Está en la página 1de 9

Reseña del Proyecto de Voluntariado Universitario ANDAR / Hacia la inclusión

social. Diseño activo y El cisne del arte

Autores:
M. de las Mercedes Filpe, Sara Guitelman, Bea Ramascciotti y Paula Manolidis por el
Taller C / Diseño en Comunicación Visual / Diseño activo/ Facultad de Bellas Artes / Universidad Nacional de La
Plata.
Laura Lago por El Cisne del arte taller artístico/ Casa de Pre Alta/ Servicio de Externación/ Hospital Dr. A. Korn
de Melchor Romero, partido de La Plata.
_________________________________________________________________________________________________

I. Introducción

El Proyecto de Voluntariado ANDAR, se desarrolla desde el año 2009 en dos etapas. Consiste en la
articulación de actividades entre el El Cisne del arte taller artístico de la Casa de Pre Alta, centro
comunitario del Servicio de Externación del Hospital Neuropsiquiátrico “Dr. Alejandro Korn”, y el
programa de extensión Diseño activo, de la cátedra Taller de Diseño en Comunicación Visual C de la
Facultad de Bellas Artes de la UNLP. Su objetivo es favorecer la inclusión social de personas
internadas y externadas del hospital que participan del taller desde el arte y la comunicación como
vías de agenciamiento subjetivo y desarrollo de la creatividad.
Los destinatarios directos del Proyecto son personas con padecimientos psíquicos agravados por
internaciones manicomiales que determinaron grados de deterioro psicofísico, falta de autonomía
social y arrasamiento subjetivo. Son también destinatarios directos los docentes y voluntarios del
proyecto así como la coordinadora de El Cisne del arte y los profesionales del equipo terapéutico de
la casa de pre Alta.
El objetivo es revertir los efectos negativos del régimen asilar, propiciar otros modos de
identificación e interacción social, desarrollar estrategias para la construcción de lazos comunicativos
entre el taller de arte y la comunidad y ampliar los horizontes expresivos de los participantes. Para
esto se creó un nuevo espacio dentro de El Cisne del arte, destinado a fines editoriales, de difusión
y de creación de contenidos a partir de las producciones artísticas de personas internadas, en proceso
de externación y externados del hospital.

II. El Cisne del arte

Es un dispositivo de carácter artístico/cultural que tiene un pie en el mundo del arte y otro en el
mundo de la salud mental. Al taller concurren personas en tratamiento internadas y externadas del
hospital que son derivados por profesionales de distintas Salas, de Consultorios externos y
eventualmente de otros hospitales públicos. El número de participantes es de 25 variando las formas
de integración y frecuencia se asistencia. En general puede decirse que las variables psicopatológicas
(psicosis, esquizofrenias debilidad mental, etc.), la serie social y las prácticas asilares se manifiestan
en un deterioro del lazo social y un posicionamiento pasivo/conflictivo de los sujetos respecto de sus
intereses y sus capacidades. Es en este marco que el taller ha desplegado una práctica.
El taller se propone:
Crear un espacio/tiempo/tarea para el surgimiento de una subjetividad. El arte puede ser herramienta de
transformación hacia una realidad donde el paciente no sea percibido como loco, enfermo, deficiente
sino como artista, autor, alumno, tallerista, pintor, actor, espectador, comunicador.
Aportar a la reversión de los efectos nocivos de las internaciones manicomiales de las personas que por
distintos grados de vulnerabilidad social asociada a algún trastorno de índole psiquiátrica deben
atenderse en el hospital público.
Reconocer los modos de estar y ser de cada uno de sus participantes y desde ese reconocimiento operar,
intervenir, propiciar, alentar el uso de procedimientos que favorezcan los procesos o proyectos de
externación de las personas.
A través de:
La construcción de artificios, lazo social, inserción que le permita vivir con los otros, integrados por lo que
cada sujeto puede aportar al tejido social y productivo de su entorno.
La producción de objetos que tengan estatuto de obra (calidad en la presentación pública) y su
circulación en el campo cultural. Para esta circulación se crea un contexto de obra que orienta la
recepción comunitaria hacia los valores intrínsecos de los objetos producidos en el taller.
La transmisión de herramientas y procedimientos artísticos con los cuales objetivar en obras
discretas (un cuadro) y procesuales (el armado de una exposición) algo de las cosmovisiones y
malestares subjetivos.
La orientación particular del taller es lograr la articulación de los procedimientos artísticos y
sus combinaciones con lo singular de cada caso. Este doble movimiento permite la producción de
un objeto que inaugura la posibilidad de un lazo social.

