Está en la página 1de 10

PAIDEIA XXI

Vol. 3, Nº 4, Lima, diciembre 2013, pp. 150-159

PRESENCIA AFRICANA EN EL PERÚ

Eduardo Arroyo

Resumen

El autor plantea que África es la cuna de la humanidad y en ese sentido,


todos seríamos afro-descendientes. Podríamos hablar de una África árabe y una
negra. Nuestra vinculación con este continente procede de los invasores europeos
que llegan a nuestros territorios en 1532. Ellos habían tenido ocho siglos de
dominación árabe en sus reinos. Desde entonces multitud de expresiones de
la cultura y vida africana se dan en nuestras culturas influyendo en nuestra
multiculturalidad, multilinguismo y mestizaje. Así hay que considerar el
álgebra, matemáticas, ajedrez; la alimentación y sus ingredientes; música, baile,
literatura, deportes.
Palabras Clave: África, Perú, cultura, afrodescendiente.

Abstract

África is the origin of the mankind . In that sense, we all are afro-descendants.
There are an arabian Africa and another negro Africa. We received their
influence since european invasion over our country in 1532. Since then, many
african elements have a big influence on our multicultural configuration. We
can consider the algebra, mathematics, the chess; ingredients of food; music,
dancing, literature and sports.
Key words: Africa, Perú, culture, afro-descendant
Presencia Africana en el Perú

Hablar de África es hablar de cosas Los tiempos antiguos recuerdan


mayores. Es referirse a la cuna de la en el África norte una gran movili-
humanidad, a los primeros homínidos zación árabe hacia el oeste, dejando
encontrados en el corazón de dicho huellas de su cultura, de su religión,
continente, sea en Kenia, en Kinshasa, de su lenguaje en los países del Áfri-

PAIDEIA XXI
en El Congo, en Uganda, en Zaire, en ca nor-occidental bañados por el Mar
Tanzania con antepasados humanos Mediterráneo y en los países del Medio
de 4’000,000 años a.C. Oriente. Se arabizaron esos territorios
Los javaneses con sus 600,000 y asumieron la religión islámica. Esa
a.C., o el Sinantropus Pekinensis, de expansión llegó a Europa conquis-
medio millar de años de antigüedad, tando parte de ella. Los reinos de la 151
y los europeos del 250,000 a.C. al Península Ibérica, no España que no
25,000 a.C., son más recientes. existía por ese entonces, cayeron so-
Influenciados por su antigüedad, juzgados por la influencia musulmana
todos llevamos en nuestro ADN durante ocho siglos.
elementos de la herencia africana, Los invasores europeos que
más las mujeres cuya estructura llegaron a América del Sur y Central
mitocondrial las lleva a tener la nos trajeron esa heredad, la que se
capacidad de almacenar mayor instala en nuestros genes así como
trascendencia del pasado. En un en nuestra cultura. Nos lo recuerda
sentido amplio pues, todos somos el lenguaje, siendo todas las palabras
afro-descendientes. que empiezan con “al” de origen árabe,
África es un continente inmenso. que suman en conjunto unos 1,500
Los europeos mirando el mundo desde vocablos. Hemos heredado muchos
su particular ubicación geográfica y condimentos de nuestra comida, sus
haciendo gala de su reconocida visión frituras; dulces; grandes inventos: el
eurocéntrica, tuvieron cerca del Mar álgebra, la matemática, la astronomía,
Mediterráneo a la zona del Magreb el ajedrez, el arte, el diseño, la ojiva,
(Marruecos, Mauritania, Argelia, Libia) el arco de medio punto, como el arte
que en una época fue una sola unidad mudéjar.
territorial, y denominaron Medio Pero la otra África también llegó
Oriente a los territorios que colindan a América Latina y el Caribe, solo
con el Asia (Egipto, Arabia, Irak, que esclavizada. Llegaba del corazón
Irán, Qatar, Omán, Sudán, Palestina, continental africano representada
Israel, Jordania, Siria, Líbano),cuna por individuos a los que se negaba su
de las primeras grandes civilizaciones condición de personas, privándoselos
sedentarias y de las religiones de la libertad,de la igualdad y
monoteístas: judaismo, islamismo y maltratándoselos hasta la saciedad.
cristianismo. Fueron cosificados, es decir,
No sería incorrecto proyectar una considerados como objetos. La renta
África árabe y una África negra. en trabajo es la más arcaica en la
Eduardo Arroyo

