Está en la página 1de 25

Universidad de los Andes

Núcleo Universitario Alberto Adriani


El Vigía Estado Mérida
Escuela. Geológica
Catedra: Geología Física

La petrología y petrografía y sus usos a nivel


industrial

Br. Jesús E. Rivas B.


C.I. 21.305.224

El Vigía, 11 de febrero, 2019


La petrología y petrografía y sus usos a nivel
industrial

Br. Jesús E. Rivas B.


C.I. 21.305.224

El Vigía, 11 de febrero, 2019


ÍNDICE
INTRODUCCIÓN
MARCO TEÓRICO

Petrografía

Es un campo de la petrología que se ocupa de la descripción y


clasificación de las rocas mediante la observación microscópica de
secciones o láminas delgadas derivadas de las rocas en estudio, en
un microscopio petrográfico, clasificándolas según su textura y
composición mineralógica.

Este tipo de análisis, revela una serie de características y/o


propiedades evaluables en los cristales y la relación que existen entre ellos,
lo que va a ayudar a determinar la composición de la roca centrándose
principalmente en la naturaleza y origen de la misma

Según Ann C. Guillén (1997), La petrografía es la identificación


y descripción de las rocas; se incluye como parte de ella el
estudio sistemático de las rocas. La petrogénesis trata de los
orígenes de las rocas. Aunque la petrografía es principalmente
descriptiva. Los orígenes se toman en cuenta en su
clasificación que frecuéntenme es genética. (pág. 1)

Roca

Una roca, no es una agrupación casual de minerales, tales


agrupaciones responden a ciertas condiciones de formación y, a través de
los minerales se pueden estudiar dichas condiciones, como las
propiedades ópticas cuando la luz polarizada pasa o se refleja sobre ellos
(Mineralogía Óptica).

Según Mario T. Soto Godoy (2005), las rocas


son asociaciones de minerales no metálicos
petrogénicos. (pág. 28).
Del gran conjunto de minerales conocidos en la naturaleza sólo un
grupo reducido de unos cincuenta, denominados petrogénicos o
petrográficos, desempeñan un papel fundamental en la formación de las
rocas; los principales son: silicatos (componentes más importantes),
carbonatos, sulfatos, sulfuros, cloruros, fosfatos, óxidos e hidróxidos.

Según el Servicio Geológico Mexicano (2017), una roca


se define como el agregado de uno o más minerales sólidos, con
propiedades físicas y químicas definidas, que se agrupan de
forma natural. Forman la mayor parte de la Tierra y su
importancia, en el área geocientífica, radica en que contienen el
registro del ambiente geológico del tiempo en el que se
formaron. (pag.1)

Ahora bien, de todos los minerales que forman una roca, se


diferencian los componentes primarios y los secundarios; es decir,
los primarios incluyen a los esenciales que dan nombre a la roca y se
presentan de una manera constante y los accidentales o accesorios que su
presencia no es tan indispensable para la clasificación de la roca; los
minerales secundarios son aquellos que se originan por la transformación
o alteración de minerales primarios.

Estudio Petrográfico

Es el examen físico de la roca (descripción megascópica) que brinda


información sobre el aspecto, textura, color, dureza, tamaño de grano o
granularidad de la roca. Cuando los constituyentes son tan pequeños que
no son apreciados a simple vista se dice que la roca presenta
textura afanita o afanítica, y cuando los cristales sí pueden ser apreciables
a simple vista o con lupa se le denomina fanerítica.
Según Giorgio G. Crose Guzmán (2015), Los estudios petrográficos
son estudios que abordan la descripción física en términos visuales
de las rocas, mediante la microscopía de luz polarizada
(esencialmente con luz transmitida, aunque también reflejada, y en
algunos casos microscopía electrónica). (pág. 1)

Descripción Microscópica

Consiste en determinar la composición mineralógica y los rasgos


texturales, con lo que es posible obtener mucha información de donde se
originó la roca; también se determina la forma y color de los cristales, tipo
u origen de cada mineral (primarios o secundarios), la textura, la relación
mutua entre los minerales y/o asociaciones minerales, así como la matriz o
cementante en caso que esté presente. Cada tipo de roca tiene
características microscópicas específicas muy importantes en una
clasificación.

