Está en la página 1de 3

¿es la administración una ciencia o una tecnología?

Danny Javier Vásquez Cerón

Estudiante de Administración de sistemas informáticos

La administración es una de las disciplinas jóvenes que más avances ha cosechado en los
últimos tiempos, no hay una posición unánime sobre qué tipo de conocimiento es la administración,
¿La administración es una ciencia o una tecnología? El profesor Mario Bunge afirma, por ejemplo,
que “las ciencias de la administración pertenecen a la rama de la tecnología las cuales reciben el
nombre de ‘Tecnologías sociales’. El profesor Quintanilla sostiene, por contraste, que las
tecnologías de la información pertenecen al campo de las tecnologías mixtas. Con Base en lo
anterior, en este ensayo voy a argumentar que la administración es una tecnología y que no es
legítimo que la consideremos una ciencia.

En defensa de mi posición, es necesario establecer qué debemos entender por “ciencia” y por
“tecnología” para mostrar por qué la administración va ligada a la tecnología.

Ciencia, tecnología y administración

La tecnología es la ciencia aplicada a la resolución de problemas concretos. Constituye un


conjunto de conocimientos científicamente ordenados, que permiten diseñar y crear bienes o
servicios que facilitan la adaptación al medio ambiente y la satisfacción de las necesidades
esenciales y los deseos de la humanidad. La ciencia es un sistema ordenado de conocimientos
estructurados que estudia, investiga e interpreta los fenómenos naturales, sociales y artificiales.
Los conocimientos científicos se obtienen mediante observaciones y experimentaciones en
ámbitos específicos, dichos conocimientos deben ser organizados y clasificados sobre la base de
principios explicativos ya sean de forma teórica o práctica. La administración puede ser entendida
como la disciplina que se encarga de realizar una gestión de los recursos (ya sean materiales o
humanos) en base a criterios científicos y orientada a satisfacer un objetivo concreto.

Ahora bien, la misión de la tecnología es la búsqueda de nuevos procesos para el


mejoramiento, por lo que con la administración sea acopla ese concepto ya que se necesita aplicar
nuevas técnicas para el proceso de gestión de recursos. El profesor M. Bunge plantea el termino
tecnología administrativa, esta surge porque en la administración se manifiesta la necesidad de
contar con un conocimiento “experto” para resolver problemas que se tornan cada vez más difíciles
en las empresas, ya que a partir del siglo XX las organizaciones crecen considerablemente y con
ello incrementa su complejidad; de esta forma, y con el surgimiento de grandes empresas, se origina
la creación de las ciencias de la administración. Aunque según para este autor, en realidad las
ciencias administrativas no son más ciertas técnicas que luchan por convertirse en socio-tecnología.

Una razón específica por la cual la administración no es una ciencia es la resolución de


problemas, ya que en la ciencia se busca encontrar nuevos conocimientos, aunque estos
conocimientos si pueden llegar a ser útiles para la resolución de un dicho problema. La ciencia no
se basa en la solución de problemas sino en plantear teorías. Es por eso que la administración es
una tecnología ya que esta busca llegar a una solución de un problema concreto mediante un
conocimiento de esos conocimientos, y es también por eso por lo cual se define a la tecnología
como una ciencia aplicada ya que con los conocimientos que plantea la ciencia conlleva a que estos
sean aplicados para un objetivo en específico.

Se puede decir que el concepto “ciencia” si influye en la administración, ya que la


administración también se basa en los conocimientos científicos. La razón por la cual la
administración no debe considerarse una ciencia es porque esta no aplica ese conocimiento.

Tener que controlar sistemas sociales concretos (organizaciones) es otro es otro de los factores
por lo cual la administración es una tecnología, ya con esto se debe optimizar el funcionamiento
de las organizaciones o los sistemas de información. Con optimizar quiero decir que con dichos
procesos organizacionales se llegue a un mejor resultado posible y para obtener esto se debe utilizar
el concepto “tecnología” que, es aplicar el conocimiento para encontrar nuevos métodos o procesos
que permitan el mejoramiento de estos procesos para llegar a la obtención de un mejor resultado.

En conclusión, está claro que la administración es una tecnología, que esta busca aplicar el
conocimiento que nos brinda la ciencia para llevarlo a una implementación de los procesos
organizacionales o sistemas sociales para la obtención de un mejor resultado posible. Por lo tanto,
es erróneo decir que la administración es una ciencia, ya que la administración no busca adquirir
conceptos solamente sino como antes mencionaba, es aplicar los conocimientos obtenidos para la
optimización o mejoramiento con la ayuda de procesos nuevos para así hacer una buena gestión de
los recursos (ya sean materiales o humanos).
Referencias bibliográficas

https://difiere.com/la-diferencia-ciencia-tecnologia/

https://definicion.de/administracion/

MARIO BUNGE, Filosofía y tecnología de Bunge

MARIO BUNGE, Epistemología de la administración; Estatus epistemológico de la administración