III. Aporte del Voluntariado

La participación del equipo de voluntariado se inscribe específicamente en la posibilidad de


contribuir a la concreción de algunos de los objetivos antes mencionados: la producción de objetos y
su circulación en el campo cultural como instancias fundamentales en la creación de lazos sociales
de personas institucionalizadas por tiempo prolongado.
Esto se concreta en dos ejes fundamentales:
- La incorporación de nuevos lenguajes y saberes (el diseño, la fotografía) que enriquecen las
posibilidades expresivas en el marco del taller de arte.
- La creación de un espacio dentro del Taller El cisne del arte, para la edición, impresión y puesta en
circulación de las producciones artísticas (literarias, plásticas, teatrales, etc.) generadas en el mismo.
Es importante destacar que uno de los pilares del proyecto ANDAR es la visión interdisciplinaria de
sus integrantes ya que los mismos provienen de distintas ramas de las ciencias sociales tales como el
diseño, la antropología y psicología.

IV. Desarrollo del proyecto


Cada actividad desarrollada en el Taller aborda distintos objetivos, evitando la burocratización de las
mismas. La estrategia sostenida por reuniones virtuales y presenciales entre la coordinadora del
taller, los docentes y los voluntarios fue definir en cada caso expectativas adecuadas a las
posibilidades de cada sujeto, según las coordenadas de cada coyuntura, el tipo de contexto social y
el momento del Proyecto que se estuviera transitando.
Para poner en marcha el proyecto se definieron áreas de trabajo de acuerdo al interés personal de los
voluntarios y a la carrera que estudian. Así se formaron los siguientes grupos, de los que se detallan
las actividades realizadas:

Área económica y financiera:


En esta área se definieron los insumos a comprar, el modo de realizar las compras, el registro de los
movimientos, la presentación en tiempo y forma de las facturas y la compra propiamente dicha de los
mismos. En esta área también se trabajó con los integrantes del taller en el sentido de la inclusión
social. Los mismos integrantes del taller consiguieron presupuestos,planteatran a los comercios los
requicitos para la facturación, eligieron los artículos a comprar según la utilidad y los gustos propios.
La puesta en marcha de los equipos de computación, la compra de insumos para actividades plásticas
y de grabado, la compra de comida y el pago de viajes fueron algunas de las tareas resueltas de esta
manera.Esta participación generó identificación, alegría y confianza para con el Proyecto y el grupo
humano contrarrestando la mirada deficitaria que el modelo manicomial ha depositado por años en
las personas con padecimiento mental.

Área de comunicación
Se gestionó la comunicación con los medios, instituciones y colectivos con los que el taller tomó
contacto. En todos los casos se crearon contextos adecuados o propicios para las actividades del
Proyecto.

Área de producción y diseño


Se editaron y diseñaron los materiales producidos en el Taller: escritos, obras plásticas y
fotográficas, audiovisuales, para su posterior difusión a través de distintas publicaciones: revista,
libros, blog, postales, boletín, etc.
Edición de la Revista Eternos caminantes, primer número dentro del marco del voluntariado, cuyo
tema central es mostrar las actividades desarrolladas durante el año 2009 en la itinerancia por los
Centros culturales de la ciudad de La Plata. La revista incluye información de los otros dispositivos
de externación del hospital, de OIKOS Asociación sin fines de lucro por la salud mental y fotografías
con la temática Perfiles/identidad. En preparación el Nº 4.
Diseño y edición de colección libros de poesía: El cofre de Daniel Degol, Amor inolvidable, de Rosa
Alfonso.
Diseño y edición de libro de autor de poesía, prosa e ilustraciones “El monje”, de Carlos Pilat.
En preparación: Coletánea, antología de prosa y poesía de integrantes del Taller. Diseño producido
en actividad conjunta con los alumnos de Taller de Diseño en Comunicación Visual IIIC, quienes
participaron a través de un trabajo práctico propuesto en la cursada.
Creación de la serie POSTALES CAMINANTES: postales pintadas a mano e ilustradas con obras
plásticas de integrantes del taller y textos poéticos del taller literario de El Cisne del arte.
Packaging de los libros y calendarios, anotadores e imanes del taller de grabado.
Primer libro de prosa: El monje, de Carlos Pilat. Con ilustraciones a color a partir de imágenes del
autor. La tapa será un grabado tallado y diseñado por el autor y realizado en el taller de grabado.
Boletín informativo institucional
Video El Cisne del arte+Voluntariado.
Video clip sobre la actividad en la Flia Berisso.
Concurso de diseño para sitio web Taller El cisne del arte en el Taller III C.
Diseño de morral para venta de publicaciones.
Diseño de bicicleta de reparto intervenida para ferias ambulantes.
Diseño de comunicaciones eventuales: volante para venta de productos del taller, afiches para
publicitar actividades, banner para ferias, entre muchos otros que surgen de necesidades concretas.
Libro El perro lanudo. Radiografía de un fenómeno. El mismo recopila la experiencia de Diseño
activo y El cisne del arte desde el año 2007 (en preparación).
Diseño de identidad OIKOS (Asociación por la salud mental de la Casa de Pre Alta).
Diseño de identidad cineclub ZOOM.

