Está en la página 1de 16

Catena 147 (2016) 110 - 124

listas de contenidos ofrecidos en ScienceDirect

Cadena

revista Página de inicio: www.el sev i er .com / l Ocate / catena

riesgo de erosión del suelo asociado con el cambio climático en la cuenca del río Mantaro, Andes del Perú

Sly W. Correa una , Carlos R. Mello segundo , • , Sin C. Chou do , Nilton Curi re , Lloyd D. Norton mi , 1
una Instituto de Pesquisas Hidráulicas, Universidade Federal do Rio Grande do Sul, Porto Alegre, RS, Brasil
segundo Suelo y Agua Ingeniería, Universidad Federal de Lavras, Lavras, MG, Brasil
do Centro de Previsão del Tiempo y Estudios Climáticos, Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales CPTEC / INPE, Brasil

re Departamento de Ciencias del Suelo, Universidad Federal de Lavras, Lavras, MG, Brasil

mi Soil Science Program Graduados, Departamento de Agronomía de la Universidad de Purdue, Estados Unidos

artículo info resumen

Historia del artículo:


La degradación del suelo por la erosión del agua ha sido acelerado por las actividades humanas. Este proceso se agrava en la región de los Andes debido a las
Recibido el 12 de junio de el año 2015
pendientes empinadas, cubierta vegetal escasa y esporádica, pero de alta intensidad de la lluvia, que junto con una profundidad del suelo superficial, aumenta el
Recibido en forma revisada 29 de de junio de el año 2016 aceptó 5
riesgo de erosión del suelo. El objetivo de este estudio fue analizar el riesgo de erosión del suelo, asociada con el cambio climático escenario A1B sobre el vigésimo
de julio de el año 2016 Disponible en línea xxxx
fi siglo primero, para la cuenca del río Mantaro (MRB), Andes del Perú. El análisis temporal revealedmaintenance del riesgo de erosión del suelo actual a lo largo del
vigésimo fi siglo primero en casi todos theMRB, cuyo riesgo actual es o bien “ muy severo ” o “ extremadamente severo ”. A nivel de subcuenca, para aquellos
ubicados en el centro y northernMRB, increaseswere progresiva observada en la tasa de erosión media a finales de este siglo, lo que aumenta el
palabras clave:

La erosión del suelo y la degradación del riesgo de erosión del suelo. En subcuencas bajo mayor en Florida influencia de los Andes, este riesgo se clasifican fi ed como “ moderar ” y se mantuvo así durante
calentamiento global SIG riesgo de erosión del todo el siglo, a pesar del aumento de potencial de lluvia erosiva simulado para estos. En términos anuales, therewas signi fi peralte trendof disminución de erosividad
suelo Andes Tropicales de la lluvia y el aumento de la concentración de lluvia simulada basada onA1B escenario de cambio climático. Debido a que el escenario A1B afecta erosividad de la
lluvia, principalmente durante la temporada de lluvias, lo que provoca un riesgo para la sostenibilidad del medio ambiente y las actividades agrícolas futuras.

© 2016 Elsevier BV Todos los derechos reservados.

1. Introducción recursos en esta región. La población de América del Sur no supere el 10% de la población mundial,
pero de acuerdo con FAO / UNESCO (1990) , Es una de las regiones más ricas en términos de recursos
De acuerdo con el Consejo Alemán sobre Cambio Climático ( WBGU, 1994 ), naturales, que posee el 14% de las tierras cultivables, el 46% de los bosques tropicales, el 31% de los

la erosión del agua, es el tipo más importante de la degradación del suelo en todo el mundo, recursos hídricos, y el 50% de Florida flora y fauna, en todo el mundo.

cubriendo aproximadamente 1.1billionhectares (56% de las áreas agrícolas del mundo). Además, el
científico internacional fi c comunidad reconoce que la erosión del suelo es un grave problema “ La Cordillera de los Andes ” se encuentra en el oeste de América del Sur, formado por
ambiental; Sin embargo, es dif fi culto para determinar su magnitud, así como las consecuencias montañas escarpadas y muy empinada mesetas alivio. los
económicas y ambientales, sobre todo en los posibles cambios climáticos futuros. “ Interandino Valles ” se encuentran entre los estas montañas donde la actividad agrícola ha sido la
erosión agua concentrada en estas áreas se ha convertido en un problema complejo que causa
disminución en la fertilidad tierra vegetal. El presente estudio se llevó a cabo en la cuenca del río
De acuerdo a Benites et al. (1993) , La erosión del suelo en Argentina, Bolivia, Mantaro, uno de los más productivos del Perú “ cocina interandino ” zonas. Según el Instituto Geofísico

Brasil, Chile, Paraguay y es responsable de un promedio de 46% de la extensión total de los suelos del Perú ( IGP, 2005 ), El río Mantaro se considera una de las más importantes ríos de los

degradados por diferentes agentes de erosión. De acuerdo con la Agencia de Desarrollo de las tierras PeruvianAndes, debido a su capacidad de generación de electricidad y la producción agrícola y

agrícolas de Japón ( JALDA de 2003 ), La productividad agrícola en América del Sur ha disminuido ganadera.
debido a la erosión del suelo, que se ha acelerado la degradación de los recursos naturales
De acuerdo a Amézquita et al. (1998) , Perú es uno de los Andes

países que han presentado diversos problemas asociados a la erosión, en el que el fi primer intento de
• Autor correspondiente. evaluar su ocurrencia hecho por la
Correos electrónicos: xinox010@gmail.com (SW Correa), crmello@deg.u Florida a.br
Morales et al. (1977) . Desde entonces, había los estudios de Alegre et al. (1990) a Romero (2005) ; Sin
(CR Mello), chou@cptec.inpe.br (SC Chou), niiltcuri@dcs.u Florida a.br (N. Curi),
embargo, ha habido una escasez de investigación dirigido a evaluar el carácter de la erosión del suelo en
norton@purdue.edu (LD Norton).
1 Investigador visitante en la Universidad Federal de Lavras, Lavras, MG, Brasil - Beca CNPq. el país.

el cambio climático acelerado se ha registrado en las últimas décadas. De acuerdo con la IPCC
(2013) , Las tres últimas décadas han sido

http://dx.doi.org/10.1016/j.catena.2016.07.003

0341-8162 / © 2016 Elsevier BV Todos los derechos reservados.


SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124 111

sucesivamente más cálido con respecto a la temperatura superficial del planeta. El aumento de la y 76 ° 40 ' 30 " W, withmost de su área incluida en el Perú de los Andes Tropicales, que constituyen parte
temperatura ha sido verificación fi ed todo el planeta y ha sido mayor en latitudes más altas del de la cuenca del río Amazonas ( Figura 1 una). MRB tiene un área total de 34,544 km 2 y tiene la mayor
hemisferio norte. Esta tendencia al calentamiento 1956-2005 (0,13 [0,10 - 0,16] ° C por década) es casi el densidad de población de la

doble que presenta en los últimos 100 años (1906 - 2005). Esto indica una tendencia clara aumento de la “ Sierra del Perú ”( IGP, 2005 ). El río Mantaro es de gran importancia para el país, ya que produce el
temperatura en las últimas décadas, con 2014 que afirma ser el año más cálido desde que comenzaron 35% de toda la energía eléctrica, así como su potencial para la producción agrícola y ganadera.
los registros de tiempo.
En términos geomorfológicos, MRB se divide en regiones agroecológicas, según IGP (2005) ,
Los cambios climáticos se causingmorewarming en regiones más elevadas que en los inferiores Cuyos nombres tienen origen en la lengua quechua de los incas: “ janca ”(“ blanco ” en referencia a la
debido a la pérdida cubierta de nieve, lo que conduce a una reducción de albedo y aumento de la hielo permanente en las montañas), “ Puna ”(“ el mal que viene de la montaña “),“ Suni ”(“ tierra de ancho “),“
absorción de la radiación solar en la superficie ( Giorgi et al., 1997 ). Así, según Bradley et al. (2006) y Ramírezquechua ”(“ tierra clima templado “),“ yunga ”

et al. (2001) , Varios estudios de modelado y las proyecciones indican glaciares thatmany en altitudes
más bajas de la candisappear Andes completamente en los próximos 20 años, con el punto C 0 ° ( “ valle caliente “) y “ Selva Alta ”(“ selva alta “) ( Figura 1 re). A lo largo del texto, hemos optado por utilizar los
desplazamiento a altitudes más altas. Esta situación coloca a Perú en una condición de alta nombres de la lengua quechua original para evitar malentendidos acerca de sus significados.
vulnerabilidad, teniendo en cuenta que el 70% de los glaciares de las montañas tropicales en el mundo Además de esta división agro-ecológico, MRB también se puede dividir en sub-cuencas, como se muestra
se encuentra en Perú. en Figura 1 do. Los análisis de los resultados se presentarán en ambas escalas espaciales, regiones
agroecológicas y sub-cuencas, ya que diferentes impactos pueden ser causados dadas las diferentes

TheUniversal Pérdida de Suelo Ecuación (USLE), developedby Wischmeier y Smith (1978) , Era un condiciones de altitud existentes en MRB.

pioneermodel en un intento de predecir la erosión del suelo, para producir mapas de riesgo de erosión
del suelo, y para apoyar las prácticas de conservación de suelos. A pesar de la estructura empírica
utilizado en este modelo y en su versión revisada (RUSLE), el modelo se ha aplicado a cuencas o Correa (2015) MRB se describe como parte de la cuenca del río Amazonas, cuya fuente principal es

regiones que tienen restricciones de base de datos para la calibración y validación con otros modelos en el lago Junín. los fi río sección primera Florida OWS del lago de Junín hasta el “ Pongo de Pahuanca ”.

