Está en la página 1de 7

Cómo lanzar el disco

El lanzamiento de disco se remonta por lo menos al año 708 a.C., época durante la cual un
escultor griego llamado Mirón produjo la famosa estatua Discóbolo, la cual representa a un
lanzador de disco. Incluso el poeta Homero hizo referencia al lanzamiento del disco en La
ilíada. Esta disciplina constituyó una parte importante del pentatlón griego, aunque, en
aquella época, los discos de hierro y bronce pesaban mucho más que los que se usan hoy
en día. En la actualidad, tanto hombres como mujeres de todas las edades participan en
este evento olímpico.

1. Elige el disco adecuado. Tu edad y género determinarán el tamaño y el peso del disco
que vayas a lanzar. Sin embargo, si consideras que el peso sugerido es mucho o muy
poco para ti, es posible que debas modificar el peso según tus necesidades. A
continuación encontrarás una lista que puede servirte para elegir el disco apropiado:

 Mujeres (todos los niveles): disco de 1 kg


 Hombres (edad secundaria, 15 a 18 años): disco de 2 kg
2. Practica la postura. Esta, junto con sujetar el disco de la forma correcta, constituye uno
de los pasos más importantes para poder realizar un buen lanzamiento. Coloca los pies
separados a un poco más que la distancia entre tus hombros. Debes extender
completamente ambos brazos.
 Asimismo, la postura ideal incluye flexionar ligeramente las rodillas y la cintura. Debes
pensar que eres un resorte enrollado listo para soltarse.
 Tu cabeza debe permanecer relajada e inmóvil durante todo el lanzamiento. La parte
central de tu cuerpo es clave para realizar un buen lanzamiento, sobre todo el torso y los
hombros.
 Practica la técnica de la barbilla, la rodilla y el dedo del pie. Por medio de esta técnica,
debes asegurarte de que la rodilla de la pierna izquierda esté alineada con los dedos del
pie y la barbilla al pararte.

3. Encuentra una posición cómoda para los pies. Si eres diestro, apunta el pie izquierdo
hacia afuera del círculo por el lugar de salida de este. Apunta el pie derecho a 90 grados
en sentido horario desde el pie izquierdo. Por tanto, el pie izquierdo se encontrará a las 12
y el pie derecho a las 3.
 Si eres un lanzador zurdo, la postura es exactamente la misma que para los diestros salvo
que está invertida. Es decir, el pie derecho se encuentra a las 12 y el izquierdo a las 9.
 Evita separar demasiado los pies, ya que esto podría ser un obstáculo al obtener impulso
para el lanzamiento. Considera la postura de los pies como una L, en donde el pie derecho
está alineado con la parte inferior de la L y el izquierdo con la parte superior.
4. Ingresa con el disco a la jaula. La jaula para el lanzamiento de disco es una red en
forma de U que rodea al lanzador. Si hay otras personas presentes, no debes lanzar el
disco en una zona abierta. En cambio, todos los que vayan a observarte deben
permanecer seguros detrás de la red.
 Incluso a los profesionales a veces se les puede escapar de las manos el disco en una
competencia. No debe haber nadie más que tú en el círculo ni debe haber nadie en la zona
de lanzamiento. De otro modo, correrás el riesgo de lastimar a los demás.

5. Coloca tus pies en posición en el círculo. Ponte de pie dentro del círculo de
lanzamiento, el cual tiene un diámetro de 2,5 m (8,2 pies), y colócate cerca de la parte
trasera de la jaula. Mira en dirección opuesta a tu objetivo. Separa los pies a un poco más
que la distancia entre tus hombros.
 Conforme vayas obteniendo impulso, debes distribuir tu peso de forma que entre el 60 y el
70 % de este quede sobre el pie derecho.
1. Sujeta el disco con una mano. Debes sujetar el disco con una mano, colocando la
palma de forma que mire hacia abajo sobre la parte superior del disco. Luego, extiende los
dedos a lo largo del borde exterior del disco de manera que queden espaciados
uniformemente.
 Si bien está de más decirlo, debes usar la mano derecha si eres diestro y la mano
izquierda si eres zurdo.
 No debes sujetar el disco con demasiada fuerza. Evita que tus dedos queden
completamente enroscados alrededor del borde del disco.[10] De esta forma, te será más
fácil lanzarlo.
 Apoya la parte inferior del disco sobre la mano que tengas libre hasta que estés preparado
para lanzar. Sin embargo, no está permitido lanzar el disco con ambas manos.

