Está en la página 1de 1

Bilbao

palabra de mujer
Regina San Juan nació en Calbaríen, Cuba, en el 43. En el 53 vino a Bilbao. El día 2 del pasado mes de diciembre se le tributó un homenaje en Bilbao, en la
Perteneció a la primera promoción de mujeres de la Facultad de Filosofía y Letras sala Juan Larrea, con la presencia de Lidia Falcón -que vino especialmente a
de Deusto, donde, sospechosamente, la suspendieron en la única aproximación nuestra villa para la ocasión- y con el local atiborrado de público. No había
que intentó a la historia del movimiento sufragista. Fue pionera en la colaboración muchos hombres -¡cómo son!- pero entre los que sí estaban se encontraba el hijo
con Latinoamérica -en el 66 se fue para Bolivia, y allí que quedó un año entero-. de Regina. Y repito: la sala estaba llena. Por algo sena.

Regina San Juan, historiadora y miembro de Lanbroa

El matriarcado vasco nunca existió


M. F. Maizcurrena día en la Universidad -si es que
pinta algo fuera de las faculta­
-R : ¿La historia demuestra des de B^ellas Artes-?
que el mundo es siempre dei -R .: Todavía muy poco
más fuerte? -aunque es donde más terreno
-R .: H asta ahora sí. hemos ganado-, porque los
-P.: La condición femenina, puestos directivos los siguen
¿es una maldición, una voca* ocupando los hombres, y son
ción, una ¡mj^osición, un obstá­ ellos quienes deciden qué es
culo, un privilegio...? ciencia y qué no lo es.
-R .: Un obstáculo. -P.: La torma de organizarse
-P.: ¿Qué nos hace a las mu­ de las muieres ¿es más anár­
jeres tan diferentes de los quica que la de los hombres?
hombres? -R .: Yo creo que o que inten­
-R.: Lo q u e nos hace real­ ta es ser más auténtica, una o r­
m ente desiguales -la cuestión ganización de personas, no de
es ésta, y n o la diferencia, p o r­ masas.
que la diferencias no serían -P.: ¿Cómo definiría el fem i­
m alas-, es q u e son ellos los que nismo en cuatro palabras?
ponen el m odelo, y dicen que -R .: Progreso y evolución so­
el bueno es el suyo. cial a través de la aportación
-F.: Si la mitad de los conce> específica de las mujeres.
jales de este Ayuntamiento -P.: ¿Y su propia posición
fuesen concejalas, ¿en qué dentro del feminismo?
cambiaría Bilbao? -R .: M e situaría en un fem i­
-R .: En m uchas cosas. Sobre nismo radical y de la diferen­
todo, sería u n Bilbao más h u ­ cia: radical no por violento
m ano y m ás justo con sus m u­ -soy una defensora de la lucha
jeres. pacifista- sino por ir a la raíz,
-P.: Los periódicos, incluso que es el p o d er de los hombres,
los más progres, ^sólo se acuer­ y feminismo de la diferencia
dan de la cuestión de la mujer porque no se trata de hacer las
el 8 de marzo de cada año? mismas tonterías q^ue ya hacen
-R .: Yo c re o que es verdad. ellos, sino de cam biar fas reglas
Los m edios de comunicación del juego.
nunca han sido m edios cóm o­ -P.: Hace poco encontré en
dos para q u e se expresen las un periódico la expresión «ma-
mujeres feministas. chismo progre». Hay quien di­
-P.: ¿Por qué la historia del ce que esto no existe, ¿qué opi­
feminismo tiene entre el públi­ na usted?
co en general menos difusión -R .: Yo creo que el machis-
que la historia de la aviación mo siem pre es retrógrado y ca­
militar? vernario, porque nos habla de
-R.: P orque la historia de la un atraso basado en la fuerza
aviación m ilitar es la suya -d e física. El m achism o es el pasa­
ellos- y la historia del feminis­ do.
m o es la respuesta a ese abuso -P.: ¿Las feministas odian a
de los hom bres. los hombres?
-P.: ¿Con cuál de estas dos fi­ -R .: M ás bien son ellos los
