Está en la página 1de 2

DAVID RICARDO

David Ricardo nacio en Londres el 18 de abril de 1772 y murió en ibid el 11 de


julio de 1823, fue un economista inglés, agente de bolsa, filósofo y político, miembro de la
corriente de pensamiento clásico económico.
Las ideas sobre el libre comercio que había propuesto Adam Smith fueron una fuerte
influencia para el pensamiento de David Ricardo, tomando estos conceptos para proponer
nuevas ideas y complementar lo dicho anteriormente.
Ricardo desarrolla su actividad social y literaria en el primer cuarto del siglo XlX,
caracterizado en Inglaterra por un impetuoso desarrollo del capitalismo industrial, iniciado
hacia 1750 con la primera revolución industrial. Los principales efectos de esas
transformaciones fueron: el desarrollo de grandes ciudades fabriles, la creación de una
industria que abastece a todo el mundo. Las reivindicaciones de la burguesía se basaban
en la libertad de comercio (es el momento en el cual en Inglaterra se realizan acuerdos de
libre cambio con todo el mundo).

Su obra más importante fue “principios de economía política y tributación”. Dedicó una
atención especial a la teoría del valor. Consideró que el valor de cambio de las mercancías,
venía determinado por la cantidad de trabajo necesaria para su producción. El valor del
trabajo (salario), vendría determinado por el número de horas destinadas a la producción
de los bienes de subsistencia. El salario determinado por el mercado a través de la oferta y
demanda de trabajo podía coincidir, o no, con este salario natural, pero oscilaría siempre
alrededor de él. Dando como resultado que, si el salario de mercado es mayor que el
natural, se darían incrementos en la población y si el salario de mercado es menos que el
natural se producirá un descenso de la población.
Ricardo dedicó también gran atención al tema de la renta de la tierra. En esa época en
Inglaterra, los propietarios arrendaban las tierras. La renta de la tierra se determinará
entonces a la diferente fertilidad de la misma y a la ley de los rendimientos decrecientes.
Según Ricardo cuando la población es baja con respecto a las tierras disponibles, se
cultivarían las mejores tierras, y nadie estaría dispuesto a paga una renta por ella, dado
que existe más tierra igual de fértil y desocupada.
Cuando en el país abunda la tierra de primera calidad, no se paga renta, pero cuando la
tierra de segunda calidad de fertilidad se dedica al cultivo, la renta comienza
inmediatamente sobre la de primera calidad y la cantidad de esa renta dependerá de la
diferencia en la calidad de esas dos porciones de tierra. Y así a medida que se van
utilizando tierras de menor calidad que la anterior.
Por otra parte introdujo el modelo de la ventaja comparativa el cual es uno de los
conceptos básicos del comercio internacional y demuestra que los países tienden a
especializarse en la producción y exportación de aquellos bienes que fabrican con un
costo relativamente más bajo respecto al resto del mundo, e importar aquellos que
tengan costos más altos. Aunque en un país no cuente con ventaja absoluta en la
producción de algún bien, puede tener ventaja comparativa en alguno y especializarse en
la producción de ese bien para su comercialización exterior.
Esta teoría supone una evolución con respecto a la teoría de Adam Smith. Para Ricardo lo
decisivo en el comercio internacional no serían los costos absolutos sino los costos
relativos.
También se debe destacar el concepto de “Equivalencia Ricardiana” el cual sugiere que
cuando un gobierno aumenta los gastos financiados con deuda para tratar de estimular
la demanda, la demanda en realidad no sufre ningún cambio.
Esto se debe a que incrementos en el déficit público conllevarán a mayores impuestos en
el futuro. Para mantener su patrón de consumo estable, los hogares van a disminuir el
consumo y aumentar su ahorro para poder compensar el costo de esa futura subida de
impuestos.
Sus ideas sobre el valor-trabajo y su defensa del trabajo de los obreros, fueron influencias
para lo que fue el inicio del socialismo que comenzó con las ideas de Marx,
posteriormente también influyo en Friedrich Engels.
Se puede concluir que las ideas proporcionadas por David Ricardo fueron y siguen siendo
muy acertadas, refiriéndonos al principio de las ventajas comparativas que actualmente
sigue siendo uno de los puntosa discutir cuando se va a realizar un tratado comercial entre
diferentes países.