que son tipo basado proceso ( Beskow et al., 2009; Oliveira et al, 2014.; Durães y Mello, 2014; Li et al, La segunda sección Florida OWS de “ Pongo de Pahuanca ” a themouth en el río Apurimac, formando el

2014.; Tang et al., 2015 ). El modelo RUSLE contiene signi fi mejoras de consideración en la estimación de río Ene. En esta sección, tenemos las principales instalaciones hidroeléctricas peruanas ( “ Santiago

los factores pasivos associatedwith la erosión del suelo, especialmente el factor topográfico, y se ha Antúnez Mayolo ” y “ restitución “), conocido como el “ Complejo Mantaro ”.

aplicado al estudio de los efectos del cambio climático sobre la erosión del suelo ( Segura et al, 2014.;
Mello et al., 2015 ). RUSLE es un modelo paramétrico y empírico, basado en las variables más relevantes
para el proceso de erosión hídrica ( Renard y Freimund, 1994 ). Este modelo ha sido ya probado y
validado en varios suelo, clima, y las condiciones de manejo agronómico ( Mitasova et al., 1996; Tiwari et 2.2. Pérdida de Suelo Revisada Ecuación Universal (RUSLE)

al., 2000; Amore et al., 2004; Beskow et al., 2009; Segura et al, 2014.; Li et al, 2014.; Oliveira et al, 2014.;
Tang et al, 2015.; Ochoa et al., 2016 ). La mayoría de estos estudios han mostrado un rendimiento TheUniversal Pérdida de Suelo Ecuación (USLE) es anempiricalmodel para predecir la pérdida

razonable en la caracterización cualitativa del riesgo de erosión del suelo, especialmente cuando se media anual del suelo generada por impacto de la lluvia y de poca profundidad Florida escorrentía

integra en un Sistema de Información Geográfica (GIS), lo que permite mejoras consistentes en su flujo. De acuerdo a Farrish et al. (1993) , La aplicación de esta ecuación en zonas de pendientes

rendimiento. A pesar de las limitaciones con RUSLE, es posible destacar una evolución metodológica pronunciadas tiene limitaciones. De acuerdo a Hoyos (2005) ; Durães y Mello (2014) , Oliveira et al.

asociada con las estimaciones de factores topográficos y el uso de una herramienta de álgebra de (2014) y Mello et al. (2016) la RUSLE es un modelo más adecuado para cuencas que USLE

mapas para superponer las capas de los factores de la ecuación ( Lu et al., 2004; Zhou et al., 2008; Kouli proporcionando revisiones fundamentales para caracterizar el LS factor topográfico. Por lo tanto, la

et al., 2009; Beskow et al., 2009; Parveen y Kumar, 2012; Rodríguez y Suárez, 2012; Segura et al, 2014.; principal ventaja está relacionada con ajustar el factor topográficos para las diversas condiciones de
pendiente, teniendo en cuenta la contribución de aguas arriba a las zonas aguas abajo por medio de
Tang et al., 2015 ).
una Florida Mapa de acumulación de flujo.

El RUSLE se basa en la ecuación USLE, con reformulación de las estimaciones de factores


topográficos según Renard et al. (1997) :

UNA ¼ RK LS CP re 1 Þ

Este estudio tiene como objetivo ofrecer contribución única a la cuenca del río Mantaro, una
cuenca típica situada en los Andes tropicales, cuyos glaciares son altamente vulnerables al cambio donde: A es la pérdida media anual de suelo (t ha - 1 yr - 1), R es la erosividad media anual de
climático. La cuenca es parte de la cabecera de la mayor cuenca del río en elmundo, el río Amazonas. precipitaciones (MJmmha - 1 h - 1 yr - 1), K es el factor de erosionabilidad del suelo (t HMJ -1 mm - 1), LS
A pesar de la dife- corresponde a los factores adimensionales asociados con pendiente de longitud y la pendiente-

fi cultad reconocida con algunas bases de datos debido a la falta de estudios de investigación o inclinación, respectivamente, C y P son factores de la cubierta vegetal y prácticas de conservación de

mínimamente monitoreo hidro-climáticas, los resultados de este estudio tienen signi fi potencial no suelos, tanto adimensional.

puede motivar a otros estudios y alertar sobre el problema de la erosión del agua relacionado con el
cambio climático en una de las regiones más sensibles del mundo desde ambos puntos ambientales y El riesgo de erosión del suelo fue clasificada fi ed de acuerdo con los criterios adoptados por Li et
socioeconómicos de vista. al. (2014) y Tang et al. (2015) , Que se muestra en tabla 1 .

Se entiende que la capacidad de la lluvia para generar la erosión es el principal factor afectados por 2.3. comportamiento de erosividad de la lluvia sobre el vigésimo fi siglo primero en la cuenca del río theMantaro, los Andes
peruanos
el cambio climático, y su simulación muestra un grado razonable de aceptación ( Acercándose, 2001;
Segura et al, 2014.; Mello et al., 2015 ). En este contexto, el objetivo de este estudio fue evaluar el riesgo
de erosión del suelo, en las cuencas hidrográficas theMantaro situado en las PeruvianAndes. Para el cálculo de erosividad de la lluvia (R-factor de), los datos de precipitación fueron simulados
con una resolución temporal de 3 h y la precipitación mensual promedio se utilizaron, en una cuadrícula
con una resolución espacial de 20 kilometros que cubre todo el MRB, un total de 420 puntos ( Figura 1
2. Material y métodos do). Estos conjuntos de datos comprenden la reducción de escala a 20 km de resolución del escenario
global de emisiones A1B HadCM3. Se trata de una reducción a escala dinámica realizada por el modelo
2.1. Características generales de la cuenca del río Mantaro, Andes del Perú climático regional Eta-CPTEC sobre América del Sur ( Chou et al., 2014 ) Para el período de 1961 - 1990,
consideradas como “ clima actual ”,

La cuenca del río Mantaro (MRB) está situado en el centro de Perú, entre las latitudes 10 ° 34 ' 30 " S y
13 ° 35 ' 30 " S y las longitudes 73 ° 55 ' 00 " W y para los periodos de 2011 - 2040, 2041 - 2070 y 2071 - 2099, conocida
SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124

Figura 1. Localización de MRB en la cuenca del Amazonas (a), en el Perú (b), la rejilla para la reducción de escala con el ETA-CPTEC modelo / HadCM3 y sub-cuencas (C), y las regiones agroecológicas (d). 112

como futuro “ intervalos de tiempo ” y estaban disponibles por el “ Centro de Previsão do Tempo e a partir de mediados de este siglo) y el desarrollo de EF fi cientes tecnologías como referencias
clima / Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais ”( CPTEC / INPE) ( Chou et al., 2014 ). El escenario de básicas.
cambio climático, según La cuenca del río Mantaro se encuentra en una región de topografía escarpada y formada por
Nakicenovic et al. (2000) , Describe un rápido crecimiento económico, con poco crecimiento de la valles estrechos. El uso de altas simulaciones espaciales y temporales resolución del clima es
población (se considera que theworld disminución populationwill apropiado con el fin de captar la
SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124 1
13

tabla 1 Sin embargo, sería subestimar el factor R, como la intensidad máxima en 3 h es menor que la
Clasificación del suelo riesgo de erosión fi cación basada en la velocidad de erosión promedio estimado por RUSLE
intensidad de 30 minutos, como originalmente reconocido por Wischmeier y Smith (1978) . Por lo
( Li et al, 2014.; Tang et al., 2015 ).
tanto, es necesario aplicar una metodología complementaria para la estimación de este factor. Sin

La pérdida de suelo (A) (t embargo, no hay estaciones meteorológicas con series históricas en MRB para permitir el estudio de
ha - 1 año - 1) riesgo de erosión
la erosividad de la lluvia después de su concepto original. En este contexto, se aplicó a una relación

segundo 5 Muy bajo existente entre la Modi fi Índice ed Fourier (MFIm), calculado con base en la precipitación mensual
5 - 25 Bajo promedio para cada intervalo de tiempo, y la erosividad de la lluvia mensual promedio (Ec. 6 ). Esta
25 - 50 Moderar
ecuación fue propuesto por Sonder et al. (2002) de los Andes colombianos y itwas aplicado en este
50 - 80 Grave
80 - 150 Muy severo
estudio debido a las condiciones geomorfológicas similares entre las dos regiones estudiadas (tanto

norte 150 extremadamente severo en la Cordillera de los Andes Tropicales).

