Está en la página 1de 7

Rodríguez, Claudia. – “ISBN : una herramienta de normalización y control.” -- p. 9-13.


En CONCEPTOS. – Año 69, no. 4 (jul.-ago. 1994). (cat3.2)
___________________________________________________________________________

ISBN: UNA HERRAMIENTA DE NORMALIZACION Y CONTROL


Por la Lic. Claudia Rodríguez

El número Internacional Normalizado para Libros (ISBN), establecido en 1968 en el


Reino Unido, está basado en la norma ISO 2108 teniendo por objeto "coordinar y normalizar
internacionalmente el uso de los números para libros, de modo tal que cada ISBN identifique
un título o edición de un título de un editor determinado, y sea único para ese título o
edición".

ESTRUCTURA DEL ISBN

Cada ISBN está compuesto por 10 cifras divididas en 4 partes de longitud variable separadas
por guiones o espacios:

1ª. Parte: Identificador de país o grupo lingüístico:


indica el grupo nacional, geográfico o lingüístico de las editoriales. Estos identificadores son
asignados por la Agencia Internacional de ISBN de acuerdo con la probable producción de
libros del grupo.
La siguiente tabla presenta la distribución de los editores de grupo:

0-7
80-94
950-997
9980-9989
99900-99999

2a. Parte: Identificador de editor: identifica a un editor en particular dentro de un grupo.


A las editoriales con un gran volumen de producción se les asigna un prefijo de dos cifras, y a
aquellas cuya producción es pequeña un prefijo de 4 o cinco cifras. Excepcionalmente ,
puede asignarse un número de un solo dígito a una editorial, pero en este caso se reduce en
gran medida la serie de identificadores de los que puede disponer el grupo.
Ejemplo de la distribución de prefijos editoriales:
En el caso de un identificador de grupo de un solo dígito, la serie de prefijos editoriales
podría ser la que aparece en la columna de la izquierda, y los números de títulos los que se
indican en la columna de la derecha.

Identificador Número de Indicadores Número de


de Editorial disponibles Títulos
00-19 20 100.000
200-699 500 10.000
7000-8499 1.500 1.000
85000-89999 5.000 100
900000-949999 50.000 10
Esta tabla permite apreciar que, mientras puede haber un editor con el prefijo 699, no puede
haber otra editorial con el prefijo 6991, ya que supondría un rompecabezas averiguar quién
publico, por ejemplo, el libro O 6 9 9 1 O 2 3 4 0.
Si observamos esta serie de prefijos, a pesar de haberse omitido los espacios correspondientes
entre las tres partes de este ISBN, a simple vista los rangos del prefijo mostrarán que el
código de editor no puede ser más que 699.

3a. Parte: Identificador de título: identifica a un título determinado o edición particular de un


título publicado por un editor dado.

4a. Parte: Cifra de control: es una sola cifra, la última del ISBN, que permite verificar
automáticamente si el ISBN es correcto. Esta cifra constituye el resultado de un cálculo
realizado sobre las otras nueve cifras.
Ejemplo:
Nº de ISBN: 950-99514-0-4
950 99295 0 4
País: Editor: Titulo Control:
Argentina UMSA Nueva historia del Dígito Control
Descubrimiento de América

ALCANCE DEL ISBN

El ISBN se aplica principalmente a libros -para los que se creó originariamente el sistema-,
aunque es utilizado, por extensión, para cualquier ítem producido por los editores o
almacenado en bibliotecas, debiendo asignar números de ISBN a:
* Libros y folletos impresos (con un mínimo de 5 páginas)
* Publicaciones multimedia
* Otros medios similares, como películas educativas, videos y diapositivas o transparencias
* Libros en cassettes
* Software para minicomputadoras
* Publicaciones electrónicas como:
-Cintas en lenguaje de máquina (diseñadas para producir una salida legible).
-CD-ROM
-etc.
* Publicaciones en microformas
* Publicaciones en braille
* Mapas
Las excepciones que ha previsto el sistema se refieren a:
- Material impreso de carácter temporal, como agendas, calendarios, material de publicidad y
similares.
- Las impresiones artísticas y carpetas sin portada ni texto.
- Las grabaciones de sonido.
- Las publicaciones seriadas (ISSN).

ADMINISTRACIÓN DEL SISTEMA ISBN

La administración del sistema ISBN se efectúa en tres niveles: el internacional, el del grupo y
el del editor.
Administración Internacional
La administración internacional del sistema corresponde a la Agencia Internacional de ISBN,
con sede en Berlín, que cuenta con un sector editorial y bibliotecario.
Sus principales funciones son:
Supervisar la utilización del sistema.
Aprobar la definición y estructura de los grupos.
Asignar identificadores a los grupos.
Asesorar a las agencias sobre su formación y funcionamiento.
Aconsejar a las agencias de grupo respecto a la asignación de prefijos editoriales.
Promocionar la utilización del sistema a nivel mundial.

