Está en la página 1de 14

ACTOS INTRODUCTORIOS

Los actos introductorios son aquellos a través de los cuales se pone en conocimiento de las

autoridades la noticia criminal y dan inicio al proceso penal. Estos pueden ser presentados ante el

Ministerio Público, los Tribunales de Justicia o la Policía Nacional Civil, según sea el caso, con

lo que se iniciará la investigación respectiva con el objeto de individualizar a los responsables de

los hechos puestos en su conocimiento y así alcanzar la averiguación de la verdad, como fin

primordial del proceso penal.

Según nuestra legislación los actos introductorios que se contemplan en el Código Procesal Penal

son:

a) La denuncia

b) La querella

c) La prevención policial

d) Conocimiento a prevención.

Legislación Aplicable

Contemplado en los artículos del 297 al 308 del Código procesal penal.

PRUEBA.

Doctrina

Es un espacio procesal de decisión jurisdiccional que tiene como base y límite las

demostraciones probatorias logradas por las partes. La prueba es todo aquello que confirma o

desvirtúa una hipótesis o afirmación precedente.


En tal virtud, se puede conceptualizar la prueba como todo lo que sirva para el descubrimiento de

la verdad acerca de los hechos que son investigados y respecto de los cuales pretende actuar la

ley sustantiva; probar significa convencer al juez sobre la certeza de la existencia de un hecho.

Lino Enrique Palacio propone definir la prueba como “el conjunto de actos procesales,

cumplidos con el auxilio de los medios previstos o implícitamente autorizados por la ley, y

encaminados a generar la convicción judicial acerca de la existencia o inexistencia, la veracidad

o falsedad, de los hechos sobre los cuales versa la imputación” (Palacio, 2000).

En consecuencia, se puede decir que la prueba es el conjunto de actos presentados dentro del

proceso penal con el objeto de confirmar o desvirtuar la comisión de un hecho ilícito sometido al

conocimiento del juez.

Contemplado en los artículos del 181 al 186 del Código procesal penal.

PROCEDIMIENTO PREPARATORIO

8.1 definición.

Es aquella etapa del proceso penal, por la cual el Ministerio Público investiga para recabar los

elementos de convicción, para considerar si el sindicado puede resultar culpable del ilícito, estos

elementos y evidencias, únicamente pueden ser considerados como medios probatorios, cuando

así se presenten en el debate.

“El procedimiento preparatorio es la etapa de investigación, que por mandato legal le

corresponde al Ministerio Público, es el período por el cual, el ente encargado investiga el hecho

punible, para decidir si se encuentran suficientes elementos de juicio contra el imputado y en ese

sentido pedir la apertura del juicio y formular acusación contra el sindicado”


8.2 obstáculos de la persecución penal.

En el proceso penal puede ocurrir que aparezca como posible una circunstancia obstaculativa

para regular el ejercicio de los poderes de acción y de jurisdicción, es decir que puede surgir un

obstáculo impeditivo del pronunciamiento de la decisión sobre el fondo con respecto a la

pretensión hecha vales en el proceso, dado el caso y no mediando el retiro de la pretensión

(renuncia o desistimiento procesal) o corrección oportuna del defecto o vicio, el tribunal es el

órgano que debe decidir. Para ellos se determinará en sentido afirmativo o negativo sea de oficio,

sea a instancia de parte interesada. Cuando la cuestión asumida de oficio o propuesta por parte

interesada resultare acogida, significará en definitiva que se niega la prestación de la jurisdicción

para el caso propuesto por el actor, o que se paraliza su ejercicio.

8.3. Actos conclusivos.

El Código Procesal Penal enumera como actos conclusivos de la fase preparatoria la solicitud

fundamentada con elementos de prueba por el Ministerio Público de cualquiera de las siguientes

alternativas:

a. La apertura a juicio mediante la acusación

b. El sobreseimiento

c. La clausura provisional

e. El archivo

Su propósito es pasar por el filtro del escrutinio judicial la decisión de Ministerio Público sobre

el curso procesal a seguir en el caso concreto. A esos efectos la fase intermedia ha sido definida

como el puente entre el órgano estatal que investiga y el que habrá de juzgar ya que establece
una separación entre el que ejerce y promueve la acción penal y aquel a quien corresponde el

enjuiciamiento y la resolución de la controversia.