distribución de la precipitación inmore detalle. Las precipitaciones han recibido contribución de los
efectos orográficos locales que han sido presentados en una baja resolución. Los 20 km de

resolución simulaciones de los modelos Eta eran la más alta resolución de las proyecciones futuras R metro ¼ 161 MFImre Þ 0: 552 re 6 Þ

de cambio climático disponibles en intervalos de tres horas para la región. Esta frecuencia temporal
superior es adecuado para capturar las tasas de fuertes lluvias. Además, las superficies de
Por lo tanto, para cada punto de clima malla de simulación ( Figura 1 c), el R-factor
aproximadamente horizontales de la coordenada vertical de la Etamodel es adecuado para resolver de
se
calculó basándose en el promedio entre los valores generados por las ecuaciones. 5 y 6 . Después
la circulación de aire alrededor steepmountains tales como la Cordillera Andes, como se muestra por Figueroa
de haber calculado el factor R para cada segmento de tiempo, y para cada uno de los 420 puntos,
et al. (1995) . Las simulaciones del clima actual producida por la resolución de 20 km Eta-HadCM3
m
a
p
a
s Con el fin de analizar el comportamiento de erosividad de la lluvia (EI 3h) con el tiempo, prueba de
Mann-Kendall
R ( Mann, 1945 ) Se aplicó para analizar estadísticamente si hay signi fi tendencia no puede en
-
estos
f datos a lo largo del siglo. Por otra parte, también se evaluó el índice de precipitación Concentración
a
(PCI)
c para MRB para este fin, ya que revela el comportamiento de la concentración de las precipitaciones,
t
especialmente
o importante para las regiones con clima estacional o semiáridas.
r

s Su concepto original fue desarrollado por Oliver (1980) en un intento de de fi ne la variabilidad


e
temporal de la distribución de las precipitaciones. Los límites teóricos van desde 8,3 (uniforme régimen
g
e
pluvial) a 100, si la precipitación se concentra en un mes (régimen pluvial irregular). De acuerdo a Mello et
n
e (2015) , El PCI es importante para el análisis del potencial erosivo de la lluvia, ya que puede caracterizar
al.
r
a efecto dinámico más activo del cambio climático en el potencial erosivo de la lluvia, siendo un índice
un
e
complementario. Su cálculo se da por:
n

b
a
s
e

u
n enfoque geoestadístico por kriging ordinario.
han demostrado para captar mejor los valores extremos de precipitación, como mejora sobre el grueso
conjunto de datos disponibles. Esta reducción de escala a 20 kilómetros se ha aplicado para evaluar los
impactos del cambio climático en la producción de energía hidroeléctrica brasileña ( Lima et al., 2014 ).

Es importante destacar que para estimar el factor R para funcionar RUSLE es necesario series de
precipitaciones a largo plazo, por lo menos 20 años ( Mello et al., 2013 ). En este estudio, se ha tenido
en cuenta la serie de tiempo de 30 años entre 1961 y 1990, con el fin de estimar más valores
representativos de R-factor.

Los calculationwas R-factor basado en la EI 3h ya que el factor de resolución temporal más bajo
simulado fue de 3 h. Para esto, se analizaron las siguientes variables: duración del evento, la
precipitación acumulada en el evento, intensidad media de precipitaciones por evento, energía de la
lluvia por la profundidad de la lluvia, la energía total de la lluvia, andmaximum intensidad de lluvia en

3 horas consecutivas. Por lo tanto, las siguientes ecuaciones se aplicaron para EI 3h cálculo ( Wischmeier y
Smith, 1978 ):
X 12
pag i2

yo ¼ 1
PCI%ð Þ ¼ ! 2 100 re 7 Þ
mi do ¼ 0: 1191 þ 0: 0873 Entrar 10 yo t yo t segundo 76 MMH -1 re 2 Þ X 12
pag yo

yo ¼ 1
mi do ¼ 0: 283 I t norte 76 MMH -1 re 3 Þ

donde: p yo es la precipitación del mes i, en mm, obtenido sobre la base de las simulaciones
donde E do es la energía de la lluvia por hectárea-mm (MJ ha - 1 mm - 1) y yo t
climáticas.
es la intensidad promedio de lluvia (mm h - 1). La energía total de precipitaciones durante el período de
la tormenta (E t), en MJ ha - 1, se calcula utilizando la relación siguiente:
2.4. Mapa de suelos para determinar el factor K para MRB, Andes peruanos

Los Leptosoles, que predominan en la región estudiada, son muy pedregoso, puede haber
mi t ¼ mi do PAG re 4 Þ
distrófica (saturación de bases segundo 50%) o eutróficos (saturación de bases ≥ 50%), tiene contenido
medio de arcilla de 23% y tienden a producirse principalmente en pendientes que varían de 20 a 50% ( IGP,
dónde: P es la cantidad total de lluvia en el evento, en mm.
2005 ). La asociación de suelos poco profundos y resultados topografía accidentada en sistemas muy
El factor R, descrito por Renard y Freimund (1994) , consiste en frágiles e inestables y, por tanto, de gran vulnerabilidad a la erosión.
la suma anual promedio de los valores individuales de la IE 30 ' durante largos períodos de tiempo
(minimum15 años para USLE o aplicación RUSLE). Para las condiciones de este estudio, se
Los Regosoles en esta región son de textura media (contenido de arcilla promedio de 20%), más
consideró factor R, en una fi momento en primer lugar, como la suma promedio anual del individuo IE 3h
profundo que los Leptosoles y ocurren en diferentes posiciones topográficas ( IGP, 2005 ). Constituyen
valores, tal como se aplica por
sistema relativamente más estable en comparación con los Leptosoles, la mejor en fi capacidad de
Vrieling et al. (2010) . Por lo tanto, tenemos:
filtración ( IGP, 2005 ). Ellos han limitado potencial agrícola, pero son eficaces en la recarga de aguas
! subterráneas ( IGP, 2005 ).
X norte X metro
remi 3h Þ yo reyo 3h Þ yo

j¼1 yo ¼ 1 j TheCambisols, situado en el easternpart de theMRB, son muy pedregosa en la superficie,


R¼ re 5 Þ
norte textura media (contenido medio de arcilla de 17%) y generalmente se producen en pendientes que
van de 50 a 100% ( IGP, 2005 ). Además, se caracterizan por una profundidad. Por lo tanto, los
donde: R se expresa en MJ mm (ha año h) - 1, m es el número de eventos de precipitación individuales Cambisoles en MRB son muy susceptibles a la erosión. La fertilidad natural del suelo es muy baja, a
en un año dado j, y n es el número de años evaluados, en el presente caso, 30 años (rebanadas de veces con alta saturación de aluminio.
tiempo).
114 SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124

El Ministerio de Agricultura de Perú ( MINAG, 1978 ) Desarrollado una 2.5. LS-factor para la MBR, Andes peruanos

edafológica estudio en zonas con buen potencial agrícola en MRB, conocido como “ Mantaro Valle
Agrícola ”( MRAV). Esta zona tiene suelos apropiados y características climáticas para la actividad TheDigital ElevationModel (DEM) es la referencia básica para estudios relacionados con el LS-factor.
agrícola, que se encuentra en la parte media de la cuenca, con altitudes que van desde 3.200 hasta Para el MRB, los DEMwas basan en “ Shuttle Radar Misión Topográfica ” imágenes (NASA

3.800 m y la topografía varían desde Florida en a ondular con gradientes suaves de magnitud media, y / SRTM), con una resolución espacial de 30 m, y se presenta en Fig. 3 una, aswell como promedio
una precipitación anual que varía entre 670 y 895 mm. Este estudio clasificó los suelos MRAV en seis isoyetas de precipitación anual. autores comoel Moore andWilson (1992) , Hickey et al. (1994) , Bolton et
grupos y subgrupos diferentes. Figura 2 un presenta el mapa de suelos en grupos y subgrupos para al. (1995) , Desmet y Govers (1996) , Mitasova et al. (1996) y
MRAV y Figura 2 b, el mapa de suelos de MRB aplicado en este estudio.

Biesemans (1997) desarrollado Florida algoritmos OW basado en DEM para determinar la superficie
acumulada Florida longitud ow, y por lo tanto, la LS-factor. Estas nuevas relaciones basadas en la Teoría
de alimentación unidad de flujo incluyen la de Florida influencia de Florida convergencia y divergencia

Tablas 2, 3 y 4 muestran, respectivamente, la distribución de tamaño de partícula y los valores de materia flujo. Por lo tanto, el uso de algoritmos associatedwith Sistema de Información Geográfica (SIG), para el

orgánica del suelo para suelos mrav, la permeabilidad y los códigos de la estructura del suelo, lo que permite una cálculo del factor LS, es una gran mejora para la aplicación RUSLE.
estimación de la K-factor basado en las siguientes ecuaciones ( Wischmeier y Smith, 1978 ).

Mitasova et al. (1996) desarrollado una ecuación para estimar la LSfactor con el apoyo de un
SIG, que se aplicó por Pelton et al. (2012) y Ashiagbor et al. (2013) , Incorporando el impacto de

re th th 3:25 s - 2re th th 2: 5 p -re3 Th?


K¼½ d 2: 1 M 01:14 10 - 4 12 - SOM Florida ow convergencia, en sustitución de la longitud de la pendiente (L) por el área afluente aguas arriba
100 por unidad de ancho. El concepto de contribución área requiere la generación de un acumulado Florida
0: 1318 re 8 Þ
Mapa de flujo. Para cada píxel, la pendiente, la

Florida dirección ow y la cantidad de acumulada Florida líneas OW aguas arriba de ese pixel, se calculan.
Por lo tanto, la metodología aplicada en este estudio para obtener el LS-factor basado en DEM fue el
donde: K es el factor de erosionabilidad del suelo (t · h · MJ -1 · mm - 1); SOM se corresponde con el
desarrollado por Pelton et al. (2012) , Con el apoyo de álgebra de mapas, lo que permite la aplicación de
contenido de materia orgánica del suelo (%); s es el código de la estructura del suelo; p es el código de
la ecuación desarrollada por Mitasova et al. (1996) :
la permeabilidad del suelo; y M es el factor calculado como el producto de las fracciones de tamaño de
partículas del suelo entre 0.002 y
0,1 mm, por la siguiente ecuación: metro norte
reFlowaccumulation Th? retamaño de celdaÞ Pendientere pecadoÞ
LS ¼ metrore þ 1 Th?
22:13 0: 0896

METRO ¼½ 100 -% arcilla ½% limo þ% veryfinesand re 9 Þ re 10 Þ

Figura 2. Mapa de suelos en grupos y subgrupos para MRAV (a) y el mapa de suelos para MRB, Andes del Perú (b).
SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124 115

Tabla 2 Tabla 4
distribución de tamaño de partículas (%) y SOM (%) para suelos mrav. Fuente: MINAG códigos estructura del suelo.

