, por cuanto su propiedad soporta esta modalidad del negocio jurídico
testamentario que le ha sido impuesta, precisamente, por quien sin estar obligado legalmente a ello, decidió dejarle
en herencia los bienes. No obstante, corresponderá determinar infra, cuál es la naturaleza y los alcances exactos de dicho
cargo.”.
En opinión propia este artículo no fue elaborado teniendo en mente un caso particular (el conflicto de la Pontificia
Universidad Católica del Perú contra el Arzobispado de Lima por ejemplo49) pues la redacción es parecida al texto de la
norma precedente. Quedará el análisis del caso en mención para un momento posterior cuando toquemos el tema de la
universidad privada. Finalmente respecto al precepto del siguiente artículo: “Deberán ser usados según el espíritu que se
hizo y concordantes con los fines de la universidad.” Pues bien por mandato constitucional "la educación universitaria tiene
como fines la formación profesional, la difusión cultural, la creación intelectual y artística y la investigación científica y
tecnológica"
Pero claro, el texto nos remite a los fines de la educación universitaria y no a los fines de las instituciones. Así, encontramos
que a lo largo de los artículos constitucionales ni en la ley universitaria recientemente promulgada no se hace mención a un
fin específico de las instituciones educativas. Antes de verificar el ejercicio de una libertad a nivel constitucional e
institucional (en este caso la de brindar el servicio de educación) debemos primero tipificar el fin de la institución. 50 Los fines
de una institución deben ser considerados como los objetivos básicos y fundamentales para su desenvolvimiento en
sociedad. En primera instancia, la institución se debe a estos fines y es por ellos mismos por los cuales adquiere
importancia para el Derecho.

45 Francisco AVENDAÑO ARANA, Código Civil Comentado. Tomo V. Derechos Reales. Gaceta Jurídica. 2006, pág. 25.

46 Francisco AVENDAÑO ARANA, Código Civil Comentado. Tomo V. Derechos Reales. Gaceta Jurídica. 2006, pág. 29.

47 Sentencia emitida el 17 de marzo del 2010 por la mayoría del Tribunal Constitucional en el caso 3347-2009 PA/TC, sobre el recurso de amparo interpuesto por
la Pontificia Universidad Católica del Perú. (Fundamento 13)

48 Sentencia emitida el 17 de marzo del 2010 por la mayoría del Tribunal Constitucional en el caso 3347-2009 PA/TC, sobre el recurso de amparo interpuesto por
la Pontificia Universidad Católica del Perú. (Fundamento 20)
49 Como se recuerda, en el 2007, el señor Walter Muñoz Cho, miembro designado por el Arzobispo de Lima para integrar la Junta Administradora de los bienes de

don José de la Riva-Agüero y Osma, comunicó al rector exigencias que excedían sus facultades y comprometían derechos constitucionales de la Universidad.

Ante esta situación, la PUCP inició una acción de amparo para proteger sus derechos a la propiedad, a la autonomía universitaria y al respeto de los acuerdos.
Vid.En defensa de la PUPC. Apostillas a la sentencia del Tribunal Constitucional. Fondo de la Pontificia Universidad Católica del Perú. 2010.

50Max SALAZAR GALLEGOS, La constitución comentada. Análisis comentado artículo por artículo. Obra colectiva escrita por 117 juristas del país, director Walter Gutiérrez,
tomo I, Gaceta Jurídica, Lima, 2006, pág. 494.

71
Artículo 112°.- Sistema de presupuesto y de control

Las universidades públicas están comprendidas en los sistemas públicos de presupuesto y control del
Estado.

Comentario Dante Heredia

Nos encontramos frente a un cambio respecto al anterior sistema de control. Veamos el antecedente del presente artículo –
que ciertamente abordaba más contenido – lo constituía el artículo 86° de la Ley N° 23733 con el siguiente texto: “las
Universidades Públicas están sujetas al Sistema Nacional de control. También lo están las Universidades Privadas en
cuanto a la asignación que reciben del Estado. La Asamblea nacional de Rectores puede ordenar la práctica de auditorías
destinadas a velar por el recto uso de los recursos de las Universidades. Dentro de los seis meses de concluido el período
presupuestal, las Universidades Públicas rinden cuenta del ejercicio a la Contraloría General, informan al Congreso y
publican gratuitamente en el diario Oficial el balance respectivo. Las Universidades Privadas rinden análoga cuenta y
proporcionan igual informe por la asignación del Estado. Publican su balance con la misma gratuidad en el Diario Oficial. El
incumplimiento de éstas normas determina la suspensión del pago de la asignación fiscal hasta que se regularice la
situación.”
Centremos nuestro análisis a la posibilidad de control por parte del Estado. Anteriormente esta función le correspondía a la
Asamblea Nacional de Rectores, las universidades públicas estaban sujetas al Sistema Nacional de control. Este es el
conjunto de órganos de control, normas, métodos y procedimientos, estructurados e integrados funcionalmente, destinados
a conducir y desarrollar el ejercicio del control gubernamental en forma descentralizada. Su actuación comprende todas las
actividades y acciones en los campos administrativo, presupuestal, operativo y financiero de las entidades y alcanza al
personal que presta servicios en ellas, independientemente del régimen que las regule.51 La Contraloría General, se erige
como ente técnico rector de este sistema. En el Perú, el sistema de control gubernamental se aplica sobre el
funcionamiento de los sistemas administrativos de los recursos públicos y sobre los sistemas funcionales; comprendiendo
las estructuras de Control Interno del sector público; así como, por el régimen de responsabilidad que estipula y está
previsto en el marco legal y normativo de los funcionarios y servidores públicos. Esta es la razón por la que las
universidades tenían dentro de sí oficinas de control interno, que si bien orgánicamente dependían de las propias
universidades, funcionalmente eran dependientes de la Contraloría General.
Ahora bien, con el nacimiento de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) como
Organismo Público Técnico Especializado adscrito al Ministerio de Educación, con autonomía técnica, funcional,
económica, presupuestal y administrativa, es este el órgano encargado. No olvidemos que la propia ley universitaria,
confiere esa capacidad a este organismo: “Fiscalizar si los recursos públicos, la reinversión de excedentes y los beneficios
otorgados por el marco legal a las universidades han sido destinados a fines educativos, en el marco de las normas
vigentes sobre la materia y en coordinación con los organismos competentes, con el objetivo de mejorar la calidad.” 52
En un Estado Democrático de Derecho el control de las finanzas públicas es una de las manifestaciones nucleares del
balance de poderes. Asimismo, la fiscalización de las finanzas públicas influye en el diseño de las políticas públicas, para
vigilar su implementación y combatir la mala administración estatal y la corrupción53. Pues bien esta función es desarrollada
por la Contraloría, que es definida por la Constitución de 1993 como una entidad descentralizada de Derecho Público que
goza de autonomía conforme a su ley orgánica. Es el órgano superior del Sistema Nacional de Control. A la que se le
asigna como competencias constitucionales supervisar la legalidad de la ejecución del Presupuesto del Estado, de las
operaciones de la deuda pública y de los actos de las instituciones sujetas a control.

Artículo 113°.- Asignación presupuestal

Las universidades públicas reciben los recursos presupuestales del Tesoro Público, para satisfacer las
siguientes necesidades:
113.1. Básicos, para atender los gastos corrientes y operativos del presupuesto de la universidad, con
un nivel exigible de calidad.
113.2. Adicionales, en función de los proyectos de investigación, de responsabilidad social, desarrollo
del deporte, cumplimiento de objetivos de gestión y acreditación de la calidad educativa.
113.3. De infraestructura y equipamiento, para su mejoramiento y modernización, de acuerdo al plan
de inversiones de cada universidad.

51 Ley Orgánica del Sistema Nacional de Control y de la Contraloría General de la República Ley N° 27785 de fecha 13 de julio del 2002.