Cabe señalar que, ambos análisis en conjunto (megascópico y


microscópico) brindan los parámetros necesarios para describir y clasificar
acertadamente una roca. En este sentido, el autor Giorgio G. Crose
Guzmán (2015), define este estudio como: determinación y descripción de
los minerales constituyentes de la roca, las asociaciones, aspectos
texturales, secuencias de formación mineral, porcentajes cualitativos,
alteraciones y finalmente la clasificación de la roca. (pág.2).

Petrografía de rocas ígneas

Se apoya en su textura, dependiendo de las condiciones de su


origen. Algunas están compuestas totalmente por cristales (holocristalinas),
otras por vidrio (holohialinas), otras contienen vidrio y cristales
(hipocristalinas o merocristalinas), y otras de cristales incipientes
extremadamente pequeños (microlitos); cuando la mayoría de los
minerales de una roca son aproximadamente equidimensionales o iguales
la textura será granular.

Son rocas provenientes del enfriamiento por cristalización


fraccionada de materiales formados en el interior de la corteza terrestre.
Estos materiales conforman un sistema físico – químico que en la mayoría
de los casos presenta tres fases en equilibrio, Según el autor Héctor R.
Fraga (2017) (pág. 4)

Petrografía de rocas sedimentaria:

En este estudio, se observa el tipo de componente que se presenta


en la textura y puede ser de dos clases según su origen: alogénicos o
detríticos originados fuera del área de depósito y los autigénicos o
químicos originados por precipitación química, ya sea dentro de la cuenca
de depósito, o posteriormente con el depósito sedimentario mismo. Muchas
rocas sedimentarias son mezclas de estos dos componentes, realmente
son pocas las rocas puramente detríticas o puramente químicas. La
descripción y clasificación de las rocas sedimentarias comunes está en
función de sus constituyentes: dos típicamente alogénicos y dos
típicamente autigénicos.

Se entiende por rocas sedimentarias a todas aquellas formadas


sobre la superficie de la corteza terrestre o a muy poca profundidad debido
a procesos externos conectados con la acción de la atmosfera, hidrosfera
y biosfera sobre la litosfera, y a procesos internos provenientes de la base
de la corteza (manto superior) y de la corteza misma, según Dra. Pierina
Pasotti (2017) (pág. 1)
Petrografía de rocas metamórficas

Es la determinación de una textura que resulta del crecimiento de los


cristales (recristalización), generalmente causada por diferentes especies
minerales que compiten entre sí por el espacio, no en un medio fundido,
como las rocas ígneas, sino en un medio sólido. Lo anterior provoca que
las diferencias en las propiedades de cada mineral se reflejen en los
detalles texturales de la roca. Los rasgos más característicos de una textura
metamórfica son citados en los siguientes términos:

 Cristaloblástica o granoblástica: Es cualquier textura que resulta del


crecimiento de cristales durante el metamorfismo.

 Porfidoblástica: Cuando grandes cristales (porfidoblastos) están


asociados con granos mucho más pequeños de otros minerales. En ambos
casos el prefijo blasto implica el desarrollo durante la recristalización
metamórfica, con la cual se destruye parcialmente una textura preexistente.

 Esquistosidad (foliación): Este término se aplica a cualquier


estructura paralela, de origen metamórfico, que causa una fisibilidad más o
menos planar en una roca.

 Pizarrosa: Cuando la fisibilidad planar de los cristales es menos


acentuada.

 Gnéisica: Cuando la foliación es todavía menos notable que la anterior,


la presentan las rocas irregularmente bandeadas de grano grueso.

 Relictas: Son texturas heredadas de las rocas originales y que


proporcionan información sobre el origen y la historia de la roca
premetamórfica.

El metamorfismo involucra a un conjutno de procesos que dan origen a un


reacomodamiento mineralógico y estructural de rocas pre-existentes
(ígneas; sedimentarias y/o metamórficas) a las condiciones físico-químicas
reinantes a profundidades, que en general superan los 10 km.., y que son
diferentes de las condiciones originales bajo las cuales se formaron las
rocas. Es decir, que se forman asociaciones minerales estables a las
nuevas condiciones existentes, denominadas rocas metamórficas, según
Dra. Pierina Pasotti (2017) (pág. 1)

Petrología

Es el estudio de las rocas en todos sus aspectos: Mineralogía,


texturas y estructuras (Petrografía), sus origenes (Petrogenesis),
localizaciones y alteraciones (Diagenesis, Metamorfismo, etc.) y sus
relaciones con otros tipos de rocas.
La petrologia es la ciencia que se ocupa de las rocas que están
formadas por conjuntos minerales definidos, composición, clasificación y el
origen de las rocas; la petrología es, por lo tanto, una parte fundamental de
la ciencia geológica y hace énfasis en las partes puramente descriptivas de
la ciencia de las rocas desde los puntos de vista de la textura, de la
mineralogía y de la composición química, mientras que la petrogenesis se
ocupa del origen de las rocas.

