Está en la página 1de 206

Colección: Diagnósticos Locales con Participación Social.

Alcalde Mayor de Bogotá


Luis Eduardo Garzón

Secretario Distrital de Salud


Héctor Zambrano Rodríguez

Subsecretario
Jorge Bernal Conde

Director de Salud Pública


José Fernando Martínez Lopera

Director de Aseguramiento
Harold Cárdenas Herrera

Director de Desarrollo de Servicios


Claudia Helena Prieto

Director de Planeación
Oswaldo Barrera Guauque

Agudelo Calderón Carlos Alberto, Agudelo Esther Sofia, Angulo Gladys, Carmona Luz Dary,
Castillo Liliana, Cerón Viviana, Colorado Pedro Pablo, Cotes Karol Patricia, Duarte Abel, Eslava
Juan Carlos, García Alex, Hernández Ana Patricia, León Nohora, Lozano Atala, Luna Jairo Ernesto,
Mendoza Edgar, Muñoz Adrian, Ortega Dora Inés, Pérez Juan Guillermo, Prieto Rosibel, Raciny
Mayra, Rivas Fabio, Rojas Claudia Patricia, Sánchez Vladimir, Serrano Patricia, Uribe John Jairo.

Coordinación Técnica de los Diagnósticos: Rafael Henao Morales, Mario Hernández, Consuelo
Peña Aponte, Helena González, y Lilia Forero García

Asesores SDS: Luz Estella Valenzuela, Mauricio Molina Achury, Ismael Lara, Isabel Caro López,
Gabriel Otalvaro, Marta Lucía Mora.

Asesores por Localidades:


Atala Lozano: Kénnedy

Mapas: Nora León, Dpto. de Geografía. Universidad Nacional de Colombia

Asesoría General: Instituto de Salud Pública, Facultad de Medicina, Universidad Nacional


de Colombia

Coordinador Editorial
Oficina Asesora de Comunicaciones en Salud, SDS.

Coordinador Editorial
Patricia Arévalo

ISBN: 958-8069-88-2

Diseño, Diagramación e Impresión


Marco Antonio García H.
Editorial Gente Nueva

Fotografías
Diego Bautista
La colección Diagnósticos Locales con Participación Social se inició y adelantó durante las
administraciones de los Secretarios de Salud José Fernando Cardona, Ramón Vega Cantor,
Mario Hernández Álvarez y Julián Eljach Pacheco, entre los años 2003 y 2005; y con la
coordinación de las Direcciones de Salud Pública, Planeación y Sistemas, en cabeza de
Gilma Mantilla Caicedo y Nancy Janet Molina.

LOCALIDAD KENNEDY

PARTICIPANTES

Gonzalo Alberto Clavijo Sierra


Gerente
Martha Estela Rodríguez
William Robles
Flor Patricia Montenegro Torres
Mauricio Forero
Yolanda Munar Ariza
Lucía Medina Suárez
Jorge Enrique Soler Duque
Constanza Cuellar
Margarita Franco
Juan Carlos García
Damaris Acosta
Oswaldo Cáliz
Constanza Cuellar
Helmar Rincón

INSTITUCIONES PARTICIPANTES

- Oficina de Planeación Alcaldía de Kennedy.


- Caja de Vivienda Popular Bogotá.
- Dirección de Salud Pública Secretaría Distrital de Salud.
- Planeación Distrital.
- Departamento Administrativo del Medio Ambiente (DAMA).
- Departamento Nacional de Estadísticas (DANE).

Agradecimientos a los habitantes y demás funcionarios e instituciones que de una u otra


manera facilitaron el proceso con sus aportes y puntos de vista.
CONTENIDO

LOS DIAGNÓSTICOS EN SALUD CON PARTICIPACIÓN SOCIAL: UNA PROPUESTA DE


PLANEACIÓN PARTICIPATIVA ....................................................................................... 7

PARTE I

1.TERRITORIO Y AMBIENTE ....................................................................................... 25


1.1 HISTORIA DEL POBLAMIENTO Y DESARROLLO SOCIAL ............................... 25
1.2 UBICACIÓN GEOGRÀFICA ............................................................................... 31
1.3 UNIDADES DE PLANEAMIENTO ZONAL ......................................................... 32
1.4 CLIMA .............................................................................................................. 36
1.5 ESTRUCTURA ECOLÓGICA DE LA LOCALIDAD ............................................. 38
1.6 RIESGO AMBIENTAL ....................................................................................... 40
1.6.1 CONTAMINACIÓN POR SUSTANCIAS QUÍMICAS ............................... 40
1.6.2 CONTAMINACIÓN VISUAL Y ACÚSTICA ............................................. 41
1.6.3 CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA ...................................................... 41
1.6.4 CONTAMINACIÓN DEL AGUA ............................................................ 42
1.6.5 RIESGOS BIOLÓGICOS ........................................................................ 44
1.6.6 RIESGOS ZOONÓTICOS ....................................................................... 45
1.6.7 RIESGOS DEL CONSUMO .................................................................... 45
1.7 DISPOSICIÓN DE DESECHOS SÓLIDOS ......................................................... 46

2. POBLACIÓN .............................................................................................................. 49
2.1. ESTRUCTURA Y DINÁMICA DE LA POBLACIÓN ........................................... 49
2.1.1 TAMAÑO DE LA POBLACIÓN ............................................................... 49
3. PRODUCCIÓN ......................................................................................................... 103

4. CONSUMO .............................................................................................................. 111


VIVIENDA ............................................................................................................. 111
EDUCACIÓN FORMAL E INFORMAL ................................................................... 112
RECREACIÓN ....................................................................................................... 113
SERVICIOS PÚBLICOS .......................................................................................... 114
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

TELEFONÍA .......................................................................................................... 114


GAS ....................................................................................................................... 115
ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO ..................................................................... 115
ENERGÍA .............................................................................................................. 118
ASEO ..................................................................................................................... 118
ALIMENTACIÓN ................................................................................................... 121

5. RESPUESTA SOCIAL ............................................................................................... 125


ACCIÓN INSTITUCIONAL .................................................................................... 125
HOSPITAL DEL SUR Y REDES DE SERVICIOS ..................................................... 134
ASEGURAMIENTO ............................................................................................... 135
FINANCIACIÓN .................................................................................................... 139
INSTITUCIONES PÚBLICAS: ................................................................................ 140

PARTE II
6. PROFUNDIZACIÓN PROBLEMÁTICA POR UPZ Y DEFINICIÓN DE ZONAS DE
CONDICIONES DE VIDA Y SALUD ......................................................................... 151
UPZ 44 AMÉRICAS ............................................................................................... 151
UPZ 45 CARVAJAL ................................................................................................. 153
UPZ 46 CASTILLA ................................................................................................. 154
6 UPZ 47 KÉNNEDY CENTRAL ................................................................................ 156
UPZ 48 TIMIZA ..................................................................................................... 157
UPZ 78 TINTAL NORTE ........................................................................................ 158
UPZ 79 CALANDAIMA .......................................................................................... 158
UPZ 83 LAS MARGARITAS ................................................................................... 159
UPZ 80 CORABASTOS ........................................................................................... 159
UPZ 82 PATIO BONITO ......................................................................................... 161
LOS SERVICIOS PÚBLICOS QUE TIENE LA UPZ, SON: ..................................... 164
REORDENAMIENTO TERRITORIAL DE LA CIUDAD .......................................... 165
UPZ 81 GRAN BRITALIA ....................................................................................... 167
UPZ 113 BAVARIA ............................................................................................... 169

7. ZONAS DE CONDICIONES DE VIDA Y SALUD ...................................................... 171


ZONA 1. KÉNNEDY INFORMAL ............................................................................ 172
POBLACIONES ESTRUCTURANTE ...................................................................... 172
POBLACIONES ESPECIALES ................................................................................ 181
ZONA 2. KÉNNEDY CENTRAL-FORMAL ............................................................. 189
ZONA 3 - ZONA COMERCIAL E INDUSTRIAL ...................................................... 196

INDICE DE TABLAS .................................................................................................... 201


INDICE DE GRÁFICAS ................................................................................................ 205
INDICE DE MAPAS ..................................................................................................... 207
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

LOS DIAGNÓSTICOS EN SALUD CON PARTICIPACIÓN SOCIAL:


UNA PROPUESTA DE PLANEACIÓN PARTICIPATIVA

L a Secretaría Distrital de Salud desarrolló durante los años de 1997 y 1998


los Diagnósticos con Participación Social, que se convirtieron en herra-
mientas claves para la Planeación Local en el Distrito Capital; en tanto lo-
graron obtener una mirada general de las localidades y sus condiciones de
vida y salud a partir de la conjugación de las visiones que tenían los pobla-
dores frente a sus propias vidas y la lectura que habían configurado las
instituciones a través de su intervención social.
Estos Diagnósticos fueron considerados un avance en la forma de ver y
comprender la situación de vida y salud de las poblaciones, al marcar un
derrotero para los procesos de articulación intersectorial en la perspecti-
va de mejorar las respuestas institucionales a las necesidades de los 7
habitantes.
Durante el año 2003 se planteó la necesidad de actualizar los Diagnósticos,
para dar continuidad al papel que habían cumplido como herramientas bá-
sicas a los procesos de Planeación Local y como lectura de la situación de
salud - enfermedad en el Distrito.
En tal sentido, la realización de los Diagnósticos 2003 tenía varios retos:
hacer una lectura de la salud - enfermedad desde la perspectiva de los de-
terminantes sociales de la salud; posibilitar que ésta se realizará con las
personas que habitan los territorios y establecer las diferencias en los mo-
dos de vivir, enfermar y morir, para desde allí, construir respuestas y alter-
nativas que permitan mejorar la calidad de vida de los y las ciudadanas de
Bogotá.
De acuerdo con lo anterior, la Dirección de Salud Pública en acuerdo con la
Dirección de Planeación y la Oficina de Participación Social con el acompaña-
miento de la Universidad Nacional de Colombia, construyeron la metodolo-
gía de soporte para la actualización del Diagnóstico. El presente texto, in-
tentará recoger algunos de los elementos metodológicos que se consideran
importantes para que sean mantenidos en la memoria colectiva. Así el pro-
ceso del Diagnóstico implicó las siguientes fases:
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

1. EL REFERENTE CONCEPTUAL
La Secretaría Distrital de Salud, SDS, parte del planteamiento central de que
el proceso salud-enfermedad es una producción social que se da en el marco
de las relaciones que entretejen los seres humanos en contextos específicos,
en tal sentido, la salud no se reduce a la ausencia de enfermedad, sino que es
la posibilidad de que los seres humanos construyan sus proyectos vitales en
las mejores condiciones posibles para obtener bienestar y calidad de vida.
“Hoy se acepta que el proceso salud - enfermedad constituye la síntesis de un conjun-
to de determinaciones que operan en una sociedad concreta y que se producen en
diferentes zonas socio-espaciales y en los grupos que las habitan, “la aparición de
riesgos y potencialidades características”, y que la situación de salud obedece a
las determinaciones dadas por las formas de reproducción social como ali-
mentación, reposo, protección frente al ambiente, recreación, comunicación
social e interpersonal, actividades educativas, religiosas, culturales y ritua-
les, acceso a los servicios de salud entre otras”1.
Desde las determinantes sociales, la salud y la enfermedad tienen su histo-
ria; y se dan en el marco de las relaciones del hombre con otros seres vivos
y con el medio que le rodea, en las interacciones que se expresan en un
territorio, el cual es considerado como un espacio socialmente construido
para la producción consumo pero también para la reproducción social.
8
El proceso salud-enfermedad no tiene una única causa, sino que depende
de una red de determinaciones que se distribuyen de manera desigual en
el espacio geográfico y ello motiva las diferencias territoriales en la enfer-
medad, el bienestar y la mortalidad e influye en los niveles de salud.
En éste marco, la calidad de vida tiene relación con la disposición de oportu-
nidades que el Estado y la sociedad otorguen a los ciudadanos y ciudadanas
para vivir con dignidad. Es así como la relación de bienestar y calidad de
vida se concreta en la garantía del derecho a la salud2 , lo que permite en-
tender la salud como un bien público, en la medida que el accionar del
Estado y la sociedad debe propender por:
El derecho a la vida: es el reconocimiento de la vida como el más alto valor
del ser humano, y el máximo derecho, por lo que debe ser garantizado por
parte del Estado.

1. Breilh, et. Al., 1987;94


2. El derecho a la salud, contiene una serie características como son: universalidad,
interdependencia e indivisibilidad, carácter individual y social, progresividad e irreversibilidad,
irrenunciabilidad; y de principios como: igualdad, accesibilidad, gratuidad y equidad. Los
cuales deben hacer explícitos en términos de la exigibilidad y garantía del mismo.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

El derecho a la asistencia sanitaria: es el derecho que tienen todos los seres


humanos a la atención integral para promover la salud, prevenir, atender y
rehabilitar las enfermedades cuando lo necesite.
El derecho al bienestar y a un ambiente sano: es la posibilidad de tener
una vida saludable en las mejores condiciones posibles y con acceso sufi-
ciente a los medios disponibles.
El derecho a la participación: es el ejercicio de la ciudadanía y autonomía
en el proceso de toma de decisiones y de acciones, individuales y colecti-
vas, en todo lo que atañe a la salud, lo que implica el reconocimiento a la
opinión, el acceso a la información, el ejercicio del control sobre los progra-
mas y recursos públicos, y la toma de decisiones sobre las políticas que
afectan la salud de todos.
El reconocimiento del Derecho a la Salud, como construcción social y pro-
ducto de las determinantes sociales implica que las políticas en salud no se
remiten únicamente a proveer de bienes y servicios a la población, divi-
diéndola entre Contribuyentes y No Contribuyentes, Beneficiarios “objetos
de atención” o asistidos por el Estado, sino que estas políticas deben estar
dirigidas a eliminar o cambiar las condiciones que deterioran o afectan ne-
gativamente el estado de salud de las personas.
En éste sentido, un nuevo contenido social de la política se viabiliza y se
9
concreta en una nueva estructura espacial. En la medida que se redefinen
las relaciones sociedad espacio, se crean nuevas formas espaciales y las an-
teriores se ajustan a las nuevas determinaciones.
Lo anterior, implica viabilizar la política a través de la promoción de la
salud de manera estratégica, en tanto que posibilita el reconocimiento de
la complejidad de los determinantes explicativos de los problemas que aten-
tan contra la calidad de vida y salud de las personas y colectividades, a la
vez que visibiliza el impacto desigual de los determinantes entre la pobla-
ción. El análisis no se reduce entonces a la determinación de problemas,
aislados o parcelados, sino a la problematización de la realidad en todas sus
complejidades, incluyendo todas las dimensiones que dan cuenta de su
determinación.
Para lograr los objetivos de afectar determinantes, se requiere necesaria-
mente el desarrollo de procesos transectoriales, que deben permitir la res-
puesta articulada a la complejidad de los determinantes que directa o indi-
rectamente estén relacionados con los problemas, no sólo porque es impor-
tante evitar o prevenir su aparición, por ejemplo, prevenir la enfermedad
o garantizar la ausencia de enfermedad, sino porque la superación, de-
manda asegurarse de hacer todo lo indispensable para proteger y preservar
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

el desarrollo de una vida plena en todos sus ámbitos y etapas, de


acuerdo con la configuración individual, social y territorial de las ne-
cesidades, dentro de las mejores condiciones posibles, es decir, ga-
rantizar que haya calidad de vida y salud y que sea perdurable du-
rante toda la vida.
Así mismo, promover y garantizar la Participación Social, es una de las condi-
ciones indispensables para el desarrollo de la autonomía y el ejercicio pleno
de potencialidades. Las personas, familias y comunidades, como sujetos
activos con capacidad y posibilidad de decidir sobre sus vidas con poder y
saber, tendrán posibilidades de apropiarse y desarrollar sus proyectos de
vida según sus necesidades, aspiraciones y deseos, ganando el mayor do-
minio sobre los mecanismos que conducen a una calidad de vida y salud, y
a la defensa de sus derechos, tanto individuales como colectivos.
A partir del abordaje de los determinantes se tomó la decisión de desarro-
llar una metodología de Cartografía Social, en tanto, ésta posibilita realizar
una lectura de necesidades ubicando las relaciones que teje la población en
los territorios e implica la participación social.
La Cartografía Social, nace de los presupuestos teóricos de la Investigación
Acción Participativa y permite tomar la realidad del territorio, establecer
10 relaciones para analizarla y posibilita estrategias de intervención con la
participación de la comunidad.
 Los principios que sustentan la Cartografía Social, son:
 • La investigación, la comunidad aporta sus saberes y experiencias, al
tiempo que recibe de los demás. Además la construcción colectiva de
mapas, adecuan y favorecen la cultura de los narradores orales y permi-
ten la reactualización de la memoria individual y colectiva.
 • La acción, significa que el conocimiento de una realidad permite actuar
sobre ella, y en gran medida la validez de éste se origina y puede com-
probarse en la acción. Se trata de conocer la realidad para transformar-
la. Desde luego, no se trata de cualquier tipo de acción o activismo, se
busca ante todo la acción que conduzca a la construcción social.
 • La participación, se entiende como un proceso permanente de cons-
trucción social alrededor de conocimientos, experiencias y propuestas
de transformaciones para el desarrollo. La participación debe ser activa,
organizada, eficiente y decisiva. La participación debe darse en el marco
del diálogo de saberes, planteado en la estrategia. Así mismo la parti-
cipación de la comunidad, debe expresarse en todo el proceso
investigativo.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

 • La sistematización, se entiende no como la simple recopilación de datos


de una experiencia, sino que además apunta a su ordenamiento, a en-
contrar las relaciones entre ellos, y a descubrir la coherencia interna de
los procesos instaurados en la práctica. En este sentido la sistematiza-
ción es la construcción de conocimiento, es hacer teoría de la práctica
vivida. De allí que en ésta metodología, un elemento fundamental es
producir la realidad y transformarla, en la medida en que permite
dimensionar los conocimientos, saberes, datos, y prácticas para hacer
sustentable el desarrollo social.

2. EL DESARROLLO METODOLÓGICO
Una vez acordada la Cartografía Social como la metodología que pondría a
jugar la perspectiva de los determinantes sociales de la salud, se diseñaron
las siguientes fases:

2.1 EL SENTIDO DE LA PLANEACIÓN PARTICIPATIVA


La Planeación Participativa desarrollada en los Diagnósticos, posibilitó y a
la vez demandó involucrar a actores claves y al conjunto de la población de
los territorios, para lo cual se partió de la premisa que para hacer un Plan de
Salud Territorial, debe contar con la participación de los ciudadanos y ciu- 11
dadanas, los grupos, las organizaciones sociales dispuestos a aportar en
todo el proceso, en lo que va desde la identificación de problemas hasta a
elaboración de alternativas, que deben ser gestionadas e implementadas.
Asumir ésta propuesta metodológica implicó hacer un ejercicio constante
de convicción a los participantes sobre la necesidad de profundizar en sus
posturas, a la vez que se hace el reconocimiento de la posición de los otros
para avanzar a través de la discusión y la argumentación en lecturas com-
partidas frente a las problemáticas y/o las alternativas, según fuera el caso.
En éste proceso las ESE actuaron como orientadores, facilitadores de los
Talleres de Cartografía Social, de las reuniones, de los grupos focales y de
las conversaciones. En su papel de facilitadores, las ESE tuvieron el com-
promiso de activar el componente participativo, para lo cual utilizaron me-
canismos como:
Ø Habilitar espacios para la conversación efectuando acuerdos en los cua-
les se definan los alcances de participación y compromisos sobre la
Planeación Local que responda a las necesidades sentidas y priorizadas
por la comunidad.
Ø Una dinámica pedagógica y formativa que parte del reconocimiento de
los saberes previos y cotidianos de los sujetos sobre su territorio y sobre
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

las formas de comprensión de los problemas. Para desde allí gene-


rar estudios de los problemas, que invitarán a potenciar sus capa-
cidades y a la generación de acuerdos, de tal manera que los resul-
tados de la construcción de cada grupo expresa la complejidad ob-
tenida de la diversidad de saberes que configuraban el espacio
educativo. A través del ejercicio pedagógico se genera la reflexión,
lo cual posibilita cambios en las posturas de los participantes fren-
te a la vida y la salud.
Ø Reconocer los procesos emanados desde los participantes, fue de vital
importancia en tanto que posibilitó incluir las dinámicas locales desde
su cotidianidad, esto permitió obtener información sobre la forma como
las personas y comunidades construyen la vida social. Cabe resaltar que
este tipo de información, “normalmente” no es visible a la hora de ana-
lizar las condiciones de vida de las poblaciones.
Ø El reconocimiento de actores claves que afectan de una manera ú otra
las dinámicas de acuerdo con sus intereses y con sus capacidades para
incidir en la vida Local
Ø La generación de mecanismos para que la producción de conocimiento
de las comunidades se unifique con el conocimiento técnico que desa-
12 rrollan las ESE, en la perspectiva de construir interpretaciones comple-
jas sobre la realidad social.
De esta forma la Planeación Participativa se convirtió en el instrumento que
facilitó el reconocimiento de lo Local como escenario, donde se desarrolla la
vida de las poblaciones en condiciones concretas y diferenciadas, con lo
cual emergieron las particularidades de cada territorio, condición necesaria
para orientar y organizar respuestas articuladas a las necesidades sociales
de la población.

Más allá de lo anterior, los procesos de Planeación Participativa se convier-


ten en dispositivos para que los sujetos se posicionen de manera activa
frente a su propia vida y la vida colectiva, en la medida en que reconoce los
obstáculos y avances para el desarrollo Local, presenta propuestas de ajus-
tes, y ejerce el control social sobre los recursos. De igual forma, posibilita la
ampliación de la mirada sobre la planeación a partir del reconocimiento de
las dinámicas territoriales, del papel que juegan los actores sociales para
develar sus intereses, las problemáticas y las alternativas de solución y sus
resultados, en últimas el proceso de planeación, es una reflexión permanen-
te acerca de la acción tanto del Estado, como de la sociedad para generar
compromisos que permitan que las necesidades se conviertan en una rei-
vindicación de derechos por parte de los ciudadanos/as y en las metas de
las acciones de los gobiernos.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

2.2 CARACTERIZACIÓN DEL ESCENARIO LOCAL


La caracterización se organizó a partir de las relaciones que se enmarcan
entre el territorio y la población, en tal sentido se buscó:
· Identificar las formas de construcción del territorio teniendo en cuenta el
reordenamiento urbano, lo que exigió tener en cuenta la forma como los
pobladores asumen la UPZ como referente organizativo del territorio, al igual
que la localidad, y otras formas de construir e instalar los lugares desde los
diversos grupos humanos: los territorios de recreación, de circulación de
valores de todo tipo, de construcción de los espacios públicos, entre otros.
· El reconocimiento de la gestión local representado en nuevos escena-
rios: Consejos Locales de Política Social, Consejos de Planeación Local,
Consejos de Gobierno Local, entre otros.
· El reconocimiento de actores, sus intereses, intencionalidades y las di-
námicas de poder y de acción que instauran en los espacios locales.
· Un nuevo modelo de gestión de prestación de servicios de las Empresas
Sociales del Estado de primer nivel, que las posiciona como referente y
garante más importante de la salud pública en la Localidad.
· Un alcance en los niveles de Participación que trascendiera de lo infor-
mativo, lo colaborativo y la consulta hacia la toma de posturas, las deci- 13
siones, la gestión y la acción por parte de los ciudadanos/as y las organi-
zaciones sociales y comunitarias participantes.

2.3 LOS ACTORES


La participación comunitaria se dio por Unidades de Planeación Zonal (UPZ),
esta forma de proceder garantiza a mediano y largo plazo reorganizar las
demandas de acuerdo a los requerimientos culturales, económicos, sociales
de cada territorio, y la configuración de Redes para crear formas de
relacionamiento entre las distintas organizaciones por UPZ, con el fin de
optimizar los resultados de políticas, y reforzar las funciones de coordina-
ción de las diferentes instituciones.
En la investigación seguida en los Diagnósticos, se identificaron dos tipos
de grupos de actores claves que integran los diferentes escenarios: los co-
munitarios (ciudadanos/as, líderes, organizaciones) conformados por UPZ; y
el grupo de trabajo institucional. Esta forma de operar permitió identificar
las posturas de los actores de acuerdo con los territorios y con la diversidad
de problemáticas que iban emergiendo. De igual forma, éste ejercicio posi-
bilitó ampliar la visión de cada grupo de actores y los procesos de negocia-
ción tanto en escenarios institucionales como en los comunitarios, a la vez
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

que se establecieron y definieron competencias entre los sectores y mayor


precisión en sus actuaciones y solicitudes.
En la realización participaron múltiples actores: ciudadanos/as en general,
líderes comunitarios reconocidos de salud (Asociaciones, Copaco) cultura-
les, amas de casa, organizaciones sociales de base (servicios públicos, ma-
dres comunitarias, sindicatos, jóvenes, entre otros) y ONG´s. En cuanto a la
participación institucional, es importante señalar que en la mayoría de ca-
sos los Diagnósticos contaron con el liderazgo de Alcaldes Locales y con la
participación de las Instituciones, bien fuera a través de la participación
directa en espacios concertados para la discusión sobre las problemáticas, o
fuera, a través de sus aportes con información específica.

2.4 LA CONVOCATORIA
Esta fase tuvo como propósito promover la participación amplia de los habi-
tantes y actores sociales de las diferentes localidades en la perspectiva de
realizar una lectura amplia de la realidad social en que se desenvuelven los
pobladores; se trató de obtener una amplia gama de voces para hacer una
lectura de las necesidades sociales desde los protagonistas. En tal sentido,
se realizó una caracterización de los espacios sociales y de los actores para
14 dar cuenta de las dinámicas que construyen los territorios que dan vida a
las localidades, las UPZ, los barrios, las Zonas.

2.5 RECOLECCIÓN Y SISTEMATIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN


Entender las formas de vivir, enfermar y morir, implica comprender el terri-
torio como aquel que contiene las relaciones que construyen los seres hu-
manos, por tal razón, es necesario conocer sus limites, potencialidades,
identificar las formas como los pobladores lo construyen desde sus referen-
tes inmediatos, en dónde transcurre la existencia, porque es allí en donde
se configuran los determinantes sociales de la salud y la enfermedad.
El Eje para la recolección de la información fue el territorio, por lo cual
inicialmente se tomaron las UPZ como las Unidades territoriales de análisis
ya que éstas han ganado reconocimiento administrativo en el Distrito Capi-
tal. La UPZ como unidad de análisis integra el entorno, sus relaciones y
dimensiones, las condiciones y características en que habitan los poblado-
res y la interacción entre estos; cabe señalar que a partir de la UPZ se logró
establecer interacciones de éstas con lo Local, lo inter Local y la Ciudad.
En cuanto a los instrumentos metodológicos, se tomaron los que se hayan
disponibles desde la Cartografía Social, y son de dos tipos: los vivenciales y los
técnicos. Esta diferenciación no los hace excluyentes, sino complementarios.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

• Los instrumentos metodológicos técnicos, son el conjunto de unidades


(guías sobre temas específicos, actas, memorias, resúmenes escritos,
lecturas individuales y en grupo, estudios de caso) que permitieron re-
coger los contenidos temáticos, metodología e instrumentos útiles para
facilitar un proceso de réplica. En síntesis, los instrumentos son: térmi-
nos de referencia para el desarrollo del trabajo en cualquier espacio
• Los instrumentos vivenciales, son: talleres, trabajo en equipo, recorridos
de campo, juegos, narración de experiencias cotidianas, entrevistas, ple-
narias, creación simbólica y material visual.
 La Cartografía Social, se define entonces como una metodología de trabajo
en grupo que permite la realización de Diagnósticos participativos como
resultado del reconocimiento del territorio, mediante conversatorios, análi-
sis de documentos y otras ayudas que permiten un conocimiento, más pre-
ciso acerca del lugar, las relaciones y las condiciones de vida de quienes
habitan, frecuentan y conocen una zona, barrio y/o Localidad, las cuales se
plasman en los mapas del territorio que se reconstruye.
Con la representación gráfica, se realizó un reconocimiento de todo lo que
allí habita, el diálogo entre quienes lo realizan ya que posibilita la expre-
sión de distintos puntos de vista, retoma la historia pasada y presente. Éste
ejercicio se complementó cuando se establecieron las relaciones que se dan
del equipamiento y la percepción del servicio recibido por sus habitantes,
15
las relaciones entre vecinos, de éstos con sus gobernantes y núcleos de
poder, basándose en los conocimientos de los pobladores y trabajadores,
que son quienes ofrecen distintas posibilidades de reconocer los espacios
de vida social compartida.
“En términos prácticos, el ejercicio de elaborar mapas no es otra cosa que dibujar
la realidad, empezando por lo más simple, para poco a poco ir creando un campo
estructurado de relaciones que posibilita la traducción, a un mismo lenguaje, de
todas las distintas versiones de la realidad que empiezan a ser subjetivamente
compartidas”3.
Durante la realización del Diagnóstico, la elaboración de los mapas sociales
permitió visualizar las condiciones del contexto en el que se desarrolla la
vida de las poblaciones en los territorios. Para tal efecto se utilizaron ma-
pas del Sistema de Información Geográfica del territorio y el entorno en el
que se va a incidir, asignándole el lenguaje simbólico común construido por
el grupo a partir de los acuerdos de comprensión de su realidad y de inter-
preta mediante convenciones.

3. ANDRADE Y SANTAMARÍA, 2000: 13. Propuesta Metodológica Proceso de Planeación Local – SDS
- 2003
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

El reconocimiento del territorio definido como un referente espacio tempo-


ral de la vida colectiva, no se relaciona solamente con lo que vemos: vías,
andenes, puentes, parques, paisajes, edificios, entre otros. Es un espacio
habitado por la memoria y la experiencia de los pueblos. Es decir, conocer el
territorio, aprender a leerlo y descifrarlo, enseñó mucho sobre cómo y con
quiénes se viven, permite identificar conflictos, problemas, opciones y
falencias, para luego formular soluciones frente al Diagnóstico de necesida-
des, y así valorar, querer y promover su mejoramiento.
En últimas se buscó aprender a observar los grados de integración y articu-
lación entre las personas de ése territorio, sus lazos afectivos e intereses
comunes; sus preocupaciones y esfuerzos por los ambientes geográficos,
infraestructura y naturales y los valores que regulan las interacciones, las
normas, las actitudes y las formas de vida de ellas, sus familias y el entorno.
De igual forma se volvió importante detectar las condiciones administrati-
vas y económicas que las instancias gubernamentales, la empresa privada
y sus respectivos servicios, generan entre los habitantes de ese territorio.

3. EL DIAGNÓSTICO COMO INSTRUMENTO DE LECTURA DE


NECESIDADES PARA CONSTRUIR LA EQUIDAD
16 A continuación se presenta el ordenamiento construido para leer las relaciones
que se enmarcan en los territorios desde los determinantes sociales de la salud:
a. Identificación del territorio: en éste ítem se trató de identificar en el
mapa las relaciones entre población y territorio, se indagó por los lími-
tes, el número de población, las diferencias de género, etnia, estrato
social, el número de barrios.
b. Relaciones Población Naturaleza: en éste, se pudo ubicar las zonas de
conservación, los lugares geográficos como: cerros, ríos, las zonas de
recreación pasiva, entre otros.
c. Relaciones Población Cultura: se refiere a las características históricas y
culturales de la zona, forma de vida, costumbres, manejo del tiempo
libre y la recreación, oportunidades de capacitación, educación, inter-
vención estatal o privada. En el mapa se ubicó el sitio de su fundación,
los sitios más representativos que le confieren identidad a la población,
los espacios de intervención.
d. Relaciones Población–Producción: Mapa económico: ¿Cómo se utilizan
los recursos naturales existentes?, ¿Qué actividades productivas se de-
sarrollan? Implicó ubicar las actividades que desarrolla la UPZ y la Loca-
lidad, las actividades económicas primarias: de explotación minera; las
actividades económicas secundarias: industrias, fábricas, artesanías; las
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

actividades económicas terciarias: comerciales, financieras, de transpor-


te, entre otros.
e. Relación Población – Infraestructura: es la conformación al interior de
la zona en cuanto a ubicación, accesibilidad de vías, hospitales, cole-
gios, bibliotecas comunitarias y otros que benefician a la comunidad o
le prestan servicios importantes para su desarrollo. ¿Qué tenemos?
¿Cómo nos beneficiamos?
f. Mapa de Red de Relaciones: otras agrupaciones, asociaciones, institu-
ciones con los que se puede influir en beneficio de la comunidad, con
los que se puede hacer alianzas o apoyos para constituir redes de bene-
ficio social.
Con las relaciones anteriores se elaboraron de manera colectiva cuatro (4)
tipos de Mapas: el Económico – Ecológico (delimitación de parcelas, produc-
ción, zonas de caza, de pesca, de monte o bosque, entre otros); el Adminis-
trativo – infraestructural (delimitación del territorio y sus divisiones políti-
co – administrativas, internas, ubicación de viviendas, relación de personas
que la habitan, ubicación de redes de servicios públicos, escuelas y puestos
de salud); el de Red de Relaciones (gráfico – diagrama que refiere a las redes
que tejen las personas de un territorio hacia el interior o exterior de ellas,
por ejemplo sitios de venta de productos, sitios de prácticas culturales,
sitios míticos); y de Conflictos (a partir de las relaciones de la población con
17
la naturaleza, el Estado y el capital). Además se trabajaron mapas de pre-
sente o imagen actual, pasado o memoria histórica y futuro deseado.
A partir de la experiencia desarrollada, se ubican dos aprendizajes signifi-
cativos: la Metodología de Cartografía Social y la Construcción de Zonas de
Condiciones de Vida y Salud (ZCVYS).
Respecto a la primera, es pertinente resaltar que ésta propuesta metodológica
permitió construir conocimiento de manera colectiva. Y se logró, a través
de la elaboración colectiva de mapas, ya que desató procesos de comunica-
ción entre los participantes y puso en evidencia diferentes tipos de saberes
que se mezclaron para poder llegar a una imagen colectiva del territorio.
Además la metodología permitió el reconocimiento territorial y con éste
una visión temporal y espacial de las relaciones sociales que se tejen, de tal
manera que generó en los participantes la posibilidad de actuar con un
mayor conocimiento sobre su realidad. La Cartografía Social, posibilitó la
producción social del conocimiento y la construcción de un proceso de rela-
ción, convivencia e intercambio con los otros y de éstos con la naturaleza.
En consecuencia en el conocimiento de la realidad social, la comunidad
tiene mucho que decir por lo tanto es protagonista central en el proceso de
transformación hacia el desarrollo integral de la sociedad.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Con el reconocimiento del territorio se logró una dimensión de la ciudad


que hasta ahora no había emergido, la ciudad como una amalgama de múl-
tiples y contradictorias dinámicas socio-espaciales resultado de procesos
(espacio-temporales) diversos, pero entrelazados, que explican en conjunto
la configuración actual de Bogotá, es útil y casi obvio, pensar que hay diver-
sas formas de construir, habitar, en suma, vivir la ciudad (o partes de ella).
Sin embargo, el mayor aporte del Diagnóstico está en la posibilidad de
visualizar una ciudad con todas sus diferencias y similitudes, lo que se
denominó las Zonas de Condiciones de Vida y Salud (ZCVYS).
Aunque puede argumentarse, con razón, que cada sector de la ciudad es
único y que responde a dinámicas particulares, también es cierto que estas
“unidades” no son espacios aislados, sino que al hacer parte de un sistema,
de una totalidad mayor, las interacciones y sumas entre secciones van más
allá de la simple agregación aritmética. Igualmente, sería ingenuo pensar
que muchos procesos políticos, históricos, ecológicos, entre otros, sólo han
afectado una zona de la ciudad, más bien las similitudes que emergieron a
la luz del Diagnóstico hacen posible hablar de características compartidas
en cuanto a condiciones ambientales, características de producción, consu-
mo, articulación territorial con el resto de la ciudad que se constituyen en
espacios interlocales o de la región.
18 La construcción de éstas Zonas permitió establecer diferencias entre los te-
rritorios, los grupos y sus necesidades, a la vez que explicar las mismas
desde una mirada compleja que da cuenta de los dominios general, parti-
cular y singular; identificando los niveles de equidad /inequidad, punto
neurálgico para direccionar las políticas y acciones en la vía de avanzar en
la garantía del derecho a la salud.
El establecimiento de Zonas diferenciales de Calidad de Vida y Salud, per-
mitió tipificar las formas en que los habitantes construyen la ciudad, en tal
sentido, se establecieron 79 ZCVYS que a su vez se lograron tipificar en
cinco clases principales4, dependiendo de las condiciones particulares de
producción, consumo, ambiente, articulación con el resto de la ciudad y
proceso de configuración. Dichas clases son:
1. Zonas definidas desde la producción.
2. Zonas definidas desde el consumo básico, en especial, desde las condi-
ciones de vivienda.
3. Zonas de protección para toda la ciudad.

4. Diagnósticos Locales con Participación Social. Grupo Funcional de Planeación Local. Dirección
Salud Pública- Dirección de Planeación. Secretaría Distrital de Salud de Bogotá. 2004.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

4. Zonas de dinámicas sociales complejas.


5. Zonas de Transición Rural - Urbana.
A continuación se presenta la clasificación de las zonas, el número de zonas
en cada Localidad y la denominación de subclase, a la cual corresponden:

Clase 1: Producción. En esta categoría, se agrupan 23 Territorios Locales -


ZCVyS – que son definidos desde la Producción:

Número Denominación Localidades


de ZCVyS
5 Zonas de Producción Agropecuaria y de Usme, Ciudad Bolívar, Sumapaz.
Potencial Ambiental Metropolitano y
Regional.
1 Centros Rurales de Distribución. Sumapaz.
3 Zonas de Predominio de Actividades Puente Aranda, Engativá,
Industriales. Fontibón.
6 Concentración Actividades Terciarias de San Cristóbal, Usme,
Ámbito Local y/o Zonal. Antonio Nariño,
Tunjuelito, Mártires y
Teusaquillo.
5 Concentración de Actividades Terciarias Usaquén, Chapinero, Santa Fe y
de Nivel Metropolitano. Candelaria.
1 Comercio Sexual y Economía Mártires.
“Subterránea”. 19
2 Concentración de Otro tipo de Actividades Fontibón y Teusaquillo.
Terciarias.

Clase 2: Consumo Básico. En esta categoría se agrupan 39 Territorios Locales


- ZCVyS – que son definidos desde el Consumo Básico:

No. de Denominación Localidades


ZCVyS
13 De acceso precario a condiciones de Usaquén, Chapinero, San
vida digna Tipo I. Cristóbal, Usme, Tunjuelito,
Bosa, Kénnedy, Fontibón,
Engativá, Suba, Rafael Uribe,
Ciudad Bolívar.
3 De acceso precario a condiciones de Santa Fe, Mártires, Candelaria.
vida digna Tipo II.
4 Predominio de barrios consolidados de San Cristóbal, Bosa, Kénnedy,
origen informal. Ciudad Bolívar.
9 Predominio de barrios consolidados de San Cristóbal, Tunjuelito,
origen formal, de estratos medios a Kénnedy, Engativá, Mártires, La
bajos. Candelaria, Antonio Nariño
Puente Aranda, Rafael Uribe.
10 Predominio de barrios de estratos Usaquén, Santa Fe, Fontibón,
medios a altos. Engativá, Suba, Barrios Unidos,
Teusaquillo, Candelaria
Chapinero, Mártires.

Territorios Locales - ZCVyS – que son definidos como espacios de Protección


Distrital:
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Clase 3: Espacios de Protección Distrital. En esta categoría se agrupan 5

No. de Denominación Localidades


ZCVyS
2 Espacios de Protección Ambiental. Suba, Santa Fe.
3 Equipamientos Distritales de Recreación, Engativá, Barrios Unidos,
Cultura e Investigación. Teusaquillo.

Clase 4: De Dinámicas Complejas. En esta categoría se agrupan 7 Territorios


Locales - ZCVyS – que son definidos principalmente como de relación compleja
entre la producción y el consumo:

No. de Denominación Localidades


ZCVyS
Cambio de Residencial a Otras Actividades. Engativá, Mártires, Antonio
3
Nariño.
Existencia de Dinámicas Complejas de Bosa, Ciudad Bolívar, Barrios
4
Producción y Consumo. Unidos, Usaquén.

Clase 5: Zonas de Transición Rural - Urbana. En esta categoría se agrupan 4


Territorios Locales - ZCVyS – que son definidos de Transición Rural-Urbana:

No. de Denominación Localidades


20 ZCVyS

Transición para Vivienda de Interés Social


2 Bosa, Usme.
(VIS).

Transición para Servicios Especializados


2 Usaquén y Suba.
para Estratos Altos.

Este ejercicio de definir territorios, permitió ubicar unas líneas estratégicas


para la acción sectorial; diferenciar situaciones que resultan fundamentales
para intervenir, a la vez que se georeferencia la inversión en zonas de fragi-
lidad que históricamente han sido excluidas; permite operativizar un enfo-
que de equidad y explicitar así una apuesta ético-política para enfrentar las
inequidades sociales, al concentrar los recursos públicos bajo la premisa de
“de cada quien según su capacidad, a cada quien según su necesidad”.
No obstante, éste ejercicio deja entrever la precariedad de los sistemas de
información, que traducen desde una lectura técnica institucional, una
aproximación fragmentaria de la realidad, sin referentes territoriales y
poblacionales específicos. Con éste, devela ausencias y establece nuevas
búsquedas.
Las Zonas de Condiciones de Vida Salud propuestas, se han construido
desde la percepción social de los problemas, a partir de un ejercicio de
Cartografía Social e incorporando la información cuantitativa disponible desde
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

las instituciones, por lo anterior se requiere que éstas sean alimentadas con
información cuantitativa precisa y oportuna.
Los Diagnósticos lograron mayor validez, en la medida en que son el resul-
tado de los cruces de información cualitativa y cuantitativa y recogen múl-
tiples miradas de forma organizada y sistemática. Más que un ejercicio téc-
nico, constituyen un hecho político de construcción de ciudadanía, promo-
vido desde el quehacer sectorial, el cual evidencia uno de los principales
retos: lograr una aproximación más precisa de la distribución y producción
de necesidades, así como orientar las acciones que constituyen las respues-
tas a las mismas en la perspectiva de disminuir las brechas históricas y
avanzar en la equidad.
El proceso de Planeación Local, no sólo identificó necesidades sociales en
las ZCVYS, también, propuso alternativas de solución, que dan respuestas
a éstas de manera integrada y transectorial.
Siendo así, la SDS ha movilizado sus esfuerzos para impulsar en lo Local la
calificación de los procesos de Planeación dirigidos a avanzar en un modo
de gestión que permita afectar los determinantes en salud de manera im-
portante. En éste sentido, los Diagnósticos han esbozado los Componentes
de Salud en los Planes de Desarrollo Locales como una primera forma de
aterrizaje de la política en salud con un enfoque transectorial. De igual 21
forma, durante el último período la SDS ha enfatizado la necesidad de con-
cretar la política sectorial a través de los Proyectos Integrales de Salud (PIS)
que posibiliten de manera contundente el mejoramiento de la calidad de
vida de la población.
El Diagnóstico que tiene en sus manos, expresa la multiplicidad de voces
que construyen la vida social en la Localidad, lo invitamos a escucharlas a
través de la lectura.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

24
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

1. TERRITORIO Y AMBIENTE

1.1 HISTORIA DEL POBLAMIENTO Y DESARROLLO SOCIAL


El hallazgo arqueológico efectuado en 1992 por Gonzálo Correal en la zona
que ocupaba el hombre de Aguazaque, evidencia el poblamiento de este
sector desde hace cerca de 2700 años.

A la llegada de los españoles, los muiscas que habitaban toda la sabana tenían
asentamientos en las partes no inundables como los Cerritos de Casablanca,
Catalina, Onasis, Pastranita II, Perpetuo Socorro y Villa Andrea. En ese entonces,
los ríos Funza (Bogotá), Tunjuelo y Fucha eran caudalosos y muy anchos.

La zona posee dos historias: la primera corresponde a la Hacienda denomina-


da “Techo”; y la otra, a la Hacienda la Chamicera. Techo, inicialmente pertene-
25
cía a la comunidad indígena y a su cacique Techitina, quienes durante la
Colonia fueron desplazados. El terreno pasó entonces a manos del encomendero
Juan Ruíz de Orejuela y luego, en 1608, a los jesuitas. Aunque no hay claridad
sobre el momento en que las tierras fueron tomadas por particulares, lo cierto
es que años después apareció como propietaria doña María Arias de Ugarte,
quien al morir le heredó la finca a las monjas de Santa Clara. La finca fue
posteriormente dividida en dos partes; la parte Sur conservó el nombre de
Techo y la parte Norte recibió el nombre de Rosario, debido a que fue adquiri-
da por el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario en 1652. Luego en
1726, Techo fue vendida al capitán Juan de Ortega, quien la traspasó al jesuita
Francisco Cataño, rector del Real Colegio Mayor y Seminario de San Bartolomé
hacia 1729. En 1736, el padre José de Rojas adquirió para este colegio la parte
del Rosario y así unificó nuevamente la finca.

En 1767, los jesuitas fueron expulsados y la propiedad fue embargada y


dividida nuevamente. Una parte fue a parar a manos del virreinato y la
otra, la llamada Rosario, a José A. Doncel, quien le cambió el nombre por el
de El Tintal. Esta última zona cambió de dueños reiteradamente hasta 1823,
cuando fue adquirida por José Antonio Sánchez, quien la dividió entre sus
hijos Gabriel y Pío. La parte del Noreste conservó el nombre de El Tintal y la
del Sureste se llamó Tintalito. Esta última fue fraccionada posteriormente,
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

adquiriendo como nuevo nombre El Juncal, y luego Hacienda Los Pantanos.


Por su parte, Techo, que en 1861 había pasado a manos del Gobierno con la
desamortización de los bienes eclesiásticos, fue vendida a Avianca y al con-
sorcio de Cervecerías Bavaria.
En cuanto a la Chamicera, la otra hacienda que también hace parte del
actual Kénnedy, colindaba hasta principios de este siglo con Techo y El Tintal,
y llegaba hasta Puente Aranda. En ese entonces pertenecía a Manuel Mon-
tes y a Jorge Lozano de Peralta, quienes posteriormente la perdieron en
pleito. En 1774, la hacienda fue a parar a manos de Miguel de Rivas y su
hermano, quienes la ampliaron con parte de La Estanzuela y parte de Te-
cho, y la extendieron hasta el río Fucha. La hacienda, pasó a manos de
Eusebio Umaña durante la época de la pacificación española o reconquista.
A la muerte de Umaña, sus hijos la dividieron en dos partes, una de ellas
mantuvo el nombre de La Chamicera y se dividió en Santa Inés, Santa Helena
y El Porvenir; y la otra, tomó el nombre de San Isidro, e igualmente fue
fraccionada en San Isidrito1.
Ya en el Siglo XX el proceso urbanístico de Ciudad Kénnedy se puede esque-
matizar en cuatro períodos: el previo a 1950, centrado en el aeropuerto de
Techo; el que va de 1950 a 1969, en el que se dio el desarrollo urbanístico de
Kénnedy Central; el que va de 1970 a 1999, en el que surgieron invasiones y
26 urbanizaciones ilegales; y el que comienza a partir de 1999 con la recupera-
ción de la institucionalidad.
De 1920 a 1950. El Aeropuerto de Techo comienza a funcionar en 1929.
En este mismo año se inicia la construcción de la Avenida que comunica
la Avenida Caracas con el Puente de Aranda, y desde ahí hasta la caso-
na donde se abordaban los aviones. Por fin en 1948, y con motivo de la
realización de la IX Conferencia Panamericana, se construyó el monu-
mento de Banderas, de la Diosa del Agua, y se inauguró la actual Aveni-
da de las Américas. Como se aprecia, todo el proceso se relaciona con la
aviación.
De 1950 a 1969. La tendencia en los años cincuenta fue el déficit de vi-
vienda, fenómeno que creció por efecto de la migración campesina (des-
plazados por la violencia y en busca de nuevas oportunidades), cuya mano
de obra estuvo a disposición del modelo económico de sustitución de im-
portaciones, promovido por el Estado para acelerar el proceso de indus-
trialización. Como parte de ésta dinámica, Bavaria, el hipódromo y el
aeropuerto, se constituyeron en inversiones de gran impacto local, cuyos
efectos aún siguen presentes.

1. Fidel Juez y Alfonso Jaramillo, Hijos de las Estrellas, FDL Kénnedy 1996.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

El primer barrio que existió fue La Campiña, organización liderada por la coope-
rativa de trabajadores ferroviarios (FERROCAJA); se abren además algunos pla-
nes de vivienda y en forma concadenada, los barrios Las Delicias y La Chucua.
En 1952 el turno fue para el barrio Carvajal, fundado por el padre Estanislao
Carvajal y la Asociación Provivienda de Trabajadores, que en su momento era
reconocida; tenía varios miles de afiliados y disponía de sus propios chircales
para fabricar el ladrillo y la teja. Luego se generó un conflicto con los compra-
dores, ya que no se entregaban los documentos de propiedad. Esta situación
generó tal crisis que el mencionado sacerdote huyó del país, dejando como
apoderado al abogado Guerra Mora, quien también se negó a entregar los
documentos de los lotes. Aún así los habitantes lograron desarrollar este im-
portante sector, caracterizado por ser la zona industrial de la Localidad.
Durante esta década, el traslado de la cervecería Bavaria se constituyó en
un gran hito; su instalación en la Localidad dio origen a nuevas expectati-
vas para el poblamiento de Kénnedy, convirtiendo la zona en punto atracti-
vo para migrantes Bogotanos y de otras partes del país.
En 1961 el gobierno colombiano, representado entonces por el presidente
Alberto Lleras Camargo, y el gobierno norteamericano, por el presidente
Jhon F. Kénnedy, dan lugar al proyecto de vivienda popular “Techo”,
enmarcado en el programa “Alianza para el Progreso”. Con ayuda del Banco 27
Interamericano de Desarrollo, las obras se inician bajo la dirección del en-
tonces Instituto de Crédito Territorial.
Entre 1962 y 1963. Finalizando el proceso de autoconstrucción se entregaron
las casas en obra negra. Se realizó el sorteo en cada manzana y cada adjudica-
tario tomó posesión de su vivienda. De ahí en adelante cada uno, según sus
condiciones, ha venido arreglando y transformando su casa. Al respecto, el
asesinado senador de la República y habitante de Kénnedy Manuel Cepeda,
escribió su columna Flecha en Blanco del semanario Voz de Democracia. “Todo
se redujo a la entrega de unos ladrillos a la familia favorecida con la Alianza
para el Progreso. Lo demás correrá por cuenta del esfuerzo propio, es decir del
bolsillo del interesado que no debe andar muy repleto que digamos”2.
La planeación urbanística de Kénnedy fue proyectada para tener zonas de vi-
vienda y zonas de servicios comunales y comerciales. En la memoria explicativa
del programa se menciona la construcción de centros cívicos, guarderías, jardi-
nes infantiles, escuelas primarias, colegios, dispensarios, hospital, iglesias, ca-
sas comunales, teatros, estación de bomberos, puestos de policía y oficinas de
correos y telégrafos3 .

2. Entrevista a Jorge Moreno y Cruz de Moreno, 2 de noviembre de 2001.


3. Memoria explicativa Proyecto Ciudad Techo ICTC (1961).
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Históricamente, uno de los primeros sitios que funcionó como plaza de mer-
cado fue el sector de Banderas, al lado del barrio Pío XII. Posteriormente,
con la construcción de la plaza de mercado por la EDIS en 1971, muchos de
estos comerciantes compraron sus puestos y locales en la nueva plaza.
Algo que ha caracterizado a Ciudad Kénnedy, es su zona comercial cuyo
proceso de desarrollo se ha visto fortalecido por el recorrido de las rutas de
transporte público. Uno de los primeros sitios afianzados como zona comer-
cial fue el sector en la carrera 76, donde queda actualmente la zona banca-
ria, Ley y Caravana, entre otros negocios.
En 1967 el Concejo de Bogotá organiza las alcaldías menores y ratifica el nom-
bre de Ciudad Kénnedy. “En ese momento se nombra como primer Alcalde
Menor al señor Agoberto Mejía4 quien se destacó por liderar la construcción y
funcionamiento de varias obras proyectadas en el plan de Ciudad Techo”.
Dentro de las obras de esta época se destacan la Fundación de Bomberos, la
Estación de Policía, el Parque Timiza y la Cruz Roja. También se proyectó la
construcción de la Avenida Abastos sobre la carrera 86, vía que comunica a
Abastos con Bosa y que lleva su nombre.
Por otra parte, y de forma paralela al proceso de construcción de Ciudad
Kénnedy, comenzaron a aparecer tímidamente otros barrios sin mayor
28 planeación como fue el caso del Perpetuo Socorro y Pastranita.
Finalizando este período, el Instituto continuaba con la construcción de vivien-
das, sin embargo, cada vez tenía más problemas para cumplir con los objetivos de
solución de vivienda popular. A partir de entonces, el Instituto entabló convenios
con constructoras privadas que iniciaron obras dirigidas a la clase media-alta o
clase emergente en la ciudad. Así surgieron barrios como Ciudad Timiza, Nuevo
kénnedy, Banderas, Aloha, Nueva Marsella, Villa Sonia, Villa Adriana y Mandalay.

