Está en la página 1de 4

PINTORES ECUATORIANOS Y ESCULTORES ECUATORIANOS

Los pintores ecuatorianos son un importante eslabón de la cultura nacional gracias a su gran legado pictórico.
Desde sus exponentes del barroco como Manuel Samaniego a representantes del neofigurativistas como
Oswaldo Viteri, todos han tenido su importancia en el arte de Ecuador.

Destacar que, durante el periodo colonial, se desarrolló la Escuela Quiteña, la cual obtuvo un gran prestigio
durante los siglos XVII y XVIII. Tal fue su fama, que el Rey Carlos III aseguró que esta escuela no tenía nada
que envidiarle al italiano Miguel Ángel.

Más tarde vivió la influencia de Fray Jodoco Ricke durante el renacimiento y al final del siglo XIX se despertó
el movimiento indigenista.

En el siglo XX salieron a la luz importantes pintores que se resistieron a hacer parte de la corriente del realismo
social que denunciaba las condiciones de vida de los aborígenes y buscaron adoptar nuevos estilos desde el
extranjero.

Pintores ecuatorianos muy destacados

1- Oswaldo Guayasamín

Oswaldo Guayasamín fue hijo de padre indígena y madre mestiza. En contra de su voluntad se inscribió en la
Escuela de Bellas Artes de Quito, consagrándose como pintor y escultor.

Desde el comienzo de su carrera, su obra dio muestras de protesta social, aspecto que le hizo tomar distancia de
la Escuela.

Con un estilo expresionista, sus lienzos presentaron las injusticias y el dolor que enfrentó la humanidad en el
siglo XX, especialmente bajo las dos guerras mundiales.

2- Camilo Egas

Nació en Quito hacia el año 1889. Hizo parte del movimiento indigenista y combinó la pintura costumbrista con
otras corrientes de arte contemporáneo.

Su prolífica obra más allá de esta mezcla y los críticos lo consideran representante del realismo social, el
surrealismo, el neocubismo y el expresionismo abstracto.

Fue reconocido por la elaboración de imponentes murales como el que realizó para la Feria Mundial de New
York en 1939.
3- Gonzalo Endara Crow

Su trabajo es una representación estética de la cultura andina y su gente, siendo su obra más reconocida El Tren
Volador. El tren, junto a las campanas, las esferas o la lluvia son elementos sobrexpuestos en paisajes o
ciudades afirmando un estilo surrealista.

Como escultor, Endara Crow creó los monumentos El Choclo y El Colibrí, en representación de la belleza
natural y la agricultura de la Sierra ecuatoriana.

4- Bolívar Mena Franco

Nació en Ibarra en el año 1913 y fue representante del realismo social. Durante toda su carrera trabajó para
lograr un estilo personal negándose a ser parte del movimiento indigenista. Esta intención lo llevó a convertirse
en un artista neoexpresionista.

Pintó rostros, manos con dedos alargados y el cuerpo de la mujer con énfasis en angostas cinturas y generosas
caderas.

5- Humberto Moré

Nació en el año 1929 en la ciudad de Esmeralda. Fue pintor, escultor y muralista y se dio a conocer con el
nombre de Lalot Rivadeneira Plata.

Obtuvo el premio en el Salón de Julio de Guayaquil en el año 1962 gracias a su estilo post-cubista. Antes
experimentó con el expresionismo y tenía cierta tendencia a la geometrización, en donde despertó al uso del
color con fuerte presencia del rojo y el azul.

6- Diógenes Paredes

Conocido como “El pintor de los aborígenes”, Paredes nació en Tulcán en el año 1910. Entendía el arte como
una expresión de las masas y luchó para que esto fuera realidad.

Le obsesionaba la idea de ayudar a los desprotegidos y los documentó en diversas situaciones cotidianas. Su
obra se enmarca en el realismo social.

7- Eduardo Kingman Riofrío

Conocido como “El pintor de las manos”, porque aparecen siempre en sus cuadros, se diferencia por expresar en
sus obras ideas políticas y sociales relacionadas con el dolor y el maltrato indígena.

Su obra está cargada de un fuerte sentimiento de tristeza y desesperanza, producto de la injusticia social.

8- Oswaldo Viteri

Oswaldo Viteri nació en Ambato, provincia de Tungurahua, en el año 1931. Su obra utiliza diversas técnicas
como el dibujo, el grabado y el mosaico y fue un pintor neofigurativo reconocido en la década de los años 60s,
del siglo XX.

Sus ensamblajes escultóricos realizados con muñecas de trapo y material de desecho alcanzaron éxito en la
década de los años 70s.
9- Víctor Mideros

Una especie de sincretismo cultural es lo que se aprecia en la obra de Víctor Mideros, nacido en Ibarra en el año
1888.

Figuras religiosas y esotéricas son a veces remplazadas por siluetas indígenas. En todo caso, su representación
fue tradicional.

A pesar de sus viajes a Europa al comienzo del siglo XX, no logró ser influenciado por el impresionismo y a
cambio se interesó por el simbolismo y la pintura mística.

10- Enrique Tábara Zerna

Nacido en el año 1930 en Guayaquil, Tábara se consolida como el artista de la experimentación.

Sus raíces ecuatorianas están presentes de forma recurrente en sus obras, inicialmente expresadas en las
extremidades inferiores del ser humano y más tarde a través de la naturaleza.

