Está en la página 1de 3

Reflexión de La Luz

Es el cambio de dirección que sufre la luz al chocar con otro cuerpo. Los Rayos luminosos, al
chocar con una superficie como la del espejo, se reflejan y vuelven en una dirección distinta
a la que llevaban. La luz reflejada sigue propagándose por el mismo medio que la incidente
También posibilita que veamos los objetos que no tienen luz propia.

En la reflexión, el rayo que llegó a una superficie se le denomina‘’Incidente’’.


Y el rayo que rebota (después de reflejarse) es el‘’Reflejado’’.

Cuando se traza una recta perpendicular a la superficie, se denomina Normal, y el rayo


incidente forma un ángulo con esa recta llamado ‘’Ángulo de Incidencia’’.

Existen dos tipos de reflexiones:

a) Especular: La Superficie (donde se refleja la luz) es lisa y los rayos que se reflejan salen
en igual dirección: Un ejemplo son los espejos planos.

b) Difusa: La Superficie es rugosa, por lo que los rayos se reflejan en todas direcciones. No
se consigue generar imágenes, pero nos permite ver los cuerpos opacos desde cualquier
ángulo.
Leyes de la Reflexión
Cuando un rayo choca con una superficie pulida, lisa y plana y luego rebota hacia el mismo
medio es por se cumplen las ‘’Leyes de La Reflexión’’, que dicen:

1: El ángulo de incidencia (formado por el rayo incidente y la recta


normal) es igual al ángulo de reflexión (formado por el rayo de
reflexión la normal)

2: El rayo incidente, el rayo reflejado y la recta normal se encuentran


en un mismo plano.

ABSORCIÓN DE LA LUZ LA LUZ ABSORBIDA:

Es cuando la luz que incide sobre una superficie oscura (negra), es absorbida totalmente. Los
elementos oscuros transforman la energía luminosa en calor. Un ejemplo de ello, sería el color
oscuro a la hora de fabricar o diseñar la ropa de invierno, para captar más calor a través de la
luz solar.