Está en la página 1de 4

ENSAYO ACERCA DE LA BIOÉTICA AMBIENTAL, ECOÉTICA Y ECOFEMINISMO

Deforestación masiva, inundaciones, oleadas de calor con picos de temperatura nunca antes

registrados, la explotación desmesurada de recursos naturales, terremotos, deterioro ambiental,

inundaciones, incendios forestales, lluvia ácida, industrialización abusiva, sequías y alteraciones

climáticas son panoramas desoladores que confirman lo devastadoramente enfermo que se

encuentra este envenenado planeta, así como todo el daño que se le ha causado.

Inanición, pobreza, escasez, conflictos belicosos por los recursos disponibles, desigualdad,

enfermedades pandémicas, pobreza, contaminación y necesidad. Son estas las consecuencias que

tiene que afrontar los causantes de su propia desgracia.

La situación no es cuestión de perspectiva, es una realidad inherente a un proceso de expansión

indiscriminada que pone al hombre como centro del universo, por encima de todo y creyendo

que todo cuanto encuentre le pertenece.

Si bien el problema es uno, es posible realizar aproximaciones a su análisis y solución desde

diversos enfoques. Si se realiza una aproximación al problema desde la ética, se encuentran

corrientes sociológicas de movimientos a favor del cuidado y preservación del medio ambiente.

Se entiende que el foco de observación es la ética, sin embargo, como se indicó anteriormente, es

posible realizar una profundización desde diferentes puntos de vista intrínsecos.


Es el caso de la ética ambiental y la ecoética, dos corrientes de pensamiento estrechamente

relacionadas por la preocupación central que compromete al hombre con el espacio que habita, y

a pesar de ese importante vínculo, evidencian diferencias fundamentales que bien podrían

plantear alternativas a la problemática ambiental que disten por mucho unas de otras.

La ética ambiental presenta una visión panorámica desde el individuo y accionar mediante el

colectivo. Descrita por Naess (citado por Anguita, P., Martín, M., & Acosta, M., 2003) en su

postulación de la ética profunda, la ética ambiental se ocupa principalmente de postulados, entre

los que se hallan el entendimiento de que la relación hombre-naturaleza es equivocada, y que

requiere una visión más amplia que incluya los demás actores participantes. Indica asimismo la

riqueza y el valor de la diversidad. Opina el autor que, como el hombre interactúa de manera

excesivamente destructiva con la naturaleza, es necesario redefinir las urbes socio-económicas,

así como la urbe ideológica desde su misma estructura para detener esa intromisión abusiva y

degradante. Si se aceptan estas orientaciones las personas como individuos sobreentienden que

poseen un deber moral para contribuir a la construcción de estos cambios (p, 1).

Por su parte, la ecoética refiere que la inconsistencia no radica en las estructuras, sino en la

responsabilidad individual humana, en la falencia sobre la capacidad de afrontar las

problemáticas medioambientales que tan urgentemente atañen, comprendiendo lo finito de los

recursos disponibles y el daño extractivo de algunos, así como el entendimiento de que la

naturaleza no es codependiente del ser humano, sino que toda la diversidad es interdependiente.

Como Anguita, P., Martín, M., & Acosta, M. (2003) lo indican: ‘‘La relevancia moral recae […]

principalmente sobre el ser humano’’ (p, 2). Inherentemente, la racionalización de estos

postulados conduce al mismo resultado lógico desde el punto de vista de la ética, es necesario el

cambio, una transformación desde lo estructural para que la composición de la sociedad no se


base en la acumulación y devastación a costa del medio ambiente, una evolución individual para

la reestructuración del pensamiento egoísta, que permita la transmutación hacia una conciencia

colectiva, que valore y asimismo comprenda la vital importancia del rol que desempeña en la

preservación de su entorno, en la calidad de espacio que habita, para acabar traduciendo los

elementos medioambientales óptimos en bienestar para sí mismo.

Es necesario hablar de progreso ecológico, pero es aún mas importante poner en práctica los

cambios en la concepción de lo que ofrece nuestro medio ambiente, las capacidades y todos

aquellos elementos que permitirán una sostenibilidad de largo plazo para habitar en el único

planeta que tenemos disponible. Tomar conciencia que sus recursos son finitos, y que su

degradación puede empujar todo lo que habita en la tierra hacia una catástrofe a velocidades

vertiginosas.

Los pequeños hechos, así como las pequeñas acciones que por sí solas no garantizan la

sublimación del cuidado del entorno, fortalecen de gran manera el colectivo social que trabaja en

conjunto por el continuo mejoramiento del medio ambiente y el bienestar sostenible de las

personas, sin permitirse el abuso intrusivo a los recursos como es el actual panorama general,

dentro del contexto social, industrial, económico y jerárquico en el cual las personas se integran,

interactúan y participan.

No se trata de ponerse a sí mismo por encima de la vida, sino de reconocer su valor y su

importancia. El respeto a la vida no se traduce únicamente en la no cacería o extracción masiva

de animales para su consumo humano, se refiere también al cuidado de los espacios en los que la

vida florece, donde cohabitamos como especie con los animales y la cada vez más escaza

diversidad de flora.
Los síntomas de la problemática ecológica , descritos al inicio de este ensayo son claras señales

de lo urgente de la necesidad de cambio y transformación de la búsqueda de la calidad de vida no

a costa del plante, sino hallando el equilibrio entre sostenibilidad que incluye el uso adecuado de

los recursos y equidad social, que incluye la posibilidad de participación y adecuación de las

respuestas a las necesidades de los individuos, así como el entendimiento de las cosas que se

consideran simples.

BIBLIOGRAFÍA

Naess, Arne, (1973) "The shallow and the deep, long-range ecology movement" from Inquiry: . .

. aninterdisciplinary journal of philosophy and the social sciences 16 pp.95-100, Oslo: . . . . .

.. Scandinavian University Press

Anguita, P., Martín, M., & Acosta, M. (noviembre, 2003). Los desafíos de la ética ambiental, . .

. “¿Qué cultura?”. Simposio llevado a cabo en el V Congreso de católicos y Vida Pública, . . .

. organizado por la Fundación Universitaria San Pablo-CEU. Madrid, España.

DiCaprio, L., Stevens, F., Ratner, B., Killoran, J., Davidoski, T., Packer, J. (productores) &

. Stevens, F. (director). (2016). Before the Flood [cinta cinematográfica]. Estados Unidos:

. National Geographic Channel.

También podría gustarte