Área contenidos
Se produjeron y seleccionaron los textos e imágenes publicables. Se trató de producciones literarias y
plásticas, fotografías de situaciones de taller, notas, gacetillas, artículos, informes, posteos, etc.
● Proyecto de radio.
Durante tres jornadas consecutivas voluntarios y los integrantes del taller pensaron, estructuraron y
grabaron una serie de columnas radiales. Se trabajaron las convenciones del lenguaje radial ( cortina
musical, apertura y cierre, aire/fuera de aire, entrevista, lectura, recitado, etc.).
La Residencia de Trabajo social se puso en contacto con El Cisne del arte y propuso trabajar en
conjunto en un proyecto de radio. La coordinadora del taller fue invitada a la sede de la Residencia
en Melchor Romero para aportar ideas y orientaciones acerca de la temática radio/ voz/
institucionalización/lenguajes artísticos. Se envió una nota a Radio Universidad para pautar futuras
participaciones radiales. Radio Futura y Radio Estación Sur ofrecieron sus instalaciones y espacios
de aire. Desde Oikos Asociación por la salud mental se elaboró esta experiencia como proyecto y se
presentó al Concurso 2011 “Proyectos Comunitarios en Salud Mental y Adicciones” organizado por
la Direccion Nacional de Salud mental.
● Historia de vida/perfiles/recorridos de cada persona en tratamiento dentro del taller. A partir
de relatos orales y escritos de las trayectorias de vida en el marco de las clases con los
voluntarios surgió el proyecto de realizar un anexo a las Historias clínicas hospitalarias.
Dicho anexo estará creado y organizado por la misma persona en tratamiento con la
asistencia de los voluntarios y la coordinadora del taller. El anexo brindará un cúmulo de
información y modos de auto representarse, una memoria que puede recuperarse y
organizarse para dar consistencia a la dimensión subjetiva y socio histórica de estas personas.
Estará a disposición de los profesionales tratantes y del propio asistido. Recuerdos, datos,
historias laborales,estudios, anécdotas, acontecimientos previos a las internaciones, la
vivencia del asilo, los recorridos para superar o soportar las dificultades, la infancia, los
familiares, los proyectos, las producciones artísticas y el proceso singular de cada paciente
serán el contenido de este anexo a la Historia clínica. En este sentido se comenzaron a
producir y organizar textos biográficos, autobiográficos y autorreferenciales, retratos
fotográficos, autorretratos, etc. Un avance de este trabajo se encuentra reflejado en el interior
del pliego que forma la tapa de la revista Nº 3 .
● Obras plásticas: Grabados, pinturas y dibujos. Se comenzó a organizar el archivo digital de
imágenes del taller abriéndose carpetas de obra individual, obra colectiva, imágenes
documentales.
● Obras literarias: Material para el segundo libro de poemas de Rosa Alfonso y se encuentra en
proceso de tipeado un material de la misma autora para público infantil
(textos+ilustraciones). Se ha reunido material poético de otro integrante del taller, así como
poemas y prosa poética de varios autores que formarán parte de la antología.
● Instalaciones o performances: Con la incorporación de los voluntarios el taller profundizó su
carácter de “laboratorio” sociocultural a través del lenguaje teatral y plástico. Se trabajó sobre
los marcos, límites y contextos de un objeto o situación cotidiana transformada en obra
artística y sobre el propio cuerpo como cuerpo dramático. Esto significó un aporte para el
reconocimiento de las distintas escenas sociales que se les presentan a las personas en
tratamiento dentro y sobre todo fuera del ámbito hospitalario. Jornadas realizadas:
Identidad/disfraces,Identidad/perfiles, Identidad/¿Qué tenés en la azotea? donde se crearon
instalaciones en la terraza dela casa de Pre Alta e Identidad / movimiento donde se exploró la
relación del movimiento con la música, la improvisación y la secuenciación del movimiento,
códigos corporales y rudimentos coreográficos, la imagen corporal y la percepción corporal,
etc.
● Crónicas y anotaciones de los encuentros elaboradas por los Voluntarios. Estos trabajos
sirvieron de base para muchos trabajos prácticos presentados en distintas cátedras. Un
Voluntario de antropología elaboró un plan de investigación sobre las prácticas artísticas y
estrategias terapéuticas que toma como campo la experiencia hecha en El Csne del arte en el
marco del Proyecto de Voluntariado.
● Monografías realizadas por los voluntarios de la carrera de antropología con la temática de
Institución psiquiátrica, locura, tratamiento, arte. Los voluntarios espontáneamente eligieron
la experiencia y temática de la salud mental para realizar trabajos escritos y de campo para
diversas cátedras de su carrera.

