Está en la página 1de 2

Tipos de predicado

El Predicado es la parte de la oración bimembre, que describe la acción del


sujeto, y que es elemento indispensables para que la oración tenga sentido.

Existen dos tipos principales de predicados:

1. Predicado nominal o copulativo: Son los predicados en los que el


verbo solamente tiene una función de unir el sujeto con el atributo que se
dice, sin describir una acción.

Ejemplos:

Mi vida fue aburrida.


Carlos es conserje universitario.
José Alberto será buen estudiante.
La tarde era sombría.

2. Predicado verbal: Este predicado es el que nos describe directamente la


acción del sujeto y su núcleo es un verbo conjugado; si el predicado
contiene solamente el verbo, tenemos una oración intransitiva; si además
del verbo hay otros complementos que le dan sentido, tenemos una
oración transitiva.

Ejemplos:

María corre.
Mi mamá trajo muchos dulces
Juan compró un anillo para Martha.
Mi familia come saludablemente.

Tenemos también el llamado predicado reflexivo, que nos indica que es el


mismo sujeto quien recibe la acción del verbo:

Ejemplos:

Me arrepiento de eso.
María se lavó las manos.
Juan se curó.
Alberto se lo buscó.
En el predicado recíproco hay un intercambio de la acción del verbo entre
el sujeto y el objeto directo o indirecto, o entre dos sujetos:

Ejemplos:

Norma y Marisol platican animadamente.


Los amigos se abrazaron largo rato.
Lupe y Raúl discutieron con Enrique y Ana.
Los perros se persiguieron en el campo.

Predicado impersonal: Es aquél en que no hay un sujeto claramente


definido, sino que se habla con un verbo en tercera persona sin dirigirse a
alguien en específico; también es impersonal cuando la acción no puede ser
atribuida a un sujeto.

Ejemplos:

Parece que esa joven está perdida.


Hace rato que no lo veo.
Llueve a cántaros.
¡Se ve, se siente, la tarde está caliente!