Está en la página 1de 2

Crisis epiléptica: Es una descarga neuronal anormal y excesiva de un grupo de neuronas

cerebrales.

Las convulsiones son una manifestación clin


́ ica de hiperactividad neuronal anormal.

Cuando una persona tiene convulsiones recurrentes y regulares se diagnostica Epilepsia. Las
crisis pueden ser:

- Crisis parciales o focales: Las descargas afectan a una parte del cerebro.
́ tomas: Contracciones musculares de una parte del cuerpo, se acompaña de náuseas,
Sin
sudoración, enrojecimiento de la piel y las pupilas dilatadas, puede existir pérdida o no del
conocimiento.

- Crisis generalizadas: Las descargas comprometen a todo el cerebro.


́ tomas: Se manifiesta con la pérdida del conocimiento, contracciones musculares y,
Sin
posteriormente, un estado de relajación y sueño.

- Crisis de ausencia (petit mal): Interrupción brusca de la actividad conciente que puede ser
imperceptible, o durar el tiempo suficiente como para que alguna persona pueda notarlo. La
persona afectada muestra un aspecto rig ́ ido con una mirada en blanco. Predomina en la
infancia.

Datos epidemiológicos
Es la enfermedad neurológica más frecuente, afecta a 50 millones de personas en el

mundo. La mayor cantidad de casos se manifiestan en infancia y en la tercera edad.

́
Etiologia

Las causas más frecuentes de las convulsiones son:

Idiopática (sin una causa definida), es común que comiencen antes de los 20 años, no se
suelen encontrar otros problemas cerebrales, es frecuente la herencia familiar.

Secundarias a problemas de desarrollo o genéticas producidas en el nacimiento, en cuyo caso


las convulsiones generalmente comienzan en la infancia.

Pueden ser el síntoma clínico de otros problemas orgánicos: lesiones cerebrales,


traumatismos, malformaciones congénitas, anomalías metabólicas (Diabetes mellitus,
insuficiencia renal, deficiencias nutricionales, etc), tumores y las secuelas de algunas
enfermedades o infecciones (como la meningitis).

Cavidad Oral en el Paciente epiléptico.

El uso de anticonvulsivantes principalmente el grupo de la fenitoína puede causar algunas


alteraciones estomatológicas en pacientes que padecen de convulsiones, la más conocida es
la hiperplasia gingival.

Tratamiento Odontológico.
En la atención odontológica de una paciente con epilepsia es importante reconocer la

existencia de factores desencadenantes de las crisis convulsivas que debemos teren en cuenta
para prevenirlas.
Factores desencadenantes de las crisis convulsivas:
- Supresión del tratamiento antiepiléptico habitual. - Ansiedad y estrés.
- Proceso infeccioso intercurrente (proceso febril). - Estados fisiológicos (ciclo menstrual).

- Privación del sueño.


- Consumo de alcohol o excitantes.
- Metabólicas (hiperglucemia o hipoglucemia). - Deshidratación.
- Hiperventilación.
- Luces intermitentes. Ruidos.
- Trastornos gastrointestinales.
- Fármacos.

Es importante realizar una descripción en la historia clínica de las caracteris


́ ticas principales de
una crisis habitual del paciente (Datos aportados por el mismo paciente o acompañante),
conocer la existencia de pródromos o aura, así como posibles factores desencadenantes de las
crisis y medicación antiepiléptica (Drogas como: Fenitoina, Carbamacepina, Fenobarbital). Si
es necesario se debe realizar interconsulta con neurólogo que atiende al paciente.

Para evitar una crisis durante el tratamiento odontológico debemos:


- Posponerlo si ha habido crisis recientes o si se ha suspendido la medicación.
- Citarlo a primera hora y evitar demoras.
- Planificación del tratamiento. El ácido valproico puede prolongar el tiempo de sangrado, por lo
cual deben solicitarse pruebas antes de someterlos a alguna cirugía.
- Conseguir una adecuada analgesia.
- Uso de ansiolíticos indicados por su médico de cabecera.

En el exámen bucal se deberán evaluar:


- lesiones provocadas por traumatismos o caídas debidas a las crisis epilépticas. - efectos de la
medicación (hipertrofia gingival).
- alteraciones presentes en la cavidad oral (caries, hipoplasia, maloclusión, etc). - condiciones
higiénicas bucales.

La contención total o parcial del paciente es necesaria en algunos casos con el fin de

proteger la integridad física de éste, principalmente cuando esta asociada a otras patologia
́ s
como Parálisis Cerebral. Puede realizarse con la colaboración de personal auxiliar, padres o
acompañantes.

En estos pacientes que presentan convulsiones tanto el aislamiento absoluto, uso de abre
bocas, portamatríz y otros instrumentos deben ser utilizados en casos extremadamente
necesarios puesto que puede existir la necesidad de ser removidos rapidamente si se presenta
una crisis convulsiva.