52 Artículo 15.7 de la nueva ley universitaria Ley N° 30220.

53 Luis Carlos UGALDE, Vigilando al ejecutivo. Miguel Ángel Porma y Cámara de Diputados. México, 2000, p. 33.

72
Comentario Dante Heredia

Nuevamente la redacción del presente artículo en la nueva ley universitaria repite innecesariamente conceptos – propios del
derecho presupuestario, esta vez – que de no haber estado – en la Ley N° 23733 no había un artículo parecido- en nada
hubiera afectado el destino del presupuesto de las entidades universitarias. Por la función del presente trabajo deberemos
remitirnos a breves definiciones de los términos utilizados en el artículo materia de análisis, para tener de esta manera
ciertos conceptos que expliquen ciertos los gastos producidos al interior de los centros de educación superior.
En el artículo se hace referencia a dos clases de gastos; gastos corriente (“Básicos, para atender los gastos corrientes y
operativos del presupuesto de la universidad, con un nivel exigible de calidad”) y gastos de capital (“De infraestructura y
equipamiento, para su mejoramiento y modernización, de acuerdo al plan de inversiones de cada universidad.”), pues bien,
ambos constituyen formas del gasto público. El gasto público, especialmente en sus componentes sociales, representa una
de las modalidades a través de las cuales cualquier Estado responsable aspira incidir en mejorar la distribución social y la
calidad de vida de la población.
Por gastos corrientes han de comprenderse a todos aquellos gastos para el mantenimiento u operación de los servicios que
presta el Estado. Son los gastos de consumo y/o producción, la renta de la propiedad y las transacciones otorgadas a los
otros componentes del sistema económico para financiar gastos de esas características. Pagos no recuperables de carácter
permanente que ejecutan las universidades. Comprenden los gastos en planilla, la compra de bienes y servicios, el pago de
intereses, los gastos de defensa y transferencia de estos mismos gastos. Son los gastos destinados al mantenimiento y
operación de los servicios que prestan las universidades, p. ej. remuneraciones; pagos por concepto de seguridad social;
materiales y útiles de administración; alimentos y utensilios; materias primas y materiales de producción; productos
químicos, farmacéuticos y de laboratorio; servicio de arrendamiento; servicios comercial y bancario; servicio de
mantenimiento, conservación e instalación; servicios de difusión e información; transferencias para el pago de intereses,
comisiones, etc. Estos gastos corrientes pueden ser clasificados en: Remuneraciones -comprende el gasto en sueldos y
salarios.- donde podríamos incluir la bonificación por escolaridad, los aguinaldos, asignaciones por refrigerio y movilidad y
cualquier otra bonificación otorgada a los trabajadores y docentes de las universidades, pero sin llegar a incluir las
obligaciones del empleador o cargas sociales (se consideran como transferencias corrientes). Bienes y Servicios – así
comprenden estos los pagos como contraprestación.
Por otro lado, por gastos de capital deberemos comprender a los gastos destinados a la inversión real y las transferencias
de capital que se efectúan con ese, esto es gastos destinados al aumento de la producción o al incremento inmediato o
futuro del patrimonio del Estado, p. ej. Podemos incluir aquí a los pagos que se hace por: estudios de pre-inversión;
ejecución de obras; Estudios de pre-factibilidad Ejecución de obras Contratación de los servicios necesarios, factibilidad,
compra de maquinarias y equipo; préstamos y adquisición de valores, etc. Incluye pagos con contraprestación, como son:
compra de inmuebles, maquinaria, activos intangibles, etc., y pagos sin contraprestación, como las transferencias de
capital. Comprende el total de asignaciones destinadas a la creación de bienes de capital y conservación de los ya
existentes, a la adquisición de bienes.
Claro está en el artículo en mención se produce un tercer tópico a ser cumplido de acuerdo a los fines de la universidad
“Adicionales, en función de los proyectos de investigación, de responsabilidad social, desarrollo del deporte, cumplimiento
de objetivos de gestión y acreditación de la calidad educativa” donde se menciona proyectos de investigación que
coadyuven a la acreditación de una específica universidad – y es que actualmente hay un amplio consenso mundial que la
acreditación es uno de los mecanismos más eficaces para promover y garantizar la calidad educativa que se expresa en
mejores oportunidades – pero somos de la opinión que dichos gastos podrían ser, sin complicación alguna, subsumidos en
gastos de capital. Respecto a la proporción de recursos ordinarios, debemos precisar – en promedio - que el 80% va a
gastos corrientes, remuneraciones de activos y cesantes y solamente un 20% para gasto de capital, incluyendo inversiones
en infraestructura54.

Artículo 114º.- Contribución pública

Toda institución universitaria tiene derecho a concursar para la asignación de fondos del Estado, o
Fondos Especiales, para el desarrollo de programas y proyectos de interés social. Las universidades
ubicadas en regiones con altos índices de extrema pobreza tienen preferente atención para la
asignación de estos fondos.

Comentario Dante Heredia

Este artículo en análisis no tiene similar con disposiciones parecidas en la anterior ley universitaria. Es una materialización
del postulado constitucional “se da prioridad a la educación en la asignación de recursos” y es que este es un precepto se
explica por sí mismo. La prioridad implica ocuparse primero de la misma y asignarle la mayor cantidad de recursos en-
relación a los otros sectores. Somos de la opinión que este es un dispositivo de suma utilidad respecto a la intervención de
la universidad en presupuestos participativos, núcleos ejecutores, u algún otro instrumento de gestión.

54 Manuel BURGA DÍAZ, Cifras de una crisis…, op. cit. pág. 1 y sigs.

73
CAPÍTULO XII

LA UNIVERSIDAD PRIVADA

Artículo 115°.- Definición.

Toda persona natural o jurídica tiene derecho a la libre iniciativa privada para constituir una persona
jurídica, con la finalidad de realizar actividades en la educación universitaria, ejerciendo su derecho
de fundar, promover, conducir y gestionar la constitución de universidades privadas. En caso que la
promotora tenga fines lucrativos se constituye bajo la forma societaria y en caso no tenga fines de
lucro, bajo la forma asociativa.
Para iniciar sus actividades, la promotora debe contar con la autorización de la SUNEDU, de
conformidad con las normas y atribuciones que se señalan en la presente Ley.
Adicionalmente, se deben sujetar a las siguientes reglas:
115.1. La persona jurídica promotora de la institución universitaria se constituye con la finalidad
exclusiva de promover sólo una institución universitaria.
115.2. Las actividades de extensión y proyección social se sujetan a lo establecido por sus
autoridades académicas, quienes deben tener en cuenta las necesidades más urgentes de la
población de su región.

Comentario Dante Heredia

Momento de hablar de las universidades privadas peruanas. Partamos por decir que el precepto: “Toda persona natural o
jurídica tiene derecho a la libre iniciativa privada para constituir una persona jurídica, con la finalidad de realizar actividades
en la educación universitaria, ejerciendo su derecho de fundar, promover, conducir y gestionar la constitución de
universidades privadas.” Encuentra su fundamento constitucional en el artículo 18° de nuestra carta magna, así con el
texto: “Las universidades son promovidas por entidades privadas o públicas”. Así se establecerá una clasificación primaria
entre públicas y privadas a razón de la persona que lo promueva.
Claro está, si bien es cierto la autorización de funcionamiento no refiere exactamente a las actividades de promoción y
conducción que ya han sido explicadas, sí guarda relación con las mismas. En efecto, y es que una entidad necesita ser
autorizada a funcionar antes de poder realizar actividades económicas, lo que es previo aun a la conducción. La
autorización de funcionamiento no es una única y simple. Se trata de contar con todas las adecuaciones especiales de ley
para desarrollar la actividad. En este sentido, pueden existir varios entes encargados de verificar los diferentes aspectos
que atañen a estas instituciones, ya sean académicos, de gestión, infraestructura, seguridad, entre otros. Algunas de estas
entidades verificadoras y licenciadoras tendrán injerencia nacional, y otras no. Las comunas, por ejemplo, regulan al interior
de las circunscripciones territoriales de su influencia las condiciones necesarias para otorgar el licenciamiento
correspondiente en lo que a zonificación e infraestructura se refiere, por ejemplo.55 Claro está sería más productivo para los
fines del presente trabajo que centremos nuestra atención a aquellos evaluaciones realizadas por la Superintendencia
Nacional de Educación Superior Universitaria ("Para iniciar sus actividades, la promotora debe contar con la autorización de
la SUNEDU, de conformidad con las normas y atribuciones que se señalan en la presente Ley.”) y es que precisamente uno
de los cambios más radicales de la presente Ley pasa por un cambio en la titularidad del organismo a cargo del
otorgamiento de licencias para universidades, funciones que derivarán del Consejo Nacional para la Autorización de
Funcionamiento de Universidades (CONAFU) al ente nombrado anteriormente, dependiendo orgánica y funcionalmente del
Ministerio de Educación. Ahora bien lejos las dudas de constitucionalidad que pudiera traer la creación de este nuevo
organismo, resulta claro entender que un mayor control en el otorgamiento en el funcionamiento de las universidades es
indispensable para una mejora del decadente servicio de educación superior. En palabras de BURGA56 respecto a la
situación de la universidad peruana a partir del año 1996 cuando el Congreso aprobó el DL 882 autorizando la inversión
privada con fines de lucro en la educación superior y abriendo así las compuertas a la avalancha de universidades-
empresa. Las que lograron impedir, en el gobierno anterior, desde el Ejecutivo y el Legislativo, una discusión seria, técnica y
académica de una nueva ley universitaria.
Hagamos un poco de historia para apoyar la opinión dada. Como se recuerda, mediante el DL N° 882 se dispuso que
aquellas instituciones educativas – no únicamente universidades - que en lugar de distribuir sus utilidades las reinviertan
para fines educativos accedían a un crédito tributario equivalente a la misma tasa del impuesto a la renta (30%), que
habrían pagado si no hubieran reinvertido. Ese “beneficio” se aplicó a partir del 1 de enero de 1997 pero en el DL N° 882 no
se fijó su fin y se tomó en cuenta el Código Tributario, que señala que si no hay plazo será vigente por tres años y sin
prórroga, por lo que el beneficio acabó el 31 de diciembre de 1999. Pese a ello, se generó una situación de ambigüedad en

55Max SALAZAR GALLEGOS, La constitución comentada. Análisis comentado artículo por artículo. Obra colectiva escrita por 117 juristas del país, director Walter Gutiérrez,
tomo I, Gaceta Jurídica, Lima, 2006, pág. 495.