Área antropológica
Se incluyó a voluntarios estudiantes de antropología y de diseño. Participaron en las clases y/o
actividades que se hicieron con los alumnos del taller El Cisne del arte. Hubo integrantes fijos (de
antropología) y otros temporales (de diseño).
• Los cuatro voluntarios estudiantes de antropología participaron en las clases y actividades del taller.
Colaboraron en la planificación de los encuentros realizando tareas de co coordinación.
• Realizaron lecturas y análisis de bibliografía sobre salud mental y arte muchas de ellas volcadas en
trabajos académicos.
• Participaron en eventos públicos junto a los integrantes deEl Cisne del arte:
IV Festival La Palabra en el mundo, 21 de mayo 2010
Jornada por la Ley de Medios organizada por FM Futura, 11 de junio. 2010
Exposición y pintura en vivo en recital de rock progresivo en la Asociación Banco Provincia
La Plata, 9 de julio 2010
Cierre de las Jornadas de Salud Mental 2010, del Hospital A. Korn de Melchor Romero.25 de
noviembre.
Reuniones organizativas pro Flia platense
Flia Berisso, 11 de septiembre. 2010
Flia Circunvalación 4 y 5 de diciembre 2010
Feria del Bicentenario. 8 de agosto, 12 de septiembre, 10 de octubre, 14 de noviembre 2010
Paseo turísico cultural al Puerto y Museo del Puerto de La Plata el 24 de noviembre 2010
Muestra del Taller C en el Centro cultural Islas Malvinas, diciembre 2010.

V. Efectos y logros en El Cisne del arte

Las actividades propuestas por el Equipo de voluntariado tienen la característica particular de


llevarse a cavo en un dispositivo de salud mental. Esto significó que la participación de los
voluntarios y docentes debió pensarse como intervenciones que podían producir distintos efectos en
la salud metal de los destinatarios del Proyecto. Por este motivo se trabajó especialmente en los
criterios de abordaje de las actividades y modos de neutralizar aquellas situaciones que se
consideraran negativas o riesgosas. Transcribimos parte de los criterios establecidos: “Llamaremos
efectos a los cambios en la subjetividad de los participantes del taller de arte en el marco de las
actividades propuestas por el equipo de Voluntariado. El taller es un espacio grupal, conectado con
otros dispositivos hospitalarios y otros colectivos culturales y es dentro de este entramado que
situaremos los efectos notados en relación a la inserción comunitaria y al lazo social. Hemos
clasificado los efectos en negativos, positivos o ambiguos según sean las respuestas subjetivas a las
distintas coyunturas que se produzcan en relación al dispositivo del taller. Los efectos se
considerarán negativos si produjeran confusión, malestar o un mal encuentro del participante con la
tarea, los otros o su propio cuerpo; positivos cuando produjeran pacificación, alivio o un buen
encuentro; y ambiguos o de riesgo si algo de la situación que se produjera en el taller se pudiera
correlacionar con algunos de los elementos que estuvieron presentes en el momento del
desencadenamiento o descompensación de la persona. La valoración de los efectos y la orientación
en las intervenciones dentro del taller se trabajarán interdisciplinariamente con el equipo terapéutico
de la Casa de Pre Alta a través de la coordinadora del mismo:”
En general los efectos fueron positivos y los Voluntarios lograron neutralizar momentos de
confusión o malestar demostrando una real interacción de sus conocimientos previos con las pautas
y conceptos transmitidos por el equipo terapéutico de la casa de Pre Alta.
Síntesis de logros observados:
▪ Se amplió el número de participantes del taller y la asistencia se mantuvo estable.
▪ Se logró un ambiente de trabajo solidario, agradable y creativo verificable por el alto nivel de
producción y por las reflexiones realizadas por los integrantes del taller, los profesionales de
la Casa de Pre Alta y el equipo de voluntariado.
▪ Se observan mejoras significativas en los semblantes, el aspecto físico general, el habla y la
motricidad de los integrantes del taller.
▪ Se han desplegado y sostenido emprendimientos artesanales, artísticos y comunicacionales.
▪ Se han producido reencuentros con habilidades e intereses perdidos o abandonados durante
las internaciones.
▪ Se ha registrado una mayor autonomía de los integrantes del taller respecto a la circulación
en la ciudad y en distintos ámbitos sociales.
▪ La experiencia desplegada en el marco del taller de arte ha empezado a formar parte de las
estrategias de tratamiento y externación desplegadas por el equipo terapéutico de la Casa de
Pre Alta y otros dispositivos hospitalarios.