La misma es, sin embargo, un término más amplio, que connota el


lado filosófico del estudio de las rocas e incluye tanto a la petrografía como
a la petrogenesis. También, está basada en la aplicación de los principios
de la físico-química a los materiales térreos de ocurrencia natural.

Definición según autor (citar)


La petrología y su estudio en las rocas

La petrología es el estudio científico de las rocas y se ocupa de


analizar su composición, textura y estructura. También aborda el estudio
de la formación y distribución de las rocas, al igual que el origen de las
rocas asociado con las condiciones fisicoquímicas imperantes y los
procesos geológicos en los cuales tienen lugar.

En síntesis, se considera un campo científico de la geología que trata


sobre el origen, la ocurrencia, la estructura, la composición química, la
historia y la clasificación de las rocas. La petrología se ocupa del estudio
de los tres principales grupos o tipos de rocas que hay: ígneas,
sedimentarias y metamórficas.

Ramas de la petrología

Existen tres ramas de la petrología; correspondiente a los tres tipos


de rocas: ígneas, metamórficas y sedimentarias, y otros que tratan con
técnicas experimentales:

 La petrología ígnea se centra en la composición y textura de las rocas


ígneas (como pueden ser el caso de la roca del granito o del basalto). Las
rocas ígneas incluyen rocas volcánicas e intrusivas (también llamadas
plutónicas).
 La petrología sedimentaria se centra en las rocas sedimentarias (rocas
como la piedra arenisca, el shale; o la piedra caliza normalmente unidas en
una matriz de material más fino).
 La petrología metamórfica se centra en las rocas metamórficas (como la
pizarra; mármol; gneis, o esquisto que se han transformado bajo presión o
temperatura extrema)
 La petrología experimental utiliza aparatos que proporcionan altas
presiones y la temperatura para investigar la geoquímica y las relaciones
de fase de materiales naturales o sintéticos

Formación de las rocas

Ciclo de las rocas

Las rocas están constantemente formándose, depositándose y


hundiéndose hacia abajo y después volviéndose a formar una y otra vez.
Esto se conoce como El ciclo de las rocas. Es como el ciclo del agua pero
dura mucho más. Dicho cambio lleva millares y millones de años a las
rocas. Tipos de rocas:

 Rocas ígneas: Ígneos significa hechos del fuego o del calor. Cuando los
volcanes entran en erupción y la roca líquida viene hasta la superficie de la
tierra, se crea la nueva roca ígnea. Las rocas ígneas se forman cuando la
lava fundida (magma) se enfría y se convierte en roca sólida. El magma
viene del núcleo de la Tierra que es roca fundida. El núcleo supone cerca
del 30% de la masa total de la tierra (31,5%)

 Rocas sedimentarias: Las rocas sedimentarias cubren el 75% de la


superficie de la Tierra. La mayoría de las rocas que se encuentran en la
superficie de la Tierra son sedimentarias aunque las rocas sedimentarias
suponen solamente menos del 5% de todas las rocas que forma la tierra.
Cuándo las rocas se exponen a los elementos, aire, lluvia, sol, ciclo de
hielo/deshielo, plantas, la erosión ocurre y los pequeños pedacitos de la
roca arrastrados lejos consiguen ser depositados como sedimentos. En un
cierto plazo, estos sedimentos endurecen al ser enterrados por más
sedimentos y se convierten en rocas sedimentarias.
Existen seis clases principales de rocas sedimentarias dependiendo
del aspecto de la roca:

1. La roca conglomerada tiene rocas redondeadas (guijarros, cantos


rodados) cementadas juntas en una matriz.
2. La piedra arenisca es una piedra suave que se forma cuando los
granos de la arena se cementan juntos.
3. La piedra caliza es una roca que contiene muchos fósiles y está
formada por carbonato de calcio y cáscaras microscópicas de
moluscos.
4. La pizarra, es arcilla que se ha endurecido y se ha convertido en
roca. A menudo se rompe en grandes secciones planas.
5. El yeso, la sal común o la sal de "Epsom" se encuentra donde el
agua de mar precipita la sal mientras dicha agua se evapora.
6. La roca porfídica se forma cuando pedacitos dentados de roca se
cementan juntos en una matriz.