(1978) .
Los límites de

Serie Grupo Subgrupo arcilla arena Limo SOM Estructura de clase de código tamaño (mm)

Huancayo hn 1 III una 51.8 15,2 33,0 2,0 4 Platy, prismática, columnar, blocky y granular muy gruesa norte 10

Chamiseria Cha2 VI una 34.8 23,2 42,0 4,3


Azapampa aa 3 VI re 24.8 30,2 45,0 3,0 3 granular medio y grueso 2 - 10
palian 4 pl VI re 50.8 14,2 35,0 2,2 2 granular fino 1 -2
San Pedro Pd 5 IV una 66.8 10,2 23,0 1,9 1 Muy fi ne granular segundo 1

Sapallanga Sp6 III una 50.8 17,2 32,0 1,7


Maravilca mi 7 yo do 58.8 8,2 33,0 1,1
Huayao Ha 8 IV una 40.8 18,2 41,0 3,4
Estimación del factor promedio anual C se llevó a cabo basado en la descripción de diferentes
Guaynacapa Hc 9 VI re 60.8 9,2 30,0 2,9
tipos de vegetación existentes en MRB, que se muestran en Fig. 3 re. Tabla 5 muestra los usos del
Apata ap 10 III segundo 70.8 4,2 25,0 1,1
suelo y los valores del factor C adoptados para MRB basado en la investigación publicada.
Huacho él 11 VI do 22.8 26,2 51,0 6,1
Huachac hua 12 IV do 47.2 22,6 30,2 3,2
Pilcomayo Py 15 yo una 26.6 46,4 27,0 2,3 De acuerdo a McCool et al. (1987) , El P-factor es menos fiable y
Seco SE 16 III una 38.6 14,4 47,0 1,5
representa la forma en la superficie de Florida uye la hidráulica Florida flujo y se incorporó a themodel
Yanamuclo YM 17 III una 37.0 23,4 39,6 2,1
San Jerónimo je 18 17,8 29,6 2,1
para volver Florida ect la conservación de suelos edáficos prácticas andmechanical. En MRB, no hay
III una 52.6
Hualhuas 19 hs III una 47.4 19,0 33,6 2,3 ninguna referencia acerca de las prácticas de conservación que se han adoptado, además del hecho
Huamancaca hu 20 yo una 30.2 39,4 30,4 1,1 de que en la mayor parte de la cuenca, el pastoreo extensivo es frecuente. Por lo tanto, en este
Ahuac ah 21 V segundo 26.6 37,8 35,6 1,2 estudio, se adoptó el valor más crítico (1), lo que significa que no hay prácticas de conservación, MRAV
Mantaro ma 22 II segundo 60.8 9,2 30,0 3,6
incluido.
chicche chi 23 VI una 40.6 13,2 46,2 6,4
Orcotuna o 25 yo una 30.6 29,4 40,0 3,0
Chupaca Chu 26 III do 31.6 33,4 35,0 2,3
PanCAN PN 27 III una 24.8 30,2 45,0 1,9
Paucar Pr 28 V do 31.8 23,3 44,9 4,6 3. Resultados y discusión
Jauja ja 29 IV segundo 8.8 42,2 49,0 1,1
Yauli ya 30 III segundo 46.8 19,2 34,0 1,6
3.1. el comportamiento espacial y temporal de la precipitación inMRB erosividad, PeruvianAndes
Huertas 31 hr III una 39.8 21,2 39,0 1,4
Mito mo 32 II segundo 30.0 15,5 54,5 1,6
La Libertad ll 40 IV 31.7 25,2 43,1 4,6
segundo
Los mapas del factor R y de las diferencias espaciales entre los intervalos de tiempo consecutivos se
Sicaya Si 42 III mi 46.7 21,2 32,1 2,1
hicieron y que permiten comprobar cómo los comportamientos R-factor en todo el siglo 21, lo que significa
Concepción co 48 VI una 42.8 19,2 38,0 2,9
cómo el poder de la erosión de lluvia se verá afectada por los cambios climáticos de acuerdo con A1B
Quispic Qu 49 V una 38.8 18,5 42,7 1,5
Jallanna jm 50 III segundo 55.8 15,2 29,0 3,2 escenario y la simulación del modelo HadCM3-ETA / CPTEC. Estos mapas se presentan en Fig. 4 (una -
Lunahuaná Lu 51 VI una 58.8 17,2 24,0 5,9 presente climático; b - 2011 - 2040; c 2041 - 2070; d - 2071 - 2099). Para la presente climático, hay una
cunas Cu 52 III mi 53.8 17,2 29,0 6,4 tendencia de mayor R-factor en las regiones central y noroeste
Palias Pa 53 VI mi 66.8 7,2 26,0 4,0
de MRB, aunque hay zonas con mayores valores en el este, como en la región agroecológica “ Selva
San Luis Ls 54 VI mi 52.8 9,2 38,0 5,6
Alta ”. valores de R-factor se sub-divide en intervalos, predominando valores entre 1.500 y 2.000 MJ

mm (ha hy) - 1 para MRB, aunque existen regiones con valores norte 2500 MJ mm (ha hy) - 1, especialmente en
la zona central de la cuenca ( “ yunga ”,“ quechua ” y “ Puna ” regiones agroecológicas). En un contexto
espacial sub-cuenca, los valores simulados más altos se asocian con sub-cuencas (from12
donde: [Acumulación de flujo] · [Tamaño de celda] corresponde a la zona afluente aguas arriba por
unidad de anchura (m); (Pendiente) es la pendiente en grados; m y n son coef empírica fi coeficientes que a 19, ver Figura 1 c) situado en la región central del este. Sin embargo, el mayor potencial de lluvia
dependen de Florida tipo ow, para lo cual se utilizaron los valores de 0,4 y 1,4, respectivamente ( De Kort, erosiva se simuló para la sub-cuenca del Viscatan ( № 22, situada en “ Selva Alta ” región
2013 ). Fig. 3 b presenta el mapa de pendientes y Fig. 3 c, el acumulado Florida ow para MRB, que agroecológica), lo que puede explicarse basado en el clima más cálido y húmedo de esta región
corresponde a los mapas de base para la obtención de la LS-factor. De acuerdo a agroecológica (altitud segundo 2000 m), que se encuentra dentro de la región selva tropical del
Amazonas ( Mello et al., 2013 ). El análisis de la secuencia de mapas en Fig. 4 , Es evidente una

De Kort (2013) , El RUSLEmodel, sobre la base de este enfoque para el LS-factorial, se clasifica fi ed predicción de la reducción del factor R durante el siglo largo de la mayor parte de MRB, mostrando

como “ RUSLE3D ”. una tendencia a la reducción de potencia de lluvia erosiva si una escala de tiempo anual es de
tenerse en cuenta.

2.6. C- y P-factores de determinación para MRB, Andes peruanos

El factor C se refiere al efecto de la cubierta en la reducción de la erosión del suelo. Así, en


RUSLE, tiene valores entre cero (0) y un (1), y el último corresponde a las áreas sin vegetación (suelos
desnudos). Con el aumento de la densidad de la vegetación, el valor C tiende a disminuir, Evaluar el comportamiento R-factor a diferencias espaciales consecutivas entre segmentos de
reduciendo el efecto de las gotas de lluvia en el suelo. tiempo, se puede observar que los sub-cuencas “ Santa Ana ”,“ alloc Huarco ” y “ youli ”( № 5, 6 y 7 -. Figura
1 c) mostraron una tendencia de

Tabla 3
códigos suelo permeabilidad.

Código clasificación fi catión Distribución de tamaño de partícula Saturada de conductividad hidráulica (cm / h)

6 Muy lento arcilla limosa, arcilla segundo 0,125

5 Lento Limosa, arcillosa arcilla, arcilla arenosa 0,125 - 0.5


4 moderadamente lenta franco arcillo arenoso, franco arcilloso 0.5 - 2.0
3 Moderar Franco, franco limoso 2.0 - 6.0
2 moderadamente rápido arcilla arenosa, franco arenoso 6.0 - 12.5
1 Muy rapido Arena norte 12.5
116 SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124

Fig. 3. Modelo de Elevación Digital (DEM) (a), mapas de pendiente (b), acumulado Florida ow (c) y uso de la tierra (d) para MRB, Andes peruano.
SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124

Tabla 5
Uso de la tierra y los respectivos valores de C-factores para MRB.

Uso del suelo Referencia La cubierta vegetal % de cobertura C-factor de

Tierra agricola Delgado y Vasques (1997) 0.45


Agricultura / maderas secundarias Delgado y Vasques (1997) 0.93
humedal IGP (2005) Plantas herbáceas 80 0.12
Wet Mountain Grove IGP (2005) 75 - 40, 90 - 70 Carolina del Norte 0.20
Húmedo Templado Scrubland IGP (2005) matorral 60 0.38
Semiárido templado Scrubland IGP (2005) matorral 40 0.90
Semi-caliente Sub-húmedo Scrub IGP (2005) matorral 60 0.38
Templado subhúmedo Scrub IGP (2005) matorral 20 0.20
Nival (glacial) IGP (2005) 1.00
Alto Prado Andino IGP (2005) Plantas herbáceas 20 0.00
Tundra IGP (2005) Plantas herbáceas 40 0,30 117

consecutivos R-factor aumenta más del vigésimo fi siglo primero, siendo más expresa en las más mayor altitud. Este efecto ha sido cada vez más intensi fi ed en zonas de glaciares tropicales en todo el
recientes intervalos de tiempo. “ cunas ” sub-cuenca ( № mundo, principalmente en los Andes tropicales.

