Está en la página 1de 14

Biofertilizantes:

Algo Más que Aportar Nutrientes

1. ¿Qué significa
biofertilización?

2. Vida en el suelo: rizosfera


y microbioma.

3. Bacterias promotoras del


crecimiento.

4. Micorrizas.

5. Modificando el
microbioma.
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes. / [Pérez de Luque, A.; Ávila, C.; Sillero, J.C.]. –
Córdoba. Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Instituto de Investigación y Formación
Agraria y Pesquera, 2018. 1-10 p. Formato digital (e-book) - (Producción Agraria)

Biofertilización - Micorrizas – Rizobacterias – Microbioma – Rizosfera - Microorganismos de suelo

Este documento está bajo Licencia Creative Commons.


Reconocimiento-No comercial-Sin obra derivada.
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/es

Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes.


© Edita JUNTA DE ANDALUCÍA. Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera.
Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.
Córdoba, Febrero de 2018.

Autoría:
Alejandro Pérez de Luque 1

Carmen M. Ávila Gómez 1

Josefina C. Sillero Sánchez de Puerta 1

 
---------------------------------------------

1
IFAPA, Centro Alameda del Obispo
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes

1.- ¿Qué significa


biofertilización?

La palabra biofertilización proviene de dos vocablos: el griego bio, que significa “vida u organismo vivo”, y el
latín fertilis, “que produce mucho”. Actualmente podemos definirla como el uso de microorganismos de suelo
para incrementar la disponibilidad y asimilación de nutrientes minerales por las plantas1.

Necesitamos fertilizar el suelo para recuperar los nutrientes que se van perdiendo con cada ciclo de cultivo, y
aportar los que va a necesitar el siguiente: en definitiva, para mantener la “fertilidad” del suelo, su
productividad. Pero, ¿qué es un suelo fértil? Pues es un suelo sano, que permite una producción adecuada y
estable en el tiempo. Y según la FAO, la salud del suelo se ha definido como su capacidad para funcionar como
un sistema vivo. Del mismo modo que podemos observar una gran biodiversidad de organismos en las partes
aéreas de las plantas, existe una biodiversidad bajo el suelo que se debe conservar. El suelo no es sólo los
componentes inertes orgánicos e inorgánicos: todos los organismos vivos que lo habitan y colonizan tienen una
importancia crucial en su estructura, su dinámica y su evolución. Esta diversidad de organismos es alterada por
las prácticas agrícolas, y aportar únicamente nutrientes no la conserva o recupera.

1
Vessey JK (2003) Plant growth promoting rhizobacteria as biofertilizers. Plant and Soil 255: 571-586.
3/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes

2.- Vida en el suelo:


rizosfera y microbioma.
Existe una zona muy importante del suelo, la rizosfera, que se define
como la porción de suelo que rodea la raíz y dónde ésta ejerce su
influencia por medio de las sustancias químicas que libera (Figura 1A). Es
en esa zona de influencia donde se desarrolla una población de
microorganismos que es única y característica de cada planta: es lo que
se denomina microbioma vegetal. Quizá esta palabra ya resulte familiar,
pues se usa para designar al conjunto del ADN de los microorganismos
que habitan el cuerpo humano (desde el intestino hasta la piel) y cuya
importancia se está constatando cada vez más con respecto a la salud
humana2.

Dentro del microbioma vegetal del suelo, las bacterias y los hongos son
los principales microorganismos que aportan beneficios a las plantas. En
el primer grupo, el ejemplo más conocido es el del género Rhizobium
(Figura 1B), un grupo de bacterias que se asocian con las leguminosas y
son capaces de fijar el nitrógeno atmosférico para que lo asimile la
planta. En el segundo grupo tenemos a las micorrizas (Figura 1C), hongos
filamentosos que colonizan las raíces de muchas plantas y les ayudan a
Figura 1. A) Rizosfera alrededor de las raíces
de una plántula de trigo. B) Rhizobium (las capturar nutrientes como el fósforo. Los efectos positivos de estos
estructuras azules alargadas o con forma de microorganismos sobre las plantas pueden ser múltiples y variados, y
coma) en las células de un nódulo radicular de
alfalfa. C) Micorrizas (teñidas de azul) en las repercuten al final en un mejor estado saludable de la misma.
células de una raíz de maíz.