2. Extiende el brazo derecho. Debes mantener la posición del disco en la mano derecha de
manera que esta mire hacia abajo, apoyando la parte inferior del disco sobre la otra mano. Antes
de empezar a realizar el lanzamiento, no olvides retirar la mano de la parte inferior.
3. Oscila el brazo y gira el cuerpo. Para obtener impulso para el lanzamiento, te será útil
oscilar el brazo con el que sujetes el disco y luego girar tu cuerpo en círculos. Mientras
más impulso puedas obtener, mejor.
 En su mayoría, los lanzadores de disco realizan un giro y medio antes de soltarlo. [13] Sin
embargo, en algunos casos, los lanzadores prefieren no mover los pies.[14]

4. Presta atención a la posición de tu cuerpo en el giro (si aplica). Si bien podría


parecerte natural guiarte por el brazo izquierdo, debes evitarlo. En cambio, guíate por la
pierna derecha. Al hacerlo, impúlsate con la pierna izquierda. El disco debe mantenerse al
nivel de tu hombro y debes inclinar el cuerpo hacia adelante y mantener la mirada hacia
arriba en pleno giro.
 Antes de que tu hombro pase sobre el pie derecho, debes levantar este pie para dar un
paso. Trata de que el hombro derecho se mantenga detrás de la cadera derecha.
 Durante esta parte del lanzamiento, para que el brazo izquierdo se mantenga en posición,
debes sujetarlo por encima de la pierna izquierda, como si miraras la hora.
 Conforme el pie izquierdo vaya realizando la última parte del giro (entre las posiciones
horarias de las 6 y las 5), el brazo debe detener el disco a aproximadamente la posición de
las 4:30. Para este punto, el disco debe encontrarse por lo menos a la altura de tu cabeza.
5. Mantén el impulso hasta soltar el disco. Al realizar el último giro, debes apoyar el pie
izquierdo en el suelo en la dirección en la que vayas a lanzar. El pie derecho seguirá
pivotando, lo cual añadirá impulso. Cuando el disco se encuentre en el punto directamente
opuesto al lugar en el que debas soltar el disco, debes bajar el talón izquierdo. [16]
 Cuando empieces el último giro, el disco se encontrará al nivel de tu cabeza o más arriba.
Al entrar en posición para soltar el disco, este caerá a alrededor del nivel de tu cadera. Al
soltarlo, debe estar lo más alto posible.

6. Suelta el disco. Si bien esto podría parecerte absurdo, para soltar el disco, podría serte
útil fingir que le das una cachetada a alguien más alto que tú que se encuentre de pie justo
frente a ti. Conforme vayas llegando a la abertura de la jaula, debes soltar el disco.
 Durante el lanzamiento, nunca debes sobrepasar la línea del círculo, ya que esto se
considerará una falta. Está permitido que toques el interior del círculo con los pies, pero no
debes sobrepasarlo.
7. Encuentra tu marca. Revisa el lugar en donde haya caído el disco. En caso de que no
haya sido tan lejos como querías, debes seguir intentándolo. Podrás mejorar tu distancia
practicando con frecuencia, entrenando y realizando ejercicios de disco. Si lanzas bien el
disco, este debe desplazarse en paralelo al suelo.

8. Sal del círculo una vez que hayas terminado tu lanzamiento. Aun cuando practiques
con lanzadores en quienes confíes, no debes permanecer dentro del círculo junto al
siguiente lanzador. Mientras esperes tu siguiente turno para lanzar, puedes practicar los
movimientos para obtener impulso y soltar el disco. Si tienes una forma extremadamente
sólida, esto solo mejorará tu desempeño.