DE 1970 A 1990. NUEVOS PROCESOS DE URBANIZACIÓN.


A principios de los años setenta, se inició otro estilo de urbanización que
correspondió con las invasiones realizadas directamente por grupos de perso-
nas que necesitaban de vivienda y con las efectuadas por urbanizadores ile-
gales. Aparecen entonces los barrios subnormales5 . Este fenómeno tuvo gran
incidencia en la urbanización de la Localidad, al punto que Carlos Arango, en
su libro La lucha por la vivienda en Colombia, afirmó que en “1977, vivían en
esta Localidad cerca de 400 mil personas en construcciones piratas”6.

4. Ibid . Memoría explicativa Proyecto Ciudad Techo ICTC, 1961.


5. Memoria explicativa Proyecto Ciudad Techo ICTC, 1961.
6. Carlos Arango, La lucha por la vivienda en Colombia 1986,pág 228.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Estas urbanizaciones se caracterizaron por desarrollarse sin aprobación ofi-


cial, sin planos ni servicios básicos y mucho menos demarcación de calles y
zonas de uso público. La aparición de estos barrios fue favorecida por el
creciente déficit de vivienda, el desplazamiento, la violencia y la pobreza
que expulsa millares de campesinos a los cinturones de miseria. En el año
1972 el Concejo de Bogotá aprueba los Acuerdos 20, 21 y 22, conocidos como
Normas Mínimas, promoviendo la construcción y desarrollos urbanísticos,
apoyándose en el UPAC, hecho que limitó la adquisición de viviendas por
parte de los sectores pobres.
Fue tan crítica esta situación, que en 1974 el gobierno creó el Comité de
Coordinación entre la Administración Distrital, la Superintendencia y el Ins-
tituto de Crédito Territorial. A partir de este momento muchos urbanizado-
res, presionados por las denuncias, firman actas de compromiso para cum-
plir con las Normas Mínimas ante Planeación Distrital o la Superintendencia
Bancaria. A la postre, muchas de éstas fueron incumplidas y obligaron la
intervención directa de la Superintendencia entregándole al Instituto de
Crédito Territorial la administración de estas urbanizaciones. Algunos de
los casos tuvieron que ver con barrios como Class y Britalia, entre otros.
Otra forma ilegal de urbanizar fue la promovida por organizaciones de vivien-
da como PROVIVIENDA, que tuvo algunos centros en la Localidad por esa
época. Tiempo después algunos terrenos fueron declarados de utilidad públi- 29
ca por el Concejo de Bogotá. Otros intentos de invasión en diferentes sectores
de la Localidad no fueron fructíferos; entre ellos uno en el límite con la Loca-
lidad de Bosa, entre los sectores de Nuevo Chile y Perpetuo Socorro, al margen
del río Tunjuelito. Allí una organización de inquilinos del Perpetuo Socorro,
instigados por la ANAPO, invadieron pero fueron desalojados.
Con el inicio del barrio Villa La Torre, se comienza el proceso de urbanización
del humedal de la Chucua de la Vaca. Sin embargo hay que recordar que el
primer intento de urbanizar este sector fue a finales de 1979, por parte de los
damnificados de la inundación de Patio Bonito, ubicados en el barrio Tintalito.
Estos pretendieron invadir en esa época el potrero aledaño a Britalia, en una
loma rodeada de eucaliptos, uno de los sitios de recreación de los habitantes
del sector de Britalia donde hoy se sitúa el barrio Villa La Loma.
En el lapso de diez años se crearon más de 14 barrios en el humedal de la Vaca.
Las condiciones eran precarias, pues al igual que los barrios que hemos mencio-
nado anteriormente, los lotes se vendieron sin servicios, con el agravante de
construirse sobre un humedal. Es así como hasta finales de los años noventa
mantuvieron su ilegalidad. Es importante destacar que fue la organización de
la comunidad, a través del Comité Sectorial de Juntas, la que presiona con un
cabildo el 26 de enero de 1996, el cambio de uso del humedal a zona urbanizable,
cosa que se materializó en el Acuerdo 035 de 1999 del Concejo de Bogotá.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

El Tintal, inicia en la década de los ochenta con la aparición de barrios como


Ciudad de Cali y Dindalito entre otros, pero se dispara la creación de barrios
a inicios de la década del noventa en el sector de la ribera del río Bogotá.
Otro de los elementos que ha caracterizado a Ciudad Kénnedy, es su hetero-
geneidad; no sólo se han construido barrios populares sino también barrios
residenciales. Esto ha ocasionado que convivan habitantes desde estrato
uno hasta estrato cuatro.
Muchos de los barrios que surgieron de manera irregular han logrado trans-
formaciones gracias a la tenacidad y el trabajo de los miles de anónimos
constructores de sociedad, representados en líderes comunitarios y gentes
del común.
Algunos eventos se deben destacar de esta época:
1. El 6 de abril de 1970, el INEM Francisco de Paula Santander, inicia labo-
res con 2.640 alumnos, 118 docentes y 26 funcionarios administrativos y
de servicios generales.
2. El 20 de julio de 1972, el Alcalde Mayor Carlos Albán Holguín, inaugura
las primeras 24 bodegas, la zona administrativa, la zona bancaria, la
estación de gasolina y todos los servicios públicos de la Corporación de
30 Abastos de Bogotá (Corabastos).
3. El 29 de octubre de 1979 la oleada invernal deja 80.000 damnificados en
Bogotá. Los vecinos de Patio Bonito sufren una gran inundación. Quie-
nes vivieron esta situación coinciden al afirmar que “si la Administra-
ción Distrital y la CAR de ese entonces dragan y limpian el río, la trage-
dia no hubiese ocurrido”. Con el tiempo se desatendieron las necesida-
des de los damnificados, hecho que obligó a las personas a organizar
una marcha de protesta. Don Guillermo Niño, afirma: “llegamos a un
momento en que nos vimos impotentes, porque la administración no
solucionaba. Entonces nos fuimos, convocamos una reunión en la plaza
de Bolívar y más de la mitad la llenamos con la gente del sector de Patio
Bonito y de Bosa”7. Gracias a este hecho la Administración solucionó
algunos problemas y la gente pudo volver a sus casas hacia los meses
de abril y mayo de 1980.
4. A comienzos de los ochenta, en la parte Occidental de la Localidad
cerca de Patio Bonito y Britalia, el Distrito dio apertura al basurero Gi-
braltar. Esto generó grandes problemas ambientales y de salud, lo que
llevó a las comunidades, especialmente de Patio Bonito y Britalia a exigir
soluciones inmediatas mediante cartas, memoriales y visitas a la EDIS.

7. Entrevista a Guillermo Niño, 2 de noviembre de 2001.


LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Sin embargo éstas no fueron efectivas, por ello la comunidad promovió


varios paros, hasta que el Distrito decretó la Emergencia Social y Sanitaria
el 15 de junio de 1987 y ordenó a la EDIS buscar un nuevo lugar y adecuarlo
técnicamente para la disposición de basuras. En este momento se progra-
mó la construcción de plantas de transferencia, una de ellas, ubicada cerca
al sector de la Emisora Mariana, infraestructura posteriormente abandona-
da y reutilizada hace poco para la construcción de la biblioteca El Tintal. A
raíz de la demora en el traslado del basurero, mientras se acondicionó Doña
Juana, los vecinos de Britalia organizaron una protesta lúdica llamada el
Carnaval Ecológico y Cultural de 1988.
Estos barrios han sido urbanizados por constructoras privadas y por la Caja
de Vivienda Militar y muchos de estos programas, fueron promovidos por el
ICT, especialmente en las décadas del sesenta y el setenta, como Timiza,
Banderas, Casablanca y Roma.
La Caja de Vivienda Popular, construyó entre otros, los apartamentos de Francis-
co José de Caldas y los que están entre la Super Dos, la Super Cinco y Mandalay.
Los constructores privados construyeron los barrios Castilla, Marsella, y
Bavaria. Durante la década del ochenta, en sectores aledaños a barrios po-
pulares aparecieron conjuntos residenciales como el Carmelo, Nueva Roma y
Boitá, entre otros. 31
1.2 UBICACIÓN GEOGRÁFICA
La Localidad octava de Kénnedy se sitúa en la parte Occidental de Bogotá
y está demarcada de la siguiente manera: por el Oriente, limita con la Ave-
nida Congreso Eucarístico (Avenida 68); por el Norte, con El Río Fucha y la
Calle 13; por el Sur, con la Autopista Sur, el río Tunjuelito y la Avenida Calle
40 Sur; y por el Occidente, con Camino Osorio Bosa y el Municipio de
Mosquera.
La Localidad posee una forma de cuadrado, cuyos puntos extremos son: al
Noroccidente, la intersección del Río Fucha con el Río Bogotá; al Nororiente,
la Avenida El Espectador con Calle 13; al Suroriente, el cruce de la Avenida
68 con Autopista Sur; y al Suroccidente, el Río Tunjuelito y parte de la Ave-
nida Ciudad de Cali.
El área total de la Localidad es de 3.786,16 hectáreas, de las cuales el 98,1%
son urbanas y el 1,8%, rurales. Con relación al área del Distrito Capital, la
Localidad representa el 1,12% del total, siendo la tercera zona en extensión8.

8. Economía Regional y Social LTDA - Alcaldía Local de Kénnedy 2001.


DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

1.3 UNIDADES DE PLANEAMIENTO ZONAL


Las Localidades en el Distrito Capital están subdivididas por Unidades de
Planeación Zonal (UPZ), las cuales comenzaron a estructurarse a partir del
Decreto 619 de 2000, mediante el cual se adoptó el Plan de Ordenamiento
Territorial (POT). Las Unidades están definidas conceptualmente como uno
de los instrumentos de gestión urbana previstos en el Plan de Ordenamien-
to Territorial para abordar el planeamiento de escala intermedia en el Terri-
torio Distrital; de esta manera es posible una adecuada articulación entre
las directrices generales adoptadas en el modelo de Ordenamiento Territo-
rial y la planificación y gestión zonal y vecinal.
Para la constitución de las UPZ se tuvo en cuenta:
• El soporte físico natural del territorio - Estructura ecológica principal.
• La delimitación de las piezas urbanas del modelo de ordenamiento
territorial.
• La malla vial arterial de la ciudad existente y la proyectada.
• La delimitación de barrios y desarrollos urbanísticos.
• La división político-administrativa por Localidades.
32 • La forma urbana expresada en las diferentes tramas existentes.
• La distribución de los usos urbanos.
• Los equipamientos urbanos de mayor impacto urbanístico.
• La estratificación socioeconómica.
El análisis de este conjunto de variables, permitió caracterizar 112 UPZ
Distritales, distribuidas tanto en el suelo urbano, como en el suelo de ex-
pansión del Distrito Capital. De éstas, doce corresponden a la Localidad. En
el Cuadro 1 se puede observar la extensión, el número de barrios y la
tipología, correspondientes a cada una de ellas.
En el Mapa 1. Detalle de Unidades de Planeamiento Zonal (UPZ) de la Loca-
lidad de Kénnedy, se señalan las tipologías determinadas por el Plan de
Ordenamiento Territorial, cuyo predominio corresponde a los siguientes ti-
pos: 1, es residencial urbanización incompleta; el tipo 2, residencial consoli-
dado; 3 residencial cualificado; el tipo 4, desarrollo; el tipo 5, centralidad
urbana; el tipo 7, de predominio industrial; y el tipo 8, que es dotacional.
(Ver Tabla 1)
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Tabla 1. UPZ de la Localidad 08, kénnedy por área.


Número de

Nombre y número
Barrios

Socioeconómico
En hectáreas

Legalizados

Legalizados
Extensión
Población
de la UPZ

Estrato
Tipo

No
3 80.079 380,00 33 4
44
Residencial
Américas Cualificado
2 137.700 435,62 40 3
45
Residencial
Carvajal Consolidado
2 103.163 500,22 48 1 3
46
Residencial
Castilla Consolidado
2 151.441 337,17 42 3
47
Residencial
K.central Consolidado
2 150.610 431,38 49 3
48
Residencial
Timiza Consolidado
78 4 76.578 345,16 3 1
Tintal Norte Desarrollo
79 4 21.709 318,63 7 2
Calandaima Desarrollo
1 21.502 187,41 22 2
80 Residencial
Corabastos Urbanización
Incompleta
33
2 63.454 179,41 20 2
81 Residencial
G. Britalia Urbanización
Incompleta
1 102.709 314,21 36 8 1y2
82 Residencial
P.Bonito Urbanización
Incompleta
83 8 349 148,52 3 3
Las Predominio
Margaritas Dotacional
7 17.755 277,72 15 3
113
Predominio
Bavaria Industrial
Total 927.049 3.855,45 318 9 del 1 al 4

Fuente: Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá.

En la Tabla 1 se puede observar que la UPZ 46 Castilla, ocupa el primer


lugar en extensión; seguida por la UPZ 45 Carvajal. En tercer lugar, se en-
cuentra la UPZ 48 Timiza. Por otra parte, la UPZ con menor extensión es la
83 Las Margaritas, y es importante anotar que es poco reconocida en la
Localidad, dado que se encuentra en proceso de poblamiento y sólo se
identifican en ella tres barrios.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

En la Tabla 1 muestra adicionalmente la tipología9, definida por el POT.


Los barrios asignados por UPZ constituyen la totalidad de los existentes y
no sólo de los legalizados. Estos barrios no legalizados son importantes, ya
que uno de los problemas que ha afrontado la Localidad en el proceso de
urbanización, es la construcción de asentamientos ilegales en zonas de alta
vulnerabilidad ambiental, sin los requisitos mínimos de espacio público y
servicios.
Al respecto y según cifras del POT, en la actualidad existen 126 asentamientos
de origen ilegal dentro del Distrito Capital, de los cuales nueve correspon-
den a la Localidad de Kénnedy. La oferta de suelo urbano de origen ilegal
ha generado hasta el año 2000 cerca de 375.000 lotes, ocupados por aproxi-
madamente 1´400.000 personas10.
Con respecto a la organización vigente por UPZ, los miembros del Comité de
Participación Comunitaria (COPACO) de Kénnedy que participaron en el
Taller de Cartografía de julio 29 de 2003, afirman que “existe mayor conoci-
miento de los barrios a través de la distribución por sectoriales cuya moda-
lidad fue implementada por la Asociación de la Junta de Acción Comunal
para facilitar la coordinación del trabajo en los barrios”. También anotan
que, a pesar de los criterios establecidos en el Plan de Ordenamiento Terri-
34 torial para agrupar las UPZ en torno a características similares, los barrios
que las conforman se circunscriben a un lineamiento geográfico, más no a
los mismos criterios socioeconómicos y culturales11.

9. Análisis del Plan de Ordenamiento Territorial (2001).


10. Resumen Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá (2001,15).
11. Líderes Copaco Kénnedy (2003).
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Mapa 1. Detalle de las UPZ de la Localidad Kénnedy

35

Fuente:

Fuente: Plan de Ordenamiento Territorial 2001.


DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

1.4 CLIMA
La Localidad de Kénnedy presenta una temperatura promedio de 14°C; su
humedad relativa es de 86 a 87% en los meses lluviosos y de 79 a 81% en los
meses secos. La precipitación es de 151 y 218 mm, en los meses lluviosos; y
en los secos, es de 29 y 54 mm. En este capítulo se contemplan aspectos
relacionados con el medio ambiente de la Localidad de Kénnedy y su interacción
como zona del valle aluvial del río Bogotá, partiendo de su estructura ecológica.
De igual forma, se desarrollan aspectos relacionados con el comportamiento
de los indicadores ambientales de acuerdo con los problemas de contamina-
ción que afectan la calidad de vida de la población.
El Mapa 2 (Territorio ambiente) presenta un panorama general del compor-
tamiento de estos riesgos, que sirve como soporte para la caracterización
de la Localidad octava en el trabajo desarrollado por UPZ.

36
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Mapa 2. Territorio ambiente.

37

Fuente: Cartografía Social digital DAPD y Cartografía Social Hospital del Sur.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Como se aprecia en el Mapa 2, los riesgos más relevantes son los relaciona-
dos con problemas de contaminación de las fuentes de agua, contamina-
ción e invasión de chucuas y rondas, e inundaciones que constituyen el
aspecto con mayor impacto. Es importante destacar las dificultades en la
red de acueducto y alcantarillado, generadas por la existencia de áreas de
inestabilidad de tierras; debida a la naturaleza arcillosa y al proceso de
relleno de humedales. Estas características hacen exigible un estudio deta-
llado de suelos, previo a la construcción de obras civiles, para evitar los
efectos previsibles de una cimentación endeble. Esto determina que en
Kénnedy se encuentra un área de riesgo, declarada en deslizamiento activo.
Localizada en la UPZ 48 Timiza y, específicamente en la parte Occidental del
parque Timiza, afecta a una población aproximada de 11.364 habitantes.
También se destaca la producción de grandes cantidades de residuos sóli-
dos (desechos domiciliarios, industriales, comerciales y hospitalarios), sien-
do CORABASTOS el mayor productor de residuos con 500 toneladas por día,
de las cuales el mayor porcentaje es biodegradable12 . En la UPZ 83, Las
Margaritas, el botadero de Gibraltar no ha sido totalmente evacuado, y es
utilizado por familias que subsisten de la recolección y reciclaje de residuos.
Igualmente la limitada existencia de espacios comunitarios y zonas verdes,
unida al deterioro general de las pocas que existen, gracias a la ausencia de
38 programas de mantenimiento, hace que en general el espacio público se
convierta en centro de depósitos de residuos sólidos o de escombros de
construcción, produciendo fuertes olores que afectan en mayor grado a los
habitantes de los barrios Triunfo, Rivera, Amparo, María Paz, Sumapaz, Pa-
tios y los alrededores de la Avenida Ciudad de Cali. En los barrios ubicados
en la ronda de los ríos Fucha y Tunjuelito, se encuentra una gran cantidad
de residuos domiciliarios e industriales que pone en riesgo la calidad de
vida de la población, exponiéndola a enfermedades infectocontagiosas.
Finalmente, la invasión del espacio público por parte de vendedores ambu-
lantes (estacionarios y móviles), con exhibición de mercancía sobre los an-
denes, casetas y otros -relacionados fundamentalmente con la naturaleza
residencial y comercial de la Localidad-, afecta sobre todo a la carrera 80,
Carrera 86, la Avenida Agoberto Mejía, entre otras.

1.5 ESTRUCTURA ECOLÓGICA DE LA LOCALIDAD


El terreno donde se ubica la Localidad de Kénnedy se caracteriza por ser
una zona de humedales, ya que hace parte del valle aluvial del río Bogotá.
Por esta razón se rata de zonas con un alto nivel freático y con alta amenaza
de inundación en épocas de invierno, constituyéndose éste en el principal
1 Dato obtenido por la oficina de Saneamiento Ambiental Corabastos. Dr. Pastor Molano.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

riesgo contemplado en el Plan Local de Emergencias y Desastres. En los


mapas que se presentan en el Gráfico 1, se muestra la evolución de las
fuentes de agua en la Localidad durante el último siglo:
Gráfica 1. Evolución de las fuentes de agua en la Localidad
durante el último siglo

Humedales en 1900 Humedales en 1973

Humedales en 1938 Humedales en 1984

39

Humedales en 1960 Humedales en 1999

Fuente: Hidroloía y Geotecnia Ambiental Ltda. 1999.

Como se aprecia, el proceso de ocupación poblacional se realizó secando los


humedales de manera acelerada entre 1960 y 1980 y, posteriormente me-
diante relleno, se habilitaron tierras para la construcción de vivienda, prin-
cipalmente desde la década de los setenta, hasta nuestros días.
En la actualidad, las rondas de los ríos Tunjuelito y Fucha están ocupadas
por viviendas. Los últimos reductos de los Humedales, El Burro y la Vaca,
están por desaparecer y las urbanizaciones que se desarrollan en éstas zo-
nas, pueden resultar altamente vulnerables a la inundación en épocas de
invierno, así como a los efectos de los temblores o terremotos.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

De acuerdo con lo anterior, en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) se


han definido algunas estructuras ecológicas principales, como estrategia
fundamental para garantizar las acciones de recuperación, preservación y
construcción de espacio público. En Kénnedy éstas son:
¾ Humedal del Burro.
¾ Humedal de Techo.
¾ Humedal de La Vaca.
¾ Ronda del río Fucha.
¾ Parque Timiza.
¾ Parque Mundo Aventura.
¾ Parque Cayetano Cañizares.
¾ Parque Gibraltar.
¾ Parque el Tintal.
¾ Parque Planta de tratamiento Fucha.
Sin embargo, sólo en tiempos recientes estas ideas se han comenzado a concre-
tar en planes específicos de recuperación, al parecer como consecuencia de la
existencia de condenas contra el Distrito y sus Entidades por parte de Acciones
Populares. Lamentablemente aún prevalece una actitud desentendida de la
40 gente frente a esta problemática, agravada por las difíciles condiciones econó-
micas y sociales en las que viven las personas que son utilizadas como punta
de lanza, para realizar estas actividades de destrucción de humedales.

1.6 RIESGO AMBIENTAL


Los riesgos químicos se generan en los procesos industriales y comerciales, en
utilización y transporte de sustancias químicas que son materia prima. En la
Localidad de Kénnedy hay almacenes de productos químicos y agroquímicos;
gasolineras; microempresas de reciclaje de derivados del petróleo (reciclaje de
plásticos y PVC para fabricación de mangueras); lavanderías de ropas y tintore-
rías; usos de químicos en control vectorial, rodenticidas y fungicidas, entre otras.
La vigilancia y control de estos riesgos está a cargo del grupo Medio Am-
biente del Hospital del Sur, mediante acciones de educación, uso y buen
manejo de los productos, programas de salud ocupacional e higiene indus-
trial, manejo y disposición de residuos

1.6.1 CONTAMINACIÓN POR SUSTANCIAS QUÍMICAS


Desde la perspectiva ambiental resulta muy importante determinar la pre-
sencia de industrias en la zona, tanto por los riesgos ambientales generales
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

que representan, como por la salud de los trabajadores que se encuentran


vinculados a ellas, ya que se encuentran expuestos a las diferentes descar-
gas de contaminantes. Aunque algunas grandes industrias, en su mayoría
formales –como Cervezas Bavaria-, tienen sus plantas de producción en
esta Localidad, Kénnedy no se destaca por contar de manera formal con un
enclave industrial. Sin embargo es notoria la presencia de establecimientos
pequeños, gran parte en garajes o locales adecuados en las viviendas, que
están dedicados a desarrollar diferentes actividades industriales. Al respec-
to, el grupo de atención al Medio Ambiente del Hospital del Sur realizó un
estudio entorno a un sector de la industria, en el período comprendido del
1° de marzo al 30 de septiembre de 2002. El estudio determinó que en las
51 industrias analizadas -compuestas por carpinterías, talleres de ornamen-
tación, talleres de electricidad y automotrices- laboran 542 trabajadores, de
los cuales 107 (19,5%) son mujeres y 3 (0,55%) menores de 18 años. Así,
estas industrias se convierten en una fuente muy importante de trabajo
para los habitantes de la zona, ya que con frecuencia vinculan al grupo
familiar que reside en el mismo predio o en sus vecindades.
En este campo se destaca la participación laboral de las mujeres. Este he-
cho se observa con mayor frecuencia en las UPZ 81 -Gran Britalia y UPZ 82
Patio Bonito, la mayoría de ellas son cabeza de hogar.
41
1.6.2 CONTAMINACIÓN VISUAL Y ACÚSTICA
El estudio de Inspección, Vigilancia y Control realizado a estas empresas se
centró en el monitoreo del ruido, iluminación, programas de salud ocupa-
cional y seguridad industrial; a su vez, revela que de las 116 mediciones de
ruido, el 95,7% (111) superaron los límites en decibeles permitidos por la
Norma. En cuanto a la iluminación, de las 234 mediciones, 114 (48,7%) se
encuentran fuera de la Norma en unidades lux.
Los conflictos ambientales de estas industrias, son en su mayoría ocasiona-
dos por la construcción en zonas de alta densidad de ocupación del territorio.
Éstas pueden generar a los vecinos problemas de contaminación de las aguas
de la red hídrica, del aire y del suelo; igualmente se presentan quejas por los
olores, el ruido, la contaminación visual y la generación de residuos sólidos,
así como las dificultades viales por trancones y deterioro de la malla vial y la
frecuente ocupación del espacio público.

1.6.3 CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA


En cuanto a la contaminación del aire, hay una alta concentración de mate-
rial particulado. El Dióxido de Carbono (CO2) afecta parte de la Localidad,
entre el Eje Vial de las Américas, la Primero de Mayo y el límite del río
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Tunjuelito, con efectos negativos en la salud humana, en especial, las vías


respiratorias y constituyendo un factor determinante de las enfermedades
más comunes y de mayor incidencia en la Localidad.

1.6.4 CONTAMINACIÓN DEL AGUA

Como se mencionó previamente, éste es quizás el problema ambiental más


relevante de la zona y el de más difícil solución. En este campo uno de los
aspectos más críticos, se relaciona con el paso del río Bogotá por la Locali-
dad, por dos aspectos complementarios entre sí; el primero es que a la
altura de la Localidad, el río lleva una de las más altas cargas contaminan-
tes, originadas principalmente por los aportes de las tres micro cuencas
principales (Fucha, Tunjuelito y Juan Amarillo). El segundo aspecto crítico,
es que la ronda del río Bogotá se encuentra invadida por los asentamientos
subnormales de los barrios Villa Elvira (en proceso de reubicación), La Rive-
ra, Jazmín Occidental y Villa Alexandra (en proceso de legalización) entre
otros; la ronda se constituye entonces, en una zona de alto riesgo de inun-
dación, por estar por debajo de la cota del río en mención.
Con relación al primer problema existen múltiples propuestas de solución
que no han podido implementarse por sus altísimos costos. Con respecto a
42 la segunda problemática existe la prohibición legal de invadir las rondas
del río y de los humedales, ya que según la zonificación adoptada para
Bogotá mediante el Acuerdo 6 de 1990 -Estatuto de Ordenamiento Físico de
Bogotá-, esta zona está definida como de preservación y manejo ambiental
del río Bogotá. El área así definida corresponde a la franja de 270 metros,
paralela a los 30 metros de la ronda hidráulica del río. Esta zona tiene como
destinación única la conformación del parque público metropolitano del río
Bogotá, aunque lamentablemente se incumple esta reglamentación. Por
otra parte existe el proyecto denominado “Tintal Central”, de la Empresa
de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, cuyo programa -cuando se ejecu-
te-, se adelantará para la zona comprendida entre el Canal Embalse
Cundinamarca (proyectado) y el río Bogotá, entre las Calles 38 y 43 Sur.
Por otra parte la Localidad también tiene relación con el río Fucha, que
además de los residuos domésticos, recoge las aguas servidas desde la zona
industrial en las que el mayor problema, radica en la presencia de detergentes
y metales pesados. Algunos de estos residuos no son biodegradables, y las
consecuencias son previsibles, ya que las aguas del río son utilizadas para
riego de hortalizas muy cerca de la desembocadura del río Bogotá. Este río
recibe en la Localidad residuos sólidos de industrias alimenticias, textileras,
madereras, papeleras, químicas, no metálicas, metales básicos, maquina-
ria, y otras manufacturas.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

También el río Tunjuelito, es una micro cuenca que atraviesa la Localidad y


que, igualmente, se encuentra altamente contaminada ya que recibe los
sedimentos de la industria extractiva y de los chircales, así como los dese-
chos de la industria de curtiembre de San Benito. Al respecto se calculan
vertimientos mensuales de 64.068 m3 de aguas residuales resultantes del
proceso de tratamiento de las pieles; además, recibe los lixiviados del relle-
no sanitario Doña Juana adquiriendo grandes cantidades de materia orgáni-
ca y de productos químicos.
También en la Localidad existen Chucuas –pantanos- que le dan un carác-
ter especial a la zona. A pesar de representar un recurso ambiental muy
valioso, sobre estos cuerpos de agua existe una gran presión por parte de
urbanizadores piratas, que vienen rellenando estas áreas de residuos sóli-
dos, para luego construir viviendas.
De los tres humedales que posee la Localidad, el DAMA está tratando de
recuperar principalmente el del Burro y el de Techo, que presentan espejos
de agua representativos. Esta recuperación consiste, en principio, en el
encerramiento del humedal, la siembra de árboles, el control de vertimientos
y la educación ambiental a la comunidad .
Las lluvias torrenciales y cuencas urbanizadas de forma inadecuada,
con sistemas de drenaje obstruidos y la falta de capacidad o ausencia 43
total de alcantarillado, favorecen inundaciones y deterioran la calidad
de vida de los habitantes. Con relación a esta problemática se ha cal-
culado que la población expuesta a las inundaciones del río Bogotá y
afluentes, es de 125.000 personas, distribuidas en no menos de 45 ba-
rrios. Esta población está propensa a enfermedades de tipo infeccioso,
a intoxicaciones y problemas de tipo sanitario por la proliferación de
insectos y roedores. En la zona se han identificado sectores en alto
riesgo de inundación, como:
q El barrio Perpetuo Socorro, ubicado en el área de control de cauda-
les del río Tunjuelito.
q El barrio el Amparo, ubicado en el área del Humedal de La Vaca.
q El barrio Santa Paz, ubicado por debajo de la cota del río Bogotá. En
esta zona los costos para la construcción de alcantarillado son ele-
vados, ya que se requiere de un sistema de bombeo.
q Barrios ubicados sobre los 300 m de la ronda del río Bogotá: La Rivera,
Jazmín Occidental, Palmitas, Puente La Vega, Las Acacias, Villa Elvira.
En síntesis y desde la perspectiva de los riesgos derivados del manejo de
los recursos hídricos, la zona presenta dos tipos de riesgos no mitigables
para sus habitantes: En primer lugar se encuentra el riesgo de inundación,
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

generado por la imposibilidad de desagüe de aguas servidas y aguas llu-


vias, y por eventual desbordamiento del río. En segundo lugar, hay riesgo
para la salud de la población por la proximidad al río Bogotá, foco de alta
contaminación ambiental. Al respecto, la solución propuesta consiste en la
reubicación de las familias que habitan el sector y en la conformación de un
área de parque público Metropolitano del río Bogotá.

1.6.5 RIESGOS BIOLÓGICOS


La Localidad Octava cuenta con un gran número de comunidades, cuyas
necesidades se encuentran insatisfechas, entre las que se destacan las defi-
ciencias del alcantarillado y la mala disposición de residuos sólidos, que en
conjunto, generan alta infestación de roedores-plaga y artrópodos. Al res-
pecto, los principales focos se han detectado en las UPZ de Corabastos y de
Patio Bonito, al igual que el los alrededores de las plazas de mercado peque-
ñas. En síntesis, los focos de alta infestación son:
q Río Fucha, desde la Avenida 68 hasta el río Bogotá.
q Río Tunjuelito, desde la Avenida 68 hasta el río Bogotá.
q Río Bogotá, desde la desembocadura del río Fucha hasta la desem-
44 bocadura del río Tunjuelito.
q Caño de la Calle 38 Sur, desde la Avenida Ciudad de Cali hasta el río
Bogotá.
q Caño de la Calle 42 Sur, desde la Avenida Ciudad de Cali hasta el río
Bogotá.
q Caño de la Calle 48 Sur, desde la Avenida Ciudad de Cali hasta el río
Bogotá.
q Caño del Rincón de los Ángeles.
q Chucua La Vaca (parte posterior de Corabastos).
q Chucua El Burro, Avenida Ciudad de Cali con Calle 8.
Con relación al control de plaga de vectores y roedores, las principales acti-
vidades emprendidas por el Hospital del Sur en desarrollo del Plan de Aten-
ción Básica de la Secretaría Distrital de Salud y del Plan de Desarrollo de la
Alcaldía Local son:
• Control de residuos sólidos
• Educación medio ambiental y sanitaria a las comunidades.
• Control cultural de roedores y artrópodos, mediante rompimiento
del ciclo vital.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

• Control químico con rodenticidas e insecticidas.


• Limpieza de canales, ríos y caños en concordancia con Acueducto y Al-
cantarillado, Departamento Administrativo del Medio Ambiente (DAMA)

1.6.6 RIESGOS ZOONÓTICOS

En este campo de los riesgos biológicos, hay que señalar que otro de los
factores se relaciona con la convivencia con animales en numerosas vivien-
das. Además la variedad de especies de los mismos: perros, aves, cerdos,
caballos y aves de corral, entre otros, que hace que se puedan presentar
todo tipo de enfermedades zoonóticas y de tipo respiratorio.
Aunque no hay un censo actualizado al respecto, se sabe que la presencia
de mascotas es relativamente frecuente en la Localidad y al parecer se rela-
ciona con los orígenes rurales de la población. Además en las zonas aleda-
ñas a la central de Abastos y a los humedales, se ha detectado la existencia
de animales de producción. Finalmente existe también una población im-
portante de animales callejeros.
El Hospital del Sur controla los riesgos de este tipo mediante las siguientes
actividades: recolección de caninos callejeros; vacunación antirrábica cani-
na; esterilización de hembras caninas y felinas; educación y capacitación a 45
las comunidades en manejo de mascotas y sus detritos fisiológicos; vigilan-
cia y control de los accidentes rábicos. Además por solicitud de la comuni-
dad se realizan visitas para controlar la tenencia de animales como: caba-
llos, cerdos, aves de corral, perros y gatos, entre otros. También se controlan
estos riesgos en las clínicas y centros de atención veterinaria.

1.6.7 RIESGOS DEL CONSUMO

En la Localidad de Kénnedy, se encuentra el centro de abastos Corabastos


que surte no sólo a Bogotá de productos de la canasta familiar, sino tam-
bién a las ciudades circunvecinas, constituyéndose en el principal centro de
distribución de la ciudad.
En este sentido el Hospital del Sur cumple una labor de Inspección, Vigi-
lancia y Control, destinando para ello siete días a la semana un equipo de
trabajo, constituido por un médico veterinario y dos técnicos de sanea-
miento. Se desarrollan allí programas de muestreo rutinario de alimentos,
como es el caso de la sal y la panela, y muestreo continuo de derivados
cárnicos y lácteos. De igual forma, la Localidad cuenta con tres plazas de
mercado (Las Flores, Agrópolis y La Macarena), en donde se realiza un
control rutinario de alimentos.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Dentro de la Localidad se encuentra el frigorífico San Martín, ubicado sobre


la Avenida Ciudad de Cali, vía Fontibón. Este es considerado como uno de
los más importantes del Distrito Capital, con sacrificio promedio de 1.200
reses y 800 porcinos al día.
El Hospital del Sur, realiza labores de capacitación en manejo higiénico de
alimentos, destinada a todos los trabajadores de los 2.769 establecimientos
vigilados, controlados durante el PAB 2002.
En cuanto a otros expendios de alimentos, se encuentran principalmente
tiendas de abarrotes y víveres, restaurantes, tabernas, panaderías y cafete-
rías, distribuidas en toda el área de la Localidad, las cuales se vigilan a
través del contrato PAB.

1.7 DISPOSICIÓN DE DESECHOS SÓLIDOS


El manejo de los residuos sólidos es básico en los programas de protección
ambiental. La base de estos, es el desarrollo de una cultura ciudadana
fundada en el respeto de los espacios públicos y la disposición adecuada de
los residuos sólidos y escombros. El destino final de los residuos sólidos es
el relleno sanitario Doña Juana, que recibe 5.800 toneladas al día. El prome-
dio por habitante de Bogotá es de 0,72 Kilogramos por día.
46
Los principales productores de residuos sólidos, son: el comercio, la indus-
tria, las zonas residenciales e institucionales, en el orden correspondiente.
La mayor presencia de residuos sólidos está en la UPZ de Corabastos y
Patio Bonito. Corabastos produce diariamente 500 toneladas, siendo el 90
% biodegradables. La Corporación tiene un contrato especial con una
empresa del consorcio para la recolección diaria, siguiendo patrones de
rutas sanitarias internas propuestas por la oficina de salud pública de
Corabastos.
En la UPZ de Patio Bonito, por falta de cultura ciudadana, los habitantes
disponen los residuos sobre los andenes o en las calles. Como tampoco
atienden los horarios de recolección, generan focos de contaminación am-
biental con presencia de perros callejeros, roedores plaga, artrópodos, de-
terioro de paisaje y malos olores, desmejorando así su calidad de vida. La
presencia de residuos sólidos, genera taponamiento de los colectores, pro-
duciendo inundaciones con efectos negativos en la salud de las comunida-
des y el medio ambiente.
En general, en toda la Localidad la recolección de residuos sólidos es
realizada por una empresa del consorcio adscrita a la Unidad Prestadora
de Servicios Públicos para Bogotá y los niveles de cobertura y frecuencia
son buenos.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Mapa 3. Territorio ambiente. Riesgo de contaminación e inundación en la


Localidad Kénnedy por UPZ

47

Fuente: Cartografía Digital DAPD y Catografía Social del Hospital del Sur.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

48
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

2. POBLACIÓN
Esta sección del documento muestra cómo está compuesta y cuáles son los
eventos que más afectan a la población de Kénnedy, información que puede
servir de base para generar políticas locales claras que permitan incidir
positivamente en la población, para prevenir el riesgo de enfermedades y
muerte.

2.1 ESTRUCTURA Y DINÁMICA DE LA POBLACIÓN


Este apartado hace referencia al número de personas que residen en la Loca-
lidad, a su distribución por género y por edad, y a la descripción del com-
portamiento que tiene el crecimiento de la población. Los datos correspon-
den a los cálculos efectuados con base en los últimos censos nacionales y a 49
las proyecciones oficiales realizadas por los entes competentes. Además se
contempla la información suministrada por la Encuesta de Calidad de Vida
de 2003 (ECV 2003).

2.1.1 TAMAÑO DE LA POBLACIÓN

La población correspondiente a la Localidad de Kénnedy, según datos esti-


mados por el Departamento Administrativo de Planeación Distrital, en el
año de 1998 fue de 414.988 hombres y 472.022 mujeres para un total de
887.010 habitantes. En el año 2002 la Localidad tenía 951.330 habitantes,
de los cuales el 47% (447.125 habitantes) hombres y el 53% (504.204 habi-
tantes) mujeres.
Según datos suministrados en la Encuesta de Calidad de Vida de 2003 (ECV
2003), el número de habitantes es de 898.185, de los cuales el 48,1% (432.026
habitantes) son hombres y el 51,9% (466.185 habitantes), mujeres. Sin em-
bargo el consenso general de la comunidad, es que la población proyectada
es inferior a la real, debido a que en el último censo no se había desarrolla-
do todo el sector de la UPZ Patio Bonito, Las Margaritas y Calandaima, y a
que no se tuvo en cuenta el impacto de los procesos de desplazamiento
generados por la violencia.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Para el 2005, se estima una población de 1.013.695 habitantes y 1.090.004


para el 2010.
Estructura por edad y sexo

Tabla 2. Proyecciones de población para Kénnedy por sexo y


grupos de edad. 2002

EDAD MUJERES % HOMBRES % TOTAL ANUAL %

Menor 1 9.609 1,0 9.813 1,0 19.422 2,0

1a4 37.219 3,9 37.519 3,9 74.738 7,9

5a9 44.720 4,7 44.810 4,7 89.530 9,4

10 a 14 39.176 4,1 39.210 4,1 78.386 8,2

15 a 19 37.341 3,9 38.157 4,0 75.498 7,9

20 a 24 38.435 4,0 33.692 3,5 72.127 7,6

25 a 29 42.104 4,4 33.671 3,5 75.775 8,0

30 a 34 45.850 4,8 37.265 3,9 83.115 8,7

35 a 39 48.098 5,1 40.647 4,3 88.745 9,3

40 a 44 43.969 4,6 36.675 3,9 80.644 8,5


50 45 a 49 34.757 3,7 29.058 3,1 63.815 6,7

50 a 54 24.722 2,6 20.707 2,2 45.429 4,8

55 a 59 18.786 2,0 15.279 1,6 34.065 3,6

60 a 64 13.522 1,4 10.371 1,1 23.893 2,5

65 a 69 11.152 1,2 8.047 0,8 19.199 2,0

70 a 74 79.10 0,8 5.306 0,6 13.216 1,4

75 y más 8.819 0,9 4.910 0,5 13.729 1,4

TOTAL 506.189 53,21 445.137 46,8 951.326 100

Fuente: Cálculo de los Consultores. DAPD. Coordinación Estadísticas Urbanas.

De acuerdo con lo que estipuló Planeación Distrital en el 2002, la población


de la Localidad Kénnedy equivale al 14% de la población total de Bogotá.
PIRÁMIDE POBLACIONAL

Gráfica 2. Pirámide Poblacional 1998

LOCALIDAD 08 - KENNEDY
Fuente: Departamento Administrativo de Planeación Distrital.
51
52
Gráfica 3. Pirámide Poblacional 2002.

DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL


Fuente: Departamento Administrativo de Planeación Distrital.
Gráfica 4. Pirámide Poblacional 2010.

LOCALIDAD 08 - KENNEDY
Fuente: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). Proyecciones basadas en el XVI Censo Nacional de Planeación.
53
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

La información de los censos, nos proporciona una gran cantidad de datos


de diversa complejidad, de los que se obtiene el tamaño de la población,
su composición por grupos etáreos y sexo, entre otros.
La información recopilada puede presentarse en forma de tablas, números
absolutos, porcentajes o en forma gráfica. La forma más empleada es la
pirámide poblacional, que presenta la estructura de población por edad y
sexo. Esta forma de presentación de la información, permite realizar una
interpretación directa de la estructura de la población desde el punto de
vista demográfico y sanitario.
En el año 2002, la población menor de cinco años corresponde al 10,61% de
la población total, y esta proporción no es superada por ningún grupo
quinquenal, lo que hace la pirámide relativamente ancha en su base; resul-
ta un poco más ancha que la de 1998, que ésta tenía un 10,32% de la pobla-
ción total. La pirámide se reduce con la población de diez a catorce años,
que alcanza una proporción de 8,21%, por debajo de la proporción observa-
da en el grupo de cinco a nueve años (9,4%). La población adulta joven
entre los 20 y 39 años es ligeramente menor (34,37% del total) que la pobla-
ción menor de quince años (35,89% del total), lo que a futuro llevará a una
pirámide de base angosta y vértice amplio, característica de poblaciones
con tendencia al envejecimiento. La parte más estrecha de la pirámide del
54 año 2002, es la del grupo de 75 años y más (1,31%); que comparada con el
año 1998, se observa más estrecha (1,39%). (Ver gráficas 2 y 3)
La población de la Localidad, ha variado drásticamente en los últimos trein-
ta años, con cambios significativos en los períodos intercensales a partir de
1973. En el período que va de 1973 a 1985 se dio un crecimiento dinámico,
a una tasa anual de 9,17%, mientras que en el período 1985 – 1993 tuvo una
tasa de 3,83%; en otros términos, mientras que en el primer período la
población aumentó 1,9 veces, en el siguiente período solo lo hizo 0,35
veces. Esta variación se da también como resultado de los cambios en la
tendencia migratoria hacia la ciudad por esta época, condición que vuelve
a cambiar en los últimos años a medida que se ha hecho más crítica la
situación de orden público y la crisis económica que enfrenta el país en el
ámbito rural y en las ciudades intermedias.
Según el Departamento Administrativo de Planeación Distrital, Kénnedy es
una de las Localidades con un potencial de crecimiento demográfico medio,
junto con Usaquén, Fontibón, Engativá, Suba y Rafael Uribe1.

1. Las estadísticas sociales, son retomadas fundamentalmente del documento “Información


Social Básica de Bogotᔠpublicado por el DAPD para la formulación del Plan Local 2001.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Composición por sexos (Ver tabla 2)


En Kénnedy se estima un total de 506.189 mujeres y 445.137 hombres para
el año 2002, con una proporción de masculinidad de 46.8 %. (Ver tabla 3)

Tabla 3. Proporción de masculinidad. Localidad 08, Kénnedy 2002

Grupo de Edad Proporción de masculinidad

<1 50,5
1-4 50,2
5-9 50,1
10-14 50,0
15-19 50,5
20-24 46,7
25-29 44,4
30-34 44,8
35-39 45,8
40-44 45,5
45-49 45,5
50-54 45,6
55-59 44,9
55
60-64 43,4
65-69 41,9
70-74 40,1
75+ 35,8
Total 46,8

Esta proporción de masculinidad supera el 50% hasta el grupo de 15 a 19


años; del grupo de 20 a 24 años en adelante la proporción de masculinidad
es menor al 50% (Tabla 3). El índice de masculinidad es 87,9%, es decir que
en la Localidad de Kénnedy para el año 2002, hay 88 hombres por cada 100
mujeres.

COMPOSICIÓN POR EDADES


La agrupación de la población en tres grandes grupos de edad y su relación,
permite el cálculo de los índices de dependencia económica de la población
(Ver Tabla 4.)
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Tabla 4. Índices de dependencia económica 2002.

Kennedy

2002 %

Población menor de 15 años 262.076 27,5


Población de 15 a 64 años 643.106 67,6
Población mayor de 65 años 46.144 4,8
Índice de dependencia económica 0,48
Índice de dependencia juvenil 40 %
Índice de dependencia por vejez 7%
Índice de envejecimiento 17,6%

Fuente: Proyecciones DAPD. 2002.

El índice global de dependencia por edad es del 48%, e índica la proporción


de personas en edad de trabajar con respecto a los jóvenes menores de
quince años y adultos mayores de 60. El alto índice de dependencia econó-
mica muestra a Kénnedy como una Localidad “joven” (Ver pirámide
poblacional), que requiere una mayor cantidad de servicios tales como edu-
cación, salud, recreación y cultura entre otros. Igualmente, muestra una alta
carga económica para la población “económicamente productiva” y por tan-
56 to la necesidad de fortalecer las fuentes de empleo.
En Kénnedy por cada 100 personas en edad productiva, dependen 48 mayo-
res de 65 años o menores de 15 años. El índice de dependencia juvenil es
mayor, que los que se han calculado para Bogotá y otras Localidades. Éste
considera la población joven en relación con la población en edad económi-
camente activa, y su alto valor es consecuente con la población predomi-
nantemente joven de la Localidad.
La situación real socioeconómica de los menores escolares, específicamente
en instituciones públicas, corresponde a la población que labora medio tiem-
po y estudia medio tiempo. Esto resulta contradictorio ya que es una pobla-
ción dependiente, convirtiéndose en población “aportante”.
Según Información cartográfica, la UPZ donde se ubica el mayor número de
niños que labora es en la de Corabastos, donde hasta la fecha no existe
ningún tipo de control sobre el menor trabajador.

NECESIDADES BÁSICAS INSATISFECHAS


Un indicador que muestra la calidad de vida de las personas, es el de Necesidades
Básicas Insatisfechas (NBI). Éste expresa aspectos estructurales de la pobreza y
permite diferenciar zonas y grupos, de acuerdo con sus condiciones de vida.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Las NBI contemplan cinco situaciones: 1) Viviendas inadecuadas: con piso


de tierra o material inadecuado en las paredes; 2) Vivienda sin servicios:
hogares sin agua de acueducto, o sin conexión a alcantarillado o pozo séptico;
3) Hacinamiento crítico: hogares donde el número de personas por cuarto es
superior a tres; 4) Inasistencia escolar: hogares con niños entre los siete y once
años que no asisten regularmente al colegio o escuela; 5) Alta dependencia
económica: hogares cuyo jefe tiene un nivel educativo inferior a cuarto de
primaria y se hace cargo de más de tres personas dependientes.
A continuación se caracterizará la Localidad Octava, de acuerdo a las condi-
ciones de trabajo y la distribución de sus empresas:

Tabla 5. Necesidades Básicas Insatisfechas

Indicador Bogotá D.C. Kennedy

Pobreza 536.278 81.523


Población con NBI 7.8% 9.1%
(Necesidades Básicas Insatisfechas), 2003
Miseria 77.182 13.583
1.1% 1.5%
Fuente: DAPD. Subdirección de Desarrollo Social, 2002.

Según el indicador NBI, Kénnedy concentra la segunda mayor población en


57
situación de pobreza dentro de las 19 Localidades urbanas del Distrito, con
un total de 81.523 personas en esta condición. La Localidad presenta, ade-
más, el séptimo porcentaje más alto de población viviendo en situación de
pobreza con relación al total de su población (9,1%), mientras que para
Bogotá esta proporción es de 7,8%.
En el período comprendido entre 2001 y 2003, se ha presentado una reduc-
ción significativa de la pobreza, entendida desde este indicador, en el Dis-
trito en su conjunto; la proporción de población con NBI pasó de 13,4% en
2001 a 7,8 en 2003. Sin embargo, en la Localidad de Kénnedy esta reducción
ha sido menor, al pasar de 12,6% de población en pobreza en 2001 a 9,1%
en 2003, quedando casi dos puntos por debajo de la reducción promedio del
nivel Distrital.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

DENSIDAD DE POBLACIÓN

Tabla 6. Población por área y densidad de población, por UPZ, Localidad 08,
Kénnedy. 2002.
UPZ Nombre Área Población % Densidad
44 Américas 381,00 98.002 10,30 270
45 Carvajal 435,62 146.497 15,37 343
46 Castilla 500,22 123.102 12,94 315
Kénnedy
47 337,17 146.132 15,36 433
Central
48 Timiza 431,38 145.852 15,33 353
78 Tintal norte 345,16 27.422 2,88 168
79 Calandaima 318,63 16.548 1,74 199
80 Corabastos 187,51 44.019 4,63 239
81 Gran Britalia 179,41 77.272 8,12 439
82 Patio Bonito 314,21 98.776 10,38 340
83 Las Margaritas 148,52 2.309 0,24 26
113 Bavaria 277,72 25.698 2,70 109
Total 3.856,55 951.629 100 302

58 Fuente: DAPD. Subdirección de Desarrollo Social, 2002.

Como resultado del Plan de Ordenamiento Territorial, establecido por el


Concejo Distrital, la Localidad se organiza en doce (12) Unidades de Planeación
Zonal (UPZ); La Tabla 6, presenta tanto la extensión como la población de
cada una de estas unidades, al igual que la densidad poblacional.

La distribución de la población muestra que el 46 % se concentra en las


UPZ de Kénnedy Central, Timiza y Carvajal, mientras que en las UPZ Bavaria,
Corabastos y Calandaima sólo habita el 6,69% de la población.

El área total de la Localidad es de 3.856,55 hectáreas, de las cuales el 98,1%


es urbana y el 1,8% es rural. Con relación a la extensión de Bogotá, D.C., la
Localidad representa el 11,12%, ocupando el tercer lugar.