56Manuel BURGA DÍAZ, La universidad esperada, La República, 09-09 (2011), pág. 1 y sigs. (http://www.larepublica.pe/columnistas/aproximaciones/la-
universidad-esperada-09-09-2011)

74
los años posteriores, pues para las instituciones educativas (desde centros de educación inicial hasta universidades) se
consideraba el “beneficio” como permanente.
Ahora bien para “precisar” esa situación el 23 de julio de 2011, el entonces presidente Alan García promulgó la Ley 29766
que señalaba que ese beneficio se “aplica” para la generalidad de las entidades educativas entre los periodos 2000 y 2008,
y para los centros de educación técnico productiva (CETPRO) e institutos superiores tecnológicos privados (ISTP) se
mantendría la vigencia del beneficio desde el año 2000 en adelante. Claro está los posteriores intentos por derogar esta Ley
29766 no fue gratamente recibida por muchas instituciones educativas, debido a que las consecuencias producidas de
haber prosperado esa derogatoria se generaría un efecto retroactivo, ya que se podría facultar a la SUNAT a cobrar con
intereses y multas ese crédito que tuvieron las IEP entre los años 2000 y 2008. Pero ¿Cuáles fueron las consecuencias
prácticas de estas batidas legislativas? Pues nació una estrecha relación entre los dueños de las universidades-empresa y
el poder político57. Esta suerte de nueva estructura de poder se comenzó a construir, con viento muy favorable, desde 1996,
con la promulgación del DL 882 en el apogeo del fujimorismo, que legalizó la inversión privada con fines de lucro en
educación. Estos “zares” de la educación son hijos de la globalización neoliberal. 58 Entre esos zares BURGA59 mencionaba
a César Acuña Peralta, su hijo Richard (hoy congresista), Raúl Diez Canseco, Roger Amuruz Gallegos, Fernando Barrio
Ipinza, José Luis Elías Ávalos (congresista) y once más. Todos ellos dueños de universidades; pero sin duda faltan los
grandes, los zares con avión, como Fidel Ramírez de Alas Peruanas (57.000 estudiantes) y José Antonio Chang de la
USMP (31.000). Es así como BURGA60 llegaba afirmaba como conclusión que estos zares, habían controlado el Congreso
en los gobiernos de Toledo y García Pérez. En el primero preferentemente el Legislativo, y en el segundo el Legislativo y el
Ejecutivo.
Actualmente existen 140 universidades, el 40% de estas universidades ha sido creado en los últimos 25 años, más
intensamente desde la promulgación del DL 882 de 1996, que autorizó la inversión con fines de lucro en la educación.
Entonces, crear una universidad, organizarla de acuerdo a este DL, dio inicio a una etapa de crecimiento acelerado de estas
instituciones. Por un lado se debe reconocer, como aspecto positivo, que esta multiplicación de universidades ha producido
un gran incremento de vacantes, consecuentemente de la cobertura en educación superior. Pero la sombra ha producido
un escenario sumamente sórdido para la universidad privada peruana. 61
Este es el escenario en donde se plantea a la Ley Universitaria N° 30220, como solución a esta álgida problemática,
desprendiéndose del artículo en mención que “En caso que la promotora tenga fines lucrativos se constituye bajo la forma
societaria y en caso no tenga fines de lucro, bajo la forma asociativa“ Toquemos primero el tema de la asociación. Esta
clase de persona jurídica se encuentra regulada en el artículo 80° del Código Civil “La asociación es una organización
estable de personas naturales o jurídicas, o de ambas, que a través de una actividad común persigue un fin no lucrativo”, El
derecho de asociación (reconocido por la Constitución en su artículo 2, inciso 13) constituye uno de los más importantes
mecanismos que el ordenamiento jurídico proporciona a los ciudadanos para que, en forma conjunta, lleven a cabo las
actividades de participación política, educativa, social, cultural o deportiva necesarias para un adecuado desarrollo de las
personas y de la comunidad en general. Este derecho permite a quienes tengan intereses comunes agruparse, de manera
estable y permanente, alrededor de un fin no lucrativo para desarrollar y potenciar tales actividades. La otra opción, en caso
se tengan fines lucrativos lo constituye la creación de una sociedad, lo primero que hay que establecer es que el ente que
nos ocupa es en primerísimo lugar "asociación", o sea un ente que se singulariza por ser "una organización estable de
personas naturales o jurídicas, o de ambas, que a través de una actividad común persigue un fin no lucrativo" (ver artículo
80). Luego, estamos ante un sujeto que se presupone distinto de sus miembros (los asociados, a los que hace referencia el
artículo 125° del Código Civil), que tiene una denominación que la identifica frente a los propios asociados y terceros, un
domicilio, un fin determinado (no lucrativo), una organización interna y un patrimonio propio, que la ley, en nuestro concepto
erróneamente, llama "fondo común”.
A esta diferencia sustancial se le suman dos requisitos estrictos; que por un lado esta persona jurídica promotora de la
institución universitaria privada se constituye con la finalidad exclusiva de promover sólo una institución universitaria, afín de
evitar proliferación de universidades dominadas por un mismo grupo promotor y finalmente que las actividades de extensión
y proyección social se sujetan a lo establecido por sus autoridades académicas, quienes deben tener en cuenta las
necesidades más urgentes de la población de su región.

Artículo 116º.- Bienes y beneficios.

Los bienes y beneficios de la universidad privada se rigen por los parámetros siguientes:
116.1. Los bienes de la institución universitaria se usan exclusivamente para los fines universitarios, y
constan en las partidas correspondientes en caso de ser bienes registrables.

57 Manuel BURGA DÍAZ, ¿A dónde va la universidad peruana?, La República, 27-10 (2011), pág. 1 y sigs.
(http://www.larepublica.pe/columnistas/aproximaciones/donde-va-la-universidad-peruana-27-10-2011)
58 Manuel BURGA DÍAZ, ¿A dónde va la universidad peruana?..., op. cit. pág. 1.

59 Manuel BURGA DÍAZ, ¿A dónde va la universidad peruana?..., op. cit. pág. 1.

60 Manuel BURGA DÍAZ, ¿A dónde va la universidad peruana?..., op. cit. pág. 1.

61 En estos momentos se lleva a cabo serias investigaciones respecto a la comisión de fraude en la administración de personas jurídicas, apropiación ilícita,
defraudación tributaria, asociación ilícita para delinquir, estafa y lavado de activos que se habrían producido en las interiores de la Universidad Inca Garcilaso de la
Vega, manifestándose – en base a un informe del Congreso de la República – que El suspendido rector, Luis Cervantes Liñán, se habría enriquecido ilícitamente –
junto con otros 22 funcionarios– de los recursos de esa casa de estudios por aproximadamente 350 millones de nuevos soles. Vid.
(http://peru21.pe/impresa/rector-cervantes-y-22-servidores-se-apropiaron-s350-mllns-2191145)

75
116.2. Los excedentes generados por las universidades privadas asociativas no son susceptibles de
distribución o uso fuera de lo previsto por la presente Ley; no pueden ser distribuidos entre sus
miembros ni utilizados por ellos, directa ni indirectamente.
116.3. Los excedentes que generan las universidades privadas societarias considerados utilidades,
están afectas a las normas tributarias del Impuesto a la Renta. Los programas de reinversión son
supervisados por la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria –SUNAT y por la
SUNEDU para verificar que éstos contribuyan de modo efectivo al desarrollo académico de la
institución.
116.4. Los convenios de cooperación celebrados entre instituciones universitarias y otras personas
jurídicas de cualquier naturaleza que tengan por finalidad contribuir a la mejora de la calidad
educativa, científica, tecnológica y al desarrollo deportivo del país, gozan de beneficios tributarios,
conforme a la legislación pertinente sobre la materia.
Es responsabilidad de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria - SUNAT y la
SUNEDU, en el marco de sus competencias, verificar el cumplimiento de lo dispuesto en el presente
artículo.

Comentario Dante Heredia

Al precepto “Los bienes de la institución universitaria se usan exclusivamente para los fines universitarios, y constan en las
partidas correspondientes en caso de ser bienes registrables” Nuevamente cómo anotábamos al momento del análisis de la
universidad pública, hay determinado espacio interpretativo respecto a los fines que ha de perseguir el sistema universitario
en general y aquellos fines y objetivos específicos de cada institución superior. Existe normalmente un fin principal y otros
que como anexos al mismo, son considerados accesorios, sea que lo complementen o no. En este sentido, la educación
que se imparte en las universidades debe lograr una función integradora, esto es, que debe formar profesionalmente al
educando, teniendo en consideración, al mismo tiempo, los fines expuestos. Dado que estos fines le otorgan y caracterizan
la naturaleza de la institución universitaria, de tal forma que sea cual fuere el modelo adoptado y los fines propios de cada
universidad, en cada caso, todas las universidades gozarán de la misma esencia. Tales son los rasgos que han de
perseguirse por parte de los bienes y demás patrimonio de la universidad privada. “Los excedentes generados por las
universidades privadas asociativas no son susceptibles de distribución o uso fuera de lo previsto por la presente Ley; no
pueden ser distribuidos entre sus miembros ni utilizados por ellos, directa ni indirectamente.” Y es que entretanto se
pretenda el disfrute de los beneficios propios de las universidades asociativas en materia tributaria es indispensable
proteger el patrimonio de la universidad en cuestión. El legislador entiende este hecho como una prioridad que ha de ser
protegida con la herramienta más drástica de control social, estableciendo en este caso la posibilidad de configurar
conductas delictivas entretanto se destine el dinero de las universidades asociativas a fines eminentemente privados. Desde
luego que una afectación al derecho constitucional de iniciativa empresarial como la que venimos desarrollando sería
sumamente drástica sin una determinada excepción “Los excedentes que generan las universidades privadas societarias
considerados utilidades, están afectas a las normas tributarias del Impuesto a la Renta. Los programas de reinversión son
supervisados por la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria –SUNAT y por la SUNEDU para verificar que
éstos contribuyan de modo efectivo al desarrollo académico de la institución.” Así entre tanto los promotores persigan
intereses privados lucrativos y hayan adoptado una estructura societaria determinada, deberán cumplir el pago de
impuestos en la misma medida que es realizada por una empresa de un rubro diferente, con incumplimiento se daría lugar
en algunos casos a infracciones administrativas de índole tributaria y en casos más graves a la configuración de delitos
tributarios. Finalmente establece el artículo la competencia del control sobre el cabal cumplimiento del pago de impuestos,
especificando esta función sobre la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria - SUNAT y la SUNEDU, en el
marco de sus competencias.

