Está en la página 1de 3

Marco teórico

límites de Atterberg o límites de consistencia


En 1911, el científico sueco Atterberg, describió métodos
para describir la variación de la consistencia de un suelo
en función del contenido de humedad, es decir en suelos
de grano fino a mayor contenido de agua menor es la
consistencia, y si este contenido de agua se reduce la
consistencia aumenta. Atterberg, propuso cinco límites,
estos son:
 Límite de cohesión: Es el contenido de humedad
con el cual las boronas de suelo son capaces de pegarse una a otras.
 Límite de pegajosidad: Es el contenido de humedad con el cual el suelo
comienza a pegarse a las superficies metálicas tales como la cuchilla de la
espátula. Esta condición tiene importancia práctica para el ingeniero agrícola
pues se relaciona con la capacidad del suelo para adherirse a las cuchillas o
discos del arado cuando se cultiva un suelo.
 Límite de contracción: Es el contenido de humedad por debajo del cual no
se produce reducción adicional de volumen o contracción en el suelo.
 Límite líquido: Cuando el suelo pasa de un estado semilíquido a un estado
plástico y puede moldearse. Para la determinación de este límite se utiliza la
cuchara de Casagrande.
 Límite plástico: Cuando el suelo pasa de un estado plástico a un estado
semisólido y se rompe.
 Límite de retracción o contracción: Cuando el suelo pasa de un estado
semisólido aun estado sólido y deja de contraerse al perder humedad.
Los limites se basan en el concepto de que los suelos finos, presentes en la
naturaleza, pueden encontrarse en diferentes estados, dependiendo del contenido
de agua. Así un suelo se puede encontrar en un estado sólido, semisólido, plástico,
semilíquido y líquido. La arcilla, por ejemplo, al agregarle agua, pasa gradualmente
del estado sólido al estado plástico y finalmente al estado líquido.
El contenido de agua con que se produce el cambio de estado varía de un suelo a
otro y en mecánica de suelos interesa fundamentalmente conocer el rango de
humedades, para el cual el suelo presenta un comportamiento plástico, es decir,
acepta deformaciones sin romperse (plasticidad), es decir, la propiedad que
presenta los suelos hasta cierto límite sin romperse.
El método usado para medir estos límites de humedad fue ideado por Atterberg a
principios de siglo XX a través de dos ensayos que definen los límites del estado
plástico.
Los límites de Atterberg son propiedades índices de los suelos, con que se definen
la plasticidad y se utilizan en la identificación y clasificación de un suelo en la
clasificación Unificada de Suelos (SUCS).

Para la determinación de estos límites es necesario remoldar la muestra de suelo


destruyendo su estructura original, por lo que es absolutamente necesaria una
descripción previa del suelo en sus condiciones naturales. Estos límites que miden
la cohesión del suelo son: el límite líquido, el límite plástico y el límite de contracción.

Plasticidad y límites de consistencia


Plasticidad es la propiedad que tienen algunos suelos de deformarse sin agrietarse,
ni producir rebote elástico. Los suelos plásticos cambian su consistencia al variar
su contenido de agua.
De ahí que se puedan determinar sus estados de consistencia al variar si se conoce
las fronteras entre ellas. Los estados de consistencia de una masa de suelo plástico
en función del cambio de humedad son sólidos, semisólido, líquido y plástico. Estos
cambios se dan cuando la humedad en las masas de suelo varía. Para definir las
fronteras en esos estados se han realizado muchas investigaciones, siendo las más
conocidas las de Terzaghi y Atterberg.
La frontera convencional entre los estados semisólido y plástico se llama límite
plástico, que se determina alternativamente presionando y enrollando una pequeña
porción de suelo plástico hasta un diámetro al cual el pequeño cilindro se
desmorona, y no puede continuar siendo presionado ni enrollado. El contenido de
agua a que se encuentra se anota como límite plástico.
La frontera entre el estado sólido y semisólido se llama límite de contracción y a la
frontera entre el límite plástico y líquido se llama límite líquido y es el contenido de
agua que se requiere adicionar a una pequeña cantidad de suelo que se colocará
en una copa estándar, y ranurará con un dispositivo de dimensiones también
estándar, sometido a 25 golpes por caída de 10 mm de la copa a razón de 2
golpes/s, en un aparato estándar para limite líquido; la ranura efectuada deberá
cerrarse en el fondo de la copa a lo largo de media pulgada.
Límite Líquido (LL)
Esta propiedad se mide en laboratorio mediante un procedimiento normalizado en
que una mezcla de suelo y agua, capaz de ser moldeada, se deposita en la Copa
de Casagrande, y se golpea consecutivamente contra la base de la máquina,
haciendo girar la manivela, hasta que la zanja que previamente se ha recortado, se
cierra en una longitud de 12 mm (1/2"). Si el número de golpes para que se cierre
la ranura es 25, la humedad del suelo (razón peso de agua/peso de suelo seco)
corresponde al límite líquido.

Límite Plástico (LP)


Esta propiedad se mide en laboratorio mediante un procedimiento normalizado pero
sencillo consiste en medir el contenido de humedad para el cual no es posible
moldear un cilindro de suelo, con un diámetro de 3 mm. Para esto, se realiza una
mezcla de agua y suelo, la cual se amasa entre los dedos o entre el dedo índice y
una superficie inerte (vidrio), hasta conseguir un cilindro de 3 mm de diámetro. Al
llegar a este diámetro, se desarma el cilindro, y vuelve a amasarse hasta lograr
nuevamente un cilindro de 3 mm. Esto se realiza consecutivamente hasta que no
es posible obtener el cilindro de la dimensión deseada. Con ese contenido de
humedad, el suelo se vuelve quebradizo (por pérdida de humedad) o se vuelve
pulverulento. Se mide el contenido de humedad, el cual corresponde al Límite
Plástico. Se recomienda realizar este procedimiento al menos 3 veces para
disminuir los errores de interpretación o medición.

Límite de Contracción (retracción) (LC)


Esta propiedad se mide en laboratorio mediante un procedimiento normalizado pero
sencillo consiste en colocar la muestra en los moldes y colocar al sol, una vez seco
determinar cuánto se redujo el volumen de la muestra es decir cuánto se contrae.
Cuando el suelo pasa de un estado semisólido a un estado sólido y deja de
contraerse al perder humedad. Es el contenido de humedad por debajo del cual no
se produce reducción adicional de volumen o contracción en el suelo.