 Rocas metamórficas: son las menos comunes de las 3 clases de rocas.


Las rocas metamórficas son las rocas ígneas o sedimentarias que han sido
transformadas por gran calor o presión. Asimismo posee las siguientes
características:

Las rocas metamórficas laminares tienen capas, o bandas.


 El esquisto es la roca metamórfica más común. La mica es el mineral
más común.
 El gneis tiene un aspecto rayado debido a las capas de minerales
que se alternan.
 Las rocas metamórficas no laminares no tienen capas
 El mármol es piedra caliza transformada.
 La cuarcita es muy dura.
¿Uso o aplicación? de la petrografía a nivel industrial

(analice bien la información y colóquela aquí) – resuma

Petrografía y análisis modal de areniscas

Las arenas son los sedimentos detríticos más utilizados en estudios de


procedencia, ya que se originan como partículas sólidas que se desprenden
de la roca pero a la vez son lo suficientemente pequeñas como para
observar una muestra considerable de granos en una sola lámina delgada.
En cambio, para estudiar la composición de los fragmentos del tamaño de
gravas, se requiere de un mayor volumen de sedimento colectado y un
número mucho mayor de observaciones. La ventaja de las areniscas es
que conservan la composición y textura original cuando están formadas por
fragmentos líticos, a pesar del transporte y de los procesos biogenéticos
estos están casi inalterados, además de que guardan información sobre la
roca de la cual se derivaron. Las características texturales (tamaño y forma
de grano, entre otras) permiten determinar la madurez del sedimento
original. Se entiende como madurez el grado de abrasión y/o de transporte,
que se refleja en una mayor esfericidad en los sedimentos conforme son
acarreados mayores distancias. Es importante tomar en consideración que
el grado de madurez puede alterar la interpretación de la composición total
de la roca, ya que los fragmentos menos resistentes se desintegran antes
del depósito o se transforman, originando un incremento aparente en el
porcentaje de los granos más resistentes (por ejemplo: cuarzo). El
porcentaje relativo de granos minerales y líticos (que son aquellas
partículas mayores a 0.0625 mm de diámetro), con respecto al porcentaje
de matriz y/o cementante, también aporta información sobre la composición
y origen de las areníscas. Los sedimentos con alto porcentaje de matriz
(wacas) no permiten una buena determinación de la naturaleza de la roca
fuente, ya que contienen pocos granos lo suficientemente grandes para
identificar su composición por medio de la petrografía. Por estas razones,
las areniscas inmaduras a medianamente maduras, con poco porcentaje
de matríz, poco reemplazamiento o alteración post-depósito, y de granos
de tamaño medio son ideales para estudios de procedencia ya que su
composición va a depender principalmente de la naturaleza de la fuente, y
del ambiente tectónico de origen y de depósito. Cabe mencionar que
recientemente se han propuesto técnicas petrográficas para las fracciones
finas de las areniscas o en rocas de grano más fino como limolitas y lutitas
(Bangs y Basu, 1994).

Los análisis petrográficos cualitativos y cuantitativos son fundamentales


para la determinación de la procedencia. El análisis cualitativo consiste en
una observación cuidadosa y detallada de la textura y de la determinación
de la composición de sus fragmentos tanto monominerales como
poliminerales y, si se conocen los límites de la cuenca, la comparación
petrográfica directa de las muestras de las rocas circundantes y los
fragmentos líticos colectados en el área de depósito permite definir con
precisión la procedencia de los sedimentos.

El método petrográfico más utilizado para determinar cuantitativamente la


composición de los granos de arena, es el conteo de estos en el
microscopio, utilizando una la platina graduada que permite el movimiento
de la lámina delgada a un cierto intervalo de distancia, formando una red
de puntos en un sistema de coordenadas (x-y). En esta técnica se registra
por cada punto la composición del grano localizado en el centro de la
retícula. Dependiendo de los objetivos del conteo de partículas es la
metodología empleada y sus restricciones, por ejemplo se puede
considerar solo un tamaño de grano, solo contar las partículas o también la
matriz y cementante, o bien granos de una sola composición. El análisis
cuantitativo incluye el cálculo estadístico del número de granos de una
cierta composición, o bien del porcentaje de área que estos ocupan en
comparación con el área total de la lámina delgada. En la última década se
han utilizado también nuevas técnicas analíticas, por ejemplo la
catodoluminiscencia y los analizadores de imágenes con el fin de obtener
mayor información sobre la composición y origen de los fragmentos de roca
y minerales que se analizan.