Artículo 117º.- Inafectación y exoneración tributaria

La universidad goza de inafectación de impuesto directo e indirecto que afecte los bienes,
actividades y servicios propios de su finalidad educativa y cultural. En materia de aranceles de
importación, puede establecerse un régimen especial de afectación para determinados bienes.
En ningún caso, la inafectación incluye a las personas naturales o jurídicas que, bajo cualquier
condición, modalidad o grado, les prestan servicios a las universidades privadas. Tampoco incluye los
ingresos generados por actividades ni los gastos no relacionados con el quehacer educativo.

Comentario Dante Heredia

El artículo en comento, tiene una marcada relación con el mandato constitucional establecido en el artículo 19° de nuestra
carta magna: “Las universidades, institutos superiores y demás centros educativos constituidos conforme a la legislación en

76
la materia gozan de inafectación de todo impuesto directo e indirecto que afecte los bienes, actividades y servicios propios
de su finalidad educativa y cultural. En materia de aranceles de importación, puede establecerse un régimen especial de
afectación para determinados bienes.” Este mandado cobra sentido por sí mismo. El Estado es el gran garante
constitucional en lo que a educación se refiere, y como tal se ha impuesto una labor que por lo pronto supera sus límites.

En Perú, ya lo hemos acotado, la educación pública superior es de baja calidad. Adicionalmente, esta no cubre la demanda.
Así el legislador apuesta sobre la base de la solidaridad del sector privado, para que sea este último el que preste el servicio
en ausencia o defecto del primero ya que conforme a su presupuesto, para el Estado no es posible atender la demanda
educativa. La inversión privada es requerida para solventar las actividades educativas y hacerlas eficaces. En su búsqueda
de inversión, el Estado ha considerado que no debe imponer barreras de acceso para los diferentes agentes que pretendan
ingresar al sector, sino que, por el contrario, debe crear las condiciones que incentiven dicho accionar. Pues bien, es esta la
razón de la existencia la inafectación. Así la inafectación es un privilegio tributario de carácter permanente. En este caso, las
entidades educativas no son consideradas como sujetos pasivos de ningún impuesto. Obviamente, el beneficio tributario
indicado se aplica conforme a las disposiciones legales que regulan la materia; es decir, sobre aquellos sujetos que reúnen
las condiciones estipuladas por las normas particulares. Un requisito es que la inafectación sólo favorezca los bienes,
actividades y servicios propios de la finalidad educativa. Esto nos abre la posibilidad de reglamentar cuáles serán estos
bienes, actividades y servicios. Las instituciones educativas proyectan sus actividades hacia la comunidad, en especial las
de nivel superior, prestando servicios y transfiriendo bienes. Estos servicios y bienes, obviamente, deben ser de carácter
educativo, pues lo contrario desnaturalizaría el precepto. Esto también quiere decir que en determinadas circunstancias,
algunas actividades que presten estos centros educativos pueden no estar sujetas a la inafectación y no por ello estar
actuando de manera contraria a Derecho o desnaturalizando su propósito.
Por otro lado, del texto de la nueva ley universitaria se lee que en materia de aranceles de importación, puede establecerse
un régimen especial de afectación para determinados bienes. Por esto entendemos que en general, las instituciones
educativas pueden importar cualquier tipo de bienes, bajo un régimen especial, que favorezca la inafectación de dichas
importaciones. Sin embargo, puede establecer excepcionalmente un listado de bienes que no gozarán del beneficio
respectivo, por considerarse ajenos a la labor educativa.
El precepto no se encuentra redactado de manera feliz, pues a nuestro pesar, la inspiración debió ser justamente al revés,
esto es, establecer un grupo de bienes que sí pudieran ser internados en el país liberados de impuestos.

Artículo 118º.- Promoción de la inversión privada en educación

La reinversión de excedentes para el caso de las universidades privadas asociativas y utilidades para
el caso de universidades privadas societarias se aplica en infraestructura, equipamiento para fines
educativos, investigación e innovación en ciencia y tecnología, capacitación y actualización de
docentes, proyección social, apoyo al deporte de alta calificación y programas deportivos; así como la
concesión de becas, conforme a la normatividad aplicable.

Artículo 119º.- Reinversión de excedentes y utilidades

119.1 Las universidades privadas asociativas que generan excedentes tienen la obligación de
reinvertirlos en la mejora de la calidad de la educación que brindan.
119.2 Las universidades privadas societarias que generan utilidades se sujetan al régimen del
Impuesto a la Renta, salvo que reinviertan dichas utilidades, en la mejora de la calidad de la
educación que brindan, caso en el que pueden acceder a un crédito tributario por reinversión
equivalente hasta el 30% del monto reinvertido.
Artículo 120º.- Programas de reinversión.

120.1. Las universidades privadas asociativas y societarias deben presentar un informe anual de
reinversión de excedentes o utilidades a la SUNEDU y a la Superintendencia Nacional de
Administración Tributaria-SUNAT, para efectos de verificación del cumplimiento de lo dispuesto por
la presente ley. El informe debe contener la información detallada y valorizada sobre las inversiones,
la adquisición de bienes y la contratación de servicios, así como de las donaciones y becas; publicado
en su página web. El incumplimiento de las disposiciones de este artículo acarrea la suspensión o el
retiro del régimen de reinversión de excedentes, según la gravedad de la falta, y el pago, según el
caso, de las multas o las deudas tributarias generadas.
120.2. Los programas de reinversión de utilidades de las universidades privadas societarias deben
contener la información sobre la universidad, incluyendo la
designación de sus representantes legales y la persona responsable del programa durante su período
de desarrollo, la exposición de motivos, el informe de autoevaluación general y la definición de los
objetivos del programa, acorde con la finalidad de la presente ley; la información detallada,

77
priorizada y valorizada sobre las inversiones, la adquisición de bienes y la contratación de servicios,
las donaciones y el monto estimado y número de becas; así como la declaración de acogimiento al
beneficio y el compromiso de cumplimiento de sus disposiciones y del propio programa. Su
presentación, ejecución, fiscalización, ajustes, términos y renovación se rigen por las normas sobre la
materia.
Comentario Dante Heredia

La clásica distinción de entidades con o sin fines de lucro está basada en el factor resultante de la organización y reparto de
beneficios internos entre los miembros que conforman las universidades societarias, lo que se hace únicamente entre ellos,
siendo que en puridad, de acuerdo a su funcionamiento, aisladamente considerados los resultados de la empresa de sus
miembros; siempre se buscará el fin de lucro como expresión, de una gestión eficiente y resultado esperado para continuar
en actividades. Aún más, en las denominadas personas jurídicas sin fines de lucro denominadas asociativas no existen
propietarios con título válido para exigir dividendos, por lo cual no pueden distribuir entre los mismos lo que por de hecho y
derecho no les pertenece, como son las utilidades de la institución.
Es en ese sentido que se especifica el destino preciso que deberá tener tanto excedentes y utilidades esto es sumar la
capacidad de los gastos de inversión dentro de la universidad privada.
Ahora bien ¿Qué factor es el decisivo para diferencia entre sociedades (con fines de lucro) y asociación (sin fines de lucro)?
No las diferencian sus ingresos. Todas las universidades privadas, asociativas y societarias cobran por su servicio
educativo, y las pensiones de las Sin Fines de Lucro no necesariamente son las más bajas. La PUC, Lima, Cayetano
Heredia o Pacífico, poseen pensiones iguales o mayores a las universidades con Fines de Lucro, o mejor llamadas
Societarias por ser su persona jurídica una Sociedad Anónima. Es decir, el lucro o no lucro no garantiza gratuidad ni
pensiones más bajas. Tampoco se diferencian por sus egresos. Todas pagan remuneraciones y pagan los servicios que
reciben de terceros. Y las Privadas Asociativas tampoco pagan necesariamente mayores remuneraciones a sus profesores.
Es por ello que docentes de antiguas universidades, privadas y públicas, comparten su labor académica en otras privadas,
Societarias o Asociativas. Competencia feliz que ha mejorado la remuneración docente.
¿Cuál es la diferencia entre las privadas Asociativas y las privadas Societarias? Pues simplemente el destino del saldo que
surge al restar los Egresos de los Ingresos. Eso se llama Utilidad o Excedente. Las Privadas Asociativas deben reinvertirlo
obligatoriamente por ley. Las Societarias están permitidas de retirarlo y repartirlo entre sus accionistas ejerciendo su
derecho al lucro, y previo pago del Impuesto a la Renta. Pero si deciden reinvertir la utilidad en su totalidad, es decir, si
voluntariamente renuncian al lucro, tampoco hay diferencia entre una Privada Asociativa y la Societaria ya que el destino del
excedente será la mejora educativa. ¿Cómo fiscalizar correctamente el monto reinvertido en la propia universidad? La
nueva ley universitaria a dispuesto que las universidades privadas asociativas y societarias deben presentar un informe
anual de reinversión de excedentes o utilidades a la SUNEDU y a la Superintendencia Nacional de Administración
Tributaria-SUNAT. Este informe deberá ser sumamente detallado con todo aquello señala líneas arriba.

Artículo 121°.- Facultades y Prohibición de cambio de personería jurídica.

Las universidades privadas deciden su fusión, transformación, escisión, disolución o liquidación


conforme al procedimiento establecido por la SUNEDU. Está prohibido el cambio de personería
jurídica de universidades privadas asociativas a universidades privadas societarias.

Artículo 122º.- Régimen de gobierno y de docentes en las universidades privadas.