El terreno de la Localidad de Kénnedy, como ya se mencionó, se caracte-


riza por ser una zona de humedales que hacen parte del valle aluvial
del río Bogotá. Por esta razón, son zonas con un alto nivel freático y con
alta amenaza de inundación en épocas de invierno. Estos humedales se
fueron secando, por el proceso de ocupación y mediante el relleno, se
habilitaron tierras para la construcción de viviendas. Éstas han tenido
un proceso de ocupación acelerado desde la década de los sesenta hasta
nuestros días.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Al comparar el área que tiene cada una de las UPZ con el número de habi-
tantes, se observa que la mayor concentración de población se da en las
UPZ Timiza, Gran Britalia y Kénnedy Central, siendo esta última la más
densamente poblada de todas. La menor densidad se registra en las UPZ
Las Margaritas, Calandaima (que están en proceso de urbanización) y Bavaria.
Pese a estos datos, la percepción de la comunidad, obtenida en el trabajo de
Cartografía Social, es que la UPZ con el mayor número de pobladores es la
82 -Patio Bonito2 -, especialmente los sectores de Patios I, II, III, Dindalito,
Tintalito, Villa Alexandra y los Almendros. Las UPZ menos pobladas son la
78 -Tintal Norte- y la 79 -Calandaima-, esta última en proceso de urbaniza-
ción y poblamiento.
El 97% de la población pertenece a los estratos 1, 2 y 3, razón por la que, la
Localidad según el índice global de calidad de vida en Bogotá, ocupa la
sexta posición. El 49,7 de los hogares están por debajo de la línea de pobre-
za (similar al porcentaje que se refiere a Bogotá), y el 13,8 de los hogares,
por debajo de la línea de indigencia (ENH DANE 2003).

DINÁMICA DE POBLACIÓN
Para comprender y predecir el comportamiento de una población, es impor-
tante conocer su estructura según los parámetros de edad y sexo, y los 59
cambios en su crecimiento, relacionados con su fecundidad y su mortalidad.
A continuación se citan algunos de los indicadores más importantes en la
evaluación de la dinámica de la población.

FECUNDIDAD
La fecundidad es una de las variables más importantes en esta dinámica,
ya que se encuentra estrechamente vinculada con el crecimiento de la po-
blación. La fecundidad tiene relación con la realización de la fertilidad po-
tencial y se mide a partir del número de nacidos vivos y a través de las tasas
de natalidad y fecundidad.
La tasa general de fecundidad, relaciona el número de nacimientos con el
de mujeres de 15 a 44 años de edad (edad fértil), dando una visión de cuán-
tos niños nacen por cada mil mujeres capaces de procrear. Es una medida
más exacta que la tasa de natalidad, debido a que esta última relaciona los
nacimientos con la población general. (Tabla 6)

2. Trabajo de Cartografía Social, realizado en julio 22 de 2003.


DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Tabla 7. Tasa bruta de natalidad y general de fecundidad.


Localidad 08, Kénnedy.2000–2002.

2000 2001 2002


Indicadores
Bogotá Kénnedy Bogotá Kénnedy Bogotá Kénnedy

Tasa general de fecundidad 51,4 42,28 49 40,79 46 37,28


Por 1.000 Nacidos vivos

Tasa bruta de natalidad 19,1 15,79 18,1 15,23 17,5 13,7


Por 1.000 Mujeres en edad fértil

Fuente: DANE. Certificado de Nacido Vivo. Sistema de Estadísticas Vitales. Proyecciones DAPD.

En el cuadro anterior se observa el comportamiento de la tasa de fecundi-


dad, en comparación con la de Bogotá. La tasa general de fecundidad pre-
sentó su valor más alto en el año 2000 con 42,28 por cada 1.000 mujeres en
edad fértil, inferior a la de Bogotá, 51,4 por cada 1.000 mujeres. Al final del
período analizado se encuentra que, en general, tanto las tasas de fecundi-
dad como las de natalidad no superan a las estimadas para el Distrito.

Tabla 8. Tasa específica de fecundidad por grupos de edad.


Tasa por cada 1.000 Mujeres en Edad Fértil (MEF)
60 Localidad 08, Kénnedy y Bogotá. 2000–2002.

Edad 2000 2001 2002

Bogotá Kénnedy Bogotá Kénnedy Bogotá Kénnedy

10 a 14 1,91 1,75 1,83 1,31 1,48 1,28

15 a 19 70,79 66,60 69,91 62,16 65,74 55,65

20 a 24 106,94 107,74 103,13 104,59 99,19 101,08

25 a 29 90,08 79,71 87,48 80,27 81,57 74,53

30 a 34 70,98 55,11 69,15 54,44 67,47 51,97

35 a 39 39,32 28,76 39,43 29,69 38,06 26,74

40 a 44 10,8 7,67 11,19 7,42 11,09 7,26

45 a 49 0,98 0,76 0,79 0,53 0,79 0,52

50 a 54 0,31 0,33 0,14 0 0,03 0

Fuente: DANE. Cerificado de Nacido Vivo. Sistema de Estadísticas Vitales. Proyecciones DAPD.

Las tasas específicas de fecundidad por edad, muestran un descenso progre-


sivo para todas las edades entre los años 2000 y 2002 en la Localidad de
Kénnedy. Estas tasas específicas se mantienen en general, por debajo de las
del Distrito, excepto para el grupo de 20 a 24 años, donde permanece mayor
en la Localidad para todos los años.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

La gestación en edades tempranas –de 10 a 19 años– presenta por fortuna


un descenso paulatino, similar al que ocurre en el grupo de 50 a 54 años.
Esta reducción puede tener consecuencias benéficas en la morbimortalidad
materno perinatal. (Tabla 7)
Según datos de Cartografía Social, la comunidad estima que el mayor número
de gestantes se encuentra en las UPZ 80 y 823 , y desde los 12 años en adelante.

MORTALIDAD
La mortalidad determina el crecimiento de la población con relación a la
fecundidad. Los datos presentados a continuación están basados en los cer-
tificados de defunción elaborados por las instituciones públicas, privadas o
por médicos particulares que constatan la muerte. Estos certificados son
tabulados por el DANE.

Tabla 9. Tasa bruta de mortalidad, Localida 08 Kénnedy1998–2002.

Años Bogotá Tasa por cada Kénnedy Tasa por cada


1.000 Habitantes 1.000 Habitantes
1998 3,89 2,24
1999 4,03 2,6
2000 3,87 2,79 61
2001 3,84 2,76
2002 3,72 2,6

Fuente: DANE, Certificados de defunción 1998–2002.

La tasa bruta de mortalidad en la Localidad se ha mantenido por debajo de


la tasa del Distrito. Las cifras más altas se presentaron en los años 2000 y
2001, con tasas de 2,79 y 2,76 por 1000 habitantes. Durante esos, años tam-
bién se presentaron las tasas más elevadas de mortalidad en la Localidad.
(Tabla 13 y 14)
Para analizar el comportamiento de la mortalidad en la Localidad, se pre-
senta inicialmente la estructura general de ésta según la causa; posterior-
mente, por grupos de edad. Las muertes por lesiones de causa externa y los
eventos mortales evitables son de interés en salud pública.

3. Cartografía Social, realizada el 22 de julio de 2003.


DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Tabla 10. Esperanza de vida al nacer. Localidad 08, Kénnedy.2002.

Hombres Mujeres Total


Kennedy 73 76 75
Bogotá 70 76 73
Fuente: Cálculo Epidemiología Hospital del Sur, E.S.E. Certificados de defunción DANE. Proyec-
ciones DAPD, 2002.

La esperanza de vida al nacer pretende calcular los años que vivirá una
persona, si la probabilidad de morir no cambia durante las diferentes eta-
pas de su vida. Por eso, de alguna manera también describe la mortalidad.
La Tabla 10 muestra que la esperanza de vida al nacer general y por sexos
en el año 2002, tiene valores superiores en la Localidad que en Bogotá,
aspecto más marcado en los hombres las mujeres.
La enfermedad considerada como causa básica de muerte, sigue la codifica-
ción establecida en el manual Clasificación Estadística Internacional de
Enfermedades, Accidentes y Causas de Muerte. (CIE 9-CIE 10) en la llamada
Agrupación 105 CIE 10 OPS para mortalidad.

Tabla 11. Mortalidad general por diez primeras causas.


62 (Agrupación 105 causas CIE-10). Tasa por cada 10.000 habitante.
Localidad 08, Kénnedy 1998
1998

No. Causas Número Tasa

1 1-051 Enfermedades isquémicas del corazón 217 2,5


2 1-101 Agresiones (homicidios) 209 2,4
3 1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 166 1,9
4 1-060 Enfermedades crónicas de las vías respiratorias 82 1,0
5 1-041 Diabetes mellitus 73 0,8
6 1-059 Neumonía 68 0,8
7 1-013 Tumor maligno del estómago 58 0,7
8 1-050 Enfermedades hipertensivas 55 0,6
9 1-082 Trastornos respiratorios específicos del período perinatal 54 0,6
10 1-090 Accidentes de transporte de motor 45 0,5
11 Resto de Causas 903 10,5
Total 1.930 22,4

Fuente: Boletin de Estadísticas, 1999. SDS.

En el año 1998, las enfermedades isquémicas del corazón constituyeron la


principal causa de muerte en la Localidad, con una tasa de 2,5 por cada
10.000 habitantes, seguidos por las agresiones, con un 2,4, y las enfermeda-
des cerebrovasculares con 1,9 por 10.000 habitantes. (Tabla 11).
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Tabla 12. Mortalidad general por diez primeras causas.


(Agrupación 105 causas CIE-10). Tasa por cada 10.000 habitantes.
Localidad 08 Kénnedy. 1999
1999

No. Causas Número Tasa

1 1-051 Enfermedades isquémicas del corazón 249 2,8


2 1-101 Agresiones (homicidios) 226 2,5
3 1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 153 1,7
4 1-060 Enfermedades crónicas de las vías respiratorias 96 1,1
5 1-041 Diabetes mellitus 93 1,0
6 1-082 Trastornos respiratorios específicos del período perinatal 93 1,0
7 1-059 Neumonía 91 1,0
8 1-050 Enfermedades hipertensivas 86 1,0
9 1-013 Tumor maligno del estómago 59 0,7
10 1-090 Accidentes de transporte de motor 41 0,5
11 Resto de Causas 1.119 12,6
Total 2.306 26,0

Fuente: Boletín de Estadísticas, 2000. SDS.

En el año 1999, las enfermedades isquémicas del corazón permanecieron


en primer lugar con una tasa de 2,8 por 10.000 habitantes, seguido en
orden de frecuencia por las agresiones, con 2,5 y por las enfermedades 63
cerebrovasculares con una tasa de 1,7 por 10.000 habitantes. (Tabla 12)

Tabla 13. Mortalidad general por diez primeras causas.


(Agrupación 105 causas CIE-10). Tasa por cada 10.000 habitantes.
Localidad 08, Kénnedy. 2000
2000

No. Causas Número Tasa

1 1-051 Enfermedades isquémicas del corazón 285 3,1


2 1-101 Agresiones (homicidios) 213 2,3
3 1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 164 1,8
4 1-060 Enfermedades crónicas de las vías respiratorias 122 1,4
5 1-041 Diabetes mellitus 118 1,2
6 1-059 Neumonía 95 1,0
7 1-013 Tumor maligno del estómago 88 1,0
1-082 Trastornos respiratorios específicos del período
8 87 0,9
perinatal
9 1-050 Enfermedades hipertensivas 63 0,5
10 1-090 Accidentes de transporte de motor 53 0,5
11 Resto de Causas 1.259 12,8
Total 2.547 26,9

Fuente: Boletín de Estadísticas, SDS. Año 2001.


DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

En el año 2000, el comportamiento de la mortalidad por causas, es similar al


de los años anteriores; la mayoría de las causas son enfermedades crónicas
como las enfermedades isquémicas del corazón, cuya tasa este año fue de 3,1
por 10.000 habitantes. Las enfermedades cerebrovasculares son la tercera cau-
sa en frecuencia, con una tasa de 1,8 por 10.000 habitantes. Los homicidios
persisten como una causa de mortalidad en la Localidad con una tasa de 2,3.
Durante este año los tumores malignos de estómago volvieron a aumentar
con respecto al año anterior, al pasar a ocupar el séptimo lugar en orden de
frecuencia, con respecto al noveno lugar que ocupaban en 1999.
Tabla14. Mortalidad general por diez primeras causas.
(Agrupación 105 causas CIE-10.) Tasa por cada 10.000 habitantes.
Localidad 08, Kénnedy. 2001
2001

No. Causas Número Tasa

1 1-051 Enfermedades isquémicas del corazón 305 3,3


2 1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 206 2,2
3 1-101 Agresiones (homicidios) y secuelas 200 2,1
4 1-060 Enfermedades crónicas de las vías respiratorias 129 1,4
5 1-041 Diabetes mellitus 122 1,3
6 1-059 Neumonía 82 0,9
64 7 1-082 Trastornos respiratorios específicos del período perinatal 78 0,8
8 1-013 Tumor maligno del estómago 77 0,8
9 1-050 Enfermedades hipertensivas 60 0,6
10 1-090 Accidentes de transporte de motor 51 0,5
11 Resto de Causas 1.257 13,5
Total 2.567 27,6

Fuente: Boletín de EStadísticas, SDS. Año 2002.

En el año 2001 hubo una modificación en el orden de causas de mortalidad


para la Localidad, dado por un aumento en las enfermedades cerebrovasculares
y una disminución de las muertes por agresiones, (Tabla 14).
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Tabla 15. Mortalidad general por diez primeras causas.


(Agrupación 105 causas CIE-10). Tasa por cada 10.000 habitantes.
Localidad 08, Kénnedy. 2002
2002

No. Causas Número Tasa

1 051 Enfermedades isquémicas del corazón 265 2,8


2 1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 224 2,4
3 1-101 Agresiones (homicidios) y secuelas 184 1,9
4 1-060 Enfermedades crónicas de las vías respiratorias 118 1,2
5 1-041 Diabetes mellitus 116 1,2
6 1-013 Tumor maligno del estómago 85 0,9
7 1-059 Neumonía 68 0,7
8 1-082 Trastornos respiratorios específicos del período perinatal 66 0,7
9 1-024 Tumor maligno de la mama de la mujer 56 0,6
10 1-050 Enfermedades hipertensivas 48 0,5
11 Resto de Causas 1.259 13,2
Total 2.489 2,6

Fuente: Boletín de Estadísticas, SDS. Año 2003.

Como en los años anteriores, las enfermedades isquémicas del corazón re-
presentaron la tasa más alta. Las enfermedades cerebrovasculares y las agre-
siones, disminuyeron con relación a las tasas del año anterior.
65
En todos los años la Diabetes mellitus, enfermedades hipertensivas, neu-
monía, tumores y las afecciones respiratorias del período perinatal aparecen
dentro de las diez primeras causas de mortalidad.

MORTALIDAD POR GRUPOS DE EDAD


La tasa de mortalidad por grupos de edad permite determinar los eventos
que afectan con más frecuencia a grupos específicos, generando informa-
ción útil para adelantar acciones frente a la aparición y evolución de estos.
Esto es particularmente importante en el grupo de los menores de un año,
ya que son muchas las defunciones que se consideran evitables. Estos even-
tos son considerados prioridades en el Distrito.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

MORTALIDAD INFANTIL

Tabla 16. Mortalidad general por diez primeras causas. Localidad 08 Kénnedy.
Mortalidad infantil. 1999–2002. Tasa por cada 1.000 nacidos vivos.

Año Tasa Bogotá


1999 20,2 19,5
2000 19,1 18,5
2001 17,7 16,7
2002 14,3 15,1
Fuente: DANE Certificado de nacido vivo- Defunción Sistema de Estadísticas Vitales.

Kénnedy presenta en general tasas de mortalidad infantil mayores que las


del Distrito, excepto en el año 2002. La tendencia de la mortalidad infantil
ha ido descendiendo, con una tasa de 20,23% en 1999 hasta 14,3 en el 2002.
Esto podría ser el reflejo de controles prenatales oportunos y de mejor cali-
dad, así como una mejor atención de partos y cuidados durante el primer
año de vida de estos niños.

Gráfica 5. Tres primeras causas de mortalidad en menores de


1 año. Localidad 08, Kénnedy 1998–2002
66

Fuente: Elaborado por el grupo de Diagnóstico Local Hospital del Sur, con base en los Certifica-
dos individuales de defunción DANE.

Dentro de las primeras causas de muerte en el grupo de menores de un año, a


través de los años analizados se encuentran los transtornos respiratorios especí-
ficos del período perinatal, las malformaciones congénitas y la neumonía.
Es relevante mencionar que el pico de mortalidad causada por trastornos
respiratorios específicos del período perinatal en 1999, ha venido disminu-
yendo hacia el 2002, sin dejar de ser la causa de mortalidad más importante
en este grupo de edad.
Tabla 17. Localidad 8, Kénnedy. 1998–2002 (Agrupación 105 causas CIE-10) Tasa por cada 10.000 menor de 1año.

1998 1999

No. Causas No. Tasa No. Causas No. Tasa


1-082 Trastornos respiratorios específicos del 1-082 Trastornos respiratorios específicos del período
1 54 26,8 1 93 45,3
período perinatal perinatal
1-088 Malformaciones congénitas, deformidades
2 17 8,4 2 1-059 Neumonía 24 11,7
y anomalías congénitas
1-087 Malformaciones congénitas del sistema
3 15 7,4 3 1-087 Malformaciones congénitas del sistema circulatorio 23 11,2
circulatorio
1-080 Feto o recién nacido afectados por
1-088 Malformaciones congénitas, deformidades y
4 complicaciones obstétricas y traumatismo del 13 6,5 4 22 10,7
anomalías congénitas
nacimiento
1-080 Feto y/o recién nacido afectados por
5 1-059 Neumonía 12 6 5 11 5,4
complicaciones obstétricas y traumatismo del nacimiento
6 1-001 Enfermedades infecciosas intestinales 6 3 6 1-084 Infecciones específicas del período perinatal 11 5,4
1-083 Trastornos hemorrágicos y 1-085 Enterocolitis necrotizante del feto y del recién
7 5 2,5 7 9 4,4
hematológicos del feto y del recién nacido nacido
1-084 Infecciones específicas del período
8 4 2 8 1-001 Enfermedades infecciosas intestinales 8 3,9
perinatal
1-085 Enterocolitis necrotizante del feto y del 1-061 Enfermedades del pulmón debida a agentes
9 4 2 9 6 2,9
recién nacido externos
10 1-005 Septicemia, excepto neonatal 3 1,5 10 1-096 Accidentes que obstruyen la respiración 6 2,9

LOCALIDAD 08 - KENNEDY
11 Resto de Causas 44 21,8 11 Resto De Causas 57 27,7

Total 177 87,8 Total 270 131,4


67
68
Tabla 17. Localidad 08, Kénnedy. 1998–2002 (Agrupación 105 causas CIE-10) Tasa por cada 10.000 menor de 1año.

DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL


2000 2001

No. Causas No. Tasa No. Causas No. Tasa


1-082 Trastornos respiratorios específicos del
1 87 41,5 1 1-082 Trastornos respiratorios específicos del período perinatal 78 38,7
período perinatal
1-088 Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías
2 1-059 Neumonía 29 13,8 2 24 11,9
congénitas
1-088 Malformaciones congénitas, deformidades
3 24 11,5 3 1-084 Infecciones específicas del período perinatal 23 11,4
y anomalías congénitas
1-087 Malformaciones congénitas del sistema
4 21 10 4 1-087 Malformaciones congénitas del sistema circulatorio 22 10,9
circulatorio
1-085 Enterocolitis necrotizante del feto y del
5 17 8,1 5 1-059 Neumonía 18 8,9
recién nacido
1-084 Infecciones específicas del período
6 16 7,6 6 1-085 Enterocolitis necrotizante del feto y del recién nacido 11 5,5
perinatal
1-080 Feto y/o recién nacido afectados por
1-080 Feto o recién nacido afectados por complicaciones
7 complicaciones obstétricas y traumatismo del 11 5,3 7 9 4,5
obstétricas y traumatismo del nacimiento
nacimiento
1-083 Trastornos hemorrágicos y hematológicos
8 6 2,9 8 1-001 Enfermedades infecciosas intestinales 7 3,5
del feto y del recién nacido
9 1-096 Accidentes que obstruyen la respiración 6 2,9 9 1-005 Septicemia, excepto neonatal 6 3
1-081 Retardo del crecimiento fetal, desnutrición fetal,
10 1-001 Enfermedades infecciosas intestinales 5 2,4 10 4 2
gestación corta y bajo peso al nacer
11 Resto de Causas 54 25,8 11 Resto de Causas 46 22,8

Total 276 131,8 Total 248 123,1

Fuente: Boletín de Estadísticas SDS.


LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Tabla 18 Mortalidad por diez primeras causas en menores de


1 año. Localidad 08 Kénnedy.

2002

No. Causas No. Tasa

1 1-082 Trastornos respiratorios específicos del período perinatal 66 34


2 1-088 Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías congénitas 27 13,9
3 1-087 Malformaciones congénitas del sistema circulatorio 18 9,3
4 1-084 Infecciones específicas del período perinatal 17 8,8
5 1-059 Neumonía 12 6,2
6 1-001 Enfermedades infecciosas intestinales 6 3,1
7 1-083 Trastornos hemorrágicos y hematológicos del feto y del recién nacido 5 2,6
1-080 Feto y/o recién nacido afectado por complicaciones obstétricas y
8 4 2,1
traumatismo del nacimiento
9 1-085 Enterocolitis necrotizante del feto y del recién nacido 4 2,1
10 1-005 Septicemia, excepto neonatal 3 1,5
11 Resto de Causas 42 21,6
Total 204 118,2

Fuente: Boletín de Estadísticas SDS. 2003.

Los transtornos específicos del período perinatal, se presentan como la cau-


sa más importante de mortalidad en los menores de un año, con una dismi-
nución del año 2001 al 2002, de 38,7 a 34 por 10.000. Las malformaciones 69
congénitas, son la segunda causa de mortalidad en menores de 1 año. En
los subgrupos de mortalidad por malformaciones congénitas, deformidades
y anomalías congénitas, y malformaciones del sistema circulatorio, con ta-
sas de 13,9 y 9,3 por 10.000 en el año 2002, las cifras son superiores a las que
se presentaron en los años anteriores.
La mortalidad por neumonía en este grupo de edad, muestra una disminu-
ción a partir del año 2001, donde se presentó una tasa de 8,9 por 10.000
menores de 1 año. Al ocupar el quinto lugar de causas de mortalidad, es
evidente la disminución con respecto a los años anteriores en donde figura-
ba como segunda causa de mortalidad.
El feto o recién nacido afectado por complicaciones obstétricas y traumatis-
mo del nacimiento, y la enterocolitis necrotizante, aparecen dentro de las
n10 primeras causas en todos los años. (Ver Tabla 17 y 18).
70
Tabla 19. Mortalidad por diez primeras causas, en niños de 1 a 4 años.

DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL


1998 1999 2000

Causas No. Tasa Causas No. Tasa Causas No. Tasa


1-059 Neumonía 6 0,8 1-059 Neumonía 9 1,2 1-059 Neumonía 8 1
1-098 Exposición al humo, fuego 2 0,3 1-087 Malformaciones congénitas 5 0,7 1-090 Accidentes de transporte 3 0,4
y llamas del sistema circulatorio de motor
1-001 Enfermedades infecciosas 1 0,1 1-096 Accidentes que obstruyen 2 0,3 1-001 Enfermedades infecciosas 2 0,3
intestinales la respiración intestinales
1-031 Tumor maligno del encéfalo, 1 0,1 1-101 Agresiones (homicidios) 2 0,3 1-055 Enfermedades cerebro- 2 0,3
del ojo y de otras partes del vasculares
sistema nervioso central
1-049 Fiebre reumática aguda y 1 0,1 1-005 Septicemia, excepto 1 0,1 1-064 Enfermedades del 2 0,3
enfermedades cardiacas neonatal esófago y otras enfermedades
reumáticas crónicas del estómago y del duodeno
1-093 Caídas 1 0,1 1-022 Tumor maligno de los 1 0,1 1-005 Septicemia, excepto 1 0,1
huesos neonatal
1-094 Accidentes por disparo de 1 0,1 1-034 Tumor maligno de sitios no 1 0,1 1-051 Enfermedades 1 0,1
arma de fuego especificados isquémicas del corazón
1-095 Ahogamiento y sumersión 1 0,1 1-035 Leucemia 1 0,1 1-054 Insuficiencia cardíaca 1 0,1
accidentales
1-096 Accidentes que obstruyen 1 0,1 1-040 Defectos de coagulación, 1 0,1 1-060 Enfermedades crónicas 1 0,1
la respiración púrpura, púrpura y otras de las vías respiratorias
afecciones hemorrágicas.
1-102 Eventos de intención no 1 0,1 1-045 Meningitis y otras 1 0,1 1-065 Enfermedades del 1 0,1
determinada enfermedades inflamatorias del apéndice, hernia y obstrucción
sistema nervioso central intestinal
Resto de Causas 6 0,8 Resto de Causas 13 1,8 Resto de Causas 10 1,3
Total 22 3,1 Total 37 5 Total 32 4,2

Fuente: Boletín de Estadísticas SDS.


Tabla 19. Mortalidad por diez primeras causas, en niños de 1 a 4 años.

2001 2002

Causas No. Tasa Causas No. Tasa


1-093 Caídas 4 0,5 1-062 Todas las demás enfermedades 3 0,4
del sistema respiratorio
1-059 Neumonía 3 0,4 1-059 Neumonía 2 0,3
1-087 Malformaciones congénitas del sistema 3 0,4 1-087 Malformaciones congénitas del 2 0,3
circulatorio sistema circulatorio
1-090 Accidentes de transporte de motor 3 0,4 1-096 Accidentes que obstruyen la 2 0,3
respiración
1-035 Leucemia 2 0,3 1-037 Tumores: in situ, benignos y de 1 0,1
comportamiento incierto o desconocido
1-101 Agresiones (homicidios) y secuelas 2 0,3 1-042 Deficiencias nutricionales 1 0,1
1-001 Enfermedades infecciosas intestinales 1 0,1 1-047 Todas las demás enfermedades 1 0,1
del sistema nervioso
1-031 Tumor maligno del encéfalo, del ojo y 1 0,1 1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 1 0,1
de otras partes del sistema nervioso central
1-091 Otros accidentes de trasporte terrestre 1 0,1 1-090 Accidentes de transporte de motor 1 0,1
1-096 Accidentes que obstruyen la 1 0,1 1-091 Otros accidentes de transporte 1 0,1
respiración terrestre
Resto de Causas 11 1,5 Resto de Causas 4 0,5

LOCALIDAD 08 - KENNEDY
Total 32 4,2 Total 19 2,5

Fuente: Boletín de Estadísticas SDS.


71
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

En el grupo de edad de 1 a 4 años, la causa de muerte más frecuente fue la


neumonía, ocupando el primer lugar durante los años 1998, 1999 y 2000.
Posteriormente, en el 2001 y 2002, disminuyó su frecuencia y fue desplaza-
da en el 2001 al segundo lugar por las caídas, con una tasa de 0,5 por 10.000
niños entre 1 y 4 años. En el 2002 fue desplazada por todas las demás enfer-
medades del sistema respiratorio, con una tasa de 0,4.
Las malformaciones congénitas del sistema circulatorio, juegan un papel
importante como causa de mortalidad en este grupo, ya que fueron la terce-
ra causa de muerte en los años 2001 y 2002, con una tasa de 0,4 y 0,3 por
10.000 niños de 1 a 4 años, respectivamente.
En este grupo de edad comienza a aparecer la accidentalidad como causa
de muerte, más frecuente en los años 2000 y 2001, donde los accidentes de
transporte de motor obtienen una tasa de 0,4 por 10.000 niños entre 1 y 4
años. La mortalidad por esta causa tiene un potencial prevenible, si se pue-
den llevar a cabo las recomendaciones para el transporte en este grupo de
edad. Además hace un llamado de atención en la aplicación de medidas en
busca de vías más seguras. (Tabla 17)
En el rango de edad comprendido entre 1 a 4 años, la neumonía se presenta
entre las dos primeras causas de mortalidad en todos los años, con una tasa
72 de 1,2 por 10.000 niños en 1999. Sin embargo desciende progresivamente,
logrando el valor más bajo en el año 2002, con una tasa de 0,3 por 10.000.
Es interesante anotar que la mayoría de mortalidades en este grupo son
patologías respiratorias.
Otro grupo que, a pesar de no ser uno de las de mayor peso en la mortali-
dad en este rango de edad, se ha mantenido presente durante los períodos
examinados, se trata de los accidentes que obstruyen la respiración, que
presentan tasas de 0,1 por 10.000 en 1998, de 0,3 el año 1999, de 0.1 en el
año 2000 y 0,3 en 2002. Estos accidentes son considerados prevenibles,
mediante la supervisión adecuada del juego de los niños, ya que es con
juguetes pequeños, con los que ocurren estas mortalidades.
Tabla 20. Mortalidad por diez primeras causas de 5 a 14 años. Localidad 08 Kénnedy. 1998-2002.

1998 1999 2000

Causas No. Tasa Causas No. Tasa Causas No. Tasa


1-090 Accidentes de transporte 1-091 Otros accidentes de transporte 1-090 Accidentes de transporte de
7 0,5 4 0,3 9 0,6
de motor terrestre motor
1-091 Otros accidentes de
1-101 Agresiones (homicidios) 5 0,3 1-101 Agresiones (homicidios) 4 0,3 3 0,2
transporte terrestre
1-100 Lesiones auto inflingidas
1-035 Leucemia 3 0,2 3 0,2 1-101 Agresiones (homicidios) 3 0,2
intencionalmente (suicidios)
1-096 Accidentes que
2 0,1 1-035 Leucemia 2 0,1 1-093 Caídas 2 0,1
obstruyen la respiración
1-031 Tumor maligno del encéfalo,
1-100 Lesiones autoinflingidas
2 0,1 del ojo y de otras partes del sistema 1 0,1 1-008 Hepatitis viral 1 0,1
intencionalmente (suicidios)
nervioso central
1-037 Tumores: in situ, 1-048 Enfermedades del ojo y sus 1-031 Tumor maligno del encéfalo,
benignos y de comportamiento 1 0,1 anexos, del oído y de la apófisis 1 0,1 del ojo y de otras partes del 1 0,1
incierto o desconocido mastoides sistema nervioso central
1-034 Tumor maligno de sitios no
1-059 Neumonía 1 0,1 1-059 Neumonía 1 0,1 1 0,1
especificados
1-065 Enfermedades del
1-088 Malformaciones congénitas,
apéndice, hernia y obstrucción 1 0,1 1 0,1 1-035 Leucemia 1 0,1
deformidades y anomalías congénitas
intestinal
1-037 Tumores: in situ, benignos y
1-090 Accidentes de transporte de
1-074 Insuficiencia renal 1 0,1 1 0,1 de comportamiento incierto o 1 0,1
motor
desconocido

LOCALIDAD 08 - KENNEDY
1-098 Exposición al humo,
1 0,1 1-093 Caídas 1 0,1 1-050 Enfermedades hipertensivas 1 0,1
fuego y llamas
Resto de Causas 3 0,2 Resto de Causas 7 0,4 Resto de Causas 11 0,7

Total 27 1,8 Total 26 1,7 Total 34 2,1


73
74
Tabla 20. Mortalidad por diez primeras causas de 5 a 14 años. Localidad 08 Kénnedy. 1998-2002.

DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL


2001 2002

Causas No. Tasa Causas No. Tasa


1-090 Accidentes de transporte de motor 7 0,4 1-059 Neumonía 4 0,2
1-087 Malformaciones congénitas del 4 0,2 1-091 Otros accidentes de transporte terrestre 4 0,2
sistema circulatorio
1-101 Agresiones (homicidios) y secuelas 4 0,2 1-035 Leucemia 3 0,2
1-035 Leucemia 3 0,2 1-037 Tumores: in situ, benignos y de 3 0,2
comportamiento incierto o desconocido
1-088 Malformaciones congénitas, 3 0,2 1-031 Tumor maligno del encéfalo, del ojo y 2 0,1
deformidades y anomalías congénitas de otras partes del sistema nervioso central
1-100 Lesiones autoinflingidas 3 0,2 1-042 Deficiencias nutricionales 2 0,1
intencionalmente (suicidios) y secuelas
1-091 Otros accidentes de transporte 2 0,1 1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 2 0,1
terrestre
1-031 Tumor maligno del encéfalo, del ojo 1 0,1 1-093 Caídas 2 0,1
y de otras partes del sistema nervioso
central
1-037 Tumores: in situ, benignos y de 1 0,1 1-101 Agresiones (homicidios) 2 0,1
comportamiento incierto o desconocido
1-046 Epilepsia y otros trastornos 1 0,1 1-062 Todas las demás enfermedades del 1 0,1
episódicos y paroxísticos sistema respiratorio
Resto de Causas 17 1 Resto de Causas 7 0,4
Total 46 2,8 Total 32 1,9

Fuente: Boletin de Estadísticas, SDS.


LOCALIDAD 08 - KENNEDY

En el grupo de 5 a 14 años de edad, la mayoría de las muertes durante el


periodo analizado, fueron ocasionadas por accidentes de transporte de motor y
de transporte terrestre, ocupando el primer lugar en orden de frecuencia hasta
el año 2002, donde fue desplazada por las neumonías.
A la mortalidad por accidentes de tránsito le sigue en orden de frecuencia la
mortalidad por agresiones, que tuvo su pico más alto durante los años 1998 y
1999, en donde obtuvo, para los dos años, una tasa de 0,3 por 10.000 habitan-
tes entre los 5 y 14 años. Se da una disminución posterior de su frecuencia
en los siguientes años, hasta obtener su tasa más baja hacia el año 2002,
con 0,1. Estos datos pueden ser un reflejo de las condiciones de violencia
que se viven actualmente, no sólo en la Localidad, sino en todo el territorio
nacional.
Llama la atención la presencia de dos casos de mortalidad por deficiencias
nutricionales en el año 2002, que representan una tasa de 0,1 por 10.000
habitantes, entre 5 y 14 años de edad.
En el año 2002 se observa cómo la mortalidad por leucemia, ocupa el tercer
lugar en orden de frecuencia con una tasa de 0,2. Ésta presentó un descenso
hacia el año 2000 con una tasa de 0,1 por 10.000 habitantes entre los 5 y 14
años de edad. Es importante sensibilizar al personal médico acerca de este
tipo de patologías como una de las causas más frecuentes de mortalidad en 75
Kénnedy, con el fin de mejorar sus sistemas de detección y tratamiento
oportuno. (Tabla 20).
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Gráfica 6. Causas de mortalidad en el grupo de 5 a 14 años.


Localidad 08 Kénnedy 1998–2002.

Fuente:

En este grupo de edad, se observa que la mayor parte de las muertes está
asociada a accidentes de tránsito. Para la realización de esta grafica se
utilizaron los datos conjuntos de accidentes de transporte de motor (1-090)
y otros accidentes de transporte terrestre (1-091). Este tipo de accidentes
mostraron su mayor frecuencia en el año 2000 con una tasa de 0,8 por 10.000,
para luego disminuir a una tasa de 0,2 hacia el año 2002. Por otra parte, las
76 agresiones han mostrado un descenso en sus tasas hasta el año 2002, donde
obtuvieron 0,1 por 10.000 habitantes entre 5 y 14 años, siendo la menor tasa
en el período 1998-2002. (Gráfica 6)
Tabla 21. Mortalidad por diez primeras causas en habitantes de 15 a 44 años. Tasa
por cada 10.000 habitantes.

1998 1999 2000

Causas No. Tasa Causas No. Tasa Causas No. Tasa


1-101 Agresiones (homicidios) 171 3,8 1-101 Agresiones (homicidios) 198 4,3 1-101 Agresiones (homicidios) 178 3,8
1-090 Accidentes de transporte 21 0,5 1-009 Enfermedad por VIH 30 0,7 1-091 Otros accidentes de 29 0,6
de motor (SIDA) transporte terrestre
1-091 Otros accidentes de 21 0,5 1-090 Accidentes de transporte 26 0,6 1-009 Enfermedad por VIH 25 0,5
transporte terrestre de motor (SIDA)
1-078 Embarazo, parto y 15 0,3 1-100 Lesiones autoinflingidas 24 0,5 1-102 Eventos de intención no 25 0,5
puerperio intencionalmente (suicidios) determinada
1-100 Lesiones autoinflingidas 14 0,3 1-102 Eventos de intención no 15 0,3 1-100 Lesiones autoinflingidas 23 0,5
intencionalmente (suicidios) determinada intencionalmente (suicidios)
1-102 Eventos de intención no 12 0,3 1-091 Otros accidentes de 14 0,3 1-090 Accidentes de 22 0,5
determinada transporte terrestre transporte de motor
1-051 Enfermedades 11 0,2 1-078 Embarazo, parto y 12 0,3 1-055 Enfermedades cerebro- 13 0,3
isquémicas del corazón puerperio vasculares
1-013 Tumor maligno del 10 0,2 1-035 Leucemia 11 0,2 1-051 Enfermedades 11 0,2
estómago isquémicas del corazón
1-009 Enfermedad por VIH 9 0,2 1-051 Enfermedades isquémicas 11 0,2 1-031 Tumor maligno del 10 0,2
(SIDA) del corazón encéfalo, del ojo y de otras
partes del SNC
1-035 Leucemia 9 0,2 1-059 Neumonía 10 0,2 1-035 Leucemia 10 0,2
Resto de Causas 144 3,2 Resto de Causas 156 3,4 Resto de Causas 176 3,8

LOCALIDAD 08 - KENNEDY
Total 437 9,6 Total 507 11,0 Total 522 11,2
77
78
Tabla 21. Mortalidad por diez primeras causas en habitantes de 15 a 44 años. Tasa

DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL


por cada 10.000 habitantes.

2001 2002

Causas No. Tasa Causas No. tasa


1-101 Agresiones (homicidios) y secuelas 170 3,6 1-101 Agresiones (homicidios) 145 3.0
1-009 Enfermedad por VIH (SIDA) 37 0,8 1-090 Accidentes de transporte de motor 25 0.5
1-102 Eventos de intención no determinada y 30 0,6 1-009 Enfermedad por VIH (SIDA) 18 0.4
secuelas
1-090 Accidentes de transporte de motor 25 0,5 1-102 Eventos de intención no determinada 18 0.4
1-100 Lesiones autoinflingidas intencionalmente 20 0,4 1-031 Tumor maligno del encéfalo, del ojo y de 13 0.3
(suicidios) y secuelas otras partes del sistema nervioso central
1-091 Otros accidentes de transporte terrestre 14 0,3 1-055 Enfermedades cerebro-asculares 13 0.3
1-051 Enfermedades isquémicas del corazón 12 0,3 1-100 Lesiones autoinflingidas intencionalmente 13 0.3
(suicidios)
1-041 Diabetes mellitus 10 0,2 1-051 Enfermedades isquémicas del corazón 12 0.3
1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 10 0,2 1-091 Otros accidentes de transporte terrestre 12 0.3
1-093 Caídas 10 0,2 1-035 Leucemia 11 0.2
Resto de Causas 171 3,6 Resto de Causas 174 3.7
Total 509 10,8 Total 454 9,5
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

La primera causa de mortalidad para la población entre 15 y 44 años desde


1998 hasta 2002, es el grupo de las agresiones (homicidios) y secuelas, que
muestra una disminución lenta en su tasa, año tras año.
La segunda causa en orden de frecuencia, es la mortalidad por enfermedad
por VIH y los accidentes de transporte de motor. Los accidentes de trans-
porte motor han mostrado un comportamiento estacionario con una tasa de
0,5 por 10.000 habitantes durante cuatro de los cinco años estudiados, lo
que sugiere la necesidad de fortalecer los programas de seguridad vial.
En cuanto a la enfermedad por VIH, aunque su frecuencia como causa de
mortalidad viene en descenso, es importante tener en cuenta que a este
grupo pertenecen las mujeres en edad fértil. Esto implica un riesgo muy
elevado de transmisión vertical de la enfermedad y aparición de nuevos
casos en infantes, lo que hace necesario reforzar las campañas de preven-
ción de las enfermedades de transmisión sexual.
Las lesiones autoinflingidas permanecen dentro de las 10 primeras causas
en todo el período, dato importante para considerar en la implementación
adecuada de los programas de salud mental de la Localidad, haciendo énfa-
sis en este grupo etáreo.
79
Otra de las causas importantes de mortalidad en este grupo son las enfer-
medades isquémicas del corazón, que permanecen con tasas muy similares
durante los años observados. Por esta razón se requiere reforzar las activida-
des de promoción y prevención en este grupo de edades con el fin de dismi-
nuir los factores de riesgo cardiovascular que no son considerados habitual-
mente como de alto riesgo. (Tabla 21).
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Gráfica 7. Primeras causas de mortalidad en el grupo de 15 a 44 años.


Localidad 08, Kénnedy 1998–2002

Fuente: Boletín de Estadísticas, SDS.

En el grupo de 15 a 44 años de edad, la causa de mortalidad más importan-


te está representada por las agresiones (homicidios). En 1999 éstas presen-
tan una tasa de 4,3 por 10.000, que va descendiendo hasta alcanzar su
valor mínimo en el año 2002 con una tasa de 3,05 por 10.000 habitantes
80 entre el rango analizado de edad, sin dejar de ser la causa de mortalidad
más importante en este grupo. Este comportamiento refleja la condición de
violencia que se vive actualmente en la Localidad, con grandes consecuen-
cias económicas, ya que éste es el grupo de la población en edad de traba-
jar. Al verse afectado, pone en una situación más vulnerable a los grupos
con dependencia económica.
Otra de las causas importantes de mortalidad en este grupo esta constitui-
do por los accidentes de transporte de motor, que presenta un comporta-
miento estable durante el período analizado.
Llama la atención el impacto sobre la mortalidad de la enfermedad por VIH
(SIDA) en este grupo de edad. Esta causa muestra un comportamiento varia-
ble, pero está presente en todos los años, a pesar de las campañas
implementadas. Es importante tener en cuenta que muchas veces las infec-
ciones no son detectadas, y esto genera un alto potencial de trasmisibilidad
y morbimortalidad.
Tabla 22. Localidad 8 Kénnedy. Mortalidad por diez primeras causas, en habitantes de 45 a 59 años.
Tasa por cada 10.000 habitantes.

1998 1999 2000

Causas No. Tasa Causas No. Tasa Causas No. Tasa

1-051 Enfermedades isquémicas 1-051 Enfermedades isquémicas 43 3,7 1-051 Enfermedades 38 3,0
36 3,3
del corazón del corazón isquémicas del corazón
1-055 Enfermedades cerebro- 1-055 Enfermedades cerebro- 25 2,1 1-101 Agresiones (homicidios) 27 2,1
28 2,6
vasculares vasculares
1-101 Agresiones (homicidios) 1-101 Agresiones (homicidios) 19 1,6 1-055 Enfermedades cerebro- 25 2,0
27 2,5
vasculares
1-041 Diabetes mellitus 14 1,3 1-041 Diabetes mellitus 18 1,5 1-041 Diabetes mellitus 23 1,8
1-090 Accidentes de transporte 1-059 Neumonía 15 1,3 1-013 Tumor maligno del 22 1,7
12 1,1
de motor estómago
1-013 Tumor maligno del 1-013 Tumor maligno del 11 0,9 1-024 Tumor maligno de la 19 1,5
9 0,8
estómago estómago mama de la mujer
1-020 Tumor maligno de la 1-050 Enfermedades hipertensivas 8 0,7 1-090 Accidentes de transporte 13 1,0
tráquea, los bronquios y el 7 0,6 de motor
pulmón
1-025 Tumor maligno del cuello 1-060 Enfermedades crónicas de 8 0,7 1-020 Tumor maligno de la 8 0,6
del útero 7 0,6 las vías respiratorias tráquea, los bronquios y el
pulmón
1-059 Neumonía 1-072 Enfermedades del sistema 8 0,7 1-059 Neumonía 8 0,6
7 0,6 osteomuscular y del tejido
conjuntivo

LOCALIDAD 08 - KENNEDY
1-024 Tumor maligno de la mama 1-020 Tumor maligno de la 6 0,5 1-060 Enfermedades crónicas 8 0,6
6 0,5
de la mujer tráquea, los bronquios y el pulmón de las vías respiratorias
Resto de Causas 122 11,1 Resto de Causas 161 13,7 Resto de Causas 162 12,9
Total 275 25,1 Total 322 27,4 Total 353 28,1
81
82
Tabla 22. Localidad 08 Kénnedy. Mortalidad por diez primeras causas, en habitantes de 45 a 59 años.

DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL


Tasa por cada 10.000 habitantes.

2001 2002

Causas No. Tasa Causas No. Tasa


1-051 Enfermedades isquémicas del corazón 41 3,1 1-051 Enfermedades isquémicas del corazón 35 2,4
1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 33 2,5 1-024 Tumor maligno de la mama de la mujer 26 1,8
1-041 Diabetes mellitus 24 1,8 1-101 Agresiones (homicidios) y secuelas 26 1,8
1-101 Agresiones (homicidios) y secuelas 20 1,5 1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 25 1,7
1-013 Tumor maligno del estómago 17 1,3 1-013 Tumor maligno del estómago 23 1,6
1-060 Enfermedades crónicas de las vías 9 0,7 1-041 Diabetes mellitus 17 1,2
respiratorias
1-066 Enfermedades del hígado 9 0,7 1-009 Enfermedad por VIH (SIDA) 12 0,8
1-050 Enfermedades hipertensivas 8 0,6 1-020 Tumor maligno de la tráquea, los bronquios 9 0,6
y el pulmón
1-059 Neumonía 8 0,6 1-025 Tumor maligno del cuello del útero 8 0,6
1-090 Accidentes de transporte de motor 8 0,6 1-066 Enfermedades del hígado 8 0,6
Resto de Causas 164 12,3 Resto de Causas 173 12,1
Total 341 25,5 Total 362 25,3

Fuente: Boletín de Estadísticas. SDS.


LOCALIDAD 08 - KENNEDY

La mortalidad entre 45 y 59 años, está fundamentalmente asociada a pato-


logías crónicas como las enfermedades isquémicas del corazón y las
cerebrovasculares; por esta razón se hace necesario reforzar actividades
preventivas, de tamizaje y de modificación del estilo de vida hacia activida-
des saludables.
Las agresiones, en este grupo de edad persisten como una de las causas
más importantes de mortalidad, al igual que en el grupo anterior. Esta
situación refleja las condiciones de violencia que se ven en la Localidad y en
todo el Distrito.
Los tumores malignos de mama de la mujer, se presentan como la segunda
causa de mortalidad en este grupo en el año 2002. Esto es importante ya
que hace un llamado de atención hacia la implementación de las activida-
des de tamizaje de cáncer de seno, tales como la mamografía a los 50 años
para mujeres sin factores de riesgo y el autoexamen de mamas.
Otra de las patologías neoplásicas que aparece como una de las causas
importantes de mortalidad, es el tumor maligno de estómago, mostrando
hacia el 2002 una tasa de 1,6 por 10.000 habitantes, tasa mayor con respecto
a los años anteriores. Esto puede sugerir la presencia de fallas en la detec-
ción oportuna de esta patología en este grupo etáreo.
La diabetes mellitus es una enfermedad crónica, cuyo tratamiento tiene un 83
costo elevado; ocasiona además muchas complicaciones que generan
discapacidad y pueden ser mortales. Esta patología actúa como uno de los
factores de riesgo cardiovascular más importantes, ya que incrementa hasta
en un 20% la posibilidad de sufrir evento cardiovascular (infarto). La diabe-
tes mellitus como causa de mortalidad mostró un descenso en su frecuen-
cia, al pasar de cuarta y tercera causa más frecuente de mortalidad en el
período 1998-2001, a sexta causa en el 2002, con una tasa de 1,2 por 10.000
habitantes. Este descenso, puede significar una mejoría en las estrategias
de prevención y tratamiento de esta patología. A pesar de esto, los infartos
persisten como la causa más frecuente de mortalidad para este grupo, pro-
bablemente, asociadas a otro factor de riesgo cardiovascular como la
dislipidemia o el tabaquismo.
En el año 2002 la enfermedad por VIH aparece como una de las causas de
mortalidad más frecuentes, enfermedad que no hacía parte de las diez pri-
meras causas. Por este motivo se requiere intensificar las campañas de pre-
vención y promoción de la salud con Asesoría en salud reproductiva y pre-
vención de ETS. (Tabla 22)
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Gráfica 8. Tres primeras causas de mortalidad en el grupo de


45 a 59 años de edad. 1998–2002

Fuente: Boletín de Estadísticas. SDS.

En el grupo de edades de 45 a 59 años, se encuentra que la causa más


frecuente de mortalidad está dada por las enfermedades isquémicas del
corazón, que muestran un descenso en su tasa para el año 2002, de 2,4 por
10.000 personas este rango de edad.
84
La segunda causa de mortalidad está ocasionado por las enfermedades
cerebrovasculares, que después de mostrar su pico más alto en el año 2001
con una tasa de 2,5, descienden en el año 2002 a 1,7 por 10.000 habitantes
entre 15 y 44 años de edad.
Como vemos, la mortalidad en el grupo de 45 a 59 años fue causada fundamental-
mente por enfermedades crónicas, específicamente por enfermedades vasculares.
Con respecto a esto, aunque su prevalencia es mayor en estas etapas de la vida,
se hace necesario reforzar las actividades preventivas y de tamizaje de este tipo
de patologías, ya que este grupo también hace parte de la población económi-
camente activa de la Localidad, de la cual dependen niños y ancianos.
Las agresiones también representan una causa importante de mortalidad
en este grupo de edad, con un comportamiento con tendencia al descenso
durante el rango de años estudiado, mostrando en el 2002, una tasa de 1,8
por 10.000 habitantes.
En el grupo de personas de 60 años o mayores, la composición de las causas
de mortalidad es similar para todo el período. Se mantienen las enfermeda-
des isquémicas del corazón, las enfermedades cerebrovasculares y las patolo-
gías crónicas de las vías respiratorias, en los tres primeros lugares durante
todos los años estudiados.
Tabla 23. Localidad 08 Kénnedy. Mortalidad por diez primeras causas, 60 años ó más.
Tasa por cada 10.000 habitante.

1998 1999 2000


Causas No. Tasa Causas No. Tasa Causas No. Tasa
1-051 Enfermedades 170 30,6 1-051 Enfermedades 195 33,0 1-051 Enfermedades 235 37,4
isquémicas del corazón isquémicas del corazón isquémicas del corazón
1-055 Enfermedades 129 23,2 1-055 Enfermedades cerebro- 120 20,3 1-055 Enfermedades 124 19,7
cerebro-vasculares vasculares cerebro-vasculares
1-060 Enfermedades 77 13,9 1-060 Enfermedades crónicas 86 14,6 1-060 Enfermedades 112 17,8
crónicas de las vías de las vías respiratorias crónicas de las vías
respiratorias respiratorias
1-041 Diabetes mellitus 57 10,3 1-050 Enfermedades 74 12,5 1-041 Diabetes mellitus 86 13,7
hipertensivas
1-050 Enfermedades 46 8,3 1-041 Diabetes mellitus 71 12,0 1-013 Tumor maligno del 57 9,1
hipertensivas estómago
1-013 Tumor maligno del 39 7,0 1-013 Tumor maligno del 40 6,8 1-050 Enfermedades 55 8,8
estómago estómago hipertensivas
1-059 Neumonía 33 5,9 1-054 Insuficiencia cardiaca 36 6,1 1-059 Neumonía 40 6,4
1-054 Insuficiencia 28 5,0 1-059 Neumonía 32 5,4 1-054 Insuficiencia 32 5,1
cardíaca cardiaca
1-020 Tumor maligno de la 21 3,8 1-052 Enfermedad cardio- 25 4,2 1-020 Tumor maligno de 26 4,1
tráquea, los bronquios y el pulmonar y enfermedades de la tráquea, los bronquios
pulmón la circulación pulmonar y el pulmón
1-052 Enfermedad cardio- 16 2,9 1-020 Tumor maligno de la 19 3,2 1-070 Hemorragia 23 3,7

LOCALIDAD 08 - KENNEDY
pulmonar y enfermedades de tráquea, los bronquios y el gastrointestinal
la circulación pulmonar pulmón
Resto de Causas 374 67,3 Resto de Causas 446 75,5 Resto de Causas 540 86,0
Total 990 178,2 Total 1.144 193,7 Total 1.330 211,7

Fuente: Boletín de Estadísticas. SDS.


85
86
Tabla 23. Localidad 08 Kénnedy. Mortalidad por diez primeras causas, 60 años ó más.

DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL


Tasa por cada 10.000 habitante.
2001 2002
Causas No. Tasa Causas No. Tasa
1-051 Enfermedades isquémicas del 252 38,1 1-051 Enfermedades isquémicas del 218 31,1
corazón corazón

1-055 Enfermedades cerebro- 162 24,5 1-055 Enfermedades cerebro-vasculares 183 26,1
vasculares

1-060 Enfermedades crónicas de las 118 17,8 1-060 Enfermedades crónicas de las vías 111 15,8
vías respiratorias respiratorias

1-041 Diabetes mellitus 87 13,2 1-041 Diabetes mellitus 96 13,7


1-013 Tumor maligno del estómago 56 8,5 1-013 Tumor maligno del estómago 53 7,6

1-050 Enfermedades hipertensivas 48 7,3 1-050 Enfermedades hipertensivas 42 6,0


1-059 Neumonía 47 7,1 1-059 Neumonía 40 5,7
1-028 Tumor maligno de la próstata 24 3,6 1-020 Tumor maligno de la tráquea, los 30 4,3
bronquios y el pulmón

1-020 Tumor maligno de la tráquea, 22 3,3 1-014 Tumor maligno del cólon, de la 27 3,9
los bronquios y el pulmón unión rectosgmoidea, recto y ano

1-066 Enfermedades del hígado 21 3,2 1-028 Tumor maligno de la próstata 27 3,9
Resto de Causas 554 83,7 Resto de Causas 591 84,4
Total 1.391 210,3 Total 1.418 202,0

Fuente: Boletín de Estadísticas. SDS.


LOCALIDAD 08 - KENNEDY

La causa más frecuente de mortalidad es la enfermedad isquémica del cora-


zón, que muestra un descenso en el año 2002 con una tasa de 31,1 por
10.000 mayores de 60 años. En el segundo lugar se encuentran las enferme-
dades cerebrovasculares con 26,8 por 10.000; y en el tercero, las enfermeda-
des crónicas de las vías respiratorias con 15,8 por 10.000 habitantes perte-
necientes a éste rango de edad.
En el cuarto lugar en orden de frecuencia, se encuentra la mortalidad por
diabetes mellitus, lo que genera la necesidad de implementar medidas de
detección temprana y tratamiento oportuno, encaminadas a una disminu-
ción del riesgo cardiovascular y secuelas neurológicas, ya que como se men-
cionaba a propósito del grupo anterior, hay una estrecha relación entre ésta
patología metabólica y el riesgo de presentar infartos y enfermedades
cerebrovasculares.
Por otro lado, la mortalidad por enfermedades hipertensivas, que también
representan un factor de riesgo muy importante en cuanto a un evento
coronario (infarto), presenta una disminución progresiva en su frecuencia
desde el año 2000; la tasa de 6,0 por 10.000 habitantes de 60 años ó más
para el año 2002, es el valor más bajo en todo el período analizado.

Gráfica 9. Mortalidad por grupos de Edad. Kénnedy


1998-2003, tasa por cada 10.000 habitantes. 87

Fuente: Boletín de Estadísticas. SDS.


En la Gráfica 9, observamos la mortalidad por grupos de edad desde 1998
hasta 2003. La tasa más alta de mortalidad se presenta en los grupos de
mayores de 60 y menores de 1 año. Respecto a este último grupo, la mayor
tasa de mortalidad se presentó en los años 1999 y 2000, y disminuyó
lentamente en los años siguientes, permaneciendo por encima de las otras
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

edades. Este dato hace mejorar las condiciones y cobertura de controles


prenatales y la calidad en los servicios de las Instituciones donde hay aten-
ción de parto.
Mortalidad por lesiones por causa externa
Las muertes por lesiones por causa externa, se clasifican en muertes por
homicidios, suicidios, accidentes de vehículos de motor y otras muertes
violentas. Éstas se analizan a continuación con relación a las tasas de Bogo-
tá, donde se observa que las de la Localidad se encuentran por debajo de
las de la ciudad.
Las muertes por lesiones por causa externa se presentan con mucha fre-
cuencia en el grupo de edad productiva, de 15 a 44 años, sin dejar de pre-
sentarse en los otros grupos. Es importante discriminar la manera de muer-
te para conocer las posibles intervenciones.

Gráfica 10. Mortalidad por lesiones de causa externa. Localidad 08, Kénnedy y
Bogotá. 1997 a 2002.

88

Fuente: Instituto de Medicina Legal. Centro de Referencia Regional sobre Violencia, Regional Bogotá.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Gráfica 10. Mortalidad por lesiones de causa externa. Localidad 08, Kénnedy y
Bogotá. 1997 a 2002.

89

Fuente: Instituto de Medicina Legal. Centro de Referencia Regional sobre Violencia, Regional Bogotá.

Del año 1997 al 2002, en relación con los homicidios, se observó un descenso
permanente con una reducción cercana al 50%, de 39 muertes por 10.000 habitan-
tes en 1997, se pasó a 20 muertes por 10.000 habitantes en 2002. Es importante
recalcar que el índice de muertes en la Localidad, es menor que el de Bogotá.
En el período analizado la tendencia del suicidio disminuyó en un 50%, ya
que de una tasa de 4 por 10.000 habitantes en 1997, se pasó a una tasa de 2
por 10.000 en 2002.
La mortalidad por accidentes de tránsito parece tener una tendencia
oscilatoria, pero se observa que durante los dos últimos años se mantuvo
estable con una tasa de 11 por 10.000 habitantes, similar a la tasa de Bogo-
tá, mientras que en los años anteriores había estado por debajo de ésta. Por
otra parte las muertes accidentales tendieron a disminuir, la menor tasa fue
para el año 2002, con 2 por 10.000 habitantes.
Los líderes del COPACO de la Localidad, pertenecientes a las diferentes UPZ
afirman que el principal problema relacionado con las muertes, es la violencia
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

callejera, seguida por la inseguridad local (atracos, robos, pandillas); y por


último, los accidentes de tránsito causados por la ausencia de puentes pea-
tonales en algunas vías4 .

MORTALIDAD EVITABLE
Comprende los eventos que, gracias a una intervención adecuada, se pue-
den evitar. Dentro de este tipo de mortalidad se tendrán en cuenta las muertes
producidas por neumonía y Enfermedad Diarréica Aguda (EDA) en menores
de cinco años, y la mortalidad materna.

Tabla 24. Mortalidad evitable. Localidad 08, Kénnedy 1999–2002.

1999 2000 2001 2002

Mortalidad materna
89,9 69,4 56,5 83,2
por cada 100.000 N.V.*

Mortalidad por neumonía


por cada 100.000 34,9 37,8 21,9 14,9
< 5 años
Mortalidad por EDA
por cada100.000 8,5 6,1 5,2 6,3
90 < 5años

Fuente nacimientos: Base de Datos, Certificado de Nacido Vivo DANE, por lugar de residencia.
* NV -Nacidos Vivos

La mortalidad materna es un indicador de los servicios de salud, en cuanto a


acceso, oportunidad y sobre todo calidad. La presencia de mortalidad materna en
una población, debe alertar sobre las condiciones en las que se están atendiendo
las gestantes. En Kénnedy la mortalidad materna se encuentra por debajo de las
tasas del Distrito, excepto 2002, año en el que Kénnedy presenta una tasa de 83,2
por 100.000 nacidos vivos; y Bogotá, una de 64,2 por 100.000. La tasa de mortali-
dad materna en Kénnedy venía en disminución entre 1999 y 2001, presentando
un aumento considerable en 2002. Esta condición resulta alarmante, ya que como
se mencionaba anteriormente, la mortalidad materna pone al descubierto los
problemas en la prestación de los servicios de salud, especialmente en cuanto a la
calidad. Por este motivo se debe fortalecer la implementación de los planes de
mejoramiento de cada una de las IPS; que atienden gestantes.
La mortalidad por enfermedad diarreíca aguda, se considera prevenible, ya que
la identificación de los signos de deshidratación por parte del personal de
salud y la comunidad puede evitar la aparición de complicaciones en los niños.

4. Información obtenida de las reuniones adelantadas de Cartografía Social, con los líderes de
los COPACOS.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

La mortalidad por EDA, se presentó con una mayor frecuencia en el año


1999, con un tasa de 8,5 por 100.000 menores de 5 años de edad y desde
entonces ha descendido hasta una tasa de 6,3 por 100.000 en el 2002.
Para prevenir esta enfermedad, es necesario implementar y reforzar la edu-
cación de la comunidad acerca de las medidas de limpieza y mantenimien-
to de los tanques de agua potable, el manejo de alimentos y excretas; así
como los hábitos de higiene.
La neumonía es una de las causas más frecuentes de mortalidad en meno-
res de 5 años de edad. Esta presentó su tasa más alta hacia el año 2000, con
37,8 por 100.000 menores de 5 años. Es importante continuar los programas
regulares y las campañas de vacunación PAI en la Localidad, y sensibilizar
al personal de salud y la comunidad en cuanto a la identificación temprana
y el manejo de este tipo de patologías.
Las infecciones respiratorias y sus complicaciones pueden estar asociadas
a los altos niveles de contaminación en la Localidad, pero hacen falta más
datos para poder establecer una relación de causalidad. (Tabla 24)

MORTALIDAD POR VIH/SIDA Y TUBERCULOSIS.

Tabla 25. Mortalidad por VIH y Tuberculosis.


91
Localidad 08, Kénnedy 1998–2002

1998 1999 2000 2001 2002

Mortalidad por VIH 1.8 3.9 3.6 4.5 3.1


*100.000 Habitantes
Mortalidad por 0.46 1.2 0.87 0.75 1.05
Tuberculosis
*100.000 Habitantes

Fuente: Certificado de Defunción - Bases de Datos DANE- Sistema de Estadisticas Vitales SDS.

La mortalidad por VIH presentó un aumento significativo de 1998 a 1999, y


desde entonces se ha mantenido constante. En la Localidad se da en edades
muy tempranas, las tasas son elevadas en elevadas en cuanto a los menores
de 1 año de edad. Lo más probable, es que estos casos se deban a una
transmisión vertical del virus (madre-hijo) durante la gestación. Este aspec-
to genera un llamado de atención frente a la implementación de las prue-
bas de laboratorio de manera rutinaria en todas las mujeres embarazadas,
así como frente al refuerzo de las campañas de prevención de ETS dirigidas
a la población fértil. Lo anterior teniendo en cuenta que el grupo de 15 a 44
años de edad, presenta tasas hasta de 7,8 por 100.000 habitantes.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

La tuberculosis enfermedad de prevalencia mundial, de alta transmisibilidad,


y que afecta generalmente los pulmones, se ha mantenido presente duran-
te todos los años del período analizado.
La mayoría de las muertes por esta causa, se da en el grupo de mayores de
60 años de edad, donde alcanza tasas tan altas como 10,1 por 100.000 habi-
tantes en el año 2000, según datos obtenidos de los Certificados de Defun-
ción del DANE.
En la población joven también se presentan muertes por esta causa, hecho
que puede indicar algún grado de inmunocompromiso en estas personas,
que le permite al bacilo tuberculoso causar la muerte. Lo más probable es
que esto se encuentre asociado a la pandemia de VIH, especialmente en
esta edad, aspecto que exige una adecuada capacitación del personal medico
en el reconocimiento de una patología bastante frecuente. Esto con el fin de
lograr una adecuada notificación e posterior intervención médica.

MORTALIDAD PREMATURA
Años de Vida Potencialmente Perdidos
Los AVPP son una de las medidas del impacto relativo de varias enfermeda-
92 des y problemas de salud en la sociedad5 ; ilustran sobre las pérdidas que
sufre ésta como consecuencia de la muerte de personas jóvenes o de falleci-
mientos prematuros. Se considera que una muerte es prematura, cuando
ocurre antes de cierta edad predeterminada, que corresponde por ejemplo,
a la esperanza de vida al nacer en la población estudiada. Considerar la
edad a la cual mueren las personas, y no sólo el evento mismo de la muerte,
permite asignar un peso diferente a las muertes que ocurren en diferentes
momentos de la vida. El supuesto en el que se basan los AVPP, es que
cuando más “prematura” es la muerte, mayor es la pérdida de vida. La cifra
de los AVPP, a consecuencia de una causa de muerte determinada en una
población dada, es la suma en todas personas que fallecen por ésta causa,
de los demás años que ésta habrían vivido, si se hubieran cumplido cumpli-
do las esperanzas de vida previstas.
Este indicador tiene por objeto, dar una visión amplia de la importancia
relativa de las causas más relevantes de mortalidad prematura, y su uso
fundamental, es en la planificación y definición de prioridades en salud6.

5. Last J. A Dictionary of Epidemiology, Fourth Edition. New York, New York: Oxford University
Press, 2001.
6. OPS, Xunta de Galicia. Ayuda del módulo de demografía. EPIDAT 3.0 [programa
computacional]. 2003 En prensa.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Tabla 26. Años de vida potencialmente perdidos. Kénnedy 2002.


Grupo Hombres Mujeres

Tasa por

Tasa por

%AVPP
100.000

100.000
Muertes

Muertes
%AVPP
AVPP

AVPP
Transmisibles 90 9,5 2.809 8,1 55 5,8 1.767 7,2
Tumores 255 26,8 4.072 11,8 288 30,3 5.418 22,2
Aparato
326 34,3 3.819 11 353 37,1 4.233 17,4
circulatorio
Perinatales 60 6,3 6.142 17,7 50 5,3 3.775 15,5
Lesiones 285 30 10.482 30,3 48 5 1.928 7,9
Demás
297 31,2 6.242 18 331 34,8 6.499 26,7
enfermedades
Otras causas
32 3,4 1.065 3,1 19 2 762 3,1
mal definidas
Total 1.345 141,4 34.631 100 1.144 120,3 24.382 100

Fuente: Cálculo Epidemiología Hospital del Sur. Certificados de Defunción, DANE.

En el año 2002, la mayor cantidad de muertes fueron ocasionadas por proble-


mas del aparato circulatorio. Esta causa fue más frecuente en las mujeres, con
353 casos que representan 4.233 Años de Vida Potencialmente Perdidos (17,4 %
AVPP); contra 3.819 en los hombres (11% AVPP). Esto representa una inversión
en la incidencia de este tipo de patologías, que generalmente son más frecuen- 93
tes en los hombres; lo anterior hace pensar que existe un factor de riesgo
adicional que genera este fenómeno. (Tabla 26). A pesar de esto, para las muje-
res el grupo que genera más años no vividos, después de las demás enfermeda-
des, es el de los tumores, que con una tasa de 30,3, genera 5.418 años no vividos
(22,2% AVPP) para este género.
En el caso de los hombres son las lesiones las que ocasionan más Años de Vida
Potencialmente Perdidos, con una tasa de 30 por 100.000 habitantes, que repre-
senta 10.482 años no vividos (30.3% AVPP). Las lesiones perinatales son más
frecuentes en los hombres, ya que ocasionan 6.142 años no vividos (17,7%AVPP);
mientras que en las mujeres generan 3.775 años no vividos (15,5%AVPP).
El grupo que menos años de vida representa, después de las otras causas
mal definidas, son las enfermedades transmisibles con 2.808 años no vivi-
dos en hombres (8,1%AVPP) y 1.767 en las mujeres (7,2%AVPP).

MORBILIDAD
Para analizar la morbilidad de la Localidad, es necesario aclarar que, debido
a la implementación de la nueva codificación (CIE –10), eventos que se
consideraban prioritarios durante años, posiblemente pasaron a ocupar otros
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

lugares. Todo esto debido a la forma como se desglosaron cada uno de ellos.
Esta es la situación típica de las enfermedades de los dientes y de sus
estructuras de sostén, que se mantuvieron dentro de los primeros lugares
hasta el año 2000. Ya en 2001 no se encuentran dentro de los eventos prio-
ritarios, ya que anteriormente se clasificaban todas las enfermedades den-
tro de un grupo, y actualmente, se dividen en cerca de treinta. Sin embargo,
es obvio que a pesar de las actividades de promoción y prevención que se
han implementado, la salud oral sigue siendo un problema de salud públi-
ca frente al cual se deben seguir realizando esfuerzos.
También es necesario aclarar que estos datos, son esencialmente Institucionales
y corresponden al Régimen Vinculado. Esto para señalar que la Secretaría Distrital
de Salud, no posee información frente a lo que ocurre con el Régimen Contribu-
tivo, ni con el Subsidiado, ni con otras IPS de la zona. Por esta razón, se presen-
tará tendencia de la incidencia de algunos eventos de potencial epidémico que
son objeto de vigilancia. Los casos esperados de consulta externa y egreso hos-
pitalario se analizarán de forma conjunta en los años 2000 y 2001; no se analiza-
rá la información correspondiente al egreso y consulta externa de los años 1998
y 1999, ya que no se cuenta con ella.
En esta sección, se muestran los datos de morbilidad general por consulta
externa y egreso hospitalario en los años 2000 y 2001, de acuerdo con los
94 datos institucionales de los Hospitales públicos y los de la Localidad pro-
porcionados por la Secretaría Distrital de Salud para el año 2002, con los
datos proporcionados por el Hospital del Sur y algunas IPS privadas. Ade-
más se presentan los datos correspondientes a la morbilidad por enferme-
dades de notificación obligatoria, durante el período 2000–2002.
La clasificación CIE-10, se utilizó en el Hospital del Sur hasta el año 2002,
por tanto los diagnósticos están basados en la codificación Clasificación In-
ternacional de Enfermedades CIE-9.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

MORBILIDAD POR CONSULTA EXTERNA

Tabla 27. Atención por consulta externa, por diez primeras causas,
Localidad 08, Kénnedy. Período 2000–2001.
2000 2001
10 primeras
Frecuencia % 10 primeras causas Frecuencia %
causas
Control del lactante y
13.911 16,67 Persona sana 4.638 6,82
del niño sano
Otras enfermedades de
Parto normal 8.005 9,59 3.754 5,52
los órganos genitales
Enfermedades de los
Otras enfermedades del
dientes y de sus 6.754 8,09 2.410 3,54
aparato respiratorio
estructuras de sostén
Infección respiratoria Enfermedades del ojo y
4.992 5,98 2.351 3,45
aguda sus anexos
Otras enfermedades de
4.585 5,49 Enfermedad hipertensiva 2.287 3,36
los órganos genitales
Enfermedad Otras enfermedades de
3.029 3,63 2.159 3,17
hipertensiva las glándulas endocrinas
Enfermedades del ojo Enfermedades del oído y
2.833 3,39 2.153 3,16
y sus anexos de la apófisis mastoides
Otras enfermedades
de las glándulas
endocrinas
2.404 2,88 Fractura de los miembros 1.952 2,87
95
Otras enfermedades del
Otras helmintiasis 2.055 2,46 1.943 2,85
aparato digestivo
Enfermedades de la
Laceraciones, heridas de
piel y del tejido 1.651 1,97 1.904 2,80
los vasos sanguíneos
celular subcutáneo
62,4
Resto de causas 33.194 39,79 Resto de causas 42.433
1
Total 83.413 100 Total 67.984 100

Fuente: SIS 103, Muestra diario de Consulta Externa SDS y RIPS.

En el período analizado las Infecciones Respiratorias Agudas, IRA, ocupa-


ron los primeros lugares. En el año 2001 ocuparon el tercer lugar con un
total de 2.410 casos que equivale al 3,5% de la consulta externa, con una
disminución con respecto al año anterior, consecuente con el la mortalidad
por neumonía que también disminuyó para éste período.
Es importante remarcar que la segunda causa de consulta externa en el año
2001, corresponde con las enfermedades de los órganos genitales, hecho
puede estar asociado al fortalecimiento de los programas de salud sexual y
reproductiva. Según información obtenida de los RIPS, el grupo que se ve
más afectado por esta patología, es el de 15 a 44 años, siendo las mujeres
las que más asisten por estas causas -en un 86,8%-.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

El parto normal aparece dentro de las 10 primeras causas en el año 2000,lo


que pone en evidencia las dificultades que se presentan para la determina-
ción de la morbilidad a través del sistema de información actual, y muestra
la necesidad de mejorar el registro y procesamiento de la información para
el futuro.
En el período 2000 a 2001, la consulta externa por hipertensión arterial
ocupa los primeros lugares. En el 2001 este tipo de consultas representó el
3,36% de la muestra tomada, siendo por razones biológicas los pacientes
de 60 años y más el grupo que presentó el mayor número de consultas. En
cuanto al género se encontró que el 64% de las consultas, se realizaron a
mujeres.
En el año 2001 la fractura de los miembros ocupó los primeros lugares,
afectando al grupo de edad entre 5 y 14 años. Este hecho puede manifestar
la necesidad de orientar a esta población acerca del manejo de accidentes.
También puede sugerir que se ha confundido la morbilidad por consulta
externa, con la morbilidad por urgencias, como pudo suceder con la causa
del parto normal.

96
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

MORBILIDAD POR EGRESO HOSPITALARIO

Tabla 28. Morbilidad general por egreso hospitalario, por 10 primeras causas.
Localidad 08 Kénnedy. Período 2000–2001

2000 2001

10 Primeras Causas Frecuencia % 10 Primeras Frecuencia %


Causas
Complicaciones que 6.495 47,58 Parto normal 1316 11,82
ocurren principalmente
en el curso del trabajo y
del parto
Parto normal 1.030 7,54 Otras indicaciones 905 8,12
en la asistencia del
embarazo el
trabajo y el parto
Otras indicaciones en la 885 6,48 Complicaciones 587 5,27
asistencia del embarazo relacionadas
el trabajo y el parto principalmente con
el embarazo
Embarazo terminado en 778 5,70 Otras causas de 453 4,06
aborto morbilidad y
mortalidad
perinatales
Complicaciones 747 5,47292842 Embarazo 450 4,04
relacionadas terminado en
principalmente con el aborto
embarazo
Afecciones. anóxicas e Neumonías 438 3,93
97
723 5,29
hipóxicas del feto o del
recién nacido u
originadas en el período
perinatal
Otras causas de 596 4,36 Laceraciones, 420 3,77
morbilidad y mortalidad heridas y
perinatales traumatismos de
los vasos
sanguíneos
Otras enfermedades de 270 1,97 Otras 399 3,58
los órganos genitales enfermedades de
los órganos
genitales
Hernia de la cavidad 215 1,57 Otras 356 3,19
abdominal enfermedades del
aparato digestivo
Otras enfermedades del 165 1,20 Psicosis 353 3,17
aparato urinario
Resto de Causas 1.745 12,78 Resto de Causas 5.455 49,00
Total 13.649 100 Total 11.132 100

Fuente: SIS 110, Registro Individual de Egreso Hospitalario.

La atención del parto normal ocupó el primer lugar como causa de egreso en el
año 2001, donde por cada 100 egresos, 0,39 fueron por atención del parto normal.
El 100% de los partos se presentó en la población de 15 a 44 años.
7. Según tasa de fecundidad calculada anteriormente.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Muchos embarazos se presentan en edades tempranas. Por esta razón es necesa-


rio continuar fortaleciendo las actividades de consejería en planificación familiar y
en salud sexual y reproductiva que disminuyan este flagelo7.
En el año 2001 los problemas relacionados con el embarazo, parto y puerperio
ocuparon el segundo, tercero, cuarto y quinto lugar, como causa de egreso hospi-
talaria. 8,12% de los egresos, fueron otras indicaciones en la asistencia al embara-
zo, trabajo y parto; 5,27%, complicaciones relacionadas principalmente con el
embarazo; 4,06%, otras causas de morbilidad y mortalidad perinatales; y 4,04%
de los egresos, embarazo terminado en aborto. Esto hace pensar, que se
deben fortalecer los programas de control prenatal temprano con referencia
oportuna a un nivel de atención adecuado.
La Secretaría Distrital de Salud, en su proceso de mejoramiento en la recepción
de Registros Individuales de Atención RIPS, logró recoger información de pobla-
ción vinculada, subsidiada y particular de las Entidades y profesionales,
que la reportaron para la atención por consulta externa en el año 2002.
Estos datos, aunque no contienen todas las IPS de Kénnedy, ni son comparables
con los anteriores, y pueden no ser representativas, pueden orientar más de cerca
la morbilidad de la Localidad, al incluir registros de otras Instituciones.(Tabla 28)

98 Tabla 29. Diez primeras causas de atención por consulta externa.


Localidad 08, Kénnedy, 2002.

Total
Causa %
Atendidos
Control del lactante y el niño
8.190 8,73
sano
Infección respiratoria aguda 6.775 7,22
Enfermedades de los dientes y
6.598 7,03
de sus estructuras de sostén
Control de embarazo normal 5.545 5,91
Otras enfermedades de los
4.402 4,69
órganos genitales
Enfermedad hipertensiva 3.536 3,77
Laceraciones, heridas y
3.199 3,32
traumatismos
Otras enfermedades del
2.928 3,12
aparato digestivo
Enfermedad del ojo y anexos 2.915 3,11
Fracturas de los miembros 2.749 2,93
Demás Causas 47.049 50,17
Total 93.836 100

Fuente: Secretaría Distrital de Salud de Bogotá. Dirección de Planeación y Sistemas. Registros


Individuales de Prestación de Servicios de Salud- Grupo de información.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

MORBILIDAD POR EVENTOS DE NOTIFICACIÓN OBLIGATORIA

Tabla 30. Eventos de notificación obligatoria.


Localidad 08, Kénnedy, 1998–2002

Evento 1998 1999 2000 2001 2002 Total %


Exposición Rábica 439 493 795 638 243 2608 26,5
Dengue Clásico 2 1 0 2 23 28 0,3
Rubéola Sospechoso 69 12 107 61 43 291 3,0
Sarampión
8 30 17 21 183 259 2,6
Sospechoso
Hepatitis A 229 114 129 97 293 862 8,8
Dengue Hemorrágico 6 0 3 6 20 35 0,4
Hepatitis B 7 4 13 8 13 45 0,5
VIH 11 22 11 13 18 75 0,8
Malaria 11 13 20 24 54 122 1,2
Meningitis H. Influenza 2 1 0 0 0 3 0,0
Meningitis Meningoco 3 3 1 0 0 7 0,1
Parálisis Flácida<15 4 3 1 0 0 8 0,1
Sífilis Congénita 7 12 6 2 21 48 0,5
Reacción Postvacunal 0 0 1 5 13 19 0,2 99
Parotiditis 53 46 82 65 80 326 3,3
Tos Ferina 2 1 14 17 0,2
Tuberculósis 23 35 58 35 51 202 2,1
Varicela 994 861 1.300 1.433 174 4.762 48,5
Intoxicación Por OH 0 0 0 1 7 8 0,1
Cólera 1 0 0 0 0 1 0,0
ETAS 0 0 0 1 82 83 0,8
Meningitis 0 0 0 1 4 5 0,1
Lepra 0 0 0 0 1 1 0,0
Hepatitis C 0 2 3 0 3 8 0,1
Total 1.869 1.652 2.549 2.414 1.340 9.823 100

Fuente: Hospital del Sur. Oficina de Epidemiología.

La primera causa de notificación obligatoria en el período analizado, fue la


varicela, que representa el 48,5% de los eventos notificados; en segundo
lugar se encuentran las exposiciones rábicas, representando el 26,5%. En la
exposición rábica se observa una disminución marcada en el año de 2002,

8. Cartografía Social con Saneamiento Ambiental.


DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

de 638 casos en el 2001, pasó a 243 en 2002. Esta situación es consistente con las
actividades de recolección y vacunación caninas que se vienen realizando desde
el área de saneamiento ambiental; pero es importante resaltar que a pesar de
éstas, existe un número de perros en la Localidad que que aunque tienen due-
ño, éste no se preocupa por mantenerlos en el hogar8. Por otra parte, la tercera
causa notificada fue la Hepatitis A, con un 8,8% del total de notificación.
Las enfermedades transmitidas por vectores como el dengue clásico, el den-
gue hemorrágico y la malaria, son notificados por el sistema debido a que
los pacientes adquieren la enfermedad en otras regiones y consultan a las
Instituciones de la Localidad. Bogotá no es zona endémica para estos, por lo
cual es importante, ante la presencia de cualquiera de ellos, notificar a la
Secretaría Distrital de Salud para que se realice la georeferenciación al de-
partamento correspondiente para su seguimiento.
En cuanto a las enfermedades inmunoprevenibles, como el sarampión y la
parálisis flácida en menores de quince años, los eventos entran al sistema
como casos probables.
Uno de los eventos que ha ido en aumento es la tuberculosis, pasando de 23
casos en el 2001 a 51 casos en el 2002; es importante evaluar la posibilidad
de asociación de estos a infección por VIH, hecho que, según se ha conside-
100 rado, contribuye al aumento de la tuberculosis en el mundo (Tabla 30)

MORBILIDAD ORAL
Uno de los eventos que se debe tener en cuenta para el análisis de la
morbilidad, es la oral. Se puede observar que en el año 2001 la caries dental
ocupó el primer lugar con un 0,64% de la consulta externa, seguida por la
gingivitis, enfermedades de la pulpa y otras enfermedades de los dientes.
Representa el 0,04% de la consulta externa. Muchas patologías de la cavi-
dad oral se asocian al uso inadecuado de los elementos de higiene oral, a
los costos de los tratamientos a nivel odontológico, a la consulta tardía y la
baja oportunidad de atención a nivel local, entre otros9.
Perfil de Discapacidad
Según el censo adelantado por el Hospital del Sur en el año 2001, en la
Localidad de Kénnedy se identificaron 984 habitantes con algún tipo de
discapacidad motora, visual, auditiva o cognoscitiva, donde el mayor nú-
mero de personas se encuentran entre los 39 a 68 años.

9. Problemáticas locales encontradas con equipo del Proyecto UEL, en octubre 10 de 2003 y
con el grupo de Escuela Saludable, octubre 7 de 2003.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Es necesario resaltar que durante los años 2000, 2001 y 2002 se fortaleció la
línea de intervención y manejo de la discapacidad, logrando el reconoci-
miento de la discapacidad en su ciclo evolutivo y de los derechos, deberes y
necesidades específicas de las familias implicadas en estos casos.
La UPZ que concentra mayor población discapacitada es la de Kénnedy Cen-
tral, zona que se caracteriza porque agrupa comercio, industria, Entidades
Bancarias, donde esta población puede ejecutar sus labores diarias (ventas
ambulantes en general y de lotería).

101
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

102
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

3. PRODUCCIÓN
La población en edad de trabajar de la Localidad, representa el 63,8% de la
población local económicamente activa, la cual, el 82,7% se encuentra em-
pleada y el 17,3%, desempleada1. El ingreso promedio es de dos Salarios
Mínimos Mensuales Legales Vigentes (SMMLV), mientras que para el Dis-
trito este promedio alcanza los 2,3 SMMLV. El grupo entre 40 y 49 años logra
en promedio 2,7 SMMLV y representa el grupo con ingresos más altos. Para
los jóvenes entre 15 y 19 y 20 y 29 años, el desempleo alcanza el 36,24% y
23,54% respectivamente.
Los hombres obtienen mayores ingresos y presentan un porcentaje menor
de desempleo que las mujeres (2,3 SMMLV para hombres y 1,9 SMMLV para
mujeres; desempleo masculino del 16,65% y desempleo femenino del 18,05%
) Estas diferencias son menores a las que presenta el Distrito. 103

1. Alcaldía Local y Economía Regional y Social 2002, a partir de la Encuesta Nacional de


Hogares, para 1999.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

DISTRIBUCIÓN Y CARACTERIZACIÓN DE EMPRESAS

Tabla 31. Distribución porcentual de La población de empresas en la


Localidad 08, Kénnedy. 2001

C o n c e p to Kénnedy

Estra to s p o r ag ru pam ien to C IIU – R E V 3

A ctividades A ,B,C (Sector prim ario ) 0 ,9


A ctividades D y F (Sector secundario) 2 6,1
R esto de A ctividades ( Sector Terciario) 7 3,1

T o ta l 1 00

G ru p o C IIU – R EV 3

A . A gricultura, ganadería, caza y selvicultura 0 ,7


B. Pesca 0 ,1
C . E xplotación de m inas y canteras 0 ,1
D . Industria m anufacturera 2 4,9
E . Sum inistro de energía, gas y agua 0 ,2
F. Construcción 1 ,2
G . C om ercio al por m ayor y m enor. R eparaciones 4 7,9
H . H oteles y restaurantes 6 ,2
I. Transporte ,alm acenam iento y com unicaciones 3 ,4
104 J. Finanzas y seguros 0 ,3
K. A ctividades inm obilia rias 5 ,1
L. A dm ón. Pública, D efensa y S.S . O bligatoria 0
M . E ducación 1 ,4
N . Servicios sociales y de salud 2 ,8
O . O tras actividades de servicios sociales y
5 ,8
com unitarios

T o ta l 1 00

Estra to s p o r tam a ñ o de e m p resa

M icroem presas (< 1 35 m il) Sector prim ario 0 ,3


M icroem presas (< 1 35 m il) Sector secundario 1 2,7
M icroem presas (< 1 35 m il) Sector terciario 5 4,8
Pequeñas y M edianas (135> P y M < 20.000 m il)
0 ,6
Prim ario

Pequeñas y M edianas (13 5> PyM < 2 0 .0 00 m il)


1 3,2
Secundario

Pequeñas y M edianas (13 5> P y M < 20 .00 0 m il)


1 8,1
Terciario
E m presas con activos > 20 .00 0 m illones 0 ,5

T o ta l 1 00

Fuente: SENA-CID. Características de estratificación profesional en siete localidades de


Bogotá, D.C
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Kénnedy contaba en el 2001, con 1.749 empresas, concentradas en su mayor


parte en el sector terciario (73,1%). Según la actividad económica el 47,9%
de las empresas están vinculadas al comercio al por menor y al por mayor; y
el 24,9%, a la actividad manufacturera. Le siguen en importancia hoteles y
restaurantes con el 6,2% y otras actividades de servicios sociales y comuni-
tarios con el 5,8%.

De acuerdo con el tamaño, el 58,4% son microempresas del sector terciario;


el 18,1% son empresas medianas y pequeñas del mismo sector, 18,1%, y
las medianas del sector secundario.

CONDICIONES DE TRABAJO
Kénnedy es una Localidad donde principalmente se desarrolla la actividad
comercial en sectores reconocidos, a saber, el sector de la carrera 76, la carre-
ra 80, la Avenida Ciudad de Cali y Avenida 68, principalmente desde la
Avenida Primero de Mayo hasta la Autopista del Sur.

En la Localidad se encuentran ubicadas industrias de pequeña y mediana


economía, PYME, principalmente en las zonas de los barrios Carvajal, Al-
quería y Argelia. En ellas predominan las microempresas relacionadas con
solventes industriales, así como tintorerías, lavanderías, y las industrias de
baterías, pegantes y pinturas.
105
La localidad cuenta con 45 establecimientos que comercializan líquidos in-
flamables, los cuales causan riesgo por la presencia de sustancias químicas
como plomo, solvente e hidrocarburos. También existen 24 expendios domi-
ciliarios de gas, situación que genera riesgo de explosión.

En el de Tintal Central en la UPZ 46, se desarrollan principalmente activida-


des de reciclaje de materiales, haciendo de éste un lugar importante
para la economía de la localidad, que alberga un gran número de habi-
tantes. Estos participan en el sector informal de la economía, no sólo en
el ámbito de la Localidad sino también, en otras localidades. Los riesgos
a los que los trabajadores se exponen allí, corresponden principalmente a
gases y vapores de plomo y ácido sulfúrico, en el caso de reciclaje de bate-
rías, y a riesgos por material particulado, en el caso de los demás materia-
les. El principal problema detectado es la falta de uso de elementos de
protección personal.

Según el Censo del DANE de 1993, al igual que la información del DAMA
1990, la principal actividad económica de la Localidad es el comercio, con el
21,5% (58.709); la segunda es industria manufacturera, que representa el
16,8% (45.376); y las actividades inmobiliarias, que equivale al 4,8% (13.284).
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

LOS INGRESOS DE LAS FAMILIAS


De acuerdo con la actividad económica en la localidad de Kénnedy, frente a
Bogotá en 1999, se presentan los ingresos laborales en la siguiente tabla:

Tabla 34. Ingresos laborales por rama de actividad económica


(En número de salarios mínimos)
en la Localidad 08, Kénnedy y Bogotá, D.C. 1999

Rama de Actividad Kénnedy Bogotá

No informa 1,6 2,3


Agricultura 1,7 4,2
Minas 11,5 6,3
Manufactura 1,8 2,1
Servicios públicos 2,7 2,7
Construcción 1,4 1,9
Comercio 1,5 1,8
Transporte 2,2 2,2
Finanzas 2,6 3,4
Servicios 2,2 2,4
106 Total 2,0 2,3

Posición ocupacional

Familiar sin apoyo 0 0


Asalariado privado 2,1 2,2
Asalariado público 2,9 3,8
Servicio doméstico 1,4 1,4
Cuenta propia 1,7 1,7
Empleador 3,0 6,1
Total 2,0 2,3

Fuente: Encuesta Nacional de Hogares, DANE.

Los ingresos generados en el mercado de trabajo, son en promedio en la


localidad de dos salarios mínimos, promedio inferior al del Distrito que es
de 2,3 salarios mínimos. Según la rama de actividad los salarios más altos
se dan en la minería (11,5), Servicios públicos, (2,7), y finanzas (2,6); y los
salarios más bajos, en construcción (1,4) y comercio (1,5). (Ver Tabla 32).
Por posición ocupacional los salarios más altos son los de los empleadores
(3,0) y asalariados del sector público (2,9); y los más bajos son servicio do-
méstico (1,4), y trabajadores por cuenta propia (1,7). (Tabla 32)
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Tabla 33. Ingresos laborales por género, edades y nivel


(En número de salarios mínimos)
educativo en la Localidad 08, Kénnedy y Bogotá, D.C. 1999

Concepto Kénnedy Bogotá

Género
Hombre 2,3 2,6
Mujer 1,6 1,9
Ingreso medio 2,0 2,3

Edades
10 a 14 0.6 0,5
15 a 19 1,0 1,0
20 a 29 1,6 1,7
30 a 39 2,1 2,3
40 a 49 2,7 2,8
50 a 59 2,2 3,1
60 y más 1,8 3,1
Ingreso medio 2,0 2,3

Nivel Educativo
Ninguno 0,8 0,8 107
Primaria 1,4 1,2
Secundaria 1,5 1,6
Superior 3,4 4,5
No informa 10 1,9
Ingreso medio 2,0 2,3

Fuente: Encuesta Nacional de Hogares, ENH. DANE.

Por sexo, las mujeres ganan menos que los hombres y su situación es más
crítica con relación a las mujeres de Bogotá. En la de edad, los trabajadores
entre los 40 y 49 años ganan más (2,7), mientras que los jóvenes entre 15 y
19 años ganan en promedio un salario mínimo y los mayores de 60, 1,8.
(Tabla 33).
Usado en estadística por nivel educativo, al igual que en toda la ciudad,
en la localidad ganan más quienes tienen educación superior (3,4 sala-
rios mínimos), aunque la cifra es inferior a lo que ganan los trabajado-
res con educación superior en Bogotá (4,5). Por el contrario, los trabaja-
dores que realizaron la primaria ganan más en la Localidad que en el
Distrito. (Gráfica 11).
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Gráfica 11. Ingresos por escolaridad. Kénnedy

Fuente: Economía Regional y Social Ltda.

EL DESEMPLEO

Tabla 34. Tasa de desempleo por género, edades y nivel educativo.


Localidad 08, Kénnedy y Bogotá, D.C. 1999

Concepto Kennedy Bogotá

108 Género
Hombre 16.65 16,32
Mujer 18,.05 21,26
Total 17,30 18,63
Edades
10 a 14 48,91 27,35
15 a 19 36,24 43,59
20 a 29 23,54 24,47
30 a 39 12,11 14,33
40 a 49 13,05 11,96
50 a 59 8,68 10,39
60 y más 9,97 10,54
Total 17,30 18,63
Nivel Educativo
Ninguno 0 16,37
Primaria 13,47 15,93
Secundaria 19,72 21,37
Superior 15,25 15,73
No informa 0 9,77
Total 17,30 18,03
Fuente: Ecuesta Nacional de Hogares, ENH. DANE.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Mapa 4. Producción

109

Fuente: Cartografía Digital DAPD y Cartografía Social del Hospital del Sur.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

De acuerdo con la edad, el desempleo afecta principalmente a la población


joven menor de 30 años, con tasas superiores al 20%. En todo caso éstas son
inferiores a las que se presentan en los mismos grupos etários en el distrito.
Merece especial atención la situación que se presenta con relación a los
menores de edad entre 10 y 14 años, ya que la tasa de desocupación es
cercana al 50%, muy superior a la del distrito (Tabla 34).
Por niveles educativos, se encuentra un desempleo similar al de Bogotá,
donde la mayor tasa está en las personas que han cursado la secundaria. La
población con un nivel educativo de primaria, presenta una tasa de desem-
pleo menor a la Distrital. Es importante prestarle atención a los habitantes
que tiene secundaria y están desempleados, ya que esto es un reflejo de las
dificultades para ir a la universidad.
La tasa de desempleo de la Localidad en 1999 fue del 17,3%, inferior a la
tasa de desocupación de Bogotá, que fue del 18,63%. En las mujeres, el
desempleo es más alto que en los hombres, pero inferior con relación al
Distrito.
En general para todos los pobladores de las UPZ Américas, Carvajal, Timiza,
Kénnedy Central, Castilla, Las Margaritas, Bavaria, Gran Britalia, Corabastos
y Patio Bonito, el desempleo se da en los dos géneros, en todas las edades
110 y en los diferentes niveles educativos.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

4. CONSUMO
En este segmento del Diagnóstico, se describen los aspectos relacionados
con: Vivienda, Educación, Recreación, Servicios públicos y Alimentación,
siendo estos elementos, los relevantes para los habitantes de la Localidad.

VIVIENDA
El número de viviendas proyectadas por el Departamento Administrativo
de Planeación Distrital al 2002, era de 142.426, la distribución por UPZ se
presenta en la Tabla 34.

Tabla 35. Proyecciones Población, Hogares y Viviendas


por UPZ, según Localidad, 2002. 111
UPZ Viviendas Hogares Población

44 Américas 15.241 16.004 98.002


45 Carvajal 18.819 26.435 146.197
46 Castilla 21.412 21.711 123.102
47 Kénnedy Central 22.977 27.811 146.132
48 Timiza 21.678 26.512 145.852
78 Tintal Norte 4.460 4.394 27.422
79 Calandaima 2.692 2.652 16.548
80 Corabastos 5.214 6.546 44.019
81 Gran Britalia 12.472 23.460 77.272
82 Patio Bonito 12.753 17.131 98.776
83 Las Margaritas 622 1.764 2.309
113 Bavaria 4.086 4.408 25.698
Subtotal 142.426 178.829 951.330

Fuente: D.A.P.D. Subdirección de Desarrollo Social. Área de Desarrollo Humano y Progreso Social.

Para los habitantes de las UPZ Américas, Castilla, Carvajal, Kénnedy Central,
Timiza, Gran Britalia, Las Margaritas, Bavaria, Corabastos y Patio Bonito, el
mayor número de viviendas están construidas en concreto. Sin embargo
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

identifican en las UPZ, 45 construcciones en obra negra, en el barrio La


Igualdad, además de contar con casas prefabricadas en otros sectores de la
zona; la UPZ 82, cuenta con barrios en proceso de legalización y hay cons-
trucciones en materiales tipo cambuche (plástico y madera)

EDUCACIÓN FORMAL E INFORMAL


El número de establecimientos y jornadas educativas en Kénnedy y en Bo-
gotá en el año 2001 y 2002, se presenta en las siguientes Tablas:

Tabla 36. Número de establecimientos y de jornadas educativas en


Kénnedy y Bogotá. Año 2001.
Establecimientos Jornadas

Oficiales No Oficiales Total Oficiales No Oficiales Total

72 359 431 144 393 537


Fuente: Cálculos Subdirección Análisis Sectorial-SED, con base en el Directorio de Establecimien-
tos de la SED con corte a Diciembre 31 de 2001 y Diciembre 31 de 2002.

Tabla 37. Número de establecimientos y de jornadas educativas en


Kénnedy y Bogotá. Año 2002
112 Establecimientos Jornadas

Oficiales No Oficiales Total Oficiales No Oficiales Total

39 306 345 80 332 412


Fuente: Cálculos Subdirección Análisis Sectorial-SED, con base en el Directorio de Establecimien-
tos de la SED con corte a Diciembre 31 de 2001 y Diciembre 31 de 2002.

Por último el total de matrícula oficial, incluyendo concesión, es la siguiente:

Tabla 38. Total matrícula oficial según grado–2002.


Preescolar Primaria Secundaria Media Total
5.593 42.625 37.815 13.336 99.369
(Incluye Concesión y Subsidios)

Fuente: Cálculos Subdirección Análisis Sectorial-SED, con base en el Directorio de Establecimien-


tos de la SED con corte a Diciembre 31 de 2001 y Diciembre 31 de 2002.

En las tablas anteriores se observa un descenso del número de Estableci-


mientos Oficiales y No Oficiales, así como del número de jornadas oficiales y
no oficiales. Esto incide en la población local, ya que en general, hay dificul-
tades para la consecución de cupos escolares en las Instituciones Educati-
vas, y también desplazamiento a otras Instituciones fuera de la Localidad
por parte de los habitantes. Cabe anotar que la concesión y subsidios, se
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

convierten en factores protectores para los beneficiarios, quienes tienen la


posibilidad de la consecución del cupo escolar en Institución que sea solici-
tada, además de cancelar cuotas al alcance de sus ingresos.
La información obtenida por Cartografía Social, con respecto a la educación,
es la siguiente:
UPZ 44 y 45. La mayoría de la población accede a la educación pero por la
situación de trabajo tanto de hombres y mujeres, los niños y jóvenes reali-
zan sus tareas sólos y sin ayuda de sus padres.
UPZ 46. En el sector de Vergel y Tintal, se manifiestan problemas en el
acceso a la educación y la consecución de cupos, sin embargo en otros
barrios del sector hay posibilidad de cupos en colegios privados.
UPZ 47, 48, 81, 83 y 113. Éstas cuentan con gran número de sus niños y
jóvenes estudiando, pero no están de acuerdo con la concesión, ya que
muchos no les permitió asistir a los colegios del sector.
UPZ 80, 81 y 82. En éstas hay déficit en la educación, ya que las UPZ no
concentran un buen número de planteles educativos grandes o pequeños y,
aunque en la UPZ 82 está en el Colegio CAFAM Bellavista, acceden más
niños y jóvenes de otros sectores, al conseguir cupos en concesión. Además,
mencionan que por el bajo ingreso económico y la mala nivelación del Sisben 113
no contaron con cupos escolares.

RECREACIÓN
La recreación hace parte del desarrollo y mejora la calidad de vida de
las personas. En la Localidad octava se encuentran los siguientes par-
ques y escenarios de recreación: Polideportivo Kénnedy Cayetano
Cañizales; y los parques: Britalia, Infantil de Tránsito, Royal, Floralia,
Nueva Delicias, Nuestra Señora de la Salud, Castilla y Timiza; Estadio
de la Paz; y Mundo Aventura.
A pesar de que la Localidad cuenta con varios sitios de recreación, la comu-
nidad manifiesta que no son utilizados debido a la falta de ingresos econó-
micos, específicamente en un gran parque como Mundo Aventura. Los par-
ques propios de los barrios son considerados inseguros, además de encon-
trarse en malas condiciones.
De acuerdo con la percepción de la comunidad, en las UPZ 44 y 45 se cuenta
con parques ubicados con zonas de recreación en la Floresta Sur, la Igual-
dad, Villa Claudia y Américas; el parque más grande es parque Mundo Aven-
tura, donde es mayor el acceso de personas de otros sectores de Bogotá.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Las UPZ 46, 47 y 48, cuentan con parques de barrio o con parques en los
conjuntos residenciales, siendo estos últimos más seguros para los niños y
jóvenes.
Las UPZ 80 y 82, tienen parques pequeños, pero cuentan con ranódromos y
campos de tejo para su recreación. Los jóvenes por su parte juegan maquini-
tas electrónicas.
Las UPZ 81, 82 y 113, coinciden al afirmar que los parques Cañizales, Timiza
y Mundo Aventura son los más importantes de su sector, pero que a su vez
cuentan con parques en el interior de sus barrios.
En general para sus pobladores, hay acceso a los parques del barrio y los
parques como Cayetano Cañizales, además a las piscinas de Bella Vista y
Patios, son controladas por Instituciones del sector (DABS e IDRD).

SERVICIOS PÚBLICOS
Para los habitantes de la Localidad de Kénnedy, la cobertura de servicios
públicos en porcentajes, es la siguiente:

Tabla 39. Porcentaje de cobertura de servicios públicos.


114 Kénnedy, 1993.
Acueducto Alcantarillado Recolección Basuras
98,9 90,2 97,80

Fuente: Censo DANE, 1993.


La mayor parte de la población, tiene redes de servicios públicos con cober-
turas superiores al 90%. El déficit mayor se da en cuanto al alcantarillado,
particularmente en la UPZ 82, como lo manifiesta la misma comunidad. Por
su parte, en el sector construido sobre el humedal de La Vaca, en la UPZ 80
–Corabastos- hay problemas de aguas negras.

TELEFONÍA
El servicio de telefonía ha tenido cambios importantes con la apertura a la
competencia con otras operadoras como EPM y Capitel. Según el informe de
la ETB, la calidad del servicio ha mejorado y de 55,62% de clientes satisfe-
chos en el año 2000, se pasó a 67,1% en 2001. Igualmente el tiempo de
instalación de las líneas disminuyó, al pasar de 36,71 días en 2000, a 10,53
días en 2001.
En la Localidad, de acuerdo con el servicio de Cartografía Social, la telefonía
está a disposición de todos. Sin embargo en algunos hogares de estrato 1 y
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

en proceso de legalización, no ha sido posible adquirirla por problemas de


costos, a pesar de las garantías de las diferentes empresas.

GAS
La cobertura del servicio de gas domiciliario por parte de la empresa Gas
Natural S.A. se viene dando en la Localidad de Kénnedy aproximadamente
en un 60%, con tarifas favorables para todos los habitantes, independien-
temente del estrato al que pertenezcan1.
La empresa desarrolla los proyectos de prestación de servicio de gas domici-
liario, cuando la “malla poblacional”2 asciende aproximadamente a 25.000
habitantes, y se dan las condiciones mínimas de infraestructura para reali-
zar las acometidas. La manera de llegar a las comunidades por parte de la
empresa, se establece por medio del contacto con las Juntas de Acción Co-
munal, quienes en asamblea deciden la disposición de las acometidas de
gas. Se puede observar que hay participación en la toma de decisión frente
a este servicio y hasta el momento no ha sido impuesto. Además es conside-
rado benéfico para la economía familiar, a diferencia de otros servicios.

ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO
115
Según las oficinas de Planificación y Diseño de la Empresa de Acueducto y
Alcantarillado de Bogotá (EAAB), en la Localidad de Kénnedy, la cobertura
está dada de la siguiente manera:
En cuanto a diseño de acueducto se tiene una cobertura del 98%, quedando
por fuera los diseños de dos barrios sin legalizar, Villa Kénnedy y Villa Mendoza.
En cuanto a construcción, la cobertura es un poco más baja ya que faltan por
construcción de acueducto diez barrios. En el 2001 se ejecutaron con partici-
pación comunitaria 24 proyectos de construcción de acueducto. Durante 2001,
se ejecutaron once proyectos comunitarios de construcción de alcantarillado de
aguas negras y cuatro de aguas lluvias en los barrios que indica la Tabla 39.
La División de planeamiento y diseño técnico de la unidad de alcantarillado
de la EAAB nos informa que, para que la Localidad de Kénnedy logre el
100% de cobertura de alcantarillado, se necesita lo siguiente: en cuanto

1. Esta política tarifaria, se establece de acuerdo al tipo de usuario que se atiende en toda la
ciudad; los estratos predominantes van del 1 al 3, siendo relativamente baja la participación
de los estratos altos para determinar diferencias tarifarias.
2. Esta malla poblacional, se establece a partir del conjunto de cuadras pobladas por habitantes
de cualquier zona de las localidades.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

alcantarillado de aguas negras, construir de forma plena y parcial veinte


barrios; en cuanto a alcantarillado para aguas lluvias, construir 17 barrios
aproximadamente, quedando 35 por construir.

Tabla 39. Proyecto de obras en Acueducto y Alcantarillado.


Obra principal Tipo de Obras Zona
Complementaria
Canal Cundinamarca Intersectores, Fucha
Colectores y canales
Alsacia
Magdalena
Britalia
Castilla
Américas
Calle 38 Sur
San Bernardo
Tintal 4
Primera de Mayo
La Isla

Fuente: Economía Regional y Social Ltda. 2001.