historia de la humanidad y condena al dos de desarrollo humano. La civiliza-


esclavo a trabajar a tiempo completo, ción inca tiene hegemonía en el terri-
negándole su esencia humana, torio nacional entre los años 1432 d.C.
diferente a la renta en especies o y 1532 d.C., fecha en que la invasión
productos del siervo de la época feudal europea corta su hegemonía en estos
PAIDEIA XXI

y la renta en salario del capitalismo y predios, que llegaban hasta Pasto en


la modernidad. Colombia y a concepción en Chile.
Nuestro imperio con quince millo-
DOS PERÚS nes de personas en 1525, no pasaba
de un millón y medio en 1571, con To-
152 Los invasores ibéricos establecie- ledo2. Esta caída demográfica extrema
ron un “Perú de españoles” conside- fue muy estrepitosa en la costa. Al-
rado superior, y un “Perú de indios”, gunos historiadores la atribuyen a la
considerado inferior; oposición que se tríada trabajo-dieta-epidemia, predo-
constituirá en la demarcación sustan- minando el contagio letal de enferme-
tiva de la colonia. A nuestros antepa- dades traídas del Viejo mundo, contra
sados andinos se los consideró como las que la población andina no había
semi-humanos y a los afro-descen- generado resistencias. A ello hay que
dientes se los ubicó en una escala aún añadir la ruptura de la unidad básica,
más baja. la familia andina, la que había esta-
A partir de entonces, en la forja de do arraigada a la tierra y que se vio
la identidad peruana están presentes compelida a desplazarse a nuevos te-
múltiples sectores: cerca de 63 nacio- rritorios en función a otros intereses
nalidades (amazónicas la mayoría), 54 económicos, ininteligibles para los
familias lingüísticas1, 3 grandes na- aborígenes de estos suelos. Lo que so-
ciones: quechuas, aymaras y criollo- brevivió fue la depresión colectiva de
mestizos. El andino es un contingente un modelo comunitario avasallado por
social básico en la conformación de los valores individualistas de la cultu-
la peruanidad así como el amazónico ra europea.
y el criollo-mestizo. La cultura de los A partir de entonces, el hombre de
afrodescendientes fue subsumida por campo no quiso seguir reproduciéndo-
el mundo cultural criollo. Interrelacio- se por las condiciones de negación de
nados vertebran la sociedad peruana, su civilización, lo que los hizo perder
la que se presenta como multicultural, el interés de vivir. A su vez, con la mita
multilingüe y heterogénea. minera se practicó el mayor genoci-
Los antiguos peruanos datan de dio que recuerda la historia huma-
unos 20,000 años antes de nuestra na, a entender de Tzvetan Todorov3.
era. Los especímenes de Pampa Chi- España, en disputa con Inglaterra y
vateros, Paccaicasa y Lauricocha dan Francia por el dominio del concierto
testimonio de lo dicho. Las posteriores internacional de naciones en el siste-
culturas preincas avanzan a altos gra- ma mercantilista que reposaba en la
Presencia Africana en el Perú

tenencia de oro y plata, no encontró como la caña de azúcar- a semejanza,


otra vía que deshacer nuestra matriz ahora, del algodón o el lino- con ánimo
cultural, colonizarnos y, cuando no puramente capitalista, extinguió el de
tuvo más peruanos, trajo a los africa- los productos alimenticios autóctonos:
nos, los que no pudiendo soportar los el maíz, el frijol, el maní, la yuca, etc.

