Está en la página 1de 37

Paso 1: seleccionar un tema de interés.

El primer paso en una


propuesta de investigación es seleccionar un tema que necesite ser
investigado. Éste puede provenir de una lista de temas que sean
novedosos en la disciplina, de problemas encontrados en la práctica
clínica de Enfermería, o de áreas de influencia reciente en la Enfermería.
Una vez que se ha seleccionado el tema de interés, se tiene que llevar a
cabo una revisión de la literatura para identificar lo que ya se ha escrito en
ese campo. El uso de artículos publicados y libros, además de la literatura
gris (literatura de difícil acceso, que incluye folletos, panfletos, informes,
etc.), es una fuente valiosa de información.
Revisar la literatura determinará si el tema original necesita ser
investigado o si otros estudios ya han trabajado esa área de interés.
Además, ayudará a justificar el estudio, a proporcionar el contexto para el
problema (paso 2) y a mostrar la importancia de la investigación (paso 3).
Si se demuestra que hay un vacío de conocimiento en el área que
originariamente se había seleccionado, es importante considerar si
investigar el tema resulta factible. Es decir, que el investigador primero
tiene que evaluar si el tema es investigable en términos de tiempo y
dificultad, además de en competencia del propio investigador. Si el estudio
propuesto es muy complicado y sobrepasa la experiencia del investigador,
o si necesita demasiados recursos que no se tienen, o si puede llevar más
tiempo que el disponible, entonces, el proyecto tiene que ser redefinido.
. Es necesario asegurarse que el estudio metodológicamente no es
demasiado ambicioso, teniendo en consideración para ello la formación
del investigador, su experiencia y sus habilidades. La facultad del
investigador, es decir, su capacidad individual de recoger, analizar e
interpretar datos de una forma rigurosa, es un elemento importante para
aumentar la calidad y la credibilidad de la investigación cualitativa.
Paso 2: presentar el contexto del problema. El segundo paso consiste
en ilustrar y proporcionar una valoración crítica de lo que se ha
investigado, en ese tema, hasta el momento. Es importante describir la
investigación pertinente basada en la evidencia, las revisiones
sistemáticas, los metanálisis y otros tipos de publicaciones. Todo ello
permite elaborar un resumen actualizado del estado de la investigación en
esa área. A la vez se presentan la importancia del estudio y la existencia
de un vacío en la literatura sobre el tema.

