Está en la página 1de 3

Universidad Politécnica Salesiana

Nombre: Erika Pilataxi Asignatura: Deontología

Nivel:10mo Mecánica Fecha: 30/04/2019

LOS VALORES

Los Valores Morales son todas las cosas que proveen a las personas a
defender y crecer en su dignidad.Los valores morales son desarrollados y
perfeccionados por cada persona a través de su experiencia. Por lo general
los valores morales perfeccionan al hombre, en cuanto a las acciones buenas
que realice, como: vivir de manera honesta, ser sincero, y ser bondadoso,
entre otras. Aun así, escoger los valores morales es una decisión netamente
de la persona y no está obligado a ejecutarlo, es decir, cada persona es dueña
de sus elecciones, y está en su juicio decidir si opta por ellos o no, sin embargo,
elegir y tomar acción sobre estos, tendrá un efecto de calidad extra en cada
persona.

Caracteristica objetiva

El valor se puede referir como todo objeto en cuanto qué guarda relaciones de
adecuación con otro objeto. Esto significa que cualquier objeto puede ser
valioso, todo depende de su armonización con otras cosas. Dicha armonía o
integración no depende de que el sujeto la capte o no; el sujeto no crea esa
armonía, sino que se da mucho antes de que el sujeto la descubra y la observe.
Esa es la base de la objetividad de los valores. Además, un valor tiende
siempre hacia dos polos,, dado que la adecuación o armonía entre dos cosas
puede tener, incluso grados o gamas entre los dos polos que suelen
considerarse, esta es la base de la bipolaridad. Además los valores poseen
otra característica, son preferibles, es decir, muestran un cierto atractivo a las
facultades humanas.

Los valores también son trascendentes, es decir, los objetivos valiosos no


agotan el concepto o esencia del valor que entrañan, esta es la diferencia entre
valor y bien. Una última característica de los valores es que son jerarquizables
, es decir, todos ellos, guardan entre sí un cierto orden en relación con las
preferencias y características del ser humano.
Decir que los valores son objetivos equivale a decir que éstos existen en la
realidad independientemente de que éstos sean conocidos o no. En cambio
afirmar la subjetividad de un valor quiere decir que los valores son creados por
el sujeto. Esta objetividad y subjetividad son mutuamente excluyentes sino que
normalmente se complementa ya que puede ser que mientras existe una
relación de adecuación entre dos cosas (la objetividad del valor), en este caso
la persona y el objeto, es también posible que esta persona añada por su
cuenta (subjetividad) un elemento de preferibilidad al mismo objeto.

Normalmente a esa parte subjetiva del valor se le conoce como valorización,


que muchas veces es confundida con el valor. El valor es objetivo, ya que se
da independiente del conocimiento que se tenga o no de él, en cambio la
valorización es subjetiva ya que depende de las personas que juzgan; aun así
para que una valorización sea valiosa, debe tener un poco de objetividad, es
decir, necesita basarse efectivamente en los hechos reales que se están
juzgando y no ser un producto de conductas viciosas o circunstancias
desfavorables del que juzga.

Característica Universal

Los valores universales son el conjunto de características y normas de


convivencia del ser humano consideradas como cualidades positivas y válidas
en una época determinada. Se suelen considerar innatos a la naturaleza
humana.
Los valores universales son objeto de estudio de la ética, la moral y la filosofía.
En concreto, la axiología dedica su estudio a los valores y los juicios
valorativos, así como, los derechos humanos también están basados en lo que
se considera como valores universales.

El concepto de los valores universales es amplio y abierto a las


interpretaciones. Aunque son valores a los que se da importancia, cada
persona suele priorizar algunos de ellos según su escala de valores,
especialmente cuando se presentan situaciones de conflicto entre varios
valores universales.

Por ello, se considera que los valores universales definen las actitudes de los
individuos para convivir de manera armoniosa entre la familia, los amigos, los
compañeros de trabajo y demás personas.

Ejemplos de valores universales


En general, existe una serie de cualidades del ser humano que se suelen
considerar positivas. Algunos de los valores universales pueden ser el respeto,
la libertad, la bondad, la justicia, la igualdad, el amor, la responsabilidad, la
honradez, la solidaridad, la verdad, la valentía, la amistad, el honor y la paz.

Un gran número de estos valores está relacionado entre sí y se le da


importancia por su contribución a mejorar la sociedad y aportar dignidad a la
persona. Asimismo, los valores universales también se pueden trabajar,
aprender y desarrollar a través de la educación.

Por otra parte, más allá del interés propio o de las características de cada
individuo, los valores universales suelen ser comunes en distintas culturas, por
lo que se pueden compartir y fortalecer a medida que las personas se
relacionan.

Valores universales y valores relativos


Se denomina como valores universales a las cualidades positivas del ser
humano conocidas y compartidas por diversas culturas. Estos valores buscan
establecer un comportamiento armónico en la sociedad, más allá de que
algunos valores puedan tener mayor o menor importancia dependiendo del
contexto y la situación.

Por su parte, los valores relativos son aquellos que no se consideran comunes
en todas las sociedades y civilizaciones. Están supeditados a valoraciones
subjetivas, tanto desde un punto de vista individual como desde una
determinada cultura.

Por otra parte, los valores relativos están influenciados por determinados
parámetros como la cultura o la religión. Asimismo, se considera que los
valores relativos no tienen mucha permanencia en el tiempo, ni intensidad o
alcance en la sociedad.