Está en la página 1de 3

VERSICULOS DE GUERRA ESPIRITUAL

TEXTOS BIBLICOS

1 Juan 5:19
19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

Jeremías 51:20
20 Martillo me sois, y armas de guerra; y por medio de ti quebrantaré naciones, y por medio de ti destruiré reinos.
Jeremías 15:20
20 Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte
y para defenderte, dice Jehová.
Mateo 18:18
18 De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo.
Mateo 16:18-19
18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro,[a] y sobre esta roca[b]edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra
será desatado en los cielos.
Isaías 27:1
Liberación y regreso de Israel
27 En aquel día Jehová castigará con su espada dura, grande y fuerte al leviatán serpiente veloz, y al leviatán serpiente tortuosa; y matará al
dragón que está en el mar.
2 Corintios 2:11
11 para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.
Colosenses 2:14-15
14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,

15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.
Efesios 6:10-20

La armadura de Dios

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este
siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,

15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;


18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

19 y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,

20 por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar.
Jeremías 1:18-19
18 Porque he aquí que yo te he puesto en este día como ciudad fortificada, como columna de hierro, y como muro de bronce contra toda esta
tierra, contra los reyes de Judá, sus príncipes, sus sacerdotes, y el pueblo de la tierra.

19 Y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo, dice Jehová, para librarte.
Jeremías 20:11
11 Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en

gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada.
Salmos 91

Morando bajo la sombra del Omnipotente

91 El que habita al abrigo del Altísimo 9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Morará bajo la sombra del Omnipotente. Al Altísimo por tu habitación,
2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; 10 No te sobrevendrá mal,
Mi Dios, en quien confiaré. Ni plaga tocará tu morada.
3 El te librará del lazo del cazador, 11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
De la peste destructora. Que te guarden en todos tus caminos.
4 Con sus plumas te cubrirá, 12 En las manos te llevarán,
Y debajo de sus alas estarás seguro; Para que tu pie no tropiece en piedra.
Escudo y adarga es su verdad. 13 Sobre el león y el áspid pisarás;
5 No temerás el terror nocturno, Hollarás al cachorro del león y al dragón.
Ni saeta que vuele de día, 14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
6 Ni pestilencia que ande en oscuridad, Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
Ni mortandad que en medio del día destruya. 15 Me invocará, y yo le responderé;
7 Caerán a tu lado mil, Con él estaré yo en la angustia;
Y diez mil a tu diestra; Lo libraré y le glorificaré.
Mas a ti no llegará. 16 Lo saciaré de larga vida,
8 Ciertamente con tus ojos mirarás Y le mostraré mi salvación.
Y verás la recompensa de los impíos. Salmos 144:1Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Oración pidiendo socorro y prosperidad

Salmo de David.

144 Bendito sea Jehová, mi roca,


Quien adiestra mis manos para la batalla,
Y mis dedos para la guerra;
Lucas 10:1919 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os
dañará.