PAIDEIA XXI
climas fríos de la sierra, se aclimata- Las numerosas poblaciones de indios
ron en el litoral. se extinguieron como natural conse-
cuencia. A reemplazarla vinieron los
LA POBLACIÓN NEGRA EN EL PERÚ negros, simples cosas, introduciéndo-
Nos dice José Carlos Mariátegui, se, con su secuela trágica, el régimen
que “La tendencia de los españoles a esclavista. Si los indios en la sierra vi- 153
establecerse en la costa ahuyentó de vían en servidumbre feudal, los negros
esta región a los aborígenes a tal pun- en la costa recordaban las ergástulas
to que se carecía de brazos para el tra- griegas y romanas…Lima, durante el
bajo. El Virreinato quiso resolver este virreinato, es la ciudad con mayor por-
problema mediante la importación centaje de población negra…La sierra
de esclavos negros, gente que resultó no fue propicia a la introducción del
adecuada al clima y las fatigas de los negro, ni aun la selva…”5.
valles o llanos cálidos de la costa, e A diferencia de Hernán Cortés en
inaparente, en cambio, para el traba- México, dueño de grandes dotaciones
jo de las minas, situadas en la sierra de esclavos africanos, Francisco Piza-
fría….El negro fue dedicado al servicio rro no tuvo tantos. Los esclavos africa-
doméstico y a los oficios. El blanco se nos llegaron al Perú con Pizarro antes
mezcló fácilmente con el negro produ- de firmarse la capitulación de Toledo.
ciendo este mestizaje uno de los tipos Estuvieron del lado del conquistador
de población costeña con característi- ibérico. Se debe recordar que es un
cas de mayor adhesión a lo español y inmigrante el que salva a Diego de
mayor resistencia a lo indígena…”4. Almagro en Pueblo Quemado. Hubo
Refiere Luis Eduardo Valcárcel, numerosas tropas de esclavos en las
que “El negro que arribó al Perú con guerras de los encomenderos.
Pizarro fue siempre esclavo, hasta su Los negros fueron carne de cañón y
liberación hace apenas cien años. El estuvieron sea del lado de los caudillos
tráfico esclavista mantuvo un fluir reales sea del lado de los rebeldes en-
ininterrumpido de “piezas de ébano” frentados al rey. Es un africano el que
(así se denominaba esa “mercade- decapita en Añaquito al virrey Blasco
ría”). Procedentes los cargamentos del Núñez de Vela. Posteriormente, parti-
África occidental, llegaban a nuestros ciparon en las guerras de Túpac Ama-
puertos para desparramar su tinto ru y en las guerras independentistas.
contenido en los valles de la costa. Llegaron varios tipos de africanos
Venían a reemplazar a los habitantes negros a nuestro país. Al perderse
indios…La introducción de cultivos el recuerdo de su verdadero nombre
Eduardo Arroyo

africano, se los apellidaba por su Dentro de las murallas de Lima,


origen tribal: mandingas, congos, cabo terminarían predominando en las
verdes, angolas, carabalíes, zapes, parroquias de La Catedral y San Lázaro.
aras, folupos, pigmeos, etc. Unos vivieron en el centro mismo de la
El comercio y la guerra promueve ciudad y otros, hacinados y excluídos
PAIDEIA XXI

la llegada masiva de esclavos negros en el barrio de San Lázaro, barrio de


después de 1570. Toda la producción los marginados, incluyendo españoles
del país era exclusivamente basada pobres que llegaban a estas comarcas.
en la fuerza de trabajo de los esclavos Luego de su concentración en San
y la de los indios. Pablo Macera Lázaro, los africanos fueron recluidos
154 refiere que “En lo que se refiere a la en un galpón público en el barrio de
agricultura, hubo en primer lugar, la Malambo (Lima), para posteriormente
esclavitud que entre nosotros estuvo ser llevados a diferentes partes del
localizada en la costa, sobre todo en país.
el norte y centro, y, preferentemente, Los africanos no soportaban el frío
dedicada a las plantaciones de caña; de nuestra serranía, en donde vivía
en segundo lugar a la vid (al sur de el grueso de la población peruana.
Lima) y en proporción mucho menor a De allí ese dicho criollo “gallinazo
las huertas y panllevar…”6. no canta en puna”. La mayoría de
Flores Galindo sostiene que la ma- esclavos negros estuvieron asentados,
yoría de esclavos se concentró en la aparte de los que estaban en Lima, en
costa y centralmente en Lima. Era una los valles azucareros del norte (Saña),
esclavitud urbana. Hacia 1636, los Nepeña (Ancash), zonas azucareras
esclavos negros fueron mayoría, con y vitivinícolas del sur (Cañete, Pisco,
13,620 habitantes, por encima de los Chincha).
10,758 españoles; aunque no llegaban
a tantos como Venezuela (87,000) o el ORÍGENES DEL RACISMO EN EL
Caribe (proporción 10 a 1). La mayoría PERÚ
estaba en la costa y un 60% en Lima.
Llegó un momento en que la ciudad de La racialización oprobiosa es una
Lima tenía la mayor parte de su pobla- herencia ibérica. La discriminación
ción conformada por esclavos. Llegó a racial vigente en nuestro país tiene
ser una ciudad negra, que a su vez te- su origen en el pasado colonial.
nía la élite virreinal más numerosa e Aníbal Quijano nos dice en un texto
importante de Hispanoamérica7. denominado “¡Qué tal raza”8, que lo
La gran mayoría de esclavos que hubo en el mundo prehispánico
africanos fueron concentrados en el fueron diferencias étnicas y culturales,
interior de las murallas de la Ciudad pero no raciales. El racismo es de
de los Reyes, constituyendo el 25.6% génesis colonial ibérica.
de la población urbana, un aporte China había sido potencia, pero
significativo al Perú colonial. nunca racializó las costumbres ni ha-
Presencia Africana en el Perú

