Está en la página 1de 7

Organización, Planificación y Control del Mantenimiento

 Organización del Mantenimiento

 Diferentes formas de la organización del Mantenimiento


Como en toda organización, no hay una "receta" para dar formas orgánicas al
servicio de mantenimiento dentro de una empresa, pues su configuración
depende de un sin número de factores internos como externos. Como factores
condicionantes internos pueden mencionarse:
 La capacidad económico-financiera;
 El volumen de producción, comercializable en términos rentables;
 El crédito;
 El tipo de productos y los procesos para obtenerlos, etc.
Y los factores condicionantes externos a la organización son:
 El ámbito social;
 La ubicación geográfica;
 La distribución geográfica de la organización;
 La disponibilidad de mano de obra capaz, servicios, energía, agua, etc;
 La evolución económica del mercado;
 La absorción del producto o productos.
Consecuente a lo expresado y como resultado de un serio análisis de los
factores enunciados, entre otros, podrá decidirse la forma en que se estructurará
el Mantenimiento:
 Mantenimiento a nivel de otras áreas de la empresa, dependiendo de
algún organismo principal, accionando en forma centralizada,
descentralizada o mixta.

 Mantenimiento dependiendo de otros organismos.

o Mantenimiento dependiendo de Producción.


o Mantenimiento dependiendo de Ingeniería.

Las organizaciones pequeñas estan normalmente estructuradas


funcionalmente (centralizadas) mientras que las de medio tamaño se inclinan
por estructuras divisionales (Descentralizadas) y las grandes optan por
unidades estratégicas de negocio o por estructuras matriciales como se pude
observar en el siguiente mapa conceptual:

A continuación, se hablará de cada uno de los sistemas de organización de


estos grupos:
 Mantenimiento Centralizado: es un organismo de Mantenimiento que
sin tener en cuenta su dependencia, tiene toda la responsabilidad del
servicio. Esta forma de organización se aplica en fábricas relativamente
pequeñas o medianas.

 Mantenimiento Descentralizado: En este caso Mantenimiento depende


de cada una de las áreas productivas y de servicio, tal como se ilustra en
el siguiente gráfico. También se lo denomina Mantenimiento asignado y
se aplica generalmente en grandes complejos industriales donde las
áreas están geográficamente dispersas.
 Mantenimiento Mixto: Es el mantenimiento cuya organización está dividida.
En efecto, la división se establece, tal como se muestra en la figura siguiente,
en centralizar las tareas técnico-administrativas en un departamento o
repartición y los grupos operativos del mantenimiento (talleres zonales y
gremios) se descentralizan asignados a áreas o tareas determinadas.

 Planificación del Mantenimiento


Propósito de la Planificación
La planificación de mantenimiento es la base para la optimización de las
acciones operativas, de control y de mejora de procesos y productos; a través
de esta planificación se crean las directrices con visión de futuro, tanto para las
actividades de mantenimiento, como para las operaciones de producción.
La planificación del mantenimiento es un proceso integral y continuo que se
realiza para determinar los objetivos, recursos y métodos que necesitan los
procesos de mantenimiento para lograr sus fines y se realiza en el marco de las
siguientes preguntas:
1. ¿Qué esperan los clientes internos y externos del sistema de
mantenimiento?
2. ¿Con que recursos se va a prestar el servicio requerido?
3. ¿Qué tecnología, procesos, métodos y procedimientos se van a utilizar?
4. ¿Cómo se va a medir el desempeño del sistema?
5. ¿Cómo se va a controlar el desempeño del sistema y de los procesos?
6. ¿Cómo se va a mejorar la capacidad del sistema de mantenimiento para
aumentar su calidad?

 Fases de la planificación
La planificación del mantenimiento se realiza a través de cuatro fases básicas
que comienza con el análisis de los planes estratégicos de la organización y los
requerimientos de los clientes internos, o a veces externos cuando el proceso
abarca el mantenimiento de los productos entregados y termina con los
programas de mantenimiento implementado y evaluado, como se muestra a
continuación:

 Control del mantenimiento


Definición del control de Mantenimiento
Significa coordinar la demanda del mantenimiento y los recursos disponibles
para alcanzar un nivel deseado de eficacia y de eficiencia.
Objetivo del control de Mantenimiento
Planear, conocer, controlar y verificar las actividades de mantenimiento para
tomar decisiones anticipadas y decisiones oportunas ante las desviaciones que
se detecten.
En el mantenimiento, el ciclo de control puede definirse como sigue:
 El objetivo: es decir, la disponibilidad de la planta y la calidad de los
productos.
 El muestreo de la salida: es decir, recopilar datos de los archivos de las
órdenes de trabajo o de la historia del equipo.
 El análisis de la muestra: es decir, empleo de técnicas para determinar si
se ha alcanzado el objetivo.
 La acción correctiva: es decir, revisar las políticas de mantenimiento,
modificar los programas de mantenimiento, mejoras las especificaciones
del trabajo, capacitar a los trabajadores e implementar nuevos programas
y estrategias de mantenimiento, en caso de ser necesario.

El control del mantenimiento comprende las siguientes tres importantes


funciones:
 Coordinación y planeación de las órdenes de trabajo: se encarga de
satisfacer la demanda de mantenimiento, cumpliendo al mismo tiempo los
requerimientos de producción (servicio) y las capacidades de los recursos
de mantenimiento.

 Procesamiento de las órdenes de trabajo: consiste en la liberación de


órdenes, la programación y el despacho del trabajo.

 Retroalimentación de información y acción correctiva: Se ocupa


esencialmente de la recopilación de información y la toma de decisiones
para alcanzar las metas y los objetivos establecidos.