Algunos petrógrafos consideran que la composición varía según el tamaño


del grano. Por ejemplo para Decker y Helmold (1985) los fragmentos líticos
son más difíciles de preservar en rocas de grano fino y en la fracción gruesa
está más enriquecida en fragmentos líticos. Es por esta razón que algunos
petrográfos evaluan la procedencia de sedimentos con base en análisis
modales de diferentes fracciones de granos del tamaño de la arena,
cuantificando fragmentos líticos, minerales accesorios, cuarzo y
feldespatos para cada una (Basu, 1976; Mack y Suttner,1977; Suttner et
al., 1981). Esto implica una dependencia del tamaño de grano en la
definición de la procedencia si se aplica este método.

Por otro lado, otros autores proponen que la diferencia del tamaño de las
partículas no influye grandemente en el resultado final del análisis modal.
Para evitar este tipo de incertidumbres, en la mayoría de los análisis
modales se utilizan los criterios establecidos por Gazzi (1966) y Dickinson
(1970). Estos autores sugieren clasificar a las partículas del tamaño de
arena que se encuentran dentro de un fragmento de roca como partículas
monocristalinas. A este método se le denomina de Gazzi-Dickinson
(Ingersoll et al., 1984). Como ejemplo de estos criterios tenemos el caso de
un fragmento metamórfico que esta formado en un 90% de una retícula de
cristales grandes de cuarzo y solamente un 10% de un mosaico de grano
muy fino de cuarzo y mica. Por los métodos propuestos por Basu (1976),
Mack y Suttner (1977), Suttner et al. (1981) el total del fragmento se
clasifica como fragmento metamórfico. En cambio, por el método de Gazzi-
Dickinson, se consideran los cristales de cuarzo como cuarzo
monocristalino, y solamente 10% de dicho fragmento se clasifica como
lítico. En el caso de que el grano se disgregara en particulas de menor
tamaño por efecto del transporte, el resultado final del conteo se
mantendría 90% cuarzo monocristalino y 10% lítico metamórfico. Lo que
hace de este método el más independiente del tamaño del grano. Los
mismos autores proponen que partículas menores a 0.0625 mm de
diámetro no deben ser incluidas en el conteo de puntos.

La validez de los criterios utilizados por el método de Gazzi-Dickinson han


sido y seguirán siendo motivo de discusión. En este sentido, las críticas
principales se refiren a la elección del tamaño ideal y al tipo de grano
empleado, ya que para Suttner y Basu (1985) y Decker y Helmold (1985),
la dependencia del tamaño de grano y su composición no puede ser
eliminada y limita el control de las variables que determinan la composición
de los sedimentos detríticos. Dentro de esta escuela, Bangs y Basu (1994)
proponen una adecuación del método Gazzi-Dickinson pero sin restricción
del tamaño de grano, para lo cual incorporan la fracción fina (< 0.0625 mm)
en el análisis. Aunque este método es mas complejo, su objetivo es
reconstruir los precursores líticos o minerales de la fracción fina, asumiendo
que esta fracción, detrítica o diagenética, tiene un origen no arcilloso. Para
identificar la composición mineralógica y cuantificarla, combinan métodos
ópticos y de energía dispersiva de rayos X. Este nuevo método de conteo
de puntos y estimación de la composición mineral es una modificación del
método Gazzi-Dickinson, calculando lo anterior a partir de un balance de
masas. En cambio, para evitar el efecto del tamaño de grano Decker y
Helmold (1985) proponen usar únicamente granos de tamaño medio y
grande, debido a que estos tamaños son abundantes y comunes en el
registro geológico y son óptimos para el análisis petrográfico.

