Está en la página 1de 4

Ensayo argumentativo sobre la planeación estratégica

Leidy Johana Camacho Quintana

ID:675836

Docente:

Erik Dayhan Duarte Useche

Asignatura

Procesos administrativos

NRC 30346

Corporación Universitaria Minuto de Dios

Facultad de ciencias de la Salud

Administración en Salud Ocupacional

Tibú, Norte de Santander

2019
Planeación estratégica, el futuro de tu empresa

El medio contemporáneo está compuesto por un sin número de organizaciones que van
surgiendo día a día gracias al emprendimiento de las generaciones actuales. En este
contexto; el de los negocios, se debe estar enfocado y buscar siempre la permanencia en el
mercado, el reconocimiento, la credibilidad y la confianza del cliente, esto se logra
satisfaciendo las necesidades que van surgiendo con la evolución del tiempo, siendo esto
posible con una dosis de planeación estratégica bien estudiada, estructurada y ejecutada.
Si una organización busca una ventaja competitiva y no una comparativa sobre la
competencia, requiere la implementación de nuevas planeaciones estratégicas; para esto, es
indispensable que la administración de la empresa sea estratega, pudiendo responder de la
mejor manera a los retos que surgen en el entorno por los constantes cambios, logrando
diferenciarse de la competencia.
Con una planeación estratégica cada negocio podrá tener visualizado su futuro, hacia
donde va y que cosas se harán para llegar hasta allí. Además, si se realiza una ejecución
adecuada de las estrategias planeadas, se logrará conseguir una ventaja competitiva, que es
lo que quiere alcanzar toda organización, para estar siempre sobre los demás participantes de
su misma industria.
Llegar a ser el número uno no es fácil, por ello existen las estrategias, que sencillamente
es una manera diferente a lo común que ayuda a lograr los objetivos, en estos casos
respondiendo a las proyecciones de los negocios, es decir, su misión y visión.
La planeación estratégica es un proceso que consta de tres fases específicas que se deben
estudiar y aplicar minuciosamente para lograr su cumplimiento, ya que según un estudio
realizado en los Andes por el Doctor Humberto Serna Gómez “Menos del 10% de las
estrategias formuladas son ejecutadas efectivamente”. Para que esto no suceda, las personas
designadas de cada organización deben tener una actitud mental flexible, innovadora y
comprometida.
Como primera fase del proceso está la filosófica, en donde se debe tener claridad de la
misión, visión, valores y políticas de la organización, ya que el plan estratégico deberá dar
respuesta a estos aspectos.
En segundo lugar, se encuentra la fase analítica, esta es mucho más compleja, aquí se
deben plantear los objetivos que se buscan alcanzar con la planeación, esto realizando un
análisis del entorno externo, donde se cuenta el ambiente general, (Tendencias, economía,
medio ambiente, etc.,) entorno sectorial (Proveedores, bienes, competencia, etc.,) y el
ambiente competitivo (Rivalidades, barreras de entrada y salida del mercado, etc.,), además,
un análisis del entorno interno, donde entran sus recursos y capacidades como: las finanzas,
el marketing, desarrollo humano, etc., Asimismo, se debe realizar un análisis DOFA,
conociendo así las debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas que tiene la
organización, con esto se tendrá certeza que la planeación estratégica que se proponga podrá
ser ejecutada, siendo esta la fase más importante.
Por ultimo está la fase táctica u operativa, la cual consiste en la definición del plan de
acción. Se debe especificar las actividades a llevar a cabo según los objetivos y las
estrategias seleccionadas, asignar los recursos necesarios y designar los responsables.
No se coloca en duda que toda organización quiere ser reconocida, de calidad, ser mejor
que la competencia logrando ser preferida por los clientes, al buscar esto debe implementar
estrategias que lo ayuden a cumplir lo deseado, pues la función del plan estratégico es
atribuir a la empresa una ventaja competitiva que la posicione como la mejor en su sector.
Al implementar una planeación estratégica se pueden recibir ventajas como: dirigir la
atención de todos hacia los objetivos, lograr mayor productividad, competitividad y
rentabilidad al tener un conocimiento del entorno, permite reforzar la misión y visión de la
empresa, además, garantiza un mejor aprovechamiento de las condiciones del entorno; sin
embargo, también se exponen a desventajas como la no ejecución del plan estratégico,
provocando no solo pérdida de tiempo sino la oportunidad de generar una ventaja
competitiva; incluso, un mala elaboración de las estrategias los puede llevar a tener
resultados negativos y también, por una excesiva demanda de recursos requerida para la
ejecución de estas, no se llevan a cabo las estrategias o se dejan para después.
Al planear e implementar estrategias innovadoras bien estructuradas, la organización
logra adquirir una ventaja competitiva que la marcará y le ayudará a estar siempre en la vida
del cliente, esto siempre y cuando las estrategias se estudien, creen y ejecuten
inteligentemente, porque cuando se plantea una estrategia es para ejecutarla y no dejarla para
después.
Bibliografía

Bernal Torres, C. A., & Sierra Arango, H. D. (2017). Proceso administrativo. Pearson.
distancia, U. v. (19 de Junio de 2012). Planeación estratégica. Obtenido de
https://www.youtube.com/watch?v=WqfFwYQaiow&feature=youtu.be