13 - Figura 1 c), mostró una disminución en la transición de la presente climático para el fi intervalo de Los mayores descensos entre períodos consecutivos de lluvia erosiva potencial de tener lugar en
tiempo primero ( Fig. 5 a, b); Sin embargo, desde este último hasta el final del siglo, hay aumentos la transición desde el actual clima para el

consecutivos que son norte 10% en relación con la presente climático. el signi fi aumento no puede en fi intervalo de tiempo en primer lugar (2010 - 2040), a excepción de “ janca ” agroecológica región y en
los valores de R-factor para el Norte, que pasa por el MRB Central y del sudoeste, desde la segunda a la las sub-cuencas mencionadas situadas en el norte de MRB ( Fig. 5 segundo). “ Selta Alta ” región
tercera divisiones de tiempo, con impactos en “ ichu ” (precisamente Viscatan sub-cuenca) presenta la mayor reducción (9% menor que la observada para
presentar climático). Por otra parte, por MRB en su conjunto y también para “ sunita ”,“ quechua ” y
( № 21), “ Huarpa ”( № 23), “ Achamayo ”( № 12), “ Shullcas ”( norte o 14) y

“ Viscatan ”( № 22) subcuencas, también es digno de mención. Estos sub-cuencas presentado este “ yunga ” regiones, hubo una mayor disminución en R-factor relativo a la presente climático a finales de
aumento en el comportamiento en comparación con otras áreas ofMRB ya que en una gran área de siglo, aunque a un ritmo más lento en el análisis de los dos últimos intervalos de tiempo. Sin embargo,
theMRB, tales como el centro sur, presentaron reducciones consecutivas R-factor. Esta tendencia en “ janca ”,“ Puna ” y, de forma más consistente, en “ Selva Alta ” regiones agroecológicas, hay un
prevaleciente de la reducción potencial erosivo gradual durante todo el siglo se debe principalmente a aumento del potencial de lluvia erosiva en el corte de la última vez (2071 - 2,098) en comparación con la
una reducción de la precipitación total a través del lavabo, simulado basado en el cambio climático anterior, similar a la que se encontró para las sub-cuencas en el norte de MRB.
escenario A1B por Eta-CPTEC / modelo HadCM3.

La erosión del suelo en las montañas más altas del planeta se puede generar no sólo por la Un análisis de la tendencia temporal de la erosividad de las precipitaciones anuales dada por EI 3h

precipitación (erosión del agua), pero alsoby la nevada accumulatedover el suelo, que incluye y los índices de PCI, por MRB como un todo, propuesta por el promedio de todos los puntos de la

avalanchas y fenómenos snowgliding. Ambos factores activos han sido poco estudiados debido a la cuadrícula de simulación, es importante demostrar si estos índices presentarán signi fi tendencia peralte

di fi cultades para implementar áreas experimentales para fi eldmonitoring. Meusburger et al. (2014) estudió (positiva o negativa) a lo largo del siglo 21. Para eso, se aplicó tendencia graphicswere desarrollado
la nieve deslizándose la erosión mediante el control de un punto de inflexión en los Alpes suizos junto prueba andMann-Kendall para las variables citadas ( Fig. 6 ). Un negativo y signi fi tendencia estadística no

con la aplicación del modelo RUSLE. Como sabemos, RUSLE es capaz de estimar la erosión puede por la prueba de Mann-Kendall (MK) a una signi fi nivel cance de 5% (z = - Se obtuvieron 3,68). El

causada por las gotas de lluvia. Los autores citados obtuvieron una muy buena correlación entre la comportamiento opuesto se pudo encontrar para PCI. La serie temporal para la ICP mostró una

erosión de la nieve delta y los resultados estimados por RUSLE, demostrando que aunque este significación fi no puede tendencia ascendente, según la prueba de MK (z = 3,88). Por lo tanto, hay una

modelo no había sido diseñado para correr por otros factores activos, como la nieve o el viento, sus clara tendencia a la baja en la erosividad de las precipitaciones anuales inMRB basado en anannual

salidas han sido plausible para ambos patrones y pérdidas de suelo cuantitativos. escala. Sin embargo, parece que hay un aumento de su variabilidad en el tiempo, sobre todo a partir del
segundo segmento de tiempo, lo cual es una característica importante de los efectos del cambio climático

en los patrones de lluvia. Más allá de esto, la estadísticamente significativa fi-

Meusburger et al. (2014) llevado a cabo su estudio en una cuenca montañosa templada, inwhich
nevadas es responsable del 30% de la precipitación anual. Para PeruvianAndes, un sistema aumento no puede en PCI muestra un importante incremento del potencial erosivo durante la estación

Highmountain tropical, la nevada es mucho menor que en los Alpes y las simulaciones del clima lluviosa del año, como fue reportado por el sureste de Brasil por Mello et al. (2015) . Además, la

demostró que el clima en MRB durante el siglo 21 tiende a ser más seco que en la actualidad. Esto concentración de la precipitación puede significar un aumento en el poder erosivo durante la época de

significa que la erosión del suelo causada por el deslizamiento de nieve o avalanchas en esta cuenca, en lluvias o incluso para eventos de precipitación aislados, incluyendo las sub-cuencas, con una marcada

el futuro, tiene una baja probabilidad de ocurrencia. Así, el modelo RUSLE es la herramienta más reducción en la erosividad de la lluvia. Estas consideraciones deben ser analizados en forma conjunta
cuando se trata de los efectos del cambio climático en el poder erosivo de lluvia, ya que existe una
indicada para estimar el comportamiento de erosión del suelo en MRB para los climas presente y futuro
considerable incertidumbre asociada a estos indicadores en virtud de la Florida influencia del
como el principal factor activo para la erosión del suelo en esta cuenca está la precipitación.
calentamiento global.

R-factor a presentar rebanadas clima y tiempo simulado para cada regiones agroecológicas y 3.2. Distribución espacial de factores pasivos RUSLE de MRB, Andes peruanos
cuanti sub-basinswere fi ed aswell como las diferencias porcentuales consecutivos a lo largo del siglo

21. Estos datos fueron presentados en gráficos de columnas que permiten comparar numéricamente En este tema, se presenta la distribución espacial de los elementos pasivos RUSLE, beginningwith el LS-Factor,
las regiones y sub-cuencas a lo largo del siglo 21 ( Fig. 5 ). Las sub-cuencas que fueron más afectadas whichwas developedwithbasis en RUSLE3D de MRB. Los mayores valores de este factor son en la región eastcentral
fueron en altitudes más altas, tales como los situados en el norte ( № 1 a 9, Figura 1 c), presentó una de la cuenca ( Fig. 7 a), especí fi camente en “ San Fernando ”,“ Pariahuanca ”,“ Huanchuy ”,“ Paraiso ”,“ Viscatan ”
tendencia R-factor de aumento. Este comportamiento está relacionado con el aumento de la subcuencas y en la parte sur de “ microcuencas
precipitación total con el intensi fi cación del calentamiento global y el aumento de la velocidad de ” sub-cuenca (ver Figura 1 do). En términos del porcentaje del área de gama MRB, LS-factor de 5 a 50,
fusión capa de hielo permanente, moviendo la línea de congelación (0 ° C) a una lo que representa 58% de la superficie de la cuenca. Los valores correspondientes a la media y
SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124

Fig. 4. mapa factor R para el actual clima (a) y el comportamiento espacial de los cambios para intervalos de tiempo consecutivos (b, c, d) simulados para el siglo XXI en MRB, Andes peruano. 118
SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124 119

Fig. 5. Las precipitaciones potencial erosivo (factor R) para MRB regiones agro-ecológicas y subcuencas, en Andes peruana, a lo largo del vigésimo fi siglo RST (a), y su variación con relación al período anterior (b).

mediana son, respectivamente, 24,34 y 13,07. Basado en thismap, theMRB es muy vulnerable a la el transporte de sedimentos ( Wischmeier y Smith, 1978 ). Por estas condiciones, la conservación ligada al uso del
erosión del suelo, ya que este factor determina condiciones de escurrimiento, especialmente su suelo y la protección de la superficie son claves para reducir el riesgo de erosión del suelo.

velocidad y capacidad hidráulica de canales para

Fig. 6. distribución temporal de potencial erosivo precipitación anual (EI 3h) ( a) y del índice de precipitación Concentración (PCI) (b) de MRB, Andes del Perú, a lo largo del siglo 21.
120 SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124

Fig. 7. Mapas de LS-factor de (a), el factor K (MRB destacando suelos mrav) (b) y CP-factor de (c) para MRB, Andes peruano.