8.4 tramite.

Artículo 324.- Petición de apertura. Cuando el Ministerio Público estime que la investigación

proporciona fundamento serio para el enjuiciamiento público del imputado, requerirá por escrito

al juez la decisión de apertura del juicio. Con la apertura se formulará la acusación. Artículo 324.

Bis.- Control judicial. (Adicionado por el Artículo 26 del Decreto 79-97 del Congreso de la

República.) A los tres meses de dictado el auto de prisión preventiva, si el Ministerio Público no

ha planteado solicitud de conclusión del procedimiento preparatorio, el juez, bajo su

responsabilidad dictará resolución concediéndole un plazo máximo de tres días para que formule

la solicitud que en su concepto corresponda.

8.5 tiempo de la investigación.

Artículo 323.- Duración. (Reformado por el Artículo 23 del Decreto 32-96 del Congreso de la

República.) El procedimiento preparatorio deberá concluir lo antes posible, procediéndose con la

celeridad que el caso amerita, y deberá practicarse dentro de un plazo de tres meses. En casos

especiales, el tribunal podrá prorrogar durante un mes la investigación. Si el Ministerio Público

no cumple con presentar su requerimiento dentro de los plazos indicados, el fiscal a cargo del

asunto será amonestado por escrito por el juez que controla la investigación quien, le fijará un

plazo de ocho días para que lo haga.

Artículo 82.- Desarrollo. (Reformado por el Artículo 3 del Decreto 18-2010 del Congreso de la

República.) La audiencia se desarrollará de conformidad con lo siguiente: El fiscal y el defensor

se pronunciarán sobre el plazo razonable para la investigación. El juez deberá fijar día para la
presentación del acto conclusivo y día y hora para la audiencia intermedia, la cual deberá llevarse

a cabo en un plazo no menor de diez (10) días ni mayor de quince (15) días a partir de la fecha

fijada para el acto conclusivo. Una vez presentado el acto conclusivo, se entregará copia del

mismo a las partes que lo soliciten, y se dejará a disposición del juez las actuaciones y medios de

investigación para que pueda examinarlos hasta la fecha fijada para la audiencia.

Legislación Aplicable.

Contemplado en los artículos del 324 al 327 del Código procesal penal.

PROCEDIMIENTO INTERMEDIO

9.1 fin y concepto

El procedimiento intermedio, se encuentra ubicado en el tiempo entre la etapa preparatoria y el

juicio, como su nombre lo ilustra. Su razón es la de que el juez controle el fundamento del

requerimiento del Ministerio Público con objeto de no permitir la realización de juicios

defectuosos y fijar en forma definitiva el objeto del juicio (el hecho y la persona imputados), o en

su caso evitar el sobreseimiento o la clausura ilegales.

9.2 tramite.

El procedimiento intermedio, es la fase de transición entre el procedimiento preparatorio y el

juicio propiamente dicho.

Desde el punto de vista formal, la Fase Intermedia, constituye el conjunto de actos procesales

que tienen como fin la corrección de los requerimientos o actos conclusivos de la investigación,

el control de esos actos conclusivos de la investigación los realiza el juzgado competente para

ello.
La fase intermedia cumple dos funciones: una de discusión o debate preliminar sobre los actos o

requerimientos conclusivos de la investigación y la otra de decisión judicial, por medio de la cual

se admite la acusación.

Dentro de este debate preliminar, tanto el imputado como su defensor, tienen oportunidad de

objetar la acusación solicitada pro el Ministerio Público, por considerar que la misma carece de

fundamento suficiente y se pretende someter a una persona a juicio, sin contar con los elementos

necesarios para probar la acusación.

También pueden objetar en cuanto a la tipicidad del delito, es decir, si el hecho por el cual se

solicita la acusación constituye un delito diferente del considerado en el requerimiento o bien que

el hecho por el cual se solicita dicha acusación, no constituye delito.

Legislación Aplicable

Artículo 332.- (Reformado por el Artículo 27 del Decreto 79-97 del Congreso de la República.)

