Está en la página 1de 5

Ventaja comparativa: teoría de

David Ricardo, México,


Colombia, Argentina
Por
Teofilo Sy Corvo

La ventaja comparativa es un término económico que se refiere a la


capacidad de una economía para producir bienes y servicios a un costo de
oportunidad más bajo que el de los socios comerciales. Es un principio
fundamental en la teoría del comercio internacional.

Una ventaja comparativa le da a una empresa la capacidad de vender


bienes y servicios a un precio más bajo que sus competidores y obtener
márgenes de ventas más altos. La ley de la ventaja comparativa se
atribuye al economista político inglés David Ricardo con su libro Sobre los
principios de la economía política y la tributación de 1817.

Fuente: pixabay.com
En general, un producto se producirá en el país donde el costo de
oportunidad de hacer ese producto sea el más bajo. Es decir, en el país
donde el uso alternativo de los recursos sea menos atractivo.

Básicamente, una vez que un país o compañía desarrolla un producto o


servicio de una manera más eficiente y con un costo más bajo, ese país o
empresa debe centrar sus esfuerzos en producir ese producto o servicio
sobre otros. Eso les da una ventaja comparativa.

Índice [Ocultar]
 1 Especialización en la producción
 2 Teoría de la ventaja comparativa de David Ricardo
o 2.1 Comercio internacional
 3 Ventaja comparativa en México
o 3.1 Ubicación geográfica
o 3.2 Tratados comerciales
o 3.3 México y Estados Unidos
 4 Ventaja comparativa en Colombia
o 4.1 Focalizaciones
 5 Ventaja comparativa en Argentina
o 5.1 Ventaja comparativa con Alemania
 6 Ventaja comparativa en Perú
o 6.1 Metales
 7 Otros ejemplos
o 7.1 China y EE.UU.
o 7.2 Diferencia de habilidades
 8 Referencias

Especialización en la producción
La ventaja comparativa es la razón por la cual las compañías y países se
concentran en la producción de bienes específicos, como los automóviles y
camiones que fabrica Estados Unidos, o la producción de petróleo en Arabia
Saudita.

El desarrollo de otros productos se puede hacer mediante la importación,


utilizando para ello los ingresos de los productos que exportan.

El inversionista Warren Buffett considera la ventaja comparativa como un


foso de castillo. En tiempos de dificultades financieras, un país o una
empresa podría al menos confiar en el producto que producen bien.

Por tanto, ese país o empresa puede contar con ese producto para que
actúe como una medida de defensa en tiempos de economía tóxica.

La inversión en capital humano es fundamental para mantener una ventaja


comparativa en esta economía global basada en el conocimiento.
Teoría de la ventaja comparativa de David
Ricardo
En la teoría económica, la ventaja comparativa es uno de los conceptos
más significativos. Es un principio fundamental de la tesis que indica que,
en todo momento, todos los participantes se pueden beneficiar del
comercio voluntario y la cooperación.

El economista del siglo XVIII David Ricardo creó la teoría de la ventaja


comparativa. Afirmaba que un país aumenta su crecimiento económico al
enfocarse en la industria en la que tenga la ventaja comparativa más
sustancial.

Ricardo desarrolló su teoría para combatir las restricciones comerciales en


Inglaterra sobre el trigo importado. Argumentaba que no tenía sentido
restringir el trigo de alta calidad y bajo costo de los países con el clima y
las condiciones de suelo adecuadas.

Inglaterra recibiría más valor exportando productos que requirieran mano


de obra calificada y maquinaria. Podría adquirir más trigo en el comercio de
lo que podría obtener por sí solo.

La clave para comprender la ventaja comparativa es con un conocimiento


sólido del costo de oportunidad. Este es el beneficio potencial que alguien
pierde cuando selecciona una opción en particular sobre otra.

La empresa con el menor costo de oportunidad o con la pérdida más


pequeña del beneficio potencial, tendrá este tipo de ventaja.

Comercio internacional
David Ricardo explicó que Portugal e Inglaterra se beneficiaban al
comerciar y especializarse acorde con sus ventajas comparativas.

En este caso, Portugal era capaz de hacer vino a bajo costo, mientras que
Inglaterra era capaz de fabricar telas a bajo costo. Ricardo predijo que cada
país reconocería eventualmente estos hechos y dejaría de intentar hacer el
producto que le fuera más costoso de generar.

De hecho, con el paso del tiempo, Inglaterra dejó de producir vino y


Portugal dejó de fabricar telas. Ambos países vieron que era una ventaja
para ellos detener sus esfuerzos de producir estos artículos localmente y,
en su lugar, comerciar entre sí para obtenerlos.

La teoría de la ventaja comparativa explica por qué el proteccionismo


comercial no funciona a largo plazo.

Los líderes políticos siempre están bajo la presión de sus electores para
aumentar los aranceles y así proteger los empleos de la competencia
internacional.

Sin embargo, eso es solo una solución temporal. A largo plazo, perjudica la
competitividad de la nación. Hace que el país desperdicie recursos en
industrias no exitosas. También obliga a los consumidores a pagar precios
más altos comprando productos nacionales.

https://www.lifeder.com/ventaja-comparativa/

También podría gustarte