bló de razas superiores y, sin embar- En Europa se decía que los negros
go, pese a la fraternidad universal que eran hijos de Cam. Este era uno de
predicaba el cristianismo, los cristia- los hijos de Noé, junto a Sem, y Jafet.
nos llegaron con la espada y la biblia a Se calificó a Cam de inmoral y así se
sojuzgar. Necesitados de oro y la plata, justificó el esclavizar a sus supuestos

PAIDEIA XXI
devastaron nuestros territorios en el descendientes a los que caracterizó de
acto genocida más grande la historia. disolutos.
Al esclavo no se le consideraba La tradición judeo cristiano racia-
persona sino meramente un objeto, no lizaba la belleza y la virtud como el
un animal humano sino un animal sin pecado. Lo negro era lo pecaminoso.
alma. Había un valor de uso en tenerlo. Por ello, no tenemos ángeles negros, si 155
Se le quitó la calidad de persona; el bien Mackandall9 soñaba con un pa-
esclavo era considerado una bestia raíso y un mesías negro, como que en
de carga que pagaba su existencia los países asiáticos pueden imaginar
trabajando a dedicación exclusiva. Se un cristo chino, siberiano, etc.
le adjudicaba la misma dignidad que La virtud ha sido tradicionalmente
un caballo. blanca. En el Perú, muchos niños
Si era nacido en América, se lo dibujan un dios siempre blanco,
denominada ladino o criollo. Si recién de largas barbas, para señalar su
llegaba del África, era un bozal. No se eternidad; nunca un dios cholo,
podía comprar gelofes, es decir, negros mestizo, trigueño, como debería
africanos con influencia islámica. Así, corresponder.
vemos una doble discriminación, la Lo negro fue satanizado y lo árabe
racial y la religiosa. fue excluido en la tradiciones cristianas
Tener la mayor cantidad de esclavos que nos trajeron los colonizadores
fue en la colonia el modo principal de ibéricos, los que paradójicamente
ascender en status social, secundado llegaban cargados de ocho siglos de
con la tenencia de la mayor cantidad influencia africana en general y con
de caballos, los mejores carruajes, los un mensaje de inclusión y fraternidad
mejores trajes. Los esclavos costaban cristiana. Ni la influencia africana
más que en Buenos Aires. en nuestras vidas se entendió, ni se
Los negros esclavos de entre 20 a cumplió con la utopía cristiana de
35 años de edad, 1.70 mts y de buena amar a todos los seres humanos como
salud, eran considerados piezas de uno mismo.
ébano, así se los llamaba. El sistema En el caso peruano, los negros
más eficaz consistía en lograr obtener libertos, al emular a los españoles en
ganancias que sobrepasaran a la el maltrato a los indios, generaron que
inversión inicial (valor del esclavo). estos no los miraran bien y se generara
Al hacer que el esclavo fuese más desconfianza entre ambos, cuando
productivo se acortaba la duración de debió ser al revés, por su calidad de
su vida. excluidos y potencialmente aliados.
Eduardo Arroyo