Inicio. Vencido el plazo concedido para la investigación, el fiscal deberá formular la acusación y

pedir la apertura del juicio. La etapa intermedia tiene por objeto que el juez evalúe si existe o no

fundamento para someter a una persona a juicio oral y público, por la probabilidad de su

participación en un hecho delictivo o para verificar la fundamentación de las otras solicitudes del

Ministerio Público.

EL DEBATE.

10.1 definición.

El debate en el Proceso Penal, es el tratamiento del proceso en forma contradictoria, oral y

pública; es el momento culminante del proceso, en el cual las partes entran en contacto directo, el
contenido del proceso se manifiesta con toda su amplitud, se presentan y ejecutan las pruebas;

teniendo el contradictorio su más fiel expresión en la vivacidad de la prueba hablada.

El debate oral y público tiene como característica el principio de inmediación de los sujetos

procesales, de los órganos y medios de prueba con quienes se trata de establecer los hechos

contenidos en la acusación, correspondiendo al tribunal de sentencia penal hacer el análisis y

valoración de la prueba para establecer con certeza si los hechos sometidos a conocimiento del

tribunal han quedado probados o no, debiendo el tribunal mantener los principios de

imparcialidad e independencia, garantizando a las partes ejercer el contradictorio en igualdad de

posiciones, libertad de prueba y argumentos para que el tribunal los conozca directamente y

tenga suficiente convicción para dictar una sentencia legal.

10.2 principios.

 ORALIDAD.

En el debate predomina la palabra como medio de expresión. Este principio está íntimamente

relacionado con los principios de inmediación y publicidad.

De conformidad con el CPP en el debate las declaraciones del acusado, de los órganos de prueba

y las intervenciones de todas las partes que participan en él, serán oral. Las resoluciones del

tribunal se dictarán verbalmente, con su emisión, las partes quedarán notificadas en ese

momento, pero constarán en el acta del debate.

 INMEDIACIÓN.

En el Debate el juez mantiene comunicación directa con las partes (Ministerio Público, acusado,

defensor, y partes civiles o sus mandatarios).


A través de este principio, en el debate el juez recibe directamente todos los medios de prueba y

el material de convicción para pronunciar su sentencia. Las declaraciones delas partes, examen

de testigos, careos, indagatorias, y en general todo medio de prueba, debe pasar por

la percepción inmediata del juez, siendo a través de esa percepción que su convicción sea el

resultado de su propia operación intelectiva.

 ASISTENCIA DE LAS PARTES = CONTRADICTORIO

Este principio en el debate, norma la oportunidad que tiene tanto el acusado como el acusador de

defender sus posiciones ante el juez.

 PUBLICIDAD.

El debate será público (artículo 356) La publicidad se manifiesta fundamentalmente en el debate

en la posibilidad que tiene cualquier ciudadano de presenciar el desarrollo del juicio. La

publicidad cumple un doble objetivo de control y de difusión.

Por un lado permite que los ciudadanos puedan controlar la actuación de la administración de

justicia viendo como proceden, no sólo los jueces, sino también otros pilares del sistema como

son los fiscales, abogados e incluso las fuerzas de seguridad. De esta amanera, le será mucha más

difícil a un juez dictar una resolución manifiestamente injusta. Asimismo, los abogados o los

fiscales verán seriamente comprometido su prestigio profesional ante una actuación negligente o

deficiente. El debate es por lo tanto un sinónimo de transparencia, lo cual es consustancial a un

estado de derecho.

 CONTINUIDAD Y CONCENTRACIÓN.

La concentración es el principio por el cual los medios de prueba y las conclusiones ingresan en

el debate en una misma oportunidad y son escuchados de forma continua y sin interrupciones. La
continuidad es el medio a través del cual aseguramos la concentración. La concentración ayuda a

los jueces a tomar una decisión ponderando conjuntamente las pruebas presentadas por todas las

partes. Imaginemos un juicio en el que la prueba se va presentando poco a poco a lo largo de

varios días o meses. Posiblemente, al juez le costará llegar a una conclusión tomando en cuenta y

contrastando por igual todos los elementos, siendo posible que tuviesen más fuerza los últimos

en el tiempo. La situación se agrava por el hecho de que el mismo juez está conociendo

muchos procesos. Todo ello pude ser posible en un proceso escrito, pero difícilmente suceden en

un sistema oral. Es por esto que se dice que la inmediación y la oralidad favorecen la

concentración.

