Está en la página 1de 2

CAPITULO 7

BRASIL: El coloso del sur

Brasil fue colonizado por Portugal y tener un idioma diferente a los demás países vecinos le
ha exigido un esfuerzo para negociar con los demás países, pero a partir de la década de
los 90, Brasil empezó a buscar un rol de liderazgo en América del Sur desde ese momento
Brasil integro el MERCOSUR junto a Argentina, Uruguay y Paraguay, partir de ese momento
la economía de Brasil comenzó a relacionarse más con las de sus vecinos no solo aumento
el comercio entre los países del MERCOSUR sino que también comenzó a comprar petróleo
de Venezuela y gas natural de Bolivia.

Bye bye México, bienvenida “Suramérica”

En la cumbre del 2000 en Brasilia, a la que asistieron 12 presidentes sudamericanos donde


Brasil comenzó a reescribir y a redefinir la geografía de la región, de una forma que
prácticamente excluía a México y Centroamérica, y dejaba a brasil como líder de
Sudamérica, la diplomacia brasileña empezó a divulgar a fines de los años noventa la idea
de que no existía tal cosa como América latina sino una América del sur y una central y una
del norte.

América latina: ¿un concepto superado?

Brasil da conocer su nueva teoría de la geografía económica, diciendo que América latina
es más concepto de interés político que geográfico por parte de Francia, que era la principal
potencia “latina” del mundo de entonces que lideraba América, pero si desaparecían las
naciones latinas Francia se hallaría debilitada, sería como un general sin ejercitó.

La otra visión de “América Latina”

América latina no es una denominación impuesta a los latinoamericanos en función de unos


intereses políticos, sino que se hablaba de los pueblos latinos de América y la existencia de
una América que era latina y católicos, los primeros en utilizar el término fueron los propios
latinoamericanos ensayistas como el dominicano francisco Muñoz del monte, los chilenos
Santiago arcos y francisco Bilbao y sobre todo el colombiano José María torres Caicedo que
lo comenzaron a utilizar en referencias geográficas. Y que a fines del siglo XIX ya era el
término más usado por todos internacionalmente.

En Washington, Haití, es igual que Brasil

En el departamento de los EE UU, había tan pocos expertos en Brasil que en el gobierno de
Bush los puestos principales en el departamento de Estado de Brasil eran ocupados por
diplomáticos de otras regiones del mundo. Estos factores hicieron que Washington nunca le
prestara atención cercana a Brasil.

Lula, Wall street y la revolución

Durante su campaña electoral, Lula tampoco ayudó mucho a simpatizar en Washington por
sus nexos con cuba. Tras ganar las elecciones y asumir el poder en el 2003, Lula sorprendió
al mundo con su dramático giro ya que creo un ambiente de apoyo general, aunque también
de preocupación por la soltura de sus declaraciones. Seis meses después de asumir el
poder Lula había realizado más de cien discursos públicos la mayoría improvisados.
Lula y “el sueño americano”

Lula tenía un problema para conseguir votos y hasta pocos meses antes de las elecciones
de 2002 repetía que el ALCA (Área De Libre Comercio De Las Américas) era un mecanismo
de anexión a la economía de los EE UU y que Brasil tenía que romper con el fondo monetario
internacional, en ese momento clave cuando muchos esperaban que el gobierno de Bush
se quedara callado ya que podía llegar a ser un peligro, ocurrió lo contrario la embajada en
Brasil de los EE UU declararon que la victoria de Lula no es ningún peligro para los EE UU,
ya que Lula tenía grandes acuerdos económicos con China y EE UU y otros países.

Las tres metas de Brasil

Con la llegada de Lula al poder, Brasil formulaba una estrategia que tenía tres etapas:
primero crear la unión sudamericana, segundo asegurar el ingreso de Brasil en el consejo
de seguridad de las naciones unidas en 2005 y 2006 y tercero lograr la firma del ALCA desde
una potencia mundial emergente de la ONU. Una vez firmada el acta de la constitución de
la unión sudamericana, Brasil se colocó como interlocutor de los EE UU en América del sur.

En Brasil, hasta el pasado es incierto

¿Se consolidara Brasil como una potencia mundial sudamericana? O sus sueños de
grandezas se desplomaran por sus escándalos de corrupción, divisiones internas y la
desconfianza de los vecinos y las denuncias de que el partido de Lula había sobornado por
12 millones de dólares a los congresistas a cambio de apoyo político. Los escépticos decían
que hay que tomar con pinzas todo lo que viene de Brasil porque es un país con grandes
promesas incumplidas, no es vano un chiste político que dice ¨ Brasil es el país del futuro y
siempre lo será¨.

El gran salto de Brasil

Tras el gobierno de Lula, Brasil había dado pasos gigantescos para sumarse al club de los
países serios como España y chile, se convirtió en un país estable que no da grandes
variaciones políticos y económicos, y había mostrado que la izquierda podía gobernar
responsablemente, evidenciando así que la alternancia en el poder no afecta la
gobernabilidad, tal es así que Cardoso su principal opositor político, califico la gestión política
de Lula del 1 al 10 con un 7..8 , argumentando que a pesar de todo el ruido político que uno
escucha en Brasil es para bien.