Está en la página 1de 35

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MÉXICO

FACULTAD DE ESTUDIOS SUPERIORES

ACATLÁN
ARQUITECTURA
RECUBRIMIENTOS Y ACABADOS
PROCEDIMIENTOS DE CONSTRUCCIÓN IV

PACHECO GUTIERREZ FRIDA DE ANDREA


CISNEROS RABELL ANDRES
RAMÍREZ COLIN EL BRAYAN ANTONIO
VALDÉS RAMÍREZ LUIS FERNANDO
INTRODUCCIÓN
En el presente trabajo se trabajará un catálogo de materiales para recubrimientos y
acabados, junto con su técnica de aplicación.
Se comenzará definiendo que es cada uno de ellos:

 Recubrimientos: El revestimiento se puede definir como todo elemento


superficial que, aplicado sobre la cara de otro elemento constructivo, mejora
su aspecto estético y otras propiedades. Es importante reseñar que cuando
nos referimos a revestimientos hablamos del proceso que consiste en colocar
algún tipo de material, con un objetivo variable que va desde la mera
decoración a la protección de un ambiente, pasando por la necesidad de
ocultar las imperfecciones o elementos indeseables, como pueden ser cables
o instalaciones que no queremos que se vean. Además, brindar un acabado
y revestimiento óptimos a un espacio se convierte en una decisión muy
importante que hay que tomar al momento de elegir el tipo de recubrimiento
más adecuado para cada superficie. Además del tipo de acabado y
revestimiento, se debe considerar el color y tonalidad que mejor combine y
que satisfaga visualmente a los usuarios. Para el caso de las paredes se las
puede revestir tanto del lado interno como externo de la casa.

 Acabados: Se denomina acabados de construcción a todos aquellos


trabajos que se realizan en una construcción para darle terminación a los
detalles de la misma quedando ésta con un aspecto estético y habitable.
Algunos acabados en una construcción serían los pisos, ventanas, puertas,
pintura y enyesado paredes. Los materiales que son utilizados para realizar
estos trabajos pueden ser: el yeso, cerámica, madera, impermeabilizantes,
pinturas, ladrillos, piezas de mampostería, etc.

DESARROLLO

 Mármol. Según reza la Wikipedia, el mármol es una roca metamórfica


compacta, formada a partir de rocas calizas que han sido sometidas a
elevadas temperatura y presión, provocando un alto grado de cristalización y
en consecuencia dando origen a distintos tipos de mármol.
 La tipología de mármoles que a continuación se exponen se ha hecho en
base al color. Evidentemente la paleta de colores es muy amplia y variada,
si bien en este caso hemos querido recoger aquellos tipos de mármoles más
representativos como son:

 Mármol Blanco
 Mármol Crema
 Negro
 Rojo
 Marrón
 Rosa
 Amarillo
 Verde

 MÁRMOL BLANCO
El mármol blanco transmite pureza y
limpieza, y al mismo tiempo, aporta luz y
amplitud a la vivienda o estancia, sobre
todo si no existe combinación alguna con
otro tipo de mármol. Por tanto el mármol
blanco es ideal para espacios pequeños,
así como en como en cocinas y baños.
El blanco es un color que afortunadamente
combina con cualquier tipo de mármol y en función del ambiente que quieras
crear se empleará un material uno u otro.

 MÁRMOL CREMA
Dentro de la tipología de mármoles, el mármol
crema es el que mayor número de variedades
presenta.
La tonalidad crema combina a la perfección
con la amplia gama de colores naturales
existentes, como son el marfil y beige,
aportando un ambiente apacible a cualquier
estancia de la vivienda. Es por ello, que el mármol crema sea uno de los
materiales de construcción más usados por arquitectos y decoradores.

 MÁRMOL NEGRO
El color negro es un clásico asociado al lujo y a la elegancia. Al ser un color
que resta luminosidad, se recomienda su
uso en habitaciones con mucha luz,
estancias amplias, así como en baños y
cocinas. Por otro lado, también puede ser
utilizado en fachadas y revestimientos sin
ningún tipo de problema.
En cuanto a los acabados, el mármol
negro podemos encontrarlo en bruto,
envejecido, abujardado o pulido.

 MÁRMOL ROJO
El color rojo aporta calidez y sensualidad a
nuestra vivienda, además de luminosidad y
elegancia, todo dependerá del tono rojizo
que empleemos.
El mármol rojo puede ser utilizado en suelos
de interiores o en detalles de decoración;
pero donde es más utilizado es en
exteriores ya que se trata de una piedra natural de gran resistencia.
A la hora de llevar a cabo combinaciones, el mármol rojo combina a la
perfección con los mármoles crema y blancos, por ejemplo, con los mosaicos.

 MÁRMOL MARRÓN
Desde el punto de vista decorativo, el marrón es
uno de los colores más versátiles que existen y
al mismo tiempo transmiten seguridad y
comodidad. Por otro lado, si lo que buscamos es
crear ambientes étnicos, los mármoles marrones
son una buena elección.
Debido a que el marrón tiene la cualidad de crear
ambientes acogedores, se recomienda hacer
uso de los tipos de mármoles marrones en estancias donde se pase más
tiempo, como puede ser el salón o la cocina. Para sacarle mayor partido al
mármol marrón es recomendable pulirlo y además usarlo en estancias con
iluminación para no perder parte de su vitalidad.

o Colocación:
La instalación de mármol en los pisos supone un trabajo similar a la
de la instalación de cerámicas, no obstante, en este caso hay ciertas
particularidades muy importantes que diferencian ambos procesos de
instalación.