10.3 desarrollo.

1. DIRECCIÓN DEL DEBATE

Según el artículo 366 del Código Procesal Penal, al presidente del tribunal le corresponde dirigir

el debate, ordenar las lecturas pertinentes, hacer las advertencias que correspondan, exigir las

protestas solemnes, moderar la discusión, impidiendo derivaciones impertinentes o que no

conduzcan al esclarecimiento de la verdad o no resulten admisibles, sin coartar por ello el

ejercicio de la acusación y la libertad de defensa.

Por su parte el artículo 89 de la ley del Organismo Judicial estipula que los presidentes de las

salas y tribunales colegiados son la autoridad superior del tribunal; supervisarán el trámite de

todos los asuntos, sustanciándolos hasta dejarlos en estado de resolverlos.

Los presidentes mantendrán el orden en el tribunal y cuando se celebre vista o audiencia pública

dictará las disposiciones que crea convenientes, debiendo proceder contra cualquier persona que

desobedezca o las perturbe.


Si una disposición del presidente es objetada como inadmisible por alguna de las partes decidirá

el tribunal.

Si durante el debate se cometiere falta o delito, el tribunal ordenará levantar acta con las

indicaciones que correspondan y hará detener al presunto culpable, remitiéndose copia de los

antecedentes necesarios al Ministerio Público a fin de que proceda de conformidad con la ley.

2. INICIO DE LA AUDIENCIA

El desarrollo de la audiencia del debate se inicia con la comparecencia de los jueces al tribunal y

termina con la lectura de la sentencia y del acta del debate, nuestro ordenamiento procesal penal

lo regula en los artículos 358 al 397.

El día y hora fijados para la audiencia, el tribunal se construirá en el lugar señalado para la

misma. El presidente verificará la presencia del Ministerio Público, del acusado y su defensor, de

las demás partes que hubieren sido admitidas, y de los testigos, peritos o intérpretes que deban

tomar parte en el debate.

Luego de la verificación anterior el presidente declara abierto el debate, seguidamente advertirá

al acusado sobre la importancia y el significado de lo que va a suceder, le indicará que

preste atención y ordenará la lectura de la acusación y del auto de apertura del juicio.

3. DECLARACIONES DEL ACUSADO

El artículo 15 del Código Procesal Penal manifiesta que el imputado no puede ser obligado a

declarar contra sí mismo ni declararse culpable. El Ministerio Público, el juez o el tribunal, le

advertirá clara y precisamente, que responder o no con toda libertad a las preguntas, haciéndolo

constar en las diligencias respectivas.


Por su parte el artículo 70 del mismo cuerpo de leyes estipula que se denominará sindicado,

imputado, procesado o acusado a toda persona a quien se le señale de haber cometido un hecho

delictuoso y condenado a aquel sobre quien haya recaído una sentencia condenatoria firme.

Así mismo el artículo 355 del mismo código estipula que el acusado asistirá a la audiencia libre

en su persona, pero el presidente podrá disponer la vigilancia y cautela necesaria para impedir su

fuga o actos de violencia.

Si el acusado estuviere en libertas, el tribunal podrá disponer para asegurar la realización del

debate o de un acto particular que lo integre, su conducción por la fuerza pública y hasta su

detención, determinando en este acto e lugar en que se debe cumplir.

Podrá también varias las condiciones bajo las cuales goza de libertas o imponer alguna medida

sustantiva.

Después de la apertura del debate o de haberse resuelto las cuestiones incidentales, el juez

explicara al acusado, con palabras claras y sencillas el hecho que se le atribuye y le advertirá que

puede abstenerse de declarar y que el debate continuará aunque no declare. Permitirá que el

acusado manifieste libremente cuanto tenga por conveniente sobre la acusación.