El mapa factor K, lo que demuestra la erosión towater la vulnerabilidad del suelo natural, también MRB. Es posible observar que theMRAV región tiene valores relativamente altos, que se calcula en

se desarrolló. Sobre la base de este mapa, podemos ver las sub-cuencas y regiones agroecológicas de base al promedio ponderado de las áreas de producción del Valle y en todo el año, como los usos de

MRBwith mayor vulnerabilidad a la erosión sobre la base de la erosionabilidad del suelo. Esta la tierra son en su mayoría tubérculos, verduras y cereales, y, por tanto, una mayor exposición de los

información especie es importante ya que ayuda a apoyar la toma de decisiones relacionadas con el suelos durante gran parte del año. En subcuencas ubicadas en altitudes más altas de MRB hay

uso y manejo del suelo. Este mapa se muestra en Fig. 7 b para el MRB, con un zoom de MRAV. Sus valores relativamente menores (0,13 a 0,2), como usos de la tierra predominantes son “ Tundra ” y “ Alto

valores varían de cero (cuerpos de agua) a 0.095, esta última calculada para suelos mrav donde hay un Prado Andino ”, que son plantas herbáceas y hierba vegetationwitha impacto buena capacidad

predominio de los valores norte 0,055. En la mayor parte de MRB, los valores son menores que 0.045, tomitigate gota de agua, la reducción de la vulnerabilidad de los suelos a la erosión. Itwas también

que se calcula de acuerdo con la información de suelos recomendado por FAO-PNUMAUNESCO (1980) observaron que en las zonas altas del oeste de MRB, hay valores CP-factor de mayores, en los que la
y FAO / UNESCO (1990) , Basado en themain propiedades suelos ( IGP, 2005 ). Los suelos previamente vegetación de tamaño pequeño se asocia con la acumulación de biomasa reducida debido a bajas
forMRB información incluyen suelos con textura que van frommedium de arena, poco profunda, y la temperaturas que restringen el desarrollo de la vegetación, y, en consecuencia, reducir la protección
baja fertilidad natural, lo que indica una alta vulnerabilidad a la erosión, principalmente para Leptosoles del suelo contra impacto de la lluvia.
y Cambisoles, que ocupan predominantemente Yunga y la puna regiones ambientales y vecinales
subcuencas de San Fernando. Sin embargo, es importante destacar las diferencias cualitativas entre las
bases de datos disponibles para los suelos MRB en relación a las disponibles para MRAV. Estos últimos
proporcionan mucha más información relativa a la erosionabilidad del suelo.

3.3. La erosión del suelo mapas de riesgo de MRB bajo los efectos del cambio climático, los Andes peruanos

CP-factor es otro elemento pasivo RUSLE muy importante para entender la vulnerabilidad de la
cuenca a la erosión hídrica como se pone de manifiesto cómo se han utilizado en la actualidad los suelos, Usando álgebra de mapas, RUSLE3D fue atropellado el MRB comparando la capa factor R para el
y ayuda a explicar la mayor parte de las tasas de erosión del suelo estimadas por el RUSLE. Su actual clima a los 3 segmentos de tiempo simulados basado en A1B escenario de cambio climático
distribución espacial se presenta en themap de la Fig. 7 do. En thismap, los valores van de cero (0) para ( Fig. 8 ). Un promedio de 48,5% de las áreas con riesgo de erosión se clasificaron fi ed como “ Muy
los cuerpos de agua donde no hay erosión, a una (1) para suelos desnudos, como se puede observar en severo ” y “ extremadamente grave ” podría ser foundwith las simulaciones, tanto inMRB y inMRAV,
las zonas en el este y sur de demostrando que la cuenca es muy vulnerable a la erosión del suelo por las actuales condiciones
climáticas. Las áreas con mayor erosión riskwere encuentran
SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124 121

Fig. 8. La erosión del suelo mapas de riesgo de MRB para el clima actual (A) y para los intervalos de tiempo simulados (2010 - 2040 - b; 2041-2070 - do; 2071 - 2098 - d).
SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124

en la parte este-central de la cuenca, que tenía el mayor factor R ( Fig. 4 a), LS-factor de ( Fig. 7 a), y Los resultados obtenidos en este estudio produjeron una vista espacial, en escalas regionales y
signi fi cant-áreas de suelo desnudo ( Fig. 7 do). Sólo un pequeño porcentaje de theMRB se simularon sub-cuenca, de la dinámica de la pérdida de suelo por la erosión de agua en MRB hasta el final del
para aumentar el actual riesgo de erosión del suelo debido a los posibles cambios climáticos, siglo 21. riesgo de erosión del suelo puede ser evaluada con base en el escenario A1B cambio
habiendo sido estimado con incrementos de 0,3%, 3,9% y 7,4% del área MRB para intervalos de climático simulado por Eta-CPETC / HadCM3model. Sin embargo, se observa que los impactos del
tiempo 2010 - 2040, 2041 - 2070 y 2071 - 2,098, respectivamente. Las áreas que habían simulado cambio climático se analizaron sólo en el contexto del factor de erosión activa (lluvia) y que los otros
aumento sobre pasado la erosión del suelo asociados con riskwere “ Vilca ” sub-cuenca, y partes factores no se han cambiado debido a la dif fi cultad de diseñar escenarios realistas de uso del suelo a
inferiores de la “ Yauli ”,“ Santa Ana ” y “ atoc Huarco ” sub-cuencas (ver Figura 1 c), como resultado de lo largo del siglo 21, ya que no hay planes maestros y / o zonificación ecológica-económica de la
incrementos consecutivos en el potencial de lluvia erosiva en estas sub-cuencas ( Fig. 4 ). cuenca o incluso para el Perú. Además, la aptitud agrícola en la cuenca está asociada con el
pastoreo extensivo y es muy poco probable que un cambio importante, en términos espaciales, se
producirá dentro de este contexto, el uso del suelo. Más allá de este aspecto, hay que destacar que
la base de datos pedológico no es, en términos cualitativos, throughoutMRB homogénea,
Una disminución continua se puede ver en la pérdida media anual de suelo hasta el final del withMRAVbeing la única región de la cuenca con una mejor información recogida en el fi nivel de
siglo en todas las regiones agroecológicas y subcuencas, a excepción de “ SelvaAlta ”, que, en el campo. Por lo tanto, el factor K asociado a la vulnerabilidad de la erosión del suelo no proporciona el
último período tuvieron un ligero aumento del riesgo en comparación con el período anterior ( Fig. 9 a, grado deseado de fiabilidad ya que se infiere sobre la base de información de suelos tablas
b). Como se mencionó, casi todo el MRB, por el clima actual, presenta una “ extremadamente severo ” riesgofromFAO. Además, el análisis de R-factor puede tener un error de estimación considerable, aunque
de erosión. Sin embargo, el espacio, hay diferencias importantes de comportamiento. En el contexto la tendencia general ha sido capturado basado en el escenario A1B, lo que indica la disminución del
de las regiones agroecológicas, “ janca ”,“ quechua ”,“ yunga ” y “ Selva Alta ” también tienen esta misma poder erosivo precipitaciones. La incertidumbre asociada a la Rfactor está vinculado también al
calificación de riesgo, mientras “ Suni ” y “ Puna ” tener un “ muy severo ” riesgo. El examen de los hecho de que no existe una base de datos de pluviográfica satisfactoria para la cuenca, lo que

resultados a nivel de sub-cuenca, las situadas en el norte de MRB ( “ ichu ”,“ San Juan ”,“ Conocancha ”,“ Quisualcanchapermitiríaestablecer una relación más fiable entre erosividad de la lluvia y otros
indicadores ” y “ Chinchaycocha “) han predicho una “ grave ” riesgo, mientras “ Colorado ” sub-cuenca tiene una “ moderelacionadosar con el comportamiento de la precipitación.

riesgo para el clima actual. Estos sub-cuencas son aquellos para los que riskwas encontró el menos erosión,
tanto para el presente y para el futuro; sin embargo, este fue ligado principalmente a la conducta de CP-
factor, que es baja para estas sub-cuencas donde el uso de la tierra es predominantemente dominada por Otros factores pasivos (cobertura del suelo y las prácticas de cultivo) también serán afectados por el

tundra ( Fig. 7 do). Para sub-cuencas en MRB oriental ( “ Huanchuy ”,“ Pariahuanca ”, cambio climático; Sin embargo, la identificación fi cationes y especialmente themeasurement a largo
plazo de estos factores son muy incierto. De acuerdo a Mello et al. (2015) , La siguiente pregunta se
“ San Fernando ”, “ Shullcas ”, “ Upamayu ” y destacan en este sentido: ¿cuáles son los efectos del aumento de CO atmosférico 2
“ microcuencas “), el riesgo de erosión fue clasificada fi ed como “ extremadamente severo ”

tanto para clima actual ya lo largo del siglo 21, que se asocia principalmente con el LS- y concentración en el comportamiento fisiológico de las plantas y su impacto en la cobertura de la
CP-factores. En general, los principales suelos en estas sub-cuencas son los Leptosoles ( Figura 2 b) tierra? Además, lo que el uso del suelo son posibles escenarios para el MRB sin tener planes
y teniendo en cuenta su baja profundidad efectiva, baja fertilidad natural del suelo y muy ondulada a directos y zonificación ecológica-económica y / o agro-climatológicos? Además, ¿cuáles son los
cuestas montañosas, es fácil comprender su alta susceptibilidad de erosión. En las sub-cuencas “ Achamayoimpactos onmineralization de la materia orgánica del suelo y la biota y sus efectos sobre la
”,“ Yacuy ” y “ Paraíso ”, el riesgo actual es “ extremadamente severo ”, pero a lo largo del siglo, que se susceptibilidad a la erosión del suelo? Se puede observar que la interacción de todos estos factores
reduce a “ muy severo ”, debido al efecto de la reducción de la erosión potencial de lluvias en estas hace predicción futura altamente compleja e incierta. Incluso frente a estos problemas mencionados,
sub-cuencas. el presente trabajo consiste en un esfuerzo pionero de los Andes del Perú y de los Andes tropicales,
ya que trae una