Las cerámicas son un producto un tanto homogéneo con


características que se repiten de una pieza a otra porque son el
resultado de un proceso de cocción más o menos constante. El
mármol por el contrario, puede variar en cuanto a su composición,
estructura, compacidad, dureza, componentes extraños, grietas
naturales, brillo de la superficie, etc.

Esta variación en las propiedades hace que para la instalación de


determinado mármol, lo primero que deba consultarse son las
especificaciones técnicas del productor, ya que las particularidades de
cada caso pueden diferenciar notablemente.

RECOMENDACIONES

1. Es muy buena práctica, extraer todo el mármol de las cajas y en un


área de pruebas buscar combinaciones de ellas hasta lograr el patrón
de montaje más vistoso, que generalmente será aquel que haga
parecer el piso como una pieza monolítica de mármol.

2. La mayoría de las instalaciones de baldosas de mármol están


diseñadas para comenzar en el centro de una habitación y luego radiar
hacia afuera. Encontrando el centro del área y marcando líneas de
referencia con gis o colocando temporalmente una tabla guía para
apoyar su primera línea de baldosas.

3. Asegurarse de que el mortero esté pegajoso al tocarlo y no


demasiado seco, debe tener una consistencia similar a la de la pasta
dental. Usando el mortero especialmente formulado para mármol e
inmediatamente limpiar el mortero que se haya derramado o caído en
la superficie de las baldosas o que se haya escurrido a las junturas de
lechada.

4.Cuando se colocan las baldosas de mármol, es conveniente usar un


mazo de hule para golpear el mármol suavemente. Golpeando de una
manera muy delicada, pues el mármol se puede agrietar fácilmente.
No se debe mover con demasía las baldosas, después de que se han
incrustado en el mortero, pues esto puede hacer que se quiebren a lo
largo de las venas naturales.
5. La mayoría de las instalaciones requieren de un sustrato plano, liso
y sin hendiduras, defectos o protuberancias. Esto es especialmente
importante con el mármol. Las venas naturales del mármol son puntos
débiles naturales que se pueden quebrar si la baldosa se instala sobre
un hueco en el sustrato.

6. Una vez que el mortero esté curado según las instrucciones del
fabricante, aplique un sellador de alta calidad a la superficie de la
baldosa. Esto ayudará a evitar las manchas durante la aplicación.

7. Aplique al menos una capa adicional de sellador después de que la


lechada se haya curado completamente y haya limpiado el piso.
Muchos profesionales aplican al menos dos capas de sellador en este
punto, y dejan secar cada capa completamente antes de aplicar la
siguiente.

8. No se debe caminar sobre los pisos de baldosas de mármol por al


menos 48 horas después de la instalación.

o Instalación Cerámica
Herramientas a utilizar:
Broca Nº 6 (concreto)
Cincel
Martillo
Cortador de cerámicas
Dado
Destornillador
Escuadra
Esmeril angular con disco de desbaste
Espátula
Fraguador
Guantes y antiparras
Cinta métrica y lápiz
Ingleteadora
Lija
Lima para cerámicas
Llana lisa o dentada
Mazo de goma
Nivel de burbuja
Pistola calafatear (para silicona)
Platacho
Rodillo
Taladro
Tenazas para cerámicas
Tizador
Materiales a utilizar:
Aditivo para fragüe
Cerámicas para pisos y/o muros
Esponja
Fragüe
Listones de madera
Manguera transparente
Mortero
Separadores
Silicona con fungicida

Si en su casa tiene que poner cerámicas, debe elegir la palmeta adecuada, ya que
son de distinto tipo dependiendo del lugar en el cual se quieran instalar.

Cerámicas para Piso Reverso Cerámica de


Las cerámicas de piso, ya sea en baño o Piso
cocina, se clasifican según su resistencia
al tráfico.
Se recomiendan que tengan algún nivel de
abrasión y propiedades antideslizantes.
Cerámicas para Muro Reverso Cerámica de
Las cerámicas de muros son más Muro
delgadas que las de piso y presentan por
el revés de la palmeta un color pálido.

Cerámicas para Piso de Terraza


Para el exterior use cerámicas de baja
absorción de agua y que tengan
resistencia a agentes externos como el
hielo, el sol, etc…

A. TAREAS PREVIAS
Ya sea que quiera cambiar las cerámicas existentes o poner en un lugar donde
nunca ha habido, hay que realizar algunos trabajos de preparación.
1. Sacar los artefactos
2. Sacar las cerámicas antiguas
3. Preparar la superficie
4. Sacar el plomo del muro
5. Sacar el nivel del muro
6. Trazar el nivel del muro
7. Picar la superficie
8. Marcar una escuadra guía en el piso
9. Nivelar los muros con mortero
Sacar cerámicas antiguas No es recomendable instalar
cerámicas sobre cerámicas,
ya que con el tiempo se
soltarán porque el adhesivo
necesita de una superficie
más porosa para un buen
agarre. Además, en el caso
del piso, podrían producirse
diferencias con las alturas de
las puertas.Para removerlas
se necesita un martillo y un
cincel. Con estas dos
herramientas se van
rompiendo las palmetas hasta
soltarlas por completo
sacando también el
pegamento.

1
Marcar una escuadra guía en el piso
• El piso y/o muro debe estar completamente nivelado, ya que de lo contrario la
nueva cerámica no quedará bien instalada.
• Si la superficie no presenta esta condición, para ser emparejada se necesita:

Para Concreto
• Mortero (un producto que viene
premezclado) y un platacho que
le ayudará a esparcir con
movimientos semicirculares hasta
dejar la superficie lisa.
Para Tabique
• Las hendiduras se arreglan
con yeso base o pasta demuro .
Las dos mezclas de aplican
con llana lisa.

