Está en la página 1de 2

SEMINARIO TEOLOGICO CENTROAMERICANO

TEOLOGÍA DEL SIGLO XX

Reacción
presentada en cumplimiento parcial de los requisitos de la materia
Teología contemporánea

Jesús, De la Cruz Sánchez

07 de mayo de 2019
Teología de la cultura
Es impresionante ver la presentación ordenada que desarrolla el autor de los diferentes
teólogos que se levantaron en tiempos diferentes y con posturas refutables o aceptables
del uno al otro, también lo que me llama la atención es el desarrollo de los temas que
hace el autor, ya que desarrolla conectando las diferentes posturas de los diferentes
pensadores y aportando su propio pensamiento.

Lo que me impresiona de cada uno de los teólogos que nos presenta el autor Gibelline,
son los pensamientos que lo presentan, ya que estos teólogos y filósofos reflexionan
desde un punto de vista cultural y circunstancial que su sociedad estaba pasando y no
desde un punto Bíblico. Con esto no concreto de que no utilizaron la biblia sino lo que
trato de explicar es que más se enfocaron en la razón que en las posibilidades de la vida
espiritual. Tampoco estoy en contra de la razón sino pienso que la fe y la razón siempre
deben estar conectadas para que así no irse solo a la secularización o a tener conflicto
sobre Dios si está en la creación o sobre la creación. Según la lectura leída pienso que los
teólogos al presentarnos todas sus reflexiones nos abren un gran espacio para que
nosotros presentemos reflexiones teológicas que presentar las verdades de Dios y su Hijo
Jesucristo.

Otro punto que me lleva a pensar es la cultura entre la religión, de los pensadores puedo
acotar su investigación y sus reflexiones que presentan del tema, pero con las
credibilidades que ellos tienen con respecto a este tema no estoy de acuerdo, porque la
religiosidad lo único que nos lleva a las personas es buscar algo en que creer fuera de
Dios y a culturalizar todos los sacrificios religiosos. Y hablando de la cultura pienso que
Cristo esta sobre todo las culturas ya que él no se place con las prácticas culturales sino
con sus principios verdaderas que él nos la dejó, y no solo en palabras sino con ejemplos
vivenciales.

Pero, aunque hay algunos pensamientos que no son reflexiones con principios correctos
con la verdad, pienso que las aportaciones de los pensadores que autor nos la presento
nos ayudan ver lo incorrecto con lo correcto para que nosotros no caigamos en las
mismas reflexiones equivocas. Entonces como buenos biblistas, el desafío que tenemos
por hacer, es presentar reflexiones teológicas contrarrestando a los pensamientos erróneos
de la verdad con la verdad.