Fig. 9. distribución media anual pérdida de suelo para las regiones agroecológicas (A) y sub-cuencas de MRB (b) y sus respectivas variaciones en relación con el segmento de tiempo anterior (c, d). 122
SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124 123

Bradley, RS, Vuille, RM, Díaz, H., Vergara, W., 2006. Amenazas towater suministros en el trop-ical
única y significante fi no puede contribución que se puede utilizar para guiar el desarrollo económico
Andes. Ciencia 312, 1755 - 1756.
MRB más del siglo XXI.
Chou, SC, Lyra, A., Gomes, JL, Marengo, JA, Alves, LM, 2014. Modelos Climáticos
Regionais Futuros. En: (Eds.) Lima, M., Collischonn, W., Marengo, J., Efeitos das Mudanças CLIMATICAS na
geração de Energía Eléctrica. AES Tietê, Brasil (ISBN 978-8568717-00-4 423p.).
4. Conclusiones
Correa, SW, 2015. Erosão hídrica do Pará en solitario una bacia do rio Mantaro, Perú, considerando
possíveis Mudanças Climáticas (tesis) de la Universidad Federal de Lavras, Brasil (en portugués).
El análisis del comportamiento de las precipitaciones erosividad espacial y temporal mostró que
existe una tendencia a la baja durante el siglo 21 en casi todos theMRB como resultado de la disminución De Kort, A., 2013. Evaluación de la erosión del suelo en las zonas de tierras secas de Bolivia Uso de la RUSLE

de las precipitaciones proyectado por la reducción a escala dinámica de la carrera HadCM3 para el Modelo 3D (Proyecto Fin de Carrera) Física del Suelo y el Grupo de Gestión de Tierras. Maestría en Ciencias de la
Tierra Internacional y Gestión del Agua de la Universidad de Wageningen, Países Bajos, p. 61.
escenario de cambio climático A1B usando el Eta-CPTEC modelo climático regional en una resolución de
20 km. A nivel espacial sub-cuenca, encontramos aumentos sucesivos para el factor R para los situados Delgado, F., Vásquez, L., 1997. Modelo Índice de Productividad Aplicado a Sistemas Para La
en las partes del norte y el sur-central de la MRB, bajo el fuerte en Florida influencia de los Andes. Evaluación y Clasi fi cación de Tierras Agrícolas y Prioridades de Conservación de Suelos en Áreas Montañosas Tropicales. Un Enfoque
Metodológico. Serie Suelos y Clima N ° SC-73. CIDIAT. Mérida, Venezuela, p. dieciséis.
Aunque la prueba de Mann-Kendall tuvo disminución estadística FUNDACIÓN erosividad de las
precipitaciones anuales a lo largo del siglo 21, hubo un significante fi aumento en la variabilidad de los
Desmet, PJJ, Govers, G., 1996. Un procedimiento de SIG para el cálculo automático de la USLE LS
datos no puede, sobre todo después del año 2040 (segunda división de tiempo). También en el contexto FACTOR con unidades de paisaje topográficamente complejas. J. Soil Water Conserv. 51 (5), 427 - 433.

de los efectos sobre el comportamiento de las precipitaciones, hubo un significante fi aumento de peralte
Durães, MF, Mello, CR, 2014. índice de alteración Hydrosedimentologic aplica a agua-
en índice de PCI durante el siglo 21 por la prueba de Mann-Kendall, lo que significa que hay una
cobertizos de estado de Minas Gerais. Cienc. Agrotecnol. 38, 61 - 67. http://dx.doi.org/10.1590/
tendencia al aumento de la concentración de las precipitaciones, que puede promover un aumento del S1413-70542014000100007 .
potencial de erosividad de la lluvia, principalmente durante la época de lluvias (verano), aunque este FAO / UNESCO, 1990. Líneas Guía para la descripción del suelo. Organización de la Agricultura y la Alimentación

efecto es reducida a una escala de tiempo anual. las Naciones Unidas (FAO), Roma, Italia, p. 69.
FAO-PNUMA-UNESCO, 1980. Metodología provisional para la Evaluación de la
degradacion de los suelos. Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Agricultura y la
Alimentación (FAO), Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Organización de
TheMRB riesgo actual para los erosionwas clasificación fi ed como “ extremadamente severo ”
las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Roma, Italia, p. 86.

y se asoció con la vulnerabilidad del suelo y el uso de la tierra, y nos modela como si la tierra usewould Farrish, KW, Adams, JC, Thompson, CV, 1993. prácticas de conservación de suelos en clara
siguen siendo los mismos hasta el final de esta throughoutmost de la cuenca siglo. Sin embargo, en el forestales en Lousiana. J. Soil Water Conserv 48 (1-4), 136 - 139.
Figueroa, SN, Satyamurty, P., Dias, PLS, 1995. Las simulaciones de la circulación verano
nivel de escala de sub-cuenca, especialmente los situados en el norte de MRB, hay una “ moderar ” a “
sobre la región de América del Sur con una ETA coordinar modelo. J. Atmos. Sci. 52, 1573 - 1584.
grave ” riesgo, incluso teniendo una tendencia hacia un aumento de la potencia de lluvia erosiva, debido
a la mayor protección ofrecida por la tundra. Incluso con la tendencia a la baja en el factor R a lo largo Consejo Asesor Alemán sobre el Cambio Global (WBGU), 1994. Mundo en Transición - la
de este siglo, MRBwill seguir siendo muy vulnerables a la erosión y las estrategias especiales para la Amenaza para los suelos: 1994 Informe Anual. Hüthig Pub Ltd, p. 252.
Giorgi, F., Hurrell, JH, Marinucci, MR, Beniston, M., 1997. la dependencia de la elevación
protección del suelo debe ser desarrollado.
superficie de las señales del cambio climático: Un estudio del modelo. J. Clim. 10, 288 - 296.

Hickey, R., Smith, A., Jankowski, P., 1994. cálculos de longitud de la pendiente de un DEM dentro de
ARC / Info Grid. Comput. Reinar. Urbano. Syst. 18 (5), 365 - 380.
Hoyos, N., 2005. modelado espacial del potencial de erosión del suelo en una cuenca tropical del
Este estudio ha limitaciones especialmente en relación con las bases de datos que permitan un análisis Andes colombianos. Catena 63, 85 - 108.
más detallado del comportamiento espacial de la erosión del suelo en el MRB, tal como una base de datos Instituto Geofísico del Perú (IGP), 2005. Diagnóstico de la Cuenca del Mantaro, bajo la visión del Cambio
Climático. Consejo Nacional del Ambiente (CONAM), Lima, Perú,
más detallada y precisa pedological, un mejor seguimiento hidro-climáticas distribuye espacialmente en la
pag. 90.
cuenca y las incertidumbres relacionadas con las proyecciones de cambio climático. Dado que el MRB Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), 2013. El cambio climático 2013: la
constituye uno de los principales signi gestión ambiental y agrícola fi cativos zonas de los Andes tropicales, base de las ciencias físicas. Grupo de Trabajo I del IPCC Contribución AR5.
Agencia Japonesa de tierras agrícolas Desarrollo (JALDA), 2003. Estudio de Validación de
más se debe tener cuidado con el riesgo de erosión del suelo en el futuro.
Desarrollo Rural Participativo BASADO en la Conservación de Suelos y Aguas. Agência de Desenvolvimento
de Terras do Japão Agrícolas. Bolivia, p. 46.
Kouli, M., Soupios, P., Vallianatos, F., 2009. Soil predicción erosión usando el Uni Revisado
versal de Pérdida de Suelo Ecuación (RUSLE) en un marco GIS, Chania, Noroeste de Creta, Grecia. Reinar.

Geol. 57, 483 - 497.


Expresiones de gratitud Li, X., Zhang, X., Zhang, L., Wu, B., 2014. Las precipitaciones y el acoplamiento vegetación índice para erosión del suelo

mapeo de riesgos sión. J. Soil Water Conserv. 69, 213 - 220.


