Está en la página 1de 2

Tercera ley de Newton

¿Qué es la tercera ley de Newton?


Probablemente sepas que la Tierra te jala hacia abajo. Lo que puede ser es que no
te hayas dado cuenta que tú también jalas a la Tierra hacia arriba. Por ejemplo, si
la Tierra te está jalando hacia abajo con una fuerza gravitacional de 500 N, tú
también estás jalando a la Tierra hacia arriba con una fuerza gravitacional de 500
N. Este notable hecho es una consecuencia de la tercera ley de Newton.
Tercera ley de Newton: si un objeto A ejerce una fuerza sobre un objeto B, entonces
el objeto B debe ejercer una fuerza de igual magnitud en dirección opuesta sobre
el objeto A.
Esta ley representa una cierta simetría en la naturaleza: las fuerzas siempre ocurren
en pares, y un cuerpo no puede ejercer fuerza sobre otro sin experimentar él mismo
una fuerza. A veces, coloquialmente nos referimos a esta ley como una de acción-
reacción, donde la fuerza ejercida es la acción y la fuerza experimentada como
consecuencia es la reacción.
Podemos ver de inmediato a la tercera ley de Newton en acción al mirar cómo se
mueve la gente

Ejemplos de la Tercera ley de Newton


Cuando empujamos a una persona, un automóvil, etc, nosotros también nos
movemos en sentido contrario. Esto se debe a la reacción que la otra persona o el
automóvil hace sobre nosotros, aunque no haga el intento de empujarnos a
nosotros.
Hay que destacar que, aunque los pares de acción y reacción tenga el mismo valor
y sentidos contrarios, no se anulan entre sí, puesto que actúan sobre cuerpos
distintos.
Este principio presupone que la interacción entre dos partículas se propaga
instantáneamente en el espacio (lo cual requeriría velocidad infinita), y en su
formulación original no es válido para fuerzas electromagnéticas puesto que estas
no se propagan por el espacio de modo instantáneo, sino que lo hacen a velocidad
finita "c".
Es importante observar que este principio de acción y reacción relaciona dos fuerzas
que no están aplicadas al mismo cuerpo, produciendo en ellos aceleraciones
diferentes, según sean sus masas. Por lo demás, cada una de esas fuerzas obedece
por separado a la segunda ley de Newton
Importancia de las leyes de Newton
Isaac Newton es uno de los padres de la ciencia moderna y, gracias a él, se han
podido explicar algunos "misterios" de la naturaleza y otros muchos más
desconocidos hasta la aplicación de sus leyes junto a otras. Los descubrimientos de
este científico han explicado la existencia de la
gravedad, la de los movimientos de los planetas,
etc.
La primera ley de Newton, Ley de la inercia, nos
dice que todo cuerpo está en estado de reposo o, si
está en movimiento, este es rectilíneo y uniforme.
La variación de este estado se debe a otras fuerzas
ejercidas sobre él. La segunda ley de Newton, Ley
de fuerza, nos dice que el cambio de movimiento es
proporcional a la fuerza motriz que se ejerce. La
tercera ley de Newton, Ley de acción y reacción, nos
dice que toda acción implica una reacción igual y
contraria (un ejemplo de ello puede ser la fuerza de
un coche al desplazarse y la fuerza del aire para frenarlo).

Estas leyes son la base de la mecánica y han ayudado a entender el movimiento


planetario al combinarse con la ley de gravitación universal. Además, las leyes de
Newton también han sido determinantes para entender y explicar cómo funcionan
las máquinas.
Cuando echamos la vista atrás y descubrimos de dónde venimos y el origen de todo
lo que sabemos, conocemos... no queda más remedio que darnos cuenta que estas
personas que han dedicado su vida a la investigación, con los recursos primarios que
tenían al alcance de su mano, con lo que tiene un mérito añadido su labor porque,
no solo tenían que desentrañar lo desconocido, sino que también tenían que
enfrentarse a una sociedad que, bien por motivos religiosos u otros, en muchas
ocasiones rechazaban estos descubrimientos
Por eso, las leyes de Newton tienen ese valor histórico y científico. Son parte de los
grandes descubrimientos importantes que solo unas pocas personas pueden
conseguir. De todas formas, todo esto también es el resultado de la recopilación de
muchos conocimientos de otros lugares y civilizaciones que estaban al alcance de
muy pocos. Tenemos que pensar que, en aquella época, a diferencia de la actual,
quienes poseían libros para formarse y conocer la ciencia de otros autores y países,
eran personas de clase alta o religiosos, que eran los únicos que prácticamente
podían permitírselo.
Por estas y otras razones, consiguió elaborar unas leyes, que nos han ayudado
mucho, con unos medios de laboratorio que hoy en día consideraríamos precarios,
pero a pesar de ello ha sabido aprovechar cada paso que ha dado, con sus errores
y con sus aciertos, hasta conseguir resultados.