En ambos casos se deja secar completamente antes de continuar con la siguiente


tarea.

Importancia del Nivel y el Plomo


Una tarea esencial para montar correctamente las cerámicas es
sacar el nivel del piso y los muros.
También hay que sacar el plomo del muro sobre el que se
trabajará. Estos pasos son necesarios porque generalmente los
pisos y muros no están en línea recta. Así se asegura que:

Palmetas inclinadas Palmetas a distinta altura


Las palmetas queden bien Todas las palmetas de
montadas y cerámica en una corrida
alineadas, evitando que las queden a la misma altura.
líneas de unión vayan
inclinándose a medida que
se instala y queden en
diagonal.

2
Sacar Plomo del Muro
• Es determinar y trazar una línea vertical en el muro que servirá de guía.
Plomo de nivel

Para sacar el plomo se coloca


un clavo en la parte más alta
del muro.
Se amarra a este clavo la
cuerda del plomo de manera
que éste quede colgando
libremente hasta lo más abajo
que sea posible sin tocar el
suelo y antes del guardapolvo
(si lo tiene).

Una vez colgado se debe


esperar que quede
completamente quieto.
Cuando esté quieto se sujeta el
plomo contra el muro y sin
desviarlo hacia ningún lado y
se hace una marca con el lápiz
justo en el lugar que nos señala
la punta del plomo.
Luego se pone un clavo en la
marca de abajo, se saca el
plomo y se amarra una lienza
con tiza (ver tizador) a ambos
clavos. Se tenza, y luego se tira
y se suelta la lienza para que la
tiza marque la vertical.

3
Sacar Nivel del Muro
• Lo primero es sacar el nivel de los muros para que las cerámicas queden
derechas. Esta es una tarea para 2 personas.

• Se hace una marca a


cualquier altura en uno de los
muros y se calza el extremo de
la manguera donde se hace
coincidir el nivel del agua con la
marca.• Se llena con agua una
manguera transparente de
poco diámetro (1 cm. aprox.)
que tenga largo suficiente
como para alcanzar distintos
puntos en cada muro de la
habitación. Hay que tener
cuidado de que no se rebalse.

RECOMENDACIÓN
Antes de hacer la marca calcular el alto de las cerámicas, en este caso la
que elegimos nosotros mide 45 cm.
Y tomar esa medida o algún múltiplo de ella como nivel. Ejemplo 45×2=90
cm de altura.
• Una persona • Se hace • Cuando se ha
sujeta un coincidir el nivel estabilizado el
extremo de la del agua en nivel del agua,
manguera ambos puntos y se realiza una
haciendo se deja marca en el
coincidir el nivel estabilizar. Para segundo punto
del agua con la lograr esto se que será exacta
marca que se ha puede mover la y equivalente a
realizado manguera o la medida que
previamente en dejar entrar aire está en la
el muro, tapando y primera marca.•
mientras la destapando con La nivelación
segunda el dedo pulgar natural que
persona sujeta el uno de los busca el agua
otro extremo de extremos. ayuda a
la manguera conseguir con
donde termina el exactitud la
muro. misma altura en
todos los muros
de la pieza.

• Se repite este paso en los


demás muros a partir de la
marca ya hecha, para luego
con un tizador, marcar la
línea que dará la partida a la
instalación de cerámicas.•
Con el plomo y nivel
marcados se obtiene la
escuadra guía, es decir, el
cruce de la línea vertical y
horizontal que ordena la
colocación de las cerámicas.

Tizador
Esta herramienta se utiliza
para marcar líneas guía en
muros y pisos. Consiste en
una lienza enrollada que
tiene tiza de color y se va
cortando según necesidad.
Tanto la lienza como la tiza
son recargables.

Para marcar una línea


se tensa la lienza
amarrándola a un par
de clavos que se han
puesto antes en cada
una de las marcas.

Luego se tira y suelta la


lienza para que la tiza
marque la superficie.

4
Trazar Nivel del Muro

• Para sacar el nivel del piso, es


necesario previamente sacar el
nivel de al menos dos de los
muros.• Se tira un cordel de
muro a muro entre las marcas
de los niveles previamente
sacados. Éste debe quedar
bien tensado. Luego con una
cinta métrica se verifica
si en todo el recorrido que hace
el cordel hay 1 metro de
distancia con el piso.• Si sobra
o falta es que el piso está más
alto en algún punto y hundido
en otro, por lo que habrá que
rellenar con mortero donde
esté bajo el nivel o picar donde
esté sobre el nivel.• Este
procedimiento se repite en
varios puntos del piso hasta
completar toda la superficie.

5
Picar superficie

• Las cerámicas necesitan una


superficie porosa e irregular
para adherirse bien, por lo que
es importante picar los muros y
pisos de concreto.• Este trabajo
se hace dando golpes con un
martillo y cincel.

6
Marcar una escuadra guía en el piso
Para guiar la colocación de las palmetas en el piso hay que trazar una escuadra
guía. Ésta se marca considerando el modo en que se van a disponer las cerámicas
y hacia donde se van a dejar los cortes.