Además la Agencia Internacional ofrece los siguientes servicios:


Proporcionar listas de ISBN a las agencias de grupo (con dígitos de comprobación generados
por computadora) para ser utilizados por los editores.
Proveer repertorios internacionales de identificadores y nombres de editores.
Suministrar listas de computadora de los prefijos editoriales, sus nombres y
direcciones, obtenidos a través de la información ofrecida por las agencias de grupo.
Suministrar listados de computadora de los ISBN invalidados o dudosos, obtenidos a través
de la información ofrecida por las agencias de grupo.
Los editores informados por cada una de las agencias nacionales o de grupo son registrados
en el Publishers' International ISBN Directory que la editonal K.G. Saur de Munich y la
Agencia Internacional del ISBN publican en conjunto. Dicha guía contiene más de 270.000
editores de todo el mundo con su dirección, en tanto que los títulos son registrados en las
bibliografías nacionales y las diferentes publicaciones de Books in Peint (Libros en Venta) de
cada país, encontrándose disponibles algunas de estas publicaciones en CD-ROM (Compact
Disk -Read Only memory).

Administración de las Agencias Nacionales o de Grupo


Puede haber varias agencias nacionales dentro de un grupo, por ejemplo, el grupo 0/1
que cuenta con agencias diferentes en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, etc.
con una agencia principal, para todo el grupo, en el Reino Unido.
Las funciones que ejerce una agencia nacional o de grupo son:
Administración y dirección de los asuntos del grupo.
Encargarse de las relaciones con la Agencia Internacional de ISBN en nombre de
todos los editores del grupo.
Decidir los prefijos editoriales que se necesitan consultando con las organizaciones
comerciales y con los editores.
Asignar asesoramiento técnico y asistencia a las editoriales, con el fin de que el grupo
siga las normas y procedimientos apropiados.
Proporcionar un manual de instrucciones a los editores.
Concertar con las agencias bibliográficas publicación del ISBN con los títulos
aparecen en sus catálogos.
Concertar con los editores la numeración de sus fondos anteriores, así como su
publicación en listas comerciales y bibliográficas.
Mantener la coordinación con todos los sectores de la industria editorial, e incorporar
las nuevas editoriales al sistema.
Asistir a la industria editorial en el uso del ISBN en sistemas computarizados.
La responsabilidad de la administración del sistema ISBN a nivel nacional, se en-
cuentra en manos de instituciones de diferente tipo: en algunos países, como el Reino Unido
y los Estados Unidos, empresas particulares, en otros como Alemania, Francia y Argentina,
las asociaciones de editores y en muchos países las bibliotecas nacionales funcionan como
agencias del ISBN.