2
Cho I, Blaser MJ (2012) The Human Microbiome: at the interface of health and disease. Nature Reviews Genetics 13:
260-270. 4/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes

3.- Bacterias promotoras


del crecimiento.
Este tipo de bacterias, denominadas PGPR por sus siglas en inglés (Plant
Growth Promoting Rhizobacteria), colonizan las raíces y mejoran el
crecimiento de las plantas por diversos tipos de mecanismos, ya sean de
forma directa o indirecta. Pertenecen principalmente a los géneros
Azotobacter, Frankia, Pseudomonas, Azospirillum, Rhizobium y Bacillus,
que están presentes ya en distintos tipos de preparaciones comerciales.

Entre los efectos beneficiosos directos que estas bacterias producen se


encuentran los siguientes:

✔ Síntesis de fitohormonas (auxinas, citoquininas, giberelinas...): Las


fitohormonas son compuestos que la planta produce y utiliza para regular
su crecimiento. Las bacterias sintetizan y secretan al medio este tipo de
sustancias para estimular el crecimiento de las raíces y las zonas donde se
instalan, lo que se traduce en un crecimiento más rápido y mayor de la
planta (Figura 2A).

✔ Producción de sideróforos: Estos compuestos se unen al hierro


insoluble que hay en el suelo y lo vuelven soluble, haciendo que se
encuentre disponible para ser fácilmente absorbido por las raíces (Figura
2B).
Figura 2. Efectos beneficiosos de las
rizobacterias (I). A) Síntesis de
fitohormonas. B) Producción de sideróforos.

5/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes

✔ Solubilización del fósforo: De modo similar al caso anterior del hierro, las bacterias son capaces de convertir y
transformar las formas insolubles de fósforo que hay en el suelo en otras solubles y asimilables por la planta (Figura 3A).

✔ Fijación de nitrógeno: Al igual que Rhizobium con las leguminosas, algunas especies bacterianas pueden fijar el
nitrógeno atmosférico y liberarlo en el suelo en formas que la planta puede incorporar rápidamente (Figura 3B).

Figura 3. Efectos beneficiosos de las rizobacterias (II). A) Solubilización de fósforo. B) Fijación


de nitrógeno atmosférico.

6/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes

Por otro lado, también son responsables de varios efectos


beneficiosos indirectos, que surgen a tenor de establecer
las simbiosis con las plantas:

✔ Competencia por el nicho de fitopatógenos: Cuando


colonizan la rizosfera y empiezan a ocupar los espacios que
rodean a la raíz, estas bacterias compiten y desplazan a
otras especies que pueden ser patógenas y originar
enfermedades en los cultivos (Figura 4).

Figura 4. Efectos beneficiosos de las rizobacterias


(III). Competencia por el nicho con fitopatógenos.

7/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes
✔ Síntesis de antibióticos y antifúngicos: Debido a que la lucha por la supervivencia en el suelo es encarnizada,
algunas de estas bacterias son capaces de sintetizar y secretar al medio que les rodea compuestos químicos que son
tóxicos o letales para otras especies bacterianas y hongos que compiten con ellas por el mismo espacio, como son las
que producen enfermedades en las plantas. Esto contribuye a mejorar el efecto descrito anteriormente de la
competencia por el nicho (Figura 5A).

✔ Inducción de resistencia: El hecho de que las bacterias colonicen la superficie de la raíz, o incluso que algunas se
introduzcan en ella para establecer las simbiosis, hace que se activen señales químicas en la planta que la mantienen
alerta frente a otras invasiones de organismos patógenos. En cierta medida, es como si “vacunaran” a la planta,
estimulando sus propias defensas naturales (Figura 5B).

