Está en la página 1de 1

DANZAS QUE CONTRIBUYEN A NUESTRA DIFUSIÓN CUTURAL.

SON DE LOS DIABLOS

Esta danza fue el resultado de la discriminación, dentro de la religión católica.

El Corpus Christi (latín Cuerpo de Cristo) o solemnidad del cuerpo y la sangre de


Cristo, es una fiesta de la Iglesia Católica destinada a celebrar la Eucaristía. Su
principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de la Iglesia Católica en Jesucristo
presente en el Santísimo Sacramento.

El Cabildo (compuesto por alcaldes o jueces municipales y por los concejales o


regidores), fue un organismo representativo de la comunidad que velaba por el buen
funcionamiento de una Ciudad y tenía jurisdicción sobre el territorio de la misma.

Este Cabildo invito a los africanos de diferentes etnias a representar detrás de la


procesión del Corpus Christi, las danzas de sus países.

Las diferentes etnias citadas desfilaban detrás de la procesión con las armas e
indumentarias de sus países, escudos, lanzas, flechas, etc. Se cubrían con pieles de
animales, plumas, etc y entre brincos; lanzaban cantos que para los europeos eran
alaridos, algunos disparaban armas de fuego que les fueron prohibidas.

Para la clase dominante este espectáculo era lascivo, pernicioso, y es cuando imponen
a los danzantes moderación en sus movimientos y cambio en su vestimenta (usar
vestimenta europea), la misma que pinto Pancho Fierro.

Con el correr del tiempo estas danzas se repitieron en las fiestas carnavalescas con
otro tipo de vestimenta y música evolucionada por los danzantes populares de
diferentes barrios de Lima.

En esta expresión, rescatamos tres etapas diferentes en una sola danza… El Son de
los Diablos.

Recop. Lalo Izquierdo