La alimentación de los africanos El maltrato los llevó a escapar


fue en base a zango, zapallo, camote, constantemente10. A los escapados se
pan, pescado, menudencia de anima- los llamaba cimarrones y formaron
les, ron, chicha. Esa menudencia y el pequeños palenques en las cercanías
corazón de la res fritos, son los que de Lima, dedicados al bandidaje, al
PAIDEIA XXI

dan origen a la fritanguita (anticuchos, vagabundaje. La exclusión social


choncholíes, rachi). Es pues plebeyo el explica este tipo de delincuencia.
origen de nuestro afamado anticucho Asaltaban en las afueras de la ciudad
y fritanguita en general, si bien en el a los carruajes y personas que
África árabe, caso concreto de Marrue- circularan por allí. Desde entonces,
156 cos, tienen algo muy parecido al anti- los carruajes coloniales saliendo de
cucho, no de carne de res sino de ave. Lima rumbo a Agua Dulce, playa de
Los esclavos negros eran veraneo de los virreyes o a Cantolao en
seleccionados por sus condiciones el Callao, hubieron de tener resguardo
físicas. Fueron raza de élite biológica. militar para repeler cualquier intento
Hoy sabemos que tienen el fenotipo de asalto.
que los hace especialmente diestros El palenque peruano era
para cierto tipo de deporte. equivalente al mocambo o quilombo en
Los negros criollos, eran los nacidos Brasil. Aquí el más famoso palenque
en América; los bozales eran los que fue el de Huachipa (1713) dirigido por
no hablaban castellano; los ladinos sí Francisco Congo, que da nombre a un
hablaban el lenguaje de Castilla. gran movimiento que cultiva el respeto
La esclavitud permitió una fuerza y el estudio a la ascendencia africana
de trabajo gratuita. Lima se convirtió en el Perú.
en una ciudad de negros y mulatos
en gran cantidad. Mulato era el hijo LA UBICUA PRESENCIA AFRICANA
de negra con español, y zambo era el ENTRE NOSOTROS
hijo de negra con indio. Los esclavos
musulmanes fueran negros o árabes- Los africanos libertos llegaron
berberiscos que llegaron a la Península a ser artesanos, y, en otros casos,
Ibérica, capturados en las guerras. profesionales, como el médico llamado
Habían esclavos mahometanos y Manuel A. Valdés, a quien el Perú debe
negros. En cambio, los moriscos eran un homenaje.
españoles de religión musulmana, La música al sur de Bujama y El
perseguidos y discriminados en su Carmen, en Chincha, que ha venido
momento. siendo investigada por el español y
Los negros eran marcados para músico Micky González, es recogido en
señalar la pertenencia a algún señor. el documental “Sigo siendo”, de Javier
Solo se suspendió la carimba (marcar Corcuera, que retrata la identidad del
al rojo vivo) en 1789, es decir, en fecha Perú a partir de la música. Allí, junto
cercana a las luchas independentistas. con la gran vertiente andina en la
Presencia Africana en el Perú

conformación de nuestra identidad, y guajiras cubanas (en las voces de


se muestra el zapateo negro, el landó, Bienvenido Granda, Ibrahim Ferrer,
el panalivio, el alcatraz y otros ritmos Benny Moré, Vicentico Valdés, Celia
negros amestizados que forman parte Cruz), buenos en la guaracha como
de nuestra autopercepción nacional y en los boleros cantados por Olga Gui-

