Está en la página 1de 4

DRAGADO

El dragado es la excavación de material en el fondo de un rio (en general en un cuerpo de


agua). El objetivo de dragar es aumentar la profundidad del agua. Debido a que un río
transporta sedimento, particularmente como transporte de fondo, el dragado debe
considerarse como una medida temporal. Además, si es una medida regular o sistemática
y se extrae más de lo que aporta el río, no hay que olvidar que produciría un efecto sobre
el equilibrio fluvial, a propósitos de la extracción de áridos, es decir la erosión de fondo
aguas abajo por déficit de sedimento y una erosión también aguas arriba por el
mantenimiento de una cota de fondo baja. En los ríos navegables son frecuentes los
dragados de mantenimiento y también los de emergencia, por ejemplo, excavado una barra
sumergible que está haciendo una ruta impracticable. Si el cauce no es estable y sus orillas
no son resistentes, la retirada de una barra puede alterar el flujo y traer cambios en la planta
del río. Otra utilidad del dragado en grandes ríos es colaborar en las obras graduales de
encauzamiento reduciendo así sus tiempos. En el mismo sentido, puede ayudar a la
formación de un cauce por el propio rio, acelerando el proceso.

En cuanto el río tiene cierta importancia el dragado se realiza desde el agua. La tecnología
del dragado es muy avanzada y excede nuestro propósito, pues frente al dragado en
puertos, en costas, en alta mar o en embalses, el dragado en ríos puede ser una aplicación
de menor dificultad. Los medios de dragados principales son los mecánicos y los de succión
hidráulica. Entre los primeros se encuentra retroexcavadoras, excavadoras bivalvas y
excavadoras de cadena de cangilones. La succión hidráulica se realiza por medio de
bombas capaces de transportar agua y sedimento, con la ayuda si es preciso de una cabeza
cortante o de chorro de agua. El transporte de aguas y sólidos en régimen a presión, aunque
diferente, es asimilable al transporte de agua, en el sentido de que puede calcularse su
pérdida de carga, potencia de bombeo necesaria, etc.

ADOQUINES

Se denominan adoquines a bloques de concreto o mortero, los cuales se entrelazan entre


sí formando una especie de rompecabezas. Los adoquines se utilizan como recubrimiento
de la superficie de los taludes, riberas de corrientes de baja velocidad y como pavimentos
para el paso de peatones o tránsito automotor, los hay de numerosas formas y tamaños.

Revestimiento en adoquín
¿Cuáles son las ventajas de los pavimentos de adoquines de hormigón respecto a
otro tipo de pavimentos?

 Para su colocación requiere de poca maquinaria y herramientas sencillas.


 La pavimentación es en seco, fácil y rápida.
 No demanda mano de obra altamente calificada.
 A diferencia de otros tipos de pavimentos, posee una inmediata puesta en servicio.
 El sistema permite adoquinar en etapas.
 Es de fácil mantenimiento y bajo costo.
 Son combinables y antideslizantes.
 Adaptables a curvas y pendientes.
 Poseen mayor duración que otro tipo de pavimentos.
 Son aptos para todo tipo de tráfico.
 Fácilmente removibles y recuperables, facilitando posteriores instalaciones.
 Poseen resistencia, capacidad portante y flexibilidad de adaptación ante las
deformaciones el terreno.
 Apariencia de orden y prolijidad.
 Generación de puestos de trabajo, la mano de obra manipula poco peso
permitiendo participación de mujeres.
 Al ser producido en fábrica, mayor calidad del hormigón mediante estrictos
controles de dosificación.
BOLSACRETOS.

Son formaletas flexibles y permeables elaboradas a partir de cintas planas de polipropileno,


que forman un textil de excelentes características, los Bolsacretos contienen la masa de
mortero o de concreto conformando un enrocado de gran tamaño, adecuado para obras de
protección de riberas, estabilización de taludes construcción de estructuras como
espolones, rompeolas, diques, presas, taludes, pilares, sillares, muros y realces.

Los bolsacretos poseen la permeabilidad necesaria, de manera que, bajo presión de


inyección, el agua en exceso pasa libremente hacia el exterior produciendo un rápido
fraguado y mejorando la resistencia y calidad del concreto. Otra ventaja es su facilidad en
el transporte y el almacenamiento, ya que los bolsacretos son llevados vacíos hasta el sitio
de la obra, donde posteriormente son llenados y colocados. Finalizada la inyección, el
bolsacreto adopta la forma del medio circundante y de la superficie sobre la cual se apoya,
son resistentes al choque con el agua en estructuras hidráulicas, reemplazando los
sistemas tradicionales de protección con gaviones, enrocados naturales y muros de
contención en concreto. Son utilizados en: la protección de orillas en riberas de ríos, en el
control de erosión en estructuras hidráulicas, en las pilas de los puentes y las vías, en la
conformación de diques, espolones y presas, y en el control de erosión en crecientes
hidráulicas

Intereses relacionados