• En un espacio cuadrado o rectangular • En un espacio de forma


las guías se trazan paralelas a los irregular se trazan las guías
muros a una distancia que dependerá de modo que orienten la
del tamaño de las cerámicas.• Por colocación de las palmetas
ejemplo, para instalar palmetas de 20 x para que coincidan con los
30 cms se traza una línea paralela a 20 muros en las zonas más
cms de distancia del muro “A” y se visibles y se corten en los
traza una línea paralela a 30 cms de menos visibles.
distancia del muro “B”.

B. INSTALAR CERÁMICA

Por dónde comenzar…


Antes de partir la instalación hay que planificar la posición de las cerámicas
y determinar si es necesario hacer cortes. Si así fuera, se ubican en las zonas
menos visibles, detrás de la puerta o artefactos.

Sólo Piso: Se
comienza por la
esquina más alejada
de la entrada, para no
pisar las cerámicas
recién pegadas. Si los
muros tienen
cerámicas, hay que
sacar la primera
corrida de palmetas y
reemplazarlas por una
corrida nueva después
de colocar las del piso.
Esto se hace para que
las cerámicas del muro
queden montadas
sobre las del piso.

Sólo Muro: La primera


palmeta se pone justo
arriba de un listón de
madera que marca el
nivel, y se continúa con
las demás hasta llegar
al cielo. Luego se retira
el listón para continuar
hacia abajo.

Muro y Piso: Se
comienza por la
instalación de las
cerámicas del piso. La
primera palmeta que
se pone es la que está
en la esquina más
alejada de la entrada.
Al colocar primero las
del piso permite poner
sobre ellas las del
muro y así lograr una
perfecta unión entre
ambas.
RECOMENDACIÓN Para la instalación de cerámicas en
muros, un buen consejo es atornillar
a la pared un listón de madera justo
bajo la marca hecha con el tizador,
ya que además de marcar el nivel
ayuda a sujetar las cerámicas hasta
que el adhesivo se seque. Para
continuar instalando cerámicas
hacia abajo se debe retirar el listón.

1
Poner Adhesivo

Tipos de adhesivo: depende del tipo de superficie en que se quiere


instalar:AC(adhesivo cerámicas) Pisos y muros de concreto.DA (doble
acción) Yesocartón, Internit y materiales que no se pueden picar.

Los dos tipos de adhesivos tienen la misma forma de aplicación.

• Se pone una buena cantidad


de adhesivo en una llana
dentada y se esparce con la
parte plana, presionando para
que se impregne en el muro o
piso.

• Luego, con la parte dentada se peina en diferentes direcciones el pegamento.


Estos surcos permiten que las palmetas se adhieran mejor.
• Otra manera de usar el adhesivo es ponerlo en la parte posterior de cada palmeta.
2
Poner cerámicas
• Una vez que se tiene una primera
sección con adhesivo, se colocan las
palmetas, pero sin deslizarlas ya que
de esta manera se corre el
pegamento. Para que las palmentas
se asienten correctamente, sólo hay
que dar pequeños golpes con el mazo
de goma (el mango de un martillo u
otra herramienta también puede
servirnos).

RECOMENDACIÓN
Hay que evitar los grandes espacios de separación entre palmetas, ya que
son difíciles de mantener limpios y las cerámicas tienden a soltarse.

Con
separador
Después de haber instalado la primera palmeta y antes de colocar la
siguiente, se ponen separadores plásticos que darán la separación justa
entre cada cerámica. Si se ha rebasado un poco de adhesivo entre las
palmetas, se saca con un objeto que tenga punta. Puede ser un palo de
fósforo o un cuchillo, ya que una vez seco ocupará el espacio que
corresponde al fragüe.
Corte de cerámicas
Para realizar cortes rectos se usa el cortador de cerámicas
manual que tiene una rueda de diamante reforzada y cambiable
que es la que corta las palmetas. Estos cortadores tienen
distintas medidas de largo según el tamaño de las palmetas a
cortar. Pueden ser de 30, 40, 50 o 60 cms de largo. El cortador
de cerámicas se puede arrendar en Homecenter Sodimac.

Primero colocar la
cerámica bajo los
rieles, enfrentando
la guía frontal y
alineada con la
rueda
que corta.

Luego mover la
manilla hacia el
centro de la
cerámica y empujar
hacia abajo con
precisión. Esto
cortará la pieza en
dos.

Una vez ubicada la


cerámica, presionar
hacia abajo y
deslizar la manilla
hacia adelante
haciendo que la
superficie se marque
con línea continua.
Con una lima para
cerámicas limar el
borde de las
palmetas que
quedaron ásperas.

Para realizar cortes curvos, irregulares o en esquinas, para casos como calces con
cañerías, utilizar una tenaza con dientes endurecidos. Los cortes deben hacerse de
a poco, especialmente en los bordes que son más frágiles.
3
Nivelar las cerámicas

• Para evitar que alguna palmeta


quede más afuera o muy metida en
el pegamento, se usa el bloque de
asentar, que es un trozo de madera
con un pedazo de alfombra.• Se
pone en diagonal sobre la superficie
y se martilla suavemente hasta que
las cerámicas queden niveladas
entre sí.Luego poner los flexibles en
cada una de las entradas de agua.
Para esto enroscamos la tuerca del
flexible a la entrada de agua de la
llave. Nuevamente usar la llave
Stillson para asegurar que la tuerca
quede bien ajustada.

4
Fraguar

• El pegamento se deja secar


durante 24 horas y luego se puede
fraguar. Es decir, esparcir una pasta
–el fragüe– por entre medio de las
uniones para taparlas.• Para su
aplicación se utiliza un fraguador, el
cual permite
esparcir el fragüe sin rayar la
cerámica.

