Está en la página 1de 2

SON DE LOS DIABLOS sincréticas que involucraban a las fuerzas del bien y del mal comparsa estaba integrada

mal comparsa estaba integrada por un promedio de 8 a 10


en un sentido catequizador (tanto para el caso de los danzantes y un diablo Mayor, todos ataviados con máscaras
1. Origen histórico indígenas como de los afrodescendientes), se extendieron a y trajes multicolores. Eran acompañados por un pequeño
José Durand, Fernando Romero, Nicomedes Santa lo largo del Virreinato a pocas décadas de iniciada la grupo de músicos con instrumentos tales como una caja de
Cruz y Vicente Vásquez, destacados cultores del legado conquista. Lo más probable es que se derivaran de los autos madera, la quijada de burro, una guitarra, un arpa y violín.
afroperuano, sostienen que el Son de los Diablos se origina sacramentales -basados en el guión recurrente del triunfo del Las comparsas salían en diferentes épocas del año y con
en el teatro litúrgico y en las fiestas el Corpus Christi en la bien sobre el mal-, que fueron muy extendidos en el proceso motivo de festividades religiosas, ejemplificando la posición de
Lima colonial. Pancho Fierro documenta esta danza con cajita, de evangelización desde el siglo XVI. Un buen ejemplo de ello los negros dentro de la sociedad en contraste al orden
quijada de burro y arpa (instrumento desaparecido de la es la Misión de Juli en Chucuito-Puno, a cargo de los jesuitas. imperante; pero es a inicios del siglo XX que se circunscribe a
práctica musical afroperuana actual) en la década de 1830. Este tipo de manifestación arquetípica de la lucha entre el bien los carnavales y con ello, los diablos muestran el cambio de
En el artículo de Mónica Rojas podemos leer: "A y el mal es esencialmente colonial y latinoamericano. En un mundo opresivo por otro festivo.
diferencia de celebraciones del Corpus Christi en otras palabras de Nicomedes Santa Cruz, el Son de los Diablos Los Negros de Lima bailaban en los sectores
ciudades como en Sevilla, en México o en el Cuzco, la “tiene su equivalente en los lambayecanos diablicos de populares, asustando a los transeúntes, realizando
celebración en Lima se caracterizaba por la gran participación Túcume, los liberteños diablos de Huamachuco, los competencias de zapateo y recolectando dinero para la
de la población negra ya que, de acuerdo a Frederick Bowser, cusqueños diablos (“saqra”) de Paucartambo, en la diablada comparsa. Desafortunadamente el Son de los Diablos
Lima fue la ciudad con la mayor concentración de negros de de Puno y en otras danzas tanto en Perú como en casi toda desapareció de las fiestas populares a mediados de los años
todo el hemisferio occidental durante el siglo XVII y siguió Latinoamérica” (cita del artículo de Mónica Rojas). 40 del siglo pasado y sobrevivió parcialmente a través de
siendo predominante durante toda la Colonia. Y aunque los grupos profesionales de danza.
negros participaban tanto en el Día del Corpus como en la 2. Contexto histórico- cultural: El Son de los Diablos regresó a las calles de Lima
Octava y el Domingo de la Infraoctava, esta última procesión El Son de los Diablos de Lima va desapareciendo en febrero de 1987 gracias a la iniciativa de Juanchi Vásquez
tenía para ellos una importancia particular pues desfilaban paulatinamente desde la década de 1940. En los 80's y Andrés Mandros, del Movimiento Negro Francisco Congo y
ante el Virrey, por lo que se esmeraban más que nunca en su comienza a retomar las calles de Lima a iniciativa del el apoyo del Grupo Cultural Yuyachkani, quienes investigaron
actuación (Rivas) [...] aunque la danza de diablos tiene su Movimiento Negro Francisco Congo (MNFC) apoyado por el y recrearon la antigua danza con el fin de difundir y fortalecer
origen en España, los afro descendientes la fueron haciendo Grupo Cultural Yuyachkani. El resultado fué el primer la tradición afroperuana; con el tiempo el Son de los Diablos
suya. Los negros agrupados barrialmente después de la Carnaval Negro -en el Rímac- en 1988. El segundo Carnaval se convirtió en la escuela de formación actoral y de liderazgo
independencia (1821) y durante los primeros años del siglo Negro (1989) fué en La Victoria, y así en los siguientes años, de muchos jóvenes. Yuyachkani llevó la comparsa a poblados
XX, vivían en callejones cerca de iglesias, plazas locales y en distintos distritos de la ciudad. También se llevó a Chincha negros como el Guayabo y con el tiempo se formaron otras
pulperías, lugares donde éstos celebraran diversas fiestas en 1994 mediante talleres de teatro. En el 2004, con motivo comparsas locales. Por diferentes circunstancias en los
populares [...]fue en estos barrios donde se originaron las de los 150 años de la abolición de la esclavitud, y para últimos años se dejó de representar en las calles de Lima.
diferentes cuadrillas del llamado Son de los Diablos." Rojas se destacar el rol social de la población afrodescendiente en el