Otro factor importante en el análisis modal de areniscas y la interpretación


de su procedencia es el número de muestras estudiadas y la forma y
localización del muestreo. En este caso, Ingersoll (1990) e Ingersoll et al.
(1993) demostraron que existe una variación en la composición de los
granos dependiendo de la escala de muestreo, dando como resultado una
variación no real en los diagramas de interpretación de los ambientes
tectónicos. A partir de lo anterior proponen el concepto de escala de
primero, segundo y tercer orden para el lugar de muestreo (Figura 1). La
escala de primer orden incluye áreas de drenaje local, donde la
composición de los sedimentos está controlada por la litología de la roca
fuente (Critelli et al., 1997). La escala de segundo orden esta compuesta
por sistemas de drenaje más regionales al que se incorporan los diferentes
drenajes locales, por lo cual sus detritos reflejan la composición de
diferentes áreas fuente y la influencia del transporte. En este caso, el
ambiente tectónico determina el tipo de roca expuesta en el área fuente,
aunque la composición de los detritos puede modificarse debido al efecto
del clima, relieve y transporte por lo que son útiles en la determinación de
reconstrucciones paleogeográficas y paleotectónicas, sugiriendo diferentes
características paleoclimáticas o climáticas (Critelli et al., 1997).

La escala de tercer orden se refiere a sistemas fluviales mayores,


ambientes costeros, deltas y ábanicos submarinos donde los sedimentos
detríticos, derivados de diversas áreas fuente se mezclan y homogenizan,
por lo que representan la suma de todos los factores que influyeron en su
formación (intemperismo, clima, transporte y composición de la roca
fuente). Debido a la homogeneo de los detritos, a esta escala, son usados
para definir petrofacies de alcance continental que suman los efectos de
todos los procesos que actuaron en las áreas fuente, lo cual indica la
complejidad de las variables que contribuyen y controlan la composición de
las detritos, especialmente en ambientes con diferentes fuentes, relieve,
mecanismos de transporte y ambientes de depósito, por lo cual pueden ser
usadas para interpretaciones de procedencia, paleogeografía y
paleotectónica (Ingersoll, 1991; Ingersoll et al., 1993; Critelli et al., 1997)
Estos sedimentos son recomendables para inferir interpretaciones
geodinámicas regionales ya que son excelentes indicadores de ambientes
tectónicos a nivel continental. Cabe destacar que algunos ambientes
tectónicos, por ejemplo en los arcos magmáticos y cinturones de pliegues
y fallas, la composición de las rocas fuentes es homogénea y por lo tanto
el efecto de la escala de muestreo es insignificante y los esquemas de
clasificación de procedencia (por ejemplo Dickinson, 1986; 1988) pueden
usarse a cualquier escala.

La clasificación de los tipos de granos y el número de categorías a contar


en el microscopio varían ampliamente. Por lo regular depende de los
objetivos particulares que se persiguen y de la "calidad" de la roca. La
mayoría de los autores siguen una división general de tres categorías:
fragmentos monominerales, policristalinos y líticos. La clasificación de los
diferentes tipos de fragmentos más utilizada es: cuarzo (Q), diferenciando
entre cuarzo monocristalino (Qm) y policristalino (Qp) o calcedonia (C);
feldespato (F), diferenciando plagioclasa (Pg) y feldespato potásico (FK), y
fragmentos líticos (L), que comprenden líticos de rocas ígneas (Li),
sedimentarias (Ls) y metamórficas (Lm). También se ha propuesto definir
la procedencia con base en la determinación de las caracteríasticas
petrográficas solamente del cuarzo (Young, 1976). Un ejemplo de una
clasificación completa para estudios muy detallados se presenta en el
ejemplo de la hoja de conteo de la Tabla 1 (Johnson, 1992). Una vez
diferenciados los distintos componentes detríticos estos se pueden
representar, principalmente en diagramas ternarios, donde se normalizan
los tres componentes a utilizar, por ejemplo: Q+F+L, donde Q=
100Q/(Q+F+L), F= 100F/(Q+F+L) y L=100L/(Q+F+L). También existen
otras representaciones gráficas, aunque depende del objetivo de estudio.

Aplicaciones y usos de las rocas

Usos industrial

El uso industrial de las rocas se relaciona con el término “roca


ornamental” este se define como una roca natural que ha sido seleccionada
y sometida a procesos industriales para ser usada como material de
construcción, elementos de ornamentación, arte funerario, escultórico o
artístico conservando íntegramente su composición y características físico-
químicas.

