Está en la página 1de 3

AUDITORÍA: INTERNA Y EXTERNA

Para entender mejor estos dos conceptos, primero debemos definir que es una auditoría:

Una auditoría es un examen crítico y sistemático que es realizado por una persona (o un
grupo de personas) calificado, el cual debe ser independiente a el sistema que se auditará.
Puede ser una persona natural, una organización, un proyecto, una entidad, un sistema,
entre otras cosas. Busca dar una opinión independiente y acertada.

Hay distintos tipos de auditoría, pero la expresión como tal es usada usualmente para
referirse a la auditoría externa de estados financieros, la cual es una auditoría hecha por un
profesional calificado en contabilidad, para poder opinar respecto a la razonabilidad de la
información obtenida y el cumplimiento con las normas contables; esto lo veremos más
adelante.

AUDITORÍA INTERNA
La auditoría interna es una actividad independiente que se realiza dentro de una empresa,
se encamina a la revisión de las operaciones de la empresa (especialmente las contables),
con el propósito de dar un servicio y definir el direccionamiento de los ejercicios.

Es un control empresarial, que tiene como objetivo medir y evaluar la eficacia de otro tipo
de controles. La auditoría interna nace después de la auditoría interna, pues se encontró la
necesidad de mantener un control permanente y óptimo también dentro de las empresas;
haciendo más rápida y eficaz las funciones de un auditor externo. Por lo general, la auditoría
interna se ocupa principalmente del sistema de control interno, es decir, de todas esas
medidas, esas políticas y esos procedimientos que se establecen dentro de las empresas
para proteger los activos, minimizar los fraudes, incrementar la eficiencia y mejorar la
información económica de la misma. Este control se centra en el análisis administrativo,
contable y financiero.

Cada vez que una empresa se vuelve más grande, aumenta su extensión geográfica y su
complejidad, se vuelve más necesaria la presencia de una auditoría interna, pues se hace
casi imposible un control directo de todos los movimientos de la empresa, por parte de sus
directivas.
Con anterioridad, dichos controles los ejercían directamente las directivas de la empresa
mediante un contacto constante con mandos intermedios e inclusive, con los mismos
empleados de la empresa. El propósito principal de este control es ayudar a la empresa y a
su dirección con el cumplimiento de las funciones y responsabilidades, dando un análisis
objetivo, evaluaciones y en general, comentarios pertinentes sobre las acciones realizadas.
Esto se cumple por medio de objetivos específicos como:

 La verificación de la contabilidad, que tan razonable y real es la información contable


y extracontable, generada en los distintos niveles de la organización.
 Tener presente el buen funcionamiento del sistema de control interno, implicando
su evaluación y relevamiento; así mismo en control interno contable y operativo.

AUDITORÍA EXTERNA
La auditoría externa es el examen crítico, sistemático y detallado del sistema de información
de una unidad económica, el cual se hace por un contador público que no posea vínculos
con la empresa para la cual hará la monitoría. Dicho contador usa técnicas específicas con
el propósito de dar una opinión independiente sobre cómo opera el sistema operativo y
financiero de la empresa, el control interno de esta y así, da sugerencias para su mejora.

La auditoría externa examina y evalúa cualquier sistema de información es una organización


y da una opinión independiente sobre dichos sistemas; las empresas usualmente necesitan
evaluar el sistema de información financiera independientemente para dar validez ante los
clientes de sus productos. Por esta razón se asocia el término “auditoría interna” con las
auditorías de estados financieros, cosa que no es del todo equivalente, pues hay muchos
tipos de auditorías externas con sititas funciones y énfasis (existir Auditoría Externa del
Sistema de Información Tributario, Auditoría Externa del Sistema de Información
Administrativo, etc.).

La auditoría externa se realiza cuando se tiene la intención de hacer público el producto del
sistema de información que se examina con el motivo de acompañar al mismo producto
con la opinión independiente que le dará su autenticidad y permitiría a los usuarios tomar
decisiones en base a las declaraciones de un auditor.

Por cualquier tipo de circunstancia, un contador profesional y acertado se distinguirá por la


combinación de conocimientos completos de los principios y procedimientos contables.
Debe tener un juicio certero, buenos estudios profesionales y una receptividad de carácter
imparcial y razonable.