116
La inversión en acueducto y alcantarillado, se da desde tres fuentes: la
participación comunitaria, la inversión directa de la EAAB y los recursos
Locales.
En la inversión de la participación comunitaria, el papel de la EAAB es pres-
tar asesoría técnica y social para el diseño de las obras. En este caso la comu-
nidad organizada, llámese JAC, ONG, Corporación, y otras. Se reúne para con-
cretar que la obra se haga por medio de la participación comunitaria, se reco-
lecta el dinero, se concierta con el acueducto la asesoría y se firma el convenio
para la realización de la obra. En términos de materiales y costos, la EAAB
suministra la tubería, que se cobra en la factura posteriormente.

Es importante mencionar que en este tipo de negociación, la comunidad


aporta el 100% de la obra, manifestando los fuertes procesos de gestión co-
munitaria en comparación con otras ciudades como Medellín, donde la parti-
cipación frente a este mismo tipo de obras se da con el aporte de sólo el 30%.
En Kénnedy, un buen ejemplo es el barrio Valladolid, cuya gestión, presentó
algunos retrasos en los aportes, por parte de la comunidad, entrega ya la obra
en un 95%, demorándose un poco las redes domiciliarias y la construcción del
alcantarillado de aguas lluvias por parte de la empresa. Es útil mencionar
que, según datos de Bogotá 2002, por esta vía de inversión se han construido
60 km de acueducto y aproximadamente 52 km de alcantarillado.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

En cuanto a la segunda fuente de inversión, se dan dos ejemplos de cons-


trucción de obras en la Localidad de Kénnedy. La primera obra, tiene que
ver con la construcción de acueducto, y alcantarillado de la UPZ La Chucua
de La Vaca. Para la realización del acueducto se cuenta con recursos de la
EAAB y del Fondo de Desarrollo Local, y para la construcción de alcantarilla-
do sanitario y fluvial, con recursos directos de la EAAB. Los costos para los
habitantes de esta UPZ han sido determinados solamente en el cobro del
medidor. La segunda obra, tiene que ver con la construcción del acueducto
y alcantarillado del sector Tintal 2 (Barrio Almendros y sus alrededores),
donde se trabajará de forma similar al primer ejemplo.
En esta fuente de inversión la sostenibilidad del aporte de la EAAB, depende en
gran parte de los cupos de endeudamiento que se le permitan a la empresa. Por
el momento, la inversión de la empresa la determinan, por un lado, los ingresos
por facturación, de los cuales el 70% va para obras nuevas; y por otro,los ingre-
sos que puedan obtener a partir de los empréstitos con la banca internacional
que estarían en el orden de los 250 millones de dólares. Los ingresos aproxima-
dos de 860 millones de dólares, serían invertidos en los próximos seis años.
La tercera fuente de inversión está representada en los recursos del Fondo
de Desarrollo Local que serían ejecutados por la UEL y la EAAB. Para la
vigencia anterior estos recursos ascendieron a 1.085 millones de pesos, des-
tinados para acueducto y alcantarillado dentro del Plan de Inversión Local. 117
Los recursos de este año, incluidos dentro del PDL serán destinados única-
mente a alcantarillados locales.
Todas las obras relativas a acueducto y alcantarillado mediante esta fuente
de inversión, implican costos para los usuarios representados solamente en
el medidor del acueducto; las obras de alcantarillado no generan costos
para las comunidades.
Con relación concepto de otros programas de inversión para la construcción
de acueductos locales, la EAAB cuenta con programas denominados de
concertación, que se aplican en los casos donde se asocian capitales privados
para las obras de infraestructura en zonas de expansión de la ciudad. En estos
casos la EAAB representa los barrios (la comunidad); y las Entidades privadas,
representan las propiedades privadas. Un ejemplo de este tipo de inversión
se da, en la Localidad de Kénnedy, en la zona del Tintal, donde la inversión
por parte de la empresa es del 79% y la privada es del 29%.
Otro modelo de inversión se viene dando por parte de la EAAB, como apoyo
a la construcción en la Localidad de Kénnedy; se trata de grandes áreas
habitacionales, como es el caso de Metrovivienda en la UPZ 83 - Las Marga-
ritas-, donde se ha dado inicio a la construcción de conjuntos habitacionales
para personas de escasos recursos.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

ENERGÍA
El servicio de energía lo presenta por la empresa CODENSA. En el año 2000
ésta tuvo 1.801.820 usuarios en Bogotá, que consumían 5.594 GWh/al año con
una facturación de 798.290 millones de pesos a una tarifa media de 133,15
pesos por /kwh. El 88,1% de los usuarios son del sector residencial y consumen
el 56,1% de Gwh al año de la energía. Este porcentaje paga el 48,8% del total
facturado a una tarifa 16,5% por debajo de la tarifa promedio. En importancia,
les sigue el sector comercial en todos los indicadores y después el industrial.
En el sector residencial, el estrato 3, es el que se presenta el mayor consumo
de energía del total (35%), la mayor participación en el valor total de la
facturación (34,4%), y la tarifa está 1,9% por debajo de la tarifa promedio.
Sin embargo el número de usuarios, son inferiores levemente del estrato 2,
donde hay un mayor número.
Por su parte los pobladores de las UPZ 44 Américas, 45 Carvajal, 46 Castilla,
47 Kénnedy central, 48 Timiza, 80 Corabastos, 81/Gran Britalia, 82 Patio
Bonito, 83 Las Margaritas y 113 Bavaria, manifiestan que el servicio de ener-
gía se da en todas las UPZ de la Localidad. Sin embargo, en las vías públicas
hay carencia de alumbrado, hecho que implica que ciertos sectores locales
sean de mayor inseguridad e indice delictivo.
118
ASEO
El Servicio de Aseo
LIME, es la empresa que presta el servicio de aseo a la Localidad. Ésta ofrece
un servicio integral compuesto por:
q Recolección.
q Barrido.
q Levantamiento del barrido.
q Recolección de escombros.
q Poda de separadores.
Cada servicio, se ha establecido de acuerdo al contrato firmado por la Alcal-
día de Bogotá.

ORGANIZACIÓN Y DISTRIBUCIÓN
En cuanto a la recolección, los vehículos cumplen unas micro-rutas y el punto
de partida y llegada se encuentra en la zona industrial de Puente Aranda,
lugar donde se ubica la sede principal de la empresa. El equipo movido por la
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

empresa se establece teniendo en cuenta la cobertura del servicio en la Loca-


lidades que atiende, como Engativá, Fontibón y Kénnedy, y de este factor
depende también el diseño de las microrutas, las frecuencias y horarios de
recolección que se establecen. Además se tienen en cuenta factores como el
estado de las vías y la inseguridad.
Descripción, actividades y dificultades en la prestación de estos servicios.
La recolección se presta como mínimo tres veces por semana, en zonas don-
de existe una gran dinámica comercial, de movilidad; y en aquellas, de
gran densidad de población y baja dotación de infraestructura, se presta
hasta siete veces por semana.
El barrido se realiza regularmente en la mayoría de la Localidad dos veces por
semana, y al igual que la recolección, existen zonas donde se realiza tres y hasta
siete veces por semana. Las condiciones, algunas similares a las de la recolección,
tienen que ver con la alta movilidad de público, el desorden del comercio y el
estado de las vías. Las zonas de mayor afectación con relación al servicio de
recolección y barrido en la Localidad de Kénnedy se presentan en el Tabla 40.

Tabla 41. Zonas de mayor afectación con relación al servicio de recolección y


barrido en la Localidad de Kénnedy.
Zona Tipo de Recolección y Caracterización de la 119
zona barrido de basura zona
Carrera 86 Sector Siete veces por Alta movilidad de público,
comercial semana desorden del comercio
Corabastos Sector Alta movilidad de público,
comercial e desorden del comercio y
industrial de los ciudadanos
Calle 38 Zonas de alta Desorden de los
(Patio densidad ciudadanos y bajo
Bonito) habitacional equipamiento urbano
Fuente: Economía Regional y Social Ltda. 2001.

Las zonas más complicadas en cuanto al servicio de recolección y barrido, se


presentan en la UPZ Patio Bonito.
En la Localidad se desarrollan actividades informales de remoción de es-
combros y reciclaje por zonas. Ver Tabla 42.

Tabla 42. Zonas afectadas por actividades informales de remoción


de escombros y reciclaje.
Zona Afectación
Diagonal 23 con Carrera. 77 a 86. - Botadero de escombros
- Reciclaje informal
Carrera. 68 Avenida. 3ra. - Botadero informal

Fuente: Economía Regional y Social Ltda.


DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

La actividad de remoción de escombros, implica una recolección hasta de


cuatro veces por semana. Esto genera la necesidad de abordar la problemá-
tica de la actividad desorganizada de los llamados “zorreros”, quienes reali-
zan la remoción de escombros de las casas a zonas no autorizadas, afectan-
do el espacio público.
En la tabla 43 que observamos a continuación, los pobladores de las UPZ 82
-Patio Bonito-, UPZ 80 –Corabastos- y UPZ 48 –Timiza- se han visto afectados
durante varios períodos por el tipo de infraestructura. (Ver Tabla 43)

Tabla 43. Zonas afectadas por factores estructurales físicos y sociales.


Zona Afectación
Roma, Guadalupe y - Las vías peatonales impiden una recolección
alrededores, Boitá. adecuada.
- Tipo de vías inadecuadas estructuralmente para
el paso de camiones.
Patio Bonito. - Infraestructura urbana deficiente.
- Desorganización del servicio.

Fuente: Economía Regional y Social, Ltda.

Otras afectaciones en la recolección de la basura, tienen que ver con las


condiciones y la conformación de las vías, y con la participación de los ciu-
dadanos en la organización del servicio. En cuanto a la problemática de las
120 vías se pueden identificar en la Localidad los siguientes casos: en el sector
de Roma, Guadalupe y los alrededores, las vías son peatonales y dificultan
el servicio de recolección. Aquí es evidente el caso de la acumulación de
basuras en las esquinas y la creación de botaderos y focos de infección,
debido al rompimiento de las bolsas por parte de los recicladores informales
y los animales domésticos. La empresa LIME en este caso, reconoce la difi-
cultad de organizar el servicio, pese a sus esfuerzos de trabajo con las Jun-
tas de Acción Comunal o mediante la ejecución de programas de recolec-
ción puerta a puerta entre otros, debido a la amplitud del área.
En el sector de Boitá, en la UPZ Timiza, las calles de tipo peatonal fueron
adaptadas para el paso vehicular, y el peso de los camiones ha afectado la
estructura de las mismas.
En cuanto a la manera como las comunidades actúan frente a la prestación del
servicio se presentan dificultades en dos sentidos en primer lugar, frente a los
negocios que la gente realiza con trabajadores informales como zorreros o
recicladores en la remoción de escombros actividad que, aunque es catalogada
como de sobrevivencia para algunas personas, no tiene ningún tipo de organi-
zación. En segundo lugar se encuentra, la desorganización causada en los sec-
tores de alta densidad de población (como Patio Bonito), cuyos antecedentes de
poblamiento son de tipo informal y la infraestructura de servicios es deficiente.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Por último, en las zonas comerciales y el sector industrial la organización y


recolección se realiza de acuerdo a la solicitud de estos. La calidad del servi-
cio mejora también de acuerdo con la manera como éstos sectores disponen
de sitios organizados para las basuras. En el caso de Corabastos, las difi-
cultades se presentan en el exterior de la plaza de mercado, ya que general-
mente en el interior se dispone de una organización privada de la que la
empresa LIME remueve diariamente varias toneladas de basura.
Los residuos patógenos generados por empresas del sector de salud son
removidos por Aseo Capital. Los servicios de aseo en parques los realizaba
esta empresa, pero por presupuestos locales está dispuesto el aseo, el cui-
dado y embellecimiento de los mismos...

PROGRAMAS EDUCATIVOS Y MODIFICACIÓN DE HÁBITOS


La calidad del servicio depende, como ya se mencionó, del nivel de orga-
nización y desarrollo de la infraestructura de los barrios. De ello también
depende el tipo de hábito que se tenga frente a horarios y días de recolec-
ción. LIME viene trabajando programas con las comunidades principal-
mente en los temas de medio ambiente, cuidado y tratamiento de las
basuras.
121
ALIMENTACIÓN
El estado nutricional de la población, es causa y consecuencia de un sin
número de situaciones que afectan el proceso de salud y enfermedad, razón
por la que esta problemática debe abordarse desde diferentes puntos.
A través de los sistemas de vigilancia que maneja el Hospital del Sur, se ha
caracterizado la situación nutricional de la población menor de siete años y
de las gestantes que asisten a cualquiera de los catorce puntos de atención
de su Red; del régimen contributivo como el Seguro Social o Megasalud, y
otros regímenes especiales como la Policía.
De acuerdo con el informe preliminar presentado en la Encuesta de Consu-
mo de Alimentos del DANE, realizado en el 2003, se dice que el 6,87% de los
hogares de la Localidad de Kénnedy dejan de comer una comida al día, lo
cual agrava aún más la situación que se presenta a continuación:
El Sistema de Vigilancia Epidemiológica Alimentaria y Nutricional (Sisvan)
reporta en la siguiente situación niños menores de siete años: prevalencia
clásica de desnutrición crónica (retardo del crecimiento), aguda (adecua-
ción del peso para la talla) y global (peso de acuerdo a la edad) de 1998 a
2002. (Ver Tabla 44)
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Tabla 44. Prevalencia clásica de desnutrición crónica, aguda y global en niños


menores de 7 años atendidos en la red pública. Bogotá y Kénnedy 1998–2002.
BOGOTÁ
Años DNT. DNT. DNT. Número
Crónica % Aguda % Global % Registros
1998 14,90 5,51 11,19 50.263
1999 15,14 5,18 10,57 53.566
2000 16,08 5,25 10,72 102.703
2001 14,68 5,68 10,68 111.886
2002 15,43 6,35 11,47 128.363
KÉNNEDY
1998 15,63 5,28 9,39 1.875
1999 16,36 5,26 10,39 10.804
2000 16,91 4,72 9,64 17.751
2001 15,07 4,95 10,64 17.202
2002 15,15 4,88 10,57 17.740
Fuente: Sisvan, 1998-2002.

De acuerdo con los datos anteriores, la población menor de siete años de la


Localidad de Kénnedy, ha mantenido los porcentajes de desnutrición en las
diferentes clasificaciones, reflejando una cifra menor en relación con el total
122 para Bogotá año 2002. Sin embargo en ese mismo año, se refleja en este
mismo sistema un leve aumento con 6,3 para la prevalencia clásica Bogotá.
Según la percepción de la comunidad local se reporta que el consumo de
alimentos en los barrios de estratos 1 y 2 de las diferentes UPZ, está centra-
do en los siguientes alimentos leche, pan, arroz, panela, café, grano y
pasta, mientras que en los barrios ubicados en los estratos 3 y 4 se consu-
men en mayor proporción lácteos, pan, arroz, huevos, granos, cárnicos, ver-
duras y frutas. Toda la población afirma que la selección y el consumo de
alimentos está afectado por la situación socioeconómica y el incremento del
desempleo.

ACCESIBILIDAD DE ALIMENTOS
La población de Kénnedy, coincide en mencionar como eje de abastecimien-
to de alimentos la central de Corabastos y sus alrededores; también se men-
ciona la asistencia a las tiendas de barrio o supermercados pequeños en
momentos requeridos. Los sectores más marginados de la zona (UPZ 80–
Corabastos- y 82 -Patio Bonito-) que cuentan con la central en su territorio,
reciben abastecimientos a través de lo sobrante que llega a la plaza. En las
UPZ 44 -Américas, 45 –Carvajal-, 46 –Castilla-, 47 -Kénnedy Central-, 48 -
Timiza Las Margaritas y 113 –Bavaria-, los habitantes se desplazan a la
central, pero cuentan con los supermercados y tiendas de su sector.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Mapa 5. Consumo

123

Fuente: Cartografía Digital DAPD y Cartografía Social del Hospital del Sur.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

124
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

5. RESPUESTA SOCIAL
La respuesta social a las condiciones de salud y a sus determinantes, está
enfocada desde cuatro aspectos que, aunque se presentan de manera sepa-
rada para permitir su análisis, son en realidad complementarios y se
entrecruzan permanentemente. En primera instancia, se presenta el esfuer-
zo institucional que desde los Entes Distritales y Nacionales se realiza. En
este aspecto cobra especial importancia el Hospital del Sur, que es la enti-
dad de baja complejidad de atención y tiene a su cargo la atención del Plan
de Atención Básica y la atención de primer nivel de la población participan-
te, al igual que un gran número de los afiliados al régimen subsidiado en
salud. Igualmente los hospitales que conforman la Red del Suroccidente,
prestan los servicios complementarios para casi las mismas poblaciones. En
segunda instancia, se desarrolla el componente de aseguramiento en sa-
lud, ya que es el eje de la política establecida por la Ley 100 de 1993. En 125
tercer lugar, se presenta el análisis de la inversión local en el área de salud
en UEL y distrital en PAB. Además también se presenta desde el último Plan
de Desarrollo Local 2005-2008. En cuarto lugar, se encuentra el trabajo reali-
zado con la propia comunidad; su organización y actuación frente a su si-
tuación de salud. En este aspecto cobra especial importancia la participa-
ción social en salud que la Ley ha reglamentado y que desde el Hospital del
Sur, se apoya y estimula.

ACCIÓN INSTITUCIONAL
La acción institucional contempla aspectos diferentes entre los que se destacan
los planes de beneficios, la realización de las actividades de promoción, preven-
ción, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación en salud, por parte de las institu-
ciones prestadoras de servicios. Finalmente se encuentran también las acciones
intersectoriales, que tienen impacto en los determinantes en salud.

SITUACIÓN DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS DE SALUD


En el 2002 la Localidad contaba con 592 IPS, de las cuales el 32,6% eran
Instituciones de Medicina General; el 36,82% Instituciones Odontológicas;
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

el 9,6% Instituciones Especializadas; y el 5,4%, consultorios de especialis-


tas. Con relación a las IPS existentes en 1996, hubo un incremento del
90,3% en la oferta de servicios. (Ver Tabla 45)

Tabla 45. Instituciones de salud en Kénnedy. 2002.

Clases Total %

Instituciones de medicina general 193 32,6


Instituciones odontológicas 218 36,82
Instituciones médico - odontológicas 22 3,71
Unidades de atención de primer nivel – urgencias 13 2,19
Especialistas 32 5,4
Entidades del P.O.S. 15 2,53
Centros especializados 57 9,62
Instituciones de bienestar social y familiar 11 1,85
Instituciones de medicina alternativa 13 2,19
Otros 18 3,09
Total 592 100
Fuente: Estadísticas Hospital del Sur y Cálculos Economía Regional y Social Ltda.

En las instituciones de medicina general, existe una gama de entidades in-


126 cluye desde centros médicos, consultorios, policlínicas, dispensarios, consul-
torios de enfermería y sociedades médicos, además de las Entidades Oficiales
agrupadas como hospitales. Como lo indica la tabla 46, el mayor número de
instituciones se concentra en los centros médicos (35,23%), los consultorios
médicos (27,46%), y las unidades médicas (15,02%). Es importante tener en
cuenta la dispersión y heterogeneidad de las instituciones, y el peso específi-
co que aún tienen los consultorios médicos como unidades independientes.

Tabla 46. Instituciones de medicina general. Localidad 8, 2002.


C lase Total %

Centro m édico 68 35,23


Unidad m édica 29 15,02
Consultorio m édico 53 27,46
Clínicas 7 3,62
Hospitales 14 7,25
Policlínicas 11 5,69
Sanidad policial 1 0,52
Dispensarios 2 1,06
Consultorio de enferm ería 5 2,6
Sociedad m édica 3 1,55
Total 1 93 1 00
Fuente: Estadísticas Hospital del Sur y Cálculos Economía Regional y Social Ltda. 2002.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

A continuación se presentan las instituciones odontológicas en el año 2002.


(Ver tabla 47)

Tabla 47. Instituciones odontológicas. Kénnedy. 2002.

Clase Total %

Centro odontológico 41 18,8


Consultorio odontológico 144 66,09
Unidad odontológica 6 2,75
Clínica odontológica 20 9,17
Clínica de ortodoncia 1 0,45
Consultorio de ortodoncia 2 0,92
Consultorio odontopediátrico 1 0,45
Centro radiológico odontológico 1 0,45
Laboratorio dental 2 0,92
Total 218 100
Fuente: Estadísticas Hospital del Sur y Cálculos Economía Regional y Social Ltda. 2002.

De las instituciones odontológicas, el 66,09% son consultorios odontológicos,


el 18,8% son centros y el 9,17% clínicas odontológicas. A nivel especializa-
do existen clínicas de ortodoncia, un consultorio odonto-pediátrico, un cen-
tro radiológico-odontológico y laboratorios dentales. 127
Los centros ópticos (40,36%), los laboratorios clínicos (36,88%) y los centros
radiológicos (8,77%) concentran la oferta de salud de instituciones especia-
lizadas. Además de éstas existen otras Entidades como el Centro óseo, la
Unidad de Medicina Nuclear, el Centro para asmáticos, una Clínica Pediátrica
y una Unidad Materno Infantil. (Tabla 48).

Tabla 48. Instituciones especializadas. Kénnedy. 2002.


C la se T o ta l %

C entro óse o 1 1 ,75


U n idad d e psiq uiatría 1 1 ,75
C entros ra diológ icos 5 8 ,77
U n idad d e m ed icin a nu cle ar 1 1 ,75
C entro de ed ucación espe cial 1 1 ,75
C entro para asm áticos 1 1 ,75
U n idad p ara tom a de tac 1 1 ,75
C lín ica ped iátrica 1 1 ,75
U n idad m atern o-in fa n til 1 1 ,75
Lab ora torios clín icos 21 3 6 ,8 8
C entros óp ticos 23 4 0 ,3 5
T o ta l 57 1 00

Fuente: Estadísticas Hospital del Sur y Cálculos Economía Regional y Social Ltda. 2002.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Los consultorios de especialistas son más dispersos, la mayor proporción


son los consultorios de fisioterapeutas (18,75%), Optómetras (15,62%), y
psicólogos (9,4%). (Tabla 49)

Tabla 49. Consultorios de especialistas. Kénnedy. 2002.

Clase Total %

Fonoaudiógos 2 6,25
Ortopedista 1 3,13
Psicólogos 3 9,4
Ginecobstetras 2 6,21
Terapistas ocupacionales 2 6,21
Terapistas de lenguaje 1 3,13
Terapista respiratoria 1 3,13
Terapeutas 3 9,4
Fisioterapeutas 6 18,75
Terapistas físicos 1 3,13
Otorrinolaringólogo 1 3,13
Sociedad quirúrgica 2 6,25
Optómetras 5 15,62
128 Pediatras 1 3,13
Nutricionistas 1 3,13
Total 32 100
Fuente: Economía Regional y Social Ltda. 2002.

Es importante resaltar la existencia de trece instituciones de medicina al-


ternativa registradas en el Sistema Local de Salud, de las cuales el 47,75%
son centros naturistas. (Tabla 50)
Tabla 50. Instituciones de Medicina Alternativa. Kénnedy, 2002.
Clase Total %

Centros naturistas 6 47,75


Consultorio médico naturista 1 8,59
Centro estético naturista 2 17,18
Centros de medicina alternativa 3 17,89
Consultorio homeopático 1 8,59
Total 13 100
Fuente: Economía Regional y Social Ltda. 2002.

En cuanto a las instituciones de atención básica y emergencias, el Sistema Local


de salud cuenta con trece instituciones, de las cuales el 69,2% son unidades de
atención básica y el 23,08% centros de servicios de emergencia. (Tabla 51)
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Tabla 51. Instituciones de atención básica y emergencias de salud. Kénnedy.


2002.

Clase Total %

Unidades básicas y/o primarias de atención 9 69,23


RHU emergencias 1 7,69
Centros de servicio de ambulancias 3 23,08
Total 13 100
Fuente: Economía Regional y Social Ltda. 2002.

En resumen, en la actualidad el Hospital del Sur, cuenta con veinte puntos


de atención, dos de los cuales corresponden a los CAMIS de Patio Bonito y
Trinidad Galán. En la localidad de Kénnedy se encuentran ubicados quince
centros de atención, con una infraestructura habilitada para 30 consulto-
rios, 24 unidades odontológicas, 15 consultorios para promoción y preven-
ción, dos consultorios para optometría, una sala de partos y 14 camas hospita-
larias. Igualmente ofrecen los siguientes servicios: consulta médica general,
consulta odontológica, laboratorio clínico, optometría, nutrición, servicio de
urgencias 24 horas, terapia respiratoria, hospitalización y observación, aten-
ción de partos de bajo riesgo, consulta de psiquiatría, consulta y procedi-
mientos de oftalmología, ecografía obstétrica, procedimientos de enfermería,
citología, programas de promoción y prevención, vacunación, plan de aten- 129
ción básica en fomento y en medio ambiente; cursos para la correcta manipu-
lación de alimentos, fumigación y desratización, entre otros (Tabla 52)
La localidad cuenta además con el Hospital Occidente de Kénnedy Nivel III
cuyos servicios son: atención de urgencias y consulta externa para adultos
en traumatología; cirugía general, oral y maxilofacial; neurocirugía,
ginecobstetricia, pediatría y ortopedia; atención al paciente crítico y psi-
quiátrico; atención prehospitalaria y medicalizada. Admás ofrece consulta
externa en especialidades como: ginecología, cirugía general, anestesia, oto-
rrinolaringología, oftalmología, ortopedia, neurología, medicina interna,
cardiología, neumología, urología, fisiatría, rehabilitación, gastroenterología,
cirugía plástica y pediátrica, neurocirugía, nefrología, genética y colposcopia.
El hospital cuenta con 282 camas en el área de hospitalización, incluyendo
sala de partos y recuperación, unidad de cuidado intensivo para adultos,
recién nacidos y pediatría. (Tabla 53).
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Tabla 52. Disponibilidad de camas CAMI Patio Bonito.


Localidad 08, Kénnedy
Clase Total %
Observación urgencias adulto 8 36,4
Observación ginco-obst. 5 22,7
Observación urgencia pediátrica 3 18,2
Hospitalización médica general 5 22,7
Total 13 100
Fuente: Hospital del Sur I Nivel.

El Hospital del Sur como E.S.E. de primer nivel de la localidad, cuenta con el
CAMI Patio Bonito el cual posee 22 camas distribuidas de la siguiente ma-
nera: ocho camas en el servico de observación, cinco camas para pacientes
de ginecología, cuatro para pacientes de pediatría y cinco pacientes de hos-
pitalización medicina general.
El Hospital Occidente de Kénnedy, dispone de un total de 282 camas que
cubren los servicios de hospitalización, con 157 camas para medicina inter-
na, gineco obstetricia, cirugía y pediatría. El área de cuidados intensivos
cuenta con 28 camas incluyendo seis camas de UCI pediátrica, siendo uno
de los servicios de mayor nivel de complejidad en la atención de cuidados
intensivos. Hay 27 camas de cuidados intermedios y el área de observación,
130 cuenta con 33 camas.
El area de salud mental cuenta con 25 camas que es una de las areas de
mayor numero de días promedio de estancia hosptalaria junto con los cui-
dados intensivos y hospitalización cirugía. (Tabla 53).
Una de las acciones en salud más efectivas, es la vacunación. La aplicación
obligatoria y gratuita del PAI a los menores de cinco años de edad, previe-
ne muchos eventos de mortalidad prevenible como mortalidades por neu-
monías en menores de cinco años de edad, así como también, previene un
gran numero de casos de patologías de notificación obligatoria, como son
la tosferina, polio, rubéola y sarampión, entre otros. En la tabla 54 se obser-
va el comportamiento de las coberturas de vacunación para niños de hasta
un año de edad. Las campañas con mayores porcentajes de cobertura son
las de Haemophylus, Hepatitis B y DPT para el caso de los menores de un
año de edad. Igualmente la campaña de vacunación de triple viral, exhibe
un comportamiento ascendente para el período comprendido en los años
analizados. Al contrario de lo que sucede para las vacunas anteriores, la
antipolio muestra un descenso en sus porcentajes de cobertura, mostrando
un 66,1% de cobertura, que corresponde a la cifra más baja para el período
analizado. Esta es una de las vacunas de mayor importancia dentro del
esquema del PAI, ya que ayuda a prevenir en más de un 95%, la aparición
de parálisis aguda.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Tabla 53. Disponibilidad de camas Hospital Occidente de Kénnedy. Nivel III


Servicio Número Promedio día Total egresos
camas estancia posibles
Hospitalización medicina interna 28 8,2 1.122
Hospitalización gineco-obstetricia 30 2,2 4.480
Hospitalización cirugía 75 15,4 1.502
Hospitalización pediatría 24 5,8 1.359
UCI Neonatal 6 10,6 186
UCI Pediátrica 8 7,2 365
UCI adultos 14 12,1 380
Unidad de Cuidados Intermedios Neonatal 15 12 411
Unidad de Cuidados Intermedios Pediátrica 5 9 183
Unidad de Cuidados Intermedios Adultos 7 5,4 426
Unidad de Cuidado Básico Neonatal 12 15 263
Observación urgencias adultos 18 0,2 29.565
Observación urgencias pediátricas 15 0,5 9.855
Camas de salud mental 25 14,8 555
Total 282
Fuente: Hospital Occidente de Kénnedy II Nivel.

Tabla 54. Cobertura de Vacunación menor de 1 año. Localidad 08. 2001–2002

Menores de 1 Año 1 Año


131
Haemophylus
Sarampión

Triple Viral
Localidad Año
Hepatits B
Antipolio

BCG
DPT

2001 73,1 72,5 81,4 38,1 69,5 83,8


Kénnedy 2002 65,5 63,7 64,2 48,6 60,3 70,6
2003 66,1 81,4 67,2 82,5 80,58 80,2
2001 90,7 87 65,9 53,9 94,1 85,8
Puente Aranda
2002 77,5 77,1 86 65,4 79,2 76,9

Fuente: Hospital del Sur - Programa PAI 2001–2002.

CALIDAD DE LOS SERVICIOS EN LAS IPS ESTATALES, E INDICADORES DE GESTIÓN


La información disponible sobre indicadores, sólo está registrada para las institu-
ciones estatales de salud, en las instituciones privadas de salud no cuentan con
información para dimensionar la capacidad de atención de estas Entidades, que
dentro del sistema local de salud y de seguridad social, son muy importantes.
Una de las instituciones importantes para el sistema, es el Hospital de
Kénnedy de III nivel que tiene una cobertura de atención que abarca las
localidades de Bosa, Puente Aranda y Kénnedy.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

La actividad de este hospital en el 2001, se concentró en consulta externa,


realización de exámenes de apoyo al diagnóstico como de laboratorio clíni-
co, estudios radiográficos, exámenes de patología y estudios ecográficos;
prestación del servicio de terapias, respiratorias, ocupacional, física y del
lenguaje, además de exámenes del Banco de Sangre y consultas de nutri-
ción; igualmente se realizaron cirugías, ambulatorias, con hospitalización y
de urgencias, partos y cesáreas.
Con relación a 1999, el Hospital ha aumentado las consultas en un 25,1%,
principalmente debido a la consulta externa y odontológica; las cirugías
han aumentado en un 23,0%, principalmente las ambulatorias y urgencias;
y disminuido la atención de partos. Las sesiones de terapia también han
aumentado en un 19,0%, especialmente las de terapia ocupacional, terapia
respiratoria y física y disminuido las de terapia del lenguaje, los exámenes
de banco de sangre y las consultas de nutrición.
El Hospital tuvo una disponibilidad de 229 camas en 2001, en promedio la
hospitalización fue de 6,8 días de ocupación de 87,1%. Con relación a 1999,
disminuyeron las camas disponibles en un 1,3% y aumentó el promedio de
días de permanencia en un 36%. El porcentaje de Mortalidad hospitalaria y
Materna para el 2001, es de 2,50% y de 0,20% respectivamente, con relación
a 1999, se ha presentado un aumento de la Mortalidad materna en un 400%
132 al pasar de 0,04% a 0,20%.
De otra parte el Hospital del Sur, realizó un estudio de evaluación de la
calidad de servicios, a partir de una encuesta a una muestra representativa
de los “clientes“que atiende el hospital, es necesario anotar que el 53% de
los entrevistados pertenecen a la Unidad Primaria de Atención, UPA de
Kénnedy y el Centro de Atención Médica Inmediata, CAMI de Patio Bonito.
Los principales resultados fueron los siguientes:
El servicio recibido es calificado por el 41,14% de los usuarios como bueno,
el 28,28% excelente y el 23,71% como regular.
El 99.43% señaló que volvería a utilizar los servicios del hospital. (Tabla 53)
Quienes respondieron que sí, comentaron lo siguiente:
q Los servicios son buenos.
q Prestan una buena atención.
q Es el más cercano a la casa.
q Es necesario tenerlo.
q Es barato para las personas de escasos recursos.
q Los médicos son buenos.
q A los usuarios los hacen sentir bien.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Quienes respondieron que no, comentaron lo siguiente:


q No es clara la información.
q El servicio es regular.
q Falta mejorar en muchas cosas.
q Mejorar la atención al usuario.
Para el 68%, la orientación que recibe del Hospital cuando llega a la presta-
ción del servicio es clara y para el 24,29% regularmente clara. (Tabla 55)

Tabla 55 La orientación e información en la Institución fue:

Respuesta Frecuencia Porcentaje Acumulado

Muy Clara 16 4,57 4,57


Clara 238 68,00 72,57
Regularmente Clara 85 24,29 96,86
Nada Clara 10 2,86 99,71
Ns/Nr 1 0,29 100
Total 350 100

Fuente: Hospital del Sur - Estudio de Satisfacción a Usuarios 2001.


133
La congestión en las filas para la atención es uno de los problemas para el
72,29% de los usuarios. (Tabla 56)

Tabla 56. ¿Cree usted que se presente congestión en las filas?

Respuesta Frecuencia Porcentaje Acumulado

Sí 258 73,71 73,71


No 77 22,00 95,71
Ns/Nr 15 4,29 100
Total 350 100

Fuente: Hospital del Sur - Estudio de satisfacción a usuarios 2001.

Las citas programadas se cumplieron para el 73% de los usuarios a la hora


fijada (Tabla 57)
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Tabla 57. ¿La cita médica y/o el examen fueron realizados a la


hora programada?

Respuesta Frecuencia Porcentaje Acumulado

Sí 258 73,71 73,71


No 77 22,00 95,71
Ns/Nr 15 4,29 100
Total 350 100

Fuente: Hospital del Sur - Estudio de Satisfacción a Usuarios 2001.

¿Por qué?:
q Atiende un solo médico.
q Demora por parte del médico.
q Los médicos ocasionalmente se distraen en otras actividades.
q Los médicos están atrasados.
Se concluye según los usuarios, que la calidad del servicio es adecuada y
sólo se presentan problemas en lo relacionado con el flujo de “clientes” en
la atención inicial, donde se pueden presentar problemas de congestión.
134
HOSPITAL DEL SUR Y REDES DE SERVICIOS
Operacionalmente, y según SDS, las redes de servicios distritales de salud
se fundamentaron en la relación de oferta y demanda, el perfil epidemiológico,
la capacidad resolutiva de las instituciones que conforman la red y la relación
costo-efectividad derivada de la atención de problemas de salud de diferente
complejidad.
La SDS y los hospitales adscritos a la red en el año 1999, iniciaron un estudio
para establecer la viabilidad de conformación de las subredes hospitalarias
teniendo en cuenta aspectos como: el grupo de población objeto; los nive-
les de resolución de problemas de salud; los tipos de servicios para crear,
mantener o desarrollar, los sistemas de información, incluyendo el análisis
de la referencia y contrarreferencia de pacientes; la compra y venta de ser-
vicios, los incentivos a la eficiencia institucional y la calidad de atención,
los sistemas de apoyo para procesos no misionales tales como: transporte,
insumos, comunicación, convenios de cooperación interadministrativa y
competencias entre los diferentes actores y articulación entre ellos.
Se pretendió garantizar el desarrollo de los aspectos enunciados, mediante el
diseño e implementación de estrategias que dieran respuesta a las necesidades
en salud de la población objetivo, encaminadas a garantizar la sostenibilidad
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

financiera y social de la Red de Empresas Sociales del Estado de la ciudad.


La filosofía del trabajo en Red, se orientó hacia el cumplimiento de los prin-
cipios de complementariedad, integralidad y calidad.
De acuerdo con los lineamientos de la política distrital en salud contenidos
en el Plan de Desarrollo de la SDS, vigente en 2000, se le dio énfasis al
trabajo en red, entendiendo una “red” como un sistema que organiza la
totalidad de servicios existentes garantizando su funcionamiento dinámico
y fluido. Lo anterior con el propósito de brindar una atención integral, opor-
tuna y humanizada en el área de influencia poblacional. Es así como se
definieron las cuatro Redes de Hospitales del Distrito Capital:
q Red Norte.
q Red Centro Oriente.
q Red Sur.
q Red Suroccidente.
La Red Sur Occidente, fue conformada inicialmente por los hospitales de
Kénnedy Occidente III Nivel, Bosa II Nivel, Fontibón II Nivel, Pablo VI I Nivel,
Trinidad Galán I Nivel y Kénnedy I Nivel. Entre estos hospitales se totaliza-
ba un presupuesto de $74.474 millones de pesos, 2.765 funcionarios, 500
camas, 45 puntos de atención y 270 consultorios. 135
Esta Red sobresalió por ser la primera en mostrar logros concretos en materia
de negociaciones conjuntas, para los servicios de aseo, vigilancia y seguros,
logrando un ahorro significativo. De igual forma, y con el apoyo de la Caja de
Compensación Familiar, se logró consolidar un interesante plan de bienestar
para los funcionarios de planta y algunos beneficios para contratistas.
Aunque con menor énfasis, la red ha logrado mantener los esfuerzos de
apalancamiento administrativo. Sin embargo y pese al esfuerzo efectuado
aún no se concretan los resultados de integración en la prestación de servi-
cios médicos.

ASEGURAMIENTO
En cuanto al aspecto de aseguramiento, tenemos en cuenta las coberturas
tanto en el régimen contributivo, como en el subsidiado. Lamentablemente
el sistema aún no tiene la sensibilidad para establecer la situación de afilia-
ción local al Régimen Contributivo, por tanto sólo se poseen los datos
distritales. Sin embargo, no hay razones de fondo para creer que la situación
local sea muy diferente de la distrital; aunque queda por explorar la posibi-
lidad de personas con derecho como beneficiarios, en virtud de la amplia-
ción de la cobertura familiar, que aún desconozcan esta posibilidad y por
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

ende estén perdiendo el beneficio. Por otra parte, es importante señalar que
no se conoce con precisión la situación de aquellas poblaciones a las que no
se les ha efectuado la encuesta Sisben, y que no se encuentran afiliadas a
ningún sistema. Puede tratarse de personas que trabajen como indepen-
dientes y tengan capacidad de pago, y que por lo tanto, debieran ser
cotizantes en el Régimen Contributivo e inscribir a sus dependientes como
beneficiarios; o puede tratarse también de personas pobres sin capacidad
de pago, que aún no están incluidas en el Sisben. Una tercera opción, es que
se trate de personas que han migrado y que estuvieron afiliadas en su sitio
de origen, pero que por la poca integración nacional del sistema de infor-
mación y de los vínculos del sistema en prestación de servicios de salud, no
conozca su situación de aseguramiento.
Por esta razón, se presenta a continuación la situación de identificación y de
afiliación al Régimen Subsidiado en salud de la Localidad. Sin embargo
hace falta realizar los análisis por UPZ, pero como se ha mencionado en
repetidas ocasiones, estos aún no están disponibles.
El primer aspecto a considerar en la afiliación al Régimen Subsidiado está
relacionado con la identificación de los potenciales beneficiarios del subsi-
dio. Para realizarla se utiliza la encuesta Sisben. Al respecto debemos recor-
dar que el Sisben es un programa de focalización del gasto social, descen-
136 tralizado, diseñado por el Departamento Nacional de Planeación e
implementado y operado por los distritos y municipios. Éste consiste bási-
camente en la recolección de información a través del mecanismo de la
encuesta y fue evaluado en las localidades del suroccidente de Bogotá du-
rante el año 20013. En ésta evaluación se encontró que “En general fueron
expresados dos tipos grandes de percepciones, las provenientes de los ex-
cluidos, funcionarios de los hospitales, líderes comunitarios y autoridades
locales, que en gran parte coincidieron en señalar que el Sisben es un siste-
ma injusto porque excluye a mucha gente pobre de los beneficios del siste-
ma cuando los necesitan; y aquellas procedentes de las autoridades de
Planeación Nacional y Distrital quienes justificaron los resultados del Sisben
con argumentos de escasez de recursos y un enfoque ético de justicia social
que se inclina por los más pobres para su asignación. Algunos de los funcio-
narios de la SDS, se inclinaron por la justificación de la exclusión, y en otros
casos, la criticaron”.
En el mismo estudio se señala, que en las discusiones se “distinguieron
diferentes tipos de pobreza. En primer lugar la pobreza crónica, que el Sisben
buscaría medir, resultado de pasadas injusticias y de un subdesarrollo his-
tórico de Colombia. Segundo la pobreza reciente, resultado de la crisis eco-
nómica, de la reducción del gasto social, de la flexibilidad laboral y de las
políticas de modernización del Estado. Tercero la pobreza de las personas
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

que migran o son desplazadas, por causa de la violencia o de las dificulta-


des económicas y sociales en que vive. Por último la pobreza de aquellos que
a pesar del bienestar logrado no pueden acceder de manera regular a los
servicios de salud debido a sus bajos ingresos, desempleo o excesivos gastos
por enfermedad. Desde su perspectiva muchas de estas dimensiones de la
pobreza no son identificadas por el Sisben y las personas terminan siendo
excluidas de los beneficios del sistema de salud de una forma injusta”.
Como ratificación de lo encontrado por Vega y los colaboradores en el ejerci-
cio de Cartografía Social, se reporta que la población de las diferentes UPZ
de la Localidad Kénnedy están en desacuerdo con la clasificación del Sisben,
ya que desde su punto de vista “no corresponde a la realidad de pobreza de
la Localidad, el Distrito y la Nación”3.
En resumen, el Sisben es considerado como un sistema que debe ser modi-
ficado respecto a la realidad social y económica de la población general. Con
relación a la afiliación y teniendo como fuente la base oficial de datos de
afiliados al régimen subsidiado de la Secretaría Distrital de Salud, hasta
marzo de 2003 encontramos que en la localidad de Kénnedy estaban afilia-
dos al régimen subsidiado de salud 131.111 personas, que corresponden al
10% de los afiliados en Bogotá, que en total son 1.314.079. (Ver Tabla 58).

Tabla 58. Afiliados al Régimen Subsidiado de salud. 137


Distribución por ARS Kénnedy, marzo 2003.
ARS Afiliados Porcentaje

Salud Total 29.289 22,34


Humana Vivir 28.708 21,90
Solsalud 18.922 14,43
Comfenalco 12.837 9,79
Cafam 12.473 9,51
Cajasalud 6.188 4,72
Coosalud 6.079 4,64
Caprecom 5.406 4,12
Ecoopsos 4.068 3,10
Cóndor 2.130 1,62
Mutal ser 2.071 1,58
Saludvida 1.621 1,24
Comparta 1.319 1,01
Total 131.111 100

Fuente: Secretaría Distrital de Salud. Base de datos oficial de afiliados al Régimen Subsidiado de
Salud.

3. Vega, R., Et al, Evaluación de los efectos de la politica de focalizacion de subsidios en salud sobre
la Población sin Capacidad de pago de cuatro localidades de Bogotá, D.C., 2001. Estudio
financiado por la SDS, publicado en Revista de Salud Pública 5(1) 59-86, 2003.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Al revisar la distribución por nivel de los afiliados encontramos que 103.652


son población especial; 4.782 son Sisben uno y equivalen al 4,6%; 98.569,
son Sisben dos y equivalen al 95,1% y hay 301 personas que no están clara-
mente clasificados. En cuanto a la densidad de afiliación por hogar, encon-
tramos que en promedio hay 2,32 afiliados por cada núcleo, lo cual indica
una densidad familiar de 3,32 personas por familia. Esta cifra resulta sor-
prendente si tenemos en cuenta que según los datos de población y de
vivienda en Kénnedy, en promedio hay 5,36 personas por hogar, y esta cifra
es más alta en los estratos 1 (6,29 personas) y 2 (5,39 personas). Por esta
razón debe investigarse, si la diferencia ocurre porque los hogares incluyen
personas que el Sisben no identifica como parte del núcleo familiar (abue-
los, tíos, nietos, primos, etc.); o porque persisten situaciones, descritas con
anterioridad por la comunidad, con relación al fraccionamiento de los núcleos
familiares al momento de realización del Sisben y la afiliación al régimen
subsidiado. En la tabla 59 se presenta la distribución de esta población por
grupo etáreo, mientras la Gráfica 12 muestra la distribución por género.

Tabla 59. Afiliados al Régimen Subsidiado de Salud por edad.


Kénnedy, Marzo 2003.
De 5 a 14 años

De 15 A 44 Años
De 1 a 4 años

138

Sin Clasificar
45 a 59 años
Menor 1 año

De 60 y más
Hombres
Mujeres
de edad
Grupos

Afiliados 777 10.052 33.298 27.826 23.536 12.374 8.902 14.346


% 0,59 7,67 25,4 21,22 17,95 9,44 6,79 10,94
Fuente: SDS. Base de datos oficial de afiliados al Régimen Subsidiado de Salud en Bogotá, D.C.

Gráfica 12. Distribución de afiliados al Régimen Subsidiado de Salud por


género. Localidad Kénnedy, marzo 2003

Fuente: SDS. Base de datos oficial de afiliados al Régimen Subsidiado de Salud en Bogotá, D.C.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Como se aprecia, el perfil de afiliación parece corresponder en mayor pro-


porción a parejas jóvenes que tienen hijos entre 5 y 14 años. Según datos de
la SDS únicamente hay 973 mujeres cabeza de familia afiliadas en la Locali-
dad. Por otra parte, llama la atención el número de personas mayores de 45
años que supera el 16%. Estas dos cifras, indicarían que probablemente los
subsidios se están dirigiendo en forma adecuada a la población destinata-
ria, sin embargo queda pendiente a evaluación de la política de focalización
de subsidios como estrategia para superar las condiciones de pobreza de la
población. Lo anterior, se relaciona con el hecho de que aún no se conoce la
evolución en el tiempo de la situación de pobreza de estos núcleos familia-
res y cómo fue modificada por los subsidios en salud, educación y vivienda
que se brindan por medio del Sisben. Por otra parte se considera que la cifra
de población en la que se desconoce la edad, es preocupante, ya que supera
el 10%. Esto no parece ser razonable en la medida que corresponde a en-
cuestas aplicadas a personas que ya deben estar carnetizadas. Por lo tanto
deberán tomarse medidas para disminuir esta cifra. Finalmente debe seña-
larse con preocupación que en la Localidad, hay 975 menores en situación
de abandono, afiliados al Régimen Subsidiado de Salud, y si bien es cierto
la cifra podría ser baja frente al total de afiliados, consideramos que es un
indicador de la situación de deterioro del núcleo familiar en la Localidad.

FINANCIACIÓN 139
A continuación se presentan los principales recursos financieros del Hospi-
tal del Sur, desde los años 2000 a 2002.

Tabla 60. Fuentes de financiación E.S.E. de la Localidad 08 Kénnedy

Años

Fuentes de Financiación 2000 2001 2002


Hospital del Sur
FFDS 10.604.104.584 12.258.922.524 10.914.797.775
Recursos Propios 1.168.189.193 1.032.492.446 2.143.961.329
Fondo de Desarrollo Local 137.611.197 242.165.468 1.697.612.954

En el cuadro anterior se presenta las fuentes de financiación del Hospital


del Sur, la mayoría de los fondos provienen del Fondo Financiero Distrital de
Salud, que para el año 2001, tuvo su valor mas alto, al representar un aporte
de $12.258’922.524. Adicionalmente, los aportes de recursos propios y del
Fondo de Desarrollo Local presentan un aumento desde el 2000.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Tabla 61. Ingresos de las E.S.E. de la Localidad 08 Kénnedy.

Años

Concepto 2000 2001 2002

Vinculados 7.774.325.386 8.637.533.085 8.643.823.498


PAB 1.747.779.198 1.019.034.754 2.253.755.165
Convenios 1.082.000.000 2.602.354.685 17.219.112
Otros FFDS

En cuanto a los ingresos de las E.S.E. de la Localidad, la mayoría se ven


representados por atención a vinculados que para el 2002 presentaron un
ingreso de $8.643’823.498.

INVERSIÓN LOCAL EN SALUD

EN LA LOCALIDAD OCTAVA DE KÉNNEDY


El Hospital del Sur durante el proceso de planeación que se ha adelantado
en asesoría y orientación a la política local, para la definición y formulación
de proyectos de salud y medio ambiente, se ha realizado en forma directa
140 con la comunidad; en la Localidad, líderes comunitarios, COPACOS, la Aso-
ciación de Usuarios, la Junta Administradora Local y la Alcaldía, han partici-
pado en éste.
Se ha utilizado la Ficha EBI para la inscripción de proyectos, y la Ficha 019
para la elaboración de los proyectos de medio ambiente y los de promoción
y prevención en salud, complementarios a las líneas de intervención del
Plan de Atención Básica.
En el 2004 los proyectos de salud que se van a ejecutar, son adición o conti-
nuidad de los proyectos que se definieron para la vigencia 2003, que corres-
pondían al trabajo de Planeación Local del período 2000- 2004. Éste se inició
con el trabajo previo de encuentros ciudadanos, dándole prioridad de los
problemas y necesidades de cada una de las UPZ.
En la inversión propuesta para la ejecución de los proyectos de salud en el
2004, se encuentran los siguientes Programas: Promoción y Prevención en
Salud Oral, Visual y Auditiva; Campañas de Prevención en VIH/SIDA y cáncer
de próstata; campañas de prevención del embarazo en adolescentes, educa-
ción sexual y reproductiva; Prevención del abuso sexual y apoyo a madres
gestantes; apoyo a la población con limitaciones de las diferentes UPZ y Pro-
gramas de Atención Integral a grupos vulnerables; y un Banco de Ayudas
Técnicas parapersonas con limitaciones, que se encuentran en proceso de
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

concepto técnico del área de salud pública de la Secretaria Distrital de Sa-


lud. Después de la aprobación de éstas últimas, se iniciará el proceso de
contratación con el Fondo de Desarrollo local de Kénnedy, a través de conve-
nios interadministrativos para desarrollar los proyectos con un presupuesto
de $666.656.000.
A partir de los encuentros ciudadanos en la Localidad de Kennedy, se
inscribieron 28 fichas de inscripción (EBI) de proyectos. Estos son:
1. Atención integral al adolescente.
2. Centro de rehabilitación y capacitación para drogadictos.
3. Programa de ayuda a las niñas embarazadas.
4. Salud integral para madres adolescentes gestantes y su entorno familiar.
5. Fortalecimiento y respeto a las organizaciones de usuarios COPACO.
6. Ampliación y fortalecimiento de las estrategias de atención a muje-
res cabeza de familia, gestantes, lactantes y enfermedades
prevalentes de la infancia.
7. Desarrollo del programa de localización y caracterización de la po-
blación con discapacidad.
8. Banco de ayudas técnicas. 141
9. Atención a enfermos terminales.
10. Ampliación de la cobertura de P y P a trabajadoras y trabajadores
del amor en la prevención del VIH/SIDA, y ETS.
11. Mantener y ampliar la cobertura de aseguramiento subsidiado a
estratos tres (3) y cuatro (4) en forma integral.
12. Mantener y ampliar los programas de salud oral, auditiva y visual.
13. Reapertura y dotación del geriátrico para atención integral al adul-
to mayor.
14. Integralidad en el servicio a la comunidad mejorando la accesibili-
dad y las comunicaciones.
15. Dotación y construcción del CAMI Patio Bonito.
16. Modernización tecnológica de infraestructura del Hospital del Sur.
17. Centro de salud de Britalia.
18. Remodelación y adecuación de la U.B.A. La Floresta Sur.
19. Dotar de herramientas, a los jóvenes de la UPZ 48 para ocupar el
tiempo libre
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

20. Desarrollo de programas de atención y capacitación al adulto mayor.


21. Programas de prevención de la drogadicción infantil para la Locali-
dad de Kénnedy.
22. Dotación y mantenimiento en educación y salud.
23. Generar de alternativas que eliminen la explotación laboral y sexual
de la infancia en la Localidad.
24. Programas de prevención del maltrato en la Localidad.
25. Juegos para la paz.
26. Alternativas de solución para la erradicación del trabajo infantil
27. Mejorar los hábitos de cuidado por parte de los padres y el
autocuidado de los niños.
28. Programa de Veeduría Ciudadana para la Localidad.

