Está en la página 1de 15
Titulo original: Document suit nuovo medioev ‘Tnidactor Carlos Mansano Primera ediciGn en "E Libro de Bolilo": 1974 ‘Tercera eimpresién en "El Libro de Bosilo": 1995 Reservatos nos los derechos. De conformidad con lo dispuestoen et at. 534is del Codigo Penal vigente, postin ser eastgados con pens ‘de malay privacion de libertad quienes repredujereno plagiaen, en todo 0 ef pare, una obra lterara, anvstica o cienfica Tijada en cualquier tipo de soporte sn la preceptivasutorizacicn © 1973, Cosa Bditrce Valentino Bompiani & C, Milano © Ed cast: Alianza Fitri. A, Madrid, 1934, 1984, 1990, 1905 Calle Juan Ignacio Lucs de Tena, 15; 28027 Madd; let 393 88 88 ISBN: 84206-15342 Depésito legal: M.26.953-1995 Impreso en Lave, 8. A. Pol Ind. Los Lianos C/Gran Canara, 12: Hamanes (Madrid) Printed in Spain Uxserto Eco ‘La Edad Media ha comenzado ya Recientemente, y desde muchas y diferentes posiciones, se ha empezado a hablar de nuesira €poca como de una nueva Edad Media. El problema reside en saber si se trata de una profecia o de una comprobaciSn. En otras palabras: hemos entrado ya en Ia Nueva Edad Media? 0 bien, tal como se ha expresado Roberto Vacca en un fibco inquictante, se produciré una «Edad Media en tun futuro proximon? La tesis de Vacca se refiere a la de ftadacidn de los grandes sistemas tipicos de la era teeno- Tiégica; éstos, por ser demasiado vastos y complejos como para que Una autoridad central puede controlatlos ¢ in: luso para que pueda hacerlo individualmente un aparato de adminisiradores eficaz, estén destinados al colapso , 4 consecuencia de su interdependencis reclproca, a pro ducir un retroceso de toda la civilizacién industrial. Repa- semos brevemente Ja hipStesis més apoceliptiea conce- Bida por Vacca, en un especie de seaenation en ol fr turo de apariencia muy convincente. 9 0 Umberto Eco Proyecto de Apocalipsis Un dia, en Estados Unidos, la coincidencia de un atasco en la carretera y de una parilisis del trifico fezzoviario impedicé que el personal de relevo Megue a un gran aeropuerto. Los interventores, sin relevar, vencidos por la tensién mental, provocan Ia colisién entre dos aviones a reaccién, que se precipitan sobre una linea elécirica de ala tensién, cuya carga, repartida por otras lineas ya sobrecargadas, provoca un apagén como el que ya conocié Nueva York hace unos aiios. Sélo que esta ver es mis rave y dura varios dias. Como nieva y las calles perma necen bloqueadas, los aucoméviles crean desérdenes mons- ‘ruosos; los empleados de oficines encienden fuegos para calentarse y se declaran incendios que los bomberos no pueden sofocar por no poder llegar hasta ellos. La red telefénica queda bloquesda a consecuencia del impacto de cincuenta millones de sislados que intentan comuni- carse telefSnicamente unos con otros. Inician marchas por las calles nevadas y Henas de muertos. 1Los viandantes, privados de toda elase de suministros, intentan apoderarse de refugios y articulos, entran en. ac las decenas de millones de armas de fuego vendidas ‘en América, las fuerzas armadas se hacen cargo de todos los poderes, pero tambien cllas son vietimas de Ia park lisis general. Se producen saqueos de supermercados, cn las casas se acaban las reservas de velas, aumenta el nd mero de muettos de frfo, de hambre y de inanicién en los hosptales, Cuando se restablezca la normalidad trabajo- samente algunas semanas después, millones de caddveres dispersos por la ciudad y el campo comenzarin a difun- dir epidemias y a producir nuevos azotes de proporciones scmejantes a las de la peste negra que en el siglo x1¥ act bécon las dos terceras partes de Ia poblacién europea. Sut- gindn sicosis parecidas a las que se habfan producido en el pasado con respecto a los «untadoress * y se conso: “ Nambre que recbieron, durante Ia peste gue hizo estragos ‘1, Milin ‘en el siglo v1 las personas Que, syn se cin ‘dfundian tnuando. mutor'y posts con ungSentor y esta infectas. (N. del T.) ue tarsal La Baal Mla be somensndo 7a u lidaré un nuevo maccattismo mucho més cruento que el primeto, La vida politica, presa de una crisis total, s¢ subdividird en una serie de subsistemas auténomos 0 independientes del poder central, con mil ef y administracién aus6noma de la justicia. ‘Mientras dure la crisis, los habitantes de las zonas subdesatrolladas, pre- parados ya para subsistir en condiciones de vida y de Eympevenciaelementales, serin quienes consigan supe tarla con mayor facilidad, y se producirén amplias migra- Since con fasiones 7 amalgamas ricile, izpporaciones difusiones de ideologias. Al declinar la fuerza de das, leyes y haber quedado destruidos los catastros, Ja propie- dad se apoyard exclusivamente en el derecho de usuca- in; por otra parte, Ia rdpida decadencia habré reducido [is cudades a una fic de rainas alternadas con casts habitables, y habitadas por quien se las aduefie, mientras ue pequefss autoridades locales podrén conservar cler to poder constituyendo recintos y pequefias fortifice: ciones. En ese momento, is Se totalmente feudal, las alianzas entre los sres locales se apoyarin en el com iso y no en la ley, las relaciones indivi duales se basardn en Ia agresién, cn la alianza por amis- fad 0. comunidad de. iniereses, renecevdn coxtumbres ‘elementales de hospitalidad para el viandante. Frente @ fsa petspectiva, nos dice Vacea, no queda mds remedio qe empesar pensar en plenificer institaciones equiva Tentes a las comunidades monésticas que, en medio de tins docadeacla tan grande, se eetclten para mantener con dn y tanumiis los conceimientos ténicos y clentiicos iitiles para cl advenimiento de un nuevo renacimiento. [Los capttalos finales (y en gran medida discutibles) del Medio Evo prossimo venturo («Una Edad Media en un. futuro préwimo»)tratan, entre otros, los. problemas de cémo organizar dichos conocimientos, cémo impedir que se vayan. pear en el proceso de transmisién 0 que ciertas comunidades Jos utilicen con fines de poder particulates. Pero la cuestién (como deciamos al prin- cipio) es diferente. Se trata, ae todo, de decidir si el Gf. Vacea es un escenatio apocliptico o In exageraién de algo que ya existe. Y, en segundo lugar, se trata de