Tener identificada y leída la literatura puede resultar útil para categorizarla


de un modo que ayudará a formular pensamientos y a decidir cómo
presentar este material en la propuesta investigadora.
Por ejemplo, uno puede separar los artículos de investigación, de los de
opinión, de las editoriales y de otros artículos que no se incluyen en un
estudio de investigación; y las revisiones sistemáticas de las revisiones de
literatura. Otra posibilidad es categorizar la literatura según el contenido
específico que se esté explorando, relacionándolo con el tema
seleccionado para la investigación. El análisis y la reflexión sobre el
material disponible ayudarán a dilucidar áreas donde se necesite un
estudio adicional.
Paso 3: mostrar la importancia del estudio. El paso tres
supone clarificar por qué es importante la investigación para el
cuerpo de conocimiento, e identificar los beneficios derivados de
llevar a cabo esa investigación. Este paso requiere de tiempo y
reflexión para demostrar las implicaciones prácticas y
metodológicas del estudio, y surge del trabajo cognitivo llevado a
cabo en el paso 2. Aquí uno puede destacar los déficits o
carencias de las publicaciones existentes y justificar la necesidad
del estudio propuesto.
Paso 4: definir los conceptos. Los términos principales que
se usarán en la investigación tienen que ser definidos para
evitar cualquier tipo de error. La clarificación del significado
de conceptos asegura la transparencia del estudio y permite
que otros investigadores entiendan el contexto específico del
fenómeno objeto de estudio. Los conceptos abstractos
necesitan ser explicados, las afirmaciones deben ser
explicitadas, y si términos como "joven", "adulto", o "mayor"
son necesarios para la investigación, deberían quedar
claramente definidos con respecto a su uso dentro del
estudio.
Paso 5: establecer las metas de la investigación. En este estadio
se presenta el propósito que se quiere lograr con la investigación. El
problema a investigar puede ser expresado en forma de pregunta o
como una meta cuando el estudio se centra en explorar un fenómeno
en particular. También puede formularse como una hipótesis cuando el
estudio se refiere a verificar una asunción. Es esta etapa es cuando se
toma una decisión sobre si el enfoque de la investigación será
cualitativo o cuantitativo, dependiendo de las metas del estudio.
. Cualquier propuesta de investigación, incluyendo la investigación
cualitativa y cuantitativa, además de los proyectos que utilizan una
triangulación de metodologías (el uso de más de un tipo de
metodología en una misma investigación), todos contienen los pasos
1, 2, 3 y 4. El objetivo de la investigación tiene que ser enunciado, no
dejando espacio a ningún tipo de malentendido. Las preguntas
concretas que surgirán de los objetivos deberían ser recogidas aquí.
En estudios cualitativos es más adecuada la utilización de preguntas u
objetivos.
Paso 6: decidir el paradigma investigador. Existen problemas
relacionados con la salud que no pueden ser abordados desde
perspectivas puramente cuantitativas o cualitativas. Esto, sin
embargo, no significa que una metodología sea superior a otra. Al
contrario, cada una genera un tipo de conocimiento distinto, pero
complementario. La consideración más importante es que la elección
del paradigma surge del objetivo del estudio. En otras palabras, la
naturaleza del fenómeno que se está estudiando determina la
metodología utilizada
Por una parte, la investigación cualitativa tiende a enfatizar los aspectos
dinámicos, holísticos e individuales de la experiencia humana, e intenta
capturar esos aspectos en su totalidad dentro del contexto de quienes los
están experimentando. El propósito de la investigación cualitativa no es la
predicción ni el control, sino más bien la descripción y el entendimiento. Un
enfoque cualitativo ayuda en la documentación y descripción de las
experiencias de aquellos que se enfrentan al fenómeno. Este enfoque de
investigación se utiliza a menudo cuando las variables no pueden ser
identificadas con facilidad, no hay teorías disponibles para explicar el
comportamiento de los participantes y necesitan ser desarrolladas. La
investigación cualitativa también es importante cuando se conoce poco sobre
un fenómeno o cuando las teorías presentes necesitan ser revisadas.
Por otra parte, la investigación cuantitativa se centra en la
cantidad y los números más que en la calidad y la descripción. Si
bien es factible acceder a los datos a partir de una muestra
mayor en los estudios cuantitativos, no se puede conseguir la
profundidad de los datos que proporciona una investigación
cualitativa. El énfasis en el trabajo cuantitativo se centra en
recoger información y estadísticas medibles.
Después de decidir qué tipo de datos (descripciones o números) son
necesarios para que se pueda encontrar una respuesta al problema de
investigación, la siguiente medida es identificar el tipo de diseño que se
usará. El enfoque cualitativo descansa en la tradición interpretativa, que
busca entender el sentido de las experiencias humanas. Según Creswell,
existen cinco clasificaciones principales dentro de la práctica cualitativa: la
biografía, la fenomenología, la etnografía, la teoría fundamentada y el
estudio de casos. Todas ellas se centran en las experiencias de personas y
hacen hincapié en la unidad de los individuos. Sin embargo, las cinco
difieren entre sí en la forma, los términos y el foco. En general, un estudio
biográfico se centra en la vida de un individuo y en sus experiencias. Una
investigación fenomenológica, en cambio, habla del sentido de las
experiencias vividas por varios individuos con respecto a los fenómenos
humanos.
La intención de la teoría fundamentada es generar una teoría que
se relacione con una situación en particular. Un diseño etnográfico
describe e interpreta un grupo cultural o social al sumergirse en el
día a día de las vidas de las personas. Por último, un estudio de
casos es una exploración en profundidad de uno o varios casos.