• El fragüe se pone en el fraguador


y se aplica haciendo movimientos
diagonales, verticales u
horizontales en la superficie total de
la cerámica, procurando siempre
volver a pasar el fraguador limpio
para quitar el exceso de fragüe.• Es
indispensable que queden todas las
Fraguador separaciones entre palmetas
rellenas con fragüe para que no se
traspase la humedad al muro.

5
Limpieza del fragüe

• Después de tener todo el muro o piso fraguado, y antes de que se seque por
completo, se rebaja el fragüe entre las palmetas para que quede más bajo que
la superficie de la cara de las cerámicas.
• Esto lo podemos hacer con la punta del mango de alguna herramienta o con
la esquina de la esponja que se utilizará
a continuación para sacar el fragüe sobre la cerámica. Con esto se evita que se
rompan o desprendan pedazos de fragüe.

• Una vez que el fragüe esté


completamente seco, se utiliza una
esponja húmeda que permite retirar
la película de fragüe que ha quedado
sobre las palmetas.
Para concluir con éxito esta tarea se
enjuaga frecuentemente la esponja.

C. TERMINAR LA INSTALACIÓN
Después de la instalación hay algunas tareas que pueden ayudar a mejorar la
apariencia y duración de las cerámicas.

Instalación de Artefactos y grifería


Se debe dejar pasar 24 horas para
que el fragüe se endurezca
completamente, después de esto se
puede volver a instalar la grifería y
artefactos.

Pistola de calafatear

o Aplicación de pintura
 Tips para pintar un muro correctamente
En este caso te hablaremos acerca de cómo pintar un muro. Muchas personas en
casa por lo general deciden pintar o re-decorar sus habitaciones o espacios de casa,
por ello aquí te diremos qué es lo primordial que debes hacer para que tu muro
quede pintado correctamente.
Elegir bien el tipo de pintura es fundamental. Toma tu tiempo para encontrar el tipo
de pintura adecuado para el tipo de muro que tienes en casa, eso es fundamental
incluso antes de elegir la marca y el precio. Recuerda que una pintura de calidad
traerá mejores resultados.
 Herramientas para pintar
Inmediatamente después de la pintura, hay que elegir una buena brocha o rodillo.
Un rodillo te ayudará a cubrir una mayor superficie y tendrás un menor desperdicio
de pintura. El pintar con rodillo te ayudará a terminar más pronto esta actividad.
 Resana y limpia tu muro
Otro punto fundamental para pintar correctamente un muro. La preparación de la
pared que vas a pintar es importante para obtener un buen resultado. Limpia y
resana el muro antes de comenzar a pintarlo, es un trabajo importante sobre todo
si tu muro o pared se encuentra desgastado por el paso del tiempo.
Usa una mezcla de agua y jabón para limpiar tu pared. Deja la superficie secar
completamente antes de comenzar a pintar.
En el caso de que necesites resanar, existen en el mercado resanadores que
puedes usar, para aplicarlo y rellenar los huecos, grietas o fisuras vas a necesitar
de una pequeña espátula. Después de pintar también es importante mantener la
superficie limpia. Con ello la pintura se secará mejor y te durará más.
 Proceso para pintar
Comienza a pintar desde la parte más alta del muro. Si es posible, trata de pintar
con rodillo de arriba abajo sin detenerse en medio. Si logras mecanizar este
movimiento, lograrás pintar de una forma uniforme y ninguna zona del muro quedará
con exceso de pintura.
 Secado de muro
Si ya terminaste de pintar, debes dejar secar correctamente. No coloques muebles
y deja mínimo 24 horas antes de volver a usar el espacio.
 Sellar las uniones
• Para sellar todas las uniones entre cerámicas y tinas, estanques e inodoros se
utiliza silicona con fungicida.
• La aplicación se realiza con una pistola calafatear para que la silicona salga del
tubo en forma fácil y limpia.

o Enyesado de muro
 Preparar la zona de trabajo y los materiales

Empieza con herramientas limpias. Una


de las condiciones más importantes (y a
menudo ignoradas) para un trabajo
profesional de enyesado es evitar la
contaminación. Antes de empezar a
mezclar el yeso, asegúrate de que tus
cubos, paletas, llanas y cualquier otra
cosa que vaya a entrar en contacto con la
pared estén totalmente limpios. Si no
comerías de ellos, es que no lo están
bastante. Si el menor resto de yeso de un trabajo anterior llega hasta la
pared, puede interferir en la capacidad de las nuevas capas para fijarse a la
pared o secar correctamente.
 Usa agua fría y mezcla el yeso lo menos posible si quieres que
se seque lentamente. Usa agua caliente y mezcla mucho el
yeso si quieres que se seque muy rápido.

Extiende protecciones para mantener limpia la


zona de trabajo. Unas lonas baratas o un par de
láminas de plástico crearán una barrera contra
el polvo, las salpicaduras y las huellas
pegajosas. El enyesado puede crear mucha
suciedad, así que esta simple medida te
ahorrará un exhaustivo proceso de limpieza
posterior. Si el yeso mancha paredes oscuras,
tendrás que lavarlas con trapos y abundante
agua.