Lo anterior se vincula estrechamente con el Plan de Desarrollo Local, vigen-


cia 2005-2008, donde se estipuló para el sector salud en su programa ¨Sa-
lud para la vida digna¨. Se fortalecerá el mejoramiento de la prestación de
los servicios de salud en la Localidad, mediante la dotación de centros de
atención y rehabilitación, y mediante el desarrollo de programas de locali-
142 zación e identificación de la población con discapacidad; se ofrecerá salud
integral para madres adolescentes, gestantes y su entorno familiar; se ges-
tionará la prevención y promoción en salud para los estratos 1, 2 y 3 de la
Localidad en las UPZ; se establecerán proyectos de subsidios solidarios en
salud; se mantendrán y ampliarán los programas de salud oral, auditiva y
visual, así como el control de vectores y roedores.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Tabla 62. Salud para la vida digna.

Mejoramiento de la infraestructura 14 Centros de No. De unidades Anual


física de 1 Centro de Atención de Atención (UBAS, intervenidas /
Salud UPAS Y CAMIS). proyección inicial
Dotación de equipos tecnológicos e 14 Centros de No. De unidades Anual
informáticos de 1 Centro de Atención (UBAS, intervenidas /
Atención y rehabilitación UPAS Y CAMIS). proyección inicial
Fortalecimiento del Banco de 5.500 personas con Ayudas Anual
Ayudas Técnicas, administrado por discapacidad según entregadas /
el Hospital del Sur, mediante la censo DANE Ayudas
entrega de 200 ayudas técnicas programadas
Desarrollar Programas de Promoción 49% de los Total población Anual
y Prevención complementarios para hogares de la atendida /
100 hombres y mujeres y 50 niños y Localidad se Proyección inicial
niñas con discapacidad física, encuentran por
psíquica y/o sensorial. debajo de la línea
de pobreza (ENA)
Ampliar la cobertura de Promoción y 49% de los Total población Anual
Prevención Básica en Salud a 250 hogares de la atendida /
mujeres (madres adolescentes Localidad se Proyección inicial
gestantes y lactantes, madres encuentran por
cabeza de familia) debajo de la línea
de pobreza (ENA)
Ampliar programas de prevención y 49% de los Total población Anual
promoción en salud oral, auditiva y hogares de la atendida /
visual a 2.000 niños, niñas, jóvenes, Localidad se Proyección inicial
hombres y Mujeres encuentran por
debajo de la línea 143
de pobreza (ENA)
Realizar el control y fumigación de 49% de los Total población Anual
vectores y roedores en los barrios a hogares de la atendida /
caños, ríos, humedales y plazas de Localidad se Proyección inicial
mercados de todas las UPZ de la encuentran por
localidad. debajo de la línea
de pobreza (ENA)
Aplicar vacunas de Neumococo e 49% de los Total población Anual
influenza a 100 adultos mayores, hogares de la atendida /
población que se vinculará a un Localidad se Proyección inicial
proyecto integral de salud encuentran por
debajo de la línea
de pobreza (ENA)
Actualización con Estudios y Diseños Barrios legalizados Redes Anual
y/o Construcción de una red de de la localidad construidas
acueductos y alcantarillados en
barrios legalizados.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

OFICINA DE PARTICIPACIÓN SOCIAL HOSPITAL DEL SUR-ESTE


La oficina de Participación Social del Hospital del Sur, teniendo en cuenta la
participación comunitaria, posee un amplio desarrollo normativo en el sec-
tor de salud, que inició con el Decreto Ley 056 de 1975, continuó con la Ley
10 de 1990, Decretos 1416 y 1216 de 1989 y con la Ley 100 de 1993, Decreto
1757 de 1994. mediante éste se organizan y establecen las modalidades y
formas de participación social y el control en la prestación de los servicios
de salud, a través de los Copacos y las Alianzas o Asociaciones de Usuarios
y/o Veedurías Institucionales, Comunitarias o Ciudadanas.
El Decreto Ley 1259 de 1994 determinó las funciones de la Superintendencia
Nacional de Salud, como el máximo ente de Inspección, Vigilancia y Control,
y como Institución del Estado que cumple la función de instruir a los ciudada-
nos sobre sus deberes y derechos. Se enuncian como actores dentro del proce-
so participativo en salud a la comunidad y las instituciones (Hospital del Sur).
Los espacios de participación social en el Hospital de Sur, se han dado desde
las asociaciones de usuarios, definidas como las organizaciones de afiliados que
constituyen el mecanismo más importante de participación dentro del contexto
del Sistema General de Seguridad Social en Salud. Éstas son agrupaciones de
participación democrática, constituidas por personas afiliadas al Régimen Con-
144 tributivo, al Régimen Subsidiado o vinculados al Sistema General de Seguridad
Social en Salud. Otro espacio es el de los Copacos, creados en 1990 como Comi-
tés de participación comunitaria, con el objeto de que los ciudadanos participa-
rán en la gestión y planificación de los programas de salud. El Decreto 1416 de
1990, dentro de sus funciones señaló la creación de las funciones, de la Veeduría,
orientadas a vigilar las actividades desarrolladas en los organismos de salud.
Las Veedurías son organizaciones del sector social, que han nacido de la comu-
nidad, pertenecen a ella y sólo para ella trabajan.
Por otra parte, hay participación desde los diferentes espacios Administrati-
vos Locales, entre los que se destaca al Comité Local de Políticas Sociales
(CLOPS), las diferentes Redes Sociales y en general los espacios propuestos
por la comunidad.
Es importante promover la recreación y el deporte entre la comunidad, crean-
do un sentido de pertenencia de los parques; brindando alternativas recreati-
vas para la población desmarginalizada, recreativos y la tercera edad. De igual
manera se deben organizar festivales escolares y juegos intercolegiados.

INSTITUCIONES PÚBLICAS:
De acuerdo con el Artículo 61 del Estatuto de Bogotá, en el Decreto 1421 de
1993, se estipula sobre las autoridades locales y distritales. ¨Cada Localidad
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

estará sometida, en los términos establecidos por este Decreto y los Acuer-
dos Distritales, a la autoridad del Alcalde Mayor, de una Junta Administra-
dora y del respectivo Alcalde Local. A las autoridades locales les compete la
gestión de los asuntos propios de su territorio y a las Distritales, garantizar
el desarrollo armónico e integrado de la ciudad y la eficiente prestación de
los servicios a cargo del Distrito¨4 .
Como parte de la descentralización territorial, Kénnedy cuenta con una Junta
Administradora Local con representación de once ediles y un Alcalde Local.
Para la coordinación con las Entidades Distritales, la Alcaldía Mayor creó un
Consejo de Gobierno Local, donde asisten los representantes de las diferen-
tes instituciones distritales que tengan presencia en la localidad.
En la Localidad de Kénnedy existen, entre otros, los siguientes Consejos
y/o Comités de Participación Ciudadana:
q Consejo Local de Planeación.
q Consejo Local de Cultura.
q Consejo Local para las personas que presentan limitantes de carác-
ter físico, psíquico o sensorial de la Localidad de Kénnedy. Comité
Local de deportes.
145
q Comité de Participación Comunitaria en Salud Copaco.
q Comité de Veeduría Local.
q Red del Buen Trato Local.
q Red Local de Escuela Saludable.
q Comité de Adultos Mayores.
q Consejo Local de Jóvenes.
q Comité Local de Emergencia.
q Consejo Local Educativo.
Sin embargo, la participación no sólo depende de los espacios y las instan-
cias que se creen, sino del interés de la ciudadanía por participar y la per-
cepción sobre las instituciones estatales y de la sociedad civil que existen
para intervenir en la participación.
Es importante anotar que en la Localidad octava existen instituciones de
carácter nacional, distrital y local, entre las cuales se destacan: a nivel
nacional, El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el Instituto de

4. Estatuto de Bogotá. Decreto 1421 de 1993.


DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Medicina Legal (Unidad de Atención al Menor y Unidad Permanente de


Justicia), el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA); a nivel distrital de la
Secretaría Distrital de Salud, el Hospital Kénnedy Occidente III Nivel y Hos-
pital del Sur I Nivel de atención, el Departamento Administrativo de Bien-
estar Social (Jardines Infantiles, Centro Operativo Local, Centro de Desarro-
llo Comunitario), el Departamento Administrativo de Acción Comunal (DACC),
la Personería Local, la Policía Metropolitana de Bogotá (Estaciones y CAIs),
la Secretaría de Educación Distrital (CADEL), la Secretaría de Gobierno (Co-
misaría de Familia, Inspección de Policía, Unidad de Mediación y Concilia-
ción), la Red del Buen Trato, por último, se encuentran Instituciones de
Orden Local como la Alcaldía Local, Junta Administradora Local, y las Juntas
de Acción Comunal.

146
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Mapa 6. Respuesta Social

147

Fuente: Cartografía digital DAPD y Cartografía Social Hospital del Sur.


DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

150
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

6. PROFUNDIZACIÓN PROBLEMÁTICA POR UPZ Y DEFINICIÓN DE


ZONAS DE CONDICIONES DE VIDA Y SALUD

UPZ 44 AMÉRICAS
Palabras claves: Contaminación del aire - vectores y roedores-exclusión social –
inseguridad - accidentes de tránsito.
Esta UPZ está ubicada hacia el nororiente de la Localidad de Kénnedy. Limi-
ta al Norte con la Avenida de las Américas; al oriente, con la Avenida Con-
greso Eucarístico (Carrera 68); al Sur, con la Avenida Primero de Mayo; al
Occidente, con la Calle 33 Sur, la Carrera 75 y la Carrera 77. Esta UPZ consta
de 33 barrios, ubicados en una extensión de 380 hectáreas, y posee 80.079
habitantes, siendo la población predominante de 20 a 54 años. Según el 151
POT es considerada como centralidad urbana de primer nivel1.
Esta UPZ se encuentra dotada de una importante infraestructura urbana
(centros comerciales, parque Mundo Aventura, cinemas, entre otros), que
ofrece servicios recreativos para el sector Sur-Oriental de Bogotá, y se cons-
tituye en punto de referencia para las actividades de consumo de alimentos,
licor y comercio sexual de la ciudad. En este sector convergen consumidores
con capacidad adquisitiva, así como ventas ambulantes y mendicidad. De
acuerdo a la tipología definida en el POT, esta UPZ se clasifica como tipo 2,
residencial consolidado. La UPZ evidencia un rápido cambio de uso (residen-
cial a comercial), impulsado por el aumento de bares, casinos, residencias y
centros de diversión.
La UPZ presenta dos problemáticas diferentes: la primera, se presenta hacia
el sector de la Floresta y la Igualdad; y la segunda, hacia el sector de Plaza
de Las Américas, situación que llama la atención debido a que pertenecen a
la misma UPZ. En cuanto a los problemas que se evidencian en el sector de
La Floresta y La Igualdad, se encuentran zonas de zorreros que en las no-
ches queman llantas, ocasionando contaminación del aire; también áreas

1. POT 2002.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

de procesamiento de concentrados que con la trituración de huesos de ani-


males y cueros, generan malos olores; por la cercanía de estos barrios al río
Fucha, se encuentra también, una proliferación de insectos y roedores.

Estas zonas pertenecen al estrato 2 y 3. Sin embargo, la comunidad mani-


fiesta que, debido a sus condiciones, no puede asumir los costos de aten-
ción en salud de acuerdo a la clasificación socioeconómica de la encuesta
previa al Sisben; pese a ser propietarios de las viviendas, consideran que
la clasificación fue inapropiada, y esta situación es asumida como parte
de la exclusión social por parte de la comunidad.

La infraestructura en vías de estos sectores es cerrada, lo que genera inse-


guridad que se evidencia en robos de vehículos y atracos; además no hay
fácil acceso al interior de los barrios por falta de rutas y por la caracterís-
tica propia del sector. Una modalidad de ilícito muy frecuente es el deno-
minado paseo millonario, la existencia de un amplio sector comercial y
bancario. De igual forma, es frecuente el robo de objetos personales en el
interior de los vehículos.

El sector de Plaza de las Américas presenta otra dinámica en la UPZ, se


trata de economía formal e informal. El sector de economía formal cuenta
con establecimientos como el Centro Comercial Plaza de las Américas,
152 Home Sentry, tabernas, bares, discotecas, whiskerías, casinos, billares y
zonas de comida, entre otros. Por otra parte el sector informal se caracte-
riza por las ventas ambulantes de todo tipo de productos alrededor de los
centros comerciales. Las problemáticas detectadas tienen que ver con
basuras, congestión vehicular, accidentes de tránsito, prostitución, inse-
guridad, consumo de drogas y alcohol. Cabe mencionar que el Hospital
del Sur, con el apoyo de la Alcaldía Local, viene desarrollando programas
de promoción y prevención a través de proyectos UEL, para salud oral, y
visual, enfermedades de transmisión sexual, detección precoz de cáncer
cervico-uterino y de mama.

En el sector se destaca el parque Mundo Aventura, visitado por múltiples


personas de diferentes sectores de la ciudad. Para los habitantes el aporte
hecho desde la Cámara de Comercio fue benéfico, ya que a todos los veci-
nos se les regaló pases de cortesía para el ingreso al parque.

La comunidad de estaUPZ afirma que las enfermedades que los aquejan


son el cáncer, los problemas coronarios y las enfermedades de transmi-
sión sexual. La mortalidad está relacionada con los accidentes de tránsito,
que generalmente ocurren en las vías principales que bordean la UPZ,
como la Avenida Primero de Mayo, la Avenida Boyacá y la Avenida 68, ya
que éstas carecen de puentes peatonales y semaforización.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

UPZ 45 CARVAJAL
Palabras claves: riesgos físicos - biológicos y del consumo - accidentes de
trabajo - Inseguridad.
La UPZ 45 Carvajal, está ubicada hacia el Nororiente de la Localidad de
Kénnedy. Limita al norte con la Avenida Primero de Mayo; al Oriente con la
Avenida Congreso Eucarístico (Carrera 68); al Sur con la Autopista Sur o
Avenida Sur; al Occidente con el Río Tunjuelito, la Vía Ferrocarril del Sur
(Diagonal 42 Sur) y la futura Avenida Poporo Quimbaya Calle 40 sur (Diago-
nal 42 B Sur). Esta UPZ consta de 40 barrios, ubicados en 435.62 hectáreas, y
ocupa dentro de la Localidad el segundo lugar en extensión. De acuerdo al
POT la UPZ es de tipo 7, industrial, donde un 70% es industria, un 20%
comercio y un 10% es zona residencial.
Se caracteriza por la presencia de establecimientos de primer nivel (tien-
das, restaurantes y de venta de licores); y de segundo nivel (industrias
alimentarias, salsamentarias, fábricas de dulces, derivados lácteos, fábrica
de Gaseosas Colombiana S.A). Existe un gran número de bodegas que se
utilizan para el almacenar elementos de la industria en general como
autopartes, ebanistería y construcción. El barrio Guadalupe concentra 300
establecimientos encargados de la comercialización de los productos cárnicos
utilizados para el consumo humano. 153
Se identifican problemáticas a nivel de riesgo físico correspondientes con la
contaminación ambiental generada por las diferentes industrias y vías; los
riesgos biológicos ocasionados por basuras; y riesgos del consumo en cuan-
to a la manipulación y el procesamiento de alimentos.
El Hospital del Sur, desde el área de medio ambiente, realiza los controles
pertinentes a los establecimientos antes mencionados. Sin embargo los re-
cursos disponibles para estas actividades no son suficientes para ejercer un
control eficaz que disminuya los riesgos a los que están expuestos los habi-
tantes de esta UPZ. Otra problemática identificada está relaciona con las
microempresas que no aplican la normatividad correspondiente a salud
ocupacional para sus trabajadores, ocasionando altos índices de accidentes
de trabajo.
En el sector, hay inseguridad y expendio de sustancias psicoactivas en las
cercanías de las instituciones educativas. Son frecuentes los robos de vehí-
culos y atracos en las calles aledañas, y existe delincuencia organizada y
pandillismo.
A través del ejercicio de Cartografía Social, la comunidad reconoce enfer-
medades recurrentes en sus pobladores como los problemas respiratorios
ocasionados por la contaminación ambiental y las enfermedades coronarias.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Por otra parte las vías y su accidentalidad, son la mayor causa de muertes,
especialmente en la Avenida Primero de Mayo.
Las instituciones identificadas como parte de la dinámica intersectorial son:
la Personería, la Alcaldía Local, Medicina Legal, los Colegios Públicos y Priva-
dos, la Unidad de Farmacodependencia de la Secretaría Distrital de Salud, la
Unidad de Reacción Inmediata de Las Delicias y los Centros de salud Alqueria,
la Fragua, Carvajal y Argelia; y el Hospital Occidente de Kénnedy.
La tendencia prospectiva de esta UPZ corresponde con la ampliación del
sector industrial, tendencia que se observa en el incremento de
microempresas de toda índole. Es importante entonces condicionar la apli-
cación de la normatividad vigente.

UPZ 46 CASTILLA
Palabras claves: vectores y roedores – inseguridad - rechazo social –desem-
pleo– mayor extensión.
La UPZ 46 Castilla, posee dos aspectos importantes. El primero, corresponde
con las características propias de los barrios Andalucía, Vergel, Visión de
Colombia y María Paz, pertenecientes a los estratos 1 y 2; el segundo, con el
154 barrio Castilla, de estrato 3.
La Unidad de Planeamiento Zonal 46 Castilla, se encuentra en el Noroccidente
de la Localidad de Kénnedy. Limita al Norte con el río Fucha; al Oriente, con
la Av. Boyacá (Carrera 73); al Sur, con la Av. de las Américas (Calle 6); y al
Occidente, con la Avenida Agoberto Mejía, futura Av. Manuel Cepeda Vargas.
Es la UPZ que tiene mayor extensión dentro de la localidad de Kénnedy;
consta de 49 barrios, ubicados en una extensión de 500,22 hectáreas. De
acuerdo con la tipología descrita por el Plan de Ordenamiento Territorial,
esta UPZ es de tipo 2, residencial consolidada.
La primera problemática se da en la ronda del río, ya que hay una gran
proliferación de mosquitos y roedores. Además se encuentra el frigorífico
San Martín, donde sacrifican animales para el consumo humano, como bo-
vinos y porcinos. Esto hace que sea un gran contaminador del río Fucha,
donde a pesar de que se están realizando tratamientos a las aguas residuales,
se vierten todos los residuos de la producción del sacrificio de todos estos
animales como materia fecal, sangre y demás. Desde el área de medio am-
biente del Hospital del Sur se realiza Vigilancia y Control sanitario a los
animales a sacrificar, así como al personal manipulador de estos. Por otra
parte, la construcción y adecuación del TransMilenio genera preocupación
frente la alta contaminación ambiental producido por la emisión de gases
tóxicos y a la falta de programas que controlen este riesgo.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

En esta UPZ existe un conflicto ambiental, debido a la propuesta de urbani-


zar este sector con viviendas de interés social en el Humedal La Chucua del
Burro, Humedal que se encuentra en riesgo de desaparecer, a pesar de los
Planes de Mejoramiento.
Esta UPZ cuenta con gran número de población adulta mayor. La comunidad
en general identifica la población vulnerable cerca de la ronda del río Fucha,
en el barrio Villa Liliana. Las relaciones entre los barrios, es buena y la inte-
gración está dada a partir de actividades organizadas por la comunidad.
En cuanto a las causas de morbilidad, mortalidad y discapacidad, se tendrá
en cuenta lo afirmado por la comunidad desde el ejercicio de Cartografía
Social, ya que no existe información desagregada por UPZ.
En toda la UPZ se detecta población enferma, IDA y ERA; los accidentes más
frecuentes se registran en la Avenida Boyacá y en las Américas. La mayoría
de muertes son ocasionadas por accidentes de tránsito.
El desempleo se ha incrementado en los pobladores de esta UPZ, y esto ha
ocasionado aumento de casos de drogadicción en la población joven. Esto
se debe a la falta de programas de manejo del tiempo libre y de oportunida-
des de trabajo y/o estudio. Una situación particular se presenta en los ba-
rrios de Andalucía y Vergel principalmente, ya que son subnormales y
carecen de infraestructura hidrosanitaria y servicios públicos. En estos ba-
rrios de estratos 1 y 2, se observa pandillismo, inseguridad y rechazo social.
155
Predominan las mujeres cabeza de familia; y los menores, quedan al cuida-
do de terceros, o en ocasiones totalmente desprotegidos. Este sector presen-
ta un fuerte contraste frente al resto de los barrios de la UPZ.
La situación socio económica ha desmejorado, dificultando el cubrimiento de
necesidades básicas en todos los niveles: educativo, nutricional y de acceso
a los servicios de salud. La problemática se ha incrementado debido a que
muchos de los pobladores han tenido que ceder sus viviendas a las entida-
des crediticias como pago de estos inmuebles. De igual forma se presenta el
fenómeno de la migración de la población de Castilla hacia los países veci-
nos, o a E.E.U.U, Canadá y España en busca de mejores oportunidades.
La respuesta social observada se ha dado desde el Hospital del Sur, la parro-
quia de Castilla con la pastoral social y las Juntas de Acción Comunal. La
Unidad Primaria de Atención en salud que atiende a la población en este
sector, es la UPA 37 Pío XII. Los usuarios perciben el servicio como bueno
frente al cumplimiento de los horarios de atención y la asignación de citas.
Se prevé que en un futuro, en esta UPZ se equilibren las condiciones de vida
entre los habitantes de los barrios subnormales y el resto de habitantes. De
igual manera se presenta un crecimiento de la vivienda organizada de estratos
3 y 4, y de la economía informal.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

UPZ 47 KÉNNEDY CENTRAL


Palabras claves: inseguridad - contaminación ambiental y de ruido -ausen-
cia de parques – inseguridad – drogadicción – pandillismo.
La UPZ Kénnedy Central, se caracteriza por ser el eje administrativo, políti-
co y comercial de esta Localidad. Dentro de los entes político-administrati-
vos, se encuentra la Sede Administrativa del Hospital del Sur, la Alcaldía
Local de Kénnedy, la Personería Local, la Fiscalía, Medicina Legal y Bancos.
Por otra parte las viviendas corresponden a grandes concentraciones de
multifamiliares como propiedad horizontal. En esta UPZ, dadas sus caracte-
rísticas se ha incrementado la inseguridad.
La Unidad de Planeamiento Zonal 47 Kénnedy Central, está ubicada hacia el
centro de la Localidad de Kénnedy. Limita al Norte, con la Avenida de las
Américas; al Oriente, con la Carrera 77, la Carrera. 75, y la Calle 33 Sur; al
Sur, con la Avenida Primero de Mayo; y al Occidente, con la Avenida Agoberto
Mejía (Carrera 86). Consta de 42 barrios, ubicados en una extensión de 337,17
hectáreas. De acuerdo con el Plan de Ordenamiento Territorial, es de tipo 2,
residencial consolidada y tipo 6, comercial.
Históricamente en el año 1960, se desarrolló el Programa Alianza para el
156 Progreso, que marcó la pauta para la creación del barrio Kénnedy con ayu-
das económicas destinadas a la población vulnerable y en especial a la
niñez. De igual forma, durante esta época se recibieron ayudas internacio-
nales para el suministro de refrigerios escolares.
La mayoría de personas que tienen la oportunidad de desempeñar una ac-
tividad, la desarrolla en el sector de Kénnedy Central. En la UPZ prima como
actividad económica el trabajo informal.
La población en esta UPZ, con mayor porcentaje, es la que oscila entre los 20
y 54 años de edad; no se ha detectado movilización de población en el
interior de la UPZ, y no existen barrios de invasión.
Algo característico de esta UPZ es la concentración del mayor número
de personas con discapacidad, debido a que a inicios de su construc-
ción se pensó en los multifamiliares, que estarían habitados por esta
población.
En cuanto al transporte aunque no hay dificultad en el acceso, por tener
vías y rutas suficientes, este eje central se congestiona y ocasiona contami-
nación ambiental y de ruido por el exceso de flujo vehicular. Además se
observa la presencia de poblaciones caninas que deambulan por el espacio
público, y esto se da porque las basuras en las mañanas quedan esparcidas
en las vías públicas.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

La vivienda, los servicios y la educación han cumplido los requerimientos


necesarios, mientras que la recreación se ve limitada por la ausencia de
parques, lo que implica para la población infantil y juvenil se vea abocada a
jugar en los espacios públicos. Por último, en el sector hay zonas de encuen-
tro sexual (Whiskerias-residencias) de forma clandestina, sin que esto se
considere un problema para los habitantes de la UPZ.
De acuerdo con lo observado en esta UPZ y dadas sus características, donde no
se han registrado cambios significativos, se espera que ésta se mantengaigual.

UPZ 48 TIMIZA
PALABRAS CLAVES: RIESGO BIOLÓGICO – FÍSICO - INSEGURIDAD.
La Unidad de Planeación Zonal 48, Timiza, se encuentra hacia el Oriente de la
Localidad de Kénnedy. Limita al Norte, con la Avenida Primero de Mayo; al
Oriente, con la diagonal 42b Sur y la Avenida Ferrocarril del Sur; al Sur, con el río
Tunjuelito; y al Occidente, con el río y la Avenida Agoberto Mejía. Consta de 49
barrios y posee una extensión de 431.38 hectáreas. De acuerdo con el POT la
tipología de esta UPZ es de tipo 2, residencial consolidada y, dadas sus caracte-
rísticas, es una UPZ que tiende a mantenerse en las mismas condiciones.
Uno de los problemas predominantes de la UPZ, está relacionado con el 157
medio ambiente, ya que hay proliferación de roedores y plagas, identifica-
dos como riesgo biológico a lo largo del río Tunjuelito y el perímetro del
parque Lago Timiza. Este último es utilizado como parque de recreación
masiva. De igual forma este sitio de esparcimiento se constituye en lugar de
alto riesgo por ser zona de deslizamientos, en lña parte occidental y que
puede afectar a una población aproximada de 11.364 habitantes. A esto se
le suman problemas de inundación por el desbordamiento del río Tunjuelito
en los barrios del Perpetuo Socorro y Guadalupe. Por otra parte, existe un
gran flujo vehicular continuo, que genera un riesgo químico adicional, en
vías arterias como la Avenida Primero de Mayo y la Avenida Agoberto Mejía.
La población predominante en esta UPZ, es relativamente joven y en edad
productiva, entre los 20 y los 54 años de edad. No se identifica movilización
en el interior de la UPZ.
En cuanto a las necesidades de los pobladores se observa gran demanda de
empleo, razón por la que se recurre al trabajo informal y ambulante. Ésta se ha
convertido en la actividad económica de la UPZ. Por otro lado, los habitantes en
general consideran que la inseguridad se ve reflejada en todo el sector.
En la UPZ faltan jardines infantiles del Instituto Colombiano de Bienestar
Familiar, del Bienestar Social, ya que hay un número reducido de cupos
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

escolares. Sin embargo se encuentra el Centro de Desarrollo Comunitario


(CDC) de Timiza, desde el cual funcionan el Centro AMAR, los programas
para habitantes de la calle y el Centro de Atención a Personas en Situación
de Prostitución. Además están las oficinas de la Comisaría de Familia.
Con relación a las enfermedades percibidas por la comunidad, se encuentra
la desnutrición, consecuente con la baja capacidad adquisitiva de los habi-
tantes. Los problemas cardiovasculares, también son señalados como otra
enfermedad recurrente.
La principal vía de esta UPZ es la Avenida Primero de Mayo, que une los
diferentes barrios del sector. Ésta carece de puentes peatonales lo que se
refleja en la incidencia de accidentes de tránsito. Además, las vías secunda-
rias se encuentran deterioradas.
En esta UPZ predominan los estratos 2 y 3; algunos barrios como Timiza
responden a procesos de urbanización planificada y otros han surgido del
loteo de grandes extensiones de tierra como Catalina y Palenque.
Es importante aclarar que el 100% de los barrios que conforman la UPZ, cuen-
tan con servicios públicos básicos (agua, luz, teléfono), y recolección de basu-
ras. Sin embargo, la población indica que hay una disposición inadecuada de
158 estas últimas que ocasiona un factor de riesgo en las condiciones de salud.

UPZ 78 TINTAL NORTE


Palabras clave: Proceso de expansión e incremento de viviendas de interés social.
La Unidad de Planeamiento Zonal 78, Tintal Norte, se encuentra ubicada
hacia el Occidente de la Localidad de Kénnedy. Limita al Norte, con el río
Fucha, y el río Bogotá; al oriente, con la Río Fucha, la Av. Ciudad de Cali; al
Sur, con el Límite perímetro del suelo de expansión urbana; al Occidente,
con la futura Av. Manuel Cepeda Vargas y futuro canal Américas. Consta de
tres barrios, ubicados en una extensión de 345,16 hectáreas. Según el POT
esta UPZ es de tipo 4, debido a que sólo se encuentran sectores periféricos
poco desarrollados y con amplios terrenos libres.

UPZ 79 CALANDAIMA
Palabras clave: Proceso de expansión e incremento de viviendas de interés social.
La Unidad de Planeamiento Zonal 79, Calandaima, está ubicada hacia el Sur
Occidente de la Localidad de Kénnedy. Limita por el Norte, con Río Bogotá,
el futuro Canal Américas, la futura Avenida Manuel Cepeda; al Oriente, con
el límite perímetro del suelo de expansión, y la Avenida Ciudad de Cali; al
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Sur, con la Futura Avenida Manuel Cepeda Vargas y la Avenida el Tintal; al


occidente, con la futura Avenida de los Muiscas (Calle 38 Sur). Consta de
siete barrios, ubicados en una extensión de 318,63 hectáreas. Según el POT,
esta UPZ es de tipo 4, debido a que sólo se encuentran sectores periféricos
poco desarrollados y con amplios terrenos libres.

UPZ 83 LAS MARGARITAS


Palabras clave: Proceso de expansión e incremento de viviendas de interés
social.
La Unidad de Planeamiento Zonal 83, Las Margaritas, está ubicada hacia el
Sur de la Localidad de Kénnedy. Limita por el Norte, con el Río Bogotá; al
Oriente, con la Futura Avenida Ciudad de Villavicencio (Calle 43 sur); al Sur,
con la Futura Avenida Ciudad de Cali; y al Occidente, con el límite adminis-
trativo entre las Localidades de Bosa y Kénnedy, (Calle 48 Sur). Consta de
tres barrios, ubicados en una extensión de 148,52 hectáreas; es la UPZ con
menor extensión dentro de la Localidad. Según el POT, esta UPZ es de tipo 4,
debido a que sólo se encuentran sectores periféricos poco desarrollados y
con amplios terrenos libres.
Anteriormente era una Hacienda denominada Las Margaritas, que en la
actualidad se encuentra en proceso de urbanización. Las UPZ 78, 79 y 83 159
corresponden a sectores en proceso de urbanización, con grandes extensio-
nes rurales.

UPZ 80 CORABASTOS
Palabras clave: factores ambientales - problemática social – desempleo -
explotación - deterioro de las condiciones laborales - mortalidad materna -
menor trabajador explotado y población desplazada.
La Unidad de planeamiento Zonal 80, Corabastos, conjuga dos factores im-
portantes que se pueden tener en cuenta: en primer lugar, el gran volumen de
dinero que se maneja en el interior de la Central de Abastos, y en segundo
lugar, la miseria que se vive alrededor de ella.
Esta UPZ está ubicada en el Centro Occidente de la Localidad de Kénnedy.
Limita al Norte, con la Av. Ciudad de Cali; al Oriente, con la futura Av. Ma-
nuel Cepeda Vargas y Dagoberto Mejía; al Sur, con la Av. Dagoberto Mejía
(Cra. 86); y al Occidente; con la Av. Ciudad de Villavicencio o Calle 43 Sur.
Limita con otras Unidades de Planeación Zonal, por el Norte, con la UPZ 46
Castilla y 47 Kénnedy Central; por el Sur, con la UPZ 81 Gran Britalia y 82
Patio Bonito; por el Occidente, con la UPZ 79 Calandaima; y por el Oriente,
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

con la UPZ 48 Timiza. Consta de 22 barrios. De acuerdo con el Plan de Orde-


namiento Territorial, esta UPZ es de tipo, residencial de urbanización in-
completa -correspondiente a sectores de la ciudad ubicados en su periferia
que presentan diferentes grados de consolidación- y de tipo 5, con centralidad
urbana, ya que es un sector organizado donde existió uso residencial, que
fue desplazado por la extensión de actividades económicas.
Desde su creación, Corabastos es el primer centro de acopio y comercialización
de la producción agrícola y agroindustrial de Colombia. Allí se comercializan
diariamente más de 500 productos de tipo perecedero: granos y procesados,
entre los que se encuentran tubérculos, granos frescos y secos, huevos y lác-
teos; también hortalizas y leguminosas, frutas importadas y nacionales, plá-
tano, semillas de origen vegetal, licores, abarrotes, agroquímicos, ferreteros y
artículos para el aseo, provenientes de diferentes regiones del país y del mun-
do. Aunque los productos tienen diversidad de procedencias, los principales
proveedores de perecederos son los departamentos de Cundinamarca, Boyacá,
Tolima, Meta, Huila, Caldas, Quindío, entre otros. Esta situación se expondrá
posteriormente a propósito del poblamiento de Patio Bonito.
Históricamente el poblamiento de esta UPZ, se inició a principios de la dé-
cada de los setenta (1971) con la construcción de la Corporación de Abastos
de Bogotá, que abrió sus puertas al público en julio de 1972 con las prime-
160 ras 24 bodegas.
La puesta en funcionamiento de Corabastos constituye un hito en la histo-
ria de Kénnedy y el desencadenamiento de un fenómeno migratorio, que
dio lugar a la creación de nuevos barrios de carácter ilegal en el Occidente
de la Localidad, dentro de los cuales se incluye Patio Bonito.
Posteriormente ocurren asentamientos irregulares de barrios sobre el Hu-
medal de La Vaca, generando zonas de inundación especialmente en el
barrio El Amparo. El inadecuado manejo del Humedal, producto del proceso
urbanístico, ha ocasionado problemas de salud, plagas, vectores y roedores,
problemas agravados por las basuras existentes en la UPZ. En toda la zona
hay animales que deambulan por la calle, como perros y caballos; algunos
con vacunas y otros sin el debido control por parte de sus dueños. Esto
implica problemáticas de salud relacionadas con factores ambientales como
enfermedades de tipo respiratorio, problemas de visión y de piel, así como
enfermedades diarréicas agudas.
Se evidencia una problemática social anunciada por la población misma en
los siguientes términos: el desempleo se ha incrementado en todas las edades
y en ambos géneros; se ha dado un deterioro de las condiciones laborales y
una persecución de la venta ambulante; hay menores trabajadores y explota-
dos, y por último no hay afiliación al Sistema General de Seguridad Social.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

La UPZ ha sido receptora de población desplazada que aprovecha el canal


de la Central de Mercado Corabastos, como una alternativa de superviven-
cia. La zona presenta problemas de inseguridad, violencia, prostitución,
drogadicción y consumo de alcohol en todas las edades. Los barrios más
próximos a la Central de Abastos concentran un mayor nivel de conflicto
social, que se manifiesta en la alta mortalidad originada por atracos y
riñas2. Por otro lado, a partir de la información del CAMI Patio Bonito (ubica-
do en la UPZ 80), se registró un aumento en el índice de mortalidad materna
del Distrito Capital, asociado a los controles prenatales tardíos producto de
la falta de cultura del autocuidado. Los participantes en el ejercicio de Car-
tografía Social, consideraron que la población gestante se concentra en los
barrios aledaños a la Central de Abastos. Finalmente, los pobladores entre-
vistados plantean la necesidad de atención integral para la población a
personas con discapacidad.
Es evidente una insuficiente respuesta social gubernamental, privada y co-
munitaria a las problemáticas mencionadas, aún cuando se reconoce la pre-
sencia del CAMI y del Centro Geriátrico, y se ha manifestado preocupación
por su posible reubicación.
En el futuro, de no contar con programas institucionales de impacto y coor-
dinación interinstitucional, este sector podría presentar un deterioro social,
aumentando la problemática social de la ciudad. 161

UPZ 82 PATIO BONITO


Palabras claves: barreras de acceso al Sistema General de Seguridad Social –
inseguridad - contaminación ambiental – desplazados e invasiones.
La Unidad de Planeamiento Zonal 82, Patio Bonito, se sitúa hacia el extremo
Occidental de la Localidad de Kénnedy, en el borde oriental del río Bogotá.
Desde allí, se extiende hacia el Oriente hasta la Avenida Ciudad de Cali; por
el Norte, limita con la prolongación (proyectada) de la Avenida de Las Amé-
ricas y por el Sur, con la Avenida Ciudad de Villavicencio. Limita con otras
Unidades de Planeación Zonal como Corabastos; por el sur, con la UPZ Las
Margaritas; por el Norte, con Tintal Norte y por el Occidente, con la franja de
protección del río Bogotá. Consta de 42 barrios de los cuales siete están en
proceso de legalización y uno destinado a desaparecer por estar ubicado en
la franja de protección del río Bogotá3 .

2. De acuerdo con el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, las víctimas de estas
muertes, son principalmente hombres, adultos jóvenes, desempleados y/o que laboraban en
empleos no calificados.
3. DAPD, agosto de 2001. Acetatos.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

De acuerdo con la clasificación del POT, esta UPZ es de tipo 1, residencial de


urbanización incompleta, que se caracteriza por la presencia de sectores
periféricos que presentan diferentes grados de consolidación. En el uso resi-
dencial predominan los estratos 1 y 2, y que presenta graves deficiencias en
infraestructura, accesibilidad, equipamiento y espacio público.
De acuerdo con uno de sus habitantes “Patio Bonito es como un triángulo,
donde por el Norte esta el río Fucha, contaminado; por el Sur, el río Tunjuelito,
con todos los caños de alcantarillado de Kénnedy y de los barrios del Sur de
Bogotá y de las curtiembres; por el Occidente, el río Bogotá, al interior va-
rias chucuas contaminadas y caños descompuestos”4. Los barrios se fueron
conformando sin contar con servicios públicos, servicios que debían ir con-
siguiendo las personas de la comunidad en el transcurso del tiempo. La
adquisición de estos lotes está ligada a intereses políticos marcados.
Durante muchos años, los habitantes de cada barrio han luchado por conse-
guir el reconocimiento legal y obtener los servicios básicos. Durante este
largo periodo han tenido que soportar estas falencias y otro tipo de calami-
dades, como constantes inundaciones, el botadero de basuras de Gibraltar,
agravado por el problema de los urbanizadores piratas, quienes diseñaron
los barrios sin zonas verdes, ni comunales y estafaron a personas incautas
vendiendo lotes una, dos y hasta tres veces.
162
Patio Bonito “Se conoce con este nombre, porque sus dos primeros desarro-
llos se llamaron Patio Bonito 1 y Patio Bonito 2, y tienen además, el mayor
número de viviendas”5. En 1985 lo conformaban quince barrios que en su
orden de aparición se registran de la siguiente forma: “El Llanito, Patio Boni-
to I Sector, San Dionisio, Patio Bonito II Sector, Saucedal, Patio Bonito III
Sector, Llano Grande, Pinar del Río, Tintalito, Tocarema, Tairona, Campo Her-
moso, Paraíso, El Rosario y Las Palmeras”6.
Posteriormente, como en nuevas oleadas de poblamiento que se dan hacia
las décadas de los ochenta y noventa, aparecen los siguientes barrios que
también hacen parte del sector y que son identificados por la Asociación de
Juntas de Acción comunal como el Sector 8: Barranquillita, Villa Hermosa,
Villa Andrea, Santa Mónica, Tintalito, Ciudad de Cali, Altamar, Las Vegas,
Sumapaz, El Triunfo, Jazmín Occidental, La Rivera I, La Rivera II, Las Brisas,
Ciudad Granada, Avda. Cundinamarca, Bellavista, Las Palmeras, Horizonte
Occidente, Los Almendros, Ciudad Galán, Villa Alejandra y Dindalito.

4. Entrevista realizada a Guillermo Niño, presidente de la Asociación de Juntas de Ciudad


Kénnedy, Comisión de Solidaridad y Cultura, grupo Enlace Social, Noviembre de 2002.
5. Ibidem.
6. Ibidem.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Hacia 1978, Patio Bonito sale del anonimato por la gran inundación que
vivieron sus pobladores, llamando así la atención de la administración y de
toda la opinión pública.
En Patio Bonito, como en muchos sectores subnormales de la capital, se en-
cuentran personas de todas partes del país, y un porcentaje significativo de
habitantes oriundas del altiplano cundiboyacense y de Bogotá. En cuanto a la
movilización poblacional, se ha detectado que han llegado personas en situa-
ción de precariedad; desplazados, desempleados; y pandillas. Se identifican
barrios de invasión en San Marino, La Rivera y el Rosario III, por lo cual se han
generado nuevas problemáticas en el sector como son: la inseguridad, el des-
empleo y el incremento del número de niños en la calle, sin estudios.
En esta zona convergen estructuras de reciente apertura como la Avenida
Ciudad de Cali, la Megabiblioteca del parque del Tintal, el parque de Las
Piscinas, La Alameda Santa Fe, el Centro de Desarrollo Comunitario Bellavista,
el Centro Operativo Local y el Colegio Bella Vista entre otras obras. Como
contraste, permanecen vallados, signo de un grave problema de contami-
nación ambiental y de calles aún sin pavimentar.
Hoy, a los casi 30 años de su fundación, el sector de Patio Bonito es una zona
urbana consolidada, pieza estratégica en el desarrollo del borde occidental
de la ciudad y una de las UPZ priorizadas por la administración distrital 163
actual, para hacer una intervención sobre la “Ciudad informal”, con el obje-
to de armonizarla con el conjunto de la ciudad en el marco del Plan de
Ordenamiento Territorial.
Se están ejecutando grandes obras de infraestructura vial como el Portal del
TransMilenio, hacia el Norte cerca al CADE, sobre la extensión proyectada
de la Avenida de las Américas, o como, hacia el Sur, la primera estación del
metro cerca de la intersección de la Avenida Ciudad de Villavicencio con la
Avenida Ciudad de Cali, en la UPZ 83, Las Margaritas7.
Se observa una elevada proliferación de caninos callejeros, que implica
más agresiones provocadas por mordedura animal. Por ser una zona que
está siendo urbanizada, hay gran presencia de plagas como insectos y roe-
dores, debido a los múltiples canales de aguas negras frente al CED Rodrigo
de Triana, que alberga la mayor población estudiantil del sector.
Predomina una gran cantidad de establecimientos encargados del reciclaje
de materias primas como plásticos, retazos de tela, cartón y papel en gene-
ral , que han generado una problemática fundamental en cuanto a la utili-

7. POT Plan de Ordenamiento Territorial Acuerdo del Concejo de Bogotá, se puede consultar en
la Sala Bogotá de la Biblioteca El Tintal.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

zación de estos para la comercialización de colchones. Existen factores de


riesgos de consumo, dados por la presencia de establecimientos restauran-
tes, tiendas, panaderías y droguerías. La mayor problemática, es la
comercialización de productos de mala calidad, que entran en el mercado
de forma clandestina. Entre estos se encuentran medicamentos y licores
adulterados, generando riesgos de intoxicación. Otro factor de riesgo lo cons-
tituyen numerosos sitios de encuentro sexual, que no cumplen condiciones
higiénicas sanitarias y locativas mínimas para su funcionamiento.
Se determina que el 34% de la población de Patio Bonito es joven y está en
el rango de 15 a 19 años, y que el 49 % está entre 20 y 54 años. Estos dos
rangos concentran el 83% de la población, lo cual denota la importancia y
primacía que deben tener los programas de promoción y prevención en
salud y proyectos específicos de intervención para esta población; la aten-
ción a jóvenes y las alternativas de generación de empleo y mejoramiento
en el nivel de ingresos.
La población en la UPZ, se encuentra entre los veinte y cincuenta años de
edad, con características de nivel 1. El aspecto relacionado con la familia y
las relaciones, reporta un número de madres y padres de familia como cabe-
za de hogar en toda la UPZ, malas relaciones intrafamiliares, con un número
de cinco a seis hijos por familia.
164
Las familias actuales de Patio Bonito, son de la primera a la cuarta generación
de inmigrantes a la ciudad en el lapso de los últimos cuarenta años, y con
frecuencia se encuentran familias con miembros de las cuatro generaciones.
Las primeras causas de morbilidad informadas por la comunidad, corres-
ponden a enfermedades del tracto respiratorio, de la piel, desnutrición, aler-
gias, drogadicción y alcoholismo.
La mortalidad está dada por enfermedades cardiovasculares, trauma secun-
dario a accidentes de tránsito y violencia callejera.

LOS SERVICIOS PÚBLICOS QUE TIENE LA UPZ, SON:


Un grave problema ambiental en el sector de Patio Bonito I, II y III, es ge-
nerado por la existencia de un sistema de alcantarillado provisional, que re-
quiere renovación ya que la capacidad es insuficiente para las necesidades
del sector; sobre todo, teniendo en cuenta que se encuentra por debajo del
nivel del río. Sin embargo allí, se han implementado las condiciones de drena-
je con el vallado de la calle 38 Sur y el de las Américas. Las zonas afectadas en
materia de calidad sanitaria son básicamente los barrios Los Almendros, Las
Acacias, y Las Palmitas, donde hace falta alcantarillado de aguas negras; y en
Las Palmitas y Ciudad Galán, donde falta el de aguas lluvias.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

La zona presenta un déficit especialmente en Centros Educativos, siendo


más precario lo relacionado con jardines infantiles para atención de pobla-
ción de cero a seis años. Para los siguientes grados, si bien existe un buen
número de colegios tanto oficiales como privados, estos no son de gran
tamaño, de manera que permitan cubrir las necesidades de la zona.
En la infraestructura de atención en salud, no se cuenta con centros de
salud adecuados ni en número, ni en dotación, acorde con los requerimien-
tos de la zona. Esta situación que se agrava por las condiciones
socioeconómicas de ésta UPZ, ya que la población no puede acceder a servi-
cios de salud particular.
En la UPZ se comparten espacios de producción y consumo. Muchas de las
microempresas de los habitantes de Patio Bonito se ubican en la misma
vivienda, en uso compartido de vivienda y local para una famiempresa
microindustrial o comercial. También se han construido bodegas para uso
como talleres ú otras microempresas, generalmente ubicadas en medio de
las otras viviendas. Se destaca una zona de gran actividad económica, don-
de se concentran las diferentes actividades empresariales. Se ubica entre las
Calles 13 Sur y 42 Sur y las Carreras 95 (Av. Ciudad de Cali) y 103. Es impor-
tante anotar que el Plan de Ordenamiento Territorial de la ciudad caracteri-
zó a la UPZ 82, como tipo 1, zona de vivienda con actividad económica.
165
En su gran mayoría el ingreso de los habitantes de la UPZ 82, se obtiene del
sector informal de la economía. Algunos lo adquieren como microempresarios
o empleados de la microempresa; otros rebuscando el sustento diario en los
más variados oficios. Dentro de las microempresas existe un amplio sector
industrial. Entre estas actividades, se encuentran empresas de confección
dedicadas fundamentalmente al trabajo como satélites de otras industrias
ubicadas fuera de la zona. El promedio de empleados de estas empresas es
entre cinco y veinte trabajadores, y entre ellas se encuentran fábricas de
productos de plásticos como pitillos, mezcladores, fábricas de producción
de mangueras para agua, que se venden fundamentalmente para el merca
do de fuera de Bogotá. Estas fábricas utilizan como materia prima plástico
reciclado, además de estas empresas que son un poco más grandes, se en-
cuentran una gran cantidad de microempresas en la carpintería metálica y
de madera, fábricas de helados, dobladoras, entre otras.

REORDENAMIENTO TERRITORIAL DE LA CIUDAD


El comercio es la actividad más representativa. Partiendo de pequeños ne-
gocios familiares se ha desarrollado en la UPZ de Patio Bonito, un sector de
comercio ya consolidado, cuyo centro se ubica en la Calle 38 Sur y en la
Carrera 96. este sector ofrece todo tipo de productos y servicios: alimentos,
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

textiles, ropa, calzado, misceláneos, medicamentos, materiales para cons-


trucción, entre otros. Ha atraído la inversión de negocios que tienen cade-
nas de ventas populares o servicios en la ciudad, como “Mitad de precio” y
el Instituto Triángulo.
Hay un buen número de microempresarios y empleados del transporte que han
generado otros negocios de servicios de mecánica, electricidad y distribución
de partes para los vehículos; así como montallantas, lavaderos y parqueaderos.
Pertenece a esta zona de influencia el CAMI de Patio Bonito, ubicado en la
Calle 38 No. 93-80 (Tel. 4547018), que atiende urgencias las 24 horas. En éste
se presta servicio de hospitalización de baja complejidad, consulta médica
de urgencias, procedimientos de baja complejidad, consulta de trabajo so-
cial, atención de partos de bajo riesgo, terapia respiratoria, electrocardio-
gramas y ecografía obstétrica. En este mismo Centro se ubica, en el segun-
do piso, la UPA 71, que cumple las funciones de una Unidad Primaria de
Atención (UPA) de 7 a.m a 4 p.m, ofreciendo los servicios de vacunación;
consultas de nutrición, enfermería, y médica externa; laboratorio clínico,
higiene oral y consulta de odontología.
La UPA PATIOS ó 92, ubicada en la Calle 17 No. 100 B-04 (Teléfono 2997522)
cuenta con los mismos servicios de la UPA 71. La UBA DINDALITO, ubicada
166 en la Calle 42 Sur No. 103-00, presta los servicios de vacunación; consultas
de enfermería, médica externa y de odontología, al igual que la UBA MEXI-
CANA, ubicada en la Carrera 100 No. 39 A- 37 Sur, inaugurada hace ya un
año. En estos últimos se presta atención de 7 a.m. a 4 p.m.
El Sistema de Seguridad Social en Salud cumple un gran papel en la UPZ 82,
puesto que abarca gran cobertura de población de estratos 1, 2 y 3 que
están dentro del Sistema de Subsidiados beneficiarios de programas socia-
les; o estratos 1 y 2 de ARS, así como vinculados transitorios determinados
por las encuestas socioeconómicas.
En el aspecto relacionado con la participación social y la oferta institucional
se menciona la ausencia de Hogares de Bienestar HOBIS, en el sector. Los
barrios más participativos son los de Kénnedy Centro. Estos tienen conoci-
miento de las diferentes organizaciones cívicas, entre las cuales mencionan
las Juntas de Acción Comunal, los Comités Cívicos, las Asociaciones Mutuarias
y las Fundaciones. Desarrollan entre otras labores, programas de preven-
ción de SIDA y organización de la comunidad.
Dentro de las organizaciones sociales que se encuentran en la UPZ, están 42
Juntas Comunales en los 42 barrios. Las Juntas de Acción Comunal en la
zona, cuentan con una experiencia de organización y de lucha desde su
mismo nacimiento, que les ha llevado a procesos de antología, como la
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

superación de los problemas de las inundaciones, o la negociación en que


han combinado desde la petición hasta la presión de los paros cívicos.
Hay organizaciones sociales en la zona donde se encuentran sitios de culto
para las diferentes religiones; ONG como Aunar que hace parte del nuevo
Grupo Enlace Social; la Corporación Nuevo Arco Iris, que adelanta un traba-
jo en un observatorio de conflictos territoriales e iniciativas de convivencia;
la ACJ, Asociación Cristiana de Jóvenes que trabaja en el tema juvenil; la
Fundación Social que impulsa el Proyecto DIL-UPZ 82; el Centro de Asesoría
Familiar (CAF); la Fundación María Nazareth y el Plan Padrinos, que pro-
mueven acciones hacia la niñez; CEUDES, que promovió y acompaña la
Asociación de Mujeres del Río, ASRIO.
También se cuenta con organizaciones de comerciantes y microempresarios,
cooperativas y organizaciones ambientales como Pilcomayo, la Asociación
Nacional de Recicladores y Transformadores ANRT.
Se espera en el futuro que esta UPZ, se consolide en cuanto a servicios
públicos al legalizar los barrios. Se prevé un importante crecimiento y desa-
rrollo de este sector, que se proyecta como polo de desarrollo.