EL SISTEMA ISBN EN ARGENTINA

La identificación de los libros argentinos fue establecida por la Ley 22.399 sancionada el 11
de febrero de 1981. De acuerdo con el articulado de esta ley "Todo libro editado en la
República Argentina deberá llevar impreso el número del Sistema Internacional Normalizado
para libros (ISBN -International Standard Book Number)", responsabilizando a la Secretaría
de Cultura de la Nación de la puesta en marcha del sistema y asegurando su cumplimiento
mediante la intervención de la Dirección Nacional de Derecho de Autor, quien requerirá la
constancia de la asignación del número de ISBN a todo editor que solicite el registro de sus
obras.
Con posterioridad a la sanción de esta ley, se dicta la Resolución Ministerial Nº 407 del 16 de
junio de 1986, a través de la cual se viabiliza y recomienda la transferencia de servicios
técnicos a las actividades propias del ámbito privado. Esta transferencia se concretó por
convenio firmado entre la Secretaría de Cultura de la Nación y la Cámara Argentina del
Libro, delegando en la Cámara la administración del sistema.
A partir de ese momento se comenzaron a realizar distintas tareas relacionadas con la
difusión del sistema y de la información bibliográfica reunida a partir de las fichas de
inscripción recibidas.
Desde la puesta en marcha del sistema en el año ha trabajado en la automatización de la
información para lo cual se ha diseñado un programa integral de administración de la
Agencia que permite llevar el registro de editores inscriptos, emitir listados con los números
de ISBN asignados o a asignar para las distintas categorías de editores y una base de datos
bibliográfica que contiene información de 61.000 títulos correspondientes a 3.200 editoriales,
incluyendo en esta categoría no solamente a las empresas editoriales sino también a
fundaciones, organismos oficiales, empresas públicas privadas, universidades, asociaciones,
etc.
La Base de datos ISBN permite distintas opciones de búsqueda mediante la utilización de
palabras clave, lo que posibilita encararías de acuerdo con los siguientes ítems:
* cualquier palabra del título,
* nombre y/o apellido del autor,
* colección,
* ciudad o provincia,
* editorial,
* número de materia o descriptor,
* combinación de cualquiera de estos puntos de acceso.
Estos puntos se suman a las búsquedas tradicionales por autor, título, materia y editorial.
Respecto a las opciones de salida, todos los listados impresos pueden ser modificados en su
formato a voluntad, adaptándose así a las distintas necesidades.
El sistema también admite la incorporación de información de otras bases de datos, previa
adaptación al formato propio.
Actualmente la Agencia cuenta con dos Bases de Datos: ISBNARGE, que reúne la totalidad
de la producción editorial argentina desde 1982 hasta 1993, y la Base ISBN94, que recibe los
registros correspondientes al corriente año, los que luego de verificados son trasladados
bimestralmente a la base general.
A partir de esta información se han elaborado distintos productos, como el Anuario Libros
Argentinos ISBN, el Suplemento ISBN de la Revista Lea (publicación de la Cámara
Argentina del Libro) y actualmente el Boletín Bibliográfico Bimestral ISBN.
Desde 1992 se ha encarado una mayor difusión de la Base de Datos ISBNARGE, la que
actualmente se encuentra en librerías, editoriales, bibliotecas y universidades del país y del
exterior. Entre estas últimas, la Biblioteca del Congreso de la Nación, la Biblioteca Nacional
de España, el Instituto de Cooperación Iberoamericano, la Agencia Internacional de ISBN y
la Agencia Española de ISBN y, a partir de 1994, sirve como base al Banco de Datos
Bibliográficos de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires mediante un convenio de
cooperación ya suscripto.
Esta Base de Datos también se encuentra disponible para la consulta de editoriales, librerías,
distribuidoras y bibliotecas de todo el país y del exterior, las que pueden acceder a la misma
por teléfono, fax, nota o correo electrónico.
En el último año se han incorporado nuevas funciones a las que ya venía desempeñando la
Agencia Argentina de ISBN entre las que se encuentran:
* A fin de brindar asesoramiento sobre los trámites de inscripción y la clasificación temática
utilizada, se ha establecido una línea de comunicación permanente entre los editores y los
bibliotecarios de la Agencia, lo que permite dar respuesta a los interrogantes y problemas que
se presenten.
* Centralizar el servicio de catalogación en fuente de las obras que se inscriben en el sistema.
A menos de un año de su puesta en marcha ya cuenta con más de 40 editoriales que lo han
solicitado.
* Se han establecido subagencias de ISBN en el interior del país a fin de brindar
asesoramiento e información sobre los trámites de ISBN y Derecho de Autor.
* Colaborar con la Agencia Internacional ISBN, agencias Nacionales de ISBN, Unesco y
Cerlalc, mediante el envío de información relacionada con la producción editorial argentina,
la que es incluida en los repertorios internacionales editados por estos organismos como el
índex Traslationum de Unesco, el Publishers' International ISBN Directory de la Agencia
Internacional de ISBN y el Directorio Latinoamericano de Editoriales. Distribuidoras y Li-
brerías de Cerlalc.
* Incorporación a la Red Nacional de Ciencia y Tecnología (RECyT), a fin de facilitar las
vías de intercambio de información vía correo electrónico, además de poder difundir las
actividades que realizan en relación con el libro y el mercado editorial. Esto también permite
recibir y enviar mensajes a otras redes, como por ejemplo la RAN (Red Académica Nacional)
y establecer comunicaciones con el exterior.
* A partir del año 1993 comenzó a participar de las reuniones del Subcomité de
Documentación de IRAM (Instituto Argentino de Racionalización de Materiales), sobre
normalización de documentos, citas bibliográficas e información relacionada con el libro.
* Brindar información sobre bibliotecas argentinas. Esto es fruto del convenio firmado en
mayo de 1993 con la Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina,
quien proporciona la información sobre bibliotecas. Como contrapartida, la Agencia ofrece
información y búsquedas bibliográficas a las bibliotecas que así lo soliciten.