 El yeso también dañar o arañar los suelos de madera o tarima,


así que asegúrate de cubrirlos bien.
 Para una protección hermética, usa cinta de pintor para fijar las
protecciones al suelo adyacente a la pared.
 Cuando hayas acabado, simplemente enrolla los paños,
llévalos fuera y lávalos bien con agua.
 La principal causa de que el yeso se caiga de las herramientas
es poner demasiada agua en la mezcla. A medida que
aprendas a mezclar bien, se te caerá menos yeso, te
mancharás menos las manos y tendrás que limpiar menos
después.
 Limpia la pared para eliminar polvo y otros
restos. Frota la pared de arriba a abajo con
un cepillo seco de cerdas rígidas. Pon
especial esmero en las zonas donde haya
mayor acumulación, o donde hayan
quedado varias capas de yeso antiguo. Una
vez termines, frota la pared con un paño
húmedo para recoger el material que hayas
desprendido con el cepillo.
 Da una capa de imprimación a las zonas manchadas para
asegurarte de que el yeso se adherirá correctamente.
 Repara cualquier grieta que tenga la pared antes de enyesarla.
 Para comprobar si la pared está lista para aceptar yeso nuevo,
pásale el dedo por la superficie. Si se te pega algo de polvo,
aún necesita más limpieza. Una vez concluida esta, rociar la
pared con agua ayudará a la fijación de la nueva capa de yeso.
 Debes empezar siempre limpiando tu zona de trabajo, ya estés
reparando una pared antigua o enyesando sobre obra
totalmente nueva. Cualquier resto de polvo, jabón, aceite,
alquitrán o moho hará que el yeso no se adhiera a la superficie.
Por otro lado, una pared demasiado seca absorberá agua del
yeso y hará que este se seque antes de poder fijarse bien.

 Frota la pared con cola PVA, que ayudará a fijar el yeso. Mezcla una parte
de PVA con cuatro de agua en un recipiente desechable y remueve bien.
Cubre toda la pared usando una brocha o rodillo, sin dejarte ningún rincón.
Para obtener resultados óptimos, debes poner el yeso mientras el PVA está
pegajoso pero no totalmente seco.
 La cola PVA es
necesaria para que el
nuevo yeso se pegue
perfectamente a la
pared.
 Una capa preliminar
también evitará que el
sustrato se empape de
la humedad del yeso, la
cual podría causar
fracturas.
 Mezcla el yeso en un cubo de 19 o 26 L
(5 o 7 galones). Llénalo hasta la mitad
con agua fría y limpia. Abre una bolsa
nueva de mezcla de yeso y vierte el
contenido en el cubo hasta que forme un
montículo sobre la superficie del agua. A
continuación, usa una herramienta de
mezcla o agitación para empezar a
incorporar las partículas de yeso.
 Añade siempre el yeso al
agua, no al revés. Si le pones agua al yeso, tendrás que aplicar
presión para mezclar el material del fondo del cubo, el yeso se
mezclará en exceso y se secará demasiado pronto para
trabajar con él. Remueve la mezcla mientras vas añadiendo el
yeso.
 Un taladro eléctrico con una varilla mezcladora acoplada puede
ahorrarte mucho tiempo si estás mezclando varios cubos o una
cantidad muy grande. Debes saber que mezclar el yeso con
uno de estos accesorios de taladro hará que la pasta se seque
mucho más rápido. Usa este recurso para trabajos grandes, en
los que tengas que aplicar mucho yeso en poco tiempo. Si estás
haciendo solo pequeños arreglos, usa un cubo de menos
tamaño y mezcla manualmente para que el yeso se seque más
despacio y tengas tiempo para trabajar.

 Remueve constantemente el yeso para que


se espese. Continúa mezclando hasta que la
pasta esté totalmente lisa y sin grumos. De
vez en cuando, raspa el interior del cubo
para soltar cualquier fragmento seco que se
haya pegado. Para cuando termines, el yeso
deberá tener aproximadamente la misma
consistencia que la manteca de maní.
 Una buena forma de saber si el
yeso tiene el espesor adecuado es clavar un palo agitador de
pintura en medio del cubo. Si se queda en pie, significa que la
mezcla está en su punto correcto.
Aplicar la primera capa de yeso

 Acumula algo de mezcla fresca sobre un soporte


para yeso (una paleta grande que hace las veces
de bandeja). Saca el yeso del cubo con el
extremo de la paleta normal. Si has trasladado el
yeso a una superficie separada, como una lona
o una mesa de mezclado, simplemente puedes
arrastrarlo directamente al soporte). Apílalo de
modo que no tengas que interrumpir el flujo de
trabajo para añadir más cantidad a la paleta
normal.
 Cuando está debidamente mezclado, el yeso no se queda
adherido al soporte. No obstante, si lo deseas puedes humedecer
un poco el metal para reducir la adherencia.

 Usa la paleta para preparar una pequeña


cantidad de yeso. Desliza la paleta bajo el yeso
acumulado y recoge la cantidad suficiente para
aplicar una capa desde el suelo hasta el techo.
Para una mayor eficacia y la precisión, asegúrate
de que el yeso esté exactamente en el centro de
la paleta.
 Empieza con una pequeña
cantidad de yeso, y ve añadiendo más según lo necesites. Es
mucho más fácil crear la capa gradualmente que igualar una gran
masa.

 Extiende el yeso por la pared, empezando por


una esquina inferior. Agáchate y extiende el
yeso por la pared, describiendo un suave arco
ascendente y enderezándote gradualmente a
medida que llegas a partes más altas. Cuando
estés cerca de terminar el arco, desplaza la
paleta unos 5 a 8 cm (2 a 3 pulgadas) hacia el
costado a inicia el proceso de nuevo. Usarás
esta misma técnica para alisar un poco de yeso cada vez.
 Si el yeso está blando y chorrea un poco por la pared, déjalo
asentarse cinco minutos, vuelve a pasarle la paleta y ya no se
deslizará.
 Sostén la paleta de modo no totalmente paralelo a la pared.
Sujétala en un pequeño ángulo, pues si está completamente
paralela podría llevarse yeso en cada pasada.
 Para la primera capa, busca un grosor aproximado de 1 cm (unos
3/8 de pulgada).
 Enyesa la pared por segmentos. Sigue
trabajando por toda la pared, extendiendo el
yeso de abajo a arriba y deteniéndote cuando
necesites acumular más mezcla en el soporte.
Repite este patrón hasta que el yeso esté
repartido regularmente por toda la superficie.