Las instancias de gobierno de las universidades privadas asociativas o societarias se sujetan a lo


dispuesto por su estatuto.
El estatuto de cada universidad define la modalidad de elección o designación de las autoridades, de
conformidad con su naturaleza jurídica.
Las autoridades que conforman los órganos de gobierno o las que hagan sus veces, reúnen los
requisitos que exige la presente ley.
El estatuto regula el derecho de participación de los profesores, estudiantes y graduados en los
órganos de gobierno con respeto a los derechos de los promotores de promover, conducir y
gestionar la universidad que fundaron.
El estatuto de cada universidad privada define el proceso de selección, contratación, permanencia y
promoción de sus docentes, con sujeción a lo dispuesto en los artículos 80 y 82 de la presente ley.

Comentario Dante Heredia

78
La constitución política ha concedida una amplia cuota de autonomía al régimen administrativo y económico a las
universidades. Aquella capacidad de autorregularse, ha de sustentar a su vez posibilidades como fusión de universidades
privadas, transformación, escisiones (entre tanto no vaya en contra del precepto explicado líneas arriba. “La persona
jurídica promotora de la institución universitaria se constituye con la finalidad exclusiva de promover sólo una institución
universitaria”). Indudablemente el beneficio en cuanto a tributación es más abrumador en universidades privadas lucrativas
que aquellas que no lo son. De donde pueda llegar a pensarse que habiendo incrementado considerablemente los bienes
de cierta universidad sin fines de lucro, pueda posteriormente ser viable un cambio de personería lo que provocaría tener
grandes universidades que inicialmente no pagaron impuestos en la proporción debida con una considerable capacidad
para multiplicar sus ingresos ahora que son instituciones con fines de lucro (sociedades). Es así que el legislador habiendo
previsto esa situación ha establecido una prohibición entre el cambio de personería de una empresa sin fines de lucro a una
con fines de lucro. Ciertamente no hay duda respecto a que el proceso inverso escapa de esta prohibición.
Respecto al artículo 122°, no podríamos afirmar otra cosa, salvo que es una concretización del mandato constitucional
contenido en el artículo 18° de nuestra constitución vigente, que determina que "la universidad es la comunidad de
profesores, alumnos y graduados. Participan en ella los representantes de los promotores, de acuerdo a ley" Se trata de un
precepto que muchas veces ha sido mal interpretado. El concepto y significado de una norma no necesariamente se
traduce en aquel que pudiera haber sido elegido por sus proponentes. Lo cierto es que de la norma bajo comentario no se
traduce una definición jurídica plena, que pueda llevar a comprender en su totalidad al ente materia de estudio, ello deberá
hacerse a través de un estatuto concreto que regule las actividades de cada una de las universidades. El estatuto es el
documento consensuado que, en general, debe recoger los principios que atañen a la institución en los aspectos
mencionados por el articulado. El estatuto se verifica como la norma de máximo rango, y como tal, no puede ser
contradicha por las normas de rango inferior que se aprueben al interior de la universidad, aun cuando estas últimas sean
fruto de la decisión del mismo órgano que aprobó dicho estatuto. Esto se traduce normalmente en reglamentos internos que
rigen la totalidad de la vida universitaria.
Ahora bien, la autonomía debe ser entendida dentro del marco legal instituido; es decir, respetando la legislación de la
materia. Leyes y normas de rango inferior que se refieran a estos aspectos pueden ser aprobadas, siempre que respeten el
principio constitucional, y en este sentido, no impongan sino un marco dentro del cual desenvolverse respetando el Estado
de Derecho. El principio se encuentra atenuado según se trate de una universidad pública o de una privada.

Artículo 123°.- Libertad de cátedra y pluralismo académico

En todas las universidades privadas, rige la libertad de cátedra y el pluralismo académico, lo que
implica que las entidades promotoras, sin importar la persona jurídica bajo la cual estén constituidas
o si se adscriben a una confesión religiosa, deben respetar este principio.

Comentario Dante Heredia

La libertad de cátedra tiene que ver, por un lado, con la libertad de expresión y difusión del pensamiento de la
que todos gozamos en cualquier lugar, dentro de los límites de las ley por otro lado, la libertad de cátedra
tiene que ver con los fines de cada institución, respetando los preceptos constitucionales y las leyes vigentes
sobre la materia. Lo mismo ocurre con la intolerancia que es una forma de discriminación.

Obviamente, la cátedra es libre dentro de los márgenes legales, como ya apuntamos, siempre que cumpla con
el objetivo propio de la educación y sus fines. La garantía otorgada, entonces, debe ser entendida dentro del
contexto del artículo y el capítulo correspondiente, en particular aquel que tiene que ver con el derecho y
deber del Estado de coordinar la política educativa y formular los lineamientos generales de los planes de
estudio, así como la supervisión de su cumplimiento y calidad, a todo lo cual hay que sumar los fines de la
respectiva institución educativa. No puede interpretar se bajó ningún punto de vista que la libertad aludida
implique otorgar libre albedrío para desnaturalizar las materias a tratar, pues estas deben formar parte de un
sistema integrado que procure el cumplimient o de los fines ya expuestos.

CAPÍTULO XIII

RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA

Artículo 124°.- Responsabilidad social universitaria:

La responsabilidad social universitaria es la gestión ética y eficaz del impacto generado por la
universidad en la sociedad debido al ejercicio de sus funciones: académica, de investigación y de
servicios de extensión y participación en el desarrollo nacional en sus diferentes niveles y

79
dimensiones; incluye la gestión del impacto producido por las relaciones entre los miembros de la
comunidad universitaria, sobre el ambiente, y sobre otras organizaciones públicas y privadas que se
constituyen en partes interesadas.
La responsabilidad social universitaria es fundamento de la vida universitaria, contribuye al
desarrollo sostenible y al bienestar de la sociedad. Compromete a toda la comunidad universitaria.

Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

“Se hace Indigno del nombre peruano el que no sea justo y benéfico”.
(José Faustino Sánchez Carrión)

La comunidad universitaria integrada por docentes, estudiantes y graduados, tienen el deber de integrarse
mediante programas educativos y sociales en beneficio de la colectividad y el compromiso con el desarrollo
sostenible.

Siendo el deber de la universidad en ofrecer enseñanza de calidad, no se debe de dejar de lado que sus
actores principales se deban de comprometer con la realidad nacional, regional y local, brindando alternativas
de mejora, con proyectos de investigación con la participación de la comunidad universitaria.

Artículo 125°.- Medios de promoción de la responsabilidad social universitaria

Cada universidad promueve la implementación de la responsabilidad social y reconoce los esfuerzos


de las instancias y los miembros de la comunidad universitaria para este propósito; teniendo un
mínimo de inversión de 2% de su presupuesto en esta materia y establecen los mecanismos que
incentiven su desarrollo mediante proyectos de responsabilidad social, la creación de fondos
concursables para estos efectos.
El proceso de acreditación universitaria hace suyo el enfoque de responsabilidad social y lo
concretiza en los estándares de acreditación, en las dimensiones académicas, de investigación, de
participación el desarrollo social y servicios de extensión, ambiental e institucional, respectivamente.

Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

La acreditación siendo el común denominador de toda universidad en aras de mejorar su calidad de


enseñanza, debe ofrecer e incentivar mediante un monto de inversión de su presupuesto para lograr tales
fines, siendo primordial en invertir en proyectos sociales en beneficio de la población.

CAPÍTULO XIV

BIENESTAR UNIVERSITARIO

Artículo 126°.- Bienestar universitario

Las universidades brindan a los integrantes de su comunidad, en la medida de sus posibilidades y


cuando el caso lo amerite, programas bienestar y recreación. Fomentan las actividades culturales,
artísticas y deportivas. Atienden con preferencia, la necesidad de libros, materiales de estudio y otros
a los profesores y estudiantes mediante procedimientos y condiciones que faciliten su uso o
adquisición.
Al momento de su matrícula, los estudiantes se inscriben en el Sistema Integral de Salud o en
cualquier otro seguro que la universidad provea, de acuerdo a su disponibilidad presupuestaria.

80
Las universidades promueven políticas públicas de lucha contra el cáncer, mediante la suscripción de
los convenios correspondientes. Ello incluye la realización de un chequeo médico anual a todos los
estudiantes.

Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

Mediante las actividades culturales, artísticas y deportivas se fomenta la creación intelectual basada en
valores y en el fortalecimiento de las áreas deportivas.
Para el acceso de materiales de estudio a los estudiantes se deben establecer procedimientos menos
burocráticos y brindar un trato adecuado económico y espiritual a los docentes forjadores de la enseñanza
universitaria.
Siendo, que el cáncer es la principal causa de muerte, algo novedoso que ofrece esta ley, es el chequeo
médico a todos los estudiantes a efectos de prevenir y promover su tratamiento, mediante inscripciones al
Sistema Integral de Salud o cualquier otro seguro que disponga la casa superior de estudios, fortaleciéndose
mediante convenios instituciones de cooperación.

Artículo 127°.- Becas y programas de asistencia universitaria

En las universidades privadas se establecen becas totales o parciales que cubran los derechos de
enseñanza, sobre la base de criterios de rendimiento académico, deportivo y situación económica.
En las universidades públicas se puede establecer programas de ayuda para que sus estudiantes
puedan cumplir con sus tareas formativas en las mejores condiciones; procurando apoyo en
alimentación, materiales de estudio e investigación y otros.
Todos los alumnos universitarios gozan del pasaje universitario, que consiste en el 50% del precio
regular ofrecido al público en general.

Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

En el sector privado, se establecen criterios de rendimiento académico, deportivo y la situación económica,


para efectos de brindar los servicios de becas y programas de asistencia universitaria para los estudiantes y/o
profesionales que promuevan la investigación científica, el deporte afianzándose con el desarrollo sostenible.
En el sector público, bajo el sistema presupuestal se debe de establecer primordialmente el apoyo y el
fortalecimiento en la alimentación cultura deporte y otros para el mejor desenvolvimiento del estudiante frente
a sus adversidades, respaldados con estricto orden de mérito.
Con respecto al pasaje universitario esta se debe regular con mayor efectividad para que se cumpla y no sea
letra muerta en las jurisdicciones a nivel nacional de las universidades públicas y privadas con la coerción de
imponer sanciones ante su incumplimiento.

