Está en la página 1de 27
Fo TEXTO N°G: NORBERG ScUULE, Enisterda Aja: Aroustechoea 2. Espacio existencial : : EI Valle de Blackmoor era para ella el mundo y sus habitantes las razas del mismo. Desde las puertas y escaleras de Marlott habia contemplado su longitsid tn los maravillosos dias de la infancia y lo que habia sido para ella un misterio entonees, era ahora casi igualmente misterioso. Diariamente habja visto desde la ventana de su habitacién torres, pueblos, pequefias casitas blancas; por encima de todo aquello la ciudad de Shaston se erguia majestuosamente en su altura; sus ventanas brillaban como limparas con el sol del atardecer. Apenas i habia visitado el lugar y s6lo un pequefio trayecto del Valle y sus alrededores le era conocido por inspeccién cercana. Y atin mucho menos habia ido lejos, fuera del valle. Cada contorno de las colinas que lo rodeaban eran como una cosa suya personal, como las caras de sus parientes: pero para cuanto cafa mas alld de su discernimiento dependia de lo que le ensefiaban en la escuela del pueblo... ‘Thomas Hardy , Tess of the d’Urbervilles Elementos del espacio existencial Hemos definido el espacio existencial como un sistema relativamente estable de _ esquémas percéptivos o “imagenes” del ambiente circundante. Siendo una * “generalizacion abstraida de las similaridades de muchos fenémenos, ese, espacio existencial tiene “cardcter objetivo’! Piaget dice: “Un obj 10.8 un sistema di imagenes percep! de una for |_constante desde el principio hasta el yendo un elemento que puede ser aislado en el despliegue causal de las series en el tiempo”.? Demues- tra que la idea de un mundo estructurado se desarrolla gradualmente durante la infancia (tal vez a base de unas pocas intuiciones a priori) y que, necesa- riamente, comprende una serie de desarrollos de nociones espaciales. Entonces tcémo tiene lugar ese desarrollo? Piaget usualmente caracteriza el proceso con la palabra “‘conservacin”. La experiencia més basica es que, jas_cosas son “permanentes”, aunque pueden desaparecer y reaparecer de nuevo. La meta es “Ta construccian de objet nentes bajo las imagenes méviles de inmedi: ta percepcidl significa, en primer lugar, que el nifio aprende a “*reco- ! focer”, esto 6s, a construir el mundo como un sistema de cosas ilares y, en. | Sequndo término, que conecta las, cosas reconocidas con determinados lugares, ! situdndolas en una totalidad més amplia, un “espacio”. “En tanto que el nifio. ho emprende investigaciones especiales para encontrar objetos que desaparecen ¥ mientras no consigue-deducir su desplazamiento cuando ya no 10s ve, no se podré hablar todavia de conservacién de objetos”’.* Sin embargo, el nifio apren- de gradualmente a distinguir entre objetos estables y méviles y a no usar los imeros como marco de referencia para los {ltimos. El desarrollo del concepto de lugar y del espacio como un sistema de lugares es, por consiguiente, una. 8 condicién necesaria para hallar un sitio firme donde hacer pie existencialmente. ~~ Piaget concluye asi: “El universo esta constituido por un, conjunto de objetos permanentes conectados por relaciones causales independientes del sujeto y 19 situadas en el espacio y el tiempo. Tal universo, en lugar de depender de la 4 actividad personal, se halle, por el contrario, impuesto sobre la misma en la extensién comprendida por el organismo como parte de un todo”.5 Por lo que se refiere a la naturaleza del espacio, dice: “... la verdadera naturaleza. del espacio no reside en el cardcter mas o menos exteiso de las sensaciones como, g tales, sino en la inteligencia que conecta entre si esas sensaciones”.6 ““El espa: “iO es, por consiguiente, el producto de una interaccidn entre el. organismo y el “ambiente que lo rodea en que es imposible disociar la organizacién del universo percibido de la actividad misma’’.? Pero no basta indicar que el espacio forma una parte necesaria de la estruc- tura de fa existencia, sino que debemos también “describir” esa estructura 1 Particular con detalle. E! problema comprende dos aspectos: uno “abstracto"” y q otro “eonereto”. El aspecto abstracto consta de los esquema més generales de + una indole topoldgica 0 geométrica y ha sido detalladaménte