Lima, JWM, Collischonn, W., Marengo, JA, 2014. Efeitos e Mudanças Climáticas na
Los autores desean agradecer FAPEMIG (588 - CAG PPM-00132/14 y PPMVIII - 71 a 14), y el CNPq
Geração de Energía Eléctrica. AES Tietê, Sao Paulo. Brasil (423pp. ISBN 978-8568717-00-4).
(PEC-PG y 303059 / 2013-3) por patrocinar esta investigación.
Lu, D., Li, G., Valladares, GS, Batistella, M., 2004. La cartografía de riesgo de erosión del suelo en Rondonia,

Amazonia brasileña: el uso de RUSLE, teledetección y SIG. Degrad tierra. Prog. 15, 499 - 512.

referencias Mann, HB 1945. Las pruebas no paramétricas contra tendencia. Econometrica 13 (3), 245 - 259.
McCool, DK, Brown, LC, Foster, GR, Mutchler, CKE, Meyer, LD, 1987. Revisado factor de calidad de la

Alegre, J., Morales, CF, La Torre, B., 1990. estudios de erosión del suelo en Perú. J. Soil Water Conserv. pendiente para el usle ”. Trans. ASAE 30 (5), 1387 - 1396.
45, 417 - 420.
Amézquita, E., Ashby, J., Knapp, EK, Thomas, R., Muller-Sämann, K., Ravnborg, H., Beltrán, Mello, CR, Viola, MR, Beskow, S., Norton, LD, 2013. Multivariatemodels para de lluvia anual
J., Sanz, JI, Rao, IM, Barrios, E., 1998. investigación estratégica del CIAT para la gestión sostenible de la tierra en las erosividad caer en Brasil. Geoderma 202 - 203, 88 - 102.
laderas empinadas de América Latina. En: Penning de Vries, FWT, Agus, F., Kerr, J., erosión del suelo a escalas múltiples Mello, CR, Ávila, LF, Viola, MR, Curi, N., Norton, LD, 2015. Evaluación del cambio climático
(Eds.). CAB International. impactos en la erosividad de la lluvia a lo largo del vigésimo fi siglo primero en las cabeceras Grande cuenca
Amore, E., Modica, C., Nearing, MA, Santoro, VC, 2004. efecto de escala inUSLE andWEPP AP-plicatura para el del río (PSG), el sureste de Brasil. Reinar. Sci tierra. (Impresión) http://dx.doi.org/10.1007/s12665-015-4033-3 .
cálculo de la erosión del suelo tres cuencas de Sicilia. J. Hydrol. 293, 100 - 114. Mello, CR, Norton, LD, Pinto, LC, Beskow, S., Curi, N., 2016. cuenca agrícola
modelado: una revisión de los procesos de hidrología y erosión del suelo. Cienc. Agrotecnol. 40, 7 - 25.
Ashiagbor, G., Forkuo, EK, Laari, P., Aabeyir, R., 2013. Modelado de la erosión del suelo usando RUSLE
y herramientas SIG. En t. J. Sens remoto. (IJRSG) 2 (4), 7 - 17. Meusburger, K., Leitinger, G., Mabit, L., Mueller, MH, Walter, H., Alewell, C., 2014. Soil
Benites, J., Saintraint, D., Morimoto, K., 1993. degradacion de suelos y Producción Agrícola la erosión por deslizamiento de la nieve - una fi primer cuanti fi intento de cationes en una zona subalpina en Suiza.
en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y Paraguay. FAO ( http://www.fao.org/docrep/ t2351s / t2351s00.htm Hidrol. Syst tierra. Sci. 18, 3763 - 3775. http://dx.doi.org/10.5194/hess-183763-2014 .
(Visitado en agosto de 2014)).
Beskow, S., Mello, CR, Norton, DL, Curi, N., Viola, MR, Avanzi, JC, 2009. La erosión del suelo pre Ministerio de Agricultura (MINAG), 1978. Diagnóstico de los Valles del Mantaro y Tarma.
dicción en la cuenca del río Grande, Brasil utilizando el modelado distribuido. Catena 79, 49 - 59. Proyecto Especial Programa Nacional de Pequeñas Y Medianas Irrigaciones. Plan de MERIS 1 ° ETAPA, p.
209.
Biesemans, J., 1997. WTRSHED y RUSLE_FLOWLINE_LS C Programas Fuente. Programa. Mitasova, H., Ho fi erka, J., Zlocha, M., Iverson, LR, 1996. Modelado potencial topográfica de erosión y
Departamento de Suelos Gestión, Universidad de Gante. deposición mediante SIG. En t. J. Geogr. Inf. Syst. 10, 629 - 641.

Bolton, P., Bradbury, PA, Lawrence, P., Atkinson, E., 1995. CALSITE versión 3.1. Calibrado Moore, ID, Wilson, JP, 1992. factores de pendiente longitud para la Pérdida de Suelo Revisada universal
simulación de la erosión transportado. Manual de usuario. HR Wallingford Ltd., Wallingford, Ecuación: simplificación fi método ed de estimación. J. Soil Water Conserv. 47, 423 - 428.
Reino Unido
124 SW Correa et al. / Catena 147 (2016) 110 - 124

Morales, CF, Meyer, R., Alegre, C., Berrios, D., 1977. Las pérdidas de agua y el suelo bajo diferen- Renard, KG, Freimund, JR, 1994. Utilizando los datos de precipitación mensual para estimar el R-fac-
sistemas de cultivo ent en dos lugares del Perú: Santa Ana (Central Highlands) y San Ramón (Central Selva Alta). En: Lal, tor en el USLE revisada. J. Hydrol. 157, 287 - 306.
R., Groenlandia, D. (Eds.), Propiedades físicas del suelo y la producción de cultivos en los trópicos. Wiley, Chichester, Renard, KG, Foster, GR, Weesies, GA, McCool, DK, Yoder, DC, 1997. suelo predecir
Reino Unido, pp. 489 - 499. La erosión Bywater: Una guía para la planificación de la conservación con la Pérdida de Suelo Revisada la Ecuación (RUSLE).

Nakicenovic, N., Alcamo, J., Davis, G., de Vries, B., Fenhann, J., Gaf fi N, S., Gregory, K., Grubler, A., Jung, TY, Kram, Manual Agrícola 703. USDA, Servicio de Investigación Agrícola. Imprenta del Gobierno de los Estados Unidos de fi ce,

T., La Rovere, EL, Michaelis, L., Mori, S., Morita, T., pimienta, W., Lanzador , H., Precio, L., Riahi, K., Roehrl, A., Washington DC., p. 384.

Rogner, H.-H., Sankovski, A., Schlesinger, M., Shukla, P., Smith, S., Swart, R ., van Rooijen, S., Víctor, N., Dadi, Z., Rodríguez, JL, Suárez, MCG, 2012. Metodología para la estimación de la LS Fator topográficos de
2000. Informe especial sobre escenarios de emisiones. Cambridge University Press, Cambridge. RUSLE3D y USPED usando GIS. Geomorfología 175-176, 98 - 106.
Acercándose, MA, 2001. los posibles cambios en erosividad de la lluvia en los EE.UU. con el cambio climático Romero, CCL, 2005. Un enfoque multi-escala para la evaluación de la erosión en los Andes (PhD
durante el siglo 21. J. Soil Water Conserv. 56 (3), 229 - 232. tesis) Universidad Wagenigen y Centro de Investigación, Los Países Bajos, p. 146.
Ochoa, PA, Fries, A., Mejía, D., Burneo, JI, Ruiz-Sinoga, JD, Cerda, A., 2016. Efectos de CLI- Segura, C, D, G, McNulty, S., Zhang, Y., 2014. Los impactos potenciales del cambio climático sobre el suelo

compañera, la ocupación del suelo y la topografía sobre el riesgo de erosión del suelo en una cuenca semiárida de los Andes. Catena 140, 31 - 42. la vulnerabilidad a través de la erosión de Estados Unidos contiguos. J. SoilWater Conserv. 69, 171 - 181. http://dx.doi.org/10.2489/jsw .

Oliveira, VA, Mello, CR, Durães, MF, Silva, AM, 2014. vulnerabilidad de la erosión del suelo en el Sonder, K., Müller-Sämann, KM, Hilger, T., Leihner, DE, 2002. Control de la erosión y pre-
Verde Cuenca, en el sur de Minas Gerais. Cienc. Agrotecnol. 38 (3), 262 - 269. dicción en los sistemas de cultivo basados en yuca en la región sur andina de Colombia. Conferencia de ISCO
Oliver, JE, 1980. Distribución mensual precipitación: un índice comparativo. Prof. Geogr. 32 12. Beijing, pp. 189 - 195.
(3), 300 - 309. Tang, Q., Xu, Y., Bennett, SJ, Li, Y., 2015. La evaluación de la erosión del suelo usando RUSLE y SIG: una

Parveen, R. Kumar, U., 2012. enfoque integrado de la Ecuación Universal de Pérdida de Suelo (USLE) Estudio de caso de la Yangouwatershed en la meseta de Loess, China. Reinar. Sci tierra. 73, 1715 - 1724.

y el Sistema de Información Geográfica (SIG) para la evaluación del riesgo de la pérdida de suelo en la Alta Cuenca del Sur Koel,
Jharkhand. J. Geogr. Inf. Syst. 4, 588 - 596. Tiwari, AK, Risse, LM, Nearing, MA, 2000. Evaluación de WEPP y su comparación con
Pelton, J., Frazier, E., Pickilingis, E., 2012. El cálculo de factor de longitud de la pendiente (LS) en el revisado USLE y RUSLE. Trans. ASAE 43, 1129 - 1135.
usle (RUSLE). http://gis4geomorphology.com/wp-content/ archivos / 2014/05 / LS-Factor-in- Vrieling, A., Sterk, G., De Jong, SM, 2010. la estimación basada en satélites de erosividad de la lluvia de
RUSLE-con-ArcGIS-10.x_Pelton_Frazier_Pikcilingis_ África. J. Hydrol. 395 (3 - 4), 235 - 241.
2014.docx (Accedidas en julio de 2014). Wischmeier, WH, Smith, DD, 1978. La predicción de las pérdidas de lluvia Erosión - Una guía para la Con-
Ramírez, E., Francou, B., Ribstein, P., Descloitres, M., Guérin, R., Mendoza, J., Gallaire, R., Planificación servación. Manual de Agricultura No. 537. USDA, Washington, p. 58.
Pouyaud, B., Jordan, E., 2001. Pequeños glaciares que desaparecen en los Andes Tropicales. Un estudio de caso en Zhou, P., Luukkanen, O., Tokola, T., Nieminen, J., 2008. Efecto de la cobertura vegetal en suelo
Bolivia; el glaciar Chacaltaya (16 ° S). J. Glaciol. 47, 187 - 194. erosión en una cuenca montañosa. Catena 75, 319 - 325.