Figura 5. Efectos beneficiosos de las rizobacterias (IV). A) Síntesis de antibióticos y


antifúngicos. B) Inducción de resistencia.

8/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes

4.- Micorrizas.

Las micorrizas son un grupo especial de hongos que establecen simbiosis con las raíces de las plantas. Se dividen en dos
tipos fundamentales:

a) Ectomicorrizas: se encuentran en árboles (fundamentalmente en ámbito forestal) y corresponden a muchos de los


hongos más conocidos para consumo humano (trufa, níscalo, etc.).
b) Endomicorrizas: son las que encontramos en herbáceas y muchos árboles frutales, siendo Glomus el género más
abundante y representativo.

Al igual que las bacterias promotoras de crecimiento, las micorrizas tienen algunos efectos positivos similares sobre las
plantas, como son la movilización y solubilización de fósforo, y la inducción de resistencia. Sin embargo, también son
responsables de otras acciones exclusivas que contribuyen a mejorar el estado nutricional de la planta, como son:

✔ Aumento del volumen de suelo explorado: Al crear una densa y tupida red de hifas (los filamentos del hongo) que se
extienden más allá de donde llegan las raíces, la planta es capaz de explorar más terreno con la ayuda del hongo, lo que
hace que tenga acceso a más agua y nutrientes que una planta sin micorrizas (Figura 6).

Figura 6. Efectos
beneficiosos de las
micorrizas (I). Aumento
del volumen de suelo
explorado.

9/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes
✔ Reducción de malas hierbas: Recientemente se ha comprobado que algunos cultivos micorrizados presentan menos
problemas de malas hierbas. La causa de este fenómeno no está clara aún, pero podría estar relacionada, bien por una
mayor competencia del cultivo (por lo explicado anteriormente de acceso a más agua y nutrientes), o bien por la
producción, por parte del hongo, de sustancias que podrían ser tóxicas (alelopatía) para las malas hierbas que no
micorrizan (Figura 7).

Figura 7. Efectos beneficiosos


de las micorrizas (II).
Reducción de malas hierbas.

✔ Efecto micorrizosfera: La presencia de micorrizas altera la cantidad y el tipo de sustancias que las raíces producen y
secretan en la rizosfera, y se ha comprobado que dichas sustancias funcionan como atrayentes para poblaciones específicas
de rizobacterias. Por tanto, las micorrizas pueden actuar incrementando el efecto llamada y atraer a más poblaciones de
bacterias beneficiosas (Figura 8).

Figura 8. Efectos beneficiosos


de las micorrizas (III). Efecto
micorrizosfera.

10/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes
5.- Modificando el
microbioma.
Llegamos aquí a la pregunta fundamental que da sentido a la biofertilización: ¿podemos modificar el microbioma de las
plantas? ¿Es posible controlar la población de microorganismos asociados a un cultivo? El conjunto de microorganismos que
crecen asociados a la rizosfera depende de dos factores fundamentales:

1. Las condiciones ambientales


2. La densidad de las poblaciones iniciales de tales microorganismos

Se puede actuar sobre ambos factores: de forma indirecta sobre el primero, y directa sobre el segundo. Las prácticas
agrícolas permiten modificar las condiciones ambientales del suelo, por ejemplo:

✔ Rotaciones: está claro que cambiando la especie vegetal que cultivamos, también cambiamos la cantidad y tipos de
microorganismos presentes en el suelo, ya que unas especies favorecerán unos frente a otros.

✔ Monocultivo: no siempre resulta perjudicial, y en algunas situaciones puede resultar beneficioso, como es el caso de los
suelos supresivos (no permiten el desarrollo de ciertos patógenos), que en trigo pueden reducir la incidencia de la
podredumbre radical3.

✔ Laboreo: según el tipo de labores que se den al suelo, afectaremos más o menos a los microorganismos presentes en él.