refiere al origen de las características que se desarrollaron en país, se organizó un Carnaval Negro en el Rímac, que tuvo 3. La coreografía
Lima y que perduran en las recreaciones actuales, porque gran acogida. Esto fue posible gracias a la iniciativa de La tradicional Danza de Diablos de Lima es
esta danza es de origen colonial. personas como Ana Correa, Mónica Rojas, y al apoyo del afroperuana y consiste en una comparsa de danzarines
En la ilustración E 145 del códice de Baltazar Grupo Teatro del Milenio y CEDET. En esta nueva etapa es ataviados con máscaras de diablos, rabos y tridentes que
Martínez Compañón, se grafica una "Danza de Diablicos" con importante destacar la incorporación de mujeres a la salen por las calles al mando de un Diablo Mayor que exhibe
el uso de una cajita (sin manija), quijada de burro y guitarra. comparsa. capa grande, colorido sombrero con plumas, y frecuentemente
Los trajes, como podemos ver, constan de máscaras y El Son de Los Diablos existe hace ya más de 300 un látigo. La coreografía consta de pasadas de zapateo
pantalones multicolores (¿serán plumas?) y lo que parecen años, pero casi fue extinguido. Después de dieciséis años (dándose ocasiones para detener la comparsa y hacer
ser sonoras espuelas o sonajas en pies descalzos. En este ausente, regresó a las calles de Lima en el 2004, por la contrapunto entre dos zapateadores), movimientos
caso, un personaje femenino cual ángel alado blandiendo una conmemoración de los 150 años de la abolición de la acrobáticos e histriónicos, y gritos para asustar a los
espada y premunido de un pequeño escudo, representa a las esclavitud en Perú he aquí el registro de esos eventos. transeúntes.
fuerzas del bien que luchan contra el mal. La pintura data de Existe documentación escrita y gráfica que Las comparsas suelen estar conformadas por un
la década de 1780. documenta la presencia del Son de los Diablos en Lima y en diablo mayor, que dirige las coreografías, y varios diablos
No es concluyente decir que la Danza de Diablos el norte del país durante la colonia e inicios de la república. La
afroperuana se inicia en el siglo XVIII, pues estas expresiones
bailarines, además de dos o tres intérpretes de cajita y quijada
de burro. Letra del Son de los Diablos
En su recorrido las comparsas van realizando
diversas coreografías coordinadas, aunque los diablos Venimos de los infiernos no se vayan a asustar
menores suelen salirse del orden para hacer participar a los Con estos rabos y cuernos que son solo pa´bailar.
transeúntes, con sus bailes o bromas, a los que el diablo
mayor debe llamar al orden, y retomar las coreografías o
pasos establecidos. Son de los Diablos son que venimos a bailar,
Con el paso del tiempo las comparsas agregaron El pícaro cachafaz la quijada va a tocar.
algunos elementos que complementan las actividades de los
diablos, entre ellos la bruja, los cabezones, y otros.
Son de los diablos son….
I.E. JAVIER HERAUD
AV.SAN JUAN N° 690 – SAN JUAN DE MIRAFLORES
Como toda fiesta popular, el son de los diablos tiene Todos los años salimos cuando llega el carnaval
un contenido político, claramente expresado en la fuerza de Y asustamos a la gente con nuestro baile infernal.
los ritmos, el movimiento y la vestimenta. Además se suelen
recitar o semitonar cuartetas al ritmo del son, que hacen más Son de los Diablos son que venimos a bailar,
visible el contenido crítico social temático El pícaro cachafaz la quijada va a tocar.
Para el año (2004), Humberto Tito Rodríguez Pastor
Son de los diablos son….
elaboró las cuartetas del diablo mayor, las que pueden leerlas
al lado derecho. Las comparsas se desplazaron por las más
viejas calles del Rímac, Yo soy el diablo mayor y me llama Ño Bistec
Por esa bemba que tengo tan grande mírela usted.
4. La vestimenta
Son de los Diablos son que venimos a bailar,
 En el caso de los diablos menores lucen por lo general El pícaro cachafaz la quijada va a tocar.
pantalones abombachados con aplicaciones de cinta Son de los diablos
labrada modo de divisiones, una chaqueta también son….
abombacha con aplicaciones de cinta labrada y cuello BB
con grandes botones para cerrarla, pañolón en la cabeza Danza Afroperuana
para cubrir cabello y orejas, medias y guantes blancos, por
lo general los trajes son de color rojo aunque existen “Son de los Diablos”
comparsas que presentan a los diablos con traje de dos
colores siguiendo lo mostrado en una pintura de nuestro
pintor mulato Pancho Fierro (se puede apreciar en los
Recopilación:
anexos), lo que si es indispensable es la máscara Lic. Mauricio Montalvo Paredes
representando al diablo, pero no un diablo malo sino uno
burlón y alegre. Área : ARTE
 El diablo mayor se diferencia de los otros por la gran
máscara y la capa característica de un rey diablo en
ocasiones lleva una látigo en mano con el que ordena a sus Junio - 2018
diablitos y a veces un tridente aunque esto ha venido en
desuso.