11- Edgar Balseca Toral

Este pintor realista y surrealista nació en el año 1942. Su afición por los toros está plasmada en decenas de obras
plásticas y escultóricas.

12- Gilberto Almeida Egas

Gilberto Almeida nació en Ibarra en el año 1928. En una primera etapa, Almeida hace paisajismo;
posteriormente y durante cinco años desarrolla lo que se conoce como “La era de los portones”, debido a que
pintó las fachadas de conventos y viviendas rurales.

Más tarde siguió la corriente del informalismo agregando diversos elementos externos a sus obras; y finalmente
fundó el movimiento de vanguardia VAN.

13- Antonio Salas Avilés

Vive entre los siglos XVIII y XIX, en la época independentista ecuatoriana. De corriente costumbrista, expone
en sus obras imágenes religiosas, retratos y situaciones cotidianas. El misticismo de la época colonial y paisajes
de la naturaleza son recurrentes en su obra.

Hacia el año 1810 era considerado el pintor más importante de Ecuador y con gran influencia en quienes
comenzaban a descubrir el arte.

14- Leonardo Tejada

Nació en la ciudad de Latacunga en el año 1908. Desarrolló su obra a partir de técnicas como la acuarela, el óleo
y el grabado.

Con las dos primeras técnicas representó temas sociales y el grabado lo utilizó en la madera para representar
aspectos del folclore indígena. A partir de la década de los años 70s incorporó a sus obras materiales reciclables.
Escultores Ecuatorianos.

Caspicara Manuel Chili, también conocido por el nombre artístico de Caspicara, fue un afamado escultor y
tallador indígena perteneciente a la Escuela Quiteña de arte del siglo XVIII, de la cual fue uno de sus más
importantes representantes. Nació en la ciudad de Quito, por entonces capital de la real audiencia española del
mismo nombre. Alrededor del año 1720, aunque se desconoce la fecha exacta. Los especialistas suelen situar su
fallecimiento en 1796.

Bernardo de Legarda

Bernardo de Legarda fue un escultor, tallador, pintor y platero ecuatoriano del siglo XVIII perteneciente a
la Escuela Quiteña de arte. Nació en la ciudad de Quito , alrededor del año 1700, aunque se desconoce la fecha
exacta.

A pesar de haber pertenecido a una familia mestiza de escasas posibilidades económicas, pudo ingresar a las
mejores escuelas de arte de la ciudad gracias a los grandes esfuerzos de su padre, donde aprendió todos los
secretos de una de las mejores escuelas del continente. Se casó con Alejandra Velázquez, también mestiza, pero
ella se marchó con otro hombre poco tiempo después, haciendo que Legarda se concentre totalmente en su
trabajo aislado en su taller, cercano a la Iglesia de San Francisco.

Obras como:

La Virgen es conocida como Virgen del Apocalipsis, Virgen alada, Virgen bailarina y Virgen de Legarda.

José Olmos

José Olmos, mejor conocido como Pampite, fue un escultor e imaginero Ecuatoriano del siglo XVII que
perteneció a la afamada Escuela Quiteña de arte. Nació en la ciudad de Quito alrededor de 1670, aunque se
desconoce la fecha exacta.Es considerado uno de los mejores escultores de su época en el continente.

Obras como:

El Cristo de la Agonía.

Yela Loffredo

Yela Loffredo Rodríguez de Klein Guayaquill 22 de Julio de 1924) es una escultora ecuatoriana , fundadora de
la "Asociación Cultural Las Peñas" y directora del Museo Municipal de Guayaquil Hija de Salvatore Loffredo
Calabrese, italiano y Julia Rodríguez Coello, ecuatoriana.

Diego de Robles

Diego de Robles fue un escultor y tallador español que desarrolló su trabajo en el marco de la afamada escuela
quitena de arte del siglo XVI. Nació en la ciudad de Toledo, hijo de Antonio Robles y María Núñez de
Ayala.Viajó al nuevo mundo desde muy joven y se asentó en la ciudad de Quito inmediatamente después de la
fundación de la misma, donde desarrollaría toda su obra y adquiriría gran prestigio.

Heraclio Guevara

Heraclio Guevara es un hombre bajito, de piel morena, pelo tieso y mirada soñadora. Nació en un pequeño
pueblo llamado San José de Minas, a dos horas de Quito. Desde chico el arte formó parte de su vida, le
encantaba dibujar, esa era su mayor pasión. Se crió como cualquier niño de campo, con la particularidad que
siempre estaba imaginando y creando. Heraclio utilizaba cajitas de fósforos para construir casas, carritos o
juguetes. Era tan bueno en el dibujo que sus maestros le ponían cero en las tareas porque parecían hechas por
alguien mayor. Su capacidad desbordaba las adoquinadas y frías calles de Minas.

Padre Carlos

Escultor quiteño del siglo XVII, cuya personalidad, así como su cronología no han podido ser claramente
definidas, a pesar de ser el artista que domina la escultura ecuatoriana del siglo XVII. Ni siquiera se sabe si
perteneció al clero secular o si fue jesuita, incluso hubo quienes pusieron en duda su existencia real, pero se
confirmó su pertenencia al siglo XVII cuando, durante la restauración de un retablo de la capilla de Cantuña, se
encontró una inscripción que lo señala como autor del Señor San Lucas Evangelista, en el año 1668.