Está en la página 1de 5

TALLER BIBLIOTECAS PARA LOS

BIBLIOTECARIOS

Desde hace años, la preocupación por integrar de forma efectiva a todas las personas

en la sociedad ha conducido a diversos organismos a reflexionar sobre el papel que la

biblioteca pública puede desempeñar en el servicio a la comunidad.

El carácter colectivo de las bibliotecas y su fuerte componente social, educativo y cultural,

las convierte en instituciones clave para conseguir que la integración de las personas con

discapacidad y las personas mayores sea una realidad.

Las bibliotecas deben responder a las necesidades socioeducativas de su población,

garantizar el marco de dignidad, respeto, equidad e igualdad de oportunidades, en

coherencia con la ética profesional y el marco institucional y normativo que las rige. Estas

bases se sustentan a través de la prestación de servicios, disposición de recursos y atención

hacia todos los usuarios sin discriminación, para cumplir con objetivos sociales, educativos

y culturales que otorguen condiciones y garantía verdadera en el cumplimiento de derechos

fundamentales del hombre. Sólo así se saldrá de la utopía y se les conferirá a las bibliotecas

y bibliotecarios el papel fundamental que poseen en el carácter colectivo, social y de

inclusión de todas las personas, en especial las personas con discapacidad. Misión más que

importante en la era de la información donde estamos insertos.

Según la LEY Nº 24314 Accesibilidad de personas con movilidad reducida. Modificatoria de


la Ley Nº 22.431; …” la accesibilidad es la posibilidad de las personas con

movilidad reducida de gozar de las adecuadas condiciones de seguridad y

autonomía como elemento primordial para el desarrollo de las actividades de

la vida diaria, sin restricciones derivadas del ámbito físico urbano,


arquitectónico o del transporte, para su integración y equiparación de

oportunidades…”.

Esta ley establece a nivel nacional criterios para la supresión de barreras y habla de personas con

movilidad reducida, haciendo no sólo hincapié en personas con discapacidad física, sino también en

ancianos, embarazadas y otras personas que por motivos circunstanciales estén impedidos

físicamente.

La accesibilidad es un derecho que implica la real posibilidad de una

persona de ingresar, transitar, usar los servicios y permanecer en un lugar,

de manera segura, confortable y autónoma. Ello supone que las barreras de

entorno físico y comunicacional deben ser suprimidas. Es un concepto

amplio que abarca tanto aspectos físicos (accesibilidad física, edilicia,

arquitectónica sin dejar de lado el aspecto urbanístico y del transporte)

como comunicacionales (acceso a la información, a las tecnologías, a los

medios de interpretación, soportes y formatos alternativos) teniendo en

cuenta además aspectos funcionales, sociales, culturales y de

comportamiento.

Estos conceptos son tres:

 La Normalización: se trata del principio en virtud del cual las personas con

discapacidad deben poder llevar una vida normal, accediendo a los mismos lugares,

ámbitos, bienes y servicios que están a disposición de cualquier otra persona.

 La Accesibilidad Universal: es la condición que deben cumplir los entornos, procesos,

bienes productos y servicios, así como los objetos o instrumentos, herramientas y

dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en
condiciones de seguridad y comodidad y de la forma más autónoma y natural posible.

Presupone la estrategiadel diseño para todos y se entiende sin perjuicio de los ajustes

razonables que deban adoptarse.

 El Diseño para Todos: es la actividad por la que se conciben o proyectan, desde el

origen y siempre que ello sea posible, los entornos, procesos, bienes, productos, servicios,

objetos, instrumentos, dispositivos o herramientas, de tal forma que puedan ser utilizados

por todas las personas, en la mayor extensión posible.

A partir de estos conceptos, podría decirse que trabajando desde la perspectiva del diseño para

todos se puede llegar a conseguir la accesibilidad universal, y con ella la normalización en el

acceso a las bibliotecas por parte de las personas con discapacidad. “Diseñar para todos”,

lejos de suponer hacer entornos específicos para personas con discapacidad (en los que

puedan imperar adaptaciones que resulten extrañas al usuario), consiste en concebir entornos

que con normalidad puedan ser utilizados por todos los ciudadanos, independientemente de

cualquier característica física, sensorial o intelectual, sin que distorsione el uso normal para la

población general.

Para atender la realidad de la discapacidad se deberán enfocar, además de los conocidos por la

profesión, otros preceptos teóricos en la que estamos insertos socialmente para originar,

mediante gestión y acciones la posibilidad de plasmar en prácticas: bibliotecas inclusivas

accesibles que permitan realizar un cambio que verdaderamente posibilite la función

socioeducativa de nuestras instituciones

En mi opinión, las bibliotecas no pueden cumplir totalmente con esta finalidad si no son

capaces de asegurar el acceso y desarrollo de actividades tanto al público como a sus

empleados sin importar sus características físicas. Para ello, no basta con realizar unos
cuantos ajustes en los edificios; es necesario también un cambio en las mentalidades y en la

concepción de las estructuras con las que se viene organizando el funcionamiento

bibliotecario.

En la actualidad en el País la carrera de Bibliotecología tiene gran cantidad de alumnos, pero

una vez recibidos los alumnos que posean una Movilidad Reducida prácticamente no van a

poder ejercer su profesión en una Biblioteca. Desgraciadamente al momento de comenzar la

carrera no tienen el conocimiento de la realidad en la que se encuentra nuestro País en

materia de Accesibilidad Universal.

En Argentina “más del 90% de las bibliotecas no son aptas estructuralmente para que una

persona con movilidad reducida llegue a desarrollar su actividad” 1) por lo tanto, caemos en

una Utopía, hablamos mucho de accesibilidad, pero a la hora de comenzar a trabajar en ella

no nos hacemos cargo de la realidad en la que nos encontramos inmersos.

Presentar este tipo de documentos, genera ciertas tensiones dado que partimos de la

postura que todos somos diferentes y que el hecho que las personas con discapacidad hayan

llegado hasta la educación superior, implica que en su trayectoria anterior debió superar y

derribar obstáculos. Pero a veces se genera sospechas: ¿Podrá ejercer la profesión? ¿Pero

cómo va a hacer para…?

1
Datos INADI