De entre estas cinco clasificaciones, el investigador tiene que


decidir qué enfoque es el más adecuado para las metas del
estudio, y tiene que justificar la razón de su elección. Se hace
hincapié una vez más, en que el fenómeno que hay que investigar
determina la metodología que se utiliza, lo que a su vez prefija los
métodos (paso 8).
Paso 7: Elegir un marco teórico. Un marco teórico se utiliza en
investigación para proporcionar una estructura para el estudio de un
problema y sirve de guía para explorar las relaciones entre las
variables para interpretar y explicar los datos. Este marco puede ser
aplicado desde la enfermería o desde una disciplina relacionada
como puede ser la psicología o la sociología. Si bien es adecuado
encontrar un marco teórico para la mayoría de los enfoques
cualitativos, no se aplica en general cuando se trata de teoría
fundamentada. Esto es así porque el propósito de la investigación de
teoría fundamentada es generar teoría de modo inductivo, a partir de
los datos empíricos, más que comprobar una teoría existente.
Paso 8: seleccionar el método de
recogida de datos. Una vez
acordado el tipo de diseño
cualitativo, la siguiente decisión se
refiere al tipo de métodos que se
utilizará para recoger los datos. Los
métodos más comúnmente
empleados para recoger datos
cualitativos son las entrevistas, los
grupos focales y las observaciones.
En la Tabla 2 se resumen los
distintos métodos.
La elección de los métodos dependerá del fin de la investigación, de la
metodología y del tipo de información necesaria, y también de la evaluación
de los recursos materiales y humanos disponibles para el proyecto. Los
métodos aplicados en la investigación cualitativa han sido criticados por
proporcionar evidencia meramente descriptiva y anecdótica. Los datos
cualitativos, sin embargo, con el énfasis que hacen sobre la experiencia
vivida por las personas, pueden proporcionar una imagen holística de cómo
es la vida real. Por consiguiente, las técnicas cualitativas permiten un
entendimiento rico y profundo de una situación. El método cualitativo también
tiene desventajas. Por ejemplo, entrevistar es costoso y requiere de tiempo y
energía. Además, la interacción del entrevistador puede influir en las
respuestas del entrevistado, por lo que hay un riesgo de sesgo o parcialidad.
Sin embargo, la naturaleza interactiva de la investigación cualitativa puede
también considerarse como una fortaleza, ya que los propios investigadores
son el instrumento en la investigación cualitativa.
En este estadio, el investigador necesita identificar a la población de
estudio y dejar claros los criterios de inclusión y exclusión de los
participantes, además del tipo de muestreo más adecuado para el
estudio. Un aspecto importante es el tamaño de la muestra, es decir,
al número de participantes necesarios para el estudio. En la
investigación cualitativa el tamaño de la muestra es normalmente
pequeño, y la muestra no es representativa de toda la población, así
que los resultados del estudio no pueden generalizarse a la
población diana. Sin embargo, esto es congruente ya que la meta de
la investigación cualitativa es reunir información rica, más que
desarrollar una estimación precisa de qué porcentaje de una
población se comporta u opina de una determinada forma. Para más
información sobre el muestreo se recomienda acudir a Polit y Beck
Paso 9: organizar la recogida de datos. En el transcurso de un proyecto
surgen a menudo problemas inesperados. Por ello, es importante llevar a
cabo un estudio piloto. Se trata de una versión a pequeña escala del
estudio principal. En investigación cualitativa, un estudio piloto, puede ser
útil a la hora de explorar las destrezas del investigador cuando realiza una
entrevista y para valorar si los participantes entienden las preguntas con
claridad, o si necesitan ser modificadas. Además, en investigación
cualitativa es importante crear una atmósfera abierta con el fin de permitir
a los participantes expresar sus sentimientos y percepciones sin ningún
tipo de restricción. Un estudio piloto, por lo tanto, permite al investigador
familiarizarse con el procedimiento e identificar dónde se pueden realizar
modificaciones en la técnica, el enfoque o las preguntas, para mejorar la
calidad de los datos obtenidos en el estudio principal.
Paso 10: describir el procedimiento de análisis de datos. Previo
al análisis de datos, si se han utilizado cintas de audio en las
entrevistas, los datos tienen que ser transcritos literalmente. Si se
han tomado notas de campo durante la investigación, tienen que ser
incluidas en el análisis. Existen programas informáticos como
NUDIS*T (Non-numerical Unstructured Data Indexing. Searching and
Theorising), que pueden ayudar en el análisis y representación de los
datos cualitativos, a través del almacenamiento y organización de los
archivos y de la búsqueda de temas. El uso de este programa de
análisis de datos cualitativos proporciona al investigador un acceso
rápido y sencillo al material.
Por último, el modo en el que los datos serán analizados tiene que
ser explicado y los procedimientos justificados. La transparencia
completa, aquí, permite que otros investigadores valoren de forma
crítica cómo surgen los hallazgos y evalúen las conclusiones
alcanzadas. Al mismo tiempo, este proceso aumenta la calidad de
los datos, tal y como se muestra a continuación.
Paso 11: fomentar la calidad de los datos. Un estudio cualitativo
de calidad contribuirá al cuerpo de conocimiento y mejorará la
práctica. Es por tanto importante garantizar el uso de técnicas