4. RECEPCIÓN DE LA PRUEBA

Los artículos 181, 182 y 183 del código procesal penal manifiestan que salvo que la ley penal

disponga lo contrario, el Ministerio Público y los tribunales tienen el deber de procurar, por si, la

averiguación de la verdad mediante los medios de prueba permitidos y de cumplir estrictamente

con los preceptos estipulados por el Código Procesal Penal.

Durante el juicio, los tribunales solo podrán preceder de oficio a la incorporación de la prueba no

ofrecida por las partes, en las oportunidades y bajo las condiciones que fija la ley.
Se podrán probar todos los hechos y circunstancias de interés para la correcta solución del caso

por cualquier medio de prueba permitido.+

Un medio de prueba, para ser admitido, debe referirse directa o indirectamente al objeto de la

averiguación y ser útil para el descubrimiento de la verdad. Los tribunales podrán limitar los

medios de prueba ofrecidos para demostrar un hecho o una circunstancia, cuando resulten

manifiestamente abundantes. Son inadmisibles, en especial, los elementos de prueba contenidos

por un medio prohibido, tales como la tortura, la correspondencia, las comunicaciones, los

papeles, y los archivos privados.

Después de la declaración del acusado el presidente procederá a recibir la prueba en el siguiente

orden:

 Peritos

 Testigos

 Documentos

 Otros medios de prueba

5. DISCUSIÓN FINAL

El artículo 64 de la Ley del Organismo Judicial estipula que en todas las vistas de los tribunales,

las partes y sus abogados podrán alegar de palabra.

Terminada la recepción de las pruebas, el presidente concederá sucesivamente la palabra al

ministerio Público, al querellante, al actor civil, a los defensores del acusado y a los abogados del

tercero civilmente demandado, para que en ese orden, emitan sus declaraciones.
Las partes civiles limitarán su exposición a los puntos concernientes a la responsabilidad civil.

En ese momento, el actor civil deberá concluir, fijando su pretensión para la sentencia, inclusive,

en su caso, el importe de la indemnización. Sin embargo podrá dejar la estimación del importe

indemnizatorio para el procedimiento de ejecución de sentencia.

Si intervinieren dos representantes del Ministerio Público o dos por alguna de las partes, se

pondrán de acuerdo sobre quién de ellos hará uso de la palabra.

6. REPLICA

Solo el Ministerio Público y el defensor del acusado podrán replicar; corresponderá al defensor

del acusado la última palabra.

La réplica se deberá limitar a la refutación de los argumentos adversos que antes no hubieren

sido objeto del informe.

En caso de manifiesto abuso de la palabra, el presidente, llamará la atención al orador y si este

persistiere podrá limitar prudentemente el tiempo del informe teniendo en cuenta la naturaleza de

los hechos en examen, las pruebas recibidas y las cuestiones a resolver. Vencido el plazo, el

orador deberá emitir sus conclusiones. La omisión implicara incumplimiento de la función o

abandono injustificado dela defensa.

Posteriormente de haber finalizado el período de réplica si estuviere presente el agraviado que

denuncio el hecho, se le concederá la palabra, si desea exponer. Por último el presidente

preguntará al acusado si tiene algo más que manifestar, concediéndole la palabra.


7. CLAUSURA DEL DEBATE

Al haber finalizado la parte anteriormente descrita se dará por cerrado el debate, y en

consecuencia los jueces tendrán que comenzar, en sesión secreta la deliberación para dictar

sentencia.

10.4 sentencia.

La sentencia es la resolución que el Tribunal emite, después de realizado el debate y tras

deliberación entre sus miembros, en la que se resuelve el proceso mediante la condena del

imputado o la absolución libre de todo cargo. La sentencia es una decisión exclusiva de los tres

jueces que componen el Tribunal de Sentencia. Ellos deliberan a puerta cerrada, con la única

presencia del secretario, tomando las distintas decisiones mediante votación. El Código indica en

sus artículos 386 y 387 cuál debe ser el sistema de deliberación y posterior votación. En caso de

desacuerdo, el juez disidente podrá emitir su voto razonado sobre toda o parte de la sentencia.

Legislación Aplicable

Contemplado en los artículos del 383 al 398 del Código procesal penal.