Está en la página 1de 1

LA DESIGUALDAD DE GÉNERO

De acuerdo con los datos proporcionados por el INEI en el Perú el 50% de la población
son mujeres, sin embargo pese a su importancia demográfica su situación económica,
social y política no ha variado en muchos aspectos durante las últimas décadas. Ya que
la brecha de género no ha cambiado, por el contrario el machismo en el Perú es más
que evidente. Esta problemática no solo se presenta en nuestro país. Las desigualdades
entre hombres y mujeres han existido siempre. Para entender las desigualdades
sociales entre los hombres y las mujeres se debe partir del hecho que se trata de un
proceso histórico y complejo de relaciones sociales, basado en la diferenciaciones
sexuales, donde lo femenino es inferior a lo masculino, justifican y legitiman relaciones
de dominación y privilegios de unos (hombres) sobre otras (mujeres) en todos los
referentes sociales, jurídicos, morales y éticos.

Primer párrafo.
La desigualdad de género es estructural y conlleva a otras desigualdades como la
económica que tiene gran impacto, incluso más amplio que las raciales, etarias y
sexuales; el trabajo doméstico por ejemplo, además de no ser remunerado, no se
comparte de forma equitativa entre mujeres y hombres. Las mujeres son las
responsables del bienestar familiar a costa del perjuicio de sus derechos humanos. El
orden social del género ha legitimado que las mujeres lleven a cabo el quehacer
doméstico, aparentemente sin vínculo a la economía, pues solo reciben afecto en el
plano privado.

Segundo párrafo
Según Pateman, la división entre los papeles y las obligaciones de los sexos estuvo
amparada por sus diferencias naturales y biológicas. Y, señala que las funciones
derivadas de la maternidad aparecieron como obligaciones incompatibles con los
deberes civiles y políticos en la esfera pública. Recordemos que en Perú la mujer no
tenía derecho al voto, recién en 1957 se promulga una ley, para que la mujer ejerza su
derecho al voto. Aunque se han hecho grandes esfuerzos para eliminar la brecha de
género, aun la mujer tiene limitaciones.

Tercer párrafo
De acuerdo con George Gray, la brecha de género en la participación laboral en el Perú,
podría repercutir en el futuro patrón de crecimiento económico de país. “en los últimos
10 años, el número de mujeres que trabaja en el mercado formal se ha incrementado en
23.2%, sumando así 6.9 millones (El Comercio: desigualdad de género).” Pero la
incorporación al empleo informal aun es mayor para las mujeres es 75% contra un
69% de varones. De acuerdo a diversos informes en los últimos años las mujeres han
adquirido un mayor nivel de escolaridad, pero esto no se ve reflejado en sus ingresos.
Cuando comparamos los ingresos de mujeres y varones con la misma preparación
académica, las mujeres ganan en promedio un 40% menos.