rigurosas para producir descripciones claras y precisas de un
aspecto particular de la experiencia humana. Los investigadores de
las ciencias sociales y de la salud han identificado cuatro medidas de
rigor para asegurarse que los estudios cualitativos sean dignos de
confianza. Estas medidas son la credibilidad, la transferibilidad, la
fiabilidad y la confirmabilidad.
La credibilidad se refiere a la autenticidad de los datos, es decir, a
que los datos sean el fiel reflejo de la experiencia de los
participantes del fenómeno bajo estudio. Una forma de asegurar la
credibilidad de los datos es dar los hallazgos a los participantes
para que validen los resultados. La transferibilidad se centra en la
generalización del estudio, es el punto hasta el cual los datos son
importantes para determinados contextos. Esto podría
garantizarse, por ejemplo, recogiendo información de una muestra
heterogénea (participantes con distintas características de edad,
género, estado civil, etc.). La fiabilidad se refiere al grado de
consistencia que tendría la investigación si se repitiese. Por último,
la confirmabilidad se interesa por el concepto de objetividad de los
datos
Estos criterios de rigor se ven reforzados en el informe final al
presentar una descripción en profundidad de cómo se ha llevado a
cabo el estudio, qué decisiones se han tomado y cómo; además
de cualquier otra cuestión que surja a lo largo del estudio.
Paso 12: informar sobre cuestiones éticas. Ya que los métodos
cualitativos como las entrevistas, los grupos focales y la observación son
esencialmente procesos de interacción humana, pueden surgir riesgos
potenciales de interacción, incluyendo la vergüenza, el malentendido y el
conflicto de opiniones y valores.18 La naturaleza personal de la
investigación cualitativa requiere que el investigador preste atención a
diversas consideraciones, como pueden ser la aprobación ética por parte
de expertos de la institución, el consentimiento informado, la
confidencialidad o el anonimato. La propuesta tiene que ser enviada a un
comité ético para su aprobación. El consentimiento informado puede
abordarse dando a los participantes información verbalmente y por escrito
sobre las metas y el desarrollo de la investigación. Los participantes
deberían tener una oportunidad de pedir aclaraciones y de preguntar
cualquier cuestión de interés con respecto a la investigación antes de firmar
el consentimiento informado
Una copia del documento puede darse a los integrantes del estudio con el
fin de recordarles las condiciones que se han acordado. Para mantener la
confidencialidad, las descripciones que los participantes hagan de sus
experiencias no deberían ser almacenadas con ningún tipo de etiquetas de
identificación, sino que se deberían utilizar códigos para reemplazar
nombres y direcciones. Con esto se asegura que nadie podrá identificar a
los participantes a partir de ninguno de los informes que se publiquen sobre
la investigación.
Paso 13: describir las limitaciones del estudio. Se debe ser
prudente a la hora de extraer conclusiones en firme a partir de un
estudio cualitativo. La investigación cualitativa es específica de una
muestra y contexto, y no debe ser generalizada a otras poblaciones o
a contextos distintos. Sin embargo, es posible identificar tendencias
que puedan también aplicarse a situaciones similares, y que pueden
tenerse en cuenta en futuras investigaciones. Además, hay que
reconocer que toda investigación tiene limitaciones y que el
investigador simplemente tiene que admitirlas.
Paso 14: diseminar los hallazgos. Este paso supone compartir con
otros profesionales, y con la población en general, los resultados de
la investigación. La diseminación de los hallazgos de investigación se
logra normalmente con la presentación en revistas profesionales y
académicas, conferencias, seminarios y otras reuniones de interés
científico. Un resumen del informe investigador puede ser accesible
para los participantes que están interesados en el resultado de la
investigación. El modo en que se presentan los hallazgos del estudio
en artículos publicados depende del público al que va dirigido, del
conocimiento previo que tenga ese público, de su foco de interés y del
grado de dominio que se tenga del tema.
Paso 15: planificar el cronograma de la investigación. Una
propuesta de investigación necesita incluir un cronograma y un plan
de trabajo. La gestión del tiempo es de vital importancia ya que
hace que el investigador se ciña a una programación a lo largo de
todo el proceso investigador. Además proporciona a los revisores
una justificación de la duración temporal (normalmente uno, dos o
tres años) que el proyecto requiere para completarse. Al fijar el
cronograma, es importante ser realista. Cuando se ha logrado
financiación para un estudio, quienes aportan fondos esperan poder
ver que la investigación está avanzando tal y como se había
planeado previamente y que se completará dentro del plazo
previsto.
Paso 16: concluir. La conclusión es la sección de cierre de la
propuesta. Destaca los elementos principales y proporciona un
resumen de las cuestiones cruciales. Antes de enviar una propuesta,
para su evaluación por parte de expertos, se recomienda que se lea y
relea para asegurar su coherencia, para identificar cualquier
incongruencia o malentendido y para corregir todo tipo de error
tipográfico, gramatical u ortográfico.
Paso 17: presentar las referencias bibliográficas. Todo trabajo
mencionado en la propuesta ha de ser citado. Los documentos
obsoletos deben evitarse a no ser que tengan un gran impacto en
el campo que se esté estudiando.
Bibliografía