✔ Agroquímicos: para las plantas, mantener las comunidades de microorganismos supone en muchas ocasiones un cierto
gasto energético, que les compensa a la hora de obtener determinados nutrientes. Sin embargo, cuando los nutrientes
están disponibles con mucha facilidad (fertilizantes), se pueden alterar esas relaciones, ya que las plantas no necesitan
dichos microorganismos. Paralelamente, ciertos pesticidas (fungicidas, por ejemplo) pueden resultar perjudiciales para
algunas poblaciones beneficiosas del suelo.
3
Sanguin H, Sarniguet A, Gazengel K, Moënne-Loccoz Y, Grundmann GL (2009) Rhizosphere bacterial communities
associated with disease suppressiveness stages of take-all decline in wheat monoculture. New Phytologist 184: 694-707. 11/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes

Otra forma de actuar sobre las condiciones ambientales de forma indirecta es empleando la mejora genética. Las plantas
liberan a la rizosfera a través de las raíces entre el 5% y el 20% de los productos fotosintéticos en forma de múltiples
sustancias distintas. Tales compuestos químicos actúan como señales para atraer o repeler a distintos tipos de
microorganismos, y favorecer las simbiosis con los que son beneficiosos. Al ser una característica a la que no se le había
prestado atención hasta el momento, se ha comprobado que hay una gran variación, por ejemplo, en la capacidad para
formar micorrizas entre variedades cultivadas de trigo4 y maíz5. Es posible, por tanto, seleccionar plantas que produzcan
exudados radiculares que atraigan microorganismos beneficiosos a la rizosfera.

Por último, la biofertilización es la forma de actuar directamente sobre los microorganismos del suelo, ya que al añadir
especies beneficiosas para los cultivos, estamos alterando la proporción de las poblaciones presentes. Esto nos permites
varios tipos de estrategias:

1. Rellenar nichos vacíos: consiste en aportar poblaciones que no existen o han desaparecido del suelo.

2. Aumentar la densidad de una población: sirve para que una especie que está presente en bajo número incremente su
presencia, favoreciendo un tipo de efecto (por ejemplo, solubilizar un tipo de nutriente).

3. Aumentar la diversidad de las poblaciones: puede que sea necesario incrementar el número de especies beneficiosas
en el suelo, para tener más versatilidad (por ejemplo, desplazar especies perjudiciales y al mismo tiempo favorecer la
absorción de varios nutrientes).

4
Singh AK, Hamel C, DePauw RM, Knox RE (2012) Genetic variability in arbuscular mycorrhizal fungi compatibility supports
the selection of durum wheat genotypes for enhancing soil ecological services and cropping systems in Canada. Canadian
Journal of Microbiology 58: 293-302.
5
An GH, Kobayashi S, Enoki H, Sonobe K, Muraki M, Karasawa T, Ezawa T (2012) How does arbuscular mycorrhizal colonization
vary with host plant genotype? An example based on maize (Zea mays) germplasms. Plant and Soil 327:441-453.
12/14
Biofertilizantes: Algo Más que Aportar Nutrientes

En última instancia, con la biofertilización se trata de favorecer la presencia de los microorganismos beneficiosos, y por
ende, mejorar el estado general del suelo, del cultivo, y la producción (Figura 9). Para que puedan ganarse la vida con la
agricultura tanto los que la practican ahora, como los que vengan después.

Figura 9. Efectos e interacciones de la aplicación de biofertilizantes (inoculantes)


sobre el cultivo.

13/14
Biofertilizantes:
Algo Más que Aportar Nutrientes

Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera

Avenida de Grecia s/n


41012 Sevilla (Sevilla) España
Teléfonos: 954 994 595 Fax: 955 519 107
e-mail: webmaster.ifapa@juntadeandalucia.es
www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/ifapa

www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/ifapa/servifapa

Este trabajo ha sido cofinanciado al 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, dentro del Programa Operativo FEDER de Andalucía 2007-2013
Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)