UPZ 81 GRAN BRITALIA


167
La Unidad de Planeamiento Zonal 81, GRAN BRITALIA, se ubica hacia el Sur
de la Localidad de Kénnedy. Limita por el Norte, con la Av. Ciudad de Cali;
por el Oriente, con la Avenida Ciudad de Villavicencio (Clalle 43 Sur); por el
Sur, con la Avenida Agoberto Mejía (Cra. 86); y por el Occidente, con el río
Tunjuelito, límite administrativo entre las Localidades de Bosa y Kénnedy.
Consta de veinte barrios, ubicados en una extensión de 179,41 hectáreas.
Esta UPZ con el paso del tiempo, ha logrado consolidarse urbanísticamente
y en aumento de la cobertura de los servicios públicos domiciliarios. Un
factor característico, es la presencia de un gran número de inquilinatos en
este sector, que va en aumento.
Se observa proliferación de caninos callejeros, que implica agresiones por
mordedura animal. Por otra parte, hay un aumento de viviendas en inquili-
nato y una parte importante de sus pobladores se dedican a labores infor-
males como carpintería, ebanistería y mecánica automotriz.
Existe una gran proliferación de ventas de alimentos ambulantes derivadas
de las cercanías de Corabastos, a los que no se les realiza el debido control
sanitario generando riesgos de consumo. De igual forma se encuentran mu-
chos establecimientos que desarrollan una comercialización enfocada a venta
de alimentos ambulantes, tiendas, panaderías y droguerías. Por otro lado
se ha detectado un aumento de la prostitución infantil y la drogadicción.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

El 54 % de la población está comprendida entre los grupos de 15 a 55 años.


Gran parte de esta población pertenece al sector informal de la economía,
son de proveniencia campesina y tienen un bajo nivel educativo. Una pro-
blemática sentida es la de las madres solteras, el embarazo de adolescen-
tes, el maltrato infantil y el abuso sexual.
Los sectores más poblados en la UPZ 81 son Britalia y Class y en menor
grado, Catalina. En el sector claramente están definidos los barrios de peli-
grosidad y conflicto social, entre los que se encuentran algunas zonas de
Roma, Class, Britalia, Casa Blanca y Pastranita. Se evidencia inseguridad
ocasionada por el expendio de bazuco y otras sustancias psicoactivas; exis-
ten pandillas, delincuencia común y grupos organizados al margen de la
Ley cuyas actividades se ven favorecidas por la falta de alumbrado público,
generando altísima inseguridad en la noche.
Las viviendas en la mayoría de la zona están construidas en cemento y sólo
el sector de Pastranita, cuenta con casas prefabricadas. Hay servicios de
agua, alcantarillado, luz, teléfono, recolección de basuras por la empresa
LIME, antenas parabólicas en Pastranita y Roma.
En el aspecto escolar se observa como limitante la existencia de población
infantil que no tiene acceso a la educación por falta de recursos económicos. A
168 esto también se le suman los vacíos de la clasificación Sisben, que se convier-
te en una barrera de acceso al Sistema General de la Seguridad Social.
Las instituciones identificadas por los pobladores son: el Hospital del Sur, la
Personería, la Alcaldía Local, Medicina Legal, los colegios particulares y pri-
vados. Se destaca en el ámbito cultural la presencia del Centro Promocional
de la Cultura, CPC de orientación religiosa y que interviene especialmente
en la población juvenil, brindando alternativas para el manejo adecuado
del tiempo libre.
En la UPZ hay Hogares de Bienestar Familiar en Britalia, Roma, Class y Cen-
tros Vecinales. Participan en diferentes actividades comunitarias los barrios
Britalia y Roma, mientras que en el Centro hay poca participación.
Las familias actualmente delegan la crianza de sus hijos en los abuelos y
los Hogares de Bienestar; hay mayor número de madres cabeza de familia y
las relaciones son de unión libre o se han separado. Las relaciones y el trato
intrafamiliar es disfuncional, y es frecuente observar hijos producto de dife-
rentes relaciones. Como mecanismo de solución de conflictos se identifican
las unidades de conciliación de ICBF.
Los puntos de atención en salud en esta UPZ, son: Class, Britalia y Catalina
que se califican como buenos. La problemática se centra en la demora para
las citas y la consecución de medicamentos.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

En el futuro, esta UPZ requerirá de la intervención intersectorial prioritaria,


dados los altos riesgos sociales existentes. Este sector presenta exclusión
social marcada y no cuenta con factores protectores.

UPZ 113 BAVARIA

Palabras Claves: zona de altos contrastes sociales –desempleo–familias


vergonzantes– y drogadicción.
La UPZ Bavaria (113) limita por el Norte, con el río Fucha, y la Avenida
Centenario (Calle 13); por el Oriente, con la Avenida del Congreso Eucarístico
(Carrera 68); por el Sur, con la Avenida de las Américas y por el Occidente,
con la Avenida Boyacá (Carrera 72). De acuerdo con el POT, esta UPZ es de
tipo 2, residencial consolidada y de tipo 6, comercial.
Históricamente los barrios más antiguos son Marsella, Bavaria y Techo (Pri-
mer Sector). Estos barrios se originaron a partir de la compra de lotes, razón
por la que existe variedad de estilos en la construcción de las viviendas,
cuya dinámica urbana presenta una tendencia a la densificación no planifi-
cada. Posteriormente se desarrollan proyectos urbanísticos, como por ejem-
plo: la urbanización los Pinos de Marsella, Aloha, el Ferrol y por último Villa
Verónica Club. Debido a la diferencia de estratos que colindan entre sí, se 169
han presentado dificultades de convivencia. Las viviendas son muy com-
pletas, bien terminadas y con todos sus servicios. En los barrios hay ante-
nas parabólicas y televisión por cable. El barrio Marsella reúne parte del
sector comercial, mientras que los demás barrios de esta zona, pertenecen
al sector residencial.
La crisis económica que afecta al país en la actualidad, ha incidido en la
población de esta UPZ, que tradicionalmente estaba compuesta por perso-
nas con altos niveles educativos y de ingresos, y con cubrimiento total de
sus necesidades básicas. En la actualidad estas personas se han visto afec-
tadas por la reducción importante de sus ingresos ocasionando en algunos
casos familias vergonzantes o cambios en el patrón de la conformación de
núcleos familiares donde se reúnen en la casa paterna varias familias para
reducir gastos. La calidad de vida se ha visto afectada por la disminución de
ingresos generado problemas de salud asociados a la depresión en pobla-
ción adulta.
De otra parte los jóvenes son identificados por la comunidad como po-
blación vulnerable frente al consumo de sustancias psicoactivas y su
sitio de consumo preferiblemente son los parques del sector. De está
problemática se deriva Inseguridad, robo de carros, atraco a mano ar-
mada, a diferentes horas.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Por la presencia de contaminación ambiental originada por la Industria de


Bavaria, además de las vías arterias que limitan esta UPZ se genera un
incremento de contaminación ambiental lo que ocasiona enfermedades
respiratorias y alteraciones oculares.
El Hospital del Sur desde los programas del Plan de Atención Básica y de
los proyectos UEL con presupuesto de la Alcaldía ha desarrollado progra-
mas preventivos de salud oral, salud visual, prevención de cáncer cervico
utérino y talleres de prevención de enfermedades de transmisión sexual y
control de vectores y roedores de la zona.
Las obras de adecuación de la malla vial del transmilenio han generado
embotellamiento del tráfico, pero a su vez es evidente la mejoría y embelle-
cimiento del sector. De otra parte la construcción y adecuación del
transmilenio genera preocupación frente a la alta contaminación ambien-
tal debido a la emisión de gases tóxicos y a la falta de programas que
minimicen este riesgo.
La tendencia de esta UPZ es a permanecer como zona residencial con-
solidada.

170
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

7. ZONAS DE CONDICIONES DE VIDA Y SALUD


Las Zonas de Condiciones de Calidad de Vida y Salud (ZCVDS) fueron definidas
durante el trabajo de Diagnóstico Local, al integrar el concepto de UPZ como
elemento de desarrollo urbano y del suelo con los elementos de morbilidad y
las características sociales, culturales y ambientales que se manifiestan como
daños para la salud. En cada una de ellas, se analiza la problemática con base
en la información de la población por ciclo vital y estas zonas se representan
cartográficamente en el mapa por Zonas de Calidad de Vida.
En la Tabla 63, se observan dos de las tres zonas de condiciones de vida y
salud delimitadas:

Tabla 63. Zonas de Calidad de Vida


171
Total
Zona UPZ Área Nombre Población población
Zonas
78 Tintal Norte 345,16 73.578
79 Calandaima 318,63 21.709
80 Corabastos 187,51 21.502
kénnedy Gran 286.306
81 179,41 63.459
Britalia
82 Patio Bonito 314,021 102.709
83 Margaritas 148,52 349
46 Castilla 500,22 103.163
Kennedy 47 Kennedy 337,17 151.441
Formal 422.969
Tradicional 48 Central 431,38 150.610
113 Timiza 277,72 17.755
45 Bavaria 435,62 137.700
Kennedy 44 Carvajal 381 80.079
Comercial 217.779
Américas
e Industrial
12 UPZ 3,856,55 927.054

Fuente: Construido a partir de Subdirección de Desarrollo Humano y Progreso social, proyeccio-


nes 1997- Centro regional de población – Departamento Administrativo de Planeación Distrital.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

ZONA 1. KÉNNEDY INFORMAL


Esta zona vincula las UPZ 82, (Patio Bonito), 79, (Tintal Norte), 83,(Las Mar-
garitas), 80, (Corabastos) y 81, (Gran Britalia), así como los barrios adyacen-
tes a los ríos Tunjuelito (Villa Rica) y Fucha (La Igualdad y Visión de Colom-
bia). La Central de Corabastos está ubicada en La Chúcua de La Vaca, donde
los barrios El Amparo 1, 2 y 3, asentados a sus espaldas, rellenaron buena
parte de dicho humedal. Junto al espejo de agua que aún queda, se ubican
viviendas en madera y “paroi”. El conjunto de barrios que se ubican entre la
(Carrera 86 y el río Bogotá (UPZ Gran Britalia, Corabastos y Patio Bonito)) se
encuentran por debajo del nivel de dicho río, situación que ha generado
diversas inundaciones; problemas en la instalación de las redes de acue-
ducto y alcantarillado, así como conflictos ocasionados por los procesos de
reubicación para el desarrollo de obras como el canal Cundinamarca y para
la protección de la ronda del río. Este proceso de urbanización informal se
caracteriza por la presencia de viviendas con dificultades de acceso a los
servicios públicos domiciliarios; también por grandes limitaciones para la
obtención de vivienda propia, ya que estos sectores no pueden obtener
créditos formales. También se encuentra la problemática de aquellos cuyas
actividades económicas no pueden desarrollarse en urbanizaciones planifi-
cadas, como los “zorreros” y los “carboneros”.
172 Por otra parte, la dinámica de poblamiento de las UPZ mencionadas se ha
vinculado con las actividades formales e informales que se desprenden de
la dinámica de la Central de Abastos: reciclaje, venta ambulante de alimen-
tos, venta de tintos para los conductores de camiones, comercio sexual,
venta de licores, mecánica, bodegas para almacenar alimentos, empaques
y carretas de venta ambulante, entre otros.

PROBLEMAS ESTRUCTURANTES
La zona informal de Kénnedy, concentra el mayor número de condiciones de
calidad de vida inadecuadas para una población que puede llegar a ser el
40% de la población total de la Localidad. Hay problemas de vivienda y del
entorno, especialmente en cuanto al estado de las vías, al manejo de las
basuras, al déficit de servicios públicos, en especial del alcantarillado, entre
otros. A lo anterior, se suman las características de la población de esta
zona: poseen un mínimo nivel educativo; no se identifican como integran-
tes de un grupo o territorio; muchos son indocumentados y por lo tanto no
existen como ciudadanos, no se sienten con derechos, ni responsables de sí
mismos ni de sus actos, se resignan a sus condiciones, tienen poco sentido
de la solidaridad y la necesidad de organizarse para potenciar sus capacida-
des hace de la violencia un patrón aceptado de conducta, en su vida cotidia-
na con la familia, los amigos, los vecinos y los extraños.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Por otra parte, están las mujeres que se encuentran involucradas en la pros-
titución. De acuerdo con una entrevista realizada por el grupo de Proyectos
UEL 2003, estas mujeres son en su mayoría jóvenes; el 17,1% se encuentra
entre los 18 y los 20 años, y el 22% se encuentra en el rango de los 26 a los
30 años de edad. En esa edad las mujeres tienen sueños más concretos ante
la vida, su estudio no es completo y sus relaciones de pareja son difíciles.
Muchas de estas mujeres provienen de otras partes del país, según sus
versiones porque querían encontrar mejores oportunidades de trabajo. Sin
embargo, muchas de ellas sabían a qué se iban a dedicar al llegar a la
ciudad. Principalmente provienen del Sur y del Occidente del país; el depar-
tamento más representativo es el Tolima, aunque otras provienen de la par-
te Norte y del Oriente el país. Sin embargo la dinámica familiar de estas
últimas es muy similar a las que provienen del Sur, aunque su vida es más
independiente de su familia y trabajan básicamente para ellas mismas y
sus hijos. Sus familias mantienen relaciones con ellas, pero a pesar de tener
parientes cerca, no cuentan con su apoyo y las relaciones son distantes.
Otras, por el contrario, mantienen relaciones estrechas y cuentan con el
apoyo de sus familias, quienes por lo general saben a lo que se dedican.
El 2,4% de las mujeres encuestadas, tienen edades que oscilan entre los 46
y los 50 años, y llevan más de diez años en el oficio. Sus hijos, aunque
algunos ya se sostienen, siguen siendo dependientes de ellas.
173
De acuerdo con la información de los Talleres de Cartografía Social, la pobla-
ción de esta zona se dedica a ocupaciones no calificadas. Según la Alcaldía
Local y Economía Social y Regional, a partir de la Encuesta Nacional de
Hogares, en 1999 la población ocupada en el sector informal de Kénnedy
(que presumiblemente se concentra en esta zona), lograba ingresos prome-
dio de 1,7 salarios mínimos legales vigentes –Smmlv- (igual que en Bogo-
tá). Los ocupados en servicio doméstico de la Localidad ganaban 1,4 Smmlv
(igual que en Bogotá); aquellos sin nivel educativo, obtenían menos de un
salario mínimo mensual (0,8); y los trabajadores con primaria, obtenían 1,4
Smmlv. Las condiciones laborales de la población de diez a catorce años
pueden indicar situaciones de explotación vinculadas a su trabajo en la
Central de Abastos. Este grupo de edad gana en promedio 0,6 Smmlv (0,5
en Bogotá), mientras que el índice de desempleo en dicho grupo alcanza el
48,91% en la Localidad, porcentaje muy superior al de la ciudad (27,35%).
Finalmente, no se evidencia la desocupación de las personas que no tienen
algún nivel educativo en la Localidad (16,37% en Bogotá), aspecto que puede
asociarse al “rebusque” que se desarrolla en la Central de Abastos. El 13,47%
de la población económicamente activa, que realizó la Primaria, busca em-
pleo, situación mejor que la de Bogotá (15,93%). Estos datos parecen confir-
mar que la Central de Abastos se constituye en un nicho de oportunidades
para la población económicamente activa con bajos niveles educativos.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

La violencia intrafamiliar se observa de manera generalizada en el territo-


rio. En ésta influyen diferentes factores determinantes, como el bajo nivel
educativo, la situación laboral de los padres (desempleo, subempleo), el
consumo de sustancias psicoactivas, las relaciones disfuncionales entre fa-
miliares, la historia de crianza de los padres y las pautas de crianza.
En esta zona, la Central de Abastos se ha convertido en un enclave
poblacional con una dinámica social propia, que concentra una problemáti-
ca muy crítica desde el punto de vista de las condiciones de inseguridad
alimentaria que ofrece; de las condiciones de trabajo de un grupo muy grande
de las actividades conexas a la función esencial de la Central que generan
otra dinámica de economía informal (o subterránea como le llaman algunos
economistas). Este tipo de economía genera deterioro social por la presen-
cia de niños trabajadores, que comparten condiciones insanas de trabajo
con los adultos; además muchos de estos niños, son presa de abuso o explo-
tación sexual, maltrato y abandono.
La población cuenta con pocas oportunidades (formación, créditos, capital
cultural) que permitan articular proyectos de vida satisfactorios y viables.
Esto se traduce en situaciones generadoras de violencia (pandillas, entre
otras), así como en alta conflictividad intrafamiliar, maltrato infantil y pre-
sencia de menores en situación de abandono parcial. A esta situación se
174 asocia un alto índice de embarazos en adolescentes (que puede estar rela-
cionado con problemas de educación sexual).
Se observa que un alto porcentaje de los trabajadores formales e informales
transportadores, combinan su actividad con el consumo de sustancias
psicoactivas, (alcohol y cigarrillo), siendo esta una de las principales causas
de accidentes de tránsito, riñas, violencia y accidentes laborales, como tam-
bién a la postre, de enfermedades crónicas que deterioran la salud de la
población. Los habitantes de éste territorio representan aproximadamente
el 39% del total de la Localidad. La mayoría están vinculados con las activi-
dades formales e informales que se desprenden de la dinámica de la Cen-
tral de Abastos, y esto implica una importante problemática en cuanto a
condiciones de calidad de vida y salud.
Muchas de las mujeres que trabajan en los establecimientos de Kénnedy
habitan en otras localidades. El 57,7% de esta mujeres en viven en Kénnedy
en condiciones de arriendo, con su familia, especialmente sus hijos. Bosa es
una Localidad cercana a Kénnedy, y proporciona el 13% de las trabajadoras
sexuales; Soacha quedó en el rango de municipio y aporta el 11,4%; mientras
que otras Localidades como Chapinero, San Cristóbal, Usme y Fontibón en su
totalidad, aportan el 3,3% de las trabajadoras; y Tunjuelito, Suba, Ciudad
Bolívar y Puente Aranda completa el grupo de localidades con porcentajes
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

alrededor del 4,2%. La mayoría de estas mujeres viven en arriendo y su


núcleo familiar está compuesto de seis miembros en el 24% de los casos; de
cuatro miembros en el 18%; de uno de los miembros en el 12% de los casos.
El 23,6% corresponde a personas que conviven con seis miembros de la
familia, quienes generalmente son hijos, hermanos y sobrinos. Ellas traba-
jan, para pagar el arriendo, los servicios, el estudio y la alimentación.
El 24,3% conviven con dos y tres hijos, o con los hijos y algún familiar, sea la
mamá o el compañero. En otras ocasiones conviven con amigos o conocidos,
que se convierten en las personas con quienes pueden contar; con su fami-
lia. Otras no tienen sus familias cerca o no representan un apoyo para ellas.
Con sus compañeros, las relaciones han sido en la mayoría estresantes y
estos no responden por el cuidado de sus hijos.
En cuanto al tipo de relación que mantienen con personas de su núcleo
familiar, muchas de ellas manifiestan que no cuentan con apoyo de ningún
miembro de la familia, o cuentan con muy pocas personas, como se observa
aquí: el 24%, no tiene ninguna; el 31%, tan sólo una; el 22%, dos relaciones;
el 30,1%, manifiesta tener una persona con quién mantiene una estrecha
relación, por lo general la mamá, una hermana o sus hijos; quienes en algu-
nos casos saben el oficio al cual están dedicadas, aunque no lo comparten,
les sirven de apoyo.
175
Dentro de estos resultados se encuentra que la mayoría de trabajadoras, a
pesar de las relaciones estresantes que puedan tener con sus familiares,
reconocen la importancia de la familia en la construcción personal, cultural
y social de sus hijos. Por esta razón algunas consideran que los amigos y su
pareja representan un apoyo que no se incluye como consanguíneo, pero
que es importantes dentro de su afectividad.
La población infantil y adolescente que habita esta zona, se caracteriza por
su situación de vulnerabilidad y riesgo. Ésta se encuentra ubicada en los
barrios asentados por debajo del nivel de los ríos Bogotá y Tunjuelito hasta
la Cra. 86, el sector de El Amparo, La Rivera, Las Margaritas, Calandaima,
Dindalito y alrededor de la ribera del río Bogotá.
Allí las instituciones identifican problemáticas sociales que afectan la ni-
ñez, relacionadas con el maltrato físico y emocional, el acceso carnal violen-
to, el abandono, la explotación infantil y la vulneración de los derechos. Por
la dinámica interna de sus núcleos familiares, los niños se encuentran so-
metidos a factores de riesgo psicosocial, como el desplazamiento forzoso y
la falta de poder adquisitivo, entre otros.
El derecho de los niños y niñas a contar con las condiciones afectivas y socia-
les necesarias para su pleno desarrollo, la formación de su personalidad y de
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

las competencias iniciales de los individuos, no se evidencia en esta zona. Por


lo tanto, cuando llegan a la adolescencia se encuentran limitados en sus
expectativas para generar un proyecto de vida productiva en condiciones
de bienestar, dedicándose muchas veces a la delincuencia y al consumo de
drogas y alcohol, entre otros.
Debido a las condiciones del sector, se presentan enfermedades de la piel, de
los dientes, malnutrición e infecciones respiratorias. Se ha identificado en
esta zona el consumo de leche cruda y una inadecuada manipulación de los
alimentos, aspectos que pueden asociarse a enfermedades como parasitismo
intestinal, enfermedad diarréica aguda y hepatitis A. Así mismo, se encuen-
tran en la zona embarazos precoces y altos índices de violencia y conflictividad.
Se considera maltrato infantil; el abuso laboral, la agresión física, mental y
psicosocial a los menores de edad. Esta zona se caracteriza por tener un alto
número de menores trabajadores debido a las condiciones propias que se
desarrollan en el interior de la plaza de Corabastos.
La población infantil de la zona informal de Kénnedy padece las consecuen-
cias de un modelo socioeconómico que impide la apropiación y construc-
ción del concepto de ciudadanía y del ejercicio de los derechos ciudadanos
desde los primeros años de vida. Aquí se refleja el resultado de múltiples
carencias y negaciones sociales a oportunidades de desarrollo, acumuladas
176 durante generaciones y reflejadas desde el momento mismo de la concep-
ción; el individuo queda ya desprovisto de condiciones mínimas que favo-
rezcan posibilidades reales de autonomía e inserción exitosa a la sociedad.
Aspectos como los embarazos no deseados, los hogares disfuncionales, el
desarraigo familiar, las malas condiciones nutricionales de la madre, la ne-
cesidad de trabajar durante largas jornadas para ayudar a mantener los
gastos familiares, cuando no asumirlos totalmente, genera una situación de
indefensión e inequidad del menor que aún no ha nacido frente al resto de
la sociedad. Con relación a los hechos expuestos, aparecen las primeras
causas de discapacidad asociadas a problemas relacionados con el parto y el
puerperio ( retardo mental, mongolismo, hipoacusia, entre otros).
Es frecuente observar a las madres de la zona buscando reiniciar sus actividades
laborales luego del parto, con el fin de garantizar el sustento de la familia. No
se cuenta con una estabilidad económica o posibilidad de acceso al Sistema de
Seguridad Social –Contributivo- que compense la disminución de ingresos du-
rante el período del puerperio. El amamantamiento durante uno o dos meses
es insuficiente para actuar como factor protector de enfermedades prevalentes
de la infancia, y por el contrario, favorece los primeros condicionantes de la
desnutrición en el menor. Por otra parte, el inicio temprano a una dieta
alimentaria inadecuada para los menores dada por el destete prematuro, origi-
na una alta incidencia de enfermedades respiratorias y digestivas.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Al verse los padres en la necesidad de delegar el cuidado del recién nacido a


terceros, el niño no logra construir una relación afectiva adecuada con la ma-
dre afectando en el futuro sus niveles de socialización y la capacidad de reso-
lución de conflictos. Esta condición de angustia permanente por lograr tener
recursos de “subsistencia” y garantizar las necesidades mínimas, que se
reducen a techo y comida, hace que se asuman los hijos como una “carga”,
creando en los padres “rechazo” en muchos casos y situaciones de recrimina-
ción al cónyuge; y en muchos casos, surge el deseo de los padres de que el
menor “aporte” al hogar en su sostenimiento desde temprana edad.
Estos factores complejos coadyuvan para que muchos padres perciban al
sistema preescolar y escolar como una posibilidad de disponer de un sitio
para “guardar” a sus hijos mientras ellos trabajan, y no como el espacio de
socialización, crecimiento personal y desarrollo que propicie la posibilidad
de garantizar un proyecto de vida digno para sus hijos. Dadas las largas
jornadas laborales de los padres, en muchas ocasiones los menores quedan
bajo la custodia de terceros (vecinos, familiares, abuelos) luego de salir de
las escuelas, razón por la que muchas veces el menor no se alimenta ade-
cuadamente; no realiza sus obligaciones académicas e invierte su tiempo
ya sea viendo televisión, jugando “maquinitas” o desplazándose al “Cen-
tro” (Kénnedy Central) para pedir limosna o realizar alguna actividad que
genere ingresos que aporten al sostenimiento familiar. Así se genera un
círculo vicioso en donde la desnutrición, la falta de atención y asistencia al 177
menor, y la mala utilización del tiempo libre, originan bajo rendimiento
académico. Esta situación refuerza las tensiones familiares ya existentes y
el malestar de los padres al sentir que sus esfuerzos no son retribuidos; que
son objeto de repetidos llamados de atención y citados a reuniones en los
centros escolares, a los que dicen que no tienen tiempo o disposición. Esta
problemática se complica con situaciones de maltrato que finalmente des-
embocan en algunos casos en abandono del hogar o deserción escolar, y
vinculación temprana al trabajo.
Como otro condicionante está la mala situación nutricional en los menores.
En cuanto a este aspecto, se observan las enormes dificultades de las ma-
dres para garantizar una adecuada distribución del presupuesto familiar. A
pesar de que muchas de ellas tienen un adecuado conocimiento del valor
nutricional y la composición de los alimentos, los escasos ingresos familia-
res o la utilización del dinero en consumo de alcohol por parte del padre,
generan insuficientes de recursos para adquirir una canasta alimentaria
equilibrada y suficiente. En otros casos, confluye el desconocimiento en la
preparación de alimentos nutritivos, y si bien los niños reciben un “comple-
mento” nutricional en sus escuelas (refrigerios, micronutrientes o
bienestarina), al llegar a la casa los padres o cuidadores suministran ali-
mentos de baja calidad.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Las condiciones laborales de la población de diez a catorce años, pueden


indicar situaciones de explotación vinculadas a su trabajo en la Central de
Abastos, las plazas de mercado, las ventas ambulantes y los semáforos: este
grupo de edad gana en promedio 0,6 Smmlv (0,5 en Bogotá), mientras que
el índice de desempleo en dicho grupo alcanza el 48,91% en la Localidad,
un porcentaje muy superior al de la ciudad (27,35%).

También es importante resaltar que en la UPZ 82, Patios, existen mataderos


clandestinos de aves y caballos produciendo fuertes olores que afectan en
mayor grado a los habitantes de los barrios Triunfo, Rivera, Amparo, María
Paz, Sumapaz, Patios y los alrededores de la Avenida Ciudad de Cali. Esta
población vive en la marginalidad geográfica, excluida de servicios públi-
cos, vías de acceso, condiciones físicas de vivienda, parques o zonas de
recreación y escuelas públicas.

La oferta de servicios del Hospital del Sur, se ve limitada por las deficiencias
y falta de infraestructura hospitalaria. En la zona de calidad de vida vulne-
rable -UPZ 80-81-82 de la Localidad de Kénnedy, la capacidad instalada
disponible es insuficiente para implementar con eficiencia la estrategia de
Salud a Su Hogar. Para APS se requieren mínimo diez equipos de Salud a su
Hogar y están trabajando tres equipos por limitaciones de infraestructura.
Allí existen ocho centros de salud, de los cuales seis requieren interven-
178 ción de manera prioritaria: ampliación de consultorios de los centros, 92,
Mexicana y Dindalito; construcción del nuevo CAMI de Patio Bonito y de la
UPA 68, Britalia; reubicación de consultorios de consulta externa del Centro
Geriátrico de Abastos.

El Hospital del Sur tiene 22 puntos de atención, los cuales en un 95% supe-
ran los treinta años de construcción. Quince centros se encuentran ubicados
en la Localidad de Kénnedy y requieren modernización y mantenimiento
de sus redes eléctricas e hidrosanitarias.

Los adolescentes en general, se presentan como personas con profundas


carencias psicológicas que los llevan a elegir compañeros en quienes en-
cuentran real o figuradamente características de personalidad deseables
para ellos mismos. El juego del enamoramiento es ver lo que se desea ver,
en cuanto responde a una búsqueda por llenar un vacío estructural en el
propio yo. De tal manera, cuando concluye la fase de fascinación e hipnotis-
mo, aparece la desilusión; la frustración y la ira por haberle apostado la
armonía personal a alguien que sólo era un sueño. Se observa en esta zona
un alto número de embarazos en adolescentes, que posiblemente estén
vinculados con la existencia de hogares de padres separados; hija única,
madres solteras o casos en que la joven ha sido criada por un pariente
(generalmente una mujer soltera sin hijos).
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

De la misma forma los tabúes frente al sexo, la baja escolaridad de los padres y
la ambigüedad de estos en relación con los procesos biológicos, generan nive-
les mínimos de comunicación e incapacidad para abordar de manera adecuada
la educación sexual de los hijos. La socialización vista como función casi exclu-
siva de las madres, trasmite orientaciones para el futuro desempeño de la hija
para roles domésticos, subordinación al marido y conceptos pasivos de amor,
alertándola a la vez sobre la “maldad de los hombres” que buscan agredir la
virtud femenina. Por otro lado, también se adhieren los mitos y creencias indivi-
duales y personales; así, como en la adolescencia hay una clara necesidad de
adquirir identidad adulta, razón por la que se buscan los roles adultos como la
actividad reproductiva, la autonomía económica, el libre ejercicio de la sexuali-
dad y la reproducción. El más fácil de desempeñar para las jóvenes, es la
práctica sexual, que permite realizar fantasías de maternidad, satisfacer necesi-
dades afectivas o buscar a través del embarazo la formación de vínculos dura-
deros con la pareja. Es así como se mantiene la creencia de que un embarazo es
la garantía de una relación estable y duradera. Por otra parte puede ser la forma
de expresar rebeldía contra las figuras de autoridad.
Los adolescentes tienden a experimentar para aprender y son las expresio-
nes de las emociones la que van alimentando la identidad, y es el tipo de
comunicación que se establezca entre los amigos, lo que fortalece los senti-
dos de vida. Las relaciones de amigos, novios o esposos son las que les
proporcionan estabilidad, y las de amigovios, amigos con derechos y
179
“desparche”, son las que se viven no sólo de forma clandestina y fortuita,
sino por diversión. Estas relaciones son las que conforman la cotidianidad
de los muchachos, pero igual ellos están tomando puntos de referencia para
actuar de una ú otra manera. Lo importante es que ellos se quieren sentir
amados y protegidos.
Las adolescentes acceden con oportunidad y calidad a los servicios de pro-
moción y prevención en salud sexual y reproductiva y regulación de la fe-
cundidad. El grupo constituye una fuente importante de afecto y compren-
sión en un momento en el que se está tratando de lograr la independencia
emocional de los padres. Los amigos dan un punto de referencia de quiénes
son atractivos; enseñan cómo conquistar y con ellos se pueden compartir
las experiencias sobre el primer beso, el primer noviazgo, su primera rela-
ción sexual y otros eventos importantes.
El adolescente interactúa entre el juego de adulto y niño; adulto para el
ejercicio de su sexualidad y niño para asumir la responsabilidad de la mis-
ma. A su vez la cultura se encarga de mantener esta situación, puesto que
las oportunidades de trabajo e individuación son pocas, presentándose aquí
una variable que de alguna manera contribuye a la prolongación de una
adolescencia en relación con el logro de una independencia.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Un aspecto más que cabe anotar, es el ejercicio de una autoridad rígida que
se limita a prohibir y restringir antes que orientar y formar; o el otro extre-
mo, en que se da información y “libertad” sin límites. Las dos situaciones
de una forma ú otra, desorientan al joven con relación al manejo y adminis-
tración de su sexualidad de forma responsable y autorregulada.
La juventud afronta como problema crítico la falta de oportunidades labora-
les, unida a la limitada formación educativa y de competencia laboral. Este
hecho genera que el acceso a los empleos se limite al reciclaje, la venta ambu-
lante de alimentos, la venta de licores y el comercio sexual, entre otros. La
población joven en la zona vulnerable vive los dilemas propios de esta etapa
de la vida, en cuanto a definir un futuro próximo en búsqueda de indepen-
dencia, de ganar confianza en la toma de decisiones frente a los deseos de sus
padres, y experimentar riesgos y retos como forma de sobresalir.
Si bien la mayoría logran acceder a la educación media, se ven enfrentados
a una educación que no les prepara para ingresar al mercado laboral ya
graduados, y que no aporta mucho en un mundo cada vez más competitivo,
donde la tenencia de un “cartón” no garantiza el éxito y no constituye la
puerta de entrada para un empleo aceptable.
Si bien muchos jóvenes buscan o crean sus propios espacios de socialización
180 en grupos juveniles, grupos comunitarios o en las actividades del “servicio
social obligatorio” generalmente sufren el choque intergeneracional con los
padres en un juego de poder y deseo de imponer reglas. Así, surge un
conflicto permanente por los comportamientos del joven, pues los padres
aducen que “usted no se manda solo”. En muchos casos, y como consecuen-
cia de la mala situación económica de las familias, se induce de manera
inconsciente a las adolescentes a conformar su propio hogar, con el propósi-
to de amortiguar los gastos familiares. En otras ocasiones, los adolescentes
buscan “escapar” del inadecuado ambiente intrafamiliar y prefieren tener
sus “propios problemas”, antes que tener que enfrentar permanentes con-
flictos en el interior de su hogar.
Por otra parte se encuentran mujeres que ejercen la prostitución, y de acuer-
do con tal entrevista realizada por el grupo de Proyectos UEL 2003, son en su
mayoría jóvenes; el 17,1% se encuentra entre los 18 y 20 años, y el 22% se
encuentra en el rango de los 26 a los 30 años de edad.
La presencia de establecimientos de comercio sexual con graves problemas
sanitarios (baños inadecuados, el no uso de preservativos asociados a los
bajos costos del servicio), consumo de drogas y alcohol, que se asocian a la
delincuencia y al abuso sexual, puede ubicarse como generador de situacio-
nes de violencia, especialmente en las UPZ Patio Bonito y Corabastos, lo que
las ubica como zonas críticas de alta ocurrencia de homicidios en la ciudad.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

En relación con la violencia intrafamiliar, según los datos de las Comisarías


de Familia en el 2002 a nivel distrital se presentaron un total de 113.613
casos para atención, de los cuales 9.192 son de la Localidad de Kénnedy,
ocupando el quinto lugar entre las veinte localidades. La mayoría de estos
casos de violencia intrafamiliar involucra a mujeres y niños.
Como consecuencia de la situación económica y de su vinculación al trabajo
informal y/o temporal, la población de adultos de esta zona cuenta con
pocas oportunidades para acceder a los servicios de salud. Los hombres
tienden a desarrollar actividades sociales alrededor del consumo de alco-
hol, al igual que algunas mujeres. La dinámica interior de la familia se
caracteriza por la violencia intrafamiliar, asociada al consumo de alcohol y
vínculos inestables.
De acuerdo con un ejercicio de caracterización preliminar realizado por el
Hospital del Sur, en esta zona aproximadamente un 52% de la población
pertenece al Régimen Contributivo y se desempeña en labores manuales en
fábricas, en su mayoría de confecciones; cultivos de flores, celaduría y vigi-
lancia, albañilería o en el servicio doméstico. Un 17% son participantes vin-
culados que utilizan los servicios de salud del Hospital del Sur, Fontibón y
Pablo VI - Bosa, y se dedican a actividades como el reciclaje, la venta ambu-
lante o a ser zorreros, el 31% restante corresponde a usuarios del Régimen
Subsidiado con una fuerte presencia de las ARS Salud Total, Comfenalco, 181
Cafam y Humana Vivir.
Lapoblación adulta mayor, se constituye en una minoría en el sector infor-
mal. Su trabajo está orientado al cuidado de los menores, aunque otros se
desempeñan como vendedores ambulantes. Carecen en su mayoría de afi-
liación al Sistema General de Seguridad Social, lo que les limita el acceso a
servicios de salud y de bienestar social. El tiempo libre está orientado a
prácticas grupales de tejo, rana y consumo de cerveza en tiendas cercanas a
su sitio de vivienda.

POBLACIONES ESPECIALES

SUBTERRITORIO CORABASTOS
La Central de Abastos de Bogotá puede concebirse como un espacio de repro-
ducción de las inequidades de la ciudad. Existen algunos indicios que permi-
ten pensar que el comercio desarrollado en ella se encuentra en franco decli-
ve. A este fenómeno, se suma un acelerado incremento de la población que
busca en la central una oportunidad de trabajo y se vincula en actividades
informales (coteros, lazos, zorras, ventas ambulantes, y otros). Ambas situa-
ciones incrementan las tensiones entre aquellos que han adquirido algún
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

tipo de “derecho” a trabajar allí y quienes intentan hacerse un lugar. A la par


de estas articulaciones problemáticas, se desarrollan estrategias de
sobrevivencia denigrantes como el trabajo y la explotación infantil, la pros-
titución y la sobreexplotación del cuerpo como instrumento de trabajo,
entre otras.

Como se ha sugerido, las dinámicas de producción de los capitales vinculados


a la comercialización de productos en la Central de Abastos, generan dinámi-
cas de reproducción de pequeños capitales, a la par que la explotación de la
mano de obra y el desarrollo de relaciones laborales informales. Vale la pena
preguntar si éstas son patológicas, esto es, si son una desviación de las estra-
tegias de producción del negocio de la comercialización de alimentos, o si,
por el contrario, tales relaciones laborales se constituyen en una condición
misma de sus posibilidades (o necesidades) de funcionamiento. De ser así,
tales relaciones no podrían considerarse como patológicas sino funcionales.

En Corabastos cientos de personas obtienen sus alimentos de los desechos,


de las canecas de basura, mientras otros, comercian varios billones de pe-
sos al año. Se desarrolla una intensa lucha entre los actores formales y los
informales. Los niños trabajan como una alternativa para sus familias, quie-
nes no tienen el mismo éxito en las ventas informales; los jóvenes y adultos
182 llevan de un lado a otro la carga excesiva, las toneladas del producto de las
transacciones; algunas mujeres se prostituyen en camiones o donde pue-
den; cientos venden tintos, aromática o comida. Sindicatos, propietarios,
administradores, “chulos” (que roban la mercancía de otros), actores legales
e ilegales de todos los calibres generan una estructura compleja de relacio-
nes, en las que la vida se pone en juego. De los 365 días del año sólo cuatro
(navidad, año nuevo y los dos días santos) la Central se paraliza. Los 361
restantes, los niños, niñas, jóvenes, mujeres y hombres que trabajan en la
central, desarrollan una actividad frenética en la que las ideas más comu-
nes sobre la salud, la enfermedad, el tiempo de ocio, la niñez, la familia, el
cuerpo, el amor, la amistad, se encuentran estructuradas por la generación
del dinero, por la explotación de la propia fuerza de trabajo.

Al enfrentar estas dinámicas, la seguridad alimentaria adquiere una nueva


dimensión: no se referirá al acceso suficiente de alimentos en perfectas con-
diciones, sino al desarrollo de redes de comercialización socialmente res-
ponsables. Como se desprende de lo anterior, un escenario clave para el
logro de este propósito, es el de Corabastos, de otro modo, el quehacer
público de la Ciudad no sería “Sin Indiferencia”.

Dado el impacto en la seguridad alimentaria, en los trabajadores, el efecto


en la ciudad del trabajo informal y las condiciones de calidad de vida, el
manejo ambiental y de basuras se definió como un subterritorio especial la
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Central de Abastos. Se han identificado problemáticas estructurantes: la


primera de ellas corresponde a la lógica de comercialización, la segunda, a
la precaria gestión ambiental en Corabastos.

La Central de Abastos como centro de acopio y distribución de alimentos


para la industria y consumo de la población de Bogotá y gran parte del País,
cuenta con 63 bodegas, distribuidas en 4.000 locales comerciales, cuatro
edificios administrativos, nueve Entidades Bancarias, un colegio de bachi-
llerato, veinte baterías de baños, cien casetas estacionarias de ventas de
alimentos listos para el consumo, veinte macro bodegas, red de frío (venta
de pescado, lácteos carnes de bovino y frutos del mar, entre otras) locales de
empaques, básculas, zonas de parqueo, áreas comunales y ambientales.
Más de 1.500 vendedores ambulantes de alimentos listos para el consumo,
una población que labora siete días a la semana y 362 días al año, 18 horas
diarias, con excepción del personal administrativo de la Central. Corabastos
es visitada por un promedio de 150.000 a 200.000 personas al día; por sus
vías transitan más de 10.000 vehículos diarios (fuente de información: ofici-
na de la administrativa de Corabastos). El mayor trabajo de la Central se
desarrolla entre las 10 p.m. y las 4 p.m. del día siguiente.
De acuerdo con los estudios realizados por investigadores de la Universidad
Javeriana, las instalaciones de la Central tienen un área de 816.000 m² de
área destinada a bodegas, y consideraba 400.000 m² de área de reserva que 183
ha venido siendo copada por negocios que han desbordado las áreas desti-
nadas para vías y parqueaderos. Sin una suficiente planificación urbanísti-
ca, la Central impulsó un poblamiento en torno de ella, quedando integra-
da dentro de un área residencial sin un corredor que mitigue su impacto. En
la actualidad, y teniendo en cuenta sus años de servicio, casi toda la infraes-
tructura presenta deficiencias que empiezan a inhabilitarla para el almace-
namiento y tratamiento de los alimentos. Una simple observación permite
constatar esta afirmación: la invasión de algunos de los espacios para la
circulación de peatones, responde a la necesidad de maximizar la utilidad
de los comerciantes, quienes no cuentan con los suficientes espacios en las
bodegas que alquilan para almacenar la cantidad de productos que espe-
ran vender durante cada jornada. Las Normas que la Central ha expedido al
respecto imponen multas para aquellos que pongan en práctica este tipo de
invasión (los productos no deben exhibirse en los aleros). Sin embargo casi
todos los comerciantes de papa realizan esta práctica, pues el valor de las
multas impuestas no representa un grave perjuicio económico (si se compa-
ra con los beneficios de evitarse el alquiler de otros espacios); dado que la
mayoría realiza esta labor, ella se encuentra legitimada.
Según el informe de la Contraloría Delegada para el Sector Agropecuario, el
volumen de los residuos es de gran magnitud, debido a una manipulación,
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

separación y disposición desorganizada, desarticulada y en algunos casos,


insuficiente de los productos. En esta situación incide la falta de asistencia
técnica, la baja asignación de recursos presupuestales y la carencia de un
adecuado programa para el manejo y disposición de los residuos.
También existen otros tipos de complicaciones de impacto ambiental, rela-
cionados con los sistemas de acueducto, alcantarillado, la protección de los
espacios públicos, las zonas verdes y las emisiones atmosféricas, que han
tenido una atención insuficiente. El informe de auditoría puntualiza los
siguientes problemas: “las ondas sonoras (niveles de calidad auditiva), las
aguas residuales, la utilización de elementos químicos para la maduración
y coloración de alimentos, excrementos humanos y animales, vectores como
los roedores, plagas y artrópodos, como medio de proliferación de
microorganismos patógenos, vírales, hongos, parasitarios y levaduras cau-
santes de la disminución de la calidad de los alimentos”
El trabajo que realiza la población infantil y adolescente es de por sí un
fenómeno deplorable, pero más aún en la Central, ya que este se da en
condiciones extremadamente duras y en horarios en los cuales el niño o la
niña deberían estar durmiendo en sus casas (entre las 3 a.m. y la 1 p.m.).
Además las bajísimas temperaturas que se presentan en la ciudad, los hace
propensos a la adquisición de enfermedades respiratorias. Por otra parte,
184 este fenómeno vulnera otros derechos fundamentales de niñas y niños, como
el derecho a la recreación y el derecho a la educación, ya que son obligados
a trabajar en estas extenuantes jornadas y llegan muy cansados a clases
(cuando tienen acceso a la educación), lo cual dificulta el aprendizaje. Este
fenómeno lleva de manera vertiginosa a la adultez a quienes lo padecen.
Para el análisis de la población de jóvenes en un contexto como el de la
Central de Abastos, es difícil percibir este referente de joven, pues si bien
existen personas muy jóvenes, las características se tornan un tanto particu-
lares y diferenciales al resto de la ciudad. Para los jóvenes de la Central, el
mundo no gira en torno a los amigos, la música, la moda, la rumba y las
vacaciones; aquí la familia es parte de su responsabilidad productiva, su agi-
lidad y fortaleza son una condición para la supervivencia; el colegio es un
espacio desconocido y en muchos casos poco deseado, la rumba es al modo de
los adultos, es decir con plata ganada con el fruto de su sudor. Un poco como
aquellos jóvenes de las periferias más marginales del país, no piensan en el
futuro; el presente se impone por la imposibilidad de hacer planes, de creer
en otras condiciones, otros empleos y otros ingresos. Son como adultos en
todo el sentido de la palabra, con demasiadas responsabilidades, sin condi-
ciones para el desarrollo de sus capacidades, con un desarrollo temprano y
sobrexplotación de sus habilidades físicas. Tienen la ventaja de no aguantar
hambre, de recibir ingresos y de tener a su alcance casi siempre a personas de
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

la familia que comparten su oficio. Trabajan por tradición, ganan de acuerdo


a lo que hacen, consumen lo que su entorno ofrece, gastan más de lo que
tienen, pero tienen claro que la vida no es fácil; no regala nada y no da
espera. El joven de la Central es un híbrido conflictivo entre el adolescente
y el adulto, en un territorio donde la única ley es la del acceso marginal al
mercado y no se tienen ofertas de capacitación, recreación y cultura. Su
inserción temprana en el aparato productivo desdibuja sus posibilidades de
transformación de las condiciones de vida de sus familias, y por el contrario
se constituye en un determinante que reproduce tales condiciones.
En términos de salud, los jóvenes enfrentan muchos riesgos asociados a los
trabajos que desempeñan; muchos de ellos son trabajadores por cuenta
propia, lo que implica que no cuentan con seguridad social. Por involucrarse
en roles inapropiados para de su edad, están expuestos a situaciones de
violencia, prostitución, alcoholismo y en algunos casos de drogadicción.
De nuevo, los hombres y mujeres jóvenes se enfrentan a una precaria articu-
lación al mercado laboral, al régimen político y a los circuitos de producción
y consumo cultural. Esta precariedad se evidencia en su insuficiente acceso
a la seguridad social y al deterioro progresivo de su salud (exceso de carga,
consumo de licor y otras sustancias psicoactivas), así como en el desarrollo
de relaciones familiares problemáticas (tanto en las familias de origen como
en aquellas que ellos y ellas constituyen). 185
En los alrededores de Corabastos se encuentran aproximadamente diez cen-
tros nocturnos (wiskerias), dedicados al lenocinio. Estos son visitados por
trabajadores y usuarios de la central de abastos, que por tener un nivel
educativo bajo y aprovechándose de las malas condiciones económicas de
las mujeres, pagan por sostener relaciones sin protección, lo que hace que
el riesgo de adquirir infecciones de transmisión sexual se incremente, en-
contrándose por este motivo Kénnedy dentro de los primeros lugares de
morbilidad por ETS. Es importante analizar que estos sitios son atendidos
por mujeres entre los 15 y 50 años, de estrato socioeconómico 1, nivel edu-
cativo bajo, y con un promedio de dos hijos. (Fuente: proyecto especial de
dignificación a mujeres en situación de prostitución, liderado por el Hospi-
tal del Sur). A la fecha y por parte del Hospital del Sur se han venido desa-
rrollando talleres de educación en salud (10 Horas) a las trabajadoras sexua-
les, certificadas y avaladas por la Secretaría Distrital de Salud, actividad
contemplada dentro del nuevo código de Policía.
El estado de salud y la calidad de vida de las personas adultas que trabajan
en la Central, es en un alto porcentaje resultado de la dinámica social que
se genera en las interacciones y relaciones de quienes son dueños de un
capital y comercializan los alimentos perecederos y no perecederos que se
acopian en la Central y se distribuyen en forma mayorista, minorista y al
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

menudeo; los trabajadores que venden su fuerza de trabajo en el cargue,


descargue y transporte interno de los productos; y un número importante
de “vendedores” de comida preparada, Lotería, Chance, tinto y servicios,
tales como entretenimiento, lustrado de calzado, mensajería, alquiler de
zorras y otros.
La población adulta mayor, es altamente vulnerable debido a que el enveje-
cimiento es un problema para la población de Corabastos. Al tener en cuen-
ta los múltiples factores que inciden en el proceso de envejecimiento de
una población, es necesario pensar en la situación particular de los hom-
bres y mujeres trabajadores formales e informales que conforman la pobla-
ción adulta de la Central de Abastos.