Se ha previsto ampliar los servicios de información con que cuenta actualmente. Los
proyectos que se encuentran en estudio son los siguientes:
* Incorporación de información sobre libros importados. En este sentido se está
recepcionando y procesando en estos momentos información relacionada con distribuidores y
sellos en distribución.
* Mediante la adquisición por compra, canje o donación de repertorios en CD-ROM, se
espera brindar servicios de búsqueda al público sobre la producción editorial a nivel
internacional. Para este servicio se prevé la incorporación de una nueva PC que se incorpore
a la Red que ya se encuentra funcionando, además de un lector de CD-ROM.
Este servicio de información podrá ser solicitado por particulares, instituciones y organismos
tanto nacionales como internacionales, por las siguientes vías: correo, teléfono, fax, correo
electrónico.

UTILIZACIÓN DEL ISBN EN BIBLIOTECAS

El ISBN permite a las bibliotecas acceso a sistemas de pedidos rápidos y eficaces,


seleccionando entradas de los catálogos de bancos de datos bibliográficos y redes de
bibliotecas, además de ofrecer un fácil acceso muchos directorios, bibliografías nacionales,
catálogos de bibliotecas, bancos de datos y productos bibliográficos en CD-ROM.
Puede servir asimismo de número de control de bibliografía nacional y resulta útil
para los préstamos circulantes y entre bibliotecas.
En general el ISBN es usado para seleccionar entradas de catálogos, catálogos
colectivos y redes de bibliotecas. Es un método rápido y eficaz para la catalogación
retrospectiva.
El papel del ISBN para los préstamos entre bibliotecas es menos conocido. En
algunos países se piensa que los catálogos tradicionales en fichas requieren demasiado
tiempo y se prefieren registros topográficos de ISBN. Esto simplemente es una concordancia
entre los ISBN y los símbolos respectivos de las bibliotecas. Estas listas se pueden compilar
fácilmente y manejar on line o distribuir en microfichas. El ISBN forma el enlace con la
entrada en el catálogo.
Por supuesto, la aplicación óptima sería usar el ISBN como número identificador
general para todas la publicaciones modernas y usarlo para todas las operaciones
bibliotecarias, desde la adquisición hasta la catalogación y el préstamo circulante.
De acuerdo con las necesidades del comercio, los diferentes formatos físicos de una
publicación reciben ISBN diferentes. Pero los lectores normalmente sólo están interesados en
el contenido y no oponen reparos a una edición en rústica si la edición en tela no está
disponible. Esta desventaja en la opinión de los bibliotecarios, puede ser salvada fácilmente
en bancos de datos (catálogos de bibliotecas, Books in Print) donde los ISBN de las ediciones
diferentes de un titulo pueden ser vinculadas. Este enlace muchas veces está impreso en los
libros.
Las bibliotecas no solamente compilan libros, es decir, monografías sino también
publicaciones seriadas, música impresa y grabaciones en banda o video y para cada uno de
estos materiales existe la posibilidad de un número normalizado.
Las publicaciones seriadas reciben el International Standard Serial Numbers (Número
Internacional Normalizado para Publicaciones Seriadas ISSN). Muchos países participan en
este sistema que ofrece identificadores únicos para periódicos y otras publicaciones seriadas.
El centro de registro para la norma ISSN está situado en París y mantiene un registro
completo de todos los ISSN asignados con las entradas de catálogo respectivo. En nuestro
país el CAICYT (Centro Argentino de Información Científica y Tecnológica) es el encargado
de asignar el número de ISSN a las publicaciones periódicas publicadas en Argentina.
El International Standard Mus ic Number (Número Normalizado para Música
Impresa-ISMN) será publicado como norma ISO y sólo cubre música impresa. El centro de
registro es la Agencia Internacional de Música Impresa en la Biblioteca' Estatal en Berlin.
También hay una norma para grabaciones en banda: el International Standard Recording
Code (Número Internacional Normalizado para Grabaciones en Banda-ISRC). Identifica las
piezas individuales en una banda o un Compact Disc y normalmente no la unidad física. Es
muy útil para el cálculo de derechos pero no necesariamente para los objetivos del comercio
o de las bibliotecas. El centro de registro está situado en Londres.
Otra norma útil se encuentra en preparación es el International Standard Address
Number (Númeroi Internacional Normalizado para Direcciones ISAN). Este número que ha
sido usado en los Estados Unidos desde hace años a nivel nacional, identifica las direcciones
de instituciones en el sector de libros, incluyendo bibliotecas y museos. Probablemente será
realizado como parte del código 979 del sistema de código de barras EAN.
El ISBN no sólo es un instrumento para la racionalización sino también un medio para
construir sistemas eficaces en el comercio, la distribución y la difusión del libro, incluyendo
como complementos auxiliares los directorios y los bancos de datos necesarios para colaborar
eficazmente con todos los profesionales de la información.

También podría gustarte