Artículo 128°.- Seguro universitario

Las universidades pueden ofrecer un seguro a los miembros de la comunidad universitaria.

Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

Los integrantes de la comunidad universitaria, con una prioridad para los estudiantes, podrán ser beneficiados
con un seguro que ofrezca la universidad o uno que implemente ESSALUD, como parte del derecho al seguro
potestativo.

Artículo 129°.- Integración de personas con discapacidad en la comunidad universitaria

81
Las universidades implementan todos los servicios que brindan considerando la integración a la
comunidad universitaria de las personas con discapacidad, de conformidad con la Ley N° 29973, Ley
General de la Persona con Discapacidad.

Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

En cumplimiento a la Ley N° 29973, Ley General con Discapacidad, se deben de brindar las facilidades en la
admisión, integración, igualdad de oportunidades, ya que discapacidad no significa incapacidad, regulándose
con un trato adecuado por parte de la comunidad universitaria.

Artículo 130º.- Servicio Social Universitario

Todas las universidades establecen un Programa de Servicio Social Universitario que consiste en la
realización obligatoria de actividades temporales que ejecuten los estudiantes universitarios, de
manera descentralizada; tendientes a la aplicación de los conocimientos que hayan obtenido y que
impliquen una contribución en la ejecución de las políticas públicas de interés social y fomenten un
comportamiento altruista y solidario que aporte en la mejora de la calidad de vida de los grupos
vulnerables en nuestra sociedad.

Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

Mediante el Programa de Servicio Social Universitario, de manera obligatoria se establecerán actividades


temporales de los estudiantes universitarios, tendientes a aplicar conocimientos y proyectos de políticas
públicas de interés general cuya finalidad se busca con la mejora de la calidad de vida de la población.

Artículo 131°.- Promoción del deporte

La universidad promueve la práctica del deporte y la recreación como factores educativos


coadyuvantes a la formación y desarrollo de la persona. El deporte, a través de las competencias
individuales y colectivas, fortalece la identidad y la integración de sus respectivas comunidades
universitarias, siendo obligatoria la formación de equipos de disciplinas olímpicas.
Dentro de los mecanismos para el cuidado de la salud y la promoción del deporte, la universidad crea
y administra proyectos y programas deportivos que promuevan el deporte de alta competencia, a
efectos de elevar el nivel competitivo y participativo de los estudiantes.
Las universidades deben establecer Programas Deportivos de Alta Competencia- PRODAC, con no
menos de tres (3) disciplinas deportivas, en sus distintas categorías. El Estatuto de cada universidad
regula su funcionamiento, que incluye becas, tutoría, derechos y deberes de los alumnos
participantes en el PRODAC, entre otros.
El Instituto Peruano del Deporte IPD prioriza anualmente las disciplinas olímpicas que constituyen los
juegos nacionales Universitarios. El IPD proveerá el aporte técnico para el desarrollo de estos juegos,
en los que participaran todas las universidades del país.
El incumplimiento de lo dispuesto en el presente artículo constituye una infracción materia de
supervisión y sanción por parte de la SUNEDU

Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

Este dispositivo normativo señala de manera obligatoria la importancia de establecer Programas Deportivos
de Alta Competencia – PRODAC, que deberá ser incluido en cada estatuto de cada universidad para el
fortalecimiento de las disciplinas en beneficio de la comunidad universitaria. Su incumplimiento generara
infracción que estará supervisada por la SUNEDU.

82
CAPÍTULO XV

PERSONAL NO DOCENTE

Artículo 132°.- Personal no docente

El personal no docente presta sus servicios de acuerdo a los fines de la universidad. Le corresponde
los derechos propios del régimen laboral público o privado según labore en la universidad pública o
privada.
La gestión administrativa de las universidades públicas se realiza por servidores públicos no docentes
de los regímenes laborales vigentes.
Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

El personal no docente obtiene derechos de acuerdo al régimen laboral adherido y es tratado de acuerdo al
ordenamiento jurídico vigente, donde se respetan sus derechos laborales, donde prestará sus servicios frente
a los fines que disponga cada casa superior de estudios.

CAPÍTULO XVI

DEFENSORIA UNIVERSITARIA

Artículo 133°.- Defensoría Universitaria

La Defensoría Universitaria es la instancia encargada de la tutela de los derechos de los miembros de


la comunidad universitaria y vela por el mantenimiento del principio de autoridad responsable. Es
competente para conocer las denuncias y reclamaciones que formulen los miembros de la
comunidad universitaria vinculadas con la infracción de derechos individuales. El estatuto de la
Universidad establece los mecanismos de regulación y funcionamiento de la Defensoría.
No forman parte de la competencia de la Defensoría las denuncias vinculadas con derechos de
carácter colectivo, derechos laborales, medidas disciplinarias, evaluaciones académicas de docentes
y alumnos y las violaciones que puedan impugnarse por otras vías ya establecidas en la presente Ley,
así como en el Estatuto y los reglamentos de cada universidad.
Comentario Izquierdo Sifuentes, Alexander

Era un reclamo generalizado por parte de la comunidad universitaria en que una instancia se pueda ventilar
las arbitrariedades, denuncias y reclamos, que se podrían cometer por parte de los órganos administrativos
de cada casa superior de estudios, regulándose en cada estatuto, respetándose el principio de autoridad y
defensa de los derechos individuales.

Cabe señalar que dicha instancia no serán competente en determinados asuntos referidos a derechos
colectivos y otros regulados en otras vías establecidas por la ley, el Estatuto y el Reglamento de cada Casa
Superior de Estudios.

83
DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS TRANSITORIAS Y FINALES

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIASTRANSITORIAS

PRIMERA.- Proceso de adecuación del gobierno de la universidad pública

A la entrada en vigencia de la presente ley, cesa la asamblea universitaria de las universidades públicas.
Quedan suspendidos todos los procesos de nombramiento, ascenso y ratificación del personal docente y no
docente hasta que asuman las nuevas autoridades de gobierno.
A tal efecto, a los diez (10) días calendario de la entrada en vigencia de la presente Ley, se conforma en cada
universidad un Comité Electoral Universitario Transitorio y Autónomo, integrado por tres docentes principales,
dos docentes asociados y un docente auxiliar, todos a tiempo completo y dedicación exclusiva, que sean los
más antiguos en sus respectivas categorías, y por tres estudiantes, uno por cada facultad de las tres con mayor
número de alumnos, quienes hayan aprobado como mínimo cinco semestres académicos y ocupen el primer
lugar en el promedio ponderado de su facultad.

La abstención total o parcial de los representantes estudiantiles en el Comité Electoral Universitario no impide
su instalación y funcionamiento. La antigüedad de los docentes se determina en función al tiempo de servicios
efectivo en dicha categoría en la universidad; en caso de empate se optará por los de mayor edad.
El Comité Electoral Universitario se instala teniendo como Presidente al docente principal elegido más antiguo;
dicho Comité convoca, conduce y proclama los resultados del proceso electoral conducente a elegir a los
miembros de la asamblea estatutaria en un plazo máximo de veinticinco (25) días calendario.
La Asamblea estatutaria está conformada por 36 miembros: 12 profesores principales, 8 profesores asociados,
4 profesores auxiliares y 12 estudiantes. Estos últimos deben cumplir los requisitos señalados en la presente
Ley para los representantes para la Asamblea universitaria.
La elección se realiza mediante voto universal obligatorio y secreto de cada una de las categorías de los
profesores indicados y por los estudiantes regulares.
La Asamblea estatutaria se instala inmediatamente después de concluida la elección de sus miembros por
convocatoria del presidente del comité electoral universitario, y presidida por el docente principal más
antiguo.
La Asamblea estatutaria redacta y aprueba el estatuto de la Universidad, en un plazo de cincuenta y cinco (55)
días calendario.
A la fecha de aprobación de los nuevos estatutos, la asamblea estatutaria establece el cronograma de elección
de las nuevas autoridades y el plazo para su designación en reemplazo de las autoridades vigentes. El referido
cronograma debe incluir las fechas de la convocatoria a nuevas elecciones, de realización del proceso electoral,
y de designación de las nuevas autoridades.
La designación de las nuevas autoridades debe realizarse antes de que concluya el periodo de mandato de las
autoridades vigentes.
Aprobado el estatuto de la universidad y el referido cronograma, la asamblea estatutaria asume
transitoriamente las funciones de la Asamblea universitaria hasta la elección de las nuevas autoridades. El
proceso de elección de nuevas autoridades es realizado por el Comité Electoral constituido conforme a lo
establecido por la presente ley, y comprende la elección de rector, vicerrector y decanos, reconstituyéndose
así la Asamblea Universitaria, el Consejo Universitario y los Consejos de Facultad.
Es de responsabilidad de las autoridades elegidas completar la adecuación de la universidad a las normas de la
presente Ley y el respectivo estatuto.
La Oficina Nacional de Procesos Electorales - ONPE participa y garantiza la transparencia de los procesos
electorales, a través de la asistencia técnica a cada Comité Electoral Universitario.

SEGUNDA.- Proceso de adecuación del estatuto de la universidad privada

En las universidades privadas, asociativas y societarias, el proceso de adecuación a la presente Ley, en lo que
resulte aplicable, será regulado por el órgano máximo de la persona jurídica en un plazo máximo de 90 días
calendario.