estudiado por Piaget. El aspecto concreto se refiere mas bien a la captacién de “elementos circundantes”: paisaje rural, ambiente urbano, edificios y elementos fisicos y ha sido discutido por Frey, Schwarz, Bachelard, Bollnow y Lynch. Una.teorta ; del espacio existencial debe comprender ambos aspectos. - i El mundo del nifio esté “subjetivamente centrado”. Motor(stica y percep: tivamente un nifie tiene escasa capacidad para alcanzar los alrededores que le i “rodean y la “imagen ambiental” que se forma consta de pocos elementos | i estables. Pero esto no significa que el mundo“del nifio sea distinto del de los ‘otras individuos. Los sicélogos han demostrado que las estructuras elementales son interpersonales y que el desarrollo-de-los-esquemas sigue un curso normal — 7 Piaget demuestra asi que el espacio del nifio puede ser descrito como una coleccién de “espacios” separados, centrado_cada uno de ellos en una sola actividad. Las primeras relaciones que aportan orden a esos espacios son de una indole topoldgica y se establecen. atin antes.de..la~constancia de fc tamafio. La tapologfa no trata de distancias, ngulos y 4reas permanentes, sino que esta basada sobre relaciones tales como proximidad, separacién, sucesion, clausura (interior-exterior) y continuidad.? Los esquemas topolégicos estén al Principio ligados a las cosas mismas. El orden mas elemental obtenido est basado en la relacién de proximidad, pero la “‘coleccién” asi establecida pronto se desarrolla en conjuntos més estructurados caracterizados por su continuidad | ¥ cerramiento.? Los hallazgos de.Piaget estén aqui de acuerdo con la sicoloat: | ——y a de la Gestalt, aunque les da a los principios. organizadorés una distinta: expli- q cacién genética. Si deseamos interpretar esos resultados bésicos de sicologia de la percepcién, en términos mas generales, podemios decir que los esquemas 1 elementales de organizacién consisten en el establecimiento de “centros’’ 0 1 lugarés (proximidad), “direcciones” 0 caminos (continuidad) y “reas” 0 ] regiones (cerramientos 0 cercados). Para orientarse, el hombre, sobre todo, 4 necesita captar esas relaciones mientras que los esquemas geométricos se desa- | trollan mucho més tarde para cumplir propésitos més particulares. Eri realidad, 4 el hombre primitivo se arreglaba muy bien en la mayoria-de los casos sin necesidad de nociones geométricas. Es de fundamental-importanci reconocer que los esquemas topoldgicos son similares a los conceptos basicos establecidos por Heidegger, Frey, ‘Schwarz, Bolinow y Lynch. Las propiedades elementales del- espacio exis- tencial, por lo tanto, parecen ser completamente claras y deben ser discutidas més detalladamente. AA TOT Centro y lugar En lo que se refiere a la percepcién espontanea, el espacio del hombre esta “subjetivamente centrado”. Sin embargo, el desarrollo de esquemas no sélo significa que la nocién de centro esta establecida como un medio de organi- zacin general, sino que ciertos centros estén. situados externamente como puntos de referencia en el ambiente circundante, Esa necesidad se deja sentir con tanta fuerza que el hombre, desde tiempos remotos, ha creido que el mundo entero estaba centrado. En muchas leyendas el “centro del mundo” se concretaba como un arbol o un pilar que simbolizaba un axis mundi vertical. Las montafias eran también consideradas como puntos en que el cielo y la tierra se unian.!© 6 Los antiguos griegos situaban el “ombligo” del mundo fomphalos) en Delfos,-en tanto que los romanos consideraban su capitolio como caput mundi. Para el Islam, la Kaaba todavia es el centro del mundo. Eliade indica-que en muchisimas creencias es dificil llegar al centro. Es una meta ideal que solo se puede alcanzar después de un “duro viaje”. “‘Alcanzar el centro es consumar una gonsagracién, una iniciacion. A la existencia profana ¢ ilusoria de ayer sucede una nueva existencia, real, duradera y poderosa.” Pero Eliade también indica que “toda vida, incluso la menos complicada, puede ser considerada como un recorrido por un laberinto. Los sufrimientos y pruebas soportados por Ulises fueron fabulosos, pero el retorno de un hombre cualquiera a su casa tiene él valor del regreso de Ulises a Itaca”."! at