1. Parahoo K. Nursing Research. Principies, Process, and Issues. Londres: Macmillan, 1997.
2. Blaikie N. Preparing research proposals and research designs. En: Blaikie N, editor. Designing Social
Research. Cambridge: Polity Press, 2000
3. Polit DF, Beck CT. Nursing Research. Principles and Methods. Filadelfia: Lippincott Williams & Wilkins,
2004
4. Robson C. Real World Research: A Resource for Social Scientists and Practitioner Researchers. Oxford:
Blackwell Publishers, 2002
5. Lusk SL. Developing an outstanding grant application.Western Journal of Nursing Research. 2004;
26(3): 367-373
6. Dallas CM, Norr K, Dancy B, Kavanaugh K, Cassata L. An example of a successful research proposal:
part I. Western Journal of Nursing Research. 2005; 27(1): 50-72
7. Dallas CM, Norr K, Dancy BL, Kavanaugh K, Cassata L. An example of a successful research proposal:
part II. Western Journal of Nursing Research. 2005; 27(2): 210-231
8. Patton MQ. Enhancing the quality and credibility of qualitative analysis. Health Services Research. 1999;
34(5): 1189-1208
9. Kelle U, Erzberger E. Qualitative and quantitative methods: not in opposition. En: Flick U et al., editores.
A Companion to Qualitative Research. Londres: Sage, 2004
Bibliografía

10. Silverman D. Doing Qualitative Research: A Practical Handbook. Londres: Sage, 2000
11. Streubert HJ, Carpenter DR. Qualitative Research in Nursing. Advancing the Humanistic Imperative.
Filadelfia: Lippincott Company, 1995
12. Creswell JW. Qualitative inquiry and research design: choosing among five traditions. 2ed. Thousand
Oaks: Sage Publications, 2006
13. Morse JM, Field PA. Nursing Research: The Application of Qualitative Approaches. Londres: Chapman
Hall, 1996
14. Vivar CG, Arantzamendi M, López-Dicastillo O, Gordo Luis C. La Teoría Fundamentada como
Metodología de Investigación Cualitativa en Enfermería. Index de Enfermería. 2010; 19(4): 283-288
15. Strauss A, Corbin J. Basics of qualitative research: grounded theory procedures and techniques.
Newbury Park: Sage, 1998
16. Miles MB, Huberman AM. Qualitative Data Analysis. Londres: Sage, 1994
17. Polit D, Hungler B. Investigación científica en Ciencias de la Salud. 6a ed. México: McGraw-Hill
Interamericana, 2000
18. Rice PL, Ezzy D. Qualitative Research Methods: A Health Focus. Oxford: Oxford University Press,
1999
19. Hallett C. Understanding the phenomenological approach to research. Nurse Researcher. 1995; 3(2):
55-65. 2011; 20(1-2): 91-95
Bibliografía

20. Lincoln FM, Guba EG. Naturalistic Enquiry. Londres: Sage, 1985
21. Ezzy D. Writing a qualitative research propasal. En: Rice, PL; Ezzy, D, editores. Qualitative Research
Methods: A Health Focus. Oxford: Oxford University Press, 1999
22. Carlisle E. Writing a research proposal. Nurse Researcher. 1994; 2(1): 4-33
23. Vivar CG, Canga Armayor N, Canga Armayor A. Propuesta de investigación cualitativa: un modelo para
ayudar a investigadores noveles. Index de Enfermería. 2011; 20(1-2): 91-95