TERCERA.- Plazo de adecuación de docentes de la universidad pública y privada

84
Los docentes que no cumplan con los requisitos a la entrada en vigencia de la presente Ley, tienen hasta cinco
(5) años para adecuarse a ésta; de lo contrario, son considerados en la categoría que les corresponda o
concluye su vínculo contractual, según corresponda.

CUARTA.- Comisión Organizadora

El Ministerio de Educación, mediante resolución ministerial, conformará la Comisión Organizadora de la


SUNEDU, la cual podrá estar integrada por miembros de la sociedad civil.

QUINTA.- Primer Consejo Directivo de la SUNEDU

Los ciudadanos seleccionados del primer Consejo Directivo de la SUNEDU, serán renovados de manera
escalonada y periódica con un mecanismo específico a ser determinado en el Reglamento de Organización y
Funciones.

SEXTA.- Reglamento de Organización y Funciones de la SUNEDU.

El Poder Ejecutivo, mediante decreto supremo del Sector Educación, aprobará el Reglamento de Organización
y Funciones de la SUNEDU en un plazo no mayor a 90 (noventa) días contados a partir de la publicación de la
presente ley.

SEPTIMA.- Grupo de Trabajo

Constitúyase el Grupo de Trabajo encargado de realizar el cierre presupuestal, patrimonial, administrativo, de


personal y financiero de la Asamblea Nacional de Rectores y su Consejo Nacional para la Autorización de
Funcionamiento de Universidades, en la que participarán:
a) Un representante del Ministerio de Educación, que la presidirá
b) Un representante de la Asamblea Nacional de Rectores
c) Un representante de la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales
El Grupo de Trabajo antes señalado, se instalará en un plazo no mayor a 10 (diez) días mediante resolución
ministerial del Sector Educación. Instalado el Grupo de Trabajo, tendrá un plazo no mayor a 90 (noventa días)
para realizar el cierre presupuestal, patrimonial, administrativo, de personal y financiero, luego de lo cual se
extinguirán la Asamblea Nacional de Rectores y su Consejo Nacional para la Autorización de Funcionamiento
de Universidades. Los trabajadores sujetos al régimen del Decreto Legislativo N° 276, serán incorporados al
Ministerio de Educación, bajo el mismo régimen.
La SUNEDU asume la administración y pago de las pensiones de los pensionistas de la Asamblea Nacional de
Rectores pertenecientes al régimen pensionario regulado por el Decreto Ley N° 20530, para cuyo efecto, en un
plazo no mayor a 60 días, deberá procederse a la transferencia del fondo previsional respectivo, del acervo
documentario y los legajos de los referidos pensionistas.
Facúltese al Ministerio de Educación para que mediante resolución ministerial amplíe, de ser necesario, el
plazo señalado para el cierre antes referido, así como para establecer las disposiciones que estime pertinentes
para el cumplimiento de lo dispuesto en la presente disposición.

OCTAVA.- Transferencia presupuestal

Una vez concluido el cierre presupuestal a que se refiere la Disposición Complementaria Transitoria
precedente, dispóngase la transferencia de los recursos presupuestales del pliego Asamblea Nacional de
Rectores a la SUNEDU, la que será aprobada mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministro de
Economía y Finanzas y el Ministro de Educación, a propuesta de este último. Adicionalmente, el Ministerio de
Educación podrá transferir en el presente año fiscal los recursos presupuestales necesarios para su
funcionamiento, la que será aprobada mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministerio de Economía y
Finanzas y el Ministro de Educación, a propuesta de este último.

85
NOVENA.- Financiamiento

Para el año fiscal 2014, la implementación de la SUNEDU se financia con cargo a los recursos presupuestarios
transferidos de la Asamblea Nacional de Rectores, en el marco de lo establecido en la Cuarta Disposición
Complementaria Final de la presente Ley.

DECIMA.- Disposición para la implementación.

Autorizase al Ministerio de Educación a realizar las contrataciones de personal, bienes y servicios necesarios
para el funcionamiento de la SUNEDU, hasta su completa implementación con los documentos de gestión
correspondientes.

DECIMA PRIMERA.- Implementación progresiva

La SUNEDU aprobará un plan de implementación progresiva, lo que implica inicialmente, la constatación de las
condiciones básicas de calidad en las universidades con autorización provisional. Las universidades
autorizadas, deberán adecuarse a las condiciones básicas de calidad en el plazo que la SUNEDU establezca,
sometiéndose a la supervisión posterior.

DECIMA SEGUNDA.- Reorganización del SINEACE

Declárase en reorganización el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad


Educativa (SINEACE) y derógase el capítulo II del Título I, a excepción del numeral 8.3 del artículo 8, y los
Títulos II, III, IV y V de la Ley N° 28740.
Autorizase al Ministerio de Educación, en el marco de lo dispuesto en el párrafo precedente, a que mediante
resolución ministerial constituya i) un Grupo de Trabajo encargado de evaluar el SINEACE y elaborar un
proyecto de ley para su reforma, que será remitido por el Poder Ejecutivo en el plazo de 90 días calendario
como máximo y ii) un Consejo Directivo ad hoc para el Sistema, conformado por tres miembros: la presidencia
del COSUSINEACE, quien lo presidirá, un representante del Ministerio de Educación, y la presidenta del
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología - CONCYTEC, para que ejecute las funciones necesarias para la
continuidad del organismo y los procesos en desarrollo, las mismas que serán establecidas en la resolución
ministerial antes señalada, hasta la aprobación de su reorganización. La Secretaría Técnica del COSUSINEACE
mantiene sus responsabilidades respecto al referido Consejo Directivo.
El Consejo Directivo ad hoc del SINEACE, será responsable de designar a los representantes de este organismo
ante otras instancias, durante el plazo de su vigencia.
A partir del segundo año de la implementación de la modificación de la Ley 28740, sólo podrán otorgar
doctorados las instituciones que cuenten con programas de posgrado acreditadas.

DECIMA TERCERA.- Excepción para estudiantes matriculados a la entrada en vigencia de la Ley.

Los estudiantes que a la entrada en vigencia de la presente Ley, se encuentren matriculados en la universidad
no están comprendidos en los requisitos establecidos en el artículo 45 de la presente Ley.

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS MODIFICATORIAS

PRIMERA.- Modificación del primer párrafo del Decreto Legislativo N° 882

86
Modifícase el primer párrafo del artículo 10 del Decreto Legislativo N° 882, el mismo que quedará redactado
de la siguiente manera:

"Artículo 10.- El Ministerio de Educación y los gobiernos regionales, según corresponda, pueden imponer
sanciones administrativas a las instituciones educativas particulares bajo su supervisión, por infracción de las
disposiciones legales y reglamentarias que las regulan. (...)"

SEGUNDA. Modificación del artículo 5 de la Ley N°26271, Ley que norma el derecho a pases
libres y pasajes diferenciados cobrados por las empresas de transporte urbano e interurbano de
pasajeros

Modifícase el artículo 5 de la Ley N° 26271, de acuerdo al texto siguiente:

"Artículo 5.- El cobro del pasaje universitario se realiza previa presentación del Carné Universitario o del Carné
de Instituto Superior; expedidos por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria y el
Ministerio de Educación, respectivamente, que constituyen documento único de acreditación para acogerse al
beneficio del pasaje diferenciado.

Tratándose de documento único los organismos autorizados pueden delegar esta función, estableciendo los
mecanismos de control y supervisión que impidan la falsificación o mal uso del referido documento ".

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS FINALES

PRIMERA.- Mecanismos de fomento para mejorar la calidad del servicio educativo a cargo de las
universidades públicas

Dispóngase el diseño e implementación de mecanismos y herramientas técnicas que incentiven y/o fomenten
la mejora de la calidad y el logro de resultados del servicio educativo que brindan las universidades públicas. El
Ministerio de Educación, en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas, en el marco de la Ley
28411, Ley General del Sistema Nacional de Presupuesto Público, establece los montos y criterios técnicos,
entre otras disposiciones que se estimen necesarias, para la aplicación de los citados mecanismos.

SEGUNDA.- Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima.

La Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima se gobierna por su propio Estatuto. Tiene la autonomía,
derechos y deberes de las universidades y pertenece al Sistema Universitario Peruano.
Los Seminarios diocesanos y los Centros de Formación de las Comunidades Religiosas, reconocidos por la
Conferencia Episcopal Peruana, otorgan, a nombre de la Nación, los títulos correspondientes a los estudios que
imparten y entre ellos el de Profesor de Religión. Gozarán de las exoneraciones y franquicias y de la deducción
de impuestos por donaciones a su favor de que gozan las Universidades.

TERCERA.- Títulos y grados otorgados por instituciones y Escuelas de Educación Superior.

