Está en la página 1de 4

ABORTO ESPONTANEO

Qué es un aborto espontáneo

Los abortos espontáneos se producen antes de la semana 24 de embarazo

Una cuarta parte de embarazos terminan en aborto espontáneo. El riesgo de aborto espontáneo
de una veinteañera es de entre el 12% y el 15% y aumenta al 25% en mujeres de 40 años. Ese
mayor riesgo se corresponde con el aumento de incidencia de anomalías cromosómicas que se
produce con la edad. Centenares de miles de mujeres viven cada año la experiencia de un aborto
espontáneo en España. De hecho, una cuarta parte de embarazos terminan en aborto espontáneo.
Sin embargo, haber tenido un aborto (incluso dos ) no significa que exista un problema subyacente
que impida tener hijos en el futuro.

Qué es un aborto espontáneo

Se define así la interrupción espontánea del embarazo antes de las 24 semanas. Una cuarta parte
de los embarazos terminan en aborto espontáneo. El periodo de mayor riesgo para que se
produzca una interrupción espontánea del embarazo es el comprendido entre las 6 y las 8
semanas de gestación, es decir, en la primera etapa del embarazo.

1. PLACENTA PREVIA a.

Definición Es la implantación anormal de la placenta en relación con el orificio interno del cuello
uterino, sea cubriéndolo parcial o totalmente, que persiste después de la semana 24 de gestación.
Debido a su alta asociación con la paridad elevada, cesáreas previas y legrados uterinos, se sugiere
el daño endometrial como un factor etiológico.

2. DESPRENDIMIENTO DE PLACENTA NORMO INSERTA

a. Definición Es la separación de la placenta que se encuentra normalmente inserta, antes del


tercer estadio del parto y que ocurra luego de las 20 semanas. La causa exacta es desconocida
pero se asocia a cualquier injuria o patología que afecte los vasos de la decidua, generando por lo
tanto un espasmo o constricción de un vaso, dando como resultado un área de hipoxia y por lo
tanto aumento en la permeabilidad capilar, generando hemorragias capilares y arteriales;
formando un coágulo y la disección de la placenta por este coágulo.

3 PREECLAMPSIA: HIPERTENSIÓN EN EL EMBARAZO

La preeclampsia es un síndrome se caracteriza por la elevación de la presión arterial. Entre el 3% y


el 5% de las embarazadas puede sufrirla y afecta a la madre y al hijo.

No existe una razón clara para la preeclampsia, una patología propia del embarazo y que es parte
del Síndrome Hipertensivo del Embarazo (SHE).

4 Qué es la placenta previa?

La placenta previa es una afección en la cual la placenta está adherida cerca o sobre el cuello
uterino (abertura del útero). La placenta previa se presenta aproximadamente en uno de cada 200
partos de niños vivos. Existen tres tipos de placenta previa:

 Placenta previa total. La placenta cubre completamente el cuello uterino.

Haga clic en la imagen para ampliarla.

 Placenta previa parcial. La placenta cubre el cuello uterino de manera parcial.


Haga clic en la imagen para ampliarla.

 Placenta previa marginal. La placenta está cerca del borde del cuello uterino.

5 Anemia durante el embarazo: causas y tratamiento

( Primer trimestre del embarazo )

La anemia es una de las complicaciones más frecuentes durante el embarazo (la sufren hasta en el
95% de las mujeres embarazadas) y es causada por un descenso del hierro por debajo de los
valores normales. El hierro es esencial para la producción de hemoglobina, la proteína que se
encuentra en los glóbulos rojos y que lleva el oxígeno a otras células. Durante el embarazo, la
cantidad de sangre en el cuerpo de la mujer aumenta hasta un 50 por ciento más de lo usual. Por
lo tanto, necesita más hierro con el fin de producir más hemoglobina para toda esa sangre
adicional que se suministrará al bebé y a la placenta.

6 DIAVETES GESTIONAL

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo
en mujeres embarazadas que nunca antes padecieron esta enfermedad. En algunas mujeres, la
diabetes gestacional puede afectarles en más de un embarazo. La diabetes gestacional por lo
general aparece a la mitad del embarazo. Los médicos suelen realizar estudios entre las 24 y 28
semanas del embarazo.

La diabetes gestacional se puede controlar a menudo con una alimentación saludable y ejercicio
regular, pero algunas veces la madre también necesitará insulina