 Puede que necesites una


escalera de mano para llegar a
las esquinas superiores de la pared.
 No te preocupes demasiado por lograr el
grosor perfecto en este punto. Más
adelante repasarás el yeso para alisarlo
y rematarlo.

 Alisa la primera capa de yeso. Una vez


hayas aplicado la primera capa, limpia la
paleta y pásala por la pared en todas
direcciones. Aplica una presión
consistente, centrándote en los puntos donde la capa sea más
gruesa o donde hayan quedado bordes sobresalientes. Imagínate
que estás cubriendo un pastel: cada pasada debe dejar la
superficie más lisa y pulida.

 En caso necesario, usa una botella con aspersor para humedecer


las primeras secciones del yeso. Esto las hará responder mejor a
la paleta.
 Una brocha húmeda de alta calidad puede ser útil para retocar los
bordes y esquinas más difíciles.
 Raspa el yeso para
añadir textura antes de
empezar con la segunda
capa (opcional). Puede
convenirte marcar el
yeso húmedo para darle
una mejor base a la
segunda capa. Rastrilla
el yeso verticalmente, de
un extremo a otro, con
una llana dentada. Ahora
que le has dado al resto del yeso algo a lo que agarrarse, no
tendrás que preocuparte porque se despegue o se agriete.
 Si no tienes acceso a esta herramienta, también puedes usar un
tenedor corriente, aunque te llevará bastante más tiempo.
 El marcado crea surcos poco profundos que aumentan la superficie
general de la pared y permiten a la segunda capa adherirse mejor.

Extender y alisar la segunda capa

 Aplica la segunda y última capa de yeso. Esta


capa de remate también puede tener
aproximadamente 1 cm (3/8 pulgadas) de
grosor, aunque puede servirte incluso una de 2
mm (1/12 de pulgada). Aplica la capa
exactamente igual que la primera,
asegurándote de que no haya huecos ni
uniones demasiado obvias.
 Puedes alisar la capa de remate con la paleta o usar una llana en
su lugar para las últimas pasadas.

 Usa una llana para obtener un


acabado regular. Desliza la llana
ligeramente sobre la superficie del
yeso húmedo en todas las direcciones
para eliminar cualquier bulto, línea,
hueco o diferencia de grosor. Al
acabar, la pared debe tener un
aspecto liso y uniforme.
 Tómate tu tiempo. Alisar
yeso es una tarea ardua,
pero hay que hacerlo
correctamente.
 Ten cuidado de no pulir demasiado el yeso. Si se alisa mucho, el
yeso empieza a adquirir brillo, lo cual podría reducir el agarre de la
pintura y del papel de la pared.

 Deja asentarse el yeso. Dependiendo de varios


factores, el yeso puede tardar entre dos y cinco días
en endurecerse totalmente. Evita manipularlo
mientras se seca, pues cualquier imperfección que
se produzca durante este proceso será visible en la
pared terminada.
 Factores como la composición del
yeso, la temperatura de la zona de trabajo y la humedad del aire
pueden tener impacto en el tiempo de secado.
 La pared debe estar totalmente seca antes de pintarla,
empapelarla o ponerle cualquier otra ornamentación.

 Colocación de muros divisorios y plafones


o Material necesario

a) Muros divisorios:
Paneles de Yeso Panel Rey
Poste metálico Panel Rey de 2.44 mts ó 3.05 mts de largo
Canal de amarre Panel Rey de 3.05 mts ó 3.96 mts
Tornillos Framer para estructura
Tornillos Cuerda Sencilla 6 x 1" y/o 6 x 1 5/8" para panel
Compuesto para juntas
Cinta para refuerzo de juntas de papel de 2"
Esquineros metálicos de 2.44 mts ó 3.05 mts
Reborde "J" de 3.05 mts

b) Plafones:
Canaleta de carga de 3.05 mts ó 3.96 mts
Ángulo de amarre de 3.05 mts
Alambre galvanizado calibre 12 y 16 o 18
Canal listón de 3.05 mts ó 3.96 mts
Herramientas
Espátulas
Charola
Cinta métrica
Nivel
Serrotillo
Navaja multiusos
Atornillador eléctrico
Pinzas de presión
Martillo de carpintero
Tijeras
Regla "T"
Tiralíneas
Escofina
Pinza de electricista
Broca de concreto 1/4"
Taladro
Extensión
Broca metal 1/4"
Plomada
Planeación

Antes de empezar a instalar hay que definir y planear sus espacios; realice un dibujo
a escala del lugar que va a modificar, ubique con exactitud sus requerimientos y
asegúrese de tener todas las herramientas y materiales indicados.
Las ventajas del sistema constructivo Panel Rey son las siguientes:
Facilidad: usted mismo lo puede hacer
Limpieza: no más daños ni polvo por manejar materiales pesados
Rapidez: puede instalarse en la mitad del tiempo que los sistemas tradicionales
Ligereza: 5 veces más ligero que la construcción tradicional, lo cual significa
ventajas en el manejo de materiales y su buen desempeño en caso de sismos
Resistencia: opciones de resistencia al fuego, humedad, paso del sonido, o bien,
combinarlas
Aislamiento: se puede aislar térmicamente utilizando colchonetas de fibra de vidrio
o lana mineral
Calidad: puede lograr superficies planas, rectas y bien terminadas, debido a la
facilidad de plomear y cuadrar las superficies de paneles de yeso. Además resulta
muy fácil hacer un buen junteo entre un panel y otro.