PAIDEIA XXI
han sido asumidos por el mundo de llot, Toña La Negra y otros, los que son
la música criolla. Hoy consideramos parte de nuestra cultura cotidiana y
como nuestros a Arturo “Zambo” recuerdos.
Cavero, como a Lucha Reyes, a Rosa En literatura, “Matalaché” de Enri-
Guzmán, a Susana Baca, voces de que López Albújar, da vida a ese se-
oro; así como a Carlos Hayre, Félix mental negro, inmenso, cuya función 157
Casaverde, Victoria Santa Cruz, de procrear generaba temor en el mun-
Nicomedes Santa Cruz y familia, do blanco, por la fantasía y supuesta
Victoria Villalobos. mayor potencia sexual de negro. Tam-
En nuestra memoria está presente bién novelas, como “Piel de fuego” del
el primer equipo de fútbol del Perú en cineasta Federico García Hurtado, los
ser fundado. Inevitable recordar a José relatos y ensayos de Luis Roca Torres
María Lavalle, aquel a quien la Guar- en el valle de Saña, o Micky Gonza-
dia Republicana le tocaba una mari- les en el Carmen, con su Akundún. El
nera y Lavalle la bailaba dominando diplomático José Diez Canseco desta-
la pelota, sin que ningún adversario ca con “Estampas mulatas” así como
se la pudiera quitar; el salto felino de “Monólogo desde las tinieblas” de An-
“Manguera” Villanueva, la habilidad y tonio Gálvez Ronceros, Gregorio Mar-
caballerosidad de un Vides Mosquera, tínez y “Canto de sirena” o su “Tierra
el cabezaso fulminante de Valeriano de Caléndula”; los personajes Tirifilo
López, siempre secundado por don y Carita en “Duelo de caballeros”, de
Guillermo Barbadillo, el pique veloz de Ciro Alegría, además de las obras de
Juan Joya o Félix Castillo, la velocidad Julio Carmona y Rafael Santa cruz.
y el taponazo de Alberto Gallardo,el El mismo Mario Vargas Llosa nos pre-
dribling endiablado del Nene Cubillas, senta al negro Bermúdez en su novela
el carácter entrador y demoledor de “Conversación en la Catedral”.
Perico León, acompañado del cerebral En el Perú, país intensamente mes-
Pitín Zegarra, y la cintura firuletera de tizo, en el mes morado, la costumbre
Julio Baylón, por mencionar a algunas del Señor de los Milagros es negra.
figuras del primer deporte nacional. En sus orígenes consistía en sacar al
Hay mucho de esta herencia en Señor de los Temblores para aplacar
nuestra modalidad de jugar el fútbol, a Pachacamac, que lidiaba con Cuni-
como de bailar. No podemos prescin- raya y Pariacaca y la tierra temblaba.
dir del landó, del alcatraz, del pana- Igualmente, los santos peruanos más
livio, como aquello que nos viene del populares representan las antinomias
trópico cercano, como las guarachas blanca-negra, una es blanca como
Eduardo Arroyo

la leche, Rosa de Lima, y otro es un reconoce el estatuto de pueblos ori-


mulato, el querido San Martín de Po- ginarios y de las culturas originarias,
rras, que da el nombre a un distrito y autóctonas, y llama a combatir el ra-
a una conocida universidad. Limeños, cismo en un clima de tolerancia, de
santos milagrosos y amigos, una Rosa respeto a la diversidad. Los pueblos
PAIDEIA XXI

ejemplo de estoicismo y vida austera del sur avanzan su propia epistemo-


y Martín, que juntaba y daba de co- logía, más propia y autónoma11. Des-
mer a perro, pericote y gato, anima- pués de todo, hay muchos modos de
les tradicionalmente rivales, revelando hacer ciencia, epistemología, filosofía,
el corazón de arbitraje que hay en el medicina, etc.
158 mundo africano, no necesariamente Ya no tiene cabida la intolerancia
confrontacional. hacia el mundo árabe y al mundo afri-
Nosotros hemos sido malformados cano no árabe. Se está en contra de la
por la visión hollywoodense del África, cosificación, de la renta en trabajo, la
la que nos planteó que lo que venía forma más antigua y deshumanizada
del mundo árabe como del África ne- de la relación entre seres humanos,
gra, era peligroso. Es el temor de los que despersonaliza, quita la libertad
imperios y la necesidad de Europa de y trata a la persona como una cosa.
secundar el eurocentrismo como un Nuestra lucha debe ser contra el ra-
modo de colonizar nuestro saber y cismo, la racialización que separa a la
mantenernos colonizados políticamen- humanidad. Ir contra todo tipo de dis-
te. Colonialidad del saber y del poder. criminación por raza, sexo, edad, reli-
Visión de la Metro Golden Meyer, de gión como lo proclama la Declaración
Universal Studies. Esa es la visión del Universal de los Derechos Humanos y
llamado occidente frente a lo descono- la Constitución del Perú.
cido, a lo que ignorantemente ha de- Es inaudito que la Iglesia de la épo-
nominado Oriente. Visión de bárbaros ca haya permitido este desaguisado,
blancos, que esclavizaban a negros en nada menos que aquella que traía el
África, la que alcanza su liberación en mensaje de salvación, de liberación en
los años 60 y 70, dejando de ser colo- base a la caridad, al amor entre todos
nias o semicolonias; pugnando por su los seres humanos.
soberanía. Haití, primer país de la región
Los blancos, considerando cultu- en liberarse, recibió la peor de
ra superior a la eurocéntrica, denos- las respuestas de parte de países
taron la cultura de los otros pueblos europeos, base de su estado actual de
del mundo. Sencillamente, desprecia- postración. Pese a ello, Haití fue el país
ron la cultura de mundos allende sus que más creció en el año 2011, según
fronteras, denominándolos bárbaros, datos de CEPAL.
semiculturas, culturas folclóricas, sin Como vemos, sea con el mundo
respeto a su producción, su desarro- árabe como con el mundo africano,
llo, su avance. Hoy, Naciones Unidas tenemos una relación muy estrecha y
Presencia Africana en el Perú