VI. Experiencia de Voluntariado

La experiencia del Voluntariado (y de Diseño Activo en su conjunto) tiene significación no solo para
los alumnos que participan en forma directa sino por los efectos en toda la cátedra y en cátedras de
las otras carreras universitarias implicadas. En el Taller DCV C entendemos que la extensión es
constitutiva de nuestra propuesta pedagógica y metodológica en tanto generadora de entusiasmo,
motor de cualquier aprendizaje. Por eso a través el nexo que establecen los voluntarios con el
“afuera”, la extensión “vuelve” al aula a través de trabajos concretos que se incluyen en los
contenidos curriculares y en los que se comprometen docentes y alumnos de todos los niveles del
taller, ya no en el ámbito de los “extras”. Por otro lado el equipo de Voluntariado se conformó con
alumnos de otras carreras hecho que permitió un trasvasamiento de saberes y criterios que enriqueció
el intercambio y redundó en un mayor aprovechamiento de los recursos.
La experiencia del Voluntariado vinculó a los alumnos con una realidad concreta: los estragos del
modelo asilar de tratamiento de las enfermedades mentales y las distintas respuestas de los sujetos
ante el padecimiento mental. Los enriqueció en la lectura psicosocial de la problemática de la
atención pública en salud mental. Rompió con miradas prejuiciadas o románticas acerca de la locura
conectándolos con una visión superadora sobre los padecimientos mentales y sus posibles abordajes
terapéuticos. Les permitió un trabajo de campo donde debieron articular saberes disciplinares con las
singularidades de cada persona y las coyunturas particulares presentadas en el marco del taller. Los
animó a implicarse en las tareas según una mirada colectiva/social de la construcción del
conocimiento. El Proyecto les brindó la posibilidad de desarrollar actividades que los relacionan con
problemáticas reales de su futura vida profesional, formándolos técnica y humanamente.
Los estudiantes de diseño en comunicación visual desarrollaron específicamente tareas de diseño,
diagramación, edición, seguimiento en imprenta y en algunos casos, en la producción artesanal de las
piezas según criterios consensuados con los integrantes del taller de arte, adaptándose creativamente
a sus requerimientos, dificultades y propuestas.
Los estudiantes de antropología realizaron una observación participante de carácter etnográfico que
implicó actividades prácticas, de registro escrito y de búsqueda bibliográfica. Este trabajo
etnográfico resultó en elaboraciones conceptuales y formalizaciones acerca de la temática de la salud
mental y las prácticas artísticas como instancias de sanación.
Los estudiantes de psicología tomaron contacto con la problemática de la salud mental/hospital
público pudiendo contrastar sus conocimientos académicos con la realidad de las personas con
padecimiento psíquico que integran el taller. Mediante la observación y los intercambios verbales de
los personas en tratamiento se consustanciaron con sus particularidades. Este conocimiento les
permitió intervenir en momentos críticos desde el sostén de la escucha ayudando a enmarcar las
tareas.
Todos los voluntarios acompañaron los procesos de los personas en tratamiento durante la resolución
de consignas. Compartieron solidaria y humanamente momentos de recreación y esparcimiento y
colaboraron con la dinámica del taller en todos sus aspectos.