POBLACIÓN EN SITUACIÓN DE DESPLAZAMIENTO


La población de desplazados, requiere un análisis especial según datos de
la Unidad de Atención Integral a la población en situación de desplaza-
miento de la Secretaría de Gobierno, hasta julio de 2004 existían aproxima-
damente 6.000 personas en la Localidad, de las cuales están asentadas en
esta zona 940 familias. Ésta corresponde al 57%, y afrontan una problemá-
tica relacionada con el desarraigo y el estrés ocasionado por el desplaza-
miento, además de carencias nutricionales y problemas gastrointestinales.
186
El desplazamiento forzoso de la población confluye hacia la generación de
problemas sociales de gran magnitud, asociados con la marginalidad; el
hacinamiento traducido como falta de privacidad; la exclusión social; la
vulneración de derechos fundamentales; el abuso sexual y el maltrato a
mujeres y menores de edad; y la fragilidad de la Redes Sociales tales como
acceso a servicios de salud, de educación, de recreación. Todo lo anterior
incrementa de manera potencial, la vulnerabilidad ante las enfermedades
de transmisión sexual (ETS) y el VIH-SIDA. El hecho de ser víctima de serias
amenazas a la vida, a la integridad económica, familiar, política, de pensa-
miento, de expresión, y otros, conduce a que muchos riesgos individuales
para la salud sexual y reproductiva sean minimizados cuando se les presen-
tan los primeros. La combinación de todo lo anterior magnifica la vulnerabi-
lidad potencial de este grupo poblacional ante las ETS.
Por su parte, los registros de la UAID indican que la mayoría de las familias que
han llegado a la Localidad desde 1999 provienen de Tolima, Meta, Cundinamarca,
Antioquia y Caquetá; y en menores proporciones del resto de departamentos
del país, con excepción del Amazonas, San Andrés y Providencia.
La población desplazada presenta una proporción similar de mujeres y hom-
bres. Según los registros de la UAID, los hombres son mayoría, ya que
alcanzan el 56,9% de la población. No obstante, considerando los datos del
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Codhes, las mujeres alcanzarían el 55% del total de las mujeres que conta-
biliza la UAID; el 48% de la población femenina son cabezas de familia, lo
que las pone en una situación de mayor vulnerabilidad dado que, además
de velar por la protección de los miembros de la unidad familiar, deben
hacerse cargo de su sostenimiento económico. Según el Codhes, este por-
centaje sería sólo del 30%.
Otro factor de vulnerabilidad de la población desplazada, pero que a la vez
se constituye en su potencial, radica en que la gran mayoría es joven. Se-
gún la composición etárea, cerca del 80% está por debajo de los 26 años: el
65,5% es menor de edad; y el 14,9% corresponde a jóvenes que están entre
los 18 y los 26 años. El 16,6% está en edad adulta y sólo el 3% corresponde
a adultos mayores, es decir, de 61 años o más.
Con relación al grupo étnico de la población desplazada, la gran mayoría
son mestizos (92,2%). Aunque en el registro oficial no se ha tenido en cuen-
ta la característica específica por grupo étnico, se sabe que de las personas
que reciben atención, sólo el 1,6% hace parte de alguna comunidad indíge-
na y el 6,1%, corresponde a población afrocolombiana. Según el Codhes,
cerca del 77% proviene de áreas rurales.
La mayoría de la población desplazada no cuenta con afiliación al Sistema
de Seguridad Social en Salud, puesto que el 83,5% de la población que 187
llega a la ciudad o su área de influencia, afirma no tener ningún tipo de
vinculación. Por su parte, el 10,7% dice encontrarse en el Régimen Subsidiado
y solamente el 3,9% señala pertenecer al Régimen Contributivo.
El nivel de escolaridad de las cabezas de familia es bajo; el 11,5% ha cursa-
do estudios de bachillerato completo y el 3,5%, estudios superiores. Por su
parte, un importante porcentaje es iletrado y la mayoría sólo cuenta con
estudios de primaria, según datos registrados con base en la población aten-
dida hasta marzo de 2002. La característica de movilidad de las familias, así
como el factor de seguridad personal y familiar, hace difícil la ubicación
precisa de esta nueva población dentro de la Localidad. No obstante, una
vez la UAID realiza la entrevista social cuando la población ingresa a la Red
de Servicios, registra la localización de las familias al llegar a Bogotá.
Antes de su desplazamiento, un poco más de la mitad (54%) de esta pobla-
ción era propietaria de la vivienda que habitaba con su familia. El 13,5%
residía con familiares, mientras que cerca del 12% contaba con vivienda
bajo la modalidad de arriendo; y casi en la misma proporción, vivía como
aparceros. Actualmente en Bogotá, la gran mayoría vive en arriendo o en
posadas, y sólo un 0,8% dice ser propietario del lugar que habita. De mane-
ra predominante y por su carácter rural, las familias desplazadas habitaban
en fincas y en menor porcentaje, en casas. Ya en Bogotá, cerca de un 39,5%
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

habita en piezas, el 21,9% en casas y el 19,8% en apartamentos. La casalote


que con anterioridad era lugar de vivienda del 1,6% de las familias, se
incrementó al 7% en Bogotá.
La agricultura, la ganadería y en general, los oficios relacionados con el
trabajo de la tierra, se señalan como las actividades económicas preponde-
rantes en su lugar de origen, según los registros de la UAID. Sin embargo,
un porcentaje considerable (41,3%), afirma no haber desempeñado ningún
arte ú oficio, por lo que resulta bastante difícil la vinculación laboral de ésta
población en un medio descontextualizado respecto a sus labores y conoci-
mientos habituales, acordes con su medio natural.
Dado el perfil ocupacional básicamente agrícola y ganadero de las cabezas
de familia, éstas encuentran grandes obstáculos para generar sus propios
recursos en la ciudad. De hecho, el 64,4% de los jefes de hogar se encuen-
tran desempleados según los registros de marzo de 2002. Por tal razón, es
fundamental continuar proporcionando capacitación a estos grupos, bus-
cando que desarrollen y adquieran nuevas habilidades que les permitan
ser competitivos en el medio urbano.
La amenaza es la principal causa de desplazamiento (57%) en los casos
recepcionados y atendidos, seguida de lejos por el asesinato (10,2%) y el
188 reclutamiento (10,5%). Otros motivos señalados son el miedo, la toma de
municipios, la agresión física, la extorsión, la desaparición forzada y las
consecuencias de la Zona de Despeje.
El actor señalado con mayor frecuencia como responsable de estas migracio-
nes, es la guerrilla (54,6%), seguido por los grupos de las autodefensas
(25,2%). No obstante, también se señala a las fuerzas militares en el 0,4%
de los casos y a la delincuencia común en el 0,2%.
En conclusión, los rasgos más relevantes de la población desplazada que ha
llegado a Bogotá pueden resumirse de la siguiente manera:
• Las mujeres constituyen entre el 43% y el 55 % de la población despla-
zada, y entre el 30% y el 48% esta población femenina corresponde a
cabezas de familia.
• La población es mayoritariamente joven: cerca del 80% es menor de 26
años, y casi el 66% es menor de edad.
• La gran mayoría de la población (92,2%) es mestiza y proviene de áreas
rurales (77%).
• El 83,5% no tiene afiliación al Sistema de Seguridad Social en salud; el
85% apenas tiene educación primaria o es iletrada, y sólo el 26,8% está
vinculada al sistema educativo.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

• El 54% de la población habitaba una vivienda propia antes del desplaza-


miento, y hoy sólo el 0,8% tiene un lugar de habitación propio en Bogotá.
• El 95,5% de la población desempeñaba labores agropecuarias o simila-
res en su lugar de origen, aspecto que sumado al bajo grado de escola-
ridad, hace muy difícil la reinserción en el mercado laboral de la ciudad.
El 64,4% de los jefes de hogar están desempleados. A pesar de la situa-
ción, el 55% de las familias desea quedarse definitivamente en Bogotá.

ZONA 2. KÉNNEDY CENTRAL-FORMAL

CARACTERÍSTICAS DE LA POBLACIÓN
La construcción de una ciudad dentro de la ciudad, corresponde inicialmen-
te a la UPZ 47 Kénnedy Central. Un proceso urbanístico que incluye la cons-
trucción de casas y edificios de apartamentos. Este espacio se dotó de una
infraestructura que permitiera a sus habitantes una completa provisión de
servicios: colegios, hospitales, bancos, almacenes, Telecom, correos, entre
otros. Posteriormente aparecen los sectores construidos para estratos medio
y medio altos que vincula las UPZ 45 –Carvajal–, UPZ 46 -Castilla-, UPZ 48 -
Timiza- y UPZ 113- Bavaria-.
Las viviendas de Kénnedy Central se entregaron a familias de obreros, a 189
madres cabeza de familia y a población con discapacidad. Alrededor de este
proyecto urbanístico se han gestado otros que buscaron emularlo, como
Casa Blanca y Timiza. A este proceso de urbanización puede asociarse el
surgimiento de Plaza de las Américas y la UPZ Carvajal. En todos estos sec-
tores se articula la presencia de barrios de origen formal que comparten sus
espacios con locales comerciales, ventas ambulantes en espacios públicos
(algunas de las cuales representan riesgos de intoxicación para los consumi-
dores) y microempresas. Éstas últimas no siempre desarrollan los progra-
mas de salud ocupacional establecidos por Ley. Se trata de estratos medios,
cuya población enfrenta los retos que impone la liberalización del mercado
laboral (contratos por prestación de servicios, incertidumbre laboral) en ac-
tividades semicalificadas y calificadas. Como consecuencia de este tipo de
desarrollo urbanístico, se observa la presencia de vías de alto flujo vehicular,
que genera contaminación de aire y auditiva. La población de esta zona
alcanza aproximadamente el 61% de la población Local . Se trata de la
vivienda estrato 3 de origen formal destinada a personas de estratos medio
y medio alto.
Dadas sus condiciones habitacionales y su nivel académico, estas fami-
lias no acceden al subsidio en salud (que se otorga o niega según califi-
cación obtenida a través de la encuesta Sisben). La población se dedica a
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

ocupaciones calificadas y semicalificadas. Según la Alcaldía Local y Econo-


mía Social y Regional, a partir de la Encuesta Nacional de Hogares en 1999,
las personas con nivel educativo de secundaria y superior que se encuen-
tran desempleadas, son 19,72% y 15,25% respectivamente (en ambos casos
la Localidad presenta porcentajes menores a los de la ciudad). Los ingresos
promedio de estos grupos de población, son 1,5 y 3,4 Smmlv (mientras que
los ingresos promedio de los universitarios para Bogotá, son de 4,5 Smmlv).
Aquellos que se encuentran empleados en el sector privado logran 2,1 Smmlv
(frente a 2,2. Smmlv de Bogotá) y 2,9 Smmlv para los que se ubican en el
sector público (3,8 Smmlv de Bogotá). Sin embargo, la situación de desem-
pleo, que se agudiza cada vez más, ha afectado la capacidad de las familias
del sector para acceder a los servicios de salud.
En general la comunidad manifiesta que existen dificultades con la clasifica-
ción del Sisben, que los ubica en un nivel superior a sus condiciones reales y
les impide ser cubiertos por los subsidios en salud y educación; y les imponen
tarifas de servicios públicos demasiado altas. La disminución de los ingresos
también ha afectado la capacidad de las familias para acceder a una adecua-
da canasta familiar, que sumada con la presencia de hábitos alimenticios
inadecuados, generan problemas de desnutrición y de los dientes.
En los sectores comerciales de ésta zona, se han ubicado whiskerías, bares y
190 moteles, establecimientos que son percibidos por los participantes en los
Talleres de Cartografía Social, como generadores de inseguridad (vinculada
al consumo de sustancias psicoactivas). Por otro lado, en estos sectores se
ubican Entidades Bancarias, que son objeto de robos y que se constituyen
en escenarios propicios para los atracos y los “paseos millonarios”.
Se concentra también un gran número de instituciones educativas de nivel
primario y secundario, donde se observan fenómenos preocupantes relacio-
nados con pandillismo, comercio y consumo de sustancias adictivas, inade-
cuado manejo de la sexualidad, redes de prostitución y deserción escolar,
entre otras.
Es además una zona, en la cual se concentra un gran número de personas
discapacitadas debido a las políticas del Instituto de Crédito Territorial, que
priorizó a estas personas para dar soluciones de vivienda durante los años
sesenta.
En esta zona los menores tienen mayor acceso al estudio y se encuentran
vinculados a niveles de prescolar, primaria y secundaria, en su mayoría, con
el sector público, dada la gran oferta institucional en el campo educativo,
concentrada su mayoría en el sector formal. El estudio es considerado como
una posibilidad para crear conocimiento, aprender y forjar a mediano y/o
largo plazo, un futuro mejor.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

Es importante anotar que dado que el calendario escolar compromete media


jornada, estos niños dedican su tiempo libre a realizar tareas y al ejercicio de
actividades recreativas grupales en las vías públicas (calle), generando el
riesgo de acceder con mayor facilidad, a través de grupos de pares, a consu-
mo de cigarrillos y bebidas alcohólicas; y los primeros acercamientos a sus-
tancias psicoactivas.

Los padres o adultos responsables por razones laborales no ejercen control


ni tutoría a los niños y adolescentes durante este tiempo libre, aumentando
así los riesgos psicosociales de esta población. Por otro lado, las dificultades
económicas y la ausencia de alternativas para el uso del tiempo libre, se
constituyen en factores que detonan el uso de sustancias psicoactivas y la
violencia intrafamiliar.
En algunos sectores como Kénnedy Centro y Timiza, se presentan grupos de
niños entre 12 y 18 años que conforman clanes y/o pandillas juveniles, que
generan altos niveles de inseguridad.
La edad de iniciación sexual de los adolescentes, (estudios a nivel nacional
afirman que el promedio está en catorce años para las mujeres y trece años
para los hombres) y las condiciones en que se presenta, constituye un proble-
ma grave para las entidades de salud, pues conlleva a la práctica de abortos,
embarazos no deseados ni planeados; transmisión de infecciones; mortalidad 191
materna y perinatal; madresolterismo; deserción escolar; delincuencia; pros-
titución; transmisión intergeneracional de la pobreza; reducción de oportuni-
dades socioeconómicas y todas las consecuencias que de ello se derivan. En
cuanto a la salud sexual y reproductiva, se revela que más del 30% de las
adolescentes menores de veinte años ya son madres o están embarazadas de
su primer hijo; de ahí la importancia de la correcta educación sexual y
reproductiva para evitar secuelas que conlleven a problemas psicológicos,
médicos y sociales. A partir de la encuesta realizada por el hospital en el 2003,
con 245 muchachos, a fin de conocer las conductas, prácticas, aptitudes de los
adolescentes que han participado en actividades de sexualidad, más de la
mitad afirman haber participado en actividades de información sobre sexua-
lidad, pero que sin embargo no usaron el condón en el momento de su prime-
ra relación genital. La motivación para tener la primera relación genital para
los estudiantes correspondió con lo siguiente: en un 35,8% lo hicieron porque
tenían ganas; el 3,8% porque los convencieron; el 0,7% porque los presiona-
ron; el 0,7% porque los engañaron; el 0,7% porque presionaron a la otra per-
sona; 1,4% los obligaron; el 18,4% por curiosidad; el 1,4% por plata; el 36,5%
por amor y el 0,7% por un regalo.
Con frecuencia los padres sólo piensan en el desarrollo académico y profe-
sional o laboral de los jóvenes y se les olvida que el desarrollo personal, es
mucho más importante, en cuanto a los sentimientos enfocados, hacia la
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

vida, los amigos, a la formación de pareja, y el desenvolvimiento asertivo


en las dificultades cotidianas. Sus mismos relatos demuestran que la vida
no les ha proporcionado a ellos ni, a los jóvenes las mejores condiciones
para formarse como personas asertivas, positivas y valorativas. Algunos
padres hablan de la juventud como aquella búsqueda de un destino, pero
que no puede encontrarse nada positivo “en un mundo que esta lleno de
deshonestidad, pandillismo, guerra, violencia, sexo, drogadicción, entre
otros.“ ¿Qué se le puede pedir a la juventud, si encuentra una realidad tan
cruda?”. Son algunas de las preocupaciones de los padres.
Algunos padres son conscientes de que lo principal en la vida, no es única-
mente estudiar sino permitir que los chicos vivan en plenitud, responsabi-
lidad y felizmente. En una palabra, que aprendan a gozarse la vida, que la
disfruten de la mejor forma posible, que aprendan de sus errores y sus
dificultades, que no se dejen vencer por los problemas, siempre teniendo a
los padres como punto de apoyo y eje fundamental, para poder ser más
grandes que los problemas. Representan un motor importante en la vida
de los jóvenes, son ellos quienes les transmiten las ideas y las ilusiones de
la vida, son sus historias, sus sentimientos, positivos o negativos, los que
llenan a los jóvenes de razones para construir la vida.
Existen padres muy positivos, constructores y comprometidos con sus hijos,
192 quienes cuentan que se gozan a sus hijos, aprenden de ellos, han compar-
tido muchos triunfos y muchas dificultades y realmente han logrado inmis-
cuirse en los asuntos cotidianos de la juventud. Otros cuentan sus experien-
cias, que en ocasiones no han sido gratas “Esperaba de mi hijo que siguiera
mis pasos pero él no quiso”, “Es que cuando llegó a la casa con la novia
embarazada mis ilusiones se fueron al piso”, “Pero uno no les puede dar la
espalda, toca ayudarlos, eso si a trabajar se dijo”. Son algunas de las expre-
siones en donde los padres se han sentido tocados, desanimados y en oca-
siones desesperanzados.
La vida sexual también está inmiscuida en estos relatos “Es que yo voy con
mi hijo y compramos los condones en el supermercado, porque uno no sabe
y tiene que enseñarles a ellos a protegerse”, “Yo les he dicho que si emba-
raza a la novia le toca empezar a trabajar o irse de la casa porque yo no voy
a mantener vagos; ellos saben que eso, yo no lo acepto”. Son los padres
quienes abren o cierran las puertas para conocer la vida sexual de sus hijos.
Quienes les permiten a los muchachos preguntar, expresar sus sentimien-
tos, ir formando ideas e ideales en su vida.
Son los padres quienes tienen más temores que sus hijos, temen no sólo que
sus ilusiones se desvanezcan, sino a que los hijos no encuentren “la felicidad”
que los padres sueñan para ellos, temen a la infelicidad, a que no estudien, a
que no encuentren buenas personas, a que deben enfrentar de manera no
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

asertiva problemas como drogadicción, o enfermedades de transmisión sexual


incluyendo el SIDA, que las personas con quienes comparten sus hijos los
lleven por la vida conociendo aspectos negativos como prostitución, pandi-
llas, violencia, o el negocio de los estupefacientes.
Dentro de los estilos o pautas de crianza, existe variedad de estrategias que
desarrollan los padres a partir de las experiencias propias de su crianza y
las situaciones afectivas y emocionales a las que se ven envueltos los pa-
dres a partir de las diferentes situaciones que les plantean sus hijos, ya que
como padres conocen a la perfección que un joven es distinto a otro y esto
se refleja en la forma de ver la vida. Es así que existe una variedad de
padres, los que están comprometidos y los que no esperan mucho de sus
hijos, los que sobreprotegen y ven a sus adolescentes como infantes y los
que exigen mucho de sus muchachos, los que no saben a ciencia cierta
cuáles son los amigos de sus hijos y los que están enterados de cada cosa
que hacen los jóvenes. Entre todos se retroalimentan y buscan ideas para
poder brindarles lo mejor a los adolescentes.
En ocasiones, cuentan los docentes que existen padres poco comprometi-
dos con la educación de sus hijos y son precisamente quienes no asisten a
los talleres, expresando que tienen que trabajar o no tienen el suficiente
tiempo. Muchos de estos padres padecen del analfabetismo afectivo en don-
de la forma de comunicar afecto es a través de los gritos, golpes y malos 193
tratos ó simplemente dando objetos o cosas que ellos consideran importan-
tes para sus hijos que no les proporcionan a los muchachos, razones positi-
vas para comprometerse con la vida.
Demuestra ésta situación que muchos jóvenes de la Localidad, se sienten
desolados, tristes, abandonados, buscando el afecto a cualquier precio y de
cualquier forma, pues no han construido de forma suficientemente asertiva y
positiva sus pensamientos y un posicionamiento ante los dilemas cotidianos.
La población joven de la zona, presenta problemas que tienen origen en la
condición social de las familias y también en la circulación de imaginarios
culturales que les lleva a asumir modelos de vida basados en la moda y el
consumismo. Estos resultan más atractivos como alternativa de formación
de valores que los espacios escolares y académicos. Estas conductas se re-
fuerzan con la ausencia de alternativas para el uso del tiempo libre y se
constituyen en factores que detonan el uso de sustancias psicoactivas y
situaciones de violencia intrafamiliar. Se evidencian, especialmente, defi-
ciencias en la educación sexual, lo cual se traduce en embarazos en adoles-
centes, enfermedades de transmisión sexual y en algunos casos, falta de
orientación que les lleva a caer en redes de prostitución y trata de blancas,
fenómeno que se ha visibilizado en los últimos años. Estas condiciones par-
ticulares obedecen a la concentración de instituciones educativas, cuyos
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

estudiantes convergen en espacios comunes en los que adquieren dimen-


siones preocupantes.
Es importante destacar, que a pesar de que muchos desean formar una
familia, no quieren ser padres o madres pronto; primero desean estudiar,
trabajar y conocer muchas cosas y personas. “Se arruinan la vida siendo
padres jóvenes”, pero esto no significa que los sueños y proyectos no se
puedan realizar. Muchos jóvenes no ven las relaciones de pareja de forma
positiva, las ven con muchas dificultades; no desean tenerlas, incluso por-
que en casa la experiencia de hogar y pareja, no ha sido la mejor, por no
decir catastrófica.
Cuando ellos se refieren al tema de la protección, hablan del respeto, cuida-
do y seguridad al encontrarse sexualmente con otra persona. La protección,
es importante no sólo porque la salud se ve salvaguardada, sino porque es
importante evitar un embarazo no deseado.
Otra situación especial, es cuando los jóvenes se encuentran discapacitados
y dependen del cuidado de sus padres para su supervivencia, pero estos
hijos son maltratadores y manipuladores de sus padres. Ellos se escudan en
su propia discapacidad, no aprenden a manejar la frustración y piden a sus
padres cosas que desean pero sin tener en cuenta las reales capacidades
194 familiares, haciendo que la familia se sientan muy mal. Las familias tienen
dificultad para reconocer este tipo de actitudes y dinámicas que no favore-
cen la convivencia, y para negociar actividades que les posibiliten tener
menos situaciones maltratantes. Además del reconocimiento como
formadores de personas sociales, que valen por lo que son como personas y
no por la discapacidad, para que mantengan unas adecuadas relaciones
interpersonales, no maltratantes ni con ellos mismos ni con otras personas.
Muchos de estos padres enfocan sus actividades en torno a la discapacidad,
pero no comparten con sus hijos otras actividades que les ayudarían a me-
jorar las relaciones y potencializar sus capacidades.
Es importante analizar la condición femenina en este territorio y se refiere
precisamente a cómo las mujeres están siendo valoradas por sí mismas y
por la sociedad, en relación con los hombres. Algunas mujeres viven sin-
tiéndose inferiores e impotentes, con una timidez permanente. Muchas mu-
jeres renuncian a lo que quieren y a lo que tienen derecho, se sienten pro-
piedad de otros. Ser para los otros y como ser de los otros.
La población adulta que accedió a la educación, en algunos casos, hasta un
nivel profesional, en general, carece de oportunidades de empleo y ha adop-
tado como alternativa el trabajo independiente. Otros han adecuado su vi-
vienda como una fuente de ingreso: arriendo o montaje de negocio (tiendas,
eléctricos y otros servicios). Un buen número de esta población, aún depende
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

del sostenimiento económico de su núcleo familiar (padres pensionados). La


disminución de los ingresos ha afectado la capacidad de las familias para acce-
der a una adecuada canasta familiar, que sumada a la presencia de hábitos
alimentarios inadecuados, generan problemas de desnutrición y de los dientes.
Los adultos mayores constituyen una minoría de la población y dependen del
núcleo familiar básico. Si aún son económicamente productivos, son reconoci-
dos por sus capacidades, respetados como autoridad y son considerados aún
como apoyo familiar. De lo contrario, son aislados o rechazados socialmente.
Sus actividades se centran alrededor de la parroquia y se han venido vincu-
lando gradualmente a actividades del estado promovidas desde el sector
institucional (grupos de danzas, de pintura, tunas y ejercicio físico dirigido).
Se encuentra en éste sector un porcentaje significativo de población con
discapacidad, según la caracterización que Hospital del Sur adelantó en el
año 2004, en la Localidad de Kénnedy. Se identificaron 2.100 habitantes con
algún tipo de discapacidad motora, visual, auditiva o cognoscitiva, de los
cuáles el mayor número de personas corresponde a las edades de 35 a 68
años. En su gran mayoría esta población se ubica en la UPZ 47. Entre los que
cuentan con algún tipo de calificación, se evidencia el desempleo, dedicán-
dose al trabajo informal a través de la venta de misceláneos, alimentos o de
lotería; además, no cuentan con una estructura organizativa fuerte que les
permita acceder a Planes y Programas de Beneficio Social. 195
Se evidencia indiferencia y una escasa participación social para conformar
redes de apoyo, aunque algunos hombres realicen actividades de tipo co-
munal, social y cultural de manera organizada a través de ONG; e informal,
en clubes (ajedrez, billar, tejo, rana, y otros).
En cuanto al maltrato, por ser adultos mayores, sienten que ya no se les tiene
en cuenta, que no se les atiende a las ideas que dicen. En especial sienten
maltrato por parte de la propia familia, particularmente de los hijos. Claro
está que mucho de esto, tiene que ver con el establecimiento de dinámicas
familiares desde hace mucho tiempo, donde la personalidad del adulto mayor
no tiene una buena relación con sus hijos, yernos, nueras o incluso consuegras.
Se sienten vulnerados, por su edad, sus limitaciones y la falta de trabajo.
Muchos de estos abuelos pertenecen a más de un grupo, participando acti-
vamente de las diferentes actividades. Una de las razones por las cuales
estas personas participan en diferentes grupos, es porque su condición eco-
nómica es bastante difícil y pueden pertenecer a grupos de familias despla-
zadas que se encuentran en la Localidad. En estos grupos con alguna fre-
cuencia se les brinda ayuda como alimentos. Esto que es algo motivante y
que al mismo tiempo mantiene su salud mental y su salud física. Estas
actividades casi siempre la encontramos en grupos parroquiales.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

ZONA 3 - ZONA COMERCIAL E INDUSTRIAL

CARACTERÍSTICAS DE LA POBLACIÓN POR CICLO VITAL


Desde la perspectiva ambiental resulta muy importante determinar la pre-
sencia de industrias en la zona, tanto por los riesgos generales, como el am-
biente, como por los trabajadores que a ellas se encuentran vinculados y por
ende, expuestos a las diferentes descargas de contaminantes. Algunas gran-
des industrias, en su mayoría formales, –como cervezas Bavaria- tienen sus
plantas de producción en ésta Localidad. Kénnedy no se destaca por contar de
manera formal con un enclave industrial, sin embargo es notoria la presencia
de establecimientos pequeños, gran parte en garajes o locales adecuados en
las viviendas, que están dedicados a desarrollar diferentes actividades indus-
triales. Al respecto, un estudio realizado por el grupo de atención al Medio
Ambiente del Hospital del Sur; a un sector de la industria en el período com-
prendido del 1° de marzo al 30 de septiembre del 2002, determinó que en las
51 industrias objeto del estudio, compuestas por carpinterías, talleres de or-
namentación, talleres de electricidad y automotriz, laboran entre otras 542
trabajadores de los cuales 107 (19,5%) son mujeres y tres ( 0,55% ) menores de
18 años. Así se convierten en una fuente muy importante de trabajo para los
habitantes de la zona, ya que con frecuencia vinculan al grupo familiar que
196 reside en el mismo predio o en sus vecindades.
Esta zona se encuentra geográficamente en dos sectores: el primero, de
origen formal, comprende el Centro Comercial Plaza de las Américas, con vo-
cación claramente comercial y de servicios, donde durante los últimos cuatro
años se han ubicado diversos establecimientos entre los que destacan los
hostales y moteles. Esto ha obligado a la población a la venta de sus vivien-
das y a su reubicación en otras localidades, por ende prima la transformación
de viviendas por “locales”, con un proceso de renovación urbana poco planifi-
cado y controlado, y con la subsecuente ocupación del espacio público; pre-
sencia de ambulantes y deterioro de las condiciones de seguridad, además
del consumo de alcohol y el desarrollo de actividades de comercio sexual. La
zona ha ido perdiendo su proyección como sector residencial.
El segundo sector, es de origen informal y se ubica en la zona de Argelia y
Delicias, donde se han venido desarrollando asentamientos industriales y
talleres de diversa índole, en su mayoría por pequeños empresarios infor-
males con establecimientos dedicados a industrias metalúrgicas, a depósi-
tos y procesadores de madera, a industrias de galvanoplastia, a procesadoras
de alimentos y a talleres de confección de ropa, entre otros.
Por lo anterior estos sectores son considerados intersticiales (mezcla de vi-
vienda, comercio e industria), que han crecido de forma vertiginosa en los
últimos diez años.
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

De acuerdo con la información obtenida en los Talleres de Cartografía Social,


“Los datos generales de la Localidad, según la Alcaldía local y Economía
Social y Regional, a partir de datos de la Encuesta Nacional de Hogares, en
1999, tienen gran expresión en esta zona; es así como entre los habitantes
se evidencia mayor desempleo en personas con algún tipo de calificación,
por ejemplo los ingresos promedio de las personas con nivel educativo
superior, son 3,4 Smlv (mientras que los ingresos promedio de los universi-
tarios para Bogotá, es de 4,5 Smlv); y aquellos que se encuentran emplea-
dos en el sector privado logran 2,1 Smlv (frente a 2,2 Smlv de Bogotá); y 2,9
Smlv para los que se ubican en el sector público (3,8 Smlv de Bogotá).
También se nota deterioro del medio ambiente por presencia de vías de alto
flujo vehicular, lo que conlleva contaminación de aire y auditiva; por pre-
sencia de microempresas que no desarrollan producción limpia y carecen de
programas de salud ocupacional y por invasión de espacios públicos.
Por otra parte hay trauma y estrés mental y físico por conflictividad, violen-
cia e inseguridad, asociados a la presencia de whiskerías, bares, moteles, y
comercio sexual. También por los robos a entidades bancarias y estableci-
mientos comerciales; por los atracos y los denominados “paseos millona-
rios”; por accidentes de tránsito asociados a estados de embriaguez y el
alto flujo vehicular (el cruce de las avenidas Boyacá y Primero de Mayo
sostenidamente ha estado entre los que presentan niveles más altos de 197
muerte en accidente de tránsito) y por distintos grados de violencia
intrafamiliar.
De la misma manera hay hábitos alimentarios inadecuados e inseguridad
alimentaria, explicados por familias en situación de desempleo que no cuen-
tan con recursos para garantizar sus alimentos; hay además costumbres
que no contribuyen a la sana nutrición de menores, gestantes y personas de
la tercera edad; y ventas ambulantes de alimentos alrededor de los centros
comerciales, bancarios y el parque Mundo Aventura.
En general los establecimientos de las grandes superficies comerciales, co-
rresponden al sector formal y por ende están legalmente establecidos. Sus
trabajadores cuentan con afiliación al Sistema de Seguridad Social y de ries-
gos profesionales, sin embargo el resto de establecimientos, así como las
ventas callejeras, tienen altos niveles de informalidad y por ende las perso-
nas no cuentan con seguridad social, ni de salud, ni de pensión y menos
aún de riesgos profesionales.
El grupo poblacional de infancia y adolescencia, se ubica básicamente en la
UPZ 44 y los alrededores de Plaza de Las Américas. El porcentaje de habitan-
tes de este grupo poblacional es bajo debido a las características del territo-
rio, su acceso al SGSSS se da como participantes vinculados y algunos en
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Régimen Contributivo de acuerdo a la oportunidad de vinculación laboral de


sus padres. Otra característica de este grupo de edad, es que la situación social
está condicionada por la vivienda muy cerca de los lugares de trabajo, lo que los
expone a Riesgos Ocupacionales y a un entorno agresivo. Por otro lado, la falta
de afecto y orientación de los padres o cuidadores conlleva a que el niño o niña
no adquiera habilidades o valores que le permitan decidir o asumir su propio
autocuidado, cediendo a la presión de grupo de sus pares, exponiéndose a con-
sumo de drogas, alcoholismo, tabaquismo, inicio temprano de su vida sexual,
promiscuidad, embarazos no deseados, violencia, trauma, deserción escolar,
uso inadecuado del tiempo libre y adquisición de malos hábitos alimenticios.
Estos niños que pasan gran parte de su vida alrededor del centro comercial,
expuestos a los riesgos ya descritos y agrabados por bajos niveles de
autoestima al llegar a adolescentes, tienen mayores inconvenientes y algu-
nos ingresan a ésos grupos, llevados por la desesperanza y falta de afecto
en su entorno.
La juventud de esta zona es de dos clases: la residente en la zona y la
flotante. Entre los residentes que habitan por vivienda, se destaca que en
su mayoría son población trabajadora informal, que carece de afiliación al
Sistema General de Seguridad Social en Salud con excepción de los que
trabajan en los almacenes de la zona y que, aunque cuentan con ingresos
198 limitados, sí gozan de la protección de la Seguridad Social.
En este grupo, las personas más jóvenes han concluido su secundaria y
algunas tienen formación técnica, lo que reduce sus posibilidades ocupacio-
nales y genera mayor frustración y desesperanza. En los alrededores de
Plaza de las Américas, se encuentran aproximadamente diez establecimien-
tos nocturnos que cuentan por noche con treinta a cuarenta mujeres, en su
mayoría provenientes de otras localidades, o de diferentes zonas del país.
Por temporadas vienen a trabajar sin contar con afiliación al Sistema Gene-
ral de Seguridad Social; además cuentan con un nivel educativo bajo y es
una población flotante. Por otra parte, la problemática del comercio sexual
también es compartida por el género masculino, incluyendo adolescentes.
La población de adultos tiene como opción la elección, en cuanto a ocupa-
ción, conformación de núcleo familiar, entre otros. Se observa que la pobla-
ción mayor de treinta años, pero goza de relativa estabilidad ocupacional
como independientes en algún arte ú oficio o aún en ventas callejeras, ya
que esta zona no solamente tiene vida diurna sino nocturna. Lo anterior
genera altos índices de inseguridad y el deterioro de las condiciones am-
bientales por contaminación visual y auditiva.
Los trabajadores de las pequeñas industrias metalúrgicas, depósitos y procesadores
de madera, industrias de galvanoplastia, procesadora de alimentos y talleres de
LOCALIDAD 08 - KENNEDY

confección de ropa, en su mayoría pertenecen al sector informal y provie-


nen de la misma y de otras localidades, afrontando la problemática de care-
cer de un efectivo Sistema de Seguridad Social, adicionalmente las empre-
sas no cumplen con las normas higiénico-sanitarias.
Esta población presenta enfermedades crónicas y degenerativas propias de
sus condiciones de vida y de trabajo relacionadas, en la mayoría de los
casos, con la exposición al medio ambiente. La existencia de hábitos y prác-
ticas inadecuadas de alimentación, sedentarismo, recreación, tabaquismo y
alcoholismo se manifiestan en limitaciones físicas, fisiológicas y mentales.
Con la población de adultos mayores, se repite un comportamiento similar
al de los menores; las cifras de esta población disminuyen notoriamente
porque son sólo los habitantes de las viviendas de la zona. En general se
pueden determinar dos grupos el primero, corresponde a quienes tienen
ingreso para garantizar su supervivencia y aún pueden apoyar a la familia,
sea por su capital, principalmente representado en finca raíz, o por haber
alcanzado una pensión de cualquier tipo o por recibir un subsidio estatal.
Éste es un grupo limitado que goza de mayor autonomía, conocimiento del
entorno y de la oferta social de servicios, así como de una capacidad de
consumo, de cercanía familiar y por lo tanto, de redes de apoyo. El segundo
grupo, es el conformado por quienes carecen por completo de ingresos y 199
que son asumidos como una carga para sus familiares y fustigados por sus
errores, como la falta de previsión económica, las malas inversiones, o por
cualquier situación del pasado; a esto se le agrega si padecen algún grado
de enfermedad o discapacidad.
Independientemente de la capacidad de ingreso, todo este grupo presenta
el deterioro propio de su ciclo vital, unido al rechazo social que aún padece
la tercera edad en nuestro medio y a las escasas oportunidades que se ge-
neran a su alrededor.
Esta población presenta enfermedades crónicas y degenerativas, propias de
sus condiciones de vida y de trabajo. En la mayoría de los casos se relacio-
nan con la exposición al medio ambiente. Como resulta obvio, los procesos
de deterioro y rechazo no se instauran de manera intempestiva al llegar la
edad de retiro laboral, sino que de manera progresiva, en la medida que las
capacidades físicas disminuyen, los hijos abandonan el hogar, los nietos
crecen y los abuelos dejan de ser necesarios para su cuidado.
DIAGNÓSTICO LOCAL CON PARTICIPACIÓN SOCIAL

Mapa 7. Zonas de Calidad de Vida y Salud

200

Fuente: Plan de Ordenamiento Territorial - Cartografía Social Hospital del Sur.


LOCALIDAD 08 - KENNEDY

ÍNDICE DE TABLAS

TABLA 1. UPZ DE LA LOCALIDAD 08, KÉNNEDY POR ÁREA. --------------------------------- 33


TABLA 2. PROYECCIONES DE POBLACIÓN PARA KÉNNEDY POR SEXO Y GRUPOS DE
EDAD. 2002 ------------------------------------------------------------------------------------- 50
TABLA 3. PROPORCIÓN DE MASCULINIDAD. LOCALIDAD 08, KÉNNEDY 2002 55
TABLA 4. ÍNDICES DE DEPENDENCIA ECONÓMICA 2002. ---------------------------------- 56
TABLA 5. NECESIDADES BÁSICAS INSATISFECHAS -------------------------------------------- 57
TABLA 6. POBLACIÓN POR ÁREA Y DENSIDAD DE POBLACIÓN, POR UPZ, LOCALIDAD
08, KÉNNEDY. 2002.58
TABLA 7. TASA BRUTA DE NATALIDAD Y GENERAL DE FECUNDIDAD. LOCALIDAD 08, 201
KÉNNEDY.2000–2002. ----------------------------------------------------------------------- 60
TABLA 8. TASA ESPECÍFICA DE FECUNDIDAD POR GRUPOS DE EDAD. TASA POR CADA
1.000 MUJERES EN EDAD FÉRTIL (MEF) LOCALIDAD 08, KÉNNEDY Y BOGOTÁ.
2000–2002. -------------------------------------------------------------------------------------- 60
TABLA 9. TASA BRUTA DE MORTALIDAD, LOCALIDA 08 KÉNNEDY1998–2002. ----- 61
TABLA 10. ESPERANZA DE VIDA AL NACER. LOCALIDAD 08, KÉNNEDY.2002. ---------- 62
TABLA 11. MORTALIDAD GENERAL POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS. (AGRUPACIÓN 105
CAUSAS CIE-10). TASA POR CADA 10.000 HABITANTE. LOCALIDAD 08,
KÉNNEDY 1998 --------------------------------------------------------------------------------- 62
TABLA 12. MORTALIDAD GENERAL POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS. (AGRUPACIÓN 105
CAUSAS CIE-10). TASA POR CADA 10.000 HABITANTES. LOCALIDAD 08
KÉNNEDY. 1999 -------------------------------------------------------------------------------- 63
TABLA 13. MORTALIDAD GENERAL POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS. (AGRUPACIÓN 105
CAUSAS CIE-10). TASA POR CADA 10.000 HABITANTES. LOCALIDAD 08,
KÉNNEDY. 2000 -------------------------------------------------------------------------------- 63
TABLA14. MORTALIDAD GENERAL POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS. (AGRUPACIÓN 105
CAUSAS CIE-10.) TASA POR CADA 10.000 HABITANTES. LOCALIDAD 08,
KÉNNEDY. 2001 -------------------------------------------------------------------------------- 64
TABLA 15. MORTALIDAD GENERAL POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS. (AGRUPACIÓN 105
CAUSAS CIE-10). TASA POR CADA 10.000 HABITANTES. LOCALIDAD 08,
KÉNNEDY. 2002 -------------------------------------------------------------------------------- 65
TABLA 16. MORTALIDAD GENERAL POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS. LOCALIDAD 08
KÉNNEDY. MORTALIDAD INFANTIL. 1999–2002. TASA POR CADA 1.000
NACIDOS VIVOS. ------------------------------------------------------------------------------ 66
TABLA 17. LOCALIDAD 8, KÉNNEDY. 1998–2002 (AGRUPACIÓN 105 CAUSAS CIE-10) TASA
POR CADA 10.000 MENOR DE 1AÑO. --------------------------------------------------- 67
TABLA 17. LOCALIDAD 08, KÉNNEDY. 1998–2002 (AGRUPACIÓN 105 CAUSAS CIE-10) TASA
POR CADA 10.000 MENOR DE 1AÑO --------------------------------------------------- .68
TABLA 18. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS EN MENORES DE 1 AÑO.
LOCALIDAD 08 KÉNNEDY. ------------------------------------------------------------------ 69
TABLA 19. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS, EN NIÑOS DE
1 A 4 AÑOS. ------------------------------------------------------------------------------------- 70
TABLA 19. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS, EN NIÑOS DE 1 A
4 AÑOS. ------------------------------------------------------------------------------------------- 71
TABLA 20. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS DE 5 A 14 AÑOS. LOCALIDAD 08
KÉNNEDY. 1998-2002. ----------------------------------------------------------------------- 73
TABLA 20. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS DE 5 A 14 AÑOS. LOCALIDAD 08
KÉNNEDY. 1998-2002. ----------------------------------------------------------------------- 74
TABLA 21. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS EN HABITANTES DE 15 A 44
AÑOS. TASA POR CADA 10.000 HABITANTES. --------------------------------------- 77
TABLA 21. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS EN HABITANTES DE 15 A 44
AÑOS. TASA POR CADA 10.000 HABITANTES. --------------------------------------- 78
TABLA 22. LOCALIDAD 8 KÉNNEDY. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS, EN
HABITANTES DE 45 A 59 AÑOS. TASA POR CADA 10.000
HABITANTES. ----------------------------------------------------------------------------------- 81
TABLA 22. LOCALIDAD 08 KÉNNEDY. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS, EN
HABITANTES DE 45 A 59 AÑOS. TASA POR CADA 10.000
HABITANTES. ----------------------------------------------------------------------------------- 82
TABLA 23. LOCALIDAD 08 KÉNNEDY. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS, 60
AÑOS Ó MÁS. TASA POR CADA 10.000 HABITANTE. ------------------------------ 85
TABLA 23. LOCALIDAD 08 KÉNNEDY. MORTALIDAD POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS, 60
AÑOS Ó MÁS. TASA POR CADA 10.000 HABITANTE. ------------------------------ 86
TABLA 24. MORTALIDAD EVITABLE. LOCALIDAD 08, KÉNNEDY 1999–2002. ----------- 90
TABLA 25. MORTALIDAD POR VIH Y TUBERCULOSIS. LOCALIDAD 08, KÉNNEDY
1998–2002 -------------------------------------------------------------------------------------- 91
TABLA 26. AÑOS DE VIDA POTENCIALMENTE PERDIDOS. KÉNNEDY 2002. ------------- 93
TABLA 27. ATENCIÓN POR CONSULTA EXTERNA, POR DIEZ PRIMERAS CAUSAS.
LOCALIDAD 08, KÉNNEDY. PERÍODO 2000–2001. ---------------------------------- 95
TABLA 28. MORBILIDAD GENERAL POR EGRESO HOSPITALARIO, POR 10 PRIMERAS
CAUSAS. LOCALIDAD 08 KÉNNEDY. PERÍODO 2000–2001 ---------------------- 97
TABLA 29. DIEZ PRIMERAS CAUSAS DE ATENCIÓN POR CONSULTA EXTERNA.
LOCALIDAD 08,KÉNNEDY, 2002. --------------------------------------------------------- 98
TABLA 30. EVENTOS DE NOTIFICACIÓN OBLIGATORIA. LOCALIDAD 08, KÉNNEDY, 1998–
2002 ------------------------------------------------------------------------------------------------ 99
TABLA 31. DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DE LA POBLACIÓN DE EMPRESAS EN LA
LOCALIDAD 08, KÉNNEDY. 2001. ------------------------------------------------------ 104
TABLA 34. INGRESOS LABORALES POR RAMA DE ACTIVIDAD ECONÓMICA
(EN NÚMERO DE SALARIOS MÍNIMOS) EN LA LOCALIDAD 08, KÉNNEDY Y
BOGOTÁ, D.C. 1999 -------------------------------------------------------------------------- 106
TABLA 33. INGRESOS LABORALES POR GÉNERO, EDADES Y NIVEL (EN NÚMERO DE
SALARIOS MÍNIMOS) EDUCATIVO EN LA LOCALIDAD 08, KÉNNEDY Y BOGOTÁ,
D.C. 1999 ---------------------------------------------------------------------------------------- 107
TABLA 34. TASA DE DESEMPLEO POR GÉNERO, EDADES Y NIVEL EDUCATIVO.
LOCALIDAD 08, KÉNNEDY Y BOGOTÁ, D.C. 1999 --------------------------------- 108
TABLA 35. PROYECCIONES POBLACIÓN, HOGARES Y VIVIENDASPOR UPZ, SEGÚN
LOCALIDAD, 2002. --------------------------------------------------------------------------- 111
TABLA 36. NÚMERO DE ESTABLECIMIENTOS Y DE JORNADAS EDUCATIVAS EN
KÉNNEDY Y BOGOTÁ. AÑO 2001. ------------------------------------------------------- 112
TABLA 37. NÚMERO DE ESTABLECIMIENTOS Y DE JORNADAS EDUCATIVAS EN KÉNNEDY
Y BOGOTÁ. AÑO 2002 ---------------------------------------------------------------------- 112
TABLA 38. TOTAL MATRÍCULA OFICIAL SEGÚN GRADO–2002. ----------------------------- 112
TABLA 39. PORCENTAJE DE COBERTURA DE SERVICIOS PÚBLICOS. KÉNNEDY,
1993. ---------------------------------------------------------------------------------------------- 114
TABLA 40. PROYECTO DE OBRAS EN ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO. --------------- 116
TABLA 41. ZONAS DE MAYOR AFECTACIÓN CON RELACIÓN AL SERVICIO DE
RECOLECCIÓN Y BARRIDO EN LA LOCALIDAD DE KÉNNEDY. --------------- 119
TABLA 42. ZONAS AFECTADAS POR ACTIVIDADES INFORMALES DE REMOCIÓN
DE ESCOMBROS Y RECICLAJE. ---------------------------------------------------------- 119
TABLA 43. ZONAS AFECTADAS POR FACTORES ESTRUCTURALES FÍSICOS Y
SOCIALES. -------------------------------------------------------------------------------------- 120
TABLA 44. PREVALENCIA CLÁSICA DE DESNUTRICIÓN CRÓNICA, AGUDA Y GLOBAL EN
NIÑOS MENORES DE 7 AÑOS ATENDIDOS EN LA RED PÚBLICA.
BOGOTÁ Y KÉNNEDY 1998–2002. ----------------------------------------------------- 122
TABLA 45. INSTITUCIONES DE SALUD EN KÉNNEDY. 2002. --------------------------------- 126
TABLA 46. INSTITUCIONES DE MEDICINA GENERAL. LOCALIDAD 8, 2002. ------------ 126
TABLA 47. INSTITUCIONES ODONTOLÓGICAS. KÉNNEDY. 2002. -------------------------- 127
TABLA 48. INSTITUCIONES ESPECIALIZADAS. KÉNNEDY. 2002. ---------------------------- 127
TABLA 49. CONSULTORIOS DE ESPECIALISTAS. KÉNNEDY. 2002. -------------------------- 128
TABLA 50. INSTITUCIONES DE MEDICINA ALTERNATIVA. KÉNNEDY, 2002. ----------- 128
TABLA 51. INSTITUCIONES DE ATENCIÓN BÁSICA Y EMERGENCIAS DE SALUD.
KÉNNEDY. 2002. ------------------------------------------------------------------------------ 129
TABLA 52. DISPONIBILIDAD DE CAMAS CAMI PATIO BONITO. LOCALIDAD 08,
KÉNNEDY --------------------------------------------------------------------------------------- 130
TABLA 53. DISPONIBILIDAD DE CAMAS HOSPITAL OCCIDENTE DE KÉNNEDY.
NIVEL III ---------------------------------------------------------------------------------------- 131
TABLA 54. COBERTURA DE VACUNACIÓN MENOR DE 1 AÑO. LOCALIDAD 08. 2001–2002
131
TABLA 55 LA ORIENTACIÓN E INFORMACIÓN EN LA INSTITUCIÓN FUE: ------------- 133
TABLA 56. ¿CREE USTED QUE SE PRESENTE CONGESTIÓN EN LAS FILAS? ----------- 133
TABLA 57. ¿LA CITA MÉDICA Y/O EL EXAMEN FUERON REALIZADOS A LA HORA
PROGRAMADA? HOSPITAL DEL SUR Y REDES DE SERVICIOS ---------------- 134
TABLA 58. AFILIADOS AL RÉGIMEN SUBSIDIADO DE SALUD. DISTRIBUCIÓN POR ARS
KÉNNEDY, MARZO 2003. ------------------------------------------------------------------- 137
TABLA 59. AFILIADOS AL RÉGIMEN SUBSIDIADO DE SALUD POR EDAD. KÉNNEDY, MARZO
2003. ---------------------------------------------------------------------------------------------- 138
TABLA 60. FUENTES DE FINANCIACIÓN E.S.E. DE LA LOCALIDAD 08 KÉNNEDY ----- 139
TABLA 61. INGRESOS DE LAS E.S.E. DE LA LOCALIDAD 08 KÉNNEDY. ---------------------- 0
TABLA 62. SALUD PARA LA VIDA DIGNA. ------------------------------------------------------------ 143
ÍNDICE DE GRÁFICAS

GRÁFICA 1. EVOLUCIÓN DE LAS FUENTES DE AGUA EN LA LOCALIDAD DURANTE


EL ÚLTIMO SIGLO .................................................................................... 39
GRÁFICA 2. PIRÁMIDE POBLACIONAL 1998 ............................................................... 51
GRÁFICA 3. PIRÁMIDE POBLACIONAL 2002. .............................................................. 52
GRÁFICA 4. PIRÁMIDE POBLACIONAL 2010. .............................................................. 53
GRÁFICA 5. TRES PRIMERAS CAUSAS DE MORTALIDAD EN MENORES DE 1 AÑO.
LOCALIDAD DE KÉNNEDY 1998–2002 .................................................... 66
GRÁFICA 6. CAUSAS DE MORTALIDAD EN EL GRUPO DE 5 A 14 AÑOS. LOCALIDAD
DE KÉNNEDY 1998–2002. ....................................................................... 76
GRÁFICA 7. PRIMERAS CAUSAS DE MORTALIDAD EN EL GRUPO DE 15 A 44 AÑOS.
LOCALIDAD DE KÉNNEDY 1998–2002 .................................................... 80
GRÁFICA 8. TRES PRIMERAS CAUSAS DE MORTALIDAD EN EL GRUPO DE 45 A 59
AÑOS DE EDAD. 1998–2002 .................................................................... 84
GRÁFICA 9. MORTALIDAD POR GRUPOS DE EDAD. KÉNNEDY 1998-2003, TASA POR
CADA 10.000 HABITANTES. ..................................................................... 87
GRÁFICA 10. MORTALIDAD POR LESIONES DE CAUSA EXTERNA. LOCALIDAD 8,
KÉNNEDY Y BOGOTÁ. 1997 A 2002. ........................................................ 88
GRÁFICA 10. MORTALIDAD POR LESIONES DE CAUSA EXTERNA. LOCALIDAD 8,
KÉNNEDY Y BOGOTÁ. 1997 A 2002. ........................................................ 89
GRÁFICA 11. INGRESOS POR ESCOLARIDAD. KÉNNEDY .......................................... 108
GRÁFICA 12. DISTRIBUCIÓN DE AFILIADOS AL RÉGIMEN SUBSIDIADO DE SALUD
POR GÉNERO. LOCALIDAD KÉNNEDY, MARZO 2003 ............................ 138
ÍNDICE DE MAPAS

MAPA 1. DETALLE DE LAS UPZ DE LA LOCALIDAD KÉNNEDY ................................... 35


MAPA 2. TERRITORIO AMBIENTE. ................................................................................ 37
MAPA 3. TERRITORIO AMBIENTE. RIESGO DE CONTAMINACIÓN E INUNDACIÓN
EN LA LOCALIDAD KÉNNEDY POR UPZ .......................................................... 47
MAPA 4. PRODUCCIÓN ................................................................................................ 109
MAPA 5. CONSUMO ...................................................................................................... 123
MAPA 6. RESPUESTA SOCIAL ...................................................................................... 147
MAPA 7. ZONAS DE CALIDAD DE VIDA Y SALUD ....................................................... 200
LISTADO DE SIGLAS

ARS Administradora de Régimen Subsidiado


AVPP Años de Vida Potencialmente Perdidos.
CAMI Centro de Atención Médica Inmediata
CED Centro Educativo Distrital.
CIE Clasificación Internacional de Enfermedades
CLOPS Comité Local de Política Social
COPACO Comité de Participación Comunitaria
CUPS Clasificación Única de Procedimientos en Salud
CVP Caja de Vivienda Popular.
DABS Departamento Administrativo de Bienestar Social
DAPD Departamento Administrativo de Planeación Distrital
ECV Encuesta de Calidad de Vida
EPS Entidad Promotora de Salud
ESE Empresa Social del Estado
FAMI Familia Mujer e Infancia.
FDL Fondo de Desarrollo Local
HOBIS Hogares de Bienestar Social.
IED Instituciones educativas Distritales.
IPS Institución Prestadora de Servicios de Salud
IRA Infección respiratoria Aguda.
JAL Junta Administradora  Local.
PAB Plan de Atención Básico
PEED Población en Edad Escolar.
PAI Programa ampliado de Inmunizaciones.
PEZ Propuestas estratégicas Zonales.
PGI Proyectos de Gran Impacto.
POT Plan de Ordenamiento Territorial
SAA Sistema de Vigilancia Epidemiológico Alerta - Acción
SGSSS Sistema General de Seguridad Social en Salud
SIIS Sistema Integral de Información en Salud
SISBEN Sistema de Identificación de Beneficiarios
SISVEA Sistema de Vigilancia Ambiental
SISVAN Sistema de Vigilancia Alimentario y Nutricional
SIVIM Sistema de Vigilancia de Violencia Intrafamiliar
SUIVD Sistema Unificado de Información sobre Violencia y Delincuencia.
UCPI Unidad Coordinadora de Prevención Integral.
UEL Unidad Ejecutora Local
UPA Unidad Primaria de Atención
UPZ Unidad de Planeamiento Zonal

También podría gustarte