Las Escuelas de Oficiales y Escuelas Superiores de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú, la
Escuela de Salud Pública del Perú, el Centro de Altos Estudios Nacionales- CAEN, la Academia Diplomática del
Perú, el Instituto Pedagógico Nacional de Monterrico, la Escuela Nacional de Marina Mercante Almirante
Miguel Grau, así como la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, la Escuela Nacional
Superior de Folklore José María Arguedas, la Escuela Superior Autónoma de Bellas Artes Diego Quispe Tito del

87
Cusco, La Escuela Superior de Formación Artística Pública Mario Urteaga Alvarado de Cajamarca, La Escuela
Superior de Formación Artística del distrito de San Pedro de Cajas, el Conservatorio Nacional de Música, el
Instituto Superior de Música Público Daniel Alomía Robles de Huánuco, la Escuela Superior de Formación
Artística Pública de Áncash (ESFAP-ÁNCASH), la Escuela Superior de Arte Dramático Virgilio Rodríguez Nache, la
Escuela Superior de Formación Artística Pública Macedonio de la Torre, el Conservatorio Regional de Música
del Norte Público Carlos Valderrama, la Escuela Superior de Música Pública Luis Duncker Lavalle denominado
Conservatorio Regional de Música Luis Duncker Lavalle, la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático
Guillermo Ugarte Chamorro, la Escuela Nacional Superior de Ballet, la Escuela Superior de Formación Artística
Pública de Juliaca (ESFAP-Juliaca), la Escuela Superior de Formación Artística Pública de Puno (ESFAP-Puno), la
Escuela Superior de Formación Artística Pública Francisco Laso de Tacna, la Escuela Superior de Formación
Artística Pública Felipe Guamán Poma de Ayala de Ayacucho, la Escuela Superior de Formación Artística Pública
Condorcunca de Ayacucho, la Escuela Superior de Arte Pública Ignacio Merino de Piura, la Escuela Superior de
Música Pública José María Valle Riestra Piura, el Instituto Superior de Música Público Leandro Alviña Miranda
del Cusco, la Escuela Superior de Música Pública Francisco Pérez Anampa y la Escuela Superior de Formación
Artística Sérvulo Gutiérrez Alarcón de Ica, la Escuela Superior de Formación Artística Pública Pilcuyo-Ilave de
Puno, la Escuela Superior de Formación Artística Pública Ernesto López Mindreau, la Escuela Superior de
Formación Artística Conservatorio de Lima Josafat Roel Pineda, el Instituto Superior de Música Público Acolla-
Jauja-Junín y la Escuela Superior de Formación Artística Pública Carlos Baca Flor de Arequipa a la que se
denomina Escuela Nacional de Arte Carlos Baca Flor de Arequipa, el Instituto Científico y Tecnológico del
Ejercito (ICTE), la Facultad de Filosofía Redemptoris Mate y la Facultad de Teología Redemptoris Mater,
mantienen el régimen académico de gobierno y de economía establecidos por las leyes que los rigen. Tienen
los deberes y derechos que confiere la presente Ley para otorgar en nombre de la Nación el grado de bachiller
y los títulos de licenciado respectivos, equivalentes a los otorgados por las universidades del país, que son
válidos para el ejercicio de la docencia universitaria y para la realización de estudios de maestría y doctorado, y
gozan de las exoneraciones y estímulos de las universidades en los términos de la presente Ley.

La Escuela Nacional de Administración Pública - ENAP, organiza estudios de posgrado y otorga grados de
maestro y doctor a nombre de la nación, conforme a las disposiciones de la presente Ley; y con respecto al
funcionamiento del sistema administrativo de gestión de recursos humanos se aplica lo dispuesto en la Octava
Disposición Complementaria Final de la Ley N° 30057-Ley del Servicio Civil.

Los grados académicos y títulos son inscritos en el Registro Nacional de Grados y Títulos de la
Superintendencia Nacional de Educación Universitaria para los fines pertinentes, bajo la responsabilidad del
director general o de quien haga sus veces y tomando en cuenta la normatividad que regula cada una de las
instituciones educativas señaladas en el párrafo precedente.

CUARTA.- Programa de Fortalecimiento Institucional para la Calidad de la universidad pública

Dispónese que en un plazo no mayor a 180 días, las universidades nacionales que se señalan a continuación
elaborarán y aprobarán un Programa de Fortalecimiento Institucional para la Calidad de la formación
universitaria que brindan, el mismo que podrá ser utilizado como referente para la asignación de los recursos
presupuestales que requieran en los siguientes ejercicios fiscales

1. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (1551)

2. Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga (1677)

3. Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco (1692)

88
4. Universidad Nacional de Trujillo (1824)

5. Universidad Nacional San Agustín de Arequipa (1827)

6. Universidad Nacional del Altiplano de Puno (1856)

7. Universidad Nacional de Ingeniería (Escuela de Ingenieros del Perú - 1876)

8. Universidad Nacional Agraria La Molina - (Escuela Nacional de Agricultura y Veterinaria - 1902)

9. Universidad Nacional del Centro del Perú (1959)

10. Universidad Nacional de Piura (1961)

11. Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (1961).

12. Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle (1965).

El Programa de Fortalecimiento Institucional para la Calidad, deberá ser elaborado y aprobado conforme al
procedimiento que para tal efecto aprueben los órganos de gobierno que correspondan en cada universidad.

Las universidades públicas antes señaladas, seleccionadas en atención a su antigüedad y situación geográfica,
serán consideradas el referente para la continuidad de este proceso en las demás universidades públicas,
considerando sus áreas de influencia.

QUINTA.- Denominación de universidad al Seminario Evangélico de Lima y al Seminario Bíblico


Andino

Denominase universidad al Seminario Evangélico de Lima, fundado en 1933 y reconocido por el Decreto
Supremo 048-85-ED, y al Seminario Bíblico Andino, fundado en 1935 y reconocido por Decreto Supremo 001-
90-ED, previstos en la Tercera Disposición Complementaria Final de la Ley 29635, Ley de Libertad Religiosa,
que se gobiernan por su propio estatuto; tienen la autonomía, los derechos y los deberes de las universidades
y pertenecen al sistema universitario. Los grados y títulos que expidan deben ser inscritos en el Registro
Nacional de Grados y Títulos de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU)
para los fines pertinentes, bajo responsabilidad del director general o de quien haga sus veces.

SEXTA.- Universidades Católicas aprobadas en el Perú.

Las Universidades Católicas se gobiernan de acuerdo con sus propios estatutos, dados conforme a lo
establecido en la presente ley y en el Acuerdo entre la Santa Sede y la República del Perú, aprobado por
Decreto Ley N° 23211.

SEPTIMA.- Día de la Universidad Peruana.

El 12 de mayo de cada año se conmemora el "Día de la Universidad Peruana" en razón de la fecha de creación,
en 1551, de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la más antigua de América.

OCTAVA.- Representantes de la ANR ante órganos colegiados

89
Precísase que toda referencia efectuada a la ANR para que designe o proponga representantes ante órganos
colegiados, según la legislación vigente, deberá entenderse realizada a los rectores de las universidades
públicas y privadas, los que para tal efecto podrán constituir la Asociación respectiva.

Los representantes que a la fecha de vigencia de la presente ley han sido designados o propuestos por la ANR,
continuarán en sus funciones hasta la culminación de las mismas.

NOVENA.- Donaciones y becas.

El Poder Ejecutivo establecerá un régimen preferencial de exoneración y beneficios tributarios a las


donaciones y becas con fines educativos y de investigación, disponiendo los controles que aseguren el uso
correcto de dichos recursos.

DÉCIMA.- Centro de Altos Estudios Nacionales - Escuela de Posgrado EPG CAEN

El Centro de Altos Estudios Nacionales - Escuela de Posgrado EPG CAEN es una institución adscrita a la
Presidencia del Consejo de Ministros, cuyo objeto es el perfeccionamiento a nivel de posgrado académico en
las áreas de seguridad, desarrollo, defensa nacional, así como en las áreas del conocimiento científico,
tecnológico y humanístico aplicables a los temas antes mencionados. Goza de autonomía académica,
administrativa y financiera.
Declárese la reorganización del Centro de Altos Estudios Nacionales - Escuela de Posgrado EPG CAEN por el
plazo de doce meses, contados desde la publicación de la Resolución Suprema que designa a los miembros de
la Comisión Reorganizadora, la que asumirá plenas funciones de gobierno, dirección, gestión y administración
del CAEN, incluyendo, entre otras, la facultad de reformar su estatuto, y normar y ejecutar las acciones
correctivas que requieran los procesos de administración, reforma y modernización académica.
Como consecuencia de lo expuesto, a partir de dicha fecha cesan en sus funciones todas las autoridades
académicas y administrativas del citado Centro de Estudios. Durante el plazo de doce meses indicado
precedentemente, la Comisión Reorganizadora preparará las condiciones y marco reglamentario del proceso
electoral para la elección de las nuevas autoridades, que se realizará una vez concluida la reorganización del
CAEN. El proceso de reorganización del CAEN se llevará a cabo sin afectar el normal desarrollo de las
actividades académicas.
La conformación, atribuciones de los miembros de la Comisión Reorganizadora, así como las facultades, plazos,
procedimientos y condiciones para su funcionamiento, se establecerán en la Resolución Suprema referida
precedentemente. Las resoluciones que expida la Comisión Reorganizadora agotan la vía previa. Contra ellas
cabe la interposición de acción contencioso administrativa, en la vía judicial.

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS DEROGATORIAS

UNICA.- Derogatoria.

Derógase la Ley N° 23733 Ley Universitaria y sus modificatorias, la Ley N° 26439, Ley que Crea el Consejo
Nacional para la Autorización de Funcionamiento de Universidades - CONAFU, y sus modificatorias, y déjase sin
efecto el Decreto Legislativo N°882 en lo que respecta al ámbito universitario, con excepción de los artículos
14º, 16º, 17º, 18º, 19º, 20º , 21º y 22º, y demás normas que se opongan a lo dispuesto en la presente Ley.

90
Comuníquese al señor Presidente Constitucional de la República para su promulgación.

En Lima, a los tres días del mes de julio de dos mil catorce.

FREDY OTÁROLA PEÑARANDA


Presidente del Congreso de la República

MARÍA DEL CARMEN OMONTE DURAND


Primera Vicepresidenta del Congreso de la República

AL SEÑOR PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA


POR TANTO:
Mando se publique y cumpla.
Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los ocho días del mes de julio del año dos mil catorce.

OLLANTA HUMALA TASSO


Presidente Constitucional de la República

RENÉ CORNEJO DÍAZ


Presidente del Consejo de Ministros

91