Está en la página 1de 2

LA AUTONOMIA PRIVADA

La autonomía privada es la aptitud del individuo, en cierto sentido connatural a


él, para dar regla, por sí mismo, a sus propios intereses; el ordenamiento, en
sus disposiciones sobre los negocios, afronta y regula este fenómeno de la
autonomía, el cual pasa a constituir, así, el sustrato material de tales normas.
La autonomía privada configura también una autorregulación y
específicamente, una regulación directa, individual, concreta, de determinados
intereses propios, por obra de los mismos interesados. Entre el interés
regulado y la voluntad reguladora (éste es el punto característico) existe aquí
inmediata coincidencia, porque son, interés y voluntad, de las mismas
personas.

Fuerza vinculante de la autonomía privada.- La voluntad cuando es


exteriorizada, puede vincular o constreñir a los sujetos en realizar alguna
conducta bien sea de dar, de hacer, de no hacer o de dejar de hacer, lo anterior
en virtud de que la autonomía privada puede llegar a concretarse en diversas
situaciones o supuestos que caen en el supuesto jurídico normativo y que le
pueden constreñir al surgimiento de determinadas relaciones contractuales
consuetudinarias consistentes en determinadas situaciones jurídicas, que
podrán hacerse valer de manera forzosa a través de un poder coercitivo
denominado estado.

En el presente contrato de compra venta en análisis, la autonomía de la


voluntad privada se halla expresa en la minuta o el documento en el que
las partes autorregulan sus intereses.
Esto es, donde declaran y autoregulan sus intereses, es en la cláusula Tercera,
en donde se estipula lo siguiente:
La venta comprende, el terreno, las construcciones, instalaciones, servicios,
usos, costumbres, servidumbres, todo cuanto de hecho y de derecho le
corresponde al bien, teniendo una área construida de veinticuatro metros
cuadrados.
Ahora bien, en la cláusula Cuarta también se puede notar el uso de la
autonomía privada, que hacen las partes contratantes; el cual dice:
El precio pactado en el contrato según clausula cuarta fue de trece millones
ochocientos veintidós mil quinientos sesenta y ocho intis, que a la fecha
representa trece con 82/100 nuevos soles, la misma que ha sido cancelado en
su integridad en la oficina de tesorería del consejo transitorio de administración
regional de la región de MOQUEGUA-TACNA-PUNO, conforme se desprende
de la constancia de cancelación.
Por tanto, el presente contrato de compra venta, fue pactado en el correcto uso
de la autonomía privada, que el Estado (como órgano estatal) otorga a los
particulares la libertad y el poder de autorregular sus intereses, en la medida
que se les ha conferido.