Cuantificación de material
Muros corridos o ciegos: determine los m2 de
muro que desea construir y multiplique por el
factor "A" de la siguiente tabla:

Plafones corridos: determine el perímetro y el área del


plafón corrido que desea construir, y multiplique por el
factor "A" de la siguiente tabla:

Muros
a) Instalación del bastidor metálica
Trazo: con ayuda del tiralíneas, trace sobre el piso y techo el lugar donde colocará
el muro.
Fijación de canales: sobre el trazo hecho, fije los canales de amarre superior e
inferior.
Colocación de postes: si la altura del muro corresponde al largo estándar inserte
dentro de los canales los postes metálicos, de lo contrario, corte el poste a la medida
deseada.
Instalaciones (eléctrica e hidráulicas): Si el muro requiere de instalaciones, utilice
las ranuras en los postes para pasar tuberías con refuerzos a base de canales de
amarre fijados a los postes.
b) Colocación del panel sobre el bastidor
Colocación de panel de yeso: el panel de yeso puede colocarse horizontal o
verticalmente, en ambos casos se deberán alternar todas las juntas en ambos lados
del bastidor, de tal manera que ningún poste reciba juntas por ambos lados.
Preparación del panel de yeso: por el lado del cartoncillo manila trace el corte con
su tiralíneas y corte únicamente el cartoncillo. Ejerza una ligera presión sobre el
corte para quebrar el panel. Lije las orillas del núcleo de yeso expuesto.
Colocación de esquineros y rebordes: para proteger las esquinas del muro de
golpes y deterioro es recomendable instalar esquineros metálicos después de haber
terminado la colocación del panel.
Tratamiento de esquineros exteriores: aplicar 3 capas de compuesto sobre cada
flanco del esquinero.
Tratamiento de esquineros interiores: aplique 3 capas de Compuesto para Junteo
en cada lado de la esquina.
c) Procedimiento para juntas
Para el tratamiento de juntas de los paneles se requieren 3 capas de Compuesto
para Juntas adicionales al pegado de cinta. La primera para adherir la cinta, la
segunda para cubrirla y la tercera para dar el acabado. Cada capa debe de secar
totalmente antes de aplicar la siguiente.
Aplicación para primera capa y cinta de refuerzo: aplique Compuesto para Juntas
en la unión que forman los bordes rebajados de los paneles de yeso. Tome la cinta
de refuerzo y colóquela a lo largo de toda la junta exactamente a la mitad; presione
ligeramente y quite el exceso de compuesto.
Aplicación de la segunda y tercera capa: aplique la segunda capa una vez que la
primera esté completamente seca, alisando lo mejor posible. Repetir el proceso para
la tercera capa con ancho total del tratamiento de juntas de 30 cm.
Acabado: cuando se utilice base pintura, textura, etc; se deberá fondear con un
sellador vinílico de acuerdo a dosificación establecida por el fabricante. Para
acabados petreos utilizar un adhesivo recomendado por el fabricante ó distribuidor
de estos acabados.
Plafones

a) Instalación de plafones
Trazo: determine la altura (h) en la que irá colocado el plafón con respecto al piso y
marque el trazo en diferentes partes de la habitación.
Colocación de la estructura metálica: coloque el ángulo de amarre en todo el
perímetro de la habitación. Forme una cuadrícula con la canaleta de carga,
colganteando del techo. En el sentido opuesto a la canaleta, coloque el canal listón.
Colocación del panel de yeso: el panel de yeso se fija atornillándolo tranversalmente
a los canales listón. Después de cubrir toda la superficie con el panel de yeso,
realice el tratamiento de juntas de acuerdo al procedimiento indicado.
Reparación de paneles de yeso
Remedios para cuando golpes fuertes u otros maltratos han fracturado la superficie
de un muro de panel de yeso.

a) Remedio 1
Corte una sección cuadrada o rectangular alrededor de la zona dañada.
Utilice una escofina para formar los bordes hacia adentro en un ángulo de 45
grados. Corte la tapa correspondiente de un panel de yeso Panel Rey en buen
estado, lije los bordes para que coincidan con los cortes.
Unte los bordes con compuesto.
Dé acabado con compuesto para juntas, como en las juntas de extremo.

b) Remedio 2
Cortar una tapa de aproximadamente 1” más ancha y larga que el corte en el plafón.
Hacer una marca en el papel posterior y en el núcleo, quebrar el núcleo y luego
desprender los sobrantes del núcleo del papel de la cara aparente, a fin de que
quede una sección traslapada alrededor del perímetro de la tapa.
Untar compuesto para juntas en los bordes de la tapa e insertar en la zona dañada;
el papel de la cara aparente traslapado se utiliza a manera de cinta para dar
acabado con compuesto para juntas.

CONCLUSIÓN
Esta es una muestra de los principales acabados que se planea utilizar en el edificio
propuesto para trabajo de taller.
Están colocados con sus especificaciones de instalación. Que es importante tener
conocimiento para saber cómo cuantificar, como instalar y como tener el menor
desperdicio posible en la obra para tener una mejor aplicación y buena ganancia.