Las rocas tienen un uso importante en la construcción como parte


de la infraestructura. Aplicaciones de las rocas más utilizadas son las
gravas, calizas, yeso, arcillas y arenas. La piedra natural ha sido empleada
en para pavimentar carreteras en forma de baldosas y adoquines

Uso o aplicación en construcción

Rocas ígneas

 Granito: Por ser una roca abundante, firme y de bonito aspecto se utiliza
para hacer adoquines, grava, acabados de piso en baños y cocinas, y
fachadas de chimeneas.
 Basalto: Por ser una piedra dura y de grano fino es difícil de romper, se
utiliza para construcciones bajo el agua y como grava para las carreteras.
 Piedra pómez: Esta roca ígnea es empleada como roca ornamental y
para la producción de cemento y hormigones ligeros.

Rocas sedimentarias

 Laja: Por su forma y belleza esta roca sedimentaria se utiliza para


fachadas y pisos, por ser resistente al calor también se utilizan para las
chimeneas.
 Caliza: Se emplea para la fabricación de hormigón, cal y cemento, para
grava en caminos con mucha humedad y en mampostería y ornamentación.
Rocas metamórficas

 Mármol: Por su dureza, brillo y belleza ha sido utilizada ampliamente en


la construcción desde tiempos remotos.
 Pizarra: Se caracteriza por tener una forma laminar y color negro, por
sus cualidades este tipo de roca metamórfica se ha utilizado en
recubrimientos exteriores e interiores y mampostería.

Rocas sedimentarias y su uso petrolero

Las rocas sedimentarias se derivan de las rocas ígneas y de las


metamórficas por medio de la acción desintegradora de varios agentes
como el viento, el agua, los cambios de temperatura, organismos, las
corrientes de agua, las olas, y por acción de sustancias químicas disueltas
en el agua. Las rocas sedimentarias se encuentran representadas por
ejemplo por gravas, conglomerados, arena, arenisca, arcilla, lutita, caliza,
dolomita, yeso, anhidrita y sal gema.

La tierra está constituida por rocas ígneas, metamórficas y


sedimentarias, siendo esta última en la que se centra el interés del
explorador petrolero debido a que ellas constituyen las grandes cuencas
donde se han descubierto los campos petrolíferos y yacimientos del mundo.
Se ha verificado que el petróleo proviene de formaciones o estratos de
diferentes edades geológicas. En Venezuela, los yacimientos más
productivos son del Mesozoico, específicamente el período Cretácico.

Aplicaciones agrícola

Aplicaciones de las rocas como uso agrícola destaca la fosfórica para su


aplicación en suelos como un producto de “arraque”, que potencia el
crecimiento vegetal y el aumento del rendimiento en los cultivos debido a
que ayuda a mejorar la fertilidad del suelo y al control de su degradación.
Aplicación en el sector energético

El carbón y el petróleo han sido utilizados como fuentes de energía,


actualmente son las fuentes de energía más utilizadas y han provocado
problemas graves de contaminación que han contribuido en forma
importante en el calentamiento global.

Uso químico de las rocas

Por sus componentes variados, también aplicaciones de las rocas


tienen un uso químico, por ejemplo, fosfatadas y evaporitas utilizadas en
forma industrial para la fabricación de explosivos, fármacos, pinturas, entre
otros.

Las rocas formadas por silicatos de aluminio con las arcillas, margas
y caolín tienen la característica de tener propiedades plásticas al hidratarse,
convirtiéndose en la base de la industria cerámica. Actualmente se cuenta
con tecnología de última generación para la producción de biocerámicas,
electrocerámicas aislantes, cerámicas piezoelécticas y electroópticas,
cerámicas magnéticas, cerámicas superconductoras, etc., todos estos
nuevos tipos de cerámicas van a definir el futuro de la revolución
tecnológica global.

Utilización para la protección ambiental

Existen rocas industriales que se puede usar para la depuración y


aislamiento de residuos contaminantes concentrados, entre la gran
variedad de usos de las rocas de este tipo se encuentran:
 Neutralización de aguas ácidas de minas.
 Inmovilización de cationes del suelo.
 Adsorción de metales pesados.
 Depuración de aguas y productos industriales.
 Impermeabilización y sellado de vertederos de residuos no radioactivos.
 Impermeabilización y sellado de vertederos de residuos radioactivos

Otras aplicaciones

Muchas rocas son utilizadas como gemas para la confección de


joyas y otros objetos ornamentales. Por otra parte, de una roca magmática
llamada kimberlita se extraen oro, plata, platino y diamantes. Son
aplicaciones o uso de las rocas con fines de valor ornamental y con
relevancia económica.