guras históricas del feminismo que, en general, no nos quie­
español se quedaría usted: Cla­ ren. D e todas formas, cuando
ra Campoamor o Victoria en la historia se ha dado un en ­
Kent? “ P" ¿Qué es Lanbroa? -P.: En Europa, hoy, ¿esta­ nistas conspiran en las cata­ frentam iento de grupos socia­
-R .: C laram ente con Clara -R .: Un colectivo feminista mos oprimidas las mujeres? cumbas de Bilbao? les, nadie ha supuesto que d e­
C am poam or, que defendió a autónom o y, p o r tanto, poco -R .: Por supuesto, porque se­ -R .: El A gora Fem inista, la bían caerse bien. Pero se d a el
las m ujeres p o r encim a de su arropado y con grandes dificul­ guimos llevándonos la peor par­ A sam blea de M ujeres de Viz­ caso de que los hom bres son
jartido, y n o V ictoria K ent que tad es para crecer y ser escu­ te en todo. Esto es algo que el caya, C lara C am poam or, El nuestros padres, nuestros h e r­
as vendió. chado. movimiento feminista com ­ Colectivo de Lesbianas fem i­ manos, nuestros com pañeros y,
¿Quién fue Benita Asas -P.: ¿Qué es el Movimiento prueba aquí y en todo el mundo. nistas, La C oordinadora 8 de a veces, hasta nuestros colabo­
Manterola? de Liberación de la Mujer? -P.: Si lo nuestro es la opre­ Marzo, Egizan, Lanbroa y M u­ radores... E sto nos lleva a
-R .: U na m ujer entrañable y -R .: Como su nom bre indica, sión, ^cómo llamaría usted a la jeres de Izquierda Uni(ía. Al plantearnos la lucha de una
valiente q u e dedicó su vida a las m ujeres en m ovim iento por situación de las mujeres africa­ m enos estos ocho. orm a m oderada, intentando
defender la alternativa de una su libertad y su dignidad. nas o árabes? -P.: SI las mujeres somos una apelar a la razón.
sociedad m e jo r a través de la -P.: ¿Cuánto tiempo lleva -R .: Lo mismo. Siguen o p ri­ clase social, ¿por qué no vota­ -P.: Vitoria tiene la fisura de
incorporación de las m ujeres Regina San Juan activa dentro midas, pero com o allí la situa­ mos sin dudas y sin parar al María de Maeztu, usted ha re­
en ella. del MLM? ción es mucho peor, llevar la Partido Feminista? cuperado a Benita Asas Man­
-P» ¿Qué ha aprendido Re­ -R .: D esde los 70. Veinte p eo r parte es tam bién para -R .: E so me pregunto yo. terola para Donosti, ¿qué figu­
gina San Juan de los hombres? años ya. ellas mucho m ás duro. -P.: ¿Cómo era la Facultad ra emblemática del feminismo
-R.: C om o dijo Mrs. Pank- -P.: En tod o ese tiempo, -P.: ¿Qué ha sido del famoso de Filosofía y Letras que re­ podeos invocar las bilbainas?
hurst, «la alegría de la lucha». ¿qué ha cambiado? matriarcado vasco? cuerda Regina San Juan de sus -R .: Yo a B enita la considero
-P.: D efender la utopía como -R .: Se ha cam biado mucho, -R .; El m atriarcado vasco tiempos de estudiante? bastante bilbaina, porque, au n ­
objetivo político ¿no resulta pero, sin em bargo, seguimos nunca ha existido; en las Juntas -R .: A bsolutam ente p atria r­ que nació en Donosti, trabajó
contraproducente? padeciendo los mismos proble­ nunca estuvimos representa­ cal. Yo estudié historia y me aquí, en Bilbao, donde fue d e­
-R.: Yo c re o que no, que de­ m as que nuestras abuelas. H e­ das las mujeres. Lo que sí hubo suspendieron en mi único acer­ purada de su puesto de m aes­
be ser el objetiv o de la política m os avanzado mucho en dere­ es un respeto a la m ujer que cam iento al m ovim iento sufra­ tra por el franquismo, y m urió
conseguir siem pre un m undo chos, pero seguim os siendo las hoy también se está perdiendo. gista. en A lam eda de R ekalde en el
mejor. grandes perdedoras. -P.: ¿Cuántos grupos fem i­ -P.: ¿Qué pinta la mujer hoy 68.