VII. Conclusiones

La articulación entre Diseño Activo y El cisne del arte, aunque se inscribe en el Voluntariado desde el 2010,
comenzó en el 2007. Este trabajo conjunto, desde entonces viene dando frutos y creciendo. Desde la
identificación del taller eligiéndole un nombre y diseñando colectivamente una marca gráfica, no han
dejado de generarse acciones que amplificaron el campo de la comunicación de lo que hacemos en el
Taller: la creación de la incipiente editorial es la manifestación visible de un conjunto de actividades
que han propiciado una mayor proyección social del taller y la Casa de Pre Alta.

Se pudieron alcanzar metas relevantes entre las cuales se pueden mencionar:


● el intercambio humano y de trabajo entre los integrantes de El Cisne del arte, de la Casa de
Pre Alta, los voluntarios y docentes del Proyecto y personas de la comunidad;
● el desarrollo y/o recuperación de saberes y recursos subjetivos/creativos de los integrantes del
taller; el acompañamiento en las estrategias de externación y sostén de las mismas al hacer
realidad proyectos individuales de algunos integrantes del taller;
● la concreción de transferencia de conocimientos entre los implicados en el Proyecto
(personas con vulnerabilidad social, la Universidad, el Hospital, la comunidad en general);
● la incorporación de nuevos lenguajes y saberes (el diseño, la fotografía, el grabado) que
enriquecieron las posibilidades expresivas, comunicativas y laborales de los integrantes del
taller;
● se efectivizó el intercambio y la comunicación con la Dirección del Hospital Korn y con la
Dirección de Salud Mental del Ministerio de la Provincia de Buenos Aires;
● se continuó y profundizó el intercambio y la comunicación con la comunidad académica a
través de jornadas y charlas;
● se difundió el Taller, la Casa , el Hospital y la temática de la salud mental pública en medios
de comunicación gráficos, radiofónicos y virtuales;
● se continuó y profundizó el intercambio y la comunicación con la comunidad
cultural/artística a través de actividades en conjunto y participaciones en eventos;
● se desarrollaron proyectos artísticos/artesanales individuales y colectivos tendientes a la
inclusión social.
Los resultados alcanzados son muy buenos. Cumplimos los objetivos previstos, fundamentalmente
en el área comunicación y en la concreción del ya mencionado centro de ediciones. Estas
herramientas materiales y de transferencia de conocimientos habilitan a los personas en tratamiento /
asistentes al Taller a realizar sus propias producciones gráficas, que no sólo los enriquecen
subjetivamente sino que concretamente significan una fuente de ingresos. La pequeña editorial está
en marcha y con muchos proyectos editoriales por delante.

VIII. Proyecciones
Como consecuencia del crecimiento del Taller de arte a partir del Voluntariado, ha surgido el
proyecto de transformarlo en un Centro Cultural abierto a toda la comunidad lo que sería un paso
fundamental en el camino de la inclusión e inserción social.
Se trata de transformar el taller artístico de la Casa de Pre Alta en un Centro Cultural profundizando
la dimensión de la circulación de las producciones y los lazos sociales. A su vez la estructura de
Centro cultural permitirá un mayor acceso para usuarios de otros servicios de salud y de la
comunidad en general. Propiciará la organización de lazos sociales en pos de la inserción
comunitaria ya que a través de las producciones y presentaciones públicas las personas en
tratamiento encuentran un lugar social para sus saberes, sus capacidades y sus intereses. Psicólogos,
psiquiatras, trabajadores sociales, terapistas ocupacionales, enfermeros y los propios integrantes del
taller constatan los efectos positivos de estas prácticas. Pensamos que es posible y necesario avanzar
en:
° Elaborar un proyecto que apueste a la producción y circulación de las producciones
culturales, artísticas y comunicacionales.
° Formalizar las relaciones e implicancias mutuas entre el campo del arte y la salud mental en
el marco de una experiencia concreta.
° Generar espacios sociales donde se enuncie a los pacientes como hacedores de cultura, como
sujetos capaces, regulados no por el estigma del “loco” sino por sus habilidades, saberes e
intereses.
° Lograr una inserción y un intercambio también en el mercado económico, una vía posible
para el reconocimiento y la remuneración.

También podría gustarte