la hemos recibido a partir de la invasión dedora, trabajadora, altamente creati-


hispana a nuestros territorios. va y con gran capacidad y fortaleza de
Hay en nosotros ascendencia afri- trabajo.
cana, sea en el habla, en los compor- Entre la herencia andina, la criolla,
tamientos, en los genes, en la música, la afro-descendiente; de sus 63

PAIDEIA XXI
en la gastronomía. Tenemos relacio- nacionalidades y tres grandes naciones
nes diplomáticas con esos países. va cuajando un Perú muy sólido en el
No hay que olvidar que el patrono este siglo XXI. Somos eminentemente
de las letras peruanas, don Ricardo mestizos, como mestizo es el mundo
Palma, poseía notorios rasgos africa- contemporáneo. En nuestras bases
nos, lo que ha sido ocultado y tergiver- culturales, cabalga un José María 159
sado por una tradición historiográfica Arguedas con un Nicomedes Santa
eurocéntrica, que ha blanqueado al Cruz y un Balumbrosio. Porque,
insigne tradicionista peruano, en un como decía don Ricardo Palma, en el
Perú que hoy es reconocido por nues- Perú quien no tiene de inga tiene de
tra choledad triunfante, muy empren- mandinga.

NOTAS
1
Montoya, Rodrigo, “Todas las culturas 7
Flores Galindo, Alberto, “Aristocracia
del Perú”. Lima, Revista del Instituto de y plebe. Lima, 1760-1830”. Mosca Azul
Investigaciones Histórico-Sociales de Editores, págs. 99-100.
la Universidad Nacional mayor de San 8
Quijano, Aníbal, “¡Qué tal raza!”. Revista
marcos, Nº 6, año 2000, pp. 7-24 Venezolana de Economía y Ciencias
2
Araníbar, Carlos, “El principio de la Sociales, Vol. 6 Nº 1, enero-abril del año
dominación (1531-1580)”. En “Nueva 2000, páginas 37-45.
Historia General del Perú. Un compendio”. 9
Líder negro de las asonadas libertarias
Mosca Azul editores, primera edición, centroamericanas presentado por el
Lima, 1979, páginas 48-49. escritor cubano Alejo Carpentier en su
3
Todorov, Tzvetan, “La Conquista de Amé- novela “El reino de este mundo”.
rica. El problema del otro”. Siglo XXI Edito- 10
Kapsoli, Wilfredo, “Sublevaciones
res, décimosexta edición en español, 2008. de esclavos en el Perú. Siglo XVIII”.
4
Mariátegui, José Carlos, “Siete ensayos Universidad Ricardo Palma, Dirección
de interpretación de la realidad peruana”. Universitaria de Investigación, Lima-Perú,
Vigésimasexta edición, Editora Amauta, 1975.
abril de 1973, página 45. 11
Santos de Sousa, Boaventura, “Re-
5
Valcárcel, Luis Eduardo, “Ruta fundación del Estado en América Latina.
Cultural del Perú”, Ediciones Nuevo Perspectivas desde una epistemología del
Mundo, 1966, págs. 88-89. Sur”. Publicado por el Instituto Interna-
6
Macera, Pablo, “Feudalismo colonial cional de Derecho y Sociedad, Programa
americano: El caso de las haciendas Democracia y Transformación Global y la
peruanas” en Tomo 3 de sus “Trabajos de red Latinoamericana de Antropología Ju-
Historia”, Instituto Nacional de